Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Bucarest, Rumania.

Qué visitar, ver y hacer en un fin de semana por Bucarest, Rumania.

Visitas imprescindibles que no pueden faltar en un viaje de fin de semana por la cuidad de Bucarest como: la iglesia de San Antonio, la Curtea Veche, la iglesia Stavropoleos, el museo de Historia Nacional, el palacio C.E.C., el pasaje Macca Vilacrosse, el restaurante Ca Ru’ Cu Bere, el Arco de Triunfo de Bucarest, el museo Satului, el parque Herastrau, la casa Presei Libere, el museo Nacional de Campesinos de Rumania, el museo Nacional de Historia Grigore Antipa Bucarest, la piata Victoriei, el boulevard Unirii, el parlamento, el Hanul lui Manuc, el palacio Nacional Militar, el palacio de Cotroceni, el templo Coral, etc.

Bucarest es una ciudad con anchas avenidas, boulevard, con mucho patrimonio histórico-artístico, museos, iglesias, espacios verdes, rica gastronomía y una vida nocturna.

Rumania se encuentra en Europa del Este, Bucarest es la capital del país desde 1862, siendo la más poblada e importante del país. Tiene una superficie de 226 km². Es llamada como la antigua Paris del Este.

Información Útil:

Para viajar a Rumania como es miembro de la Unión Europea, los europeos podemos viajar con el D.N.I o con el pasaporte en vigor. Para estancias inferiores a 3 meses. Para otras nacionalidades hay que comprobar si se necesita un visado, para más información os recomendamos visitar la página del ministerio de asuntos exteriores, aquí os dejamos la web:www.mae.ro

El idioma oficial es el rumano, en las zonas muy turísticas como hoteles, restaurantes, bares, atracciones, etc., se suele hablar un inglés muy básico, aunque en algunos lugares no hablan nada de inglés, ¡Recuerda! la mímica es una buena opción para comunicarte.

La moneda es el Leu, 1 €= 4,55 Lei. Aunque es miembro de la Unión Europea desde el 1 de enero del 2007, aún no ha establecido el euro como su moneda, ellos aún mantienen su propia moneda.

Se puede sacar dinero en cajeros automáticos, cambiar en casas de cambio, etc. Las tarjetas de crédito suelen ser aceptadas sin problemas como: Visa, Master Card, American Express, etc. Pero siempre es recomendable llevar un poco de dinero en metálico para compras pequeñas, mercados, si utilizas un taxi, etc.

La tarjeta Sanitaria Europea (TSE). Es una tarjeta que se obtiene de forma gratuita en cualquier centro de la seguridad social de tu país, siempre que esté en el convenio. Nuestro país (España) ofrece, que te puedan atender de forma gratuita una emergencia, en los centros médicos de los países de Europa durante tus vacaciones sin ningún coste.
Una vez solicitada tiene una validez de 2 años, después se vuelve a renovar por el mismo tiempo. Aconsejamos llevarla en los viajes, esperamos que nunca se necesite utilizar.

¿Es necesario llevar un botiquín? No, es un país sin enfermedades por lo que no hay que tomar ninguna precaución en especial. Llevar los medicamentos que creas que puedas utilizar como: pastillas para diarrea, algún analgésico, tiritas, etc.

La electricidad en Rumania es de 220 voltios. Los enchufes son de dos clavijas planas redonda.

Para conducir en Rumania, si perteneces a la Unión Europea no necesitas nada más que tú carnet de conducir que este en vigor. Para países extracomunitarios es necesario el permiso Internacional además de tener que llevar el carnet de conducir del país de origen.

¿Cuál es la mejor época para visitar Rumania?
Cuenta con un clima húmedo continental, los veranos los días son soleados, pudiendo llegar alcanzar los 35ºC a veces aparecen alguna que otra lluvia torrencial. En otoño los días son soleados y las temperaturas agradables
entre 5ºC a 18ºC, esos si por las noche experimentan una bajada de temperaturas. En invierno es la peor época, es muy fría llegando alcanzar de 0ºC-20ºC y nieva, si decides ir en invierno no olvides llevar abrigo polar, guantes, gorro, bufanda, etc.

El transporte:

El transporte público cuenta con una red de transporte llamada Ratb que da servicio en autobuses, tranvías, trenes ligeros y trolebuses. Son económicos y funcionan bastante bien.

El taxi es la forma más cómoda y rápida para desplazarte, los taxis en Rumania son realmente económicos ¡Recuerda! debes pedir que ponga el taxímetro o acordar un precio por el trayecto.

El autobús turístico es una forma cómoda para conocer las principales atracciones turísticas y tener una pequeña explicación con auriculares ofreciéndola en diferentes  idiomas de cada monumento.
El billete de 24 h., para adulto cuesta 25 Lei por persona (5,46 € aproximadamente) para niños y adolescentes
de entre 7-18 años es de 10 Lei cada uno (2,19 € aproximadamente) y niños menores de 7 años gratis.

