Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Belice.

Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Belice: las Ruinas Xunantunich, Cahal Pech, ruinas de Caracol, sitio arqueológico Lubaantun, yacimiento arqueológico Nim Li Punit, Shark Ray Alley, Hol Chan Marine Reserve, etc.

Belice, hoy en día, oficialmente tiene diez áreas protegidas, que incluyen reservas, parques y dieciséis hectáreas de reserva marina.

Mapa de Belice.

Nuestro cuaderno de bitácoras:

Abandonábamos la Ciudad de Belice, para comenzar un viaje en furgoneta hasta llegar a San Ignacio, hicimos unos 126 km, 2 h y 8 minutos. En la recepción nos esperaba un representante de la empresa S&L Travel, con la cual habíamos contratado los servicios de un paquete turístico por Belice. Nos incluía, recogida ya en Ciudad de Belice, hospedaje en San Ignacio y Big Falls, incluyendo desayuno, vehículo con guía-conductor, entrada a los yacimientos, almuerzos, botellas de agua, y un traslado al aeropuerto de Punta Gorda. Pagamos un total de 750 dólares estadounidenses por persona (676,75 € aproximadamente). Aquí os dejamos la página web: Sel Travel and Tours Belize is our World Let us share it with you: https://www.sltravelbelize.com/category/full-day-tours/ La dirección es nº 91 North Front Street Belize City.
El telefono es: 501-227-7593/227-5145.

San Ignacio, junto con Santa Elena, son los principales núcleos de población del distrito de Cayo. San Ignacio, es la capital del distrito, este pequeño pueblo de tan solo 6 km², ofrece comercios, puestos callejeros, restaurantes, bares, hostales, hoteles, taxis, oficinas con venta de excursiones, etc. Es utilizado por turistas y viajeros como base de alojamiento, y punto de organización para realizar actividades en los alrededores de San Ignacio, visitas a yacimientos arqueológicos mayas, cuevas, cascadas, etc. En su población verás criollos, hindúes, mayas, mestizos, menonitas, garífunas, libaneses, etc. San Ignacio se encuentra a 35 km de Belmopán (capital del país).

Bajamos en la puerta The Lodge Chaa Creek, es un hospedaje de gestión familiar, donde pasaríamos tres noches. Nos asignaron el bungalow nº 8, no tienen llave, por lo que no debes dejar nada de valor visible, no hay televisión, ni conexión a wifi. No admiten mascotas, el check-in a partir de las 14:00 h el check-out de 7:00 h a 11:00 h Ofrecen el servicio de recogida y traslado al aeropuerto, visita a su granja de mariposas, recorridos por senderos a pie o a lomos de un caballo, salidas para observación de pájaros, paseos en canoa, excursiones a los yacimientos mayas, cuevas, etc., todo bajo coste. ¡Ojo!, los precios son en dólares estadounidenses, no en beliceños, se puede pagar en efectivo o con tarjeta de crédito, al final cuando se hace el check-out. Situado al lado del río Macal, estando en una reserva privada de selva tropical. Se localiza a unos 12 km del pueblo de San Ignacio, 17 minutos en coche. La dirección es San Ignacio, Chaa Creek Road.

Bungalow nº 8, The Lodge Chaa Creek.

Llegamos para hacer el check-out e ir a cenar, en su restaurante The Lodge At Chaa Creek, pedimos como plato principal dos arroces con vegetales, de bebida, un refresco y una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 41,83 dólares estadounidenses (37,74 € aprox.) Ofrece comida de fusión, internacional, local y latina. La gran mayoría de sus alimentos son cultivados en la granja orgánica del hospedaje.

Plato de arroz en The Lodge At ChaaCreek, Belice.

Al día siguiente, desayunamos en el comedor del hotel, escogimos entre la carta que nos ofrecía una tortilla de vegetales, pan de molde, fruta, zumo de naranja y café.

Desayuno en The Lodge Chaa Creek.

Una vez finalizada la comida, fuimos hasta la recepción, allí nos esperaba Milton, subimos en la furgoneta, poniendo rumbo a las ruinas Xunantunich.

Ruinas Xunantunich, pirámide Castillo, Belice.
Ruinas Xunantunich, Belice.

Las Ruinas Xunantunich, esta palabra proviene del idioma maya yucateco y significa «mujer de piedra», el nombre fue puesto por los lugareños, ya que hay una leyenda local, que dice que la zona, es rondada por el fantasma de una mujer. Es uno de los yacimientos arqueológicos mayas más importantes de Belice, por sus jeroglíficos, fue un importante centro ceremonial. El yacimiento corresponde al periodo Clásico de los mayas, entre los siglos III y X, en su conjunto hay un juego de pelota, más de veinticinco palacios y templos, estando distribuidos alrededor de varias plazas, siendo lo más llamativo del lugar, la pirámide del castillo, el recinto tiene una superficie de 2,6 km².

Mapa de las Ruinas Xunantunich.
Estructura Grupo A-1, Ruinas Xunantunich.
Estructura A-3, Ruinas Xunantunich.
Estructura del Grupo A, Ruinas Xunantunich.

El Castillo, es la segunda pirámide construida más alta de Belice, tiene 39,62 metros de altura, tan solamente es superada por la pirámide Caracol con 42,60 metros. Se puede subir por sus escaleras y obtener unas increíbles vistas panorámicas del lugar en 360º, viendo toda la selva que rodea el yacimiento. Pudimos observar frisos con grabados mostrando símbolos astronómicos del mundo maya, como Dios del Sol, Venus y la Luna. La primera exploración en la zona, fue en la época contemporánea, la realizó Thomas Gann entre 1894 y 1895, desde el año 1930 hasta la década de 1990 se han llevado a cabo diferentes investigaciones arqueológicas. En el año 1990 el gobierno del país invirtió dinero en el paraje para hacerlo accesible. Xunantunich, se convirtió en la primera zona arqueológica maya abierta a las visitas de turistas y viajeros en el año 1954.

