Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Islandia.

Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Islandia.

Estás pensando en hacer un viaje por Islandia, estas son las vistas que no pueden faltar: el Balneario Laguna Azul (Blue Lagoon), el centro de visitantes Lava, la cascada Seljalandsfoss, la granja de þorvaldseyri, la cascada de Skógafoss, la playa Reynisfjara, la cueva Halsanefshellir, el pueblo Vík, el campo de lava de Skaftáreldahraun, el puente Gigjukvisl, el Parque Nacional Vatnajökull, el centro de visitantes de Skaftafell, la lengua del glaciar Svínafellsjökull, el pueblo Höfn, la cascada Rjúkandafoss, el pueblo Djúpivogur, la granja Möðrudalurla cascada Dettifoss y Selfoss, los cráteres de pseudocrateres Skútustaðir, el Hverir, la cueva Grjotagjá, las formaciones de lava de Dimmuborgir, la cascada Goðafoss, la ciudad Akureyri, el museo etnográfico Glaumbaer, la cascada Hraunfossar, el géiser Strokkur, la cascada de Gullfoss, el Parque Nacional Thingvellir, etc.

Islandia es país que ofrece naturaleza, donde podrás obtener unas increíbles fotografías. En este viaje hemos visto: cascadas, lagunas, glaciares, geyser, playas, fuentes termalespueblos pintorescos, iglesias, museos, etc.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Sonó el despertador, bajamos al comedor del hotel Klettur, escogimos unas tostadashuevo cocido, queso, tomate, pimientos y pepinos, unos plátanos, zumo de naranja y un café con leche. ¡No está nada mal!

Ya con energías repuestas, subimos a la habitación a por el equipaje, hicimos el check-out, abandonábamos el hotel, fuimos hasta la oficina de EuRopcar, donde cogimos el coche que teníamos alquilado por 6 días en Islandia. Situado en Skarfagörðum 8, IS-104 Reykjavík. El teléfono de contacto es: +34 (0)5686915. La devolución la hicimos en el aeropuerto doméstico de Reikiavik.

Islandia parece tener una de las medias más altas en casi todo el mundo de empresas de alquiler de coches por habitantes. La mejor manera de recorrerte el país es alquilando un vehículo, ya sea (coche pequeño, todoterreno, 4×4, coches de lujo, furgoneta o mini autocaravana) la Carretera 1, recorre todo el país a lo largo de 1.340 km, sólo tiene un carril para cada sentido, pero tranquilos como norma general no se suelen producirse aglomeraciones de tráfico. Fuera de esta carretera las demás vías son caminos sin pavimentar de gravilla, es más aconsejable alquilar un 4×4. Te podrás alojar desde hoteles de lujo, de gama media, hostales, pensiones, granjas, hasta en camping, hay para todos los bolsillos.

¿La documentación y requisitos necesarios para conducir en Islandia?

Para conducir en Islandia en una estancia corta, se puede hacer con tan sólo la licencia de tu propio país, para un periodo largo se necesita obtener una licencia islandesa. Hay que tener la edad de 20 años y a partir de 20 ó 25 años para un todoterreno. Para más información visitar la web del centro multicultural del gobierno islandés:mcc.is/spanish/bilar/

Escogimos un Suzuki Vitara 2.4, de cambio manual y dos puertas con capacidad para cinco personas. El contrato que escogimos nos exigía tener una edad mínima 20 años para el conductor, nos daba el “kilometraje ilimitado”, la protección básica para daños en vehículo excluyendo tasas. Franquicia de 3875 €, la protección básica por robo de vehículo excluyendo tasas. Franquicia de 3875 €, protección básica por robo de vehículo excluyendo tasas. Franquicia de 3875 €, protección personal de accidentes (conductor y pasajeros) IVA incluido. El precio no incluye exención parcial de responsabilidad por daños al vehículo 133,92 €, por alquiler, protección para parabrisas y neumáticos de 59,52 €, por el alquiler. El combustible que se use durante el alquiler. Se solicitará un depósito que se cargará en la tarjeta de crédito del cliente a la llegada en la oficina. Sólo es bloqueada en el momento de la recogida del vehículo en nuestro caso al hacerlo vía online se realiza 48 horas anteriores a la recogida. El depósito se usa para cargos adicionales (falta de combustible al regresar, daños, multas de tráfico, etc). La cancelación está libre de cargos hasta las 48 horas previstas a la recogida del vehículo. Para más información, cuando vas hacer la reserva leer bien la política de cancelación. Si el alquiler del vehículo se paga vía online se obtiene en el momento un descuento del 15% del valor total. Pagamos por el alquiler de 6 días un total de 1.022 €, si hubiéramos pagado en la oficina nos hubiese costado 1.209 €. En la tarifa incluye impuestos y excluye el combustible y el depósito. A este precio se le pueden añadir extras como: conductor adicional, silla de bebe o de niños, sistema de navegación, excepción parcial de responsabilidad para daños al vehículo, etc. Para más información visitar la página web:europcar.es

Una vez con el vehículo, comenzamos el viaje, en ese día haríamos unos 260 km hasta llegar a nuestro destino final, el pueblo de Vík, donde teníamos reservado el alojamiento. En llenar el depósito del coche gastamos un total de 58.159 coronas islandesas
(432,17 aprox.) e hicimos un total de 1.920 km.

En la Península de Reykjanes, se encuentra la atracción más famosa y conocida de Islandia, ¿Sabes cuál es? el Balneario Laguna Azul
(Blue Lagoon) en islandés es Bláa Lónið. Es una visita obligatoria que no puede faltar en un viaje por Islandia.

Información y consejos prácticos para visitar el Balneario Laguna Azul
(Blue Lagoon). Aquí os respondemos a las siguientes preguntas:
¿Dónde se encuentra?, ¿Cómo llegar y salir del balneario?, ¿Dónde adquirir la entrada?, ¿Hay qué reservar con antelación?, ¿Cuáles son los diferentes tipos de entradas que existen?, ¿Cuánto cuesta la entrada?, ¿Qué necesitas llevar para realizar la actividad?, ¿Qué actividades puedes realizar en La Laguna Azul?, ¿Hotel en el balneario y alrededores?, ¿Dónde comer y beber?

Abandonábamos la ciudad de Reikiavik para dirigirnos al balneario de la Laguna Azul, está a 50 km al suroeste de Reikiavik (a 45 minutos en vehículo) y a unos 23 km al sureste desde el aeropuerto Internacional de Keflavík (a 20 minutos en coche) está cerca del pueblo Grindavík. Situado entre campos de lava negra en la península de Reykjanes, cerca de la carretera, entre Keflavík y Grindavík.

A finales de los años 70 toda la zona de Svartsengi se comenzó a explotar, siendo usado el vapor de agua subterráneo para generar electricidad, en cambio el agua con mayor componente de silicio no era utilizada y era vertida en un lago artificial (blue lagoon). En  el 1981 los islandeses comenzaron a ir al lugar a bañarse,y descubrieron en las aguas de este lago que sus sales tenían efectos curativos. En el 1987 se decide abrir como una atracción turística al público. En el 1994 se abre una clínica especializada en el tratamiento de la psoriasis. En el 1999 se crea un complejo alrededor del lago por el arquitecto Sigríður Sigþórsdóttircon restaurantes y tiendas alrededor del lugar, y en el 2017 se abre un nuevo hotel.
¡Esto parece que no va a parar de crecer! Hoy en día este lugar se ha convertido en una zona muy comercial y concurrida de gente. Está considerado como el mejor balneario curativo a nivel mundial.

