Sendero Chunga Gamboa

Qué visitar, ver y hacer en Gamboa, Panamá.

Qué visitar, ver y hacer en un viaje a GamboaPanamá. No te puedes perder subir en teleférico, paseo en barco por el río Chagres, rutas de senderismo, actividades de avistamiento de flora y fauna.

Gamboa es una ciudad pequeña perteneciente al país de Panamá. Su nombre es dado por un árbol de la familia del membrillo. Fue construida para ser residencia de los empleados que trabajaban en el canal de Panamá. Se localiza en una curva de agua del río Chagres en la zona donde se alimenta el Lago Gatún. Para llegar a Gamboa por carretera solo hay un carril de hierro con un puente de madera que cruza el Chagres. El puente es de una sola vía por lo que hay que esperar a que se ponga el semáforo en verde para poder pasar.

Nos levantamos y desayunamos abandonábamos el hotel para dirigirnos hacia Gamboa, donde nos alojaríamos en el Hotel Gamboa Rainforest Resort. El traslado se puede hacer en autobús saliendo de la terminal de Albrook, suelen salir con una frecuencia de 1 h. los días laborales y festivos cada 2 h. o tomando un taxi que puede costarte entre 15 a 20 dólares americanos aproximadamente (14,17-18,88 € aprox.)
Tuvimos un trayecto por carretera hasta Gamboa de 45 minutos.

El Hotel Gamboa Rainforest Resort, hospedaje de cinco estrellas. Ubicado en Goethals Blvd, Gamboa, Panamá. Una vez llegados hicimos el check-in, nos fuimos hasta la habitación que nos habían asignado.

El hotel organiza expediciones al Lago Gatún en lanchas, y una gran cantidad en actividades. Nosotros nos alojamos en el lugar, pero no es necesario alojarte para poder contratar estas actividades. Os aconsejamos en temporada alta que contratéis las actividades con antelación en la página web:www.gamboaresort.com Si no la tenéis contratadas en cuantos lleguéis al hotel acercaros a las mesas habilitadas para ello, es la única empresa que realiza las actividades en esa zona.

A los huéspedes que se alojan en el hotel, le ofrecen gratuitamente, una salida nocturna en furgón donde se pueden ver diferentes especies de fauna y flora del lugar suele durar 1 h., y también realizar una ruta de senderismo de 1 h. Para poder disfrutar de estas actividades es necesario registrase y seleccionar el día de salida y la hora. Todas las actividades se imparten en español e inglés.

¡Comenzamos nuestra aventura en Gamboa!, nos montamos en un furgón, con un grupo de personas para desplazarnos hasta el teleférico. Subimos en un funicular de cabina abierta, tiene una capacidad como máximo para seis personas, nosotros tuvimos la oportunidad de ir los
dos solos, acompañados de un guía naturalista. Está actividad nos permitió pasearnos por encima de las copas de los árboles en un recorrido de 600 metros, viendo la diferente fauna y flora que hay en el lugar, comenzamos con el avistamiento de mamíferos, pudiendo ver monos aulladores, perezosos, tucanes y algunas especies de aves.

Una vez subida la ladera selvática, bajamos del funicular para llegar en una corta caminata, a una torre de metal que está a 30 metros de altura, fue una antigua estación de radares norteamericanos, que se construyó para controlar la construcción del Canal de Panamá. Subimos por una rampa para poder acceder a la parte más alta de la torre. Desde este punto obtuvimos unas vistas panorámicas del área de Gamboa, la selva del Parque Nacional Soberanía, la comunidad de indígenas Embera, el río Chagres en la unión con el canal. Permanecimos un rato en el lugar contemplándolo, tomando fotografías y grabaciones.

Comenzamos la bajada de la torre caminando y volvimos hasta el punto donde se encontraba el funicular para volver a tomarlo e iniciar el descenso. Una vez terminado el viaje volvimos a montar en el furgón que nos transportó hasta el hotel. Los lunes permanece cerrado por mantenimiento. La actividad tiene una duración de 1 h., nos costó
85,60 dólares americanos en total (80,79 € aproximadamente).

Llegamos al hotel nos dimos una ducha y cenamos la comida que traíamos comprada de la Ciudad de Panamá. En los alrededores del hotel no hay nada para comprar.

A las 20.00 h. iniciamos la actividad de avistamiento de fauna y flora alrededor del hotel. Nos montamos en un furgón acompañados de más gente y con un guía naturalista. Lo primero que tuvimos la oportunidad de ver fue un hydrochoerus hydrochaeris también llamado capibara o chiguire. Pertenece a la familia de los roedores de los cávidos ¿Sabias qué es el mayor roedor en tamaño y peso? Puede llegar hasta tener 1,30 metros de largo y pesar hasta 65 kg. Su cabeza es pequeña, su tronco es grueso, posee 4 patas y carece de cola, el pelaje es pardo rojizo. Habita en la zona de clima tropical y templados cerca del agua.

Lo siguiente que vimos fue una tortuga o quelonios son reptiles que poseen un caparazón que protege sus órganos internos de su cuerpo, tiene un tronco ancho y corto. Las tortugas mudan su piel lentamente, es un animal que se mueve con desplazamientos lentos.

El conejo (oryctolagus cuniculus) es un mamífero de la familia leporidae. Tiene un pelaje lanudo y espeso de color pardo pálido, su cabeza es ovalada, tiene orejas largas que pueden llegar hasta 7 cm de largo, ojos grandes, su cola es corta, las patas anteriores son más cortas que las posteriores. Pueden llegar a pesar entre 1,5 y 2,5 kg.