Ruinas Xunantunich, pirámide Castillo, Belice.
Subida pirámide Castillo, Ruinas Xunantunich, Belice.
Ruinas Xunantunich, friso, Belice.

En el recinto, a la entrada, hay un Centro de Visitantes, inaugurado en el 2014, donde se exponen hallazgos arqueológicos encontrados en el yacimiento, además de joyas y piezas de cerámica. Permiten tomar fotografías, pero sin flash.

Centro de Visitantes en Ruinas Xunantunich.
Exposición en el Centro de Visitantes en las Ruinas Xunantunich.
Altar en el Centro de Visitantes, Ruinas Xunantunich.

La entrada al recinto de las Ruinas Xunantunich (incluye zona arqueológica y centro de visitantes) tiene un coste de 10 BZD por persona (4,49 € aprox.) los residentes únicamente tienen que abonar el 50% del valor de la entrada. El horario de visitas es de 7:30 h a 16:00 h

Para llegar al lugar hay que cruzar el río Mopán en un ferri, este es accionado a mano, mediante una manivela, transporta tanto vehículos como personas, es gratuito. Por medida de seguridad, durante el cruce no puede haber nadie dentro de los vehículos.

Cruzar el río Mopán en un Ferri, Belice.
Río Mopán, Belice.

¡Recuerda!, para la visita a las Ruinas Xunantunich, hay que ponerse y llevar repelente para mosquitos, protector solar, zapatos cómodos, cerrados y que no resbalen, sombrero o gorra, agua para hidratarse, en el lugar hace mucho calor. Las ruinas de Xunantunich, se encuentran en San José Succotz. Ubicado en el distrito de Cayo, a 13 km de la ciudad de San Ignacio y a 130 km al oeste de la Ciudad de Belice. Edificado próximo a la rivera del río Mopán, este atraviesa Belice de oeste a este.

¿Cómo llegar a la zona? Hay colectivos que salen desde la ciudad de San Ignacio y te dejan en el transbordador, se cruza el río en ferri, luego hay que caminar 1,6 km de subida hasta llegar a la entrada del recinto arqueológico. Contratando un tour de un día, o alquilando un coche.

Terminamos con la visita en Ruinas Xunantunich, subimos en la furgoneta, hicimos el cruce del río Mopán, en ferri, continuamos con el viaje, hasta llegar al Restaurante Hode’s Place, donde almorzamos, un plato de carne de ternera guisada, arroz, ensalada y plátano frito, de bebida un refresco y una botella de agua mineral sin gas. La comida la teníamos incluida en la actividad. El teléfono es: 501-804-2522. La página web: http://www.hodesplace.com/index.html La dirección es Savannah Street, San Ignacio.

Plato de comida en el Restaurante Hode’s Place.

Después de comer, pusimos dirección hasta las ruinas Cahal Pech, significa en maya mopán y yucateco «lugar de garrapatas» este nombre fue puesto en la década de 1950, la zona se llenó de pasto y el ganado era traído aquí para que pastara, infectando la zona de garrapatas. Es un yacimiento arqueológico maya, considerado como el más antiguo del valle del río Belice. Se vio habitado por primera vez en los años 1500-1000 a.C. Los primeros edificios religiosos se levantaron en los años 600 a 400 a.C. aunque la gran mayoría de los que actualmente podemos ver data de los años 600-800 a.C. Es una muestra de arquitectura maya preclásica, donde hay siete plazas interconectadas, treinta y cuatro edificios administrativos, residenciales, un palacio y dos juegos de pelotas. El templo más alto del complejo cuenta con 24 metros. Fue la residencia de una poderosa familia maya de la región. El lugar está cubierto por una densa vegetación.

Mapa Cahal Pech, Belice.
Ruinas Cahal Pech.
Cahal Pech.
Ruinas Cahal Pech.
Plaza ruinas Cahal Pech.
Pirámides de ruinas Cahal Pech.

No se sabe la fecha exacta del hallazgo del sitio, se piensa que pudo ser a principios de la década de 1950 la Universidad de Pensilvania, hizo unos mapas preliminares en 1951, aunque nunca fueron publicados. Fue en el siglo XX, cuando el lugar abrió a las visitas.

Hay un pequeño museo, donde proyectan un vídeo informativo y exhiben algunas piezas encontradas en el yacimiento como: cerámica y alfarería.

Salas del museo de las ruinas Cahal Pech, Belice.
Mural en el museo de las ruinas Cahal Pech, Belice.
Máscara del museo de las ruinas Cahal Pech, Belice.

La entrada (incluye zona arqueológica y museo) tiene un valor de 10 BZD por persona (4,49 € aprox.) los residentes solamente tienen que abonar el 50% del valor de la entrada. El horario de visitas es de 6:00 h a 18:00 h Localizado a 1,5 km al sur de San Ignacio.

¿Cómo llegar a la zona? Las Ruinas Cahal Pech, se encuentra a 1,5 km al sur de San Ignacio, en una zona elevada. Puedes llegar cogiendo un taxi colectivo, contratando una excursión, en coche de alquiler, etc.

Terminamos con la visita y regresamos hasta el hospedaje, acudimos hasta el comedor, donde cenamos dos pizzas Hawaiana y dos botellas de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 37,69 dólares estadounidenses (34,02 € aproximadamente).

Sonó el despertador, nos arreglamos y bajamos a desayunar, para ese día teníamos la visita a Caracol. A las 7:40 h de la mañana dejábamos el hospedaje para comenzar un viaje en furgoneta.

Desayuno The Lodge Chaa Creek, Belice.