La Laguna Azul es un balneario geotermal que tiene una superficie de baño de 350 m², con una profundidad de 90 cm a 1,60 cm, la composición de sus aguas es una mezcla rica en sales, algas azul-verdosas, otros minerales y barro silíceo. El color de estas aguas es un azul turquesa, tienen una propiedades medicinales y curativas, también es un buen exfoliante para la piel. El barro de la laguna es recomendado para tratamientos de la psoriasis. Este lago artificial sus aguas proceden de la contigua central geotermal Suartsenagi localizada a 200 metros de profundidad de la tierra. El agua tiene una temperatura media de 37ºC-39ºC, unos 98-100ºF.

El Lago Azul, cuenta con un gran complejo moderno y de grandes dimensiones adaptado a las necesidades del visitante. Dispone de vestuarios, mirador en la azotea, piscinas calientes, cascada, bancossalas de vapor, sauna, bar, restaurantes, tienda de regalos, spa, hoteles y una zona Vip (baño, mirador y salón).

Una vez estacionado el vehículo, (dispone de zona de aparcamiento al aire libre de gran capacidad y con plazas también para discapacitados, son gratuitas) iniciamos una caminata, lo primero que nos encontramos fue un enorme letrero en el que se podía leer “Blue Lagoon Iceland” pasado el cartel nos adentrábamos en el campo de lava que en unos 5 minutos a pie nos llevó hasta la puerta principal de entrada al recinto. Una vez dentro hay varias filas, allí con el ticket impreso, llegamos al mostrador donde enseñamos la reserva y nos dieron una pulsera de plástico de color azul, (hay que colocársela en la muñeca) ¡Ojo! si la pierdes a la salida te cobrarán una tasa de 5.000 coronas islandesas (39,94 € aprox.) esta permite hacer uso de todo (poder abrir y cerrar tu taquilla, comprar algo, tomarte un refresco), en fin lo que quieras, y una toalla blanca. Al finalizar la visita la toalla se deposita en unos canastos que hay en el vestuario, hay que pasar por una zona donde hay una máquina escaneadora, donde se escena la pulsera, depositas y saldas el gasto de lo que se halla consumido o adquirido durante la visita.

Ahora sí, iniciamos la visita, Sergio, se fue hasta los vestuarios masculinos y yo Elisabeth, hasta los vestuarios femeninos, ambos se encuentran separados. Entramos en ellos dejamos nuestras pertenencias en una taquilla, que se abre y se cierra con la pulsera azul, (funciona como llave) nos pusimos el traje de baño, chanclas y enrollados en la toalla que nos dejaron pasamos por una zona de duchas donde es obligatorio darse un baño antes de acceder al Lago Azul (por medida de higiene). Al cruzar la puerta, el cuerpo experimento la sensación de frío total a -4ºC, era la temperatura exterior en ese día ¡Pero qué locos!, ¿Qué hacíamos?,
¿Con ese frío? lo único que íbamos a pillar era un resfriado. Dejamos las chanclas y toalla, en unas sillas de plástico, aunque hay un armario al aire libre, pero estaba ocupado por albornoces y más toallas.
¡Comenzamos a trabajar!, con todo nuestro despliegue colocamos el trípode y la gente nos miraba con unas caras, ellos estaban sumergidos a una temperatura de 38ºC-40ºC algunos tomándose una rica cerveza, refresco, otro con mascarillas de silicio blanco en la cara, (la mascara de barro están de forma gratuita en unos cubos alrededor de la laguna). ¡En fin cada loco con su tema! y nosotros teníamos que tomar fotografías, vídeos antes de darnos el baño. ¡Ojo! las cámaras no se pueden mojar, aunque en la tienda del balneario se venden fundas de plástico para el móvil. Pero ya sabes, que una fotografía de un móvil no tiene la misma calidad que la que se realiza con una cámara fotográfica.

Dejábamos de mirar por el visor de las cámaras fotográficas, para disfrutar del lugar, tomamos las escaleras para adentrarnos en la maravillosa laguna Azul de aguas turquesas a una agradable temperatura entre los 37ºC a 40ºC (98/104ºF) ¡Recuerda! el agua está más caliente cerca de los conductos por donde sale.

Después de pasar un largo rato en el lugar, era el momento de abandonar la zona, entramos en los vestuarios (allí hay duchas, espejos, secadores de pelo) para darnos una ducha (el uso del gel de ducha y acondicionador
de cabello es gratuito) y colocarnos la ropa.
¡No olvides! dejar la toalla en unos cestos. Al salir, hay una zona destinada a tienda de recuerdos, productos estéticos, clínica donde tratan problemas de piel como la urticaria o psoriasis, restaurantes y cafetería.

¿Dónde se encuentra el balneario?

La dirección es Blue Lagoon Iceland Nordurljosavegur 9 Grindavík 240, Islandia.

¿Cómo llegar y salir?

La forma más cómoda es ir en un coche de alquiler, en autobús, la terminal principal de autobuses en Reikiavik está a pocos metros del puerto, caminando unos 20 minutos, aproximadamente llegas a ella, hacen el trayecto hasta la laguna. El autobús de la compañía Reykjavik Excursiones, ofrece el servicio de enlace del aeropuerto internacional de Keflavík con la Laguna Azul y la ciudad de Reikiavik. Para más información visitar la página web: https://www.re.is Bustravel ofrece traslado a la Laguna Azul, para más información visitar la página web:https://bustravel.is En taxi, desde el muelle de Reikiavik puedes encontrar la parada de taxi, que hacen el trayecto hasta el balneario, en el Laguna Azul, tiene una línea directa para llamar al taxi. En la página web de la Laguna Azul cuando vas adquirir la entrada, el balneario da la oportunidad de poder contratar el servicio (bajo coste) de traslado en autobús operado por la empresa Destination Blue Lagoon, salen cada hora, el viaje tiene una duración de 50 minutos aproximadamente desde Reikiavik y desde el aeropuerto 20 minutos aproximadamente. Entre Laguna Azul, Reikiavik y el aeropuerto Internacional Keflavik, el precio para mayores a partir de 14 años es de 5.500 coronas islandesas por persona (43,94 € aproximadamente), edad de 2 a 13 años es gratis. Incluye el transfer de ida+vuelta con recogida y devolución en su hotel o casa de huéspedes. ¡Recuerda! es aconsejable primero ver el horario del autobús antes de reservar la entrada al balneario.

¿Dónde adquirir la entrada?

Hay que hacer una reserva con antelación, pudiendo obtener en la propia página web de la laguna:www.bluelagoon.com ¡Recuerda! hay un número máximo de admisiones por hora. El ticket se puede llevar impreso en papel o descargado en el dispositivo del móvil. También está la opción de coger una actividad de tour de un día transporte+visita. Hay una gran número de agencias que realiza este tipo de trabajo como: Get Your Guide, Civitatis, Viator, Guide to Iceland, etc.

¿Qué tipo de entradas hay?, ¿Cuánto cuesta la entrada?

Hay tres tipos:

La Standard da acceso a la laguna azul, una mascarilla de barro de Sílice, el uso de una toalla y una bebida.

La Premium: el acceso a la laguna azul, el uso de una toalla, unas zapatillas, una bebida, una mascarilla de barro de Sílice, una segunda máscara de elección, reserva de mesa en el restaurante Lava, una copa de vino espumoso, si se cena en él.

Dependiendo de la hora, mes, elegido el precio varía, la entrada Standard más económica es de 6.761 coronas islandesas por persona
(54 € aproximadamente).

La entrada Premium más económica vale a partir de 9.640 coronas islandesas por persona (77 € aproximadamente).

El Retreat Spa, da el acceso exclusivo de 4 h., al spa Retreat y la Laguna Azul, Laguna de Retiro, vestuario privado, the blue Lagoon Ritual, cuidados de la piel desde 28.544 coronas islandesas por persona
(228 € aproximadamente).

Los niños de 2 a 13 años, tienen el acceso gratuito si van acompañados de sus tutores, se permite por un adulto un máximo de dos niños.

Nosotros escogimos la entrada Standard, con entrada a las 11.30 h., de la mañana, pagamos 9.900 coronas islandesas por persona (79.09 € aprox.)

