Crucero por el Río Nilo, Egipto.

Qué visitar, ver y hacer en un crucero por el Nilo, Egipto.

Estas son las visitas que no pueden faltar: los colosos de Memnón, el templo Medinet Habu, el Valle de los Reyes, un taller de Alabastro, el templo de Luxor y el de Karnak, el templo de Edfu, el de Kom Ombo, el museo cocodrilo, Abu Simbel (templo Ramses, y templo de la reina Nefertari) la nueva presa de Asuán, el Obelisco Inacabado, el poblado Nubio y el templo de Filae. 

Desde la ciudad de Luxor, es desde donde parten los crucero por el Nilo. Hicimos un crucero por el Nilo, ya que la gran mayoría de los templos más importantes del paísestán situados muy cerca de la orillas del Río Nilo. ¿Sabías qué el río Nilo es el río más largo del mundo? sí, eso sí, el más caudaloso es el río Amazonas. Los más aventureros pueden alquilar un coche y hacer un recorrido por el país.

¿Quiéres realizar un viaje a Egipto en crucero? Aquí os damos, trucos y consejos para organizar un viaje por el Río Nilo ¡Ven a descubrir Egipto!

Mapa Egipto.

Al final del artículo os dejamos toda la información necesaria para preparar un crucero por el Nilo.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Abandonamos el hotel Barceló Pyramids Road Giza, en El Cairo, para ir hasta el aeropuerto Internacional de El Cairo, aquí hay dos controles de escáner de equipaje, el primero a la entrada del aeropuerto, antes de los mostradores de facturación de las compañías aéreas y el otro antes de embarcar en el avión. Fuimos hasta los mostradores de la compañía aérea Egyptair, donde facturamos el equipaje con destino a la ciudad de Luxor. Pasamos el segundo control de seguridad y esperamos a que comenzara el embarque, subimos en el avión, el trayecto fue de 1 h., pagamos por este billete un total de 66 por persona. También este trayecto se puede hacer en autobús, coche de alquiler o tren: //enr.gov.eg/ticketing/public/smartSearch.jsf  Normalmente la gente usa como transporte el tren (trayecto 10 h.) o el avión (viaje 1 h.)

Aterrizamos en el aeropuerto Internacional Luxor, bajamos del avión, recogimos el equipaje de las cintas, a la salida nos esperaba un corresponsal del barco para llevarnos hasta donde estaba la motonave (barco). Este aeropuerto se encuentra unos 7 km de la ciudad de Luxor.

Subimos en una furgoneta que nos desplazó hasta donde estaba la motonave atracada, embarcamos, fuimos hasta la recepción para registrarnos, nos asignaron el camarote, número 402. A nuestra llegada nos dieron una bebida de bienvenida, un vaso con Karkadé también es llamado Hibiscus (es una infusión de color rojo que se sirve en caliente
o en frío).

Vasos de karkadé.
Camarote, motonave.

Accedimos al camarote, una ducha y a la cama, en unas pocas horas sonó el despertador, bajamos hasta el comedor del barco donde nos servimos el desayuno era tipo buffet escogimos: yogures naturales y unas piezas de fruta.

Luxor, a lo largo de la historia está ciudad ha recibido diferentes nombres, los antiguos egipcios la llamaron Uast, los griegos Tebas, y los árabes Luxor. Cuando era llamada Tebas fue la capital del antiguo Egipto durante un periodo de más de 1500 años. La ciudad de Luxor fue edificada sobre las ruinas de la ciudad de Tebas. Se ubica en El Valle del Nilo, a 700 km al sur de El Cairo. ¿Sabías qué es el lugar donde hay más monumentos de Egipto? sí, podríamos decir que es un museo al aire libre. La ciudad se puede recorrer a pie, taxi o en calesa (coche de paseo tirado por caballos).

Una vez acabado el desayuno, teníamos, ese día que realizar la visita a los colosos de Memnón, el templo Medinet Habu, el Valle de los Reyes, un taller de Alabastro, el templo de Luxor y el de Karnak, ¡vamos! un día bien completo, ¡lo disfrutaríamos un montón!

En la recepción nos esperaba el guía, egipcio, Gualix, el que sería nuestro guía durante los siguientes días. A las 6.00 h., de la mañana salíamos del barco, subimos en una furgoneta para ir hasta los Colosos de Memnón, son dos grandes estatuas, representación del rey Amenofis III, estando colocados en posición sedente las manos descansan en las rodillas y están mirando hacia el sol naciente, (este fue el noveno faraón de la dinastía XVIII) realizados hace 3400 años, hoy en día estos colosos son los únicos vestigios que quedan en pie, de lo que fue el antiguo templo funerario de Amenofis II. Antes, estaban a los lados de la puerta del primer pilono del templo de Amenhotep (hoy en día está destruido). Los colosos fueron tallados por el arquitecto Men, en dos bloques de cuarcita, siendo traídos desde las canteras de Gebel El Ahmar, cerca de El Cairo. Tienen una altura de 14 metros, y pesan 700 toneladas estando colocados sobre un pedestal de 4 metros de altura con un peso de 600 toneladas. El griego Estrabón (historiador y geógrafo) según él explica, el terremoto del año
27 a.C., deterioró a los colosos, desde ese momento nace una leyenda del canto de los colosos de Memnón, afirmando que estos hablaban, pero, lo que se oían eran unos sonidos producidos por la dilatación de las piedras, debido a los cambios de temperaturas (el frío de la noche y el calor de la mañana). En el lugar se han hallado un total de seis colosos que están siendo restaurados. Se encuentran en la ribera occidental del Nilo, entre Luxor y El Valle de los Reyes. El acceso es gratuito, espacio al aire libre. Abierto todo el día. La dirección es Al Bairat Luxor. Situado al lado de la carretera que hay en la orilla del río Nilo, desde el embarcadero.

Colosos de Memnón.

La segunda visita del día la hicimos al templo Medinet Habu, los antiguos egipcios lo llamaron Djanet, el lugar ya era sagrado, antes de ser el templo funerario de Ramsés III (segundo monarca de la dinastía XX) es uno de los edificios más importantes de la antigua ciudad y mejor conservados de Tebas.

Templo Medinet Habu.

El recinto tiene una superficie de 210 m por 300 metros, posee más de 7.000 m² de decorados en relieve en sus paredes. Tiene dos pilones (construcción que flanquea el acceso a los templos del Antiguo Egipto) dos patios, sala hipóstila (espacios arquitectónicos cubiertos y sostenidos por columnas) restos de palacios, etc.