Esta zona, siempre ha sido un punto caliente, al estar tan cerca de la frontera de Guatemala, los visitantes ya sean en grupos o particulares van en un convoy, escoltado por el ejército de Belice, este sale del puesto de guardabosques de Douglas D´Silva, cada día sobre las 9:00 h de la mañana, regresando a las 14:00 h Teniendo que registrarse cada vehículo y pasajeros, tanto a la ida como a la vuelta. El convoy, siempre va acompañado por dos vehículos de guardabosques del parque. Esto se tomó como medida de seguridad, debido a que se han producido en la zona varios asaltos por parte de personas armadas. Nuestro guía, Milton, se saltó este protocolo, la verdad es que fue una decisión que no nos gustó, no nos consultó su idea.

Desde San Ignacio, hasta las ruinas hay un viaje de 84 km, al ser la carretera mala, tramos con alquitrán, ripio, tierra; tardamos 2 h en llegar y otras 2 h en regresar. A esa hora, no había nadie, durante todo el camino, no vimos ni aun alma, llegamos al punto donde está la base del ejército, nos registramos y continuamos con el viaje, en algunos puntos Milton, tenía que bajarse del coche, y quitar las ramas de árboles que había tiradas en la carretera, impidiendo la circulación. A mí, Elisabeth, me daba por pensar, los mayas, utilizaban las ramas para hacer señales, ¡nos asaltarían en el camino!, hay veces que digo por qué no me quedo en mi casa. ¡Al fin llegamos a la zona arqueológica!, fuimos los primeros. Es cierto, que para ser el lugar más importante de visitas en Belice, apenas estábamos diez personas en todo el recinto.

Caracol, son las ruinas del yacimiento maya más grande e importante que hay en este país. Se cree que ocupó 181 km², en su época de mayor esplendor fue hacia el año 650 a.C. llegó a alojar a unos 150.000 habitantes. No tenía reserva natural de agua, estos excavaron depósitos artificiales para obtener el agua de la lluvia y cultivaron en grandes terrazas agrícolas.

Vistas panorámicas ruinas Caracol, Belice.

Cuenta con tres grupos de plazas, alrededor de una acrópolis central, dos canchas de juego de pelota, un observatorio astronómico, además de otras estructuras de menor tamaño.

Ruinas arqueológicas Caracol, Belice.
Estructura de la Plaza A, Caracol, Belice.
Estructuras de la Plaza A, Caracol, Belice.
Ruinas arqueológicas Caracol, Belice.

De estas ruinas podemos destacar Caana «Palacio de Cielo» con 46 metros de altura, es el más alto de Belice, se construyó en varias fases quedando finalizado alrededor del año 800. a.C. tiene tres templos y cuatro palacios, este se ubica en la Plaza B. Es posible subir sus estrechos escalones, desde la cima se pueden obtener unas fantásticas vistas de la selva circundante. Por los senderos te puedes encontrar algún que otro mono aullador, tucanes de pico amarillo, pájaros carpinteros, pavos, lagartijas, etc.

Caana «Palacio de Cielo» Belice.
Ruinas arqueológicas Caracol.
Lagartija en ruinas Caracol, Belice.

En la Plaza A, se sitúa el templo del Dintel de Madera (estructura A-6) es el edificio más antiguo de Caracol.

En Caracol, Templo del Dintel de Madera.

En el año 1937 Rosa Mai, una lugareña, se encontraba recogiendo leña en la zona, esta descubrió unas ruinas. En el año 1938 el comisionado de arqueología A. H. Anderson, le puso a estas ruinas el nombre «Caracol» puede ser que fuera por los hallazgos de caparazones de caracol en lugar. Su nombre antiguo en lengua maya era Oxhuitzá. En 1950, Lintón Satterthwaite, de la Universidad de Pensilvania, filmó este lugar, mapeó e incluso excavó algunas tumbas, monumentos y edificios. Desde el año 1985 Diane y Arlen Chase, han sido los encargados de liderar Caracol Archaeological Project, el cual han hecho campañas todos los años de trabajo y excavación en el yacimiento. En los años 2000 al 2004, el Tourism Development Project, han realizado trabajos de excavaciones encabezados por el arqueólogo Jaime Awe, este también hizo mejorar el acceso a estas ruinas mayas.

En la zona, visitamos un pequeño Centro de Visitantes, donde muestra la historia de Caracol, una maqueta a escala, y esculturas que han hallado en el yacimiento.

Sala del centro de visitantes, Caracol, Belice.
Exposición en el centro de visitantes, Caracol, Belice.

Justo enfrente del centro de visitantes, hay una zona de exposiciones de hallazgos del yacimiento arqueológico.

Zona de exposiciones, Caracol, Belice.
Hallazgo en Caracol, Belice.
Exposición de hallazgo en Caracol, Belice.

La entrada tiene un coste de 30 BZD por persona (13,37 € aprox.) los residentes abonar 15 BZD por cada uno (6,69 € aproximadamente), incluye centro de visitantes, zona de exposición y ruinas. El horario de visitas es de 8:00 h a 16:00 h El lugar está dentro de la reserva Forestal Chiquibul, cerca de la frontera con Guatemala, se encuentra a 84 km al sur de la ciudad de San Ignacio, en un viaje de coche se tarda entre 3 y 4 horas.

¿Cómo llegar a la zona? Cuando nosotros visitamos el sitio, no había autobuses de transporte local que llegara a la zona. Se puede ir en excursión organizada, o en coche de alquiler, ¡Ojo!, tiene que ser un 4×4, porque la carretera son de tierra, ripio y si llueve puedes quedarte atrapado.

Finalizada la visita, almorzamos el picnic que nos había preparado el hotel, en la zona de parking, hay un punto habilitado para comer, además de baños.

Almuerzo picnic.
Zona de comida en las ruinas Caracol, Belice.

Terminado el almuerzo, subimos en la furgoneta e hicimos un viaje de 2 h y 36 minutos, unos 93 km, hasta llegar a The Lodge At Chaa Creek (alojamiento). Cuando llevamos una hora de viaje, paramos en la zona donde está la base del ejército, para hacer el registro de salida.

