Qué visitar, ver y hacer en las Seychelles.

Qué visitar, ver y hacer en un viaje a las islas Seychelles. Es un destino ideal para recién casados, son muchos los que vienen a pasar su luna de miel, viaje para románticosvacaciones en pareja, familiasolitarios, personajes famosos que buscan intimidad, etc. ¡Buscas islas exóticas!
¡Bienvenidos al paraíso, las Seychelles!

Las Seychelles, ofrecen disfrutar de unos días de tranquilidad, sol, paradisiacas playas, donde practicar deportes acuáticos como: buceo, submarinismo, windsurf, kayak, surf, esnorkel, vela, etc., realizar caminatas por la jungla, visitar parques marinos, reservas naturales, paseos en catamarán, practicar golf, tenis, etc. Encontrarás desde los hospedajes más baratos y rudimentarios hasta los hoteles de máximo lujo, y glamour, hay, para todos los bolsillos.

Mapa localización Seychelles.

Información Útil:

Los españoles, para entrar en Seychelles, no necesitan visado en estancias inferiores a 30 días, simplemente tener un pasaporte con una validez de 6 meses desde la fecha de entrada, y un billete de retorno. Otras nacionalidades, es aconsejable que visiten la página de asuntos exteriores de su país y la embajada de Seychelles.

Los consulados de la República de Seychelles en España:

Madrid, el horario de atención es de lunes a jueves de 9.00 h. a 16.00 h., los viernes de 9.00 h. a 14.30 h., el teléfono de contacto es: (+34) 91-31-01-907.
E-mail:[email protected] La dirección es Calle Monte Esquinza 30.

Barcelona, hay un consulado general, el horario de atención es de 9.00 h.
a 14.00 h., por la tarde de 16.00 h. a 19.00 h., el teléfono de contacto es:
(+34) 93-49-03-737.
Situado en Calle Sabino Arana 27. E-mail:[email protected]

Valencia, no tiene un horario indicado, para más información llamar al siguiente número teléfono: (+34) 963-333-174. 
Calle Gran Vía Marqués del Turia 82. E-mail:[email protected]

España, cuenta con un consulado en las Seychelles, en la capital, Victoria, en la isla de Mahé. El horario de atención es de lunes a viernes de 8.00 h.
a 16.00 h., los sábados de 8.00 h. a 12.00 h. El teléfono de contacto es: (+248)438-03-00. E-mail: [email protected]
Situado en C/ o Hunt Deltel, Trinity House Victoria.

La moneda oficial es la rupia de Seychelles, hay monedas de 1 y 5 rupias Seychelles; y de 1, 5, 10 y 25 céntimos, los billetes son de 20, 25, 50, 100 y 500 rupias Seychelles. 1 €=15,88 rupias Seychelles.

Moneda rupias de Seychelles.

Los euros y los dólares americanos, suelen ser aceptados. Las tarjetas de crédito en hoteles restaurantes, se admiten sin ningún problema, en algunos locales pueden añadirle un 3% por el coste bancario. Se aconseja llevar algo de dinero en metálico para pequeñas compras.

El aeropuerto Internacional de Seychelles, tiene un cajero automático y casa de cambio, en los embarcaderos de la isla La Digue y Praslin también vimos casas de cambio. La mayoría de los hoteles, cambian dinero o aceptan los pagos en euros o dólares americanos. En el centro de Victoria, (isla Mahé) encontrarás bancos, cajeros automáticos y oficinas de cambio de moneda.

Los restaurantes más lujosos, suelen añadir o indicar que dejes una propina por el servicio prestado del 10 al 15% sobre el valor de la factura.

Las lenguas oficiales son: inglés, francésseselwa (criollo de las Seychelles).

¿Cuáles son las vacunas obligatorias para viajar a Las Seychelles?

No hay ninguna obligatoria, tan sólo la de la Fiebre Amarilla, si se procede de un país o región infectada, o si en los últimos meses se ha visitado una zona afectada (debes llevar en el viaje la cartilla de certificado de vacunación de la fiebre amarilla). Se recomienda tener puestas las vacunas del tétano, hepatitis A y B, sarampión, rubeola, paperas y poliomielitis.
Hay que tener cuidado con los perros, son el principal riesgo de coger la rabia, la cual es transmitida por mordedura de este animal. Para más información aconsejamos que visitas la página web: https://www.mscbs.gob.es/

Hay que llevar un pequeño botiquín con medicamentos básicos: analgésicos, antidiarreicos, antihistamínicos, repelente antimosquitos, calmante para picaduras de mosquito, tiritas, y si se tiene alguna medicación habitual, (no olvides llevarla, puede resultar difícil y cara encontrarla en el viaje), crema solar, etc.

¡No olvides! beber siempre agua mineral embotellada, los alimentos crudos, deben estar bien lavados, evitad el consumo de hielo, e incluso el enjuague bucal, nunca se debe hacer con agua no potable.

Es aconsejable viajar con una póliza de seguro, que de cobertura a los riegos que puedan surgir durante el viaje ¡recuerda! Las Seychelles, no es Europa, los hospitales y las clínicas son más rudimentarias y estando menos preparados. Es mejor acudir a los hospitales y clínicas privadas, aquí los precios son bastante elevados, aunque esperamos, que no tengas que visitarlas.

¿Cuándo es la mejor época para visitar Las Seychelles?

Se pueden visitar durante todo el año, tienen un clima tropical, templado y húmedo, las temperaturas durante todo el año son de 24 a 32ºC.
Las Seychelles, se encuentran fuera del cinturón ciclónico. La estación lluviosa es de octubre abril, siendo los meses de más precipitaciones diciembre y enero. La estación seca, va de mayo hasta finales de septiembre. Los meses más calurosos son abril y mayo.

Como indumentaria se debe llevar, ropa de algodón, traje de baño, calzado cómodo y no resbaladizo para caminar, sandalias, gafas de sol, gorra o sombrero y en los meses de lluvia, se aconseja disponer de un impermeable.

La temporada alta de turismo es de diciembre a enero y de julio a agosto. Los precios de hoteles y vuelos se disparan, en algunas ocasiones resulta difícil encontrar disponibilidad.

La corriente es de 220 V, los enchufes son de tres clavijas cuadradas. Podrás adquirir un adaptador en el aeropuerto y tiendas de recuerdos.

¿Cómo moverte por las Seychelles?