Detalles templo Medinet Habu.
Patio templo Medinet Habu.
Interior templo Medinet Habu.

Es llamativo por su estructura y los relieves de su fachada. El primer pilono, tiene 22 metros de altura, mostrando relieves con decorados de escenas del faraón castigando a prisioneros delante del dios Amón.

Imagen templo Medinet Habu.

El segundo pilono, es de 16 metros de altura, en el pasado estuvo flanqueado por dos colosos, se pueden ver relieves mostrando al faraón en un día de cacería, y en la parte inferior muestra a unos cautivos junto a Amón y Mut.
La entrada para adulto extranjero tiene un coste de 80 LE por persona (3,95 € aproximadamente) nosotros la teníamos incluida, los estudiantes extranjeros pagarán 40 LE por persona (1,97 € aprox.) Permiten tomar fotografías sin flash del lugar. Abierto desde las 6.00 h. hasta las 17.00 h. Es aconsejable visitarlo por la mañana, por la tarde es cuando mayor concentración de visitantes hay. Localizado en la aldea Medinet Habu,
a orillas del Nilo. Situado a unos 3 km al noroeste de los Colosos de Memnón. Para llegar al lugar es necesario hacer uso de transporte, utilizando: minibús, taxi, coche de alquiler, excursión, etc.

El Valle de los Reyes, al principio el lugar se llamó “Ta Iset Maat” traducido significa “lugar de la verdad”. Es un valle desértico situado en el margen izquierdo del Nilo, es una necrópolis del Antiguo egipcio, donde hay 62 hipogeos (son pasajes excavados con funciones funerarias) de faraones del Imperio Nuevo, situados por todas las laderas que rodean dicho valle. El primer faraón enterrado en el valle fue, el rey Tutmosis I, faraón de la XVIII dinastía. El lugar está declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde 1979.

Valle de los Reyes.

A la entrada al recinto hay que pasar por un detector de metales, las mochilas y bolsos son abiertos y registrados por un policía. En esa zona hay un pequeño centro de visitantes con fotografías y textos informativos, en el centro hay una maqueta del Valle de los Reyes.

Centro de visitantes.
Maqueta centro de visitantes, el Valle de los Reyes.

Al pasar ese recinto, encontramos una gran cantidad de puestos con venta de recuerdos. Llegamos hasta las taquillas de venta de entradas. Nosotros la teníamos incluida, el ticket tiene un coste para adulto extranjero de
200 LE por persona (9,86 € aproximadamente) los estudiantes extranjeros es de 100 LE por cada uno (4,91€ aprox.) da acceso a entrar a las tumbas que en ese momento estén abiertas al público, un total de tres (estas abren durante un periodo de tiempo al año, luego son cerradas y se abren otras distintas) van alternándolas, es una forma de preservar y cuidar el lugar ¡Recuerda! no perder el ticket te lo pedirán a la entrada de cada tumba, siendo picado. Está prohibido tomar grabaciones en el interior y el utilizar trípode, para poder tomar fotografías sin flash hay que sacar y pagar una entrada adicional que tiene un coste de 300 LE (14,78 € aprox.) por dispositivo. Nosotros tuvimos que adquirir dos tickets, porque no lo teníamos incluido.

Para acceder a la tumba de Tutankamón hay que pagar una tasa adicional de unos 200 LE por persona (9,80 € aproximadamente) también la compramos (no la llevamos incluida) aquí no se puede comprar un ticket que permita tomar fotografías. Todas las tumbas cuentan con rampas de madera que facilitan el acceso, y están iluminadas.

La llegada al Valle de los Reyes, se hace a través de una carretera asfaltada, ¿Sabías qué en el pasado este fue el camino que utilizaron los antiguos faraones? sí, pero antiguamente era un camino de tierra.
Los vehículos se quedan estacionados unos 2 km antes de llegar al valle. Una vez pasado el control de seguridad y adquirido el ticket, en ese punto se coge el Taf Taf (tren turístico) que te lleva hasta la misma puerta. El horario de visitas del reciento, está abierto desde las 6.00 h. hasta las
16.00 h. Situado en el centro del valle, a unos 15 km al noroeste de Lúxor. Para poder llegar al lugar es necesario hacer uso de transporte, utilizando: minibús, taxi, coche de alquiler, contratando una excursión, etc.

Taf Taf.
Subido en el Taf Taf.

Comenzamos visitando la tumba de Ramsés III, (Nº 11) fue el segundo faraón de la dinastía XX, gobernó desde el 1184 hasta el 1153 a.C., tiene
120 metros, convirtiéndola en la tercera más grande del Valle, representa escenas del culto a los dioses, del inframundo, además de la vida cotidiana.

Entrada a las tumbas.
Tumba de Ramsés III.
Detalles Tumba de Ramsés III. 
Grabados Tumba de Ramsés III. 

La tumba de Merenptah, (Nº 8) fue el cuarto faraón de la Dinastía XIX, no tiene grandes decoraciones, con una gran profundidad, siendo llamativa por su sala mortuoria.

tumba de Merenptah.
Paredes tumba de Merenptah.
sala mortuoria.
Rampa de acceso tumba de Merenptah.

La tumba de Ramsés IX, (Nº 6) faraón de la dinastía XX, la mitad de la tumba se piensa que pudo ser acabada a la muerte del rey. Tan sólo siendo finalizado el primer corredor en vida de Ramsés IX.

Pasillo tumba de Ramsés IX.
Tumba de Ramsés IX.

A nuestra salida de la tumba, allí pudimos tener la oportunidad de ver y conocer a Zahi Hawass, (antropólogo, arqueólogo, académico, egiptólogo y político) está considerado como uno de los más importantes egiptologos del mundo. Nos permitió tomarnos una fotografía con él. Es cierto que resulto un poco difícil llegar hasta él, estaba rodeado de egipcios.

Zahi Hawass con Andorreando por el mundo.

Finalizamos la visita en la tumba de Tutankamón (Nº 62), faraón de la dinastía XVIII de Egipto, este reino de 1336/5 a 1327/5 a.C. Es una de las tumbas más famosas y visitadas. Tras seis años de búsqueda por parte de Howard Carter, estando apoyado económicamente por Lord Carnarvon. Parecía que no quedaban más tumbas por descubrir en El Valle, fue descubierta, la entrada de esta tumba sellada el 6 de noviembre de 1922 por el inglés Howard Carter, la tumba se volvió a tapar hasta la llegada de Lord Carnarvon y su hija Evelyn Hervent, el 26 de noviembre del mismo año. Los hallazgos encontrados de joyas y mobiliario funerario fueron trasladados a los museos de la ciudad de El Cairo y de Luxor. En ella es donde se conserva uno de los sarcófagos con la momia real.
La tumba se encuentra en el centro del Valle.

tumba de Tutankamón.