Rumania es un país seguro con una baja tasa de criminalidad. En Bucarest los hurtos, los carteristas están menos presente que en otras ciudades de Europa y aún menos en ciudades fuera de la capital. Pero hay que tener cuidado evitar por las noches zonas oscuras y poco habitadas.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Salimos de casa en nuestro vehículo poniendo dirección al aeropuerto de Málaga Costa del Sol. Hicimos un trayecto de 184 km, 1 h y 52 minutos. Llegamos hasta el parking de larga estancia Marbesol, estacionamos el vehículo en el parking exterior por 3 días nos costó un total de 21,65 €.

Subimos en una furgoneta del parking que nos llevó hasta el aeropuerto, bajamos del vehículo, entramos llevábamos ya impresas las tarjetas de embarque, no teníamos que facturar equipaje, pasamos el control de seguridad.

Esperamos a que comenzara el embarque de nuestro vuelo con la compañía aérea Blue Air, con destino a Bucarest.

¡Recuerda! el equipaje de mano que permite subir a bordo esta compañía aérea es de 1 maleta por persona con un peso máximo de 10 kg y las dimensiones de 55x40x20 cm. Si no cumples estas normas al subir la azafata terrestre te cobrará un cargo de 65 €. El equipaje será transportado a la bodega.

Mientras fuimos a la cafetería bar Four Arrows-Guiness, donde nos compramos un bocadillo de tortilla de patatas, otro de jamón serrano, dos botellas de agua mineral. Pagamos un total de 18 . Los precios son bastante caros, pero ya sabéis lo que pasa en los aeropuertos. Abierto desde las 5.00 h., de la madrugada hasta las 23.00 h. Este sería nuestro almuerzo adelantado de hora.
Compramos 2 botellas de agua en la máquina dispensadora, salen más economica, nos gastamos 3 .

El billete de avión nos costó 92  por persona. El viaje tuvo una duración de 3 h. y 50 minutos. Durante el viaje ofrecen venta de comida y productos.
Aterrizamos en el aeropuerto Otopeni Henri Coanda, bajamos del avión tuvimos que pasar el control de aduanas, se hizo una cola larga, al menos tardamos unos 20 minutos en que nos tocara, simplemente tuvimos que mostrar al policía el pasaporte, lo miro y salimos del aeropuerto.

El aeropuerto Internacional de Otopeni Henri Coanda, se sitúa a 16 km del centro de Bucarest, a unos 30 minutos en coche.

Para desplazarte del aeropuerto al centro de la ciudad se puede ir en los autobuses de la línea express, la línea 780 y 783. Antes de subir en el autobús tienes que comprar el billete en una máquina cerca de la parada.

La línea 783 opera 24 h., al día pasa con una frecuencia de cada 15-30 minutos y durante 40 minutos llegada la noche. El autobús va desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad, va haciendo varias paradas.
El trayecto suele hacerse en 40 minutos.

La línea 780 tiene la parada en la salida de llegadas del aeropuerto, allí se encuentra la máquina para adquirir el billete. La línea conecta con la estación Gara de Nord. El trayecto dura más de 1 h.

También se puede ir en tren aunque no es directo porque hay coger primero un shuttle y luego el tren.
El trayecto es de 1 h.

Nosotros está vez nos decantamos por coger un traslado privado de taxi, lo reservamos mediante internet en la página web:suntranfers.com. El trayecto de ida+vuelta nos costó un total de 39,37 €.

Llegamos hasta el hotel Europa Royale Bucharest, donde nos hospedaríamos por 3 nochesPagamos por alojamiento+desayuno un total de 291,39 €. Es un hotel de cuatro estrellas en pleno centro de Bucarest, se encuentra a 50 metros de la estación de metro de Unirii. Las habitaciones son amplias y están totalmente equipadas, disponen de wifi gratis etc.

Hicimos el check in subimos a la tercera planta donde nos habían asignado la habitación dejamos el equipaje y nos fuimos a andorrear por Bucarest.

Lo primero que nos encontramos al salir del hotel fue el casco histórico de la ciudad el llamado barrio de Lipscani con calles empedradas, es una zona muy ambientada de la ciudad, donde hay gran cantidad de bares, restaurantes, cafetería, tiendas, etc., allí se encuentra la primera corte real, la iglesia de San Antonio, etc. Lugar ideal para andar y perderse por sus callejuelas. Es una zona peatonal cerrada al tráfico de coches.

La iglesia de San Antonio, antigua iglesia de la Corte, edificada por el gobernador Mircea Ciobanul de Valaquia en 1559, fue lugar de coronación de muchos soberanos, en 1847 se vió quemada por un incendio, reconstruido el nuevo templo al poco tiempo fue renovado por el arquitecto Johann Schlatter. En el interior se pueden ver bonitos frescos que decoran sus paredes. Considerada como una de las iglesia más antiguas y que mejor que se conservan de la ciudad. Abierta todos los días. Se sitúa en la Calle Franceza.