Taxi, ¡Recuerda! estos, no todos tienen taxímetro, los que no disponen, cuentan con una lista de precios y trayectos fijados por el gobierno. Coche de alquiler, ¡No olvides! en Seychelles se conduce por la izquierda, el límite de velocidad en la carretera es de 65 km/h, y en las zonas urbanas es de 40 km/h., las carreteras cuentan con un gran número de curvas,(debido a su geografía) en algunos puntos, los coches no cogen en los dos carriles, teniendo que detenerse el de un carril, para dar paso al otro (puedes imaginar los que siempre se detienen, ¡los extranjeros!).
Hay una central de autobuses, en la Estación Central de Victoria, en la isla Mahé, dispone de 38 líneas que circulan por la isla, línea de autobús, de color azul, (lago SPTC), en las horas puntas pasan cada 20 ó 30 minutos, el resto de horas y los fines de semana cada 1 ó 2 h. ¡Ojo! no permiten la subida de viajeros, y turistas con maletas de ruedas. Los trayectos cuestan unas 5 rupias Seychelles, por persona (0,33€ aprox.) Pagos en efectivo, pagando directamente al conductor. En la isla Praslin, es algo menos extensa, tan sólo cuenta con 3 líneas, estando la estación junto a Jetty
(es donde llegan los catamaranes de Mahé y La Digue). ¡Recuerda! en las paradas debes alzar la mano, para que el conductor se detenga, sino pasará de largo. Muchas veces los horarios no son muy respetados, saliendo antes de la hora indicada, por lo que es aconsejable estar unos 10 minutos antes de la hora de salida. Junto a la ventanilla del autobús hay unos timbres de parada, que tienes que presionar, cuando estes llegando a tu parada. En los autobuses más antiguos no disponen de este sistema, ¡tranquilos! cuentan con una cuerda, de la cual tendrás que tirar para que se pare. El Ferry, sale regularmente desde Mahé, Praslin y La Digue, aunque los precios son desorbitados, si los compras online los puedes obtener más baratos y hasta 2 días antes de la salida, si lo adquieres en el puerto salen más caro y corres el riesgo de que no queden plazas disponibles.
Alquilar una bicicleta para recorrer la isla de Praslin y La Digue.
La línea aérea local es Air Seychelles, esta, ofrece vuelos regulares a Praslin, Bird, Denis, Fregate y Desroches, también ofrece el servicio de algún vuelo charter a otras islas, y por último, lo más caro y rápido es hacer un desplazamiento en helicóptero.

El horario comercial, como norma general los restaurantes y bares, suelen estar abiertos todos los días de 11.00 h. a 14.00 h., algunos incluso hasta las 15.00 h., por la tarde noche abren de 18.00 h. a 21.00 h.
Los bancos de lunes a viernes de 8.30 h. a 14.00 h., los sábados hasta
las 11.00 h. Las tiendas y negocios de lunes a viernes de 8.00 h. a 17.00 h., los sábados hasta las 12.00 h.

Es un país muy seguro, no cuenta con ninguna zona de riego, por lo que puedes moverte con toda libertad.

La cocina criolla, es una combinación francesa, china e hindú, el principal ingrediente es el pescado (mero, atún, pez loro, tiburón,) este lo preparan al vapor, guisado, parrilla, ahumado, servido en una hoja de banano, etc., mariscos, langostas, crustáceos, cangrejos, pulpos y arroz blanco, en carnes pollo y ternera. Frutas tropicales: fruta de la pasión, pomelo, piña, coco, guayaba, banana, mango, papaya, vainilla, canela, nuez moscada, etc.

Un poco de historia…
Primero llegaron a ella los musulmanes comerciantes, utilizaron el lugar como punto de escala en sus viajes. Los primeros europeos que la visitaron, fueron los exploradores portugueses en el año 1505. Aunque el primer desembarco registrado fue en el año 1609, por un barco de la compañía Británica de las Islas Orientales, la ocuparon los piratas y corsarios como base. En 1742, Mahé de Labourdonnais, gobernador de lo que actualmente es Mauricio, mandó investigar las islas. Pasaron 12 años y los franceses reclamaron la propiedad de las mismas, hasta que en el 1756 fue tomada por Francia. A finales del siglo XVIII, y principios del XIX entre 1794 y 1811 el Reino Unido, controlaba las islas hasta que la ocuparon definitivamente después de las guerras Napoleónicas en 1814. En el año 1903 pasó a ser una colonia separada de Mauricio y la independencia la obtuvieron en el año 1976. Las Seychelles, hoy en día su mayor fuente de ingresos es el turismo, seguido de la pesca y la agricultura, cultivando productos como: cacao, coco, café, vainilla y caña de azúcar.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Salimos de casa, con nuestro vehículo poniendo dirección al parking de larga Estancia Terminal 4 de Aena, Madrid. Hicimos unos 566 km, tuvimos un viaje de 5 h. y 40  minutos. Por el estacionamiento del parking, pagamos un total de 40,50 €, por una semana. Estacionamos el vehículo y subimos en un mini bus que pone a disposición el parking a sus clientes para trasladarlos a las terminales del aeropuerto.

Bajamos de él en la puerta de la terminal 4, accedimos, cogimos el ascensor y subimos a la segunda planta, buscamos los mostradores de la compañía aérea Qatar Airways, con la que viajaríamos hasta Seychelles. Desde España, no hay vuelos directos, hay que hacer escala, en Doha con la aerolínea Qatar, Emirates Aerolínea, en Dubai, Ethiopian Airlines, en
Adís Abeba o en alguna ciudad europea, con la compañía Air Seychelles, en Paris, aerolínea Condor Flugdienst, en Frankfurt, Austrian Airlines, en Viena, etc. Nosotros escogimos Qatar, fue con la que mejor precio obtuvimos los pasajes. El billete de avión nos costó ida+vuelta un total de 780 € por persona. Esta compañía aérea permite con billetes económicos, equipaje de mano, una pieza que no supere los 7 kg, un artículo personal (bolso, portátil, paraguas, etc) en bodega una maleta de hasta
30 kg por pasajero. Se han vuelto muy estrictos pesan todo (pieza por pieza) antes de facturarlo. Para más información aquí os dejamos la página web://www.qatarairways.com/es-

Tuvimos que cambiarnos de terminal, cogimos el metro (gratuito) para llegar hasta la terminal 4S (satélite), bajamos de él y nos dirigimos a pasar el control de seguridad donde tuvimos que quitarnos reloj, cinturón, calzado (si son botas o zapatos de tacón), el portátil y tablet colocarlos en una bandeja independiente, líquidos (permiten que sean transportados en una bolsa de plástico transparente, con unas medidas de 20×20 cm, que cuente con un sistema de apertura y cierre, en envases individuales que no superen los 100 ml, un total de hasta 1 litro), medicamentos con receta y nombre del pasajero, y los que viajen con bebes, les permiten llevar leche y zumos para ellos. Luego, llegamos a el control de pasaporte, hoy en día se hace en una máquina, poniendo el pasaporte, tomando una fotografía del rostro del pasajero y colocando el dedo índice de la mano en el escáner. Una vez pasado este control, fuimos a localizar la puerta asignada de embarque, mientras esperábamos al embarque, almorzamos en el Barril Express T4S, donde pedimos para uno, un bocadillo de salmón ahumado, para el otro uno de tortilla de patatas, de bebida una botella de agua mineral sin gas y una coca cola. Pagamos un total de 21,35 €. Es un bar, restaurante donde ofrece comida española, bebidas calientes, refrescos, etc.
Abierto de 8.10 h., a 23.40 h., el horario puede variar en días festivos. Situado en la Terminal 4S, planta 1, en embarque de zona de salidas.

Comenzó el embarque, subimos a la aeronave, el viaje tuvo una duración de 6 h. y 40 minutos. Durante el viaje las azafatas ofrecieron comida y bebidas. Aterrizamos en el aeropuerto Internacional de Doha, aquí teníamos que estar 2 h. y 20 minutos de escala, éramos pasajeros en tránsito. Tuvimos que pasar un nuevo control de seguridad, buscamos la puerta de embarque y esperamos a que llegara la hora para volver a subir de nuevo en un avión de la aerolínea Qatar. Comenzó el embarque y nos sentamos en los asientos que teníamos asignados. Este viaje tuvo una duración de 5 h. y 40 minutos. Las azafatas sirvieron una comida, bebidas y nos dieron el papel de inmigración.