Abandonamos el lugar y comenzamos un viaje en coche, desde la carretera pudimos ver a lo lejos la que fue la vivienda del británico Howard Carter, arqueólogo y egiptólogo, mientras estuvo en la Ribera Occidental, durante sus excavaciones en Egipto. ¡Lo recuerdas! hemos hablado antes de él, fue el descubridor de la tumba de Tutankamon.
El gobierno egipcio, ha restaurado la vivienda, abriendo al público como museo en el 2009, enseñando y mostrando las herramientas, materiales, que utilizó en las excavaciones además de fotografías y pertenencias del arqueólogo, etc. Nosotros no lo visitamos.
Por el camino nos encontramos a egipcios que iban desplazándose en su burra tirada por un carruaje de madera.

vivienda del británico Howard Carter.
Egipcios.
Egipcio.

Si dispones de tiempo, resulta interesante visitar El Valle de las Reinas, lugar donde se enterraron los príncipes, princesas y también algunos personajes de la corte real, a partir de la dinastía XVIII. El lugar se vió descubierto por Ernesto Schiaparelli (arqueólogo y egiptólogo italiano) durante una misión que realizó entre los años 1901 y 1906. El lugar fue declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1979. En la zona hay más de 60 tumbas, pero son pocas las que están abiertas al público. Pudiendo destacar los enterramientos de los príncipes Amenkhopshef y Khamuas, la reina Titi, y la de Nefertari. Abierto desde las 6.00 h., de la mañana hasta las 17.00 h. Para poder acceder a lugar es necesario adquirir una entrada. Localizado en el margen izquierdo del Nilo, frente a Luxor, al sudoeste del Valle de los Reyes.

Nos detuvimos unos minutos en un taller de Alabastro,
Welcome to Nubian“, aquí trabajan de forma artesanal los tres tipos de alabastro (verde, marrón y blanco) es una piedra. Nos hicieron una pequeña demostración, donde pudimos apreciar el trabajo que realizan estos artesanos para dar forma a una figura, tallado, pulido, etc. Luego pasamos a la tienda donde nos sirvieron una bebida (té, agua o refresco). Nosotros no compramos nada, porque ya sabéis que no somos de muchas compras, dejamos una pequeña propina. La calidad del producto es buena, también hay que decir que los precios son algo elevados. En el lugar aceptan pagos en libras egipcias, euros, dólares americanos y tarjeta de crédito.
Se encuentra cerca de los Colosos de Memnón y del Valle de las Reinas.

Taller de Alabastro, “Welcome to Nubian
Trabajador taller de Alabastro, “Welcome to Nubian
Piedras de Alabastro.
Venta de figura de Alabastro.

Subimos a la furgoneta, poniendo dirección hasta el templo de Luxor, al principio estuvo consagrado al dios Amón-Ra, su esposa Mut y a su hijo Jonsu, siendo utilizado exclusivamente para festividad religiosa conocida como Opet, las fiestas del año nuevo (cuando se iniciaba la crecida del Nilo) momento en el que las barcas sagradas en procesión transportaban la estatua de Amón desde Karnak hasta el templo de Luxor, donde se unía con su esposa (Mut), así aseguraban una buena cosecha. Con el paso del tiempo también se veneraron otros dioses. Es uno de los templos más importantes del Antiguo Egipto. Levantado en el siglo XV a.C., por Amenofis III, más tarde se vió ampliado por Ramsés II. Amenofis III fue el que edificó la parte interior, en cambio Ramsés II construyó el recinto exterior. También hubo otros faraones que añadieron edificaciones y modificaron en el templo. Con la llegada de los romanos, estos, construyeron una capilla en honor al emperador Augusto, luego llegaron los cristianos edificando iglesias dentro del templo, hoy en día aún se pueden ver restos. Más tarde los musulmanes levantaron una mezquita, estando actualmente en uso. Como podéis leer por el lugar han pasado más de una civilización y resulta increíble ver el buen estado de conservación que tiene. El lugar está declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el 1979.

Templo de Luxor.

Antes de acceder al templo tuvimos que pasar por un control de seguridad, las mochilas y los bolsos son inspeccionados por la policía. Comenzamos la visita viendo el primer pilono, santuarios, mezquita, patio de Ramsés II, columnata de Amenhotep III, patio de Amenhotep III, sala hipóstila, santuario romano, casa del nacimiento, santuario y por último el tramo de la Avenida de las esfinges, vimos un pequeño tramo de lo que queda de la Avenida de las esfinges, edificada por Nectanebo I, esta unía el templo de Luxor con el Karnak, en un recorrido de unos 3 km.

Templo de Luxor.
Imagen del templo de Luxor.
Mezquita templo de Luxor.
Avenida de esfinge, templo de Luxor.

Lo que nos llamó la atención de este templo, fue las dos grandes estatuas negras de Ramsés II, de 14 metros de altura, que se encuentran en la entrada del templo, allí también hubo dos obeliscos, de granito rojo de
25 metros de altura, sobre una base cuadrada de 2,51 metros de lado. Hoy tan sólo se puede ver uno, el otro fue regalado por parte de Mohamed Alí, a Francia, estando colocado en la ciudad de París, en la Plaza de la Concordia.

Templo de Luxor.
Obelisco, templo de Luxor.

La entrada tiene un coste para adulto extranjero de 140 LE por persona (6,90 € aprox.) nosotros la teníamos incluida, los estudiantes extranjeros pagarán 70 LE por persona (3,44 € aprox.). Permiten tomar fotografías sin flash. El horario de visitas abierto de 6.00 h. a 21.00 h. Ubicado en el centro de Luxor, en la orilla este del Nilo, por lo que se puede llegar al templo caminando.

