Qué ver en el Parque Nacional Tayrona, Colombia.

Qué visitar, ver y hacer en Santa Marta, y Parque Nacional Tayrona, Colombia.

Visitas que no pueden faltar en un viaje por Santa Marta: el Parque Nacional Tayrona, la Quinta de San Pedro Alejandrino, el mirador Taganga, el monumento al futbolista colombiano Carlos Alberto Valderrama, el Museo del Oro, el Parque Simón Bolívar, la Avenida Rodrigo de Bastidas, el Parque de los Novios, el Palacio de Justicia, la Catedral, etc., y en los alrededores el Parque Nacional Tayrona.

Santa Marta, situada en el departamento de Magdalena, se encuentra a las orillas de la bahía de Santa Marta, sobre el mar Caribe. Fue fundada en 1525 por Rodrigo de Bastidas (conquistador español) es la ciudad más antigua de Sudamérica, es considerada como la segunda ciudad colonial más importante de la costa colombiana del Caribe. Es puerta de entrada para visitar el Parque Nacional Tayrona, ofrece patrimonio arqueológico, reserva natural, increíbles paisajes, playas, sol, montaña, etc.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

El vuelo salió con un retraso de 25 minutos, nosotros veníamos de una conexión con otro vuelo, nos veíamos como siempre ¡corriendo por el aeropuerto! para no perderlo. El viaje tuvo una duración de 1 h., y el billete nos costó 39 € por persona. Una vez que aterrizamos en el aeropuerto Internacional de Bogotá El Dorado, salimos corriendo, para buscar la puerta de embarque, ¡menos mal!, que no teníamos que facturar equipaje ni pasar un nuevo control de seguridad. Llegamos a la puerta de embarque y comprobamos que el vuelo fue retrasado, cogimos el avión operado por la misma compañía aérea con destino final a Santa Marta, al final salió con una demora de 1 h., el trayecto fue de 1 h. y 34 minutos, donde tuvimos casi todo el viaje con turbulencias. Durante el trayecto las azafatas nos ofrecieron una bebida: jugos, café, té o agua. El billete nos costó 42 € por persona.

Bajamos del avión en el aeropuerto Internacional Simón Bolívar, nos dirigimos hasta la cinta para coger el equipaje. Salimos del aeropuerto, cogimos un taxi para llegar hasta el hotel. El aeropuerto se encuentra a 16,50 km de la ciudad de Santa Marta. Te puedes desplazar en autobuses urbanos los de “Rodadero Aeropuerto” El viaje en taxi nos costó
25.000 pesos colombianos (7,09 € aproximadamente).

Teníamos reservado el alojamiento en el hotel Tequendama Inn, de tres estrellas, donde pasaríamos dos noches pagamos por la estancia+desayuno un total de 100 €. Hicimos el check-in y nos asignaron la habitación 204. Ofrece a sus clientes wifi gratis, aunque no va muy bien. Se localiza a 4 minutos a pie de la playa de Pozos Colorados. Fue un poco error escoger este hotel, en el baño comprobamos que no había agua caliente, el desayuno es tipo buffet muy escaso donde hay poco para elegir. La dirección es Km 8 Vía Pozos Colorados.

Al día siguiente sonó el despertador, tocaba el momento de levantarse bajar a desayunar, el desayuno fue muy escaso y poco donde elegir, y de escasa calidad, una vez acabada la comida, nos desplazamos hasta el Parque Nacional Tayrona.

Contratamos la excursión de 1 día al Parque Nacional Tayrona, con la empresa Tayrona Tour Colombia. Por esta actividad pagamos un total de 29 dólares americanos por persona (24,94 € aproximadamente). En el precio incluía traslados, entrada al parque y guía. No incluía: comida, bebidas, material de snorkel, etc. Para más información visitar la página web: https://tayronatourcolombia.com/

A las 7.00 h., de la mañana vinieron a recogernos a las puertas de nuestro hotel, subimos en una furgoneta poniendo dirección hasta el parque, por la entrada de Zaino, tuvimos un viaje de 1 h., aproximadamente.