Comida, aerolínea Qatar Airways.

Una vez que cogió pista el avión y aterrizó en el aeropuerto Internacional de Seychelles, bajamos de él y pasamos el control de inmigración que fue bastante rápido, tan sólo hubo que mostrar el pasaporte, entregar el formulario rellenado de inmigración, responder a las preguntas que nos hizo el policía ¿Cuántos días íbamos a pasar en Seychelles y dónde nos íbamos a alojar? Una vez con el sello en el pasaporte, fuimos hasta las cintas de recogida de equipaje.

Ya con las maletas, cogimos un taxi para trasladarnos hasta el hotel, situado en la misma isla de Mahé. Si tu alojamiento no está en la isla de Mahé, se encuentra en otra de las Islas Seychelles, y si no utilizas como medio de transporte un vuelo domestico, o helicóptero, tendrás que coger en el aeropuerto, un autobús de enlace hasta la terminal de Ferry, el trayecto se hace en unos 15 a 25 minutos aproximadamente. Este servicio sólo es prestado para vuelos internacionales y llegando antes de las
14.00 h. El ticket de autobús para los adultos tiene un valor 10 € por persona, los niños pagarán 5 € por cada uno, o utilizando un taxi, el precio será más elevado.

Los taxis no todos tienen taxímetro, los que no, cuentan con una tabla de precios fijos. El desplazamiento nos costó 500 rupias Seychelles
(35 € aprox.), Aceptan pagos en moneda local (rupias Seychelles) euros y dólares americanos. El trayecto lo hicimos en unos 27 minutos, está a una distancia de 16 km.

Bajamos en la puerta del hotel Avani Seychelles Barbarons Resort & Spa, alojamiento de 4 estrellas. Cuenta con dos restaurantes, dos bares, salón, terraza con azotea, una piscina al aire libre, spa, etc. Ofrece a sus clientes de forma gratuita wifi y parking. En la recepción hacen cambio de moneda.
El check-in a partir de las 14.00 h., el check-out hasta las 12.00 h. Como garantía nos pidieron que dejáramos un depósito de 2000 rupias Seychelles (128 € aproximadamente). La estancia de 5 noches+desayuno nos costó un total de 1.019 €. Como eran las 13.00 h., no pudimos hacer el check-in, tuvimos que esperar. Hacía calor y nosotros íbamos vestidos con ropa de invierno, decidimos abrir una maleta para cambiarnos de ropa.

El gerente del hotel, se dirigió hacia nosotros, y nos preguntó; ¿todo bien?, le respondimos que si, es que no tenemos disponible aún la habitación.
En menos de un minuto, ya estaba la recepcionista asignándonos la habitación 149. Fuimos hasta ella, ahora sí, nos cambiamos de ropa tranquilamente, comenzaban para nosotros unas vacaciones de relax.

Habitación hotel Avani Seychelles Barbarons Resort & Spa.

Las Seychelles, es una república independiente, un micro estado. Formado por un conjunto de 115 islas, tan sólo 30 están habitadas. El archipiélago tiene una superficie de 455 km². Situado en el Océano Índico occidental, ofrece playas de arena fina, bordea por palmeras, con aguas de color turquesa, muchas de ellas con sus emblemáticas rocas de grandes dimensiones en sus orillas, teniendo como telón de fondo verdes montañas. Casi el 46% de la superficie del país está protegido, posee siete parques marinos y dos terrestres, además de contar con zonas protegidas por el gobierno del país.

Mahé, es la isla más grande de Las Seychelles, tiene 27 km de largo y
48 km de ancho, en ella se encuentra el único aeropuerto Internacional del país, y también el puerto marítimo, considerado como uno de los más importantes del Océano Índico, en él, hay amarrados desde pequeñas embarcaciones hasta cargueros. En Mahé es donde vive el 90% de la población del archipiélago, estando en ella la capital del país, Victoria, (situada en el noroeste de Mahé), es el motor económico, político y culturas de las Seychelles, es una de las capitales más pequeñas del mundo, además de ser la única ciudad de la isla, ya que el resto de asentamientos son pueblos y aldeas.

A menos de 20 metros del hotel está la playa Barbarons, de arena blanca y fina, tiene una zona donde hay rocas de grandes dimensiones de granito rojo, donde hicimos fotografía, grabaciones y tomamos un baño en las aguas del océano Índico.

Playa Barbarons.
Imagen playa Barbarons.

Para almorzar acudimos al comedor del hotel, donde escogimos buffet, había pescado, algo de carne, pollo en salsa, arroz, verduras, y poca fruta. De bebida pedimos una botella de agua mineral sin gas y un refresco. La comida nos costó un total de 800 rupias Seychelles 
(51,36 € aproximadamente). Creemos que los precios son desorbitados para la calidad y variedad que ofrecen.

Almuerzo, Avani Seychelles Barbarons Resort & Spa.

Terminado el almuerzo, pasamos el resto de la tarde en la piscina del hotel, disfrutado de baños, y rayos de sol.

Piscina, Avani Seychelles Barbarons Resort & Spa.
Hotel Avani Seychelles Barbarons Resort & Spa.

A final de la tarde, volvimos a la habitación para darnos una ducha y arreglarnos para ir a cenar. Escogimos la opción buffet, donde había vegetales, pescado asado, y carne de pollo en diferentes salsas, de postre una gran cantidad de repostería y en fruta tan sólo había piña. De bebida pedimos dos botellas de agua mineral sin gas. Pagamos un total de
1518,06 rupias Seychelles (97,46 € aproximadamente). 

Ensalada, hotel Avani Seychelles Barbarons Resort & Spa.
Cena hotel Avani Seychelles Barbarons Resort & Spa.

Al día siguiente, sonó el despertador, fuimos a desayunar, el desayuno es ofrecido tipo buffet, pedimos tortilla de vegetales, nos servimos pan, queso, tomate, lechuga, piña, plátanos, zumo de naranja y café con leche.

Desayuno, hotel Avani Seychelles Barbarons Resort & Spa.