Cenamos en el hospedaje, como entrante para uno fue una ensalada tropical, y para el otro una sopa de vegetales, de plato principal un filete de vaca, de bebida una botella de agua mineral. Pagamos un total de 78,15 dólares estadounidenses (70,10 € aproximadamente).

Ensalada tropical, The Lodge At Chaa Creek, Belice.
Sopa de vegetales, The Lodge At Chaa Creek, Belice.
Filete de vaca, en The Lodge At Chaa Creek, Belice.

Sonó el despertador, recogimos todo, desayunamos e hicimos el check-out, abandonábamos The Lodge At Chaa Creek, para ir hasta The Lodge At Big Falls, está cerca de Punta Gorda. Pedimos a Milton, que se parara en la ciudad de San Ignacio, aquí dimos una pequeña vuelta.

San Ignacio, es la capital del distrito de Cayo, en realidad es un pequeño pueblo, donde los turistas y viajeros se alojan en él para visitar los yacimientos arqueológicos que hay alrededor. Se encuentra a unos 35 km de la ciudad de Belmopán (capital del país).

Calles de San Ignacio, Belice.
Plaza Principal en San Ignacio, Belice.

La Iglesia Anglicana de San Andrés (St. Andrew’s Anglican Church) es una parroquia anglicana, abierta todos los domingos a la 8:00 h y 18:00 h Ubicada en 33 Burns Avenue.

Iglesia Anglicana de San Andrés, San Ignacio, Belice.

El Mercado de San Ignacio (San Ignacio Market) es un mercado local de puestos con venta de frutas, frutos secos, verduras, y algunos artículos de artesanía. Siendo los martes y sábados los días más concurridos. Aprovechamos en el mercado y compramos una rama de plátanos y unos cacahuetes. Pagamos un total de 3 BZD (1,35 € aprox.)Está en Savannah Street.

Mercado de San Ignacio, Belice.
Mangos en el Mercado de San Ignacio, Belice.

Llegamos a The Lodge At Big Falls, es un alojamiento de tres estrellas, donde pasaríamos dos noches. El check-in de 13:30 h a 21:00 h el check-out de 11:00 h a 13:30 h No admiten mascotas. Parking gratis y wifi (recepción y comedor). Ofrecen el servicio de traslado y recogida al aeropuerto, trekking en la jungla, kayak, esnórquel, pesca, observación de pájaros, etc., todo esto bajo coste. Cuenta con piscina, pero en nuestra visita no estaba en funcionamiento. La página web: https://www.thelodgeatbigfalls.com Está a 29 kilómetros de Punta Gorda, en el distrito de Toledo.

Hicimos el check-in y nos asignaron el bungalow Honey Creeper, no tiene televisor, dejamos el equipaje en la habitación y acudimos hasta el comedor, no había nadie, fuimos a la barra de la recepción y estaba el dueño del hospedaje, le dijimos que nos diera mesa, y nos contestó el comedor ya está cerrado, y no volverá abrir hasta las 19:30 h ¡Pero sin son las 14:10 h!, hora de comer…, ¡lo siento!, pero la cocinera ya se ha ido. Nos quedamos un poco blancos, alrededor del hotel en kilómetros y kilómetros no hay nada. Un poco decepcionados y con el estómago vacío, nos fuimos hasta el bungalow, allí teníamos los plátanos y cacahuetes que compramos, horas antes en el mercado ¡esa fue nuestra salvación! No sabemos como puede poner la guía de viaje Lonely Planet, a este alojamiento como un resort de lujo. A nosotros nos pareció una mala pensión, en decadencia, con mal servicio y poca limpieza.

Bungalow Honey Creeper, The Lodge At Big Falls, Belice.
Habitación en The Lodge At Big Falls, Belice.
Plátanos y cacahuetes.

A las 19:30 h acudimos hasta el comedor, la cena, es a la carta, donde puedes escoger entre dos platos principales. Como entrante una ensalada, y de plato principal pastel de pescado, de postre un plato de fruta, de bebida una botella de agua mineral sin gas y un refresco. Pagamos un total de 112,50 BZD (50,11 € aprox.). Aquí os desglosamos los precios, pero se paga al final, cuando se hace el check-out, pudiendo pagar en moneda local o con tarjeta de crédito.

Ensalada en The Lodge At Big Falls, Belice.
Pastel de pescado, en The Lodge At Big Falls, Belice.

Al día siguiente, nos levantamos con dolor de espalda, desayunamos, es buffet, la verdad, es que no hay mucha variedad donde elegir. Nos servimos, pan de molde, huevos revueltos, café con leche y poco más.

Acabada la comida, subimos en la furgoneta poniendo dirección al sitio arqueológico Lubaantun. Desde nuestro hospedaje tuvimos un viaje de 25 minutos, 15 km. El vehículo se quedó en la zona de parking, y emprendimos una caminata por un tramo de escaleras, hasta llegar a la entrada del centro de visitantes.

Sendero, sitio arqueológico Lubaantun, Belice.

Las Ruinas Lubaantun, el nombre deriva del maya y significa «lugar de las rocas caídas» puesto en 1924 por Thomas Gann (aficionado arqueólogo) es una ciudad precolombina, de la cultura maya, data de los años 700 al 900 d.C. en el periodo clásico. Donde hay cinco plazas, once estructuras principales como: edificios administrativos, casas para las élites y tres juegos de pelotas, lo llamativo del lugar es su construcción, edificado en la mayoría sin mortero con bloques de pizarra, con un corte perfecto. Se cree que fue un importante centro administrativo comercial y sitio de festividades ceremoniales. Estas ruinas fueron encontradas en el año 1875. En él se han hallado un gran número de objetos en miniatura de cerámica. Desde el 1970 se han realizado trabajos arqueológicos en estas ruinas, pudiendo restaurar el recinto. Aún queda mucho trabajo por hacer. Cuando nosotros visitamos la zona, no había nadie, fuimos los únicos visitantes de ese día.