Los anuros son llamados en común como ranas o sapos pertenecen al grupo de anfibios ¿Sabías qué existen unas 6608 especies, en 54 familias? Los adultos como este de la fotografía aunque está un poco camuflado, se caracterizan por carecer de cola, su cuerpo es corto y ancho, las patas posteriores están desarrolladas para el salto. Suelen vivir cerca del agua.

Y nos despedimos viendo esta pareja de agapornis es una especie de ave de la familia Psittaculidae llamados también común como inseparables. El macho y la hembra pasan mucho tiempo juntos, por eso de su nombre. Hay nueve especies por lo que su tamaño está entre 13 a 16 cm. Se alimentan de semillas, frutas, etc.

Esto fue todo por este día, nos fuimos a descansar a la habitación, había que reponer fuerzas para el día siguiente.

Nos levantamos y fuimos al comedor del hotel teníamos incluido el desayuno, eso creíamos nosotros llegamos y no apreciamos en el listado del comedor. El chico del día de antes de la recepción no sabemos que había hecho porque no apreciamos registrados en llegadas al hotel. Bueno la chica del comedor llamó a recepción y lo soluciono todo. El desayuno lo ofrecen tipo buffet tortillas que hacen en el momento, fruta, pasteles, embutidos, zumo, leche, café y algo de verduras.

Nos fuimos al lobby para esperar nuestro turno y montar en el furgón que nos llevaría hasta el embarcadero, tomamos una barca en el embarcadero localizado en el río Chagres, íbamos acompañados con una guía que tenía conocimientos en el avistamiento de fauna.

Pasamos por debajo del puente, que fue construido hace más de dos siglos por los franceses, nos adentramos en aguas de esta vía, aguas entre el corte Culebra y el lago Gatún, este último que realmente es una presa artificial hecha por el hombre, las aguas de este embalse, llenan las esclusas de Gatún y Miraflores cuando entra un barco de grandes dimensiones, una vez que se vacían las esclusas toda esta agua va al mar.

Vimos una gran variedad de monos por el camino, nos encontramos grandes embarcaciones que estaban haciendo el trayecto del Canal de Panamá, llegamos al Lago Gatún. También pudimos observar a diferentes aves que habitan en el lugar, alguna que otra tortuga, cocodrilos, etc.

Divisamos la Grúa Titán es una grúa flotante con más de 70 años, sigue hoy en día en funcionamiento, tiene unas dimensiones de 112 metros de alto, pesa 5.000 toneladas y puede llegar alcanzar hasta 350 toneladas de peso.

La actividad tuvo una duración de 1 h. Pagamos 35 dólares americanos por persona (33,04 € aproximadamente).

Terminada la actividad fuimos a visitar Tierra de Ranas es un jardín que muestra de forma natural y perfecta la selva tropical panameña. Donde pudimos ver una gran cantidad de especies de ranas y más de treinta y cinco especies de plantas en la mayoría bromelias, estas plantas acumulan agua, creando un lugar perfecto para la reproducción de las ranas. Este lugar cuenta con un sistema de riego por aspersores que crean una espesa niebla que hace recrear un bosque lluvioso, haciendo posible que puedan habitar estas ranas. Pudimos observar su ciclo completo desde el apareamiento, reproducción y alimentación.

A escasos metros está el mariposario donde vimos alrededor de
veinte especies de mariposas nativas de Panamá, aprendimos su reproducción, alimentación. Incluso en el hombro de Sergio permaneció posada una mariposa, la Dryadula phaetusa durante unos segundos.

También visitamos el orquideario donde contemplamos una gran cantidad y especies diferentes de orquídeas desde algunas que tan solo tiene milímetros hasta otras que eran enormes. Vimos otras plantas como el orégano, perejil, romero, tomillo, etc.

Terminada la visita decidimos irnos nosotros caminando hasta llegar al hotel. Por el camino fuimos contemplando la vegetación que nos ofrecía el lugar, un embarcadero, etc.

Tocaba hora de comer bajamos al comedor del hotel para almorzar, no teníamos incluido el almuerzo pagamos un total de 51,36 dólares americanos (48,48 € aproximadamente). En este precio las bebidas no van incluidas. El almuerzo es tipo buffet hay variedad en verduras, hay dos tipos diferentes de carnes, una clase de pescado y el postre son pasteles, el día que nosotros almorzamos en el lugar no había nada de fruta. Es cierto que el precio es elevado para lo que ofrece, pero es que no hay nada alrededor.

Por la tarde iniciamos una caminata por el sendero La Chunga hicimos una caminata hasta llegar al río Chagres acompañado de una guía naturalista y de un grupo de personas. Fuimos contemplando la vegetación que nos ofrecía el lugar. La actividad tuvo una duración de 1 h.

Regresamos al hotel y pasamos el resto de tarde disfrutando de los rayos de sol que nos oficia el lugar y de un baño en la piscina.

Sonó el despertador nos levantamos recogimos todo y fuimos a desayunar al comedor del hotel. Una vez acabado, fuimos a por el equipaje hicimos el check-out, que por cierto no apreciamos como huéspedes del hotel y nos querían cobrar las dos noches de estancia. No sabemos lo que pasa, pero la coordinación en el programa de datos del hotel no va demasiado bien.
Es un ¡Auténtico caos¡ Al final todo se solucionó, le mostré los justificantes que tenía donde aparecía que nuestra reserva la habíamos pagado vía internet desde España.

Nos trasladamos hasta Albrook para tomar un vuelo para dirigirnos a
San Blas
. En el próximo post os contaremos nuestro paso por Guna Yala.
Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué visitar, ver y hacer en Gamboa, Panamá.' tiene 2 comentarios

  1. agosto 20, 2019 @ 5:16 am Gabriel González

    Excelente reseña. Muchas gracias.

    Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.