Teatro Romano Mérida

Qué ver, hacer y donde comer en Mérida, Extremadura.

Qué visitar, verhacer y donde comer en Mérida, Extremadura.

Visitas que no pueden faltar en un viaje a la ciudad de Mérida como: el teatro romano, el anfiteatro romano, el circo, la alcazaba árabe de Mérida, la casa del Mitreo, el área funeraria de los Columbarios, la cripta Santa Eulalia, la zona arqueológica de la Morerías, la catedral de Santa María la Mayor, la Plaza de España, la escultura de la loba Capitolina, el puente romano de Mérida, el parque de la Isla, el museo costurero, el Dolmen de Lácara, etc.

Mérida es una ciudad de la provincia de Badajoz, perteneciente a la Comunidad Autónoma de Extremadura, y la capital de dicha Comunidad. Tiene una superficie de 865,6 km². El conjunto arqueológico de Mérida fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1993, siendo uno de los más importantes y extensos de España.

Para llegar a Mérida se puede ir en tú propio vehículo a través de las diferentes carreteras o la autovías que unen la ciudad, en avión siendo el aeropuerto de Talavera la Real (Badajoz) situado a 40 km, también está el aeropuerto de San Pablo, en Sevilla que se encuentra a 200 km de Mérida. En ferrocarril hay líneas desde Madrid, Sevilla, Badajoz, Cáceres, Ciudad Real o Lisboa.

Nuestro Cuaderno de Bitácoras:

Era viernes, salimos de trabajar a las 16.00 h., regresamos a casa, cogimos la maleta pequeña, subimos en nuestro vehículo y pusimos dirección a Mérida, ¡nos íbamos a pasar el fin de semana a Extremadura!
El viaje tuvo una duración de 6 h. y 40 minutos, hicimos unos 570 km. Tuvimos atascó en el tramo de autovía que cruza Sevilla, también tuvimos retenciones en la A-66, debido a un accidente que hubo, un camión que transportaba paja se incendió y tuvimos que tomar la carretera nacional. ¡En fin!, al fin nos daba la bienvenida la ciudad de Mérida, llegamos al hotel Ilumino Mérida Palace, alojamiento de cinco estrellas, habitaciones muy amplias y bien equipadas, aunque nuestra habitación daba a la plaza de España y se escuchaba todo, el wifi es gratuito en todas sus instalaciones.
Pasamos dos noches, pagamos por el alojamiento un total de 157,25 €. Situado en la Plaza de España 9.

Contratamos el servicio de parking, debido a que el estacionamiento que hay alrededor del hotel es línea azul y hay que pagar. El hotel ofrece a sus clientes el servicio de parking, se encarga de llevarte y traerte el vehículo a un parking con los que ellos tienen un convenio. El parking nos costó un total de 39 , es cierto que el servicio es bastante caro.

Este hotel se encuentra en el inmueble del antiguo palacio de los Mendoza y en la casa de los Pachecos. El palacio de los Mendoza también fue llamado palacio de los Vera-Mendoza, mandado construir por D. Luis de Mendoza en el siglo XV, su fachada tiene dos estilos bien diferenciados gótico final y renacentista. Posee un patio porticado que está decorado con azulejos de Talavera, durante un tiempo fue el hotel Emperatriz, pero cerró sus puertas, hoy en día está unido a la casa de los Pachecos, este inmueble fue la antigua audienciasede del Consejo y la cárcel. Casa de estilo clásico de tres alturas, en su interior tiene un patio neomudéjar correspondiente a principios del siglo XX. Estos dos edificios se convirtieron en hotel, abriendo sus puertas al público en octubre del 2002 llamándose Meliá Mérida Boutique Hotel y desde el 2008 pasó a pertenecer al grupo MCA Hoteles, llamándose hotel Ilumino Mérida Palace.

Hicimos el check in, nos dieron la tarjeta de la habitación 112, subimos en el ascensor, para irnos hasta la habitación, ¡estábamos agotados del viaje!, había que descansar, que al día siguiente nos esperaba un día lleno de visitas.

El despertador sonó a las 7.30 h., de la mañana, nos dimos una ducha, una vez listos, salimos del hotel a las 8.00 h., de la mañana. Mérida es una ciudad no muy grande, se puede visitar a pie, o si lo prefieres puedes utilizar las líneas de autobuses urbanos, taxis, en tren turístico, etc. Nosotros la visitamos a pie.

Salimos del hotel, justo enfrente está la Plaza de España, tiene origen medieval, sus dos funciones principales han sido mercantil y centro de festividades, a lo largo de los siglos. Hoy en día sigue siendo un lugar muy concurrido tanto por residentes como turistas y viajeros. Presidida por una fuente neobarroca de mármol que data de finales del siglo XIX, la plaza está rodeada de importantes edificios como: el ayuntamiento, la catedral de Santa María la Mayor, el circulo Emeritense, la casa de los Pachecos y los palacios de los Mendoza y el de la China, además de haber baresrestaurantes, cafeterías.