Para ese día habíamos contratado la excursión Combo Islas-Praslin
& La Digue, con la empresa Mason’s Travel. El servicio nos incluía recogida y traslado al hotel, pasajes en Ferry, almuerzo, visita el Valle de Mai, L’Union Estate y las playas, Anse Source d’ Argent, y Anse Lazio. La actividad nos costó 2925 rupias Seychelles por persona
(184,73 € aprox.) Aquí os dejamos el enlace de Mason’s Travel: www.masonstravel.com 3 Esta empresa cuenta con la oficina central en Victoria, Mahé Island, el teléfono de contacto es: +248-428-88-88, también tiene en las islas, La Digue y Praslin. Para más información aquí os dejamos la página web: También está la empresa local Creole Travel Services, os dejamos la página web: www.creoletravelservices.com

¡Ya sabemos!, que los precios son desorbitados, echamos números para hacerlo por libre y nos salía más caro. Necesitábamos un transporte para llegar al embarcadero, en autobús, es el más económico costando el trayecto unas 10 rupias Seychelles por dos persona (0,64 € aprox.) alquiler de coche, unos 50 € por día, o en taxi, sería ida+vuelta un total de 80 €, los pasajes de Ferry para las dos personas, un total de 312 €, aquí os dejamos la página web: www.seyferry.com/en_GB, la entrada al Vallée de Mai, los tickets para las dos personas, cuestan 44,22 €. En la isla La Digue, podíamos movernos caminando, no había problema, o alquilando dos bicicletas, tienen un coste de 200 rupias (12,61 € aproximadamente) al día, el acceso a L’Union Estate, tiene un valor de 200 rupias Seychelles por dos personas (12,61€ aprox.) pero en Praslin, necesitábamos un transporte para ir del parque a la playa, ya fuera taxi, 50 €, o alquilando un coche,
70 €, haciendo uso del servicio de autobús, por trayecto es 14 rupias Seychelles para dos personas (0,89 € aprox.) es el más económico, aunque no hay mucha combinación, sólo hay 3 línea y pasan cada hora.
El almuerzo un menú económico, para las dos personas, sería unos 22 .

A las 6.20 h., de la mañana, vino un responsable de la empresa Mason’s Travel, para llevarnos al embarcadero de Victoria ¡Recuerda! el embarque del catamarán comienza 30 minutos antes de la salida, y la puerta de embarque cierra 5 minutos antes de la salida. Una vez allí, a las 7.00 h., subimos en el Ferry, catamarán Cat Cocos, para ir desde la isla Mahé hasta La Digue, el recorrido es de 55 km, el trayecto se hace en
1/2 h., estos salen 3 veces al día. El Ferry, tiene dos plantas, una cubierta y otra descubierta, un pequeño bar, y sanitarios. También se puede ir desde Mahé a Praslin, el recorrido se hace en unos 60 minutos y una vez allí, cambiar de Ferry, esta escala es un corto periodo de tiempo, siendo este tramo de Ferry de unos 15 minutos. Otras opciones es ir desde la isla de Mahé a La Digue, en un vuelo doméstico, o en helicóptero.

Catamarán Cat Cocos.

La isla Digue, considerada como la tercera isla más habitada del archipiélago detrás de Mahé y Praslin, tiene una superficie de 10 km², la isla es llamativa por sus playas paradisiacas. El pueblo de Anse La Reunión, tiene una calle principal, donde están los hoteles, hospedajes, bares, restaurantes, tiendas y supermercados. En ella no hay transporte público, siendo el medio más popular la bicicleta. El alquiler cuesta
100 rupias Seychelles, por día (6,31€ aproximadamente) y carros tirados por bueyes cebúes. Hasta hace unos pocos años en está isla estaba prohibido la circulación de coches, actualmente pueden verse algunos vehículos y taxis. En la isla hay varios puntos para hacer submarinismo, también es posible hacer buceo con tubo. Desde esta isla salen excursiones en barco a las islas de Grande Soeur, Cocos, y Félicité.

Bicicletas.

Una vez en el embarcadero de La Digue, en el puerto de La Passe, subimos en una camioneta, con la guía de Mason’s Travel, bajamos en las puertas de L’Union Estate, es donde hay una antigua plantación de vainillacoco, y fábrica de copra (pulpa de coco) molino de aceite de coco manual, que era movido por un buey, en el lugar nos hicieron una pequeña demostración.

Molino de aceite de coco manual.
Cocos.

Al lado se halla un viejo cementerio, donde descansan los restos de los primeros colonos franceses, que visitaron la isla, además de otros cuerpos, y unos metros más adelante se ubica la casa L’Union, catalogada como monumento nacional, vivienda de madera correspondiente a la época colonial, en su interior aún conserva parte de su mobiliario original, no dispone de ningún panel informativo que dé datos, eso sí, a la entrada hay una urna donde se pide dejar una donación para conservar el lugar.

Antiguo cementerio.
Casa L’Union.
Dormitorio, casa L’Union.

Unos pocos metros más adelante se localiza un recinto habitado por tortugas de Aldabra (Aldabrachelys gigantea) estas pertenecen a la familia testudinidae, considerada como una de las más grandes del mundo.
Con un caparazón de 105 cm, el peso superior a los 250 kg. Las hembras, suelen ser algo más pequeñas que los machos. El periodo de reproducción es de febrero a mayo, poniendo una puesta como máximo de 25 huevos, la incubación tiene un periodo de 8 meses, reproduciéndose una a dos veces al año. Son herbívoras, se alimentan
de hierba, tallos, hojas y ocasionalmente de carroña o invertebrados.
El horario de visitas al reciento es de 8.00 h. a 17.30 h. El precio de acceso
es de 115 rupias Seychelles por persona (7,26 € aproximadamente), entrada valida para 1 día. Nosotros, no tuvimos que pagar, lo llevábamos ya incluido en el precio de la actividad.

Tortugas de Aldabra.

Desde allí, sale un sendero que nos condujo hasta la famosa playa Anse Source d’Argent, es la más fotografiada del mundo. Tiene una longitud de 1.100 metros y una anchura de 20 metros. Llamativa por sus formaciones de roca granítica, el color turquesa de sus aguas y por la arena de color blanco que posee. Esta cuenta con un arrecife, localizado a unos 100 metros de la orilla. No es muy ideal para nadar, debido a que no es muy profunda. La playa está situada en el extremo oeste de la isla
La Digue. Aquí tuvimos 1 h., de tiempo libre para darnos un baño y disfrutar para tomar fotografías y grabaciones. En la zona hay un pequeño chiringuito con venta de jugos, refrescos, etc., y a la entrada de la playa hay algunos puestos con venta de recuerdos y el bar, donde ofrecen almuerzos desde las 12.30 h. a las 15.00 h., aceptan pagos con tarjeta de crédito (Visa y MasterCard) y efectivo (rupias Seychelles, dólares americanos y euros). Pasado ese tiempo, deshicimos el camino para llegar de nuevo al embarcadero.

Letrero playa Anse Source d’Argent.
Playa Anse Source d’Argent.
Aguas de la playa Anse Source d’Argent.

Abandonábamos la isla de La Digue, para ir hasta la de Praslin, en el embarcadero subimos en el catamarán Cat Rose, el Ferry. Este trayecto tiene una distancia de 5 km, se hace en unos 15 minutos.

Praslin, tiene 38 km², es la segunda isla más grande y poblada, después de Mahé. Se encuentra a unos 50 km de la isla de Mahé y a unos 5 km de
La Digue. En la isla podrás practicar buceo, submarinismos, esnorkel, bañarte y tomar el sol en sus increíbles playas, visitar la reserva de Vallée de Mai, el parque Nacional Praslin, etc. Cuenta con el aeropuerto de Praslin, donde se realizan vuelos domésticos a la isla de Mahé y a otras islas de las Seychelles. A tu llegada al embarcadero Baie Sainte Anne, verás a personas ofreciendo el alquiler de coche por unos 35 ó 40 € al día.