Justo al lado está Curtea Veche o Corte Vieja los historiadores piensan que apareció en torno a finales del siglo XV, fundado por Mircea el Viejo como complejo fortificado. Fue la sede de los gobernantes de Valaquia hasta finales del siglo XVIII. Siendo la primera corte real de Bucarest. Estaba compuesta por el palacio Barón, la iglesia de la Asunción, habitaciones de recepción, las cancillerías reales, caballerizas y jardines. Dejó de ser utilizada después del incendio de 1718. Hoy en día sólo quedan una pocas ruinas del lugar y un pedestal con el rostro de Vlad el emperador.
Abierto todos los días de 9.00 h. a 17.00 h. Nosotros cuando lo visitamos estaba cerrado, y los siguientes días que pasamos por la zona siempre estaba cerrado, no sabemos los motivos. Se localiza en la Calle Franceza 29.

Visitamos la iglesia Stavropoleos es un pequeño templo está considerado como la iglesia más bonita de Bucarest.
Su nombre significa ‘’la ciudad de la cruz’’. El primer templo data del año 1724 a finales del siglo XIX por el mal estado en que se encontraba se pensó en demoledor, pero el arquitecto rumano Ion Mincu, inició una restauración dandole el aspecto que hoy podemos ver. La decoración exterior es una mezcla ecléctica con influencia renacentistas, bizantinas, barrocas e islámicas. Al lado de la iglesia se le añadió un pequeño patio a modo de claustro, abierto por uno de sus lados. El acceso al interior es gratuito, pero se pide dejar una pequeña donación. Abierta todos los días.
La dirección es Calle Stavropoleos 4.

A unos metros del lugar caminando llegamos al museo de Historia Nacional se sitúa en la zona histórica de Lipscani, ubicado en un palacio neoclásico de finales del siglo XIX, este edificio antes fue la oficina central de correos de Rumania.
El museo abrió al público el 8 de mayo de 1972. En el interior acoge colecciones de estatuas de la edad de Bronce en la exposición Lapidarium. Hay una réplica en tamaño real de la columna de Trajano de Roma, un monumento que festeja el triunfo del emperador sobre los dacios. La exposición Tesoro Rumano pudimos ver tesoros desde la época de los dacios hasta la actualidad. Vimos joyas romanas como: coronas, collares, dagas, copas, etc.
La entrada nos costó 10 Lei por persona (2,19 € aproximadamente) el ticket para jubilados cuesta 5 Lei por cada uno (1,1o € aprox.) para alumnos, estudiantes, personas con discapacidad, siempre que presenten un documento que lo acredite la entrada cuesta
2
,5 Lei por persona (2,19 € aproximadamente). Horario de visitas los lunes y martes permanece cerrado, abierto de miércoles a domingo de 10.00 h. a 18.00 h., el último acceso es a las 17.15 h. Se encuentra en la Calle Victoriei 12.

Frente al museo está el palacio C.E.C., edificado en 1900 es un palacio neoclasico diseñado por el arquitecto francés Paul Gottereau y construido por Lon Socolescu. Es la sede del banco de ahorros nacional C.E.C., hoy en día es llamado C.E.C Bank. No se puede acceder a su interior. Lo contemplamos desde el exterior. Se localiza en Calle Victoriei 11-13.

Pasamos por el pasaje Macca Vilacrosse, es un pasaje de 1891 con forma de herradura que une la Calle Victoriei con la Calle Lipscani, cubierta por una vidriera de color amarillo y verde. En el interior hay pequeños bares, restaurantes e incluso alguna joyería. Ideal para hacer una parada y tomarse algo en alguno de sus bares.

Fuimos a buscar el restaurante Ca Ru’ Cu Bere, para cenar, es un restaurante donde ofrecen típica comida rumana, se encuentra en pleno casco viejo de la ciudad de Bucarest, esta cervecería abrió al público en 1879, veinte años más tarde se traslado a la calle Stavropoleos 5, donde se localiza actualmente. Es un local grande que tiene un comedor interior y terraza. Si tenéis la oportunidad es más bonito comer en su interior porque el edificio posée una decoración de estilo
neo-gótico, con paredes pintadas, arcos murales, columnas arqueadas, vidrieras de colores, etc., además tiene música en directo. Nosotros tuvimos que cenar en la terraza exterior estaba lleno y tenía muchas reservas, aconsejamos reservar.

La gastronomía rumana esta basada en caldos, sopas, cremas de verdurasplatos son elaborados con carnes.
Pedimos una parrillada rumana que llevaba mititei, son salchichas asadas aliñadas con hierbas aromáticas, salchichas ahumadas y trozo de carne de cerdo y pollo asado, acompañado de patatas y pimientos rojos cocidos. De bebida pedimos una jarra de limonada con miel. Pagamos un total de 96,50 Lei (21,20 € aproximadamente).
Terminada la comida regresamos al hotel.

Al día siguiente nos levantamos bajamos a desayunar al comedor del hotel donde ofrecían desayuno tipo buffet, la verdad es que nos decepcionó un poco no había mucha variedad para elegir, y fruta sólo tenía dos variedades. ¡Pero tranquilos! hambre no se pasa.