El ayuntamiento de Mérida, edificio que fue inaugurado en 1865, siendo acabado en 1883, edificado en dos plantas. La planta baja acogió a la vivienda del portero, salón de sesiones ordinarias, jardín, etc. En la primera planta estaba el salón de sesiones públicas, sala de juicios, archivo y secretaria. Hoy en día sigue acogiendo a las dependencias municipales de Mérida.

La catedral de Santa María la Mayor, edificada a finales del siglo XIII sobre las ruinas de la catedral romana visigoda de Santa Jerusalén, es un templo de planta rectangular que consta de tres naves, cuenta con una variedad de estilos. Ha ido sufriendo a lo largo de los siglos diferentes reconstrucciones y reformas. El acceso al interior es gratuito. Abierta en horario de culto. Situada en al Plaza de España.

El círculo Emeritense, edificio levantado en 1867 para albergar a la Sociedad Círculo Emeritense. Está sociedad fue fundada a la construcción del ferrocarril, por la nueva sociedad burguesa local y por familias de terratenientes.

El palacio de la China, inmueble construido en 1928 por Bartolomé Gil, para acoger a unos grandes almacenes, es una construcción ecléctica con toque andaluz, elementos neorrenacentista y neoárabe. Hoy en día se encuentra abandonado, sólo una parte de su bajo es utilizado por negocios. En su fachada tiene colocado un cartel donde se puede leer se vende o alquila.

¡No había nadie en las calles!, bueno, nosotros y algún que otro barrendero nos encontramos por el camino, pasamos por varias cafeterías y estaban cerradas, ¡al fin nos encontramos un local abierto! el restaurante Casa Benito, es una taberna taurina que ofrece comida española. Nos pedimos dos cafés con leche, una tostada catalana (tomate, jamón serrano) y para el otro una vegetal. Pagamos un total de 4,60 €. Situado en la Calle San Francisco 3.

Una vez con las energías repuestas, nos fuimos hasta el teatro romano. Entramos en la zona de taquillas donde adquirimos el ticket de entrada al circuito completo, que nos incluía visita a los siguientes monumentos: teatro y anfiteatro, circo, alcazaba, casa del Mitreo y área funeraria de los Columbarios, cripta Santa Eulalia y Morerías. El ticket nos costó  un total de 15 € por persona. La entrada reducida para ciudadanos de la UE., deben llevar un documento que lo acredite, pudiendo beneficiarse los siguientes grupos: jóvenes de 12 a 17 años, titulares de carnet joven, carnet de estudiante hasta 25 años, discapacitados, familias numerosas, pensionistas y mayores de 65 años, cuesta un total de 7,50 € por persona. Los niños hasta los 11 años, tienen la entrada gratuita.
¡Recuerda! si tienes pensado visitar estos monumentos, te sale más económico comprar el ticket combinado, que adquiriendo la entrada individual de cada recinto. El combinado de está entrada se puede adquirir en cualquier taquilla del Conjunto Monumental, y no tiene caducidad. ¡Ojo! la venta de entrada finaliza 30 minutos antes del cierre del monumento, el desalojo de cada recinto comienza 15 minutos antes del cierre.
Justo enfrente de la taquilla hay un punto de información turística, donde podrás obtener un mapa de la ciudad y horarios de los monumentos, etc.

La entrada al teatro y anfiteatro individual cuesta 12 € por persona. El acceso a cada recinto vale 6 € por persona.
El museo Nacional de Arte Romano la entrada de cada uno cuesta 3 € por persona.
¡Pero tranquilos! os daremos trucos para visitar este museo gratis y ahorrarás 3 € por persona.

Una vez con la entrada, accedimos al recinto, fuimos los primeros en ese día. Lo primero que pudieron ver nuestros ojos fue el anfiteatro de Méridaedificado unos años después del teatro romano, en el siglo VIII a.C. Era el lugar donde se realizaban las luchas de gladiadores, de fieras contra hombres, espectáculos representativos de batallas, etc. Con forma de planta elíptica, con un radio de más de 126 metros de longitud, de los que 64 metros correspondían a la arena. Tenía un aforo para 14.000 espectadores, dividido en tres sectores, el inferior destinado a la nobleza romana, hoy en día los dos niveles inferiores se conservan bastante bien y siendo el tercer casi inexistente.