El templo de Karnak, edificado por diferentes faraones, pudiendo destacar (Hatshepsut, Seti I, Ramsés II y Ramsés III) entre 2200 y 360 a.C., está formado por un conjunto de templos de diferentes épocas.
Es el templo más grande de Egipto. El lugar está rodeado por una muralla de 8 metros de grosor y 2.400 metros de perímetro, construida en adobe. Antes de acceder al templo tuvimos que pasar por un control de seguridad, las mochilas y los bolsos son inspeccionados por la policía. El lugar cuenta con un pequeño centro de visitantes donde hay fotografías y una maqueta, y aún lado del templo hay una zona destinada a puestos con venta de recuerdos, refrescos, snack, etc.

Maqueta del centro de visitantes, templo de Karnak.
Sala centro de visitantes templo de Karnak.

A la entrada al templo se ve la Avenida de la esfinges, son 40 esfinges con cabeza de carnero, edificada durante la XXI dinastía, luego, el pilono de entrada, santuario de Seti II, gran patio, estatua de Ramsés II, templo de Ramsés III, gran sala hipóstila, tercer pilono, patio central, cuarto, quinto, y sexto pilono, ruinas del imperio medio, y templo de
Tutmosis III. De aquí podemos destacar los relieves grabados, la sala hipóstila, donde hay más de 134 columnas, la Avenida de las esfinges y la estatua de Ramsés II.

Avenida de las esfinges, templo de Karnak.
Esfinges templo de Karnak.
Templo de Karnak.
Estatua de Ramsés II, templo de Karnak.
Templo de Karnak.
Relieves grabados, templo de Karnak.

La entrada tiene un coste para adulto extranjero de 150 LE por persona (7,40 € aproximadamente) los estudiantes extranjeros pagarán 75 LE por persona (3,68 € aprox.) nosotros ya la teníamos incluida. Permiten tomar fotografías sin flash. El horario de visitas abierto de 6.00 h. a 19.00 h. Al ser el segundo lugar más visitado en Egipto, es recomendable ir a él a primera hora de la mañana, o en la horas centrales de más sol, es cuando menos turistas y viajeros hay en el lugar. Por la noche el templo es abierto también a las visitas, concretamente al espectáculo de luces y sonido, en el cual se narra la historia del templo. Esta actuación tiene una duración de
1 h., aproximadamente, para más información visitar la página
web: soundandlight.com.eg/Shows/Karnak Ubicado en la ribera del Nilo, frente a Luxor. Puedes llegar a él caminando, taxi, calesa (carruaje tirado por caballos), etc.

En Luxor, se pueden realizar paseos en globo aerostático, nosotros no lo realizamos, debe ser increíble, ver desde el aire todos los templos de la Antigua Tebas. El precio es elevado, hay varias empresas que lo realizan aquí os dejamos la páginas de algunas: como getyourguide: www.getyourguide.es/-l109/-tc47/?  , viator: www.viator.com/es-ES/, etc.

templo Medinet Habu globo aerostático.

Después de finalizar la visita, volvimos al barco, eran más de las 15.30 h., pensábamos que ya estaba cerrado el comedor, pero no, aún estaba abierto. Nos servimos arroz, carne, verduras, y frutas.

Almuerzo en la motonave.

Los vendedores egipcios, por las tardes y noches se acercan hasta donde están las motonaves, con sus pequeñas embarcaciones y comienzan a vender su productos a voz y canto, la mercancía (textil, artesanía, calzado, etc) lo lanzan a los balcones de los huéspedes, si decides quedarte con el producto, luego te arrojaran una bolsa de plástico tirada por una cuerda, para que coloques el dinero, vamos… ¡Estos lo tienen todo estudiado!

Embarcación vendedor egipcio.

El resto de la tarde la pasamos realizando trabajos con el ordenador, y subimos a la cubierta del barco para ver el atardecer, a las 20.00 h., bajamos al comedor de la motonave, donde nos servimos la cena.

Atardecer.
Cena, motonave.

Al día siguiente, el despertador sonó a las 7.00 h., nos arreglamos y bajamos a desayunar, había lo mismo que el día anterior. Acabado el desayuno, fuimos hasta la recepción habíamos quedado con el guía, Gualix, a las 8.00 h., de la mañana.

La ciudad de Edfu, esta, fue la capital del nomo II del Alto Egipto, llamada por los egipcios, Dyeb, por los griegos y romanos, Apolinópolis Magna, por los coptos, Etbó, del que proviene el nombre actual. Aquí fue el lugar que sitúa la batalla entre los dioses Horus y Seth. Localizada a 107 km de Luxor, situada en la orilla izquierda del río.

Salimos de la motonave para ir hasta el templo de Edfu, dedicado al dios halcón, Horus, hijo de Isis, templo del Antiguo Egipto. Edificado en piedra arenisca y construido sobre un montículo natural de arena y rocas, en la época ptolemaica, comenzado a edificar por Ptolomeo III Evergentes I, en el año 237 a.C., no fue finalizado hasta el año 57 a.C. La parte interior se acabó por el año 212 a.C., por Ptolomeo IV Filopator. El templo, dejó de usarse como centro religioso después del edicto de Teodosio I. Durante siglos se vió sepultado bajo las arenas del desierto, hasta que en el año 1860 un equipo de egiptólogos organizado por Auguste Mariette, empezaron unos trabajadores de recuperación.

Templo de Edfu.

El recinto tiene 137 metros de longitud por 79 metros de ancho. Consta de las siguientes partes: acceso por el pilón de entrada, gran patio, pronaos, sala hipóstila, antecámara uno, antecámara dos, nilómetro, santuario, corredor exterior, sala (con la representación de la barca sagrada). Dos grandes estatuas de Horus, se encuentran en la entrada principal
al recinto y también hay otras dos en el acceso a la sala hipóstila.
El templo arquitectónico mejor conservado de Egipto y el segundo más grande detrás de Karnak. Los muros de él están llenos de jeroglíficos, se dice que son un libro de textos de geopolítica y mitología.
¡una verdadera joya del Antiguo Egipto!

pilón de entrada tempo Edfu.
Tallados y jeroglíficos en el templo Edfu.
Representación de la barca sagrada.
Horus, templo Edfu.