¿Cuánto tiempo pasar en ella?

La gente suele pasar entre 2 h. y 4 h., creemos que es tiempo suficiente.
Eso dependerá de cada persona.

¿Cuál es el horario del balneario?

El horario del balneario Lago Azul, permanece abierto al público todo el año. Del 1 de enero al 24 de mayo es de 8.00 h. a 22.00 h., del 25 de mayo al 28 de junio de 7.00 h. a 23.00 h., del 29 de junio al 19 de agosto de 7.00 h.
a 00.00 h., del 20 de agosto al 1 de octubre de 8.00 h. a 22.00 h. del 2 de octubre al 31 de diciembre de 8.00 h. al 21.00 h.

¿El lugar está habilitado para personas con discapacidad, las mujeres embarazada pueden bañarse, y los niños qué edad mínima tienen que tener para poder acceder al lugar?

El complejo principal es accesible para sillas de ruedas, en la recepción se puede pedir una silla de ruedas prestada, a los clientes que necesitan ayuda en vestuarios, la Laguna Azul, les da una entrada gratuita para cubrir los gastos de un asistente, es obligatorio hacer una previa reserva al siguiente teléfono de contacto: +35442088000 ó al contacto: @bluelagoon.com. También hay sillas de ducha bajo petición.

Las mujeres embarazadas pueden bañarse no tienen ninguna restricción, aunque la responsabilidad siempre recae sobre ellas.

Permiten el acceso a Laguna Azul de niños a partir de 2 años, es aconsejable que utilicen flotador, el balneario, ofrece el servicio gratuito de flotadores.

La edad mínima para la entrada al Spa Retreat es de 14 años.

No está permitido en el balneario de la Laguna Azul, el buceo y la practica de natación, nudismo, etc.

¿Qué se necesita llevar para la visita?

Es obligatorio el uso del traje de baño tanto dentro como alrededor de el área de la Laguna Azul. Puede llevar el tuyo propio o alquilar allí uno, disponen de tallas desde la S hasta la XL. En los días soleados es aconsejable llevar gafas de sol, un gorro de silicona para el cabello (no es muy bueno mojarlo) aunque puedes comprar uno en la tienda de la laguna. Llevar una bolsa de plástico no viene nada mal, para luego guardar el traje de baño ya mojado.

¿Dónde comer y beber en el lugar?

Está Blue Café, es una cafetería en la laguna donde hay bebidas, cafés, batidos, sandwiches, etc. Abierta de 8.00 h. a 24.00 h.

El Lava restaurante, dispone de menú degustación formado por cuatro platos de la cocina islandesa, cuesta 10.300 coronas islandesas por persona (82,28 € aproximadamente), también dispone de menú para niños que cuestan 950 coronas islandesas por cada uno (6,94 € aproximadamente), además sirven platos a la carta. El almuerzo se comienza a servir a partir de las 11.30 h., la cena desde las 17.00 h., hasta las 21.00 h. Es aconsejable hacer una reservar previa, aquí os dejamos el teléfono de contacto:
+354-420-88-00 ó en el correo electrónico: [email protected]
Situado en Nordurljosavegur 9.

El restaurante Moss, es un restaurante donde cocinan típicos platos de la gastronomía islandesa con un toque de elegancia. El teléfono de contacto+354-420-87-00 ó en el correo electrónico: [email protected] La dirección es Nordurljosavegur 11.

¿Dónde alojarse?

El hotel Silica, donde el alojamiento de una noche cuesta a partir de
435 € aproximadamente.

El hotel Retreat, alojamiento de cinco estrellas, pasar una noche en el lugar puede costar a partir de 1.132 € aproximadamente. Los huéspedes alojados en este hotel tienen el acceso gratuito a la laguna Azul (el acceso es limitado al horario de apertura y cierre de la laguna).

Cerca hay otros hoteles algo más económicos, en las localidades de la península de Reykjanes o en la ciudad de Reikiavik.

¿Dónde dejar maletas y mochilas de grandes dimensiones?

Para los clientes que llegan del aeropuerto o van en ruta, o llevan consigo sus pertenencias como maletas de grande dimensiones o mochilas. Hay una zona de almacenamiento segura, este servicio se encuentra en el edificio del centro, al lado de la zona de parking. Si es pequeña puedes ponerla en la taquilla del balneario. Este servicio tiene un coste por pieza de 550 coronas islandesas (4,21 € aproximadamente).

Terminada la visita en el lugar, cogimos el coche y emprendimos viaje, continuando por la península de Reykjanes, tomando como dirección la costa sur de la isla, para llegar a la cascada de Seljalandsfoss, a medio camino hicimos una parada en el centro de visitantes Lava, este centro fue diseñado por Basalt Architects, un equipo de arquitectos y diseñadores, el lugar cuenta con una exposición educativa interactiva donde el visitante ve la ciencia y las características geológicas de Islandia. Viendo artefactos, gráficos de varias erupciones volcánicas producidas en el siglo pasado. Hay diferentes tipos de entradas para visitar el lugar, exhibición+cine los adultos pagan un total de 3.200 coronas islandesas por persona
(24,49 € aproximadamente) los niños de 12 a 18 años cuestan 1.650 coronas islandesas por cada uno (12,63 € aprox.) los niños menores de 11 años, siempre que vayan acompañados por un adulto, el acceso es gratuito. Los mayores de 67 años pagarán un total de 2.400 coronas islandesas por cada uno (18,37 € aproximadamente). Las familias de padres con uno o más niños cuestan un total de 5.940 coronas islandesas (45,45 € aprox.)
El precio para sólo admisión a la exposición, esta fue la que nosotros escogimos, vale para adulto un total de 2.400 coronas islandesas por persona (18,37 € aproximadamente) los niños de 12 a 18 años cuestan 1.650 coronas islandesas por cada uno (12,63 € aprox.) los niños menores de 11 años acompañados por un adulto, el acceso es gratuito. Las familias de padres con uno o más niños tiene un valor total de 5.940 coronas islandesas (45,45 € aprox) El ticket sólo cine por adulto un total de 1.200 coronas islandesas por persona (9,19 € aprox.) los niños de 12 a 18 años cuesta 1.200 coronas islandesas por cada uno (9,19 € aproximadamente) los niños menores de 11 años, siempre que vayan acompañados por un adulto, el acceso es gratuito. Las familias de padres con uno o más niños pagan un total de 5.940 coronas islandesas (45,45 € aproximadamente). Los grupos escolares tienen un precio especial, es necesario antes ponerse en contacto a través del siguiente correo electrónico:i[email protected] Los tickets se pueden comprar vía online, aquí os dejamos la página web:lavacentre.is También hay un punto de información turística de la región, tienda de recuerdos, restaurante y cafetería. Abierto todos los  días de 9.00 h.a 19.00 h.
La dirección es Lava Centre Austurvegur 14 Hvolsvöllur.
El teléfono de contacto es:+(354)4155200.

Decidimos comer en el restaurante Katla, escogimos la opción de buffet, pagamos por el buffet de dos personas, de bebida una botella de agua mineral sin gas y una bebida refrescante, un total de 8.060 coronas islandesas (61,67 € aproximadamente). La comida no fue para tanto y podéis comprobar que los precios son muy elevados en Islandia. El restaurante permanece abierto de 9.00 h. a 21.00 h. El 24, 25, 31 de diciembre y 1 de enero de 10.00 h. a 16.00 h.

Ahora sí, era el momento de ir a la cascada Seljalandsfoss, es un salto de agua de casi 60 metros de altura, la caída del agua de ella viene del río Seljalandsá que significa “río liquido”. No es la más caudalosa ni tampoco la más alta, está rodeada de acantilados, verdes laderas y rocas cubiertas de musgo. Esta se puede rodear completamente, esto quiere decir, que es posible caminar a través de un sendero haciendo un recorrido circular (resbaladizo y mojado) por detrás de su cortina de agua, eso sí, un baño de agua tendrás asegurado.
¿Sabías qué marca el límite entre las Tierras Altas y el resto del país?
Es considerada como una de las cascadas más bonitas de Islandia, además de ser la más fotografiada del país.