Salimos a la calle y nos fuimos hasta la parada de taxis donde cogimos uno para ir hasta el Arco de Triunfo. El trayecto nos costó 10 Lei (2,19 € aproximadamente).

El Arco de Triunfo de Bucarest aunque el día de antes lo pudimos ver a nuestra llegada a la ciudad de Bucarest, nos dió la bienvenida, queríamos tener una foto de él y observarlo de cerca por unos minutos. Creado en 1878 un arco de madera para festejar la independencia de Rumania tras las batallas con Bulgaria. En 1922 se construyó un nuevo arco para hacer homenaje a los héroes nacionales de la Guerra de la Independencia y de la Primera Guerra Mundial. En 1936 este fue sustituido por el actual, siendo diseñado en granito con 27mx25x11,5 metros de estilo románico bizantino. Ha tenido que ser reconstruido en total tres veces. En él cada 1 de diciembre se festeja los desfiles militares del día Nacional de Rumania. Se sitúa en la zona norte de la ciudad en Piata Arcul de Trimf.

Nuestra siguiente visita fue ir hasta el museo Satului es también llamado museo de la Villa, fue creado en 1936 por Dimitrie Gusti, Victor Lon Popa y Henri H. Stahl. Es un museo etnográfico al aire libre con más de 270 reconstrucciones de casas típicas, granjas, molinos, etc., de todas las regiones de Rumania. Tiene una superficie de 15 hectáreas. El ticket nos costó 15 Lei por persona (3,27 € aproximadamente) el billete para jubilados es de 8 Lei cada uno (1,75 € aprox.) para escolares y estudiantes es de 4 Lei por persona (0,88 aproximadamente).
Horario abierto de lunes a martes de 9.00 h. a 17.00 h., de miércoles a domingo de 9.00 h. a 19.00 h. Se sitúa dentro del parque Herastrau La dirección es nr 28-30 Cod.

El parque Herastrau, su construcción comenzó en 1930 y fue acabado y abierto al público en 1936, ha tenido diferentes nombres a lo largo de la historia. Tiene una superficie de 1.km², el 0,71 km² del parque está ocupado por el lago Herastrau en verano sus aguas están llenas de pequeñas embarcaciones que ofrecen paseos y en invierno es una pista de patinaje sobre hielo. Es la mayor área verde que cuenta la ciudad de Bucarest. El parque ofrece actividades culturales, teatros, exposiciones, etc. Dentro de él se encuentra el museo Satului (acceso bajo pago). Tiene pequeños kioscos, puestos callejeros, cuenta con el restaurante Hard Rock, etc. Abierto todos los días, el acceso es gratuito.

A unos metros del lugar está la casa Presei Libere también conocida como casa Scanteii, levantado entre 1952 y 1956 en el lugar donde había un hipódromo, mandado destruir por Gheorghe Gheorghiu-Dej, para la construcción de la futura casa Presei Libere. Diseñado por el arquitecto Horia Maicu. La base del edificio es de 280×260 metros, con una superficie total construida de 32.000 , tiene una altura de 91,6 metros sin la antena de televisión, si se la añadimos a su altura total es de 104 metros. Se convirtió entre 1956 y 2007 en el edificio más alto de la cuidad de Bucarest. El edificio al principio fue nombrado combinatul Poligrafic casa Scinteii sirvió como sede de la publicación del partido Scanteii, periodo oficial del Partido Comunista Rumano, después de la Revolución de 1989, el nombre del inmueble paso a ser casa de la prensa libre. Este edificio entre 1952 y 1966 aparecía en los billetes de 100 Lei. Hoy en día sigue siendo el lugar de periódico, relaciones e imprenta llamado casa Presei Libere “La casa de la prensa libre”
Está en Plaza Presei Libere 1.

Pensábamos visitar el museo Nacional de Campesinos de Rumania, pero estaba cerrado a la visitas, estaba acordonado por vallas, porque estaban haciendo restauraciones en el edificio. Es un museo que recrea la vida en la campiña de Rumania, muestra los estilos de vida de los habitantes de las áreas rurales y de los pueblos del país, cuenta con más de 90.000 objetos. Se encuentra en lo que fue un palacio de estilo neorrumano. El museo se vió galardonado con el premio museo Europeo en el año 1996. Horario de visitas de lunes a sábado de 10.00 h. a 18.00 h. Para acceder a él hay que pagar una entrada. La dirección es Sos. Kiseleff nr 3.