La entrada para adultos extranjeros es de 140 LE por persona
(6,88 € aproximadamente) los estudiantes extranjeros pagarán 70 LE
por persona (3,44 € aprox.) Abierto en invierno de 6.00 h. a 16.00 h., en verano hasta las 18.00 h. Permiten tomar fotografías en él sin flash. Por la noche hay un espectáculo de luz y sonido, el cual narra la historia del templo, la leyenda de Horus, su viaje anual con Harther. Se realiza en
seis idiomas todos estos están disponibles a través de auriculares (árabe, inglés, francés, español, alemán e italiano). Para más información visitar la siguiente página web: www.soundandlight.show/edfushow 
Para llegar hasta él, se puede ir en coche (unos 15 minutos) calesa (carruaje tirado por caballo) 20 minutos, el trayecto ida+vuelta cuesta por carro
200 LE (9,80 € aprox.) nosotros lo teníamos incluido en el precio, o caminando, desde la zona donde atracan las motonaves, el recorrido es de unos 25 minutos aproximadamente.
Se encuentra a 1,5 km de la población. La dirección es Adfo, Markaz Edfo.

Paseo en caleta.

Terminada la visita, volvíamos al barco, almorzamos en restaurante de la motonave, en unas pocas horas comenzó la navegación a Kom Ombo, la tarde la pasamos realizando grabaciones en la cubierta del barco y contemplando el atardecer. Es cierto que el barco no tenía nada de animación, dentro de él te aburrías demasiado.

Ensalada.
Navegación por el río Nilo.

Bajamos al camarote, nos dimos una ducha y después acudimos hasta el comedor para cenar, donde nos servimos arroz blanco, pescado y fruta. Acabada la cena, salimos con el guía, egipcio, Gualix, para ir a visitar el templo de Kom Ombo.

Kom Ombo, es un pequeño pueblo, al cual se va hasta él para visitar el templo de Kom Ombo, está localidad, está en una zona agrícola, se localiza a 43 km al norte de Asuán.

El templo de Kom Ombo, se construyó durante el reinado de Ptolomeo VI Filométor, su decoración no fue acabada hasta el siglo después, ya bajo el mandato de Ptolomeo XII Auletes. Dedicado a dos dioses Sobek y Horus (dios del cielo, guerra y caza) representado hombre con cabeza de halcón. Templo simétrico, formado por dos salas hipóstilas, dos santuarios, estando sólo las capillas santuario separadas, en el lado derecho la del dios Sobek, y en el lado izquierdo la del dios Horus. En el recinto se pueden ver relieves y jeroglíficos, muchos de estos presentan un estado de deterioro, debido a la entrada del cristianismo en la época. Llama la atención los grabados que tiene de utensilios médicos, se piensa que en el recinto pudo haber sido usado en el pasado como hospital. Hoy en día presenta un estado de deterioro, parte del atrio del vestíbulo, debido a su proximidad al río Nilo, este ha hecho que sufra fuertes erosiones, también los terremotos y el usar piedras de él para otras edificaciones.

Templo Kom Ombo.
Detalles templo templo de Kom Ombo.
Imagen y jeroglíficos en el templo de Kom Ombo.

Al lado del templo, hay un museo, el de cocodrilo, donde podrás ver restos arqueológicos que tienen que ver con el culto del Antiguo Egipto, a los cocodrilos, momias de cocodrilos del Nilo. En el templo está permitido tomar fotografías sin flash, en cambio en el museo queda totalmente prohibido, en él hay cámaras de vigilancia y vigilantes que controlan el lugar.

Entrada museo cocodrilo.

La entrada al templo+museo cocodrilo, para adultos extranjeros es de 100 LE por persona (4,92 € aproximadamente) nosotros lo teníamos incluido en el precio, los estudiantes extranjeros pagarán 50 LE por persona (2,44 € aprox.) El templo abierto en invierno de 7.00 h. a 16.00 h., en verano hasta las 21.00 h., el lugar por las noches es iluminado. El horario del museo abierto de 9.00 h. a 17.00 h. Fuimos hasta él caminado, ya que las motonaves atracan al lado del templo. Desde el pueblo de Kom Ombo, al templo hay una distancia de unos 4 km, se puede llegar a él caminado, taxi, autobús, coche de alquiler, excursión, etc.

Acabada la visita en el lugar, volvimos hasta el barco, había que descansar, al día siguiente nos esperaba un largo viaje por carretera para ir hasta Abu Simbel ¡buenas noches andorreros! La motonave comenzó la navegación dirección a la ciudad de Asuán.

A las 3.00 h., de la mañana ya estábamos despiertos, el barco para esa mañana prepara un desayuno tipo picnic, el cual nos iríamos comiendo por el camino. Fuimos hasta la recepción del hotel, donde nos esperaba el guía, Gualix, salimos del barco y subimos en una pequeña furgoneta poniendo dirección hasta Abu Simbel, hicimos un viaje de 270 km, a través del desierto, el trayecto lo hicimos en unas 3 h. y 30 minutos aproximadamente. Para llegar al lugar hasta hace unos pocos meses antes de nuestra visita al país se hacía en autobuses donde iba por delante y por detrás del vehículo un convoy policial o una escolta. Esto, se estuvo haciendo para garantizar la seguridad a los visitantes. Se puede ir en coche de alquiler, autobús, taxi, o contratando una excursión.
Situado a unos 270 km al sur de Asuán.

Abu Simbel, es un conjunto de dos templos, uno dedicado a Ramses II, (considerado como uno de los faraones más importantes de todo Egipto, fue el tercer faraón de la dinastía XIX, hijo del faraón Seti I, nieto de Ramses I) y otro a la primera esposa de este, Nefertari.
Se encuentra a orillas del lago Nasser.

El templo principal es el de Ramses, edificado a principios del reinado de Ramses II, estando excavado en la propia roca, llamativo por su fachada, de 33 metros de altura y 38 metros de ancho, tiene cuatro colosos de Ramses II, de 20 metros de altura, estos representan a Ramses II, sentado sobre su trono, en las siguientes etapas de su vida, además más hay otras figuras de menor tamaño. Siendo el coloso mejor conservado el que se encuentra el primero del lado izquierdo.

Templo Ramses.
Templo de Ramses.

El recinto cuenta con una sala hipóstila, segunda sala hipóstila, vestíbulo, santuario, en este último es donde está el soporte de la barca solar. El templo estuvo cubierto de arena del desierto hasta el año 1813, cuando el explorador Burckhardt, encontró el busto de uno de los colosos. En 1815, Belzoni, halló la puerta de acceso. En el año 1964 el templo de Ramses II y el de Nefertari, se vió cambiado de lugar, sí, pieza por pieza, unos 200 metros más lejos, colocándose en lo alto de una colina unos 60 metros más arriba, de su punto inicial, esto fue debido a la construcción de la presa de Asuán, tuvo que hacerse para que no quedara inundado por las aguas del lago Nasser, evitando su deterioro, este trabajo pudo ejecutase gracias a la cooperación y ayuda de la Unesco.