A unos pocos metros de él está el teatro Romano de Mérida, fue levantado por la antigua Roma, en lo que fue Augusta Ermita, hoy en día Mérida, entre los años 15 a.C., y 16 a.C., por el cónsul Marco Vipsanio Agripa, yerno del emperador Octavio Augusto, sobre el cerro de San Albín. Teatro de planta latina, el graderío de tres alturas, teniendo una capacidad para unas 6.000 personas. Distribuido según rango social, en tres sectores de gradas, la inferior dedicada a los nobles de la sociedad romana, y los superiores a los esclavos, estando separados por pasillos y pequeños muros. La orchestra, semicircular de 30 metros de diámetro y rodeada por tres gradas, zona destinada al coro semicircular localizado delante de la escena. La escena con 63 metros de altura con dos cuerpos de columnas corintias entre las columnas se pueden ver una réplica de esculturas de dioses, estando las originales en el museo de Arte Romano de Mérida. Experimentó alguna que otra reforma o remodelación en el siglo I y II d.C. El teatro se vió abandonado con la llegada del cristianismo en el siglo IV a.C., se cubrió de tierra durante siglos, quedando sólo visible las partes más altas del graderío. Las excavaciones en él comenzaron en 1910 por el arqueólogo José Ramón Mélida, no fue hasta la década de los 60, cuando se vió reconstruido el frente de escena bajo el mandato de José Menéndez Pidal y Álvarez. Cuando nosotros lo visitamos estaban una parte de él escena cubierto de andamiosHoy en día es el mejor conservado de Europa y se sigue usando, siendo utilizado para acontecimientos culturales y en los meses de verano en él se festeja el festival de Teatro Clásico de Mérida. Teniendo lugar la primera actuación en época moderna en el año 1933. Se ha convertido en el más antiguo festival de teatro que se celebra en España. ¡Recuerda! para asistir a alguna actuación del festival, debes llevar un cojín, el asiento es incomodo, si eres algo friolero, no olvides llevar una chaqueta, la temperatura es mucho más fresca por la noche que por el día. ¡Recuerda! no debes de dejarlo de visitar, es el monumento más emblemático de la ciudad de Mérida.

En este recinto también pudimos caminar por su jardín, vimos restos de termas, mosaicos, etc. ¡Perdimos la noción del tiempo!, el lugar se estaba llenado de demasiada gente, grupos, visitas guiadas, incluso llegó una pareja de novios, era el momento de abandonar el lugar.

El recinto abre en horario de invierno desde el 2 de octubre al 31 de marzo de lunes a domingos de 9.00 h. a 18.30 h. El horario de verano es del 1 de junio al 30 de septiembre de lunes a domingos de 9.00 h. a 21.00 h., para más información puedes acceder a la página web:wwwturismodemerida.org. Permanece cerrado el 1 de enero, 24, 25 y 31 de diciembre.
También hay visitas guiadas diurnas, con una duración de 1 h., aproximadamente de lunes a sábados a las 11.00 h., 12.30 h., y 16.30 h., los domingos de 11.00 h., y 12.30 h. Tiene que haber un grupo formado de al menos 13 personas y como máximo de 45 personas. Al precio de entrada hay que añadirle una tasa de 5 € por persona. La visitas nocturnas acompañados de un guía, tiene una duración de 1 h., aproximadamente, el ticket cuesta 12 € por persona.
Es gratuita para menores de 12 años. La dirección es Calle José Ramón Mélida s.n.

Al lado está la casa del Anfiteatro, se encuentra separada del teatro y anfiteatro, teniendo una puerta de acceso y taquilla de control. La casa del anfiteatro, es una vivienda romana del siglo II a.C., donde se pueden ver restos de magníficos mosaicos, murales, habitaciones, patios, la casa de la Torre del agua, un tramo del acueducto San Lázaro y una torre de decantación. Cuando nosotros visitamos Mérida, este lugar estaba cerrado temporalmente a las visitas, porque estaban colocando una cubierta sobre el recinto, para así proteger el lugar, evitando su deterioro, además de colocar unas pasarelas para su visita. Esperamos que próximamente abra de nuevo a las visitas.