Juego de pelota en Lubaantun, Belice.
Estructura 33, ruinas arqueológica Lubaantun, Belice.
Zona arqueológica Lubaantun, Belice.
estructura en la zona Lubaantun, Belice.
Plaza IV, en Lubaantun, Belice.
Imagen ruinas Lubaantun, Belice.
Bloques de pizarra en Lubaantun, Belice.
Serpiente en Lubaantun, Belice.

Se puede visitar un pequeño centro de visitantes, ver exposiciones de cerámica, planos, paneles informativos sobre el hallazgo en los años veinte, en la zona por una joven llamada Anna Mitchell Hedges, la calavera de la muerte, esculpida en cristal de roca, etc.

Centro de visitantes en el sitio arqueológico Lubaantun, Belice.
Sala en el Centro de visitantes en el sitio arqueológico Lubaantun, Belice.
Mano & Metate, Centro de visitantes en el sitio arqueológico Lubaantun, Belice.

El ticket de acceso tiene un coste de 10 BZD por persona (4,46 € aprox.) los residentes pagarán 5 BZD por cada uno (2,24 € aproximadamente) incluye centro de visitantes y ruinas. El horario de visitas es de 8:00 h a 17:00 h Se halla a 30 km al noroeste de Punta Gorda y a tan solo 2 km al noroeste de San Pedro Columbia.

¿Cómo llegar a Lubaantun? Los autobuses interurbanos que van de San Pedro Columbia y San Miguel, dan la posibilidad de dejar a los viajeros en el desvío del yacimiento (antes de subir en el autobús pregunta al chofer) desde allí hay que caminar unos 800 metros hasta la entrada del yacimiento. Ir en un vehículo 4×4 porque durante las lluvias este camino de lastras pasa a estar fangoso. Lo más cómodo es contratar una excursión o alquilar un coche.

El almuerzo lo tuvimos en el Restaurante Coleman’s Café, la comida era tipo buffet, nos servimos arroz blanco, ensalada y un poco de ternera en salsa, de bebida dos botellas de agua mineral sin gas. La comida la teníamos incluida en la actividad. El teléfono es: +5016304069. Abierto de domingo a sábado de 10:30 h a 16:30 h La dirección es Rice Mill Main Road, Big Falls.

Después de comer, visitamos Nim Li Punit, desde el restaurante, tuvimos un viaje en furgoneta de tan solo unos 7 minutos, unos 9,4 km.

El Yacimiento Arqueológico Nim Li Punit, en idioma maya quechua significa «Sombrero Grande», este hace referencia a una talla de estela, la más grande que se ha encontrado en Belice, con 16,7 metros. Este yacimiento arqueológico es de la cultura maya del periodo clásico mesoamericano. Se piensa que fue una importante comunidad religiosa y política de la región. Tiene tres áreas principales, grupo oeste, este y sur.

Estructura 18 y 19 Estela 21 en Nim Li Punit, Belice.

Es famoso por la cantidad de estelas que se han hallado en la zona, veintiséis estelas monumentales, la nº 14, de 9,4 metros de altura, es la más alta de Belice y la segunda más alta del mundo maya, detrás de la estela E de Quirigua (Guatemala).

Estela nº 14, Nim Li Punit, Belice.

En la Plaza de las Estelas, es donde se sitúa la mayor pirámide de este yacimiento, con 12 metros de altura. Se piensa que este punto del yacimiento pudo haber sido utilizado como observatorio astronómico.

Estelas en Nim Li Punit, Belice.
Nim Li Punit, Belice.

La Plaza de las Tumbas Reales, en ella hay edificios, fue la zona residencial de la familia gobernante y recintos funerarios, con tres tumbas excavadas, aquí los arqueólogos encontraron restos de cuatro miembros, además de objetos de jade y vasijas de cerámica.

Tumba nº 1, Nim Li Punit, Belice.
Tumba en el yacimiento arqueológico Nim Li Punit, Belice.

El lugar fue descubierto en el año 1976 por prospectores de petróleo. En el 2015, los arqueólogos que estaban trabajando en la zona encontraron un medallón de jade, con la figura de la gran estela.

El centro de visitantes, exponen piezas encontradas en las exacciones de este yacimiento arqueológico. Resulta interesante visitarlo, podrás obtener una información más detallada de estas ruinas.

Centro de visitantes en Nim Li Punit, Belice.
Estela 21, centro de visitantes en Nim Li Punit, Belice.
Estela 15, centro de visitantes en Nim Li Punit, Belice.

El ticket de acceso tiene un valor de 10 BZD por persona (4,46 € aprox.) los residentes tienen que pagar 5 BZD por cada uno (2,24 € aprox.) El horario de visitas es de 8:00 h a 17:00 h Situado cerca de las poblaciones de Indian Creek y Golden Stream, en el distrito de Toledo.

¿Cómo llegar a Nim Li Punit? En autobús, aunque estos no te dejan en la puerta del recinto, salen desde el pueblo de Punta Gorda, paran en el desvío, tendrás tú, que caminar hasta la puerta de las ruinas. En coche de alquiler o contando una actividad.

Punta Gorda, es un pueblo costero localizado en el sur de Belice, en el distrito de Toledo, en la costa este del Mar de Caribe. Siendo esta la capital y principal ciudad. Dispone de diferentes tipos de hospedaje, desde hostales hasta hoteles de lujo, bares, restaurantes, tiendas, venta de excursiones, etc. Cuenta con un muelle público, puerta de entrada a la reserva marina Cayos Sapodilla. Punta Gorda, más bien es la base de alojamiento, y punto de organización para realizar activadas en los alrededores, sitios arqueológicos mayas, observación de aves, pesca en alta mar, etc. Se puede llegar al lugar en avión con alguna línea local, en autobús, en barco desde el país vecino de Guatemala, saliendo de la ciudad de Puerto Barrios, llegando a Punta Gorda. Punta Gorda, está a 270 km de la Ciudad de Belice.