Pasilo del templo Ramses.
Sala templo Ramses.

El templo de la reina Nefertari, esculpido en la roca por Ramses II, para su esposa. Su fachada tiene 12 metros de altura y 28 metros de ancho, donde hay colocadas seis estatuas de 10 metros de altura, cuatro de ellas representan a Ramses II, y las otras restantes a su esposa Nefertari. A lado de estas se pueden observar otras estatuas de menor tamaño que muestran a los hijos reales. El templo está compuesto por una sala hipóstila, vestíbulo y santuario.

Fachada templo de la reina Nefertari.
Templo de la reina Nefertari.
Estatua de Ramses en el templo de la reina Nefertari.

Para acceder al recinto antes hay que pasar un control de policía, donde los bolsos y mochilas son impresionados y pasar por un detector de metales. En la zona hay una gran cantidad de puestos con venta de recuerdos, bares, sanitarios y un pequeño museo donde hay fotografías y explicaciones de los traslados de los dos templos de Abu Simbel.

Exposición museo de Abu Simbel.

El ticket para acceder a los dos templos, para adultos extranjeros es de 200 LE por persona (9,83 € aprox.) Los estudiantes extranjeros pagarán 100 LE por persona (4,92 € aprox.) Para poder tomar fotografías en su interiores hay que sacar una entrada a parte, esta tiene un coste de
300 LE por dispositivo (14,60 € aprox.) esta la compramos nosotros, una por dispositivo ¡Ojo! el lugar está vigilado por personas, que al hacer fotografías te pedirán el ticket, si no lo tienes te borraran las fotos del móvil y cámara. Abiertos de 5.00 h. a 18.00 h. Los templos son iluminado por la noche, pudiendo visitarse para contemplar el espectáculo, de luces y sonido, narrando la historia del lugar, el espectáculo tiene una duración de unos 45 minutos aproximadamente, cada día se llevaban acabo
tres espectáculos, estos tienen un coste, siendo el primero a las 19.30 h., realizado en inglés o francés y una vez a la semana en español, para más información visitar la siguiente página
web: www.soundandlight.show/abusimbleshow Para esto es aconsejable de reservar en algunos de los hoteles que hay cerca de los templos.

¡Ojo! la excursión a Abu Simbel, no está incluida en los paquetes de cruceros, pero tranquilos, al hacer la compra dan la opción de contratarla, y si al final no la has adquirido, siempre está la alternativa de comprarla ya en el propio barco, o en alguna agencia de tour en la ciudad de Asuán ¡Recuerda! es una visita que no puede faltar en un viaje a Egipto. Nosotros por esta actividad pagamos un total de 230 dólares americanos por persona (200,54 € aproximadamente).

Terminada la visita en la zona, volvimos a subir en la furgoneta poniendo dirección a Asuán, tuvimos un viaje de 270 km, una 3 h. y 40 minutos aproximadamente. En el camino, no nos detuvimos porque el tiempo se nos hechaba encima para las siguientes visitas, pero pudimos contemplar desde la ventanilla de la furgoneta parte de la nueva presa de Asuán, también conocida como El Saad El Aali, Alta Presa, se diseñó en 1956, por orden del presidente de Estado de aquella época, Gamal Abd El Nasser, construida entre 1959 y 1970, para poder evitar las inundaciones en el bajo Nilo, por el aumento del caudal del río Nilo y también para que produjera mayor cantidad de electricidad para el país. Tiene 3.600 km de longitud. Edificada a unos 8 km al sur de la anterior. La edificación de esta originó el Lago Nasser, este es de 6.000 hm3de agua.
¿Sabías qué es el segundo mayor lago del mundo, construido por la mano del hombre? pues sí. Hay un mirador, desde donde obtener una increíbles vistas de la presa, en la zona está prohibido hacer grabaciones, las fotografías si están permitidas.
La dirección es Manteqet as Sad Al Aali, Qism, Asuán.

Presa Asuán.

Nos fuimos directamente hasta el comedor del barco, para almorzar, donde comimos arroz blanco, ensalada, y vegetales. Terminada la comida, salimos de la motonave con el guía, Gualix, subimos en la furgoneta para comenzar con las visitas en Asuán.

Almuerzo, crucero.

La ciudad de Asuán, es capital de la provincia del mismo nombre, considerada junto con Luxor, las ciudades más importantes del Alto Egipto. A lo largo de la historia en Egipto a jugado un importante papel, ha sido enclave comercial, base militar, y cantera de granito. Desde ella salen y llegan los cruceros que navegan por el Río Nilo, famosa por la construcción de la Alta Presa.
Asuán, se localiza en la orilla derecha del río Nilo, a unos 213 km de Luxor.

Lo primero que visitamos fue el Obelisco Inacabado, el Mesala El Naqsa, este se dejó sin acabar, ya estando cortado por todos los puntos, excepto en uno, debido, a que aparecieron en la roca unas grietas, en el momento de tallarlo, este, iba a ser el obelisco más grande del mundo, tendría unos
42 metros de largo, llegando a pesar 1.267 toneladas. Desde esta cantera de granito, han salido parte de las piedras que se han utilizado para crear obeliscos, estatuas, sarcófagos, etc.

El ticket para adultos extranjeros es de 80 LE por persona (3,94 € aprox.) nosotros lo teníamos ya incluido. Los estudiantes extranjeros pagarán
40 LE por persona (1,96 € aprox.) Abierto en invierno de 6.00 h. a 15.00 h., en verano hasta las 16.00 h. Para acceder al lugar hay que pasar un control de escáner, los bolsos y mochilas son inspeccionados. En la zona hay puestos con venta de recuerdos, bebidas, y sanitarios.
Situado en Sheyakhah Oula, Qism, Asuán.

Reciento, cantera donde está el obelisco Inacabado.
Obelisco inacabado.
Imagen obelisco inacabado.
Cantera de granito.

El templo de Filae, es conocido como la perla del Nilo, está dedicado a la diosa Isis, corresponde a la época ptolemeica, estuvo en la isla de Philae hasta el siglo XX, es cuanto esta isla se vió sumergida por unas inundaciones de agua, debido a la presa de Asuán, este hecho hizo que el templo se llevara hasta otra isla, a la de Agilkia, en el año 1980. En el recinto del templo hay diferentes edificios, de distintas épocas, siendo utilizados para diversos usos. El reciento cuenta: pabellón de Nectanebo, templo de Arensnufis, capilla de Mandulis, templo de Imutes, quiosco de Trajano, puerta de Ptolomeo II, templo de Hathor, el de Isis, iglesia Copta, puerta de Diocleciano, templo de Augusto, el de Harendotes, puerta de Adriano, segundo pilono, Mammisi, primer pilono y columnas.