Fuimos caminando hasta nuestra siguiente visita la casa de Mitreo, es un inmueble romano de finales del siglo I d.C., y comienzos del siglo II d.C., localizado fuera de las murallas de Mérida. En él pudimos ver decoraciones a base de pinturas y mosaicos, siendo el mosaico más importante el llamado “Cósmico” que representa el cielo, la tierra y el mar.
Edificado entorno a tres patios, cuenta con habitaciones subterráneas, termas y una cisterna. Está vivienda fue descubierta a comienzos de 1960, el edificio tiene colocado un techo para protegerlo del sol, viento, lluvia y dispone de unas pasarelas elevadas que permiten al visitante verla desde arriba sin tener que pisar la vivienda. ¡Recuerda! con el ticket de entrada al circuito completo, incluye está visita. El ticket individual por adulto cuesta 6 € por persona. El ticket reducido 3 por cada uno, para ciudadanos de la UE., deben llevar un documento que lo acredite, pudiendo beneficiarse los siguientes grupos: jóvenes de 12 a 17 años, titulares de carnet joven, carnet de estudiante hasta 25 años, discapacitados, familias numerosas, pensionistas y mayores de 65 años. Los niños hasta los 11 años, tienen la entrada gratuita. El horario de visitas en invierno desde el 2 de octubre al 31 de marzo es de lunes a domingos de 9.00 h. a 18.30 h. En verano del 1 de abril hasta el 30 de septiembre de lunes a domingos de 9.00 h. a 21.00 h. ¡Ojo! la taquilla y el acceso se cierra a las 18.00 h. Permanece cerrado el 1 de enero, 24, 25 y 31 de diciembre. Se encuentra en la Calle Oviedo s.n.

Desde la casa de Mitreo, través de un corredor a ambos lados flanqueado por cipreses entramos en los Columbarios, es una área funeraria de dos tumbas de incineración a cielo abierto de dos familias romanas: los Voconios y los Julios, edificada en el siglo I d.C., pudimos ver otros edificios funerarios del siglo IV, llamados “Bodegones
o “Cueva de Lateros”, sarcófagos, urnas, estelas funerarias. También cuenta con un centro de interpretación al aire libre que muestra los ritos funerarios de la época romana, etc. Nosotros no tuvimos que pagar entrada, al llevar el ticket al circuito completo. El ticket individual por adulto cuesta 6 € por persona. El ticket reducido 3 . ¡Recuerda! la taquilla y el acceso se cierra a las 18.00 h. Permanece cerrado el 1 de enero, 24, 25 y 31 de diciembre.
La dirección es Vía Ensanche s.n. ¡Ojo! para acceder a él, actualmente hay que entrar por la casa de Mitreo y salir por ella.

A unos pocos metros del lugar se encuentra la Plaza de toros de Mérida, fue levantada en el siglo XX, siendo inaugurada el 5 de julio de 1914. Tiene tres pisos donde están los tendidos, las gradas y las andanadas, también cuenta con corrales, chiqueros, patio de caballos y de cuadrillas, enfermería, capilla y taquilla. Dispone de una capacidad para
8.700 espectadores, de 2ª categoría. Nos sorprendió el sábado por la mañana verla alrededor y en su interior colocado un mercadillo de fruta, verduras, ropas, etc. Nunca antes habíamos visto algo semejante.
Situada en el cerro de Albín, se encuentra en la Calle de Vía Ensanche s.n.

Con mapa en mano, nos fuimos hasta la alcazaba árabe, justo antes de entrar a la alcazaba se encuentra una rotonda que está presidida por la réplica de una escultura de la loba Capitolina, fue un regalo de la cuidad de Roma a Mérida.

La alcazaba árabe, su construcción data del siglo IX, siendo levantada en 828 por Abderramán II, trazada por el arquitecto Abd Allah, inspirándose en modelos bizantinos, con un perímetro de 500 m², con muros de 10 metros de altura con 2,70 metros de grosor. Fue la sede de las dependencias administrativas de omeyas, residencia del gobernador local, tuvo función de puerta de entrada a la ciudad desde el puente romano, fortificación defensiva, etc. Es considerada como una de las más antiguas fortificaciones musulmanas de la península ibérica. Está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, formando parte del conjunto arqueológico de Mérida. En su interior se pueden ver restos de diferentes épocas: romana, visigoda y árabe, como la calzada principal de la ciudad, la planta de una antigua mezquita, una aljibe subterránea, etc. Mérida fue dada después de la conquista cristiana a la Orden de Santiago, edificando en uno de sus extremos un convento y residencia para la Orden de Santiago, siendo hoy la sede de la presidencia de la Junta de Extremadura. Desde la alcazaba pudimos obtener unas magníficas vistas panorámicas del puente romano y el río Guadiana. Para acceder al recinto sólo tuvimos que mostrar nuestro bono, donde nos lo escanearon. El ticket individual por adulto cuesta 6 € por persona. La entrada reducida es de 3 por cada uno. Los niños hasta los 11 años, tienen la entrada gratuita. El horario de visitas en invierno desde el 2 de octubre al 31 de marzo es de lunes a domingos de 9.00 h. a 18.30 h. En verano del 1 de abril hasta el 30 de septiembre de lunes a domingos de 9.00 h. a
21.00 h. ¡No olvides! la taquilla y el acceso se cierra a las 18.00 h. Permanece cerrado el 1 de enero, 24, 25 y 31 de diciembre.
Se encuentra en el Paseo de Roma s.n.