Por ese día, acabamos con las visitas, volvimos al hospedaje, ¡Sorpresa!, teníamos las mismas toallas del día anterior, no las cambian, son unas por estancia. A las 19:30 h fuimos a cenar, en el comedor había un grupo de tres alemanes y nosotros, cuando vino la camarera a tomarnos nota, ya solo le quedaba, un plato principal de pescado y en carne unas chuletas de cerdo ¡Un desastre! Sergio se quedó con el plato de pescado y yo, me comí la carne. De bebida dos botellas de agua mineral. Pagamos un total de 90 BZD (39,76 € aproximadamente). Terminada la cena nos fuimos a la habitación, había que descansar. ¡Buenas noches andorreros!

Plato de pescado, The Lodge At Big Falls, Belice.
Chuletas de cerdo, The Lodge At Big Falls, Belice.

Al día siguiente, desayunamos, acabada la comida, acudimos hasta el bungalow, cogimos el equipaje, e hicimos el check-out, en la recepción nos esperaba Milton, nos hizo el traslado hasta el Aeropuerto de Punta Gorda, aquí cogimos un vuelo en avioneta con la compañía aérea Tropic Air, con destino a San Pedro. El viaje no era directo, volamos de Punta Gorda al aeropuerto Municipal de Belice, y desde allí hasta San Pedro, o eso era lo que nosotros pensábamos que habíamos comprado, pues no fue así, fuimos en avioneta, pero haciendo paradas como si un autobús fuese. Yo, Elisabeth, alucinaba y Sergio, se reía, ¡Esto es Belice! Salimos de Punta Gorda a Placencia, de Placencia a Dangriga, de Dangriga a la Ciudad de Belice, en este último que hemos nombrado, tuvimos que bajar de la avioneta, entrar en la terminal, mostrar el impreso de la compra de los vuelos, nos dieron unas fichas como tarjeta de embarque (que a la subida del avión se la quedaría la azafata de la aerolínea). ¡Al fin aterrizamos en el Aeropuerto de San Pedro! Paramos en total tres veces, al principio subimos tres personas, al final del recorrido íbamos doce, totalmente llena la avioneta. El viaje tuvo una duración total de 1 h y 44 minutos. Por los pasajes de ida+vuelta pagamos 207 € por persona.

La política de equipaje de la compañía aérea Tropic Air, en equipaje facturado, permiten una maleta que no supere las siguientes mediadas 157cmx76cmx38 cm. En equipaje de mano una cartera, mochila, bolso que no superior a 6,8 kg. La página web: https://www.tropicair.com/es/

Avioneta Tropic Air, Belice.
Tarjetas de embarque de Tropic Air, Belice.
Vistas aéreas desde la avioneta, Belice.

Bajamos de la avioneta, y fuimos hasta la cinta para recoger el equipaje, a la salida nos esperaba un trabajador de Victoria House (hospedaje). Aquí nos esperaban días de sol, aguas cristalinas, zumos de frutas tropicales, deportes acuáticos, etc.

Subimos en un buggy, en unos minutos llegamos a Victoria House, está a 2 km de distancia del aeropuerto. Es un centro vacacional, resort de lujo, de cuatro estrellas, es uno de los más antiguos de la isla, pero presenta un buen aspecto, todo muy cuidado y el personal que trabaja en él son muy profesionales. Las habitaciones son de tipo colonial, las hay en villa o en bloque de pisos, a nosotros no asignaron nº 29, en el segundo piso (no hay ascensor). Están totalmente equipadas, hay televisión, internet, y cada día, te dejan una botella de agua mineral de 1 galón (3,8 litros) gratis. Desde la terraza teníamos vistas a la barrera de coral de Belice y al Mar Caribe. El check-in de 15:00 h a 22:00 h el check-out hasta las 11:00 h no admiten mascotas, parking gratis, wifi, es accesible para personas en sillas de ruedas. Por la estancia de dos noches+desayuno+ tasa impuestos, pagamos un total de 773,50 dólares estadounidenses (688,15 € aprox.) La página web: https://www.victoria-house.com Se encuentra en la isla de Ambergris Caye, a 2 km al sur de San Pedro. La dirección es nº 22 Coconut Drive, San Pedro.

Habitación en Victoria House, Belice.

Dejamos todo en la habitación, nos colocamos el traje de baño, aunque yo Elisabeth, me estaba empezando a sentir mal (cansancio, malestar general y náuseas). Nos fuimos a almorzar Admiral Nelson’s Bar, está dentro del hospedaje, sirven comida italiana, americana, aperitivos, bebidas, etc. Abierto de 7:00 h a 23:00 h Pedimos una ensalada de marisco, de plato principal para cada uno fue tagliatelle frutti di mare, de bebida una botella de agua mineral sin gas y un refresco. Pagamos un total de 43,57 dólares estadounidenses (38,77 € aproximadamente).

Ensalada de marisco en Admiral Nelson’s Bar, Belice.
Tagliatelle frutti di mare en Admiral Nelson’s Bar, Belice.

El resto de la tarde, la disfrutamos en la piscina, ya que la playa, que hay frente al hotel, de palmeras y arena blanca, estaba llena de algas, tras el temporal que hubo durante un mes en la zona. La orilla estaba cubierta de vegetación marina, debido al fuerte oleaje. ¡Había toneladas!, los trabajadores del hotel, no paraban de trabajar para intentar mantenerla limpia.

Muelle Victoria House, Belice.
Playa, Victoria House, Belice.
Piscina de Victoria House, Belice.
Playa enfrente a Victoria House, Belice.