Desembarcamos en el embarcadero Baie Sainte Anne, en Praslin. Aquí subimos en una furgoneta de Mason’s Travel, para ir hasta el Vallée de Mai, el lugar lo han descrito a menudo como “El Jardín del Eden” Desde el 18 de abril del 1966, está catalogado como reserva natural, como parque Nacional en 1979, e inscrito en área protegida por la Unesco en la lista de los lugares que son patrimonio de la humanidad desde el año 1983. Tiene un bosque natural de palmeras, es donde vimos el coco de Mer
(coco de Mar), actualmente se encuentra en peligro de extinción, esta palmera tiene una altura de hasta unos 30 metros, es una variedad de coco, que sólo hay en la isla de Praslin y Curieuse, es la semilla más grande del mundo, su fruto puede llegar a pesar hasta los 20 Kilos, llamativo por su forma, si lo miramos detenidamente, muestra un parecido a el pelvis y las nalgas femeninas de una mujer. También hay otras plantas endémicas, hay la posibilidad de ver aves endémicas como: carricero de las Seychelles, bulbul de Seychelles, loro negro de las Seychelles, paloma silvestre azul, etc., aunque es cierto que nosotros no vimos ninguno, especies introducidas como: ave mynah, mamífero rata, e insecto, hormiga loca.

Coco de Mar.

Tiene tres rutas principales para realizar, además de contar con otras secundarias, aquí os nombramos las principales; color morado, un recorrido de 1 km, tiempo estimado de 1 h., color verde, la distancia es de 1,7 km, realizando en 2 h., y color naranja, es de 2 km, tiempo estimado
3 h. En el lugar hay un centro de visitantes (el cual estaba cerrado en nuestra visita al lugar) un café bar y una tienda de recuerdos.
Normas del parque: prohibido hacer fotografías con flash, fumar, hablar fuerte, salir de los senderos señalizados, y depositar la basura en las papeleras. Los letreros informativos están escritos en 4 idiomas: inglés, francés, alemán e italiano, (nos pareció muy mal que no estuvieran escritos en español), siendo el segundo idioma más hablado del mundo.
La entrada para mayores de 12 años tiene un coste de 350 rupias Seychelles por persona (22,07 € aprox). Los menores de 12 años tienen el acceso gratuito. Hay visitas guiadas, gratuitas todos los días a las 9.00 h. y 14.00 h. Abierto todos los días de 8.30 h. a 16.30 h. Permanece cerrado el
25 de diciembre y el 1 de enero. Localizado en el centro de la isla de Praslin.

Sendero Vallée de Mai.
Parque Nacional Vallée de Mai.

Terminada la visita en la reserva, subimos a la furgoneta para ir hasta el establecimiento donde nos iban a servir el almuerzo, lo hicieron en el hotel de tres estrellas, Indian Ocean Lodge, fue tipo buffet donde había pescado a la plancha, pollo al curry, arroz blanco, algo de vegetales, diferentes salsas, repostería, y fruta, pero de esta sólo había macedonia.

Almuerzo, Indian Ocean Lodge.

Acabada la comida, volvimos a la furgoneta, para ir a la playa más popular en la isla Praslin, Anse Lazio, está catalogada como una de las mejores playas del país, posee 600 metros de longitud y 25 metros de ancho, tiene grandes rocas de granito, a cada extremo, la arena es de color blanco, rodeada de palmeras y árboles, sus aguas son de color turquesa, y bastante profundas, donde poder practicar esnorkel. A la entrada de ella hay un recinto donde se pueden ver algunas tortugas gigantes, también hay un restaurante. Aquí permanecimos durante 1 h., donde nos dimos un baño en sus aguas y disfrutamos de las imagenes de postal que nos ofrecía la zona. El acceso al lugar es gratuito.
La playa se encuentra en el extremo noroeste de la Isla Praslin.

Anse Lazio.

Era el momento de abandonar la playa, para ir hasta el embarcadero Baie Sainte Anne, donde cogimos el catamarán Cat Cocos, que nos llevaría hasta la isla de Mahé, una vez realizada la travesía, en menos de 1 h., desembarcamos en el embarcadero de Victoria, allí subimos en una furgoneta de la empresa Mason’s Travel, que nos dejó a la puerta de nuestro hotel. Bueno andorreros, esto fue todo por ese día.

A las 8.00 h., de la mañana, sonaba el despertador, miramos a través de la cristalera de la habitación, y vimos que estaba lloviendo, miramos los partes meteorológicos, e indicaban que todo el día sería así. Desayunamos en el comedor del hotel. Para ese día teníamos alquilado un coche de alta gama con conductor, durante todo el día, para recorrer la isla de Mahé. Por este servicio pagamos un total de 3200 rupias Seychelles (202 € aproximadamente).

Desayuno, hotel Avani Seychelles Barbarons Resort & Spa.

Vino a recogernos a las 9.00 h., a la puerta del hotel, subimos en el coche, hicimos la primera parada en Tea Factory, es una antigua fábrica donde elaboraban el te (menta, naranja cintronela, vainilla, etc.) hoy en día es sólo utilizada para el envasamiento del . Esta se encuentra alrededor de una pequeña plantación de , en los días despejados y no lluviosos, desde las instalaciones se pueden sacar unas magníficas fotografías de la isla de Mahé. Para acceder al interior de la fábrica tuvimos que pagar una entrada de 25 rupias Seychelles por persona (1,59 € aproximadamente). La visita fue algo incomoda, sentíamos como la encargada o guía de la fábrica, quería que termináramos pronto con la visita, en su rostro se podía ver que no le agradaban, la gran cantidad de fotografías que tomamos del lugar. Es cierto, que nos podían haber incluido la degustación de una taza de en la visita. Cuenta con una pequeña tienda donde venden artículos relacionados con el , aquí compramos un paquete de té verde de 150 g, pagamos un total de 63 rupias Seychelles (3,98 € aproximadamente).
Ya lo probaríamos en casa. La dirección es Sans Souris Rd, Isla de Mahé.

Instalaciones, Tea Factory.
Trabajadoras en Tea Factory.
Maquinaria en Tea Factory.
Plantación de té.

Una vez en el centro de Victoria, comenzamos a visitarla a pie, al ser pequeño, se aconseja recorrerlo a pie, en unas pocas horas lo habrás visitado al completo.

Calles de Victoria.

Acudimos a el mercado Sir Selwyn Selwyn-Clarke Market, es un mercadillo cubierto de pequeñas dimensiones, repleto de colorido, donde venden pescado, mariscos, frutas, verduras, especies, además de haber algunos puestos con venta de recuerdos. El acceso al interior es gratuito. Abierto de lunes a viernes de 5.30 h. a 17.00 h., los sábados hasta las
12.00 h., siendo este último día en el que mayor concentración de personas hay. La dirección Market St.

Pescados en mercado Sir Selwyn Selwyn-Clarke Market.
Verduras en mercado Sir Selwyn Selwyn-Clarke Market.
Pescado seco, mercado Sir Selwyn Selwyn-Clarke Market.

La torre del reloj, con tan sólo 3 metros de altura, es una replica en miniatura del reloj del puente Vauxhall de Londres (Inglaterra) traido aquí, a la ciudad de Victoria en el año 1903, es cuando las Seychelles, pasaron a ser colonia de La Corona británica. El acceso es gratuito, espacio al aire libre.
Ubicado en el centro de la ciudad, Francis Rachel St esq. Independence Ave.

Torre reloj.

