Qué ver en Mostar, Bosnia y Herzegovina.

Qué visitar, ver y hacer en un viaje a la ciudad de Mostar, en
Bosnia y Herzegovina: Puente Viejo (Stari Most), la Mezquita
Hadži-Kurtova džamija, Bišcević, el Museo BosnaSeum, la Mezquita Koski Mehmed Pasha, el Museo de Hammam, la Catedral Franciscana y Monasterio.

Bosnia y Herzegovina, es un país soberano europeo, está situado en el este de Europa, en la península de losBalcanes. Tiene una superficie de 51.129 km2, su capitales Sarajevo. En 1992 obtuvo la independencia como República de Bosnia y Herzegovina. Hoy en día es una de las Repúblicas más pobres de la antigua Yugoslavia, a causa de la guerra de Bosnia (1992-1995). El país cuenta con una pequeña salida al 
Mar Adriático de unos 20 km (en la franja de Neum). Comparte frontera con: Croacia al norte y oeste, Montenegro al sur y Serbia al este.

.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Al día siguiente, recogimos todo, desayunamos e hicimos el check-out, abandonábamos la ciudad de Dubrovnik para ir a la ciudad de Mostar, en Bosnia y Herzegovina.

Mapa Bosnia y Herzegovina.

A las 8.00 h., de la mañana subimos, el grupo, en el autobús emprendiendo un viaje de 3 h. y 20 minutos, unos 132 km. En ruta pasamos en el control fronterizo de salida de Croacia, (aquí se deben quitar los datos móviles a los teléfonos, ya que al entrar en territorio de Bosnia y Herzegovina, no está dentro del tratado de roaming) un policía subió en el autobús y cogió el pasaporte o DNI de cada pasajero, se lo llevó y lo escaneo, pasados unos minutos no lo devolvió. Pasamos unos metros más adelante y de nuevo tuvo que detenerse el autobús, aquí nuestro guía, Marco, cogió todos los pasaportes del grupo, bajó del autobús y fue hasta la ventanilla de control policial. En este paso fronterizo nos pilló cola, estuvimos unos 20 minutos, pasado ese tiempo, emprendimos de nuevo el viaje hasta llegar a Mostar.

Mostar, es una ciudad, con una superficie de 97 km², a una altitud media de 60 metros sobre el nivel del mar, situada a orillas del río Neretva, en el cantón Herzegovina-Neretva, perteneciente al país Bosnia y Herzegovina.

Ciudad de Mostar, Bosnia y Herzegovina.

Bajamos del autobús, y emprendimos una caminata a pie hasta llegar al Puente Viejo, llamado Stari Most, data del siglo XVI, a principio era de madera, fue sustituido por piedra en 1566, tiene una longitud de 30 metros, una anchura de 4 metros y una altura de 29 metros, su pasarela une las dos orillas de río Neretva, estando flaqueado por dos torres, estas se añadieron en el siglo XVII. Se vió destruido durante la guerra de Bosnia, el 9 de noviembre de 1993 por las fuerzas militares croatas. Al finalizar la guerra y hasta que comenzaran las obras de reconstrucción del puente, se diseñó un puente provisional atirantado, levantado por ingenieros militares españoles en misión de paz de la ONU. Reconstruido bajo la colaboración de la Unesco y otras organizaciones. Se inauguró el 23 de julio de 2004. Desde el 2005 está nombrado patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Puente Viejo, Mostar.
Puente Viejo, Mostar.
Vistas desde el Puente Viejo de Mostar.
Puente Viejo, Mostar.

Cruzando el puente vimos chicos jóvenes con el traje de baño (meses de verano) estos, se lanzan desde este puente al río Neretva, a una caída de
20 a 25 metros, dependerá del nivel del agua en ese momento. Y si te animas, tu también puedes hacerlo, hay empresas que realizan esta activad. ¡Una locura!

El barrio del Puente, en él se aprecian calles estrechas, empedradas, llenas de establecimientos con venta de recuerdos, artesanía, restaurantes, bares, etc. ¡Ojo! el suelo es muy resbaladizo, se debe llevar un calzado cerrado y que no resbale, ¡cuidado con los carteristas! hay muchos en la zona.

Puestos de artesanía en Mostar.
Tienda de recuerdos en Mostar.
Calles de Mostar.

Visitamos la Mezquita Hadži-Kurtova džamija, edificada entre los siglos XVI y XVII por deseo de Hajji Kurt (miembro de la familia Mostar Kurt) también es conocida como tabačica, (esta palabra, significa de los curtidores) porque los fieles que asistían a ella, eran la mayoría curtidores. Sus decorados interiores datan del siglo XIX, el templo se vió dañado durante la guerra de 1922-1995, fue restaurada por la Unesco en el 2000. Está abierta a las visitas. Es una de las mezquitas más visitada en la ciudad de Mostar. La entrada tiene un coste de 2,5 € por persona. Algo que nos llamó la atención, es que no es necesario quitarse el calzado para acceder a su interior y las mujeres tampoco tienen que ponerse un pañuelo que les cubra el pelo.

Mezquita Hadži-Kurtova džamija, Mostar.
Mezquita Hadži-Kurtova džamija.