El Parque Nacional Tayrona, fue creado en 1964, es una extensa área protegida, tiene una superficie de 12.000 hectáreas de territorio y
3
.000 hectáreas de mar, estando a  una altura entre 0 y 900 metros sobre el nivel del mar, goza de una temperatura media de 27ºC. Para el ingreso no exigen el certificado de vacunación contra la fiebre amarilla, pero sí, se recomienda estar vacunado. Cuenta con varios puntos de entrada, por cualquier acceso que entres no te librarás de pagar la entrada. La principal es por Zaíno que está a 32 km de Santa Marta, unos 45 a 60 minutos aproximadamente en coche.

Antes de comenzar con la visita a Tayrona, proyectaron un vídeo informativo del parque y las normas que hay que seguir en él. Al acceder a él fuimos cacheados, para comprobar que no llevábamos armas, drogas, alcohol, botellas de cristal, bolsas de plástico, está restringido el acceso con tablas de surf, mascotas, etc. Queda totalmente prohibido hacer fogatas y tirar basura. En este parque no olvides ponerte repelente para mosquitos hay una gran cantidad, llevar un traje de baño, una bolsa de plástico (para luego introducir el traje mojado) ¡Recuerda! sólo se puede bañar en los sitios autorizados del parque, el baño está autorizado hasta las 18.00 h. En el área del parque hay vestigios de culturas del pasado, en la zona nororiental de Tayrona hay un museo y centro de interpretación. En él hay sitios sagrados de los cuatro pueblos indígenas de Sierra Nevada de Santa Marta, el ingreso a está zona es totalmente prohibido. Los senderos del parque se pueden hacer a pie o recorrerlos a lomos de un caballos (este último bajo coste).

El parque cuenta con 4 senderos: El sendero Kogui o ruta del conocimiento de Cañaveral arrecifes a Arrecifes, tiene una duración de 2 h., de baja dificultad. El sendero arrecifes-boca del Saco, pasando por la playa de Arrecifes, la piscina y el Cabo San Juan de Guía, tiene un recorrido de 2 h., con una baja dificultad. El camino empedrado hacia Pueblito desde el Cabo de San Juan de Guía, tiene una duración de 3 h., y un alto nivel de dificultad. El sendero Calabazo, Pueblito, Cabo Juan del Guía, una duración de 4 h., presentando una alta dificultad.
La página del parque: http://www.parquesnacionales.gov.co/portal/es/

Comenzamos con la caminata adentrándonos en la selva poniendo dirección hacia la playa de Arrecife, por el camino compramos a unos indígenas dos cocos y una rama de plátanos. Pagamos un total de
10.000 pesos colombianos (2,81 € aproximadamente). Aunque nosotros llevamos agua en la mochila, el día que lo visitamos, hacía un calor agotador, y había que ir hidratándose.

Por los senderos se puede observar fauna y flora silvestre; como el mono mico titi, el aullador, los venados, y el jaguar, que por cierto nosotros este último no tuvimos la oportunidad de verlo, en reptiles la iguana, el caminan aguja, la rana dendrobates, en flora diferentes especies de árboles, las bromelinas, las orquídeas, los musgos, las aráceas. En aves el águila blanca, el mosquero real, el pájaro Tayrona, el guacharaca y el paujil.

La playa de Arrecife, aunque no es apta para el baño, aquí hay cabañas para alojarse, zona de acampada y servicio de restaurante. A unos pocos metros de ella se encuentra la playa de Arenilla, donde vimos un chiringuito, tomamos unas fotografías de la zona. Continuamos hasta llegar a la Piscina, es una bahía con grandes rocas se halla rodeada de granito.

Seguimos con la caminata a pie hasta llegar a Cabo San Juan Guia, disfrutamos del lugar, teniendo tiempo libre. Hay un espacio habilitado para acampada, restaurante, también hay un mirador en lo alto de un promedio se puede acceder a él a pie subiendo por unos escalones llegando a la cima, desde el obtuvimos unas increíbles vistas panorámicas del lugar, allí hay unas hamacas que se pueden alquilar.

