Estrella de 14 puntas, Belén.

Qué visitar, ver y hacer en la ciudad de Belén, Palestina.

Qué visitar, ver y hacer en un viaje a la ciudad de Belén, Palestina: la Puerta de la Humildad, la Iglesia de Natividad (Belén), la Gruta de la Natividad, la Iglesia de Santa Catalina, etc.

Belén, es una ciudad palestina en Cisjordania, con una superficie de 30 km2, y a una altitud de 765 metros sobre el nivel del mar, a unos 9 km al sur de Jerusalén. Es un lugar importante de peregrinación para los cristianos, aquí fue donde nació Jesús de Nazaret y también para los judíos, lugar de nacimiento y coronación del Rey David. A la entrada de la ciudad se halla la tumba de Raquel (matriarca bíblica) esposa de Jacob. Belén, está en la línea verde que ha declarado el gobierno de Israel, en la Franja del Oeste. El gobierno israelí ha amurallado la ciudad poniendo puestos de control e impidiendo el libre acceso de los habitantes, dicen que es para evitar conflictos y violencia entre ambos países. ¡Ojo!, antes de visitar el lugar debes de informarte en el estado que se encuentra, ya que está bajo la ocupación militar y la situación puede cambiar de un momento a otro. Aquí os dejamos la página web: https://www.jpost.com Hay que cruzar una frontera con control de soldados (no olvides llevar el pasaporte, puede que te lo pidan para identificarte). Los palestinos intentan que los viajeros y turistas se sienta a gusto cuando la visitan.

Mapa de Belén, Palestina.

Nuestro cuaderno de bitácoras:

Abandonábamos la ciudad de Jerusalén en Israel para ir a visitar Belén en Territorios Palestinos, ambas ciudades están separadas por unos 9 km de distancia. Fuimos en tour organizado por la empresa Pilgrim World. La web: http://www.pilgrimworld.com/about-us/ Personalmente no la recomendamos, fue un desastre. La actividad nos incluía trayecto en autobús, ida+vuelta, guía, visita la Iglesia de Natividad, la Iglesia de Santa Catalina, y almuerzo.

Una vez llegados a la ciudad de Belén, concretamente hasta un parking de autobuses. Desde aquí, caminando, fuimos hasta la Iglesia de la Natividad.

La Puerta de la Humildad, puerta que corresponde a tiempos otomanos, para acceder a ella, hay que entrar agachado, pasando de uno en uno, ¡si no quieres golpearte la cabeza!, ya que la puerta fue tapiada, en gran parte, por los cruzados, para impedir que los ataques, se realizaran a lomos de un caballo a la casa de Dios. En el periodo mameluco u otomano, fue reducida aún más. Actualmente, es una pequeña apertura de 1,5 metros.

La Iglesia de Natividad (Belén), o también es llamada Basílica de la Natividad, considerada como uno de los templos más antiguos del mundo en activo. Se dice que fue edificada en la gruta donde la Virgen María dio a luz a Jesús de Nazaret. La iglesia original fue construida sobre una cueva, por el obispo Makarios de Jerusalén, por orden del emperador Romano Constantino I, en el siglo IV d.C. en el año 325 d.C. fue consagrada el 31 de mayo de 339 d.C. fue quemada y destruida durante la rebelión de los samaritanos en el 529 d.C. Más tarde el emperador bizantino Justiniano mandó construir una nueva basílica, edificada en el mismo lugar, pero siendo esta vez más grande. La basílica, a lo largo de los siglos ha sobrevivido a guerras, rebeliones y reformas. En el año 1347 se dio a los franciscanos la basílica y la gruta. La basílica con planta de cruz latina y cinco naves, tiene 54 metros de longitud, cuenta con cuatro filas de columnas. En algunas zonas aún se pueden ver mosaicos que adornaban el pavimento de la primitiva iglesia constantiniana, y en las paredes fragmentos de otros mosaicos, de los tiempos de las cruzadas. Debajo del templo está la gruta, el lugar de nacimiento de Jesús, según la fe cristiana. La última restauración de la iglesia ha sido en el 2014, aunque cuando nosotros visitamos la zona estaban realizando trabajos de mantenimiento. El templo es administrado por la iglesia católica y la ortodoxa griega. La basílica desde el 2012 está declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. El acceso es gratuito. Permiten tomar fotografías pero sin flash. Es cierto que apenas permaneces un minuto en el lugar, no te da tiempo a poder contemplar todos los detalles del sitio. Nosotros tardamos en llegar a la gruta más de 2 h y 30 minutos. La iglesia y gruta están abiertas en invierno de 6:30 h a 18:00 h el resto del año de 6:30 h a 19:30 h ¡Ojo!, a partir de las 15:00 h no permiten el acceso de más personas. La dirección es Bethlehem.

Iglesia de Natividad (Belén).
Altar de la Iglesia de Natividad (Belén).
Colas en la Iglesia de Natividad (Belén).
Imagen de la Iglesia de Natividad (Belén).
Fragmento de mosaico en la Iglesia de Natividad (Belén).
Mosaico en el suelo de la Iglesia de Natividad (Belén).

