Templo Dorado

Qué ver y hacer en Kyoto, Japón.

Viaje por Japón.

Qué visitar, ver y hacer en la ciudad de Kyoto: el castillo de Nijo, el templo Kinkakuji, el santuario Shintoísta de Heian, la calle Tetera, el templo de Kiyomizu Dera, el distrito de Gion, la calle Pontocho.

Kyoto, se encuentra en la parte central de la isla de Honshu, con una superficie total de 827.830.000 km², y una población de casi 1.500.000 habitantes. Es una de las ciudades más pobladas de Japón ¿Sabías qué la industria japonesa de cine y televisión tiene su centro en Kyoto?

Nuestro cuaderno de bitácoras:

Una vez llegados a la estación de Kyoto, nos fuimos caminando hasta el Hotel Nikko Princess Kyoto, que teníamos reservado por dos noches. Hospedaje de cuatro estrellas. Hicimos el check-in, dejamos el equipaje en la habitación que nos habían asignado, luego, salimos y dimos una vuelta por la ciudad, cenamos y regresamos al hotel.

Empezamos el día con un buen desayuno, una vez acabado, cogimos el transporte público para ir a visitar el Castillo de Nijo fue comenzado a construir en el año 1601 pero no fue terminado hasta 1626. Es un tipo de castillo japonés, cuenta con una superficie de 275.000 m², está formado por varios edificios. El Palacio de Ninomaru cuenta con 33 habitaciones y unos 800 tatami. El palacio de Honmaru, cuenta con cuatro partes: la recepción, habitaciones, vestíbulos y zona de cocina. Además, hay dos jardines: el Jardín Ninomaru y Jardín Seiryu-en. Está prohibido tomar fotografías en el interior del Palacio Ninomaru. Abierto de 8.45 h. a 17.00 h. (último acceso en el día a las 16.00 h) cerrado los martes. La entrada nos costó 600 yenes por persona (5,32 € aproximadamente).
La dirección es 541 Nijojocho, Nakagyo Ward, Kyoto.

Luego nos fuimos al Templo Kinkakuji (El Pabellón Dorado), se inició su construcción en 1397 y se terminó en 1950. Fue incendiado por un monje con problemas mentales, por lo que se vieron obligados a tener que restaurarlo. Además, después ha sido también restaurado en varias ocasiones. Está compuesto por tres plantas y cuenta con un jardín japonés. Fotografiamos la zona y paseamos por sus jardines. Abierto todos los días de 9.00 h. a 17.00 h. La entrada nos costó 400 yenes por persona
(3,55 € aproximadamente) La dirección es 1 Kinkakujicho, Kita Ward, Kyoto.

Más tarde estuvimos en el Santuario de Heian, es un santuario sintoísta imperial. Fue construido en 1895 con motivo del 1100 aniversario de la Fundación de Heian-Kyo, dedicado al emperador Kanmu y Komei. Lo que más nos llamó la atención fue el Torii en la entrada principal. Dicen que es uno de los más grandes de Japón. El santuario está abierto en temporada de invierno desde las 6.00 h. hasta las 17.00 h., y en verano desde las 6.00 h. hasta las 18.00 h. Los jardines abren a las 8.30 h., cierran en invierno
16.30 h., y en verano a 17.00 h. La entrada al santuario es gratuita.
Visitar los jardines, nos costó 600 yenes por persona (5,32 € aprox.)
Se sitúa en Okazaki Nishitennocho, Sakyo Ward, Kyoto.

Después dimos un paseo de unos quince minutos por la Calle Tetera, que está llena de tiendas de recuerdos, restaurantes, bares, etc.
Continuamos andando y llegamos al emblemático Templo de Kiyomizu Dera. Este ofrece unas vistas preciosas llenas de paisajes con un fondo de la ciudad en su sala principal, fotografiamos y visitamos todos los edificios que se encuentran en su interior: La escuela budista, sus monumentos y santuarios. Pasamos por el manantial sagrado de este templo se sitúa debajo de la sala principal en la Cascada Otowa-no-taki, donde tres canales de agua caen en un estanque. Realizamos el rito, consistía en beber agua sagrada, en una copa de madera o plástico. Según dicen tienen propiedades terapéuticas, supone tener salud y en los estudios éxito. Observamos que los japoneses en casi todos sus templos y santuarios siempre tienen ritos que realizar. Abierto todos los días de 6.00 h. a 18.00 h. La entrada nos costó
300 yenes por persona (2,66 € aproximadamente).
Se localiza en 294 Kiyomizu 1-chome, Higashiyama Ward, Kyoto.

Al terminar volvimos a pasar por la Calle Tetera, en este momento le dedicamos más tiempo a visitar sus tiendas y hacer una parada para tomar un refresco.

Nos dirigimos al Distrito de Gion, este barrio es especialmente famoso por ser el clásico lugar de los Máiko y Geisha. Se dejan ver, tuvimos la oportunidad de ver a estos personajes paseando por las calles. No dudamos para nada en fotografiarlos, aunque la verdad es que tuvimos que esperar un buen rato para verlas, se hicieron de rogar.

Por último nos fuimos a Pontocho. Es una calle estrecha que te traslada al pasado de Japón con sus casas de madera, con sus faroles colgando y todo iluminado. Nos dirigimos al callejón donde se encuentran sus bares, restaurantes, etc. Está llena de vida nocturna y plagada de gente. Algo que nos llamó la atención es que en todos los restaurantes en la puerta tienen maquetas hechas de plástico con los platos de comida que ofrecen y su carta de precios. Cenamos en uno de estos restaurantes. Regresamos hacia el hotel, que al día siguiente nos esperaban muchas visitas.

Bueno este ha sido nuestro paso por Kyoto, en la próxima entrada al blog os hablaremos de Hakone, aún seguíamos por tierras de Japón. Aquí os dejamos el enlace de un blog de viajes de unos amigos, donde podrás obtener más información de la ciudad de Kyoto: https://www.japonalternativo.com/kioto/
Un saludo Andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué ver y hacer en Kyoto, Japón.' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.