Almorzamos en el único chiringuito que hay en la zona, donde pedimos un arroz costeño y para el otro un arroz con camarones, de bebida una botella de agua mineral sin gas, una bebida energética y una coca cola. Pagamos un total de 74.000 pesos colombianos
(20,75 € aproximadamente). Ofrece arroces, carnes, pescados y cocteles.

Después de haber disfrutado todo el día en el parque Tayrona, tomando fotografías, grabaciones, baños en las playas, caminata por los senderos, probando gastronomía colombianas, etc., tocaba el momento de deshacer el camino, bueno antes compramos una botella de agua mineral sin gas pagamos un total de 6.000 pesos colombianos (1,69 € aproximadamente) hasta llegar a la zona de parking, una vez allí subimos en la furgoneta de la empresa de la excursión que nos llevaría hasta el hotel.

El horario del parque es de lunes a domingos de 8.00 h. a 17.00 h., tiene una capacidad para 6.900 visitantes al día. La entrada en temporada alta es del 1 de diciembre hasta el 31 de enero, del 1 de junio al 31 de julio, la Semana Santa desde el domingos de Ramos hasta el domingo de resurrección, los puentes nacionales con lunes festivos. ¡Recuerda! para acceder necesitar llevar el pasaporte o un documento de identificación personal. Los nacionales o extranjeros residentes en Colombia o miembros de la CAN, mayor de 5 años hasta los 25 años cuesta 13.500 pesos colombianos por persona (3,78 € aproximadamente) Los adultos nacionales o extranjeros residentes en Colombia o miembros de la CAN, mayores de 25 años pagaran 23.000 pesos colombianos por cada uno (6,46 € aproximadamente), los extranjeros no residentes en Colombia ni miembros de la CAN, cuesta 54.500 pesos colombianos por persona (15,28 € aproximadamente). En temporada baja, es el resto de fechas, los nacionales o extranjeros residentes en Colombia o miembros de la CAN, mayor de 5 años hasta los 25 años cuesta 11.500 pesos colombianos por persona (3,22 € aproximadamente) Los adultos nacionales o extranjeros residentes en Colombia o miembros de la CAN, mayores de 25 años pagaran 18.500 pesos colombianos por cada uno (5,19 € aproximadamente), los extranjeros no residentes en Colombia ni miembros de la CAN, cuesta 44.500 pesos colombianos por persona (12,47 € aproximadamente). Están esentos de pagar adultos nacionales o extranjeros residentes en Colombia o miembros de la CANmayores de 65 años, los menores de 5 años nacionales o extranjeros. Los nacionales o extranjeros que tengan una discapacidad. El personal incluido de los Parques Nacionales Naturales, etc.
El ticket tiene una validez para el día que lo compras puedes salir y volver a entrar hasta las 17.00 h. El cobro de parking para  automóvil es de 13.400 pesos colombianos (3,77 € aprox.), colectivo es de 34.500 pesos colombianos (9,68 € aproximadamente) bus buseta es de 72.500 pesos colombianos (20,32 € aproximadamente), moto es de 9.500 pesos colombianos (2,67 € aprox.) El auditorio tiene una capacidad para 120 personas. Dispone de varios restaurantes en diferentes senderos del parque que ofrecen platos típicos de la región, bebidas, etc. Hay una zona de camping para alojar hasta 400 visitantes en Arrecife y 200 en Cañaveral, alojamiento en los ecohabs, cabañas con un diseño típico de inspiración indígenas. Para más información visitar la página
web: http://www.parquesnacionales.gov.co/portal/es/

Una vez en el hotel, salimos a la calle, en un puesto callejero de fruta compramos unos mangos, unos plátanos y una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 10.0000 pesos colombianos (2,81 € aprox.)

La Playa Pozos Colorados, es una playa de arena blanca, tranquila, con pocas aglomeraciones de gente, más bien es visitada por las personas que se alojan en los hotelesresort que hay en la zona. Bueno, después de darnos un chapuzón en el agua, esto fue todo por ese día, tocaba descansar. ¡Buenas noches andorreros!