En la ciudad hay tres residencias otomanas de los siglos XVI-XIX, Bišcević, Kajtaz, Muslibegović. Nosotros visitamos, Bišcević, de 1635, accedimos al interior de esta casa turca, es una vivienda de dos plantas, el piso inferior es privado, no está abierto a las visitas. Subimos al segundo nivel, a través de un tramo de escaleras. Vimos mobiliario, objetos, distribución de la vivienda, de como vivía una familia turca de aquella época. La entrada tiene un coste de 2 € por persona, los niños tienen el acceso gratuito. Abierta todos los días de 8.00 h. a 20.00 h.
El teléfono de contacto es: +387(0)36556677. La dirección es Bišcević b.b.

Bišcević, Mostar.
Dormitorio de la vivienda Bišcević, Mostar.
Detalles en la vivienda de Bišcević, Mostar.

Finalizó la visita guiada en la ciudad de Mostar, el guía, Marco, nos dió tiempo libre, 1 h., decidimos visitar el Museo BosnaSeum, en la visita te proyectan un vídeo donde se ve como era Mostar antes de la guerra de Bosnia y después del bombardeo en 1994, tiene una duración de unos
7 minutos aproximadamente. En el lugar hay salas con exposición de trajes típicos, objetos, utensilios, maquetas, fotografías, material de guerra, etc.
La entrada nos costó 3 por persona, abierto de 9.00 h. a 21.00 h.
Ubicado en Mala Tepa bb.88000 Mostar.

Sala del museo BosnaSeum Mostar.
Elementos de la guerra, exposición museo BosnaSeum, Mostar.
BosnaSeum, Mostar.

La Mezquita Koski Mehmed Pasha, construida en 1618, hoy en día aún mantiene la decoración original, pinturas y vidrieras. Durante la guerra, su cúpula y minarete se vieron dañados. La entrada a la mezquita y el acceso al jardín (desde donde se pueden obtener unas increíbles vistas panorámicas del puente viejo) tiene un valor de 3 € por persona, también está la opción de ticket visita la mezquita y subida a minarete, tiene un coste de 6 € por persona. Nosotros escogimos la primera opción. Aquí tampoco tuvimos que quitarnos el calzado para acceder al interior, ni yo Elisabeth, tener que colocarme el pañuelo en el pelo.
Localizado en Mala Tepa 16 Mostar.

Mezquita Koski Mehmed Pasha.
Interior de la Mezquita Koski Mehmed Pasha, Mostar.
Detalles de la mezquita Koski Mehmed Pasha, Mostar.
Vistas desde los jardines de la mezquita Koski Mehmed Pasha.
Puente Viejo, Mostar.

El Museo de Hammam, es un antiguo baño turco, construido a finales del siglo XVI, hoy acoge a un museo, mostrando como eran en el pasado este tipo de baños y exhibiendo objetos como: recipientes de agua, jabón, esponjas, maquinillas de afeitar, etc. El museo es muy pequeño, en menos de 1 h., lo habrás visto al completo. La entrada para adulto nos costó 2 € por persona. Los estudiantes tendrán que abonar 1,50 € por cada uno. Abierto de 10.00 h. a 18.00 h. Ubicado en Rate Bitage b.b Mostar.

Museo de Hammam, Mostar.
Interior del Museo de Hammam, Mostar.
Sala del museo de Hammam, Mostar.
Sala de proyección de vídeo en el museo de Hammam, Mostar.
Objetos en el museo de Hammam, Mostar.

Pasamos por la puerta del cementerio de Mostar, está situado en el centro de la ciudad. Aquí están enterrados todos los ciudadanos que perdieron su vida durante la guerra.

Cementerio de Mostar.
Tumbas en el cementerio de Mostar.

Pudimos ver muchos edificios con marcas de disparos de la guerra de Bosnia en Mostar (1992-1995). La guerra finalizó en 1995, con la firma de los tratados de Dayton.

Edificio con disparos de la guerra, en Mostar.

La Catedral Franciscana y Monasterio, el templo fue construido en 1866 por ayuda de los otomanos, se vió destruido durante la guerra de 1992, el nuevo edificio quedó terminado en el 2000 sobre los cimientos del antiguo templo. Cuenta con una biblioteca con 50.000 volúmenes antiguos de los mundos occidental y oriental. Tan sólo la contemplamos exteriormente, porque estaba cerrada.

Catedral Franciscana y Monasterio.

Almorzamos en el Restaurante Pozorišna Kafana, como entrante ensalada de vegetales, de plato principal un pincho de pollo con patatas, de postre una porción de tarta casera, de bebida agua mineral sin gas.
La comida la llevamos incluida, aunque fue algo escasa. Sirven comida europea. El teléfono es: +38736551113. Situado en Brkica 2 Mostar.

Ensalada en el Restaurante Pozorišna Kafana, Mostar.
Pinchos de pollo en el Restaurante Pozorišna Kafana, Mostar.

Finalizado el almuerzo, abandonábamos Mostar, para dirigirnos hasta Međugorje, tuvimos un viaje de 27 km, unos 45 minutos.