A pocos metros está el museo Nacional de Historia Grigore Antipa Bucarest. Construido por iniciativa del Alexandru Ghica y Marele Ban Mihalache Ghica en 1834. Abrió al público con el nombre de Museo Nacional de Historia Natural, se vió cambiado en 1990 dandole el nombre del famoso biólogo rumano Grigore Antipa. Es un museo que muestra al visitante poder entender el origen del universo, el planeta, el desarrollo de especies de animales, adaptación de las especies en diferentes entornos, desaparición de algunas especies animales, exposiciones de zoología, etnográficas, mineralogía, colecciones de mariposas, esqueletos de animales, etc. Hoy en día cuenta con más de 2.000.000 de objetos expuestos en 3 plantas. Es considerado como el mayor museo de historia natural de Rumania. Es un lugar ideal para visitarlo con niños para educarlos y promoverle el conocimiento y la importancia del planeta en sus vidas.
La entrada al museo nos costó 20 Lei por persona (4,37 € aproximadamente) el ticket para jubilados es de 10 Lei por cada uno (2,19 € aproximadamente) alumnos, estudiantes que lo acrediten con un documento, la entrada es de 5 Lei por persona (1,10 € aprox.) para niños preescolares y discapacitados la entrada gratuita. Por usar la cámara y hacer fotografías sin flash tuvimos que pagar una tasa de 10 Lei (2,19 € aproximadamente) te dan una pegatina que debes de colocarte para que sea visible.
Se puede hacer visitas guiadas en grupos de 20 personas, es necesario reservar con una antelación de 7 días.
Las visitas guiadas en rumano cuestan 100 Lei (21,79 € aproximadamente) visitas guiadas en inglés vale 200 Lei (43,57 € aprox.)
Se pueden alquilar audio guía en idiomas (rumano, inglés, francés y alemán). Cuesta 10 Lei por persona (2,19 € aproximadamente) Horario de visitas del 1 de abril a 31 de octubre de martes a domingo de 10.00 h. a 20.00 h., el último acceso  a las 19.00 h., del 1 de noviembre al 31 de marzo de martes a viernes de 10.00 h. a 18.00 h., el último acceso a las 17.00 h. Los lunes permanece cerrado. Para más información os dejamos la página web:wwwantipa.ro.
Se encuentra en Sosegaba Pavel Dimitrievici Kiseleff 1.

A nuestra salida del  museo pudimos ver la piata Victoriei en castellano plaza Victoria es la mayor intersección de la ciudad, en ella confluyen varios cruces. Allí se encuentra el edificio del palacio Victoriei construido a partir de 1937 y fue acabado en 1944, siendo inaugurado en 1952. Diseñado por el arquitecto Duiliu Marcu, tiene 3 plantas. Hoy en día es la sede del Primer ministro de Rumania. Se sitúa en la Piata Victoriei 1.

Cogimos un taxi para trasladarnos hasta el restaurante Hanul lui Manuc, donde almorzamos. Por el trayecto en taxi pagamos un total de 8 Lei (1,75 € aproximadamente).

El Hanul lui Manuc es una antigua posada, la mejor conservada de Rumania. Construida en 1808 por un mercader armenio Emanuel Marzaian, utilizada como posada, restaurante de viajeros y carruajes. Almorzamos, pedimos una parrillada de verduras, y dos costillares de cerdo acompañados con patatas, de bebida pedimos una botella de agua mineral y una coca colaPagamos un total de 152,50 Leis (33,50 € aprox.)

A nuestra salida del restaurante al girar al lado izquierdo, anduvimos unos metros hasta llegar al Starbucks, para tomarnos uno un verde y el otro uno de melocotón con hielo. Pagamos un total de 17 Lei (3,71 € aproximadamente).

Retomamos las visitas ya con energías repuestas. Llegamos a boulevard Unirii diseñado por Nicolae Ceaucescu, quería que se pareciera a la Avenida de los Campos Elíseos Paris. Es una gran plaza donde hay un parque, avenidas anchas con fuentes a ambos lados, eso si sin agua, sólo la fuente central estaba en funcionamiento. Continuamos hasta llegar a la Plaza de la Constitución donde está el Parlamento Rumano.

El parlamento conocido como la “casa del pueblo”, en 1977 la ciudad de Bucarest en el casco histórico sufrió un terremoto que destrozó parte de esa zona, el dictador Nicolae Ceaucescu, decidió derribar casas, sinagogas, monasterios, iglesias, hospitales, escuelas, etc., en el lugar comenzado a edificar su proyecto en 1985, una muestra de la época comunista en Rumania, colaboraron más de 700 arquitectos, trabajaron más de 20.000 personas en turnos de 24 h., en su construcción. Utilizaron materiales rumanos como cristales, acero, madera pudiendo destacar el mármol. El primer nombre que tuvo fue casa del pueblo que fue cambiado a la caída del gobierno comunista, iba albergar la residencia del presidente, comité central del Partido Comunista de Rumania y otros ministerios. Ceaucescu muere en 1989, parte del edificio aún continuaba en obras. En 1990 el gobierno de Ion Iliescu piensa en destruirlo, entre sus propuestas pensó cubrirlo de tierra para crear un monumento contra el comunismo, convertirlo en casino, pero al final decide albergar el parlamento. Hoy en día aún sigue algunas partes sin estar terminadas. Es el segundo edificio administrativo más grande del mundo después del Pentágono. Ha sido el inmueble administrativo más costoso y pesado. Tiene 12 plantas, más de 1.000 habitaciones, recibidores, pasillos, escaleras, un refugio antiaéreo, etc., siendo 8 de ellas visitadas los salones, terraza y sótano. Desde el balcón de la planta superior se puede obtener unas magnificas vistas del Boulevard Unirii. Hoy en día es la Sede del Parlamento y del Tribunal Constitucional Nacionales.