El hotel ofrece cenas privadas, solitarias, en la playa (mirador del muelle) se requiere una reserva previa, al menos con un mínimo de 24 h de antelación.

Regresamos a la habitación, nos dimos una ducha y acudimos de nuevo al Admiral Nelson’s Bar, donde pedimos una pizza vegetal, y un plato de fruta, de bebida, una botella de agua mineral y una infusión. Pagamos un total de 22,66 dólares estadounidenses (20,17 € aproximadamente).

Pizza de vegetales, Admiral Nelson’s Bar, Belice.
Plato de fruta, Admiral Nelson’s Bar, Belice.

Yo, Elisabeth, estaba muy mal, no me apetecía comer, tenía fiebre, náuseas, no fui capaz de terminarme la fruta, acabe vomitando. Sergio me pidió una manzanilla y volvimos a la habitación.

Estaba pasando una Hepatitis A, una inflamación del hígado, causada por el virus de la Hepatitis A, se tramite por vía fecal-oral, a través del contacto directo con personas infectadas o transmisión indirecta por el agua o de alimentos contaminados, en mi caso, creó que fue por la ingestión de alimentos y agua contaminada. Aunque estaba vacuna de la Hepatitis A, de poco me ha valido. Ahora sí, al pasarla, el cuerpo se hace inmune a este virus. La mejor forma de prevenir una Hepatitis A, es estar vacunado y no viajar a países con riego de Hepatitis A. No hay un tratamiento específico para este virus, tan sólo reposo, evitar alimentos grasos, alcohol, etc. ¿Cómo se diagnostica?, mediante un análisis de sangre, a la vuelta del viaje, acudí al médico y en el análisis aparecía que había pasado una Hepatitis A.

En ese día el despertador no sonó, ¡estábamos de vacaciones!, nos levantamos a las 8:00 h acudimos al comedor para desayunar. El desayuno lo ofrecen en el Restaurante Palmilla, además aquí sirven almuerzos y cenas. Abierto de 6:30 h a 21:00 h Es a la carta, se eligen entre una variedad de opciones, escogimos, huevos revueltos, pan, plato de fruta, yogur con cereales, jugo de naranja y café con leche.

Desayuno en Victoria House, Belice.

Para ese día, teníamos reservado la actividad de Hol Chan Marine, con la empresa Ramon’s Village Resort, salen del muelle de Ramon’s a las 9:00 h o a las 14:00 h la actividad nos costó 40 dólares estadounidenses por persona (35,60 € aproximadamente) tiene una duración de entre 1 a 2 horas, en el precio nos incluía: la entrada al parque marítimo 10 dólares estadounidenses por persona (8,91 € aproximadamente), dos paradas de esnórquel, estas, dentro de la reserva del canal Ho Chan y Shark Ray Alley, transporte lancha, guía, el equipo de esnórquel, agua embotellada y refrescos. Se requiere un mínimo de dos personas para garantizar la salida. La página web: https://ramons.com/hol-chanshark-ray-alley/ El teléfono: +5012262071. La dirección es Coconut. Drive, San Pedro, Belize.

Caminando, llegamos al muelle de Ramon’s, allí nos dijeron que la actividad estaba suspendida para esa mañana, por el temporal que hacía, que volviéramos a las 14:00 h a ver si se podía salir. Un poco decepcionados nos fuimos.

Embarcación Ramon’s Village Resort, Belice.

Aquí os dejamos el nombre de otras empresas que realiza esta actividad: Raggamuffin Tours, web: http://raggamuffintours.com/hol-chan-snorkel/ Viator, página: https://www.viator.com/es-ES/Ambergris-Caye-a Ecologic Divers, web: https://www.ecologicdivers.com/snorkeling.htm Chuck and Robbie’s, página: http://www.ambergriscayediving.com/hol- Reef Adventures, web: https://www.reefadventures.net/prices.html, etc.

¡Menos mal!, que no compramos el vuelo en avioneta al Gran Agujero Azul, con Tropic Air, la web: https://www.tropicair.com/es/tours/blue-hole-tour/ (como estaba mal) es un círculo natural, tiene 300 metros de ancho y 25 metros de profundidad, está en el centro del arrecife Lighthouse. Este es parte del sistema de reservas de la barrera de arrecife de Belice, es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. También son muchos los buceadores que llegan hasta el lugar para practicar submarinismo o bucear. Es cierto, que nos hemos quedado con muchas ganas de verlo desde el aire. ¿Quién no ha visto una imagen de este agujero?, se ha convertido en el símbolo de las campañas publicitarias del país.

Desde el 1996, la barrera de arrecife de Coral de Belice, está declarada patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es la segunda barrera de Coral más grande del mundo, por detrás de la de Australia y es el sistema de arrecifes más extenso del hemisferio occidental, se extiende por trescientos kilómetros a lo largo de costa de Belice. Donde hay siete reservas marinas, incluyendo tres atolones y más de cien cayos. Donde podrás practicar buceo y esnórquel, hay más de quinientas especies de peces, setenta variedades de corales duros y treinta y seis de blandos.

barrera de arrecife de Coral de Belice.

Cayo Ambergris, también es conocido como Isla Bonita, es una isla, siendo la más grande de todas las que tiene Belice. La isla mide 40 km de largo y 8 km de ancho, en su parte más ancha, casi la mayor parte no supera el kilómetro de ancho. Su municipio es San Pedro, paseamos por él, es una pequeña ciudad muy turística, plagada de turistas y viajeros, donde hay una gran cantidad de hoteles, hostales, apartahoteles, restaurantes, chiringuitos de playa, bares, tiendas, comercios, puestos callejeros, oficinas con venta de actividades, etc. Los turistas y viajeros se desplazan por la isla en bicicleta, carritos de golf y barco.