Recomendaciones para la visita, no olvides llevar un buen impermeable, un calzado cerrado e impermeable que no resbale, la cámara fotográfica o cualquier dispositivo que lleves para sacar fotografías debe llevar una funda protectora para el agua, si no quieres quedarte sin cámara el resto del viaje. En la zona donde se encuentra hay un aparcamiento gratuito al aire libre y unos baños públicos.
La cascada es un espacio al aire libre, no tiene tarifa de entrada ni horario de acceso. Localizada al sur de Islandia, entre la localidad de Selfoss y la catarata Skógafoss, se encuentra a 127 km, a 1 h. y 40 minutos
de distancia de la ciudad de Reikiavik.

Después de haber disfrutado del lugar tomando fotografías, grabaciones, incluido un baño de agua, subimos de nuevo al vehículo para continuar con el recorrido, a unos 30 km de distancia de esta cascada se encuentra la de Skógafoss, pero antes nos detuvimos unos minutos en la carretera para fotografiar la granja de þorvaldseyri, está fue una de las más afectadas por el volcán Eyjafjallajökull, (dicho volcán fue el que paralizó el espacio aéreo de gran parte de Europa durante varios días) en la primavera del 2010.
Se encuentra a 10 km antes de llegar a Skógafoss.

La cascada de Skógafoss, que significa “cascada del bosque” de 60 metros de altura y 25 metros de ancho, su caída de agua crea tal espuma que cuando los rayos de sol entran en la cascada, en los días soleados, puede llegar a producir uno o dos arcoíris. Su agua al caer provoca un gran estruendo y al impactar con el suelo hace que al acércate a ella
te mojes. Rodeada de vegetación, musgo, situada sobre un campo de lava negra. Es considerada como una de las más caudalosas, anchas y grandes de Islandia.

Hay una leyenda que cuenta que tras su cortina de agua, en una cueva localizada detrás de Skógafoss, se ocultó un tesoro, que fue dejado por el primer colono vikingo en la zona Prasi Pórolfsson, unos años más tarde un joven islandés, halló el cofre, pero nadie más supo de él, se cree que cayó al vacío y murió.

La cascada se puede observar y ver desde su base y también es posible subir por una escalera de metal con baranda que hay en un lado, en el derecho, en algunos tramos es algo empinada, con un gran número de escalones, no los contamos pero se dice que hay más de 500 peldaños, en unos 15 minutos aproximadamente de ascenso se llega a lo alto de ella. Para personas con movilidad reducida puede resultar un impedimento. Arriba hay dos miradores, uno situado en uno de los laterales del salto de agua, es una plataforma metálica que está acordonada, desde ese punto se pueden obtener unas increíbles vistas de la cascada y de como el río Skógá va serpenteando por el camino. El otro mirador es al aire libre sin ninguna barrera de seguridad (resulta verdaderamente peligroso). Desde allí arriba, ese punto es el inicio de una ruta de trekking, la ruta de senderismo Skogar Thorsmork esta pasa entre los glaciares Eyjafjallajökull y Myrdalsjökull llegando a Thorsmork.

Estacionamos el coche en el parking e iniciamos una caminata, lo primero que hicimos fue acercarnos hasta el borde del río Skógá, siguiendo el curso de él, a pocos metros llegamos a la caída de agua de la cascada de Skógafoss, luego realizamos la subida por las escaleras hasta llegar a su cima, tomamos un gran número de grabaciones y fotografías, y realizamos el descenso. Si la cascada de Seljalandsfoss, nos dejó sin aliento, esta sin palabras, os podemos decir que resulta difícil escoger entre ambas.
¿Con cuál nos quedamos? es difícil verdad…

El parking es al aire libre y es gratuito situado frente a la cascada, a unos pocos metros de ella. El acceso a la cascada es gratuito, no tiene tarifa de entrada ni horario de ingreso, espacio al aire libre.

La siguiente parada fue la playa Reynisfjara, también es llamada la playa negra de Vík, es una playa larga compuesta de una mezcla de guijarros y arena negra. No es para bañarse, es para ir a contemplar el paisaje que la compone, sus columnas basálticas, los islotes Reynisdrangar, la cueva Hálsanéfshellir, etc. Es la más famosa de las playas negras de Islandia. Está catalogada como una de las diez mejores playas no tropicales del planeta. También ha sido el escenario de grandes productoras como Juego de Tronos, etc.

Aparcamos en el parking y emprendimos una caminata por un sendero bien señalizado. Una vez en ella, desde el lado derecho pudimos divisar a lo lejos la península de Dyrhólaey es donde se localiza el arco Dyrhólaey.

Las columnas hexagonales que hay en la zona son llamadas hálsanef, se permite subir a ellas, así que nosotros las escalamos para tomar esta fotografía, a Sergio, le sirvió para hacer deporte, una vez presionado el disparador de la cámara tenía que emprender una carrera para llegar y poder salir en la fotografía.

La cueva Halsanefshellir, sus paredes están formadas por columnas de basalto, para visitarla debes bordear las columnas, es donde rompen las olas. ¡Recuerda! hay que visitarla cuando la marea está baja, se han producido varios accidentes en la zona, provocando el arrastre de personas por las olas y las corrientes del mar, en otras ocasiones han quedado gente dentro de la cueva sin poder salir quedando incomunicados por la subida de la marea. ¡Vamos! que ir a visitarla es toda una aventura.

Al otro lado de Hálsanef, en el extremo occidental de la playa, están los islotes Reynisdrangar, son unas formaciones rocosas de 66 metros de altura que emergen de las aguas de la playa Reynisfjara. Hay una leyenda que cuenta que son dos trolls que se quedaron petrificados, debido a la luz del sol, mientras estaban arrastrando un barco.

El parking en la zona es gratuito, hay un pequeño restaurante con baños, el acceso a la playa es gratuito, no hay restricciones horarias. Se debe llevar abrigo, un calzado adecuado para caminar. El lugar está situado a unos 10 minutos en coche del pueblo de Vík.

Vík o Vík í Myrdal, es la ciudad más meridional de Islandia, siendo también la más lluviosa, está formada por un pequeño núcleo de población, es uno de los pocos pueblos que hay en la zona sur de la Ring Road, donde encontrarás alojamientos, camping, restaurantes, cafeterías, tiendas, supermercado y una gasolinera.

Llegamos hasta las puertas del Hotel Icelandair Hótel Vík, alojamiento de tres estrellas donde pasaríamos una noche, pagamos por la estancia+desayuno un total de 183 €. Las habitaciones son modernas, sencillas y amplias, dispone de wifi gratis en todas sus instalaciones, el parking es gratuito para sus clientes. No admiten mascotas, el check-in es a partir de las 15.00 h. hasta las 22.00 h., el check-out hasta las 12.00 h. Ubicado a 9 minutos de la playa de Vík, la dirección es Klettsvegi 1-5.

Subimos a la habitación que nos habían asignado, dejamos el equipaje y volvimos a coger la calle, estuvimos andorreando un poco por el pueblo.

La iglesia la de Víkurkirkja, data de la década de 1930, de tejado con forma triangular de color rojo, al lado hay un cementerio, desde ella se pueden obtener una increíbles vistas del pueblo. Es llamativa por estar en una colina. El acceso es gratuito, abierta en horario de culto.

La escultura de För, la escultura hace homenaje a los más de mil años de comercio marítimo entre Islandia y Hull (Gran Bretaña), homenajeando los pescadores y marineros, que hacían dicha travesía.