Para poder visitarlo hay que llevar el D.N.I o pasaporte en vigor, ya que te lo pidieran en el control de seguridad. Se visita en visitas guiadas impartidas en rumano o inglés como máximo de 25 personas.
La entrada cuesta 35 Lei por persona (7,68 € aproximadamente) Se puede hacer fotografías y grabaciones pero hay que pagar una tasa por cada uno de ellos de 30 Lei (6,54 € aproximadamente).
Cuando nosotros lo visitamos Bucarest no había visitas. El lugar de aparcamiento de los vehículos y autobuses estaba vacío. Nos tuvimos que conformar con contemplarlo desde el exterior.

Seguimos con el mapa callejeando hasta llegar y contemplamos desde el exterior palacio Nacional Militar, que poco de él pudimos ver, estaban haciendo restauraciones y tenía una tela y andamios que lo cubrían por completo su fachada. Visitarlo es una forma ideal para conocer la historia del ejercito militar rumano. Su exposición muestra desde antes de la época romana, la dictadura comunista hasta la actualidad. Horario de visitas de miércoles a domingo. La entrada no es gratuita y para sacar fotografías hay que pagar una tasa aparte. Se sitúa en la Calle Constantin Mille 1.

A unos pocos metros se encuentra la iglesia Kretzulescu fue financiada y erigida por Iordache Kretzulescu y su esposa Saft. Es un templo ortodoxo oriental construida entre 1720-1722 en estilo Brancovenesc, el exterior estuvo pintado pero desde la restauración realizada ente 1935-1936 la fachada fue puesta de ladrillo. Los frescos de su porche son originales, aunque presentan hoy en día un estado de deterioro. Las pinturas interiores fueron realizadas por el maestro Gheorghe Tattarescu. Está totalmente prohibido hacer fotografía en el interior. El acceso es gratis. Abierta en horario de culto.
Se ubica en la Calle Victoriei 45.

Llegamos hasta las puerta del museo de Arte Contemporáneo se encuentra en el antiguo palacio Real, construido entre 1812 y 1820 residencia de los príncipes Alexandru Ghica. A finales del siglo XIX el rey Carlos I hace remodelaciones y ampliaciones en el lugar, para que fuera residencia de invierno. En 1926 se produjo un incendio que vió afectado la parte central y el salón de tronos. Tuvo varias reconstrucciones a lo largo de distintos reinados. En 1944 se produjo un ataque aéreo dañando una de sus salas. En 1947 llegó el régimen comunista y el edificio se utilizó como sede del complejo administrativo. En la revolución de 1989 el palacio fue tomado dañándose muchas de sus obras. El lugar se restauró y abrió al público en la década del 2000. Cuenta con una galería de arte Europeo y una galería de Arte Nacional. No pudimos acceder a él porque cuando llegamos no permitían el acceso ya. Al día siguiente era día 15 de agosto y estaba cerrado. Nos tuvimos que quedar sin poder visitarlo. Abierto de miércoles a domingo de mayo a septiembre de 11.00 h. a 19.00 h., el último acceso es a las 18.00 h. De octubre a abril de miércoles a domingo de 10.00 h. a 18.00 h., el último acceso a las 17.00 h. Permanece cerrado el 1 y 2 de enero, 1 de mayo, el 15 de agosto, el 30 de noviembre, 1, 25, 26 de diciembre, y durante la pascua ortodoxa. La entrada a la galería de Arte Europeo tiene un coste de 8 Lei por persona (1,75 € aproximadamente) para acceder a la galería Nacional cuesta 10 Lei por cada uno (2,19 € aproximadamente) el ticket combinado galería de Arte Europeo+galería Nacional vale 15 Lei por persona (3,28 € aproximadamente) Los estudiantes mostrando un documento que lo acrediten tendrán un descuento del 50% del valor de la entrada.
El primer miércoles de cada mes el acceso es gratis.

Enfrente se encuentra la Biblioteca Central de la Universidad de Bucarest. La universidad fue fundada en 1864 y la biblioteca en 1895 llamado biblioteca Carlos I. La dirección es Calle Boteanu 1.

Pasamos por la Plaza de la Revolución no nos detuvimos porque había demasiada gente en el lugar, más tarde a nuestro regreso pasaríamos por ella. Continuamos hasta llegar al Ateneo Rumano dedicado al arte y cultura rumana. Su construcción fue posible gracias a la contribución ciudadana con el eslogan, bueno aquí lo pongo yo traducido a castellano
“Dedica un Leu al ateneo” (la anterior moneda rumana) Diseñado por los arquitectos Albert Galleron y Constantin Baicoianu. Comenzado a construir en 1886, las obras se extendieron hasta 1897. Se ha convertido en el símbolo e icono de la cultura. Actualmente es la sede de la filarmonía George Enescu de Rumania es utilizado para realizar conciertos.Los precios de entrada para los conciertos varían según la categoría de ellos. Se sitúa en Calle Benjamin Franklin 1-3.