Templo templo de Filae.
Imagen templo de Filae.
templo de Filae.
Tallados religiosos templo de Filae.
Atardecer en el templo de Filae.

El ticket del templo para adultos extranjeros es de 140 LE por persona (6,88 € aproximadamente). Los estudiantes extranjeros pagarán 70 LE
por persona (3,42 € aprox.) Abierto de 7.00 h. a 16.00 h. Para llegar a él, es necesario hacer uso de una barca que te deja a la puerta del templo.
Se encuentra a orillas del Río Nilo, en medio de las dos presas, en la isla de Agilkia, a 9 km al sur de Asuán.

Barca en Asuán.

Por las noches en él se proyecta un espectáculo de luces y sonido contando la historia de Filae hasta su traslado a la isla de Agilkia. El espectáculo tiene una duración de 1 h., aproximadamente. Hay tres espectáculos por día, en diferentes idiomas, dependiendo del día y el turno, comenzando el primero a las 20.00 h. Para más información visitar la siguiente página web: www.soundandlight.show/philaetimetable

Volvimos al barco, fuimos al camarote, dejamos la mochilas y nos dimos una ducha, a las 20.00 h., bajamos al comedor para cenar, donde comimos arroz, ensalada, y fruta. Terminada la cena, acudimos hasta la habitación para descansar, estábamos agotados de todo el día.

Cena, motonave.

Sonó el despertador, recogimos el equipaje, sacamos las maletas del camarote e hicimos el check-out, pagamos, la propina y las bebidas que consumimos durante el crucero que no las teníamos incluidas. La suma total fue de 1870,20 LE(90,99€ aproximadamente).

A las 8.00 h., de la mañana, realizamos un paseo en faluca (barco de vela de pequeñas dimensiones) disfrutando del paisaje de Asuán por las aguas del río Nilo, aunque aquí su anchura es menor, vimos islas, pequeños acantilados de roca, teniendo como fondo dunas, durante 1 h., nosotros lo teníamos incluido, puede costar unos 206 LE por persona (10,03 € aprox.)
Si se realiza en la época de invierno, a primera hora, es aconsejable las personas frioleras que lleven una chaqueta.

Paseo en faluca.

Contemplamos la isla de Kitchener, el pueblo egipcio la entregó a Lord Horatio Kitchener, en el año 1890, cuando este fue Consúl general de Egipto y comandante del ejercito Egipcio. El lord, hizo de la zona un jardín botánico, en él hay plantas de todo el mundo. Está abierto a las visitas del público. Su acceso tiene un coste, y para llegar a él hay que hacer uso de la faluca. Localizada entre la isla Elefantina y las tumbas de los nobles.

Isla de Kitchener, jardín botánico.

El mausoleo de Agha Khan, inmueble de pequeñas dimensiones, tiene una cúpula redonda, edificado por orden de la begum, esposa de Agha Khan III, cuando este falleció en 1957. En el interior se ven sarcófagos blancos ¡No olvides! para acceder a su interior hay que quitarse el calzado. Desde el exterior se obtienen vistas panorámicas de Asuán. Este se encuentra en lo alto de la orilla occidental, siendo visible desde Asuán. Para acceder al lugar se pude ir en camello o subir por unas escaleras.

Mausoleo de Agha Khan.
Imagen mausoleo de Agha Khan.

El monasterio de San Siméon, construido en el siglo VII, quedó abandonado en el siglo XIII, este fue el monasterio más importante del Alto Egipto. Para acceder al lugar hay que pagar una entrada. Abierto en invierno de 7.00 h. a 16.00 h., en verano hasta las 17.00 h. Para llegar a la base en faluca y luego emprender una caminata, o si lo prefieres realizar un paseo en camello. Se encuentra en el lado izquierdo del río Nilo.

Monasterio de San Siméon.

Nosotros, estos tres puntos turísticos que hemos nombrado (isla de Kitchener, mausoleo de Agha Khan y monasterio de San Siméon) no lo visitamos interiormente tan sólo lo contemplamos desde la faluca.

Pasado este tiempo de navegación, cambiamos de embarcación, para subir en una barca de motor, ese día teníamos toda la mañana libre antes de ir al aeropuerto, decidimos contratar la excursión para visitar el poblado Nubio, en barco de motor. Pagamos 35 dólares americanos por persona (30,53 € aprox.) La puedes contratar por internet o directamente en el barco. Cruzamos con la embarcación el Nilo y nos detuvimos como unos 30 minutos, cerca de la isla Sehel, podríamos decir que es una playa, donde había la posibilidad de darse un baño, ¡Ojo! aunque el agua está muy fría, dicen que en esta zona no hay peligro de contagiase de posibles enfermedades, aunque debes saber que está prohibido bañarse en el Nilo. Nosotros dedicamos el tiempo a tomar fotografías y grabaciones de la zona.

Embarcación.
Parte superior de la embarcación.
Baño en el río Nilo.

Luego subimos en un camello para llegar hasta Gharb Soheil, más conocido como el pueblo Nubio, fue una de las regiones más importantes del Antiguo Egipto. Sus habitantes tienen una piel mucho más oscura que el resto de egipcios, se dice que estos son los habitantes más auténticos de Egipto. El pueblo es llamativo por tener viviendas de colores, puestos con venta de diferentes especias.

Paseo en camello.
Viviendas del pueblo Nubio.
Habitantes del pueblo Nubio.

Recorrimos sus calles e incluso visitamos la escuela, aunque estaba vacía al no ser día escolar, eso sí, tuvimos la oportunidad de ver al profesor, que estaba allí en la zona.

Calle del pueblo Nubia.
Especias en el pueblo Nubio.
Escuela del pueblo Nubio.

Accedimos al interior de la casa de una familia Nubia, donde probamos un té tradicional, escuchamos música local, aquí si te apetece te pueden hacer un tatuaje de henna (se realizan en Oriente Medio y la India, como decoración en los cuerpos de las mujeres, son parte de celebraciones y ritos de inicio) estos son temporales desde el momento que te lo haces suelen durar entre 7 y 14 días.

Casa del pueblo Nubio.