Al día siguiente sonó el despertador, bajamos a desayunar al comedor del hotel, donde comimos unos huevos revuelos y fruta. Terminada la comida, fuimos a la habitación para coger el equipaje, hicimos el check out. Cogimos un taxi para ir hasta el centro de Santa Marta. Negociamos para que nos hiciera un tour por la ciudad.
Le pagamos un total de 70.000 pesos colombianos (19,82 € aprox.)

Lo primero que hicimos fue ir hasta la Quinta de San Pedro Alejandrino, hacienda que fue creada el 2 de febrero del año 1608 por el eclesiástico de la catedral de Santa Marta, Francisco de Godoy y Cortesía, dandole el nombre “La Florida San Pedro Alejandrino” haciendo memoria a Pedro Godoy (español). Con el paso de los años está propiedad es nada más y nada menos que cambiada de propietarios en 15 ocasiones. A finales de la segunda década del siglo XIX, la hacienda es adjudicada a D. Joaquín de Mier Benítez, el cual aumentó los cultivos de caña de azúcar, panela y miel. Cuando fallece este en el 1861 la hacienda pasa a ser heredada por su hijo Manuel Julian de Mier, este la vende en el año 1891 al departamento de Magdalena, cuando era gobernador el Doctor Ramón Goenaga. En ese año el lugar es declarado Monumento Nacional Histórico.

Bolívar, al principio se hospedó en la Casa de la Aduna, lo que fue la antigua casa del consulado español, lo trasladaron el 6 de diciembre en berlina hasta este lugar, a la Quinta de San Pedro Alejandrino, en sus primeros días allí caminaba por todas las estancias, pero luego cae en cama y no sale más de su habitación, pasando aquí sus últimos días de vida, falleciendo el 17 de diciembre del 1830 a las 13.00 h., a causa de tuberculosis. Hoy en día la Quinta de  San Pedro Alejandrino, es un museo y el lugar de culto a la memoria del libertador Simón Bolívar.

El museo cuenta con: la sala de la Independencia, la Bolivariana, la del Centenario, la de fumar, alcobas de huéspedes, aquí fue donde murió el libertador, hoy en día aún se conserva el catre (cama) donde murió, estando encima la bandera de Colombia, en la sala podemos ver también un armario, una escupidera y el sillón donde dictó el testamento y su última proclama, también se pueden ver la capilla, la estancia del cuarto de baño, comedor, cocina, repostería, caballerizas, y biblioteca, en esta última hay una colección de libros de autores franceses, españoles, italianos, griegos e ingleses. En la visita vimos objetos de la época, así como algunos pertenecientes a la familia De Mier.

El Altar de la Patria, se construyó en el año 1930 para recordar la memoria de Simón Bolívar, el libertador, en el primer centenario de su muerte, durante el gobierno del Doctor Enrique Olaya Herrera. La edificación es de estilo republicano diseñada por Manuel Carrerá, las culturas neoclásicas que se encuentran en el interior fueron realizadas por Augusto Rossi y Helmere Gildo Luppi. El altar de la Patria quedó inaugurado en el año 1942 durante la presidencia del Doctor Eduardo Santos.

Frente al altar está la Plaza de las Banderas, se creó en 1980 rinde homenaje a Simón Bolívar, en la conmemoración de los 150 años de su muerte. Estando colocadas todas la banderas de América.

En el 2005 es cuando se diseña el Jardín Botánico de la Quinta de San Pedro Alejandrino, a través de un convenio por parte de la Facultad de Biología de la Universidad de Magdalena y la Fundación del Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo. En él además de haber especies autóctonas también hay especies introducidas.