Vimos el emblemático edificio que actualmente es la sede de los arquitectos sindicales de Rumania. ¿Antiguo o moderno? es una mezcla, este monumento histórico es uno de los edificios más antiguos de Europa, el edificio fue restaurado entre 2003-2007.

Comenzó a llover fuerte nos tuvimos que resguardarnos unos minutos debajo de un toldo de una cafetería. Aflojó un poco la lluvia y nos dimos una carrera hasta llegar barrio de Lipscani, cenamos en el restaurante Trattoria Buongiorno, donde nos pedimos cada uno una ensalada de mejillones, de bebida una botella de agua mineral y una coca cola. Pagamos un total de 59,70 Lei (13 € aproximadamente) Al precio hay que añadirle una propina por servicio de mesa entre un 8% a un 10%. Fue el único establecimiento en que comimos que no tenía incluido esa tasa.
Al terminar la comida pasamos por el supermercado Carrefour express, donde compramos una botella de agua mineral nos costó 2,19 Lei (0,49 € aproximadamente).

Al día siguiente no teníamos muchas ganas de despertarnos, tuvo que sonar 2 veces el despertador. Nos arreglamos y bajamos a desayunar una vez listos emprendimos el camino, llegamos a la Plaza 21 de diciembre 1989, donde hay algunas cruces, frente a las cruces vimos que está el teatro Nacional de Lon Luca Caragiale fundado en 1852 es el principal escenario para el ballet y la ópera. Justo delante del edificio está el km O de Bucarest y la escultura del carro de los payasos este monumento de hierro fue creado en honor a los actores y profesionales del mundo de la animación.

Pasamos por la puerta de Chiesa Coltea, es un templo que fue construido entre
1698-1702 por la familia Cantacuzino.Se localiza en el Boulevard lon C. Bratianu 4.

Llegamos hasta el parque Carol I o parque de la libertad. Este parque se sitúa en la colina Filaret, fue inaugurado en la ceremonia de celebración por los 40 años de monarquía del rey Carol en 1906. Al principio el parque tenía una superficie de 36 hectáreas hoy en día tiene 45 hectáreas. Al fondo de él pasando por el centro, cruzando un puente de hormigón se llega a la cumbre donde hay un mausoleo que fue levantado en 1963 en honor a los héroes de la lucha para la libertad, tiene 48 metros de altura, base circular cubierta con granito negro desde donde salen cinco arcadas de granito rojo. Alberga la cripta de 3 representantes del comunismo rumano Petru Groza, Parhon, y Gheorghiu-Dej, también hay los restos de muchos militares. El lugar está presidido por un soldado y una llama que arden constantemente.

El parque Cismigiu es el espacio verde más antiguo de la ciudad, en el lugar había un lago y se construyeron dos fuentes para suministrar agua al pueblo. En 1830 se vacía el lago para crear un jardín público el proyecto fue realizado por Wilhelm Mayor un ex jardinero y paisajista de Viena. En 1854 abrió al público como parque Cismigiu, tiene una superficie de 17 hectáreas, en él se pueden ver una gran cantidad en esculturas expuestas por todo el parque, de personajes importantes, acontecimientos de la historia del país, etc., en verano en el lago se puede alquilar una barquilla de remos y en invierno es posible patinar sobre el lago. Cuenta con diferente entradas, el acceso es gratuito, abierto todos los días. La dirección es Boulevard Regina Elisabeta.

La Plaza de la Revolución “Piata Revolutiei” aquí fue donde se produjo el último acto público del ex dictador Ceaucescu, el 21 de diciembre de 1989, salió al balcón de la Sede del Partido Comunista Rumano a dar un discurso al pueblo, se le echó encima contra él, tomando la sede, el ex dictador y su mujer huyeron en un helicóptero desde la azotea del edifico. A pocas horas fue apresado, juzgado y fusilado. El régimen de Nicolae Ceaucescu llevó al país a una situación de hambre, pobreza extrema, retraso industrial, etc. Más de 1.000 personas perdieron su vida durante ese mes. Muchos de ellos por las revueltas de Bucarest, se produjeron en está plaza. Hoy en día podemos ver un obelisco fue inaugurado en 2005 que hace homenaje a las víctimas de la revolución de 1989.

Almorzamos en el restaurante Trattoria Il Calcio, donde pedimos para cada uno un plato de bife de ternera acompañado de patatas, de bebida pedimos una coca cola y una botella de agua mineral. Pagamos un total de 160 Lei (34,86 € aproximadamente).

Regresamos al hotel porque nos habíamos quedado sin batería de la cámara, habíamos dejado una cargando en la habitación. Bueno una vez con la batería cargada.