Al salir del recinto de la alcazaba, tocaba caminar por el emblemático puente romano de Mérida, edificado durante el siglo I a.C., situado sobre el río Guadiana, considerado como uno de los mejores conservados de toda la península. Se ha visto reconstruido en varias ocasiones, siendo la última en el siglo XIX. Hoy en día conserva 721 metros de longitud, de los 755 existentes y 60 arcos de medio punto, de los 62 que tuvo, tiene 12 metros de altura. Ha estado en uso para vehículos y peatones hasta finales del siglo XX, actualmente es sólo peatonal. Forma parte del conjunto arqueológico de Mérida. Ubicado al lado de la alcazaba árabe. El acceso a él es gratuito.

Desde el puente romano pudimos ver a lo lejos otro puente el de Lusitania, fue diseñado por el arquitecto Santiago Calatrava (valenciano), siendo inaugurado el 10 de diciembre de 1991, suponiendo el cierre del tráfico de vehículos al puente romano.

Accedimos al parque de la Isla, es un gran espacio verde donde hay una gran variedad de diferentes especies de árboles y arbustos, con una superficie de 10,5 hectáreas, lugar de ocio, donde la gente va a caminar, hacer deporte, a tomar el sol, etc. El lugar está equipado con mobiliario urbano, bancos, papeleras, etc. El acceso es gratuito. Abierto todos los días. Situado en la Avenida José Fernández López 38.

Era el momento de almorzar, decidimos comer en el restaurante Rex Numitor, ofrece comida extremeña con toques de modernidad, donde pedimos como entrante un plato de pimientos rojos asados acompañados con anchoas, de plato principal para uno fue un solomillo de ternera y para el otro fue pluma ibérica de bellota, de bebida dos nesteas, y dos cafés con leche. Pagamos un total de 71,40 €. La comida que ofrece es de calidad con buena presentación. Aquí os dejamos el teléfono de reservar (+34)924-318-654. Abierto todos los días para la comida desde la 13.30 h. hasta las 16.30 h., por la noche desde las 20.30 h., hasta las 23.00 h. Aceptan pagos con tarjeta de crédito. Se encuentra en la Calle Castelar 1.

Terminado el almuerzo, continuamos con las visitas, a pocos metros del lugar está la zona arqueológica de Morería, es una parcela de 14 m², donde se encuentra uno de los yacimientos arqueológicos urbanos más grande de la península Ibérica. Este yacimiento está incluido en el conjunto arqueológico de Mérida, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En el pasado ha sido un barrio romano donde se fue reconstruyendo y realizando nuevas edificaciones visigodas, musulmanas, contemporáneas, etc. En el lugar pudimos ver restos de muralla romana del siglo I a.C., calzada romana, la casa de los mármoles vivienda de finales del siglo III, en ella hay un horno de época visigoda, columnas de mármol, etc. Hoy en día sobre el yacimiento se ha construido un edificio que acoge varias consejerías de Extremadura. Accedimos al lugar mostrando nuestro ticket abono en la taquilla de control. La entrada individual para adulto tiene un coste de 6 € por persona. La entrada reducida es de 3 por cada uno. Los niños hasta los 11 años, tienen la entrada gratuita. El horario de visitas de lunes a viernes de 9.00 h. a 15.00 h., por la tarde de 16.00 h. a 18.00 h., los sábados y domingos de 9.00 h. a 15.00 h. Situado en Paseo de Roma s.n.

Al terminar la visita, al salir del yacimiento, a mano derecha nos encontramos con una rotonda donde hay colocada una fuente con la escultura de Augusto, es una replica de la estatua en mármol hallada en Prima Porta, hoy situada en los museos Vaticanos.

A pocos metros se encuentra “el albergue Molino de Pancaliente” ¿Estas pensando de hacer el camino de Santiago? Mérida cuenta con este albergue, abierto todo el año, donde acoge a las personas que están realizando dicho camino, siempre que estos peregrinos tenga creencia, no admiten mascotas, abre cada día con la llegada del primer peregrino y cierra a las 22.00 h. Dispone de 18 plazas de literas y 4 colchones en el suelo. Aquí os dejamos el teléfono de contacto para información de precios (+34)682-514-366 ó (+34)680-947-906. Es propiedad municipal y está gestionado por la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Mérida. Situado en la Avenida José Fernández López s.n.

Fuimos en busca del acueducto de los Milagros, se cree que fue construido en la época de Augusto a finales del
siglo I a.C., esta obra tuvo la función de transportar el agua desde el embalse de Proserpina hasta Mérida. Edificado en ladrillo y granito, desgraciadamente hoy en día sólo se conserva la mitad de los arcos de la edificación original, tan sólo se mantienen en pie 827 metros de longitud y con una altura de 25 metros, llegó a tener más de 10 km. El acceso a él es gratuito, abierto todos los días. Está en la Avenida de Vía de Plata s.n.