También hay en el lugar una hacienda del siglo XVI donde se produce rom, panela y miel. Actualmente la Quinta de San Pedro Alejandrino, es uno de los puntos turísticos más importantes para visitar en la ciudad de Santa Marta. La entrada para adultos nacional cuesta 15.000 pesos colombianos por cada uno (4,21 € aproximadamente), los niños de
a 12 años pagan 13.000 pesos colombianos por cada uno (3,65 € aprox.) los extranjeros es de 21.000 pesos colombianos por persona
(5,89 € aproximadamente) los niños de 0 a 5 años tienen el acceso gratuito. Abierto todos los días de lunes a domingos de 9.30 h. a 16.30 h., en jornada continuada, en temporada alta de 9.30 h. a 17.30 h., excepto el
1 de enero que permanece cerrado. Los días 24 y 31 de diciembre el cierre se produce a las 13.00 h. La taquilla de venta de ticket cierra 30 minutos antes del cierre de las salas. Ofrece el servicio de guía gratuito, aunque al finalizar el tour se aconseja dejar una propina voluntaria. Para la visita de grupos escolares es necesario una reserva previa al siguiente correo electrónico:[email protected] Es administrado por la Fundación Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo. No se permite el acceso a personas que no vistan adecuadamente, quedando prohibido ir en traje de bañado tanto seco o mojado, la entrada con mascotas, tocar objetos de la colección u obras, comer, beber durante la visita. No se puede acceder con mochila o con bolsos, prohibo tomar fotografías en las salas con flash, en los jardines hay que caminar por los senderos marcados.
La hacienda se localiza en el barrio Mamatoco, en Santa Marta, en el departamento de Magdalena. La dirección es Avenida del Libertador s.n.

Luego fuimos hasta el mirador Taganga, desde aquí pudimos obtener unas increíbles vistas panorámicas de la bahía de Santa Marta, la playa de pescadores de Taganga, y del pueblo de Taganga. Para llegar a lugar hay que ir en taxi o en chiva, estos últimos nombrados son buses de escolares, que han sido transformados en transporte público rural y paseos turísticos en la ciudades. Son llamativos por presentar en su carrocería colores intensos. Suelen haber en muchos países de Sudamérica y centro América.

Pasamos por donde está el monumento al futbolista colombiano a Carlos Alberto Valderrama, más conocido como “El Pibe” Valderrama, ex jugador del futbol colombiano, marcó historia en el balompié de su país y de América del sur. Conocido en todo el mundo por su peculiar cabellera afro de color rubio. En el año 2002 se creó una estatua hecha por escultor y pintor colombiano Almilkar Ariza, en broce representado a el “El Pibe” de 6 metros de altura y pesando 8 toneladas, constando un total de
130.000 doblares americanos (111.056,54 € aproximadamente). Alrededor de la escultura siempre hay una gran cantidad de vendedores ambulantes. Se encuentra frente a la entrada del Estadio Eduardo Santos, en la ciudad de Santa Marta.

Ya en Santa Marta, fuimos a una tienda de café Juan Valdez, donde compramos dos cafés con leche. Pagamos un total de 15.000 pesos colombianos (4,21 € aprox.) Ubicada en Calle 14 entre 2 y 3, Santa Marta. Casi todos estos establecimientos ofrecen a sus clientes wifi gratis. Desde el año 1959 se creó el símbolo y logo de Juan Valdés, es la imagen de un señor acompañado de una mula, es la representación de todos los caficultores colombianos, considerados como uno de los mejores cafés de toda Colombia. Esta cadena se encuentra en diferentes países de Sudamérica y Norteamérica, podríamos calificarla con el Starbucks Coffe, en versión Sudamericana.

En la ciudad de Santa Marta, se puede apreciar en su casco histórico edificaciones de estilo colonial, unas presentan un aspecto de restauración y otras muestran un estado de abandono.