Al lado de la escultura había un banco de madera, cogimos asiento y teniendo como telón de fondo la playa de Vík, permanecimos un buen rato disfrutado del paisaje que nos ofrecía el lugar, era el momento de volver al hotel.

Decidimos cenar en él, pedimos como entrante una tosta de queso con ahumados, de plato principal fue para cada uno cordero acompañado con verduras, de bebida una botella de agua mineral. Pagamos un total de 9.500 coronas islandesas (72,31 € aproximadamente).

Bueno, era el momento de ir a la cama a descansar, ¡Buena noches andorreros! Al día siguiente, sonó el despertador había que levantarse, bajar a desayunar en el comedor del hotel, donde degustamos unas tostada de pan con salmón, ahumado, queso, huevos cocidos, tomate, pepino, sandía, melón, un zumo de naranja y un café con leche.

Una vez acabada la comida, volvimos a la habitación para recoger el equipaje y bajar a la recepción hacer el check-out, abandonábamos el pueblo de Vík, para poner ruta al Parque Nacional de Skaftafell, el destino final de ese día era llegar hasta Höfn, donde nos alojaríamos, tendríamos un viaje de un total de 300 km.

Subimos al vehículo dejábamos atrás el pueblo de Vík, adentrándonos por la carretera de Ring Road, pudimos apreciar el paisaje del mayor campo de lava de la tierra que hay, el Skaftáreldahraun, esta lava fluyó del sistema volcánico Laki, formado por varios volcanes, producido a finales del siglo XVIII, entrando en erupción el 8 de junio del 1783, habiendo expulsión de lava y gases, durante un periodo de tiempo de 8 meses seguidos, finalizando la actividad el 7 de febrero del 1784. Unos 12 km3 de lava basáltica salieron a la superficie cubriendo unos 565 km² de tierra. Este acontecimiento provocó la muerte de las tres cuartas partes de la población islandesa, produciendo cambios climatológicos, sequías, perdidas de cosechas, etc., también viéndose afectados países de Europa como: Gran Bretaña, Irlanda, Francia, etc. En la zona con el paso de los siglos fue cubriéndose de vegetación, con una gruesa capa de musgo, sobre la lava petrificada, el musgo cuando está seco tiene un color verdoso, en cambio si se encuentra mojado tiene una tonalidad de color gris.

Hicimos la primera parada en un mirador que encontramos en la carretera, desde el cual pudimos obtener unas vistas panorámicas de todo el campo de lava de Skaftáreldahraun. Se camina por un pequeño sendero de tierra que hay marcado que llega hasta una plataforma de metal, desde la cual se pueden obtener unas increíbles vistas del lugar.
El acceso es gratuito, espacio al aire libre.

Una vez ya con fotografías y grabaciones, volvimos al coche para seguir con el viaje, de nuevo, paramos, aparcamos el vehículo en un pequeño parking y emprendimos una caminata por un sendero de tierra, (fácil) con forma circular, hicimos un descenso que nos llevó hasta Dverghamrar, si lo traducimos quiere decir “rocas de los enanos” son formaciones rocosas de basalto de origen volcánico, formadas por columnas basálticas de seis lados, en la parte alta de las columnas hay basalto articulado. El lugar es monumento natural protegido.
Se piensa que estas formaciones paisajísticas fueron formadas a finales de la edad del Hielo, debido al que el nivel del mar era más alto en esa época, las olas crearon el aspecto de las rocas. Las columnas de basaltos son formadas a través del enfriamiento de la lava y la acumulación de fuerzas. Las grietas se crean horizontalmente y al producirse una gran red de fracturas dan lugar al desarrollo de formaciones de seis lados de las columnas. Desde aquí pudimos divisar la cascada de Foss á Siðu, el salto de agua entre las formaciones rocosas de Dverghamrar. Eirikslundur, es otra formación rocosa de menor tamaño, donde hay una columna torcida. Continuamos con el sendero para iniciar el ascenso (fácil) hasta llegar al punto marcado de la ruta circular. Apareciendo en el parking, poniendo final a la visita.

Según las creencias de los islandeses dentro de los acantilados están los elfos y enanos, aún, ellos creen en estos personajes mitológicos nórdicos. En el lugar hay un pequeño parking gratis, visitar Dverghamrar es gratuito, no hay horario de visitas, ni nadie que controle la zona. Vimos pequeños carteles informativos dando datos de la zona.
Situado a unos 10 km al este del pueblo Kirkjubæjarklaustur.

La tercera parada la hicimos en el puente Gigjukvisl, en el pasado fue uno de los tramos más largos de Islandia. El volcán Vatnajökull, que se localizaba debajo de Skeioarárjökull entró en erupción en el año 1996, destruyendo porciones del glaciar y formando grandes inundaciones, llegando hasta el lugar del puente, fragmentos de icebergs que chocaron contra él, dejándolo en un estado ruinoso, en unas vigas retorcidas. Se decidió dejar los restos de vigas torcidas al lado de la nueva carretera, creando así un monumento. Desde aquí a lo lejos pudimos ver el glaciar Svinafellsjökull y el Skeioararjökull.

¡Recuerda! todas las palabras que acaben en “jökull”, esto quiere decir glaciar. A lo largo de nuestro viaje por Islandia encontramos bastantes letreros con está terminación. Las carreteras que tenga F, indican que sólo son aptas para la circulación de todoterrenos.

Ahora sí, ya estábamos en el Parque Nacional Vatnajökull, es el parque más grande de Europa, esta formado por dos antiguos parque nacionales el de Jökulsárgljúfur y el de Skaftafell. Este parque hasta el año 2008 era conocido como el Parque Nacional Skaftafell. El nuevo parque se creó el 7 de junio del 2008 tiene una superficie de 12.000 km², el 12% de la superficie de la isla de Islandia. El glaciar Vatnajökull es el más grande de Islandia, el primero en volumen, y el segundo de mayor tamaño de Europa, tiene una extensión de 8.100 km², y un espesor medio de 400 metros, hay en puntos que llega a tener más de 1.000 metros. Dicen que es el hielo de Islandia, además en los últimos años ha sido escenario de Juego de Tronos.

Llegamos al centro de visitantes de Skaftafell, aquí se puede obtener información de rutas de senderismo, como la ruta de ir a visitar la cascada Svartifoss, visitar varias lenguas del glaciar Vatnajökull, miradores, rutas panorámicas, o incluso hacer trekking sobre el hielo. Hay rutas de varias horas o de varios días con diferentes niveles de dificultad. El centro alberga exposiciones y paneles informativos, también hay cafetería y baños. El parque se localiza en el sur de Islandia, entre el pueblo de Kirkjubaejarklaustur y Hofn.

A tan sólo 2 km de distancia del centro de visitantes de Skaftafell, hay un letrero que nos indicaba Svínafellsjökull, el camino es de grava, en unos
2 km llegamos a un parking donde estacionamos el vehículo y emprendimos un paseo de pocos minutos hasta llegar al extremo norte de la lengua del glaciar Svínafellsjökull, es una de las lenguas de glaciar que más cerca se pueden ver, vimos un lago glaciar de grandes dimensiones que estaba lleno de icebergs, la lengua del glaciar y el agua del lago nos llamó la atención por el color marrón que tenían, es debido a las cenizas de algunas erupciones volcánicas producidas en los últimos años. Caminamos por las rocas con mucho cuidado de no tener una caída, un resbalón de esa magnitud te puede provocar una seria lesión, no queríamos acabar en el hospital. También hay tours con la empresa Icelandic Guides, que se pueden realizar caminatas sobre el hielo de la lengua del glaciar, con crampones. ¡Recuerda! si viajas con niños estos deben tener la edad mínima de 8 años, para poder realizar la actividad. Para más información aquí os dejamos su página web:mountainguides.is El parking y el acceso a la lengua del glaciar es gratuito, espacio al aire libre, no hay restricciones horarias para la visita.