San Pedro, Belice.
Toneladas de algas en Cayo Ambergris, Belice.

Compramos en un supermercado dos botellas de bebida energética, pagamos un total de 3 dólares estadounidenses (2,68 € aproximadamente). En un puesto callejero, adquirimos unos mangos y plátanos nos gastamos 4 dólares estadounidenses (3,57 € aproximadamente).

Plátanos y mangos, Belice.

Almorzamos en el hotel, pedimos una hamburguesa acompañada de papas, y un plato de fruta. De bebida dos botellas de agua mineral. Pagamos un total de 29,34 dólares estadounidenses (26,11 € aprox.) Otra vez, volví a vomitar la comida, estaba malísima, sin ganas de nada.

Hamburguesa en Admiral Nelson’s Bar.
Plato de fruta.

A las 14:00 h volvimos al muelle de Ramon’s, aunque el tiempo no estaba muy bien, decidieron realizar la actividad, ya con el equipo de esnórquel subimos en el bote, para ir a visitar (Reserva Marina Hol Chan) Hol Chan Marine Reserve, significa en lengua maya «canal pequeño» es una reserva marina desde el año 1987, tiene una superficie de 16 km², con formaciones de coral, bosques de manglar y paredes de pasto. Se pueden ver barracudas, peces de colores, tortugas, tiburones nodriza, mero, jurel negro. Localizado en el extremo sur del Cayo Ambergris, frente a la costa de Belice. Es uno de los destinos de buceo y esnórquel más visitados del país.

Hol Chan Marine Reserve, Belice.
Coral en Hol Chan Marine Reserve, Belice.
Esnorkel en Hol Chan Marine Reserve, Belice.
Hol Chan Marine Reserve, Belice.

Luego, acudimos hasta Shark Ray Alley, aquí en el pasado, los pescadores iban a la zona a limpiar la pesca del día, los desechos de los peces eran tirados en el lugar, esto se convirtió en el punto de alimento de tiburones nodriza y rayas de espina, actualmente los barcos, traen pasajeros turistas y viajeros, para que practiquen buceo con tubo, nadando con tiburones nodriza, rayas de espina y disfrutando de una diversidad en especies marinas.

Tiburones nodriza, Shark Ray Alley, Belice.
Tiburones y peces en Shark Ray Alley, Belice.
Rayas de espina, Shark Ray Alley, Belice.

Tocaba regresar al muelle. Durante ese tiempo pudimos disfrutar de la navegación, nos ofrecieron agua o refresco. Una vez ya en el muelle de Ramon’s, caminando, regresamos hasta el hotel.

Cenamos en la habitación la fruta que compramos, yo, Elisabeth, me pase toda la noche en el baño vomitando, con escalofríos y malestar.

¿Cómo llegar y salir de San Pedro? Avión, el aeródromo de San Pedro, llegan vuelos de Tropic Air, de diferentes puntos nacionales de Belice, y la compañía Maya Island Air, vuelos nacionales e internacionales a Honduras y Guatemala. En barco, dos compañías de taxis acuáticos que cubren el trayecto de San Pedro y Ciudad de Belice. San Pedro Belize Express Water Taxi, la página web: http://www.belizewatertaxi.com y la otra empresa es Ocean Ferry Belize, la web: http://www.oceanferrybelize.com La Compañía Water Jets Internacional, ofrece salidas a Chetumal (México) la web: http://www.sanpedrowatertaxi.com

Al día siguiente, me levante, con cansancio, fuimos a desayunar al comedor, regresamos a la habitación, parecía que me había sentado bien la comida. Hoy tocaba abandonar Cayo Ambergris, para poner dirección a casa, acababan las vacaciones en el país de Belice. Nos esperaba un largo viaje.

Hicimos el check-out, Victoria House, nos hizo el traslado hasta el aeropuerto de San Pedro, entramos en él, acudimos hasta los mostradores de la compañía aérea Tropic Air, facturamos el equipaje y nos dieron las tarjetas de embarque (unos tickets que a la subida devolveríamos a la azafata). El vuelo salió de San Pedro al Aeropuerto Internacional City Philip SW Goldson, (Ciudad de Belice). Por el pasaje pagamos un total de 55 por persona. El viaje tuvo una duración de 13 minutos. Aquí, bajamos de la avioneta, recogimos el equipaje, acudimos a los mostradores de la compañía aérea Avianca, donde facturamos con destino Aeropuerto Internacional de El Salvador Monseñor Arnulfo Romero (San Salvador). Tuvimos que pasar el control de seguridad y el de salida del país, rellenar un formulario de inmigración (los ejemplares te lo dan en el aeropuerto) nos colocaron el sello en el pasaporte. Esperamos a que comenzara el embarque, el trayecto fue de 1 h y 30 minutos. Los billetes nos costaron 149 por persona. Aquí tuvimos una escala de 1 h estando como pasajeros de tránsito (en una sala incomunicada con el resto del aeropuerto) pasado ese tiempo, volvíamos a volar, esta vez con la compañía aérea Iberia con destino Madrid (España). El viaje tuvo una duración de 10 y 25 minutos. Por los pasajes pagamos un total de 356 € por persona. Durante el vuelo las azafatas sirvieron comida y bebidas.

Aterrizamos en el aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid Barajas, bajamos de la aeronave, acudimos hasta las ventanillas de control de pasaporte, que simplemente fue mostrar al agente el pasaporte, fuimos a las cintas de equipaje, una vez con él, abandonábamos el aeropuerto.

Este ha sido nuestro paso por el país de Belice, un destino que no teníamos en mente, pero el cual nos ha gustado mucho e impresionado ¡Corre pronto a conocerlo!, aún no es un destino muy turístico, esto lo hace diferente y especial.

En el próximo post os contaremos nuestro paso Uganda, realizando un safari, un viaje lleno de anécdotas y contra tiempos. Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Belice.' has no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.