El puente romano sobre el río Albarregas, fue diseñado en el siglo I a.C., con cuatro arcos de sillares de granito y con dos arcos más abiertos, tiene 125 metros de longitud. Su función fue ejercer de vía de comunicación entre Mérida y el norte de la península. Hoy en día solo es peatonal. Se encuentra a pocos metros del acueducto de los Milagros.
Estando en la Avenida de Vía de Plata s.n.

Llegamos hasta la basílica de Santa Eulalia, la primera edificación data del siglo IV siendo uno de los primeros templos cristianos de Hispania. Lo que hoy podemos ver corresponde a los siglos XIII y XIV, levantada sobre los restos de la antigua basílica. La cripta acoge restos romanos y visigodos. No pudimos acceder a la iglesia porque estaba cerrada, sólo está abierta en horario de culto. La dirección es Avenida de Extremadura 11.

Llegamos hasta el control de taquilla donde mostramos nuestro bono, comenzamos la visita por un museo de pequeñas dimensiones, que explica y muestra los objetos que se han hallado en la excavaciones del recinto, mediante maquetas, diferentes medios interactivos, etc. Seguimos el recorrido hasta iniciar el descenso por unas escaleras llegando hasta las excavaciones arqueológicas viendo viviendas romanas, necrópolis, cripta, etc. La entrada individual por adulto tiene un coste de 6 € por persona. El ticket reducido es de 3 € por cada uno. Los niños hasta los 11 años, tienen la entrada gratuita. El recinto abre en horario de invierno desde el 2 de octubre al 31 de marzo de lunes a domingos de 9.00 h. a 18.30 h.
El horario de verano es del 1 de junio al 30 de septiembre de lunes a domingos de 9.00 h. a 21.00 h., para más información puedes acceder a la página web:wwwturismodemerida.org. Permanece cerrado el 1 de enero, 24, 25 y 31 de diciembre.

El hornito de Santa Eulalia, es una pequeña capilla de origen gótico, siendo edificada en el siglo XVII a su portada se le añadió restos del templo romano de Marte, así que fue diseñada para la oración de los peregrinos.
Situada justo delante de la basílica de Santa Eulalia.

El acueducto y las termas de San Lázaro. El acueducto de San Lázaro fue uno de los más largos de la colonia con
1,5 metros de longitud. En el siglo XVI el acueducto dejó de usarse, el ayuntamiento de la época no lo restauró y decidió construir uno nuevo. Bajo los arcos de este acueducto pasaba la calzada.

Las termas de San Lázaro, se edificó a principios del siglo II, se diseñan estos baños públicos, hubo un gran vestuario dando acceso a una sala de vapor, dos piscinas de agua caliente y una de agua fría. El calor llegaba a estas salas a través de un horno subterráneo que daba calor debajo del suelo y de las paredes. El patio central de las termas se practicaba juego de pelota o lanzamiento de disco. Accediendo a lugar la clase alta romana.
Situado en la Avenida Juan Carlos I, a pocos metros del circo Romano.

El circo romano de Mérida, es construido en el siglo I d.C, con 400 metros de longitud y 100 metros de ancho, tenía una capacidad para 30.000 espectadores, fue el lugar donde se llevaba acabo las carreras de cuádrigas. Se edificó a las afueras de las murallas de la ciudad. Está considerado como uno de los circos mejor conservados del imperio y uno de los más grandes.
Accedimos al centro de Interpretación del Circo, en el control de taquilla es donde mostramos nuestro ticket abono, pasamos a una sala de exposiciones donde muestra paneles y maquetas del circo romano, accedimos a otra sala donde nos proyectaron un vídeo explicativo de las carreras de cuádrigas. En esa misma sala hay unas escaleras que nos condujeron a una azotea desde donde pudimos obtener una increíbles vista panorámicas de todo el circo romano de Mérida.
Si no has comprado el ticket abono, la entrada individual por adulto tiene un coste de 6 € por persona.
El ticket reducido es de 3  por cada uno. Los niños hasta los 11 años, tienen la entrada gratuita. El recinto abre en horario de invierno desde el 2 de octubre al 31 de marzo de lunes a domingos de 9.00 h. a 18.30 h.
El horario de verano es del 1 de junio al 30 de septiembre de lunes a domingos de 9.00 h. a 21.00 h., para más información puedes acceder a la página web:wwwturismodemerida.org. Permanece cerrado el 1 de enero, 24, 25 y 31 de diciembre.
Se encuentra en el recinto arqueológico, en la Avenida Juan Carlos I.