En Seychelles, casi el 90% de la población es católica romana, el resto son pequeños porcentajes destinados a diferentes religiones como: anglicanos, evangelistas, musulmanes e hindús. En la ciudad de Victoria, se pueden ver templos: católicos, anglicanos, mezquitas, y templos hindús.

La catedral de la Inmaculada Concepción, fue edificada en 1874, de estilo colonial francés, tiene un bonito portal y una fachada con columnas.
Es la sede de la diócesis de Puerto Victoria, creada en 1892 por el papa León XIII. De culto católico es el templo religioso más importante de las Seychelles. El acceso al interior es gratuito.
Ubicada en Olivier Marandan St.

catedral de la Inmaculada Concepción.
Interior catedral de la Inmaculada Concepción.

Al lado de ella está el Domus, (casa de los capuchinos) levantada entre 1932 y 1933, es una residencia obispal y es monumento Nacional, inmueble de estilo colonial.

Domus.

La iglesia anglicana, catedral de San Pablo, edificada en 1859, con el paso de los años ha tenido que ser restaurada, hoy en día presenta un buen estado de conservación. El acceso es gratuito. Abierta de 6.00 h. a 18.00 h. Situada en el centro de Victoria, en Albert St.

Iglesia anglicana, catedral de San Pablo.
Interior iglesia anglicana, catedral de San Pablo.

El templo Sri Navasakthi Vinayagar, es un templo hindú, construido en el año 1992, para ser el lugar de peregrinación y reunión de la pequeña comunidad de hindúes que viven en las Seychelles. Permiten el acceso de forma gratuita a los turistas y viajeros, pudiendo tomar fotografías del lugar, pero sin flash. ¡Ojo! debes antes de acceder, descalzarte y quitarte si llevas colocado en la cabeza gorra o sombrero. Abierto de 7.00 h.
a 12.15 h., por la tarde de 17.00 h. a 20.15 h. La dirección Quincy St.

Templo Sri Navasakthi Vinayagar.
Fachada, templo Sri Navasakthi Vinayagar.
Interior, templo Sri Navasakthi Vinayagar.

La mezquita Sheikh Mohammed Bin Khalifa, al lugar cada día van a rezar la pequeña comunidad de musulmanes que hay en la isla. Siendo el viernes el día con más concentración de musulmanes, durante las plegarias de mediodía. Los hombres tienen una zona de rezo apartada de las mujeres. Por lo que hay dos puertas de acceso. El templo cuenta con una zona al aire libre destinada al estacionamiento de coches.
Se encuentra en un callejón sin salida, paralelo a la Rue de la Poudrière.

Mezquita Sheikh Mohammed Bin Khalifa.

Frente a ella, hay colocados un gran número de quioscos con venta de recuerdos. Aquí nosotros compramos un imán para el frigorífico.

Puesto de artesanía.
Artesanía.

El monumento Bicentenario, es una escultura de tres alas, diseñada por Lorenzo Appiani, realizada para la conmemoración del bicentenario de Victoria (1778-1978) representa los origines de las personas de Seychelles, los tres continentes (Europa, África y Asia). El acceso es gratuito, espacio al aire libre. La dirección Diversion Rd.

Monumento Bicentenario.

Cuando nosotros visitamos la zona, había colocado unos metros más alejado del monumento Bicentenarios, unas letras, donde se podía leer “Victoria 240 Years

Letras Victoria.

Pasamos por las puertas de la Casa de la Independencia. Localizada Esquina de la Independencia, Avenue 5 de junio Avenue.

La casa de la independencia.

El monumento a la Libertad, esta escultura quedó inaugurada en el año 2014, en conmemoración de los 38 años de Independencia, fue esculpida en bronce por el artista Tom Bowers. El acceso es gratuito, espacio al aire libre. Situada en 5th June Ave.

Monumento a la libertad.

El museo historia Natural, aquí vimos una colección de geología, flora y fauna que hay en las islas. Como huesos del extinguido cocodrilo de las Seychelles, cangrejos de los cocoteros gigantes, peces disecados, y diferentes animales disecados, restos de barcos naufragados, etc.
La entrada nos costó 15 rupias Seychelles por persona (0,96 € aprox.) los estudiantes mostrando el carnet pagarán 2 rupias Seychelles por cada uno (0,14 € aproximadamente), los niños menores de 12 años y discapacitados tienen el acceso gratuito. Las visitas guiadas tiene un valor de 60 rupias Seychelles por persona (3,79 € aprox.) El horario de visitas los lunes de 9.00 h. a 12.00 h., de martes a sábados de 9.00 h.
a 17.00 h., domingo de 9.00 h. a 14.00 h., permanece cerrado el lunes por la tarde, el domingo y los días festivos. Ubicado Independence Avenue.

Museo historia Natural, fósiles.
Mandíbula de cocodrilo.

El museo historia Nacional, el que hoy podemos ver, quedó inaugurado por el presidente de la República de Seychelles, Danny Faure el 30 de noviembre del 2018. Cuando nosotros lo visitamos aún se podía oler a pintura y barniz. Cuenta con salas que muestran la historia de las Seychelles y sus habitantes, sala de la cultura criolla, donde hay expuestos objetos, instrumentos musicales, trajes típicos, maquetas tradicionales de casas, sala de regalos de otros países a las Seychelles, etc. La entrada nos costó 150 rupias Seychelles por persona
(9,46 € aprox.) Abierto de lunes a sábados, los domingos permanece cerrado. La dirección Independence Ave.

Fachada museo de historia Nacional.
Sala criolla, museo de historia Nacional.
Benjo Banjo, museo de historia Nacional.
Exposición sala museo de historia Nacional.

 Subimos en el coche, para ir a Isla de Eden, es una isla artificial que abrió sus puertas en el 2012, es el único lugar de Seychelles, donde a los extranjeros se les permite poder adquirir terrenos, es una zona de verdadero lujo, hay un hotel, puerto deportivo, centro comercial, bares, restaurantes, etc. Se encuentra a 3,5 km de Victoria, se accede a través de un puente.

Puerto Isla de Eden.
Centro comercial isla de Eden.

El jardín botánico de Seychelles, quedó inaugurado en el año 1901, aquí pudimos ver plantas endémicas, como la famosa palmera de coco de mar, y otras plantas importadas. También hay un jardín chino, otro de orquídeas, un estanque con tortugas gigantes, que son endémicas de estas islas, a las cuales se le puede dar de comer, (idea que no nos parece bien) pagando una tasa de 50 rupias Seychelles por persona (3,16 € aprox.) también aceptan dólares americanos y euros. Tuvimos la oportunidad de ver algún ave volando la zona, el lugar cuenta con cafetería, baños y parking. La entrada nos costó 100 rupias Seychelles por persona (6,31 € aproximadamente), los niños menores de 12 años tienen el acceso gratuito. Abierto de 8.00 h. a 17.00 h. Situado a unos 10 minutos caminando del centro de la ciudad.
La dirección es Mont Fleuri, Mahé.

Jardín botánico.
Orquídea en el jardín botánico.
Recinto de tortugas, en el jardín botánico.