Después de pasar un rato en el lugar, volvimos de nuevo a la embarcación para ir hasta donde estaba la motonave, recoger el equipaje y esperamos unos minutos hasta que nos llevaron al aeropuerto.

El aeropuerto Internacional de Asuán, está a unos 25 km al sudoeste de la ciudad, próximo a la carretera de Abu Simbel. Por lo que para llegar a él se necesita un transporte: traslado, taxi, coche de alquiler, etc., nosotros nos incluida el paquete del crucero el traslado de recogida y lleva al aeropuerto.

Una vez en el aeropuerto, hicimos cola para facturar el equipaje con la compañía aérea Egyptair, algo que nos llamó mucho la atención fue que para pasar el primer control de seguridad había dos fila, una en cada extremo, una para solo mujeres y otra para solo hombres, al pasarlo nos dirigimos hasta los mostradores de la aerolínea donde facturamos el equipaje con destino a la ciudad de El Cairo, el vuelo de Asuán a El Cairo nos costó 88 € por persona, el viaje tuvo una duración de
1 h. y 30 minutos.

Una vez que aterrizamos en el aeropuerto Internacional del El Cairo, recogimos el equipaje y tuvimos que volver a facturar con destino a Madrid, pasar el control de seguridad y inmigración donde nos colocaron el sello de salida, esperamos 5 h., a que saliera el vuelo. El viaje tuvo una duración de 5 h. y 20 minutos. Las azafatas repartieron una comida y bebidas.

Transcurrido este viaje, aterrizamos en el aeropuerto Internacional de Adolfo Suárez Madrid Barajas, al bajar del avión, una pareja de policía nacional, estaban colocados en la rampa que da acceso al aeropuerto, se dispusieron a pedir pasajero por pasajero el pasaporte. Una vez dentro del aeropuerto, nuevamente pasamos por las ventanillas de control de pasaporte, simplemente fue mostrarlo ante el agente dicho documento. Ahora, tocaba ir a recoger las maletas de la cinta de equipaje, que por cierto, ¡cada vez se supera más el personal encargado del transporte de equipaje! Nos pasamos casi 1 h., para recogerlas, una vez ya con ellas, abandonábamos el aeropuerto, para ir a la parada donde cogimos el autobús que hace el traslado desde el aeropuerto hasta el parking de larga estancia terminal 1, 2 y 3 de Aena. Pagamos el parking, subimos en el coche, iniciando un viaje con rumbo a casa, el trayecto fue de 561 km tardamos unas 5 h. y 40 minutos.

Egipto, ha sido un país, al que siempre teníamos ganas de ir a visitar desde hace ya muchos años, pero siempre lo hemos ido dejando por el tema de los atentados terroristas, nunca veíamos la ocasión, pero al final, encontramos unos vuelos baratos y a Sergio, se le ocurrió ir a conocerlo, y ha sido increíblemente una gran experiencia. Podemos colocarlo en la lista de uno de los mejores viajes que hemos realizado hasta el momento. ¡Corre! ahora eres tú el que debes ir a conocerlo y nos cuentas que te parece…

Información Útil:

¿Antes de contratar un crucero por el Nilo?

Hay que tener en cuenta si en el precio van incluidas las comidas, bebidas, excursiones, etc. Estos cruceros los hay con diferentes itinerarios, duración y precio. Las rutas suelen ser parecidas, cambiando el punto de partida. Los dos puntos de salida son Luxor y Asuán.

Motonaves por el río Nilo, Egipto.

Existe un gran número de empresas como: es.viator.com, www.getyourguide.es, www.platatours.com/en, www.civitatis.com, etc., que realizan cruceros por el Nilo. Nosotros escogimos el barco MS Princess Sarah Nile Cruise, es un crucero de lujo de cinco estrellas, con un recorrido de 5 días y 4 noches, pagamos un total de 730 dólares americanos por persona (644,35 € aproximadamente) en el precio nos incluía: recogida y traslado al aeropuerto, recorrido en barco de 5 días y 4 noches, comidas (no incluidas las bebidas) excursiones acompañados de un guía egiptólogo de habla hispana. Los niños de 0 a 5 años viajan de forma gratuita, los niños de 6 a 11 años pagan el 50% del precio del adulto compartiendo cabina con sus padres y a partir de los 12 años pagarán el viaje al completo como un adulto. No teníamos incluido las bebidas, son pagadas al final del crucero, cada vez que haces una consumición te dan un papel para que lo firmes e indiques en número de camarote que tienes. Al finalizar el crucero es cuando debes saldar la cuenta, al hacer el check-out. Las propinas tampoco están incluidas en el precio, 781,08 LE por persona (38 € aproximadamente). Para más información aquí os dejamos la página web: https://www.emotoursegypt.com/

Es aconsejable reservar el crucero por el Nilo desde casa, por varios motivos: seguridad, te saldrá mejor de precio, ahorrarás tiempo, aunque también hay la posibilidad de contratarlo en el mismo puerto.

En la motonave (barco) se puede pagar en libras egipcias o en euros. 
El barco, no se suele moverse demasiado durante la navegación, lo que sí podrás escuchar el ruido que pueden producir sus motores (es bastante ruidoso). Para personas que se suelan marear con facilidad deben llevar algo de medicamento para este síntoma, y en verano no olvide llevar repelente para mosquitos.

La comida en el barco era servida tipo buffet, había una zona destinada a ensalada de vegetales, otro espacio a platos principales y a segundos platos: sopas, arroz, legumbres y pastas, carne de cordero, pollo y pescado, y por último la zona de postres dedicado a una sección de repostería casera, y un poco de fruta.

En la cubierta del barco es donde se encuentra una pequeña piscina, donde hay unas sombrillas, hamacas y bar donde tomar un refresco
o copa.

Todos los camarotes tienen ventana exterior, televisor, mini bar, aire acondicionado y dentro de la propia habitación está el baño equipado de toallas, secador de pelo, etc.

Este barco está formado por cinco pisos; en la planta inferior es donde se encuentra el comedor del restaurante, donde se sirven las tres comidas (desayuno, almuerzo y cena) tipo buffet. Las cabinas están en la cubierta segunda, tercera, cuarta, y en la quinta podríamos decir que está la cubierta, es donde hay un bar, hamacas, piscina.

En la motonave, se puede contratar el servicio de wifi, aunque el precio no es muy económico y no va demasiado bien.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Crucero por el Río Nilo, Egipto.' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.