Međugorje, si lo traducimos literalmente significa “entre las montañas” se encuentra a 200 metros sobre el nivel del mar, es un municipio de Čitluk, en el cantón Herzegovina-Neretva, estando a unos 25 km de distancia de Mostar, pertenece a Bosnia y Herzegovina. Desde 1981 Međugorje ha sido lugar no oficial de peregrinación católica, a causa de la aparición de la Virgen María, en la colina de las Apariciones.

El 24 de junio de 1981 fue cuando se anunció la primera aparición de la Virgen María, a un grupo de varios adolescentes (seis) se volvió a repetir en días siguientes, semanas después de la aparición, varias personas decidieron acompañar a este grupos de adolescentes a la colina donde aparecía, sólo los adolescentes la podían ver e incluso hablaban con ella.
El lugar se convirtió en un punto de visitas por parte de la población, este hecho hizo que las autoridades tuvieran que prohibir la subida a la colina. Pero, la Virgen empezó a aparecer en diferentes lugares. Desde 1981 este pueblo ha sido lugar no oficial de peregrinación católica debido a la aparición de la Virgen María en la colina de las Apariciones. El lugar ha generado un turismo religioso en masa.

Visitamos el Santuario de Međugorje, el primer santuario católico, edificado no sobrevivió a la primera guerra mundial, tuvo que construirse una nueva iglesia entre 1934 y 1969. Quedó consagrada en 1969, tiene dos torres, presentando un aspecto moderno. Es una iglesia católica, se ha convertido en lugar de peregrinación para los católicos. Todos los días se celebran misas en diferentes idiomas ¡Recuerda! para acceder a su interior hay que llevar cubiertos hombros y rodillas. En el año 1987 en las inmediaciones donde está el templo se colocó una estatua de mármol de María Reina de la Paz.

Iglesia de Međugorje.
Interior de la iglesia de Međugorje.
Santuario de Međugorje.
Estatua de María Reina de la Paz, en Međugorje.

Međugorje, en realidad es un pequeño pueblo que no tiene mucho que ver tan sólo el Santuario de Međugorje, estatua de María Reina de la Paz, el Monte Podbrdo, el Krizevac, Estatua del Cristo, Cruz Azul, una gran cantidad de tiendas de recuerdos, bares, cafeterías y restaurantes.

Negocios en Međugorje.
Tiendas de recuerdos en Međugorje.

Tuvimos unos 30 minutos de tiempo libre, decidimos ir a tomar un café con leche, al Hotel Villa Regina, por dos cafés, pagamos un total de 3,60 .
La dirección es Mvd Međugorje.

Cafés con leche en el Hotel Villa Regina, Međugorje.

Continuamos con el viaje, (volvimos a cruzar las frontera, primero la de salida de Bosnia y Herzegovina, donde nuevamente tuvimos que mostrar
el pasaporte, unos metros más adelante estaba el paso fronterizo de Croacia, aquí tardamos más en pasarlo, son más estrictos. Ya podíamos ponerle los datos móviles a los teléfonos) hasta llegar al hotel Sveti Kriz, alojamiento de cuatro estrellas, dispone de wifi y parking gratuito, no admiten mascotas. El check-in a partir de las 14.00 h. el check-out hasta las 12.00 h. Aquí pasamos dos noches.
La dirección Ulica Domovinske Zahvalnosti 1, Arbanija, Trogir.

Habitación del hotel hotel Sveti Kriz, Croacia.

Cenamos en el propio hotel, donde teníamos incluido una cena tipo buffet. Pasamos una agradable velada con los compañeros de empresa. Esto fue todo por ese día, tocaba descansar ¡Buenas noches andorreros!

Cena en el hotel Sveti Kriz.

Información útil:

Los ciudadanos españoles no necesitan visado para estancias de hasta
90 días. El pasaporte tiene que tener una validez mínima de 6 meses y al menos una hoja en blanco.

La embajada de España en Bosnia y Herzegovina, se encuentra en la ciudad de Sarajevo. El teléfono es: +38733584000.
E-mail: [email protected] La dirección es Mehmed Mujezinovic 13 A.

Desde España no hay vuelos directo a Bosnia y Herzegovina, tendrás que hacer escala en Alemania, Estambul, Serbia, etc.

El idioma es el serbo-croata y bosnio, aunque en las zonas más turísticas del país la población habla un inglés básico.

La moneda de Bosnia y Herzegovina, es el marco convertible (KM)
o BAM, 1€= 1,98 KM.

Encontrarás cajeros automáticos por todo el país y casas de cambio. En la ciudad de Mostar y en el pueblo de Međugorje, vimos como muchos establecimientos y atracciones turísticas que aceptan pagos en moneda local, marco convertible (KM), kunas croatas (HRK) y euros (€).

La electricidad es de 220 V, por lo que no se necesita un adaptador.

Su población el 50,11% es musulmana, el 30,78% ortodoxa, católica el 15,43% y el resto 2,73 % es otros.

En el próximo post os hablaremos de nuestro paso por la ciudad SplitCroacia.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué ver en Mostar, Bosnia y Herzegovina.' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.