La finca de Domaine Val De Pres, esta se levantó alrededor del año 1870, perteneció a la familia Bailey, se vendió al gobierno en el año 1972. Se quiso recrear un pueblo artesanal en el 1977, pero no fue hasta el 1985 cuando se comienza a edificar, siendo financiada por el gobierno de los Estados Unidos de América. Los trabajos duraron varios años. Se inauguró para el festival de festivales Idish (fiesta Criolla) por James Jimmy, Ministro de Educación y Juventud, el 24 de octubre de 1988. Resulta interesante visitar el lugar y ver la recreación de una aldea criolla tradicional, viendo el interior de la mansión correspondiente a los siglos XVIII y XIX., mostrando el mobiliario de la época. A la entrada hay colocada una urna, por parte de la fundación Seychelles Heritage, donde se pide dejar una donación, para preservar el lugar. En el reciento hay un total de 12 puestos con venta de artesanía, y un restaurante que ofrece comida tradicional. El acceso es gratuito. Abierto de 9.00 h. a 17.00 h.
La dirección es St Roch Av Cap, se encuentra a unos 16 km de Victoria.

Mansión, finca de Domaine Val De Pres
Habitación de la finca de Domaine Val De Pres.
Comedor de la finca de Domaine Val De Pres.
Puestos de artesanía.

Nos detuvimos en la carretera, donde hay un mirador, el de Misere, desde el cual pudimos obtener unas increíbles vistas panorámicas de la Isla de Eden y de la costa de Mahé.

Mirador  Misere.
Vistas isla de Eden.

Para almorzar, acudimos hasta el restaurante La Plage, donde pedimos como entrante una ensalada de ahumados, de plato principal para uno fue parrillada de pescado y marisco, para el otro un filete de pescado, de bebida un refresco y una botella de agua mineral sin gas. Aceptan pagos con tarjeta de crédito, moneda local (rupias Seychelles) euros y dólares americanos. Al precio de la cuenta hay que añadirle el 15% de tasa del servicio. Sirven pescado, marisco, hamburguesas, pasta, etc., y opciones vegetarianas, veganas y sin gluten. Pagamos un total de 1880,25 rupias Seychelles (118,49 € aproximadamente). La comida estaba muy buena y con buena presentación, el servicio de cocina es algo lento, es cierto que los precios lo vemos algo desorbitados. Abierto todos los días de 11.30 h.
a 22.00 h. Situado en Beau Vallon Beach, Mahé.

Ensalada de ahumados, restaurante La Plage.
Parrillada de pescado y marisco, restaurante La Plage.
Pescado a la plancha, restaurante La Plage.

En la isla de Mahé, hay más de 100 km de costa, donde podrás disfrutar de unas increíbles playas de arena fina y blanca, aguas turquesas, y palmeras. Las playas de la zona noroeste, están más equipadas, siendo también las más turísticas, al noroeste están las preferidas de los surfistas, tienen más oleaje, las del sur y este son vírgenes, son menos visitadas.
Aquí os citamos algunas de las que nosotros visitamos.

La playa más famosa es Beau Vallon, cuenta con 1.750 metros de largo y un ancho de 30 metros, no tiene prácticamente rocas, es de arena fina y blanca, agua turquesa, poco profundas, rodeada de palmeras árboles. En ella se puede nadar, practicar deportes acuáticos como: buceo, esnorkel, kayak, windsurf, etc. El día que nosotros la visitamos, no lucía con esplendor, debido a la lluvia, prácticamente no había casi nadie.
El acceso es fácil y gratuito, junto a ella hay aparcamiento público, restaurantes, bares, hoteles, etc. Puedes llegar en autobús, coche de alquiler, caminando o contratando una excursión. La playa se encuentra en la costa noroeste de Mahé, a unos 3 km de Victoria.

Playa Beau Vallon.

La playa Fairyland, posee 50 metros de longitud y una anchura de
15 metros, arena fina, de aguas tranquilas y poco profundas, donde poder bucear y nadar, esta, puede desaparecer con la marea. Frente a ella hay un islote, al cual se puede llegar nadando unos metros. El acceso es gratuito. Se localiza en el extremo de la bahía más grande de Anse Royale.

Playa Fairyland.

La playa Anse Bougainville, es una playa tranquila de 800 metros de longitud y con una anchura de 15 metros, de arena blanca y aguas cristalinas y poco profundas. Adecuada para nadar y bucear.
El acceso es gratuito.

Playa Anse Bougainville.

La playa Anse Intendance, cuenta con 1.000 metros de largo y un ancho de 25 metros, playa salvaje, de arena blanca. Se puede nadar y bucear en ella. El acceso es gratuito.

Playa Anse Intendance.

La playa Anse Takamaka, es una pequeña bahía, de 500 metros de largo y un ancho de 20 metros, aguas turquesas, poco profundas, arena fina, donde hay árboles Takamaka, un pequeño recinto con tortugas gigantes, y un bar restaurante. El acceso es gratuito.
Localizada en el suroeste de Mahé.

Playa Anse Takamaka.

Playa Baie Lazare, posee 1.000 metros de largo y una anchura de
20 metros, aguas poco profundas, olas pequeñas, podrás practicar windsurf. El acceso es gratuito.

Playa Baie Lazare.

La playa Anse La Mouche, es una bahía abierta que tiene 1.450 metros de longitud y una anchura de 12 metros, de aguas poco profundas y tranquilas, donde bucear, nadar, y esnorkel. El acceso es gratuito.

Playa Anse La Mouche.

La playa Anse Louis, es una bahía protegida de 500 metros de largo y con una anchura de 20 metros, es ideal para los surfistas, cuando hay marea alta, sus aguas se convierte en profundas. El acceso es gratuito. En ella se encuentra un resort de lujo. Localizada al oeste de Mahé.

Playa Anse Louis.

Volvimos hasta el hotel, nos dimos un ducha y para cenar acudimos al bar del resort, donde pedimos dos pizzas de vegetales y una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 438,02 rupias Seychelles
(28,21 € aproximadamente).

Al día siguiente, nos levantamos fuimos a desayunar al comedor, donde pedimos una tortilla de vegetales, pan tostado, piña, plátanos, café con leche y zumo de naranja.

A las 8.40 h., de la mañana, vino a recogernos un guía de la empresa Mason’s Travel, para realizar la actividad “Safari en el arrecife” el tour, nos costó un total de 3400 rupias Seychelles por persona
(107,64 € aproximadamente) incluía recogida y traslado a el hotel, catamarán, almuerzo, equipo de esnorkel (tubo usado, aconsejamos que traigas uno propio, si eres escrupuloso) y entrada a la isla Moyenne. Subimos en la furgoneta de la empresa para ir hasta el embarcadero, donde zarpamos abordo del catamarán Anahita, comenzando un viaje, para explorar las islas interiores de Mahé. Después en medio del Océano Índico, cambiamos de barco, subiendo a bordo de un navío semi sumergible, donde pudimos ver las profundidades del Parque Marino, tuvimos tiempo libre para practicar esnorkel, teniendo la oportunidad de ver en sus aguas cristalinas, una gran cantidad de peces tropicales de pequeñas dimensiones.

Catamarán.
Navío semi sumergible.
Esnorkel, en el Parque Marino.
Esnorkel.

A las 13.00 h., todos abordo en el catamarán Anahita, fue la hora en la que sirvieron el almuerzo tipo barbacoa, había: pescado, arroz blanco, pollo con curry, de postre pastel de plátano. Esto acompañado de un espectáculo de música criolla.

Almuerzo, catamarán Anahita.