Ahora tocaba comer, almorzamos en una gasolinera, en el Veitingasala Restaurant, aquí había buffet libre, menús de combinación compuestos por hamburguesas, patatas fritas y bebida, una pequeña tienda con venta de alimentos. Aquí compramos dos sandwiches de atún, dos botellas de agua mineral, un yogurt Skyr, una rama de plátanos, una manzana dos cafés. Pagamos un total de 3.560 coronas islandesas (27,17 € aprox.)

Volvíamos a coger la carretera hasta llegar a la laguna Jökulsárlón, hoy en día se ha convertido en una de las atracciones turísticas más visitadas del país. En ella se han rodado varias escenas de películas famosas. Es el mayor lago glaciar de Islandia, este se formó hace más de 30 años debido a la fusión del hielo glaciar. La laguna tiene 25 km², y 260 metros de profundidad, es uno de los más profundos de Islandia. Hasta mediados de la década de 1930 la lengua del glaciar Breiðamerkurjökul, se extendía hasta la carretera de circunvalación, comenzó a retroceder y hoy en día tiene una ocupación de 18 km², y 200 metros de profundidad máxima. Hay estudios que dicen que está retrocediendo con bastante rapidez, unos 500 metros por año. Esto provoca que la laguna siga creciendo. La laguna está llena de icebergs a la deriva y témpanos de hielo, que han sido desprendimientos de Breiðamerkurjökul, es otro brazo del glaciar Vatnajökull, estos acaban en el mar, en el Océano Atlántico. En el agua tuvimos la oportunidad de ver alguna foca y aves marinas. En la zona hay dos parking públicos, el acceso a la laguna es gratuito, no hay restricciones horarias para la visita. Hay un restaurante donde hay una tienda de recuerdos y baño. Localizado en el extremo sur del glaciar Vatnajökull al lado de la carretera Ring Road.
Ubicado entre el Parque Nacional Vatnajökull y la ciudad de Höfn.

Aquí se pueden hacer dos actividades de pago, una es una excursión en zodiac y otra en anfibio.

Mientras esperábamos a las 16.00 h., que era la hora que teníamos asignados para el paseo en el barco anfibio, estuvimos tomando fotografías y grabaciones de algunas focas y aves acuáticas que había en la zona. Aquí tuvimos la oportunidad de sacar un trozo de hielo del agua, tomar fotos y tontear un rato. Os podemos decir que los dedos se nos quedaron congelados.

Caminando nos acercamos hasta la desembocadura del río Jökulsá, donde vimos bloques de hielos que llegaban hasta la playa de los Diamantes, estos icebergs son arrastrados por la corriente del río Jökulsá.

Nosotros realizamos la actividad de anfibio, con la empresa Glacier Lagoon, se sale desde la tierra, una vez subidos en el barco hay que colocarse un chaleco salvavidas, que te prestan, es obligatorio como norma de seguridad. Llegamos hasta el borde de la laguna de Jökulsárlón, en ese punto el anfibio se sumerge en el agua, y comienza a flotar. Navega entre icebergs flotantes y témpanos de hielo. A bordo nos acompañó un guía de habla inglesa que fue dando explicaciones de como se formó la laguna, glaciares, icebergs, etc., todo esto acompañado de un toque de humor, haciendo más ameno el viaje. Incluso dan la oportunidad de probar el hielo. ¿Es seguro hacer la travesía? pues sí, porque detrás del barco anfibio todo el rato lo va siguiendo un bote salvavidas rápido, este garantiza la seguridad, en el peor de los casos si se produce un accidente. No olvides, de llevar ropa de abrigo, impermeable, guantes, gafas de sol y ponerte crema protectora solar. Debido a que el hielo desprende frío. ¡Recuerda! en Islandia las condiciones meteorológicas pueden cambiar cada hora. El tour tiene una duración de 40 a 30 minutos aproximadamente. El ticket para adulto nos costó 5.700 coronas islandesas por persona (43,50 € aprox.) los niños de 6 a 12 años pagan 2.000 coronas islandesas por cada uno
(15,27 € aprox.) los menores de 0 a 5 años tienen el acceso gratuito. Aunque no es recomendable está actividad para los niños menores de 2 años. La empresa dispone de cuatro anfibios barcos, los horarios son muy variables. Sólo se realiza en los meses de abril hasta octubre, porque el resto del año el lago está congelado. Los tickets se pueden comprar vía internet. Para más información visitar la página web:http://icelagoon.is

El tour en zodiac, tiene una duración de 1 h., aproximadamente este se acerca más, para esta actividad dejan un traje de flotación y un chaleco salvavidas. El ticket para adulto vale 9.800 coronas islandesas por persona (74,77 € aproximadamente) los niños tienen que tener como minino 10 años de edad o alcanzar una altura de 1,30 cm, para poder realizar la actividad, pagarán 5.000 coronas islandesas por cada uno (38,16 € aprox.)

Está empresa realiza también otros tours, un recorrido a una cueva de hielo, con una duración de 2 h. Dispone de 4 jeeps con una capacidad para 15 personas más el conductor y el guía. La actividad se realiza desde noviembre hasta marzo. El ticket para adulto tiene un valor de
19.900 coronas islandesas por persona (151,84 € aproximadamente) los adolescentes de 12 a 17 años pagan 9.950 coronas islandesas por cada uno (75,92 € aprox.) los menores de 5 a 11 años tienen el acceso gratuito.

El tour al glaciar en jeep tour, se hace un recorrido por las áreas más remotas en el lado suroeste de Vatnajökull, tiene una duración de 3 a 4 h. Estos se efectúan de mediados de mayo a octubre. El ticket para adulto es de 18.500 coronas islandesas por persona (141,16 € aprox.) los adolescentes de 12 a 17 años pagarán 9.250 coronas islandesas por cada uno (70,58 € aprox.) los menores de 5 a 11 años tienen el acceso gratuito.

Acabada la actividad, cogimos el coche poniendo rumbo hasta el albergue Vagnsstaðir, teníamos contratado un tour en moto nieve con la empresa Glacier Jeeps Ice y Adventure. La empresa llevan realizando tours desde el año 1994 ofrece recorridos por el glaciar Vatnajökull en motos de nieve y en jeeps. Una vez en el albergue nos identificamos, aquí nos prestaron: casco, mono, botas y guantes y subimos en un super jeeps en la carretera F985 para dirigirnos hacia el glaciar, una vez arriba, subimos en la moto nieve, comenzamos a conducirla y a disfrutar del glaciar Vatnajökull,
¡lo recuerdas! es el segundo glaciar más grande de Europa, el primero está en Noruega. La salidas para está actividad son desde el albergue Vagnsstaðir, desde el 1 de marzo hasta el 15 de junio y desde el cruce de la carretera 1 F985 desde el 16 de junio hasta el 15 de octubre. El tour tiene una duración total de 3 h. La actividad por adulto nos costó 24.000 coronas islandesas por persona (183,12 € aprox.) los niños de 10 a 12 años pagan 12.000 coronas islandesas por cada uno (91,56 € aprox.) El teléfono de contacto es:+3544781000. Para más información aquí os dejamos la página web:glacierjeeps.is

Os podemos decir que el tiempo se nos pasó sin darnos cuenta, eso sí, el bolsillo se resintió, el hacer cualquier actividad en este país resulta pagar un alto precio. Una vez de vuelta en el albergue, tocaba devolver el equipamiento y volver a conducir hasta llegar al pueblo de Höfn, nuestro último destino de ese día.