Visitamos, el Museo del Oro, Tairona Casa de la Aduana, este museo se encuentra en una casa colonial, que ha sido restaurada abriendo al público como museo en el año 2014. Este muestra a través de una colección y exposición el patrimonio cultural del departamento de Magdalena y de la Sierra Nevada de Santa Marta, repartido en dos plantas y en diferentes salas: la sala de las sociedades prehispánicas, la de la gente de Magdalena, la de la historia de la casa de la Aduana, la de Bolívar estuvo aquí. Para comenzar con la visita hay una zona destinada a dejar los bolsos y mochilas. El lugar es accesible para personas en sillas de ruedas, disponen de un ascensor para subir a la segunda planta. En el punto de información hay disponible sillas de ruedas y de bebes, eso sí, en cantidades limitadas, este servicio es gratuito. Cuenta con sanitarios. Hay visitas guiadas de forma gratuita, pero es necesario antes haber solicitado una cita previa al siguiente teléfono de contacto: 575-42-10-251. La entrada es gratuita. El horario de visitas es de martes a sábados de 9.00 h. a 17.00 h., los domingos de 10.00 h. a 15.00 h., permanece cerrado todos los lunes, incluso los festivos. Para más información aquí os dejamos la página web:www.proyectos.banrepcultural.org. y el Email:[email protected]
La dirección es Carrera 2 con Calle 14, Parque Simón Bolívar.

El Parque Simón Bolívar, es el parque más antiguo de toda Santa Marta, al principio fue llamado “Plaza de Armas”, cambio de nombre en el año 1827 pasando a ser llamada “Plaza Mayor de la Constitución”, porque los samarios juraron honestidad a la Constitución en el 1821. Desde el año 1830 es llamado “Parque Simón Bolívar”, hace homenaje al que fue el libertador de ColombiaSimón Bolívar, que falleció en la ciudad de Santa Marta el 17 de diciembre del 1830, a los 47 años de edad, a causa de tuberculosis. El monumento está formado por una figura del libertador en bronce, eregida sobre un pedestal de mármol. La estatua se diseñó en Italia por Leone Tomassi y fue fundida por el hermano Vignali Tomassi. Este obsequio fue creado por el gobierno de Venezuela y de la ciudad de Santa Marta en el año 1953. El lugar es arbolado donde hay una fuente, bancos, y una gran cantidad de vendedoras que intentaran venderte recuerdos de Colombia, a toda costa. El acceso es gratuito, espacio al aire libre. Abierto todo el día. Ubicado frente a la Bahía de Santa Marta en la Carrera 1, Santa Marta.

La Avenida Rodrigo de Bastidas, es un paseo marítimo muy transitado por turistas, viajeros y residentes, desde ese lugar pudimos obtener estas increíbles vistas panorámicas a la bahía y al Morro (una pequeña isla rocosa). El lugar es seguro y siempre suele haber ambiente hasta altas horas de la madrugada.

El Parque de los Novios, aunque su nombre inicial fue llamado Parque Santander, nombre puesto en honor a Francisco José de Paula Santander, el general militar y antiguo presidente de Colombia. El parque se construyó a principios del siglo XX, edificado sobre un lago que estaba seco. Aquí en el pasado estuvo la primera sede del mercado público. Al convertirse en el lugar preferido de reunión de parejas de novios, por eso cambio de nombre, aunque también es el punto de reunión de lugareños, turistas y viajeros. Es una plazoleta de grandes dimensiones presidida en el centro por una estatua del general Francisco de Paula de Santander, también hay un busto del ex-presidente Manuel Murillo Toro, un kiosco de música, estando rodeado de edificios coloniales, bares, restaurantes, puestos de comida ambulante, vendedores, etc. Se encuentra frente al Palacio de Justicia.

El Palacio de Justicia, su construcción fue iniciada por el gobernador Joaquín Campo Serrano, en el año 1923 apoyado por la ordenanza 68, del 25 de abril del 1923. El inmueble fue acabado durante la gobernación del Doctor Nicolás Davila. Tiene una fachada de estilo neoclásico, desde su creación ha tenido funciones judiciales, con el tiempo se le da el nombre de José Eduardo Gnecco Correa, haciendo honor al ex magistrado de la sala de casación laboral de la Corte Suprema de Justicia, miembro del tribunal Superior de Santa Marta y Bogotá. El edifico tuvo que ser restaurado y hoy en día presenta un buen estado de conservación.
Localizado en la Calle 20 Nº 2A-20, justo al lado del Parque de los Novios.