Pasamos por la librería Carturesti Carrusel está considerada como una de las 20 librerías más bonitas y modernas del mundo. Se sitúa en un antiguo edificio del siglo XIX, tiene una superficie de 1.000 m² distribuidas en 6 plantas. Los eventos culturales y conciertos se llevan acabo en el sótano y primera planta. En la última planta dispone de una cafetería. Se localiza en la Calle Lipscani 55.

Nos adentramos en la basílica de San Dumitru Posta es una iglesia ortodoxa creada en 1819, posee varias reliquias. Es el único templo que tiene un viejo icono con San Judas Tadeus. El acceso al templo es gratis.
Se encuentra en la Calle Franceza nr. 1/Str. Postei nr 2.

Visitamos también la iglesia de San Nicolas los primeros datos históricos corresponde al 1664, el templo se vió dañado por el incendio de 1847, tuvo que ser reconstruida entre 1860-1868 en estilo neogótico románico y pintada por G.H Tattarascu. Ha sido en varias ocasiones reconstruida a lo largo de la historia por terremotos, incendios, etc. El acceso a su interior es gratuito. Abierta todos los días desde las 8.00 h. hasta las 19.00 h.
Se localiza en la Calle Blandir 16.

Fuimos hasta el templo Coral es una sinagoga copia de la gran Leopoldstadt de Viena. Diseñada entre 1855 y 1867 se vió destruida por los legionarios de extrema derecha, fue restaurada después de la Segunda Guerra Mundial en 1945. Hoy en día aún sigue ofreciendo servicios religiosos. La dirección es Calla Santa Vineri 9.

Cogimos un taxi para ir hasta el jardín botánico el trayecto nos costó 6,70 Lei
(1,47 € aproximadamente).

El jardín Botánico muestra especies de plantas tanto autóctonas, como traídas de otros países. Cada planta cuenta con un cartel informativo, el parque se creo en 1860 en los exteriores del palacio Cotroceni, el que hoy visitamos se ubica en el actual lugar desde 1891. En la inmediaciones hay un museo botánico donde hay objetos botánicos, plantas, utensilios, fotografías, etc. La entrada al jardín nos costó 7 Lei por persona
(1,52 € aproximadamente) a los residentes nacionales sólo le cuesta 2 Lei por persona
(0,45 € aprox.) visitar el museo botánico que hay dentro y pagar un ticket
de 2 Lei por persona (0,45 € aproximadamente).
El horario del jardín abierto de 16 de marzo hasta el 15 de octubre de 8.00 h. a 20.00 h. del 16 de octubre al 15 de marzo de 9.00 h. a 17.00 h., el museo abre de sábado a jueves.
Está en Soseaua Controlen 32.

Pensábamos visitar el palacio de Cotroceni, es la residencia oficial del presidente desde 1991 el palacio alberga al museo Nacional Cotroceni, enseña el paso de los diferentes gobiernos que ha tenido Rumania como la monarquía, dictadura, democracia, etc. Abierto de martes a domingo de 10.00 h. a 17.30 h., cerrado los días festivos y todos los lunes. Cuando nosotros los visitamos estaba cerrado a las visitas porque era festivo.
La dirección Boulevard Geniului 1. Nos fuimos caminando hasta el hotel.

Pasamos por un supermercado donde compramos unas manzanas, peras, plátanos y una botella de agua mineral. Pagamos un total de 13,68 Lei (2,99 € aproximadamente) está sería nuestra cena.

Hoy tocaba madrugar más de la cuenta a las 6.30 h., de la madrugada ya estábamos despiertos bajamos a desayunar a las 7.15 h., y a las 7.45 h., vino a recogernos al hotel la empresa suntranfers.com, para hacernos el traslado hasta el aeropuerto aeropuerto Otopeni Henri Coanda, entramos y nos dirigimos a pasar el control de seguridad, teníamos las tarjetas de embarque impresas. Pasamos el control de adunas, sólo tuvimos que enseñar el pasaporte, esperamos unos 30 minutos a que comenzara el embarque., aunque luego se prolongo 20 minutos más por el retraso de llegada del avión.

Esta vez volábamos con la empresa W!Zz, una aerolínea de bajo coste. Permite a los pasajero viajar con un equipaje de mano pequeño con las siguientes medidas 42x32x25cm o un equipaje grande de mano de 56x45x25 cm como máximo que pese 15 kg. Si el equipaje supera estas medidas te aplicaran pagar una tarifa adicional y mandaran el equipaje a la bodega.
El billete de avión nos costó por 99,90 € por persona.
El vuelo tuvo una duración de 4 h.

Aterrizamos en el aeropuerto de Málaga Costa del Sol. Bajamos del avión y en la zonas de llegadas estaba la chica de la empresa de parking de larga estancia Marbesol, nos identificamos, ella nos dió una tarjeta con un número, salimos a la calle y anduvimos unos metros hasta llegar a la parada de la furgoneta de la empresa, allí estaba el chico que nos llevó hasta el parking pagamos y cogimos nuestro vehículo poniendo dirección a casa. Hicimos un trayecto de 184 km, 1 h y 56 minutos.

 

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Bucarest, Rumania.' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.