¡Al fin llegamos a Höfn!, también es llamado Höfn í Hornafirði, si lo traducimos quiere decir “puerto” es un pequeño pueblo, siendo la principal ciudad del suroeste de Islandia, dedicado a la pesca y al procesamiento del pescado. Es el segundo puerto en el sudeste de Islandia. Aquí se debe probar el “humar”, traducido significa langosta, pero ya sabéis que los islandeses a las cigalas las denominan langostas. ¿Sabías qué aquí cada año se celebra el festival de la langosta? pues sí, el “Lobster Festival” En los últimos años está experimentado un importante crecimiento en servicios orientados al turismo. Dispone de hoteles, camping, gasolinerapiscinas, campo de golf, tiendas, restaurantes, cafeterías, museos, etc. Cuenta con un aeropuerto donde sólo operan vuelos nacionales, localizado en la Ring Road, llegando a él por la Ruta 99.

Llegamos hasta el hotel Höfn, alojamiento de 3 estrellas, aquí nos alojamos por una noche, pagamos por la estancia+desayuno un total de
199 €. El hotel cuenta con dos edificios uno donde está la recepción, comedor, restaurante y algunas habitaciones, a unos metros más alejados de este hay varios bloques de edificios con tres niveles de plantas donde hay más habitaciones, ambos no disponen de ascensor. Habitaciones sencillas bien equipadas. Disponen de internet gratis en todas sus instalaciones, hay parking gratis y ofrece a sus clientes el servicio de bicicleta de forma gratuita. No admiten mascotas. El check-in desde las 16.00 h. hasta las 23.30 h., el check-out a las 03.0 h. a 11.00 h.
Situado a unos 600 metros del centro de Höfn, la dirección es Vikurbraut 20.

Dejamos el equipaje en la habitación y decidimos dar una vuelta por el pueblo, caminamos por un sendero donde había humedales y lagunas, dicen que es lugar de habitad de aves marinas, aunque nosotros no encontramos ninguno.

Encontramos esta curiosa escultura, de la cual no hemos podido encontrar información y tampoco tenía ninguna placa para darnos datos de ella. Si dejamos guiarnos un poco por la imaginación podríamos decir que es un cuerno de un unicornio, ¡aunque de unas dimensiones exageradas!, verdad. Bueno amigos, que ruede y juzgue la imaginación de cada uno.

Fuimos hasta el puerto pesquero de Höfn, donde vimos varios barcos atracados, ese cierto que no nos encontramos ni aún alma por la zona, hacía una tarde fría con viento, y el cielo amenazaba con llover.

El buque de pesca SF 52 Akurey, es un viejo barco pesquero que y hoy en día está colocado en el puerto de Höfn como monumento.

El centro de visitas Gamlabud, en este punto podrás obtener información turística de la zona y alrededores. Cuando nosotros llegamos tenían las ventanas abiertas, pero el lugar ya estaba cerrado. Abierto de 9.00 h.
a 19.00 h. Se encuentra en Heppuvegi 1, Port of Hafnarfjordur.

Pasamos por la puerta de Sundlaug Hornafjarðar, está abrió al público en abril del 2009, es la piscina del pueblo, al aire libre, posee unas dimensiones de 25×8,5 metros, también cuenta con otra para niños, tiene tres toboganes acuáticos, sauna y también baño de vapor. La entrada para adulto
(18 a 67 años) es de 900 coronas islandesas por persona (6,86 € aprox.) los niños (10 a 17 años) pagarán 200 coronas islandesas por cada uno (1,52 € aprox.) los jubilados tienen que abonar 500 coronas islandesas por persona (3,82 € aproximadamente) la tarjeta familiar 2 adultos+ 1 niño o más es de 2.000 coronas islandesas (15,22 € aprox.) Los mayores y discapacitados que tengan residencia en el municipio (siempre que presten un documento que lo acredite) tendrán acceso gratuito. El alquiler de toalla, el de traje de baño cuesta 800 coronas islandesas por cada pieza (6,10 € aproximadamente). Abierto en invierno del 1 de octubre al 14 de mayo en días laborales de 6.45 h. a 21.00 h., los fines de semana y días festivos de 10.00 h. a 21.00 h., en verano del 15 de mayo al 30 de septiembre en días laborales de 6.45 h. a 21.00 h., los fines de semana y días festivos de 10.00 h. a 19.00 h. El teléfono de contacto es:4708477. Para más información visitar la página web:hornafjordur.is
Se ubica en unas instalaciones deportivas de Höfn, la dirección es Vikurbraut 9.

También hay en Höfn, hay el Golf club Silfurnesvöllur, es un campo de golf, de nueve hoyos, donde podrás practicar este deporte teniendo vistas de las montañas y los glaciares de alrededor. No te preocupes si no tienes equipo, puedes alquilar en él.
Localizado en el extremo norte del pueblo, la dirección es Dalbraut 3.

Por último, subimos por una avenida algo empinada que nos llevó hasta la iglesia Hafnarkirkja en Höfn, en el año 1961 es cuando se planea edificar una iglesia en el pueblo de Höfn, las obras comenzaron en julio del 1962 siendo acabadas en 1966, quedó conmemorada el 28 de julio del 1966. El constructor fue Guðmundur Jónsson, y el arquitecto fue Ragnar Emils. El templo tiene la capacidad para acoger a 200 personas con asiento, también cuenta al lado con una sala dedicada a actividades relacionadas con la iglesia. Al lado de ella hay un pequeño cementerio. No pudimos acceder a su interior porque se encontraba cerrada. Abierto en horario de culto, el acceso es gratuito.

Fuimos a cenar, los pocos restaurantes de Höfn estaban cerrados, ya nos quedaban las opciones de ir a comprar comida en el supermercado o ir a comer en el comedor del hotel, escogimos está última opción, teníamos ganas de probar el “humar”, menos mal que aún estaba abierto el restaurante del hotel. Tomamos asiento y pedimos como entrante una sopa de langosta y de plato para cada uno el “humar” (más bien son cigalas) de bebida agua  del grifo. Pagamos un total de 18.360 coronas islandesas por persona (140,09 € aproximadamente). Acabada la cena, volvimos a la habitación, estábamos agotados de todo el día.

Sonó el despertador, había que levantarse, recoger el equipaje y echar las maletas al coche, acudimos hasta el comedor del hotel, donde había un desayuno servido tipo buffet, aquí probamos: salmón, queso, pan, pimientos, tomates, kiwis, naranjas, plátanos, zumo de naranja y café con leche.

Finalizada la comida, hicimos el check-out, ahora tocaba emprender un viaje donde haríamos unos 430 km, una de las etapas más largas de nuestro viaje por Islandia. Nuestro destino final de ese día era llegar hasta el Hotel Laxa, situado a 2 km del lago Mývatn.

La primera parada la hicimos en el pueblo Djúpivogur, es un pequeño pueblo pesquero, es uno de los puertos más antiguos del país, su actividad se remonta al siglo XVI, era cuando los comerciantes alemanes traían sus productos para intercambiarlos.

En Djúpivogur hay casas de madera del siglo XVIII. Accedimos a la vivienda Langabúd, es el inmueble más antiguo en Djúpivogur, edificado en el año 1790, fue un antiguo almacén de troncos, de fachada roja, ha sido restaurado. Hoy en día en su interior hay un centro cultural, donde pudimos ver una colección de objetos antiguos de la localidad y otra de obras pertenecientes al escultor Rikarour Jónsson. La entrada para adulto nos costó 500 coronas islandesas por persona (3,82 € aproximadamente) los niños (6 a 12 años) y los jubilados pagan 300 coronas islandesas por cada uno (2,29 € aprox.)

También hay un café, donde sirven porciones de tarta, cafés, tes, bocadillos y sopas. Abierto de 10.00 h. a 17.00 h. El teléfono de contacto es:+3544788220. Ubicado frente al puerto de pescadores. Con el día gris y frío que hacía, decidimos tomarnos un café, pero no en esta cafetería estaba completa de un grupo de alemanas, en el puerto de Djúpivogur, habida atracado un barco de crucero. Os podemos decir que el pueblo estaba ambientado de alemanes.