El acceso a la Gruta de la Natividad, es desde los altares de la basílica, hay unas escaleras que llegan hasta la gruta por un pequeño y estrecho pasillo, cuando hay aglomeraciones de gente puede resultar peligroso. Para personas que sufran claustrofobia no es muy recomendable. Es una cueva subterránea, situada bajo el presbiterio con forma de capilla
(con dimensiones muy reducidas) tiene un pequeño ábside en el lado oriental, hay un altar y debajo de él una estrella de plata con catorce puntas, esta, marca el punto exacto por un agujero en medio, el lugar donde la Virgen María dio a luz a su hijo, Cristo nació allí. Se puede leer una inscripción en latín: «Hic de Virgine Maria Iesus Christius natus est» (aquí Jesucristo nació de la Virgen María). En una capilla aneja, está el pesebre, donde la Virgen María acostó al Niño, antes lo envolvió en pañales. Enfrente se encuentra el altar de los Reyes Magos, este, tiene un retablo con la escena de la Epifanía.

Cola para la bajada de la Gruta de la Natividad, Belén.
Velas en la Iglesia de Natividad (Belén).
Altar bajo la estrella de plata con catorce puntas, Belén.
Estrella de plata con catorce puntas, Belén.

La Iglesia de Santa Catalina, dedicada en 1347 a Santa Catalina de Alejandría. El templo que hoy podemos ver es un inmueble que a lo largo de la historia ha sufrido continuas ampliaciones y modificaciones. La última reforma ha sido en el Jubileo del año 2000. Es una iglesia parroquial y monasterio franciscano. El Patriarca latino de Jerusalén oficia cada año la misa de medianoche de Navidad en nochebuena, más conocida como la «Misa de Gallo» o como «Misa de los Pastores» esta, es retransmitida por la televisión a todo el mundo. Desde el 2012 la iglesia está incluida en la lista Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. La Gruta de San Jerónimo, se encuentra bajo la iglesia de Santa Catalina. Nosotros no pudimos visitarla, ya que cuando terminamos la visita en la Gruta de la Natividad, estaba cerrada. Se localiza justo al lado de la Iglesia de Natividad (Belén). El acceso es gratuito. Abierta de 8:00 h a 13:30 h por la tarde de 14:00 h a 15:00 h

Iglesia de Santa Catalina, Belén.

El guía que tuvimos en Belén, nos dejó unos veinte minutos de tiempo libre para que recorriéramos la Plaza del Centro e hiciéramos compras. Es aconsejable al menos pasar un día completo en Belén, para visitar lugares como: Iglesia Luterana de la Natividad, la Capilla de la Gruta de la Leche, la Tumba de Raquel, el Museo de la Antigua Belén, etc.

Abandonamos la ciudad de Belén, para regresar a Jerusalén, concretamente hasta el hospedaje, tocaba descansar.

El almuerzo lo tuvimos a medio camino, antes de llegar a la ciudad de Belén, hicimos una parada en Petra Gardens Restaurant, aquí nos sirvieron unos aperitivos al centro, de entrante una sopa de vegetales, de plato principal, un pincho de ternera y otro de pollo acompañado de arroz blanco y patatas, de bebida dos botellas de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 120 ILS (32,19 € aproximadamente). Aceptan pagos con tarjeta de crédito y en efectivo. Abierto de lunes a domingo de 11:00 h a 23:00 h El teléfono es: 97222724455. Localizado en Unnamed Road. Finalizado el almuerzo, volvimos a subir todo el grupo en el autobús para poner rumbo a la ciudad de Belén, y comenzar a visitar la ciudad.

Sopa de vegetales en Petra Gardens Restaurant.
Plato principal en Petra Gardens Restaurant.

¿Cómo llegar a Belén desde Jerusalén?, en transporte público, taxi, o en una excursión organizada. Desde la Estación Este de Jerusalén, sale la línea nº 21, llega al centro de Belén, el trayecto tiene una duración de unos 45 minutos aproximadamente, salen con bastante frecuencia. La página web: https://www.egged.co.il/HomePage.aspx Taxi desde Jerusalén viajan a Belén, el trayecto es de unos 10 kilómetros de distancia entre ambas ciudades. ¡Ojo!, no todos los taxistas están autorizados para hacer cruzar la frontera, por lo que deberás preguntar antes, al conductor. ¡No olvides!, llevar el pasaporte, por qué te lo pueden pedir las autoridades palestinas para acceder a Belén. La forma más cómoda y cara es ir en excursión organizada, eso sí, no te tendrás que preocupar por nada. Hay varias empresas que ofrecen este servicio.

Bueno, este ha sido nuestro paso por Territorios Palestinos, para nosotros, no ha sido un viaje que nos haya gustado mucho, aunque no nos arrepentimos de haberlo conocido. Lo recomendamos para peregrinos, ya sean cristianos, judíos o musulmanes, si no eres practicante de ninguna religión, no te gustan aglomeraciones y destinos abarrotados de turistas, no aconsejamos este tipo de viaje. Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.

Belén, Territorio Palestino.


'Qué visitar, ver y hacer en la ciudad de Belén, Palestina.' has no comments

Be the first to comment this post!

Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.