El museo Nacional de Arte Romano, se sitúa en un edificio de tres plantas de arquitectura contemporánea obra de Rafael Moneo. Fue inaugurado el 19 de septiembre de 1986. Al adentrarnos en él nos hizo un recorrido por el pasado romano, alberga los hallazgos que se han encontrado en el conjunto arqueológico de Mérida. Donde pudimos ver colecciones de mosaicos, restos de viviendas, esculturas romanas, enterramientos, epígrafes, calzadasdocumentos, objetos, herramientas, etc. Creemos que es una de las visitas obligatorias que no puede faltar por la ciudad de Mérida.
La entrada tiene un coste de 3 € por persona. El ticket reducido cuesta 1,50 € por cada uno. Siendo gratis para jubilados, estudiantes de UE y los sábados por la tarde a partir de las 14.00 h., domingos y los siguientes días el 18 de mayo, 12 de octubre, el 16 de noviembre y el 6 de diciembre. El horario de visitas en invierno del 2 de octubre al 31 de marzo de martes a sábados de 9.30 h. a 18.30 h., los domingos de 10.00 h. a 15.00 h. En verano de abril a septiembre de martes a sábados de 9.30 h. a 20.00 h., domingos y festivos de 10.00 h. a 15.00 h. Permanece cerrado por la tarde domingos y lunes el día completo. Situado muy cerca del teatro romano de Mérida. La dirección es Calle José Ramón Mélida s.n.

El pórtico del Foro, levantado en el siglo I d.C., albergo diferentes edificios tanto religiosos como oficiales. Los restos que se han encontrado en él están expuestos en el museo Nacional de Arte Romano. Sólo es posible verlo desde el exterior. Situado en la Calle Sagasta.

El templo de Diana, levantado en el siglo I a.C., para su construcción se utilizo roca granítica de la zona, en planta rectangular con columnas alrededor, con 40,70 metros de largo incluyendo la escalera de acceso y 22 metros de ancho. Formo parte del foro romano de Mérida, templo dedicado al culto imperial. En el siglo XVI se edificó en parte de su estructura un palacio de estilo renacentista, conocido como “casa de los milagros” para el conde de Corbos. Sólo se puede contemplar desde el exterior. Situado en la Calle Romero Leal.

El arco de Trajano, se levantó en la primera mitad del siglo I d.C., situado en lo que fue la vía principal de la ciudad romana que la cruzaba de norte a sur. Hoy en día lo que podemos ver es un arco de medio punto con una altura de
15 metros.

A unos metros del lugar se localiza el antiguo hospital de Jesús Nazareno, este edificio fue construido en el año 1725, a lo largo de los años y siglos ha ido experimentado diferentes reformas y albergando diferente inmuebles desde un convento, hospital de pobres, y de campaña, cárcel, museo, hasta ser un parador, así que es considerado como uno de los paradores nacionales más lujosos y antiguos, siendo inaugurado por el Rey Alfonso XIII. Si tienes la oportunidad de hospedarte en él por tu paso por Mérida, no lo dudes.

Justo delante del parador está la Plaza de la Constitución, un pequeño espacio verde donde hay unos bancos, árboles, arbustos, etc. Está presidida por una fuente, alrededor de ella hay bares, restaurantes, cafeterías, etc.

Nos acercamos hasta la colección visigoda del museo Nacional de arte Romano, se encuentra en la iglesia del convento de Santa Clara, este inmueble se construyó en la mitad del siglo XVII, en estilo barroco, acoge piezas de escultura visigoda como: nichos, hornacinas, escudos, elementos litúrgicos, etc. La entrada es gratuita. El horario de visitas en invierno del 2 de octubre al 31 de marzo de martes a sábados de 9.30 h. a 18.30 h. En horario de verano del 1 de abril al 30 de septiembre de martes a sábados de 9.30 h. a 20.00 h., los domingos de 10.00 h. a 15.00 h. Permanece cerrado por la tarde los domingos y lunes. La dirección es Calle Santa Julia 1.

Terminamos la visitas por ese día en el museo costurero, pudimos ver una colección del escultor Juan de Ávalos, donada por él, situada en la planta baja del edificio, donde vimos esculturas religiosas, retratosobra monumentales y ornamentales. En la planta primera hay una colección de Ramón Carreto, pintor y coleccionista, donde hay expuesta una colección etnográfica, juguetes y muñecas correspondientes de finales del siglo XIX hasta el siglo XX. El museo también cuenta con una sala de exposiciones temporales, aula de conferencias y un patio. El acceso es gratuito. El horario de visitas es de martes a sábados de 10.00 h. a 14.00 h. y de 16.00 h. a 19.00 h., domingos y lunes cerrado.
Se localiza en la Calle Almendralejo.