La Catedral, también es llamada Basílica Menor, es la iglesia más antigua de Colombia, siendo la primera edificación eclesiástica levantada en América del sur. Fundada en 1531, sufrió ataques de piratas, disputas entre conservadores y liberadores, terremotos, etc. El nuevo templo ya se creó en un lugar más estratégico. La nueva edificación fue el 8 de diciembre del 1766 fecha en la cual se colocó la primera piedra, construida por orden del obispo Nicolás Gil Martínez y por el gobernador Andrés Pérez, los planos los hizo el arquitecto Juan Cayetano Chacón, las obras de su construcción acabaron a finales del siglo XVIII, siendo consagrada a principios del siglo XIX en honor a Santa Marta, la patrona de la ciudad. El templo está distribuido en tres naves, es de estilo renacentista, sus campanarios son rectangulares habiendo uno a cada costado. Aquí descansan las cenizas de Rodrigo Bastidas, (conquistador español) el fundador de la ciudad en 1525, traídos sus restos del país de República Dominicana el 18 de septiembre del 1953. Aquí se enterró en el año 1830 el cuerpo de Simón de Bolívar, pero sus retos fueron exhumados, siendo llevados el 20 de noviembre del 1842 a su país natal Venezuela, a la ciudad de Caracas. El acceso es gratuito. Abierta de lunes a sábados de 12.00 h. a 18.00 h., los domingos de 7.00 h. a 10.00 h.
Ubicada en Carrera 4 esquina Calle 17.

A pocos metros de la catedral está el edificio de la Antigua Escuela Cuarta, se comienza a construir en 1914 sobre el solar de la casa de la familia Díaz Granados Munie, por el arquitecto Francisco Gámez Fernández, de estilo neoclásico. Hasta el año 1975 estuvo aquí la Alcaldía Municipal, este lugar pasó a ser Palacio de Gobierno, en el inmueble se realizan unas restauraciones debido a la conmemoración de los 450 años de la ciudad. Acabada la restauración, se instalaron en él diferentes oficinas públicas, Concejo de Santa Marta, etc.

Había que comer, decimos ir almorzar al restaurante Rocoto Internacional, donde pedimos como entrante un pulpo a la brasa, de plato principal para uno fue un salmón a la plancha acompañado de vegetales, para el otro un arroz negro, de bebida un jugo de guanábana y una coca cola. Pagamos un total de 173.880 pesos colombianos
(49,26 € aproximadamente). Los platos presentaban calidad y presentación. Ofrece comida latina, peruana y mariscos. Abierto de lunes a sábados de 12.00 h. a 15.00 h., por la tarde de 18.00 h. a 22.00 h. El teléfono de contacto es: 3008358604. Localizado en Cra. 2#19-15, Santa Marta.

Acabada la comida, fuimos hasta la estación de autobuses situada al noroeste de la ciudad, donde cogimos un bus, operado por la compañía Unitransco S.A, salimos a las 15.00 h., el viaje tuvo una duración de 4 h. y 45 minutos. Llegamos a las 19.45 h., a la terminal de Transporte de Cartagena. Nosotros compramos los ticket a través de la página
web: https://www.busbud.com nos costó el viaje de ida un total de 6,84  aproximadamente. Debes llevar el boleto imprimido y el documento con el que realizaste la reserva. No aceptan los boletos en un dispositivo móvil, para montar en el autobús. Te permiten llevar una maleta registrada por pasajero que no pese más de 20 kg, no aceptan llevar como equipaje bicicletas, equipo deportivo e instrumentos musicales. Una vez llegados a la terminal de Transporte de Cartagena, bajamos del autobús y cogimos un taxi fuimos hasta el hotel Atlantic luxury, donde nos hospedaríamos.
Por el trayecto de taxi pagamos un total de 32.000 pesos colombianos
(9,07 € aproximadamente).

Este fue nuestro paso por la ciudad de Santa Marta, algo rápido, fuimos hasta ella por centrarnos en dos grandes visitas: una cultural visitar la Quinta de San Pedro Alejandrino, y la otra de naturaleza ir hasta el Parque Nacional Tayrona.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué ver en el Parque Nacional Tayrona, Colombia.' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.