Navegamos hasta llegar a las proximidades de la isla Moyenne, el desembarco lo tuvimos que hacer en una lancha motora, siendo el último tramo, a pie, (desembarque mojado) motivado, porque la marea había bajado mucho.

Lancha motora.

La isla Moyenne, es una pequeña isla, situada en el Parque Nacional Marino Ste Anne, es una reserva de flora y fauna desde el año 1970.
Desde 1915 hasta el 1960 la isla estuvo abandonada, hasta que fue comprada por Brendon Grimshaw, convirtiéndose en el único habitante de ella hasta julio del 2012, fecha en la que fallece Brendon. Hoy en día la isla es un parque nacional pudiendo visitarse, para ello hay que adquirir una entrada, que tiene un coste de 10 € ó 12 dólares americanos por persona. Adquiriéndose en el bar que hay a la entrada de la isla. Nosotros la teníamos incluida en el precio. Abierto de 10.00 h. a 16.00 h.

isla Moyenne.

Comenzamos un recorrido a pie por la isla, donde nos encontramos en total libertad tortugas gigantes que vagaban por la isla, tumbas de piratas, ruinas antiguas, pequeña capilla dedicada a San George, y acabamos la visita dándonos un baño en la playa privada de la isla. Era el momento de regresar a Mahé, para ello había que volver a subir en una lancha motora que nos acercó hasta donde estaba el catamarán Anahita, comenzando un viaje de regreso al embarcadero. Una vez llegados al embarcadero, fuimos trasladados hasta nuestro hotel en una furgoneta de Mason’s Travel. Eso fue todo por ese día andorreros, estábamos agotados, una ducha y a la cama.

Tortuga gigante en isla Moyenne.
Tortutga gigante.
Capilla San George.
Tumbas.
Vistas panorámicas desde la isla Moyenne.
Ruinas antiguas.
Playa privada de la isla.
Lengua de arena.

A la mañana siguiente el despertador no sonó, nos levantamos sobre a las 8.30 h., desayunamos, pasamos todo el día en la playa del hotel y en la piscina, disfrutando de baños, rayos de sol, fue una jornada de total relax, es cierto que hacía mucho tiempo que no pasábamos un día de estos, ¡ya sabéis, que somos muy inquietos!

Desayuno.
Piscina.

Por la tarde visitamos los manglares costeros Barbaron, que están justo al lado del hotel, es un pequeño sendero, que cuenta con una plataforma de madera, para que puedan caminar los visitantes, en la zona se dice que se pueden ver aves endémicas de Seychelles, nosotros verdaderamente no vimos nada, sólo manglar, y algo de plástico tirado en el suelo, por parte de los visitantes. El acceso es gratuito, espacio al aire libre.

Manglares costeros Barbaron.
Sendero, manglares costeros Barbaron.

Terminamos el día cenando en el bar del restaurante, donde pedimos una pizza de vegetales y un plato de espaguetis fruto de mar y dos botellas de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 680,01 rupias Seychelles
(43,80 € aproximadamente).

Plato espagueti fruto de mar.
Pizza vegetal, hotel Avani Seychelles Barbarons Resort & Spa.

Esta era nuestra última mañana en la Seychelles, desayunamos e hicimos el check-out, dejamos las maletas en conserjería y decidimos ir caminando hasta la ciudad de Victoria. Cuando la visitamos estaba el día gris y llovía mucho, volvimos para obtener unas fotografías con luz. Estuvimos tomando fotografías y grabaciones, almorzamos en el restaurante Coco Blue, donde pedimos el plato especialidad de la casa, calamar a la plancha acompañado de salsa, para el otro una parrillada de pescado y marisco, de bebida un refresco y una botella de agua mineral sin gas. Al precio de la cuenta hay que añadir una tasa del 15% de propinas. Pagamos un total de 1105,82 rupias Seychelles (70 € aprox.) Aquí hay que decir que debes pagar el dinero justo con la propina incluida, porque se hacen los tontos para no devolverte la vuelta, tienes que llamarle la atención, creemos que son un poco caraduras, el precio es elevado. Aceptan pagos con tarjeta de crédito, moneda local (rupias Seychelles) euros dólares americanos. Ofrece comida criolla, mariscos, pescados, hamburguesa, pasta y pizzas. La dirección es Francis Rachel St, Victoria.

Parrillada de pescado y marisco, restaurante Coco Blue.
Calamar a la plancha, restaurante Coco Blue.

Acabada la comida, volvimos al hotel, recogimos el equipaje y cogimos un taxi para ir hasta el aeropuerto internacional Seychelles, por el trayecto pagamos un total de 800 rupias Seychelles (50 € aprox.) Accedimos a él, buscamos los mostradores de la compañía aérea Qatar Airways, donde facturamos el equipaje con destino final a Madrid. Esperamos a que comenzara el embarque, el avión salió 20 minutos antes de la hora estimada, ¡esto pasa en Seychelles! la ocupación de la aeronave, no era ni del 10%. El viaje fue de 5 h. y 35 minutos. Durante el trayecto las azafatas sirvieron una comida y bebidas.

Aterrizamos en el aeropuerto Internacional de Doha, aunque éramos pasajeros en transito, tuvimos que pasar un control de seguridad, tuvimos una escala de 1 h. y 55 minutos, pasado este tiempo volvimos a subir en un avión de la misma aerolínea con destino Madrid. El viaje tuvo una duración de 7 h. y 40 minutos. ¡Al fin aterrizamos en el aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid Barajas! pasamos el control de pasaporte, que fue rápido, cogimos el metro (gratuito) para llegar hasta la terminal 4, buscamos la cinta de recogida de equipaje de nuestro vuelo, una vez con la maletas, salimos del aeropuerto, esperamos unos minutos a que llegara el autobús que hay al servicio de los clientes del parking de larga estancia de la Terminal 4. Pagamos la estancia y subimos en nuestro vehículo poniendo dirección a casa, tuvimos un viaje de 5 h. y 40  minutos, hicimos unos 566 km.

Este fue nuestro paso por las Seychelles, un destino muy paradisiaco donde disfrutamos de unos días de sol, playas paradisiacas, relax, etc. Hay que decir que lo que no nos gusto del destino, fueron los precios que son muy elevados.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué visitar, ver y hacer en las Seychelles.' tiene 4 comentarios

  1. enero 9, 2019 @ 12:11 am Marta Pinhao

    👏👏👏 ¡bellísimo! 🤗😘

    Responder

  2. enero 17, 2019 @ 11:23 am maria clara romero

    Vi un documental hace no mucho que hablaba sobre los barcos “piratas” que detienen en el mar cercano a las islas a los cruceros y otro tipo de barcos comerciales, para robarlos . Decia que era riesgoso acercarse por mar y por eso estas islas tan soñadas , no eran tan visitadas.

    Responder

    • enero 17, 2019 @ 11:31 am andorreandoporelmundo

      Nosotros llegamos hasta las islas Seychelles, en avión,luego hicimos trayectos en ferry para visitar algunas de sus pequeñas islas, no tuvimos ninguna problema. En el puerto de la capital, estaban atracados dos cruceros de la compañía costa. Lo que hemos notado es que se está poniendo últimamente de moda como destino vacacional. A nosotros nos pareció un destino muy seguro.
      Un saludo María Clara Romero.

      Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.