Fuimos a cenar a La Carbonería de Mérida brasas y tapas, ofrece comida española, barbacoa y asador. Pedimos una ensalada de la huerta, un plato al centro de champiñones a la brasa y otro de chipirones a la brasa, de bebida una coca cola y un nestea. Pagamos un total de 29,40 €. Es cierto que pedimos tres platos de la carta y no disponían de ellos, era sábado por la noche a primera hora y no tenían, no sabemos si fue coincidencia o es que no suelen tener mucha previsión de alimentos.
Es recomendable reservar mesa aquí os dejamos el teléfono de contacto:(+34)924-302-983.
Situado en la Plaza de la Constitución 4. Terminada la cena decidimos volver al hotel para descansar.

Nos despertamos, nos arreglamos y salimos sobre las 8.40 h., de la mañana, las calles estaban desiertas, las cafeterías, bares cerrados, caminamos por la Calle de Santa Eulalia, hasta llegar a lo alto, donde hay un quiosco de prensa allí preguntamos al dueño, donde encontrar una cafetería para desayunar, nos dijo que fuéramos a el horno, situado a unos pocos metros del lugar. Pedimos una tostada de jamón serrano con tomate y para el otro una tostada vegetal, un zumo de naranja, un café con leche. Pagamos un total de 6,15 €.
Situado en la Calle Rambla Santa Eulalia 14.

Justo enfrente del quiosco se encuentra la estatua hecha en mármol por el escultor Eduardo Zancaza, representado a la Mártir Eulalia, la patrona de la ciudad.

Fuimos hasta las termas romanas de Pontezuelas, fueron comenzadas a edificar en el siglo I, tenían 1.200m², contaban con un vestuario, piscina de agua caliente, templada y fría, sauna y zona dedicada a la práctica de deportes. Se cree que estuvieron en funcionamiento desde el el siglo I hasta el siglo V d.C. Ubicadas en la esquina de las Calles Pontezuelas y Travesía de la Rambla. El horario de visitas en invierno es de 10.00 h. a 18.00 h. En verano de 10.00 h. a 20.00 h.

Abandonábamos la ciudad de Mérida para ir hasta el Dolmen de Lácara, situados a 25 km, tardamos en llegar unos
27 minutos con las indicaciones de google maps nos dió. El lugar está señalizado con un cartel junto a la carretera, se sitúa en la carretera que une Aljucén con la Nava de Santiago, además hay una zona habilitada para el estacionamiento de vehículos. No hay taquilla, ni nadie que controle el lugar, el acceso el libre y siempre está abierto. Por favor, intentemos de mantener el lugar limpio, nos encontramos papeles, restos de plástico por el suelo. ¡Seamos personas no animales!
Una vez pasado la pequeña puerta del recinto, hay que seguir el camino hacia adelante teniendo visible y siguiendo la vaya que delimita la zona, caminamos unos metros, encontrándonos a mano izquierda los restos de una vivienda, que está rodeada de encinas, continuamos hasta llegar a la entrada, al dolmen de Lácara. Fue construido a finales del neolítico hace unos 3000-4000 a.C., fue utilizado como cámara funeraria durante el calcolítico y la edad del Bronce, consideradas construcciones sagradas, así que las utilizaban para enterrar a los miembros de la comunidad. El dolmen posee un largo corredor cubierto de unos 20 metros de largo, dividido en tres partes, dando acceso a la cámara mortuaria de planta poligonal, con 5 metros de diámetro. Considerado como el dolmen más grande de la península.

Si dispones de más tiempo puedes visitar el parque natural de Cornalvo, la presa de Proserpina, el balneario de Alange, el castillo de Alange, etc.

Ahora sí, tocaba el momento de dejar la Comunidad Autónoma de Extremadura, es cierto que nos hubiera gustado poder haber estado más días en el lugar, pero había que regresar a casa, nos esperaba nada más y nada menos que
5 h. y 50 minutos de viaje unos 581 km. Cuando llevábamos unas 2 h. y 20 minutos de trayecto hicimos una parada para almorzar en el hotel restaurante Hispalis III, donde pedimos de entrante una ensalada de la huerta, un plato principal de presa ibérica y para el otro un calamar a la plancha, de bebida dos nesteas.
Pagamos un total de 38 €. Está pegado a la autovía A-92 Sevilla-Málaga, km 24.

Volvimos a subir al coche, para continuar con el viaje, pasado 5 h. y 37 minutos ya estábamos en nuestro hogar. Bueno, este fue nuestro paso por Mérida, lo disfrutamos mucho, era una ciudad que teníamos muchas ganas de visitar, seguro que próximamente volveremos a descubrir otra ciudad extremeña.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué ver, hacer y donde comer en Mérida, Extremadura.' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.