Nos acercamos hasta Vid Voginn, es un bar con ambiente joven, donde sirven comida tradicional: parrilla, sopas, carnes, snack, bebidas, cafés y repostería. Pedimos dos cafés con leche. Pagamos un total de 1.100 coronas islandesas (8,38 € aprox.) Abierto de lunes a viernes de 9.00 h. a 21.00 h., los sábados de 10.00 h. a 21.00 h. El teléfono de contacto es:+3544788860. La dirección es Vogalandí 2.

En el puerto hay una exposición de esculturas Eggin í Gledivík”de 34 huevos de aves de grandes dimensiones, representando a cada ave que se puede ver en la zona, repartido por todo el muelle. Hechas por el escultor islandés Sigurð Guðmundsson, diseñado en granito hay de varias tonalidades y de diferentes tamaños, estando colocadas sobre un bloque de hormigón, teniendo una placa escrita con el nombre del ave. Vamos es un museo al aire libre. El acceso es gratuito.

Desde su puerto de Djúpivogur, salen tours, a la isla de Papey, con una duración de 4 h., aproximadamente (isla inhabitada de 2 km², donde podrás ver aves migratorias como los frailecillos, además de otras aves marinas, focas, también el castillo, el faro y una iglesia). Estos se realizan durante los meses de verano. Nosotros no lo hicimos por no disponer de más tiempo.

Dejábamos atrás el pueblo de Djúpivogur, para seguir con el viaje, paramos en el supermercado Netto, venden alimentos, productos básicos, también tienen una zona destinada a la venta de souvenirs. Esta cadena tiene una buena relación calidad precio. Entramos en el supermercado, compramos dos bandejas de jamón serrano, pan, plátanos, yogurt skyr y una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 1.612 coronas islandesas (12 € aprox.) En el mismo supermercado hay una pocas mesas donde nos quedamos a comer lo que habíamos comprado, también hay un microondas donde poder calentar alimentos. Abierto todos los días de 9.00 h. a 20.00 h. La dirección es 6,700 Kaupvangur, Egilsstaðir.

Terminada la comida, seguimos con la ruta, hasta llegar a la cascada Rjúkandafoss, es una de las muchas cascadas que se dejan ver desde la carretera de circunvalación. Esta en el valle Jökuldalur, es parte del río Ysti-Rjúkandi, tiene una caída de agua de 95 metros que baja en dos tramos. Se puede llegar a ella a través de un sendero marcado, llegando hasta un mirador, donde se puede contemplar su caída de agua.
El acceso es gratuito, espacio al aire libre.

Tomamos unas fotografías y grabaciones del lugar, no queríamos entretenernos mucho en la zona. Nos detuvimos unos segundos en la carretera para contemplar el paisaje que no estaba ofreciendo en esos instantes Islandia.

¡A este paso!, tanto pararnos, nos iba a faltar día para ver los lugares que teníamos planeados. Al fin aparecimos en la granja Möðrudalures una pequeña granja que cuenta con un restaurante bar, tienda de recuerdos, camping, cabañas con surtidores de gasolina. Es la granja más alta que se encuentra en el país a 469 metros. Aquí tuvimos la oportunidad de ver ovejas, las casas césped con la cubierta verde construidas en piedra, césped, turba, madera, es un ejemplo de arquitectura sostenible, una iglesia que fue edificada por el propio dueño de la granja, etc.

De nuevo otra vez a la carretera, volvíamos a coger la Ring Road, hasta llegar al desvío que nos indicaba la cascada Dettifoss Selfoss, aparcamos el coche en el parking y emprendimos una corta caminata hasta llegar a la cascada Dettifoss, es la cascada de mayor volumen de Europa. Tiene casi 100 metros de anchura y 45 metros de caída, con un volumen que alcanza los 200 m³/s. En los días soleados se pueden formar arcoíris dobles. Nos quedamos sin palabras, eso sí mojados nos estábamos poniendo con la lluvia que estaba cayendo en ese momento, sacamos las cámaras fotográficas pero tuvimos que volver a guardarlas, las lentes se mojaban. Utilizamos para sacar fotografías las cámaras gopro y el móvil. Os podemos decir que hubo un momento en el que el lugar se quedó casi vacío. Estando frente al mirador de la cascada Dettifoss, es increíble ver con la fuerza que cae el agua y el fuerte sonido, el estruendo que provoca. Este se encuentra en el lado oeste de la catarata, es el más accesible y esto quiere decir que está más lleno de turistas. También se puede visitar desde el lado este, para eso hay que tomar la carretera 864 y llegar hasta el letrero que indica Hafragilsfoss, dede allí comenzar un recorrido a pie de 20 minutos aproximadamente. Nosotros sólo la visitamos desde el lado oeste. ¡Recuerda! gran parte del camino y las escaleras que conducen al mirador están mojados, debido a que el viento mueve el agua de la catarata, el lugar es muy resbaladizo. Se debe llevar impermeable, calzado cerrado que no resbale. Desde la cascada Dettifoss hay un sendero de 1,5 km de distancia que lleva hasta la cascada Selfoss, es una cascada menos espectacular si la comparamos con la anterior, nosotros no llegamos hasta ella, porque estaba cayendo una increíble tromba de agua y el camino estaba resbaladizo. El acceso al parking y al parque nacional es gratuito, a la entrada hay unos baños portátiles. Las cascadas se localizan al norte de Islandia, en el Parque Nacional de Vatnajökull.

El Hotel Laxa, es un alojamiento de 3 estrellas. Aquí nos hospedamos una noche, pagamos por estancia+desayuno un total de 237 €.
Las habitaciones son modernas, no muy grandes y sencillas. El check-in a partir de las 15.00 h. hasta las 00.00 h., el check-out de 5.00 h. a 11.00 h.
No admiten mascotas. Ofrece a sus clientes parking y wifi gratuito. Dispone de un restaurante donde sirven platos principales y buffet. Se encuentra a
20 minutos de los baños naturales de Myvatn y a 45 minutos de la localidad Húsavík. La dirección es Vio Olnabogaás 660 Myvatn.

Por no volver acoger el coche, ya estábamos agotados de todo el día, decidimos cenar en el restaurante del propio hotel. Donde pedimos una sopa de langosta y de plato principal para cada uno fue ternera con patatas y espárragos. De bebida una jarra de agua del grifo. Pagamos un total de 14.400 coronas islandesas (109,60 € aprox.) ¡Recuerda! en varios kilómetros alrededor del hotel no hay nada, solamente vegetación y muchas moscas, son muy numerosas y forman grandes enjambres, ¡de verdad que no exageramos!

Despertamos antes de que sonara el despertador, decimos levantarnos y hacer trabajos con el ordenador, ahora sí, acudimos al comedor del hotel, donde había desayuno tipo buffet, probamos: queso, jamón york, huevos revueltos, cocidos, tomate, pepino, piña, fresa, naranja, y café con leche.

Hicimos el check-out, en nuestro cuaderno de bitácoras, teníamos anotado visitar en ese día los cráteres de pseudocrateres Skútustaðir en Myvatn, Hverir, cueva Grjotagjá, formaciones de lava de Dimmuborgir, cascada Goðafoss, y ciudad Akureyri, realizaríamos un viaje de 160 km.

Subimos al coche para ir hasta los cráteres de pseudocrateres Skútustaðir en Myvatn, también son llamados cráteres falsos, dicen que sólo hay aquí y en Marte. Podríamos decir que son cráteres, aunque en realidad no lo son, no emitieron magma. Fueron formados por una explosión hidrotermal bajo tierra, debido al paso de una colada de lava bajo el lago Myvatn, se produjeron una serie de explosiones de gas, creando cráteres y conos. Hoy en día están cubiertos por una capa de vegetación (hierba) algunos de ellos en su base tienen agua. Hay dos senderos para recorrerlos, uno de 1 h., y otro de 30 minutos. Algunos cuentan con unas escaleras para acceder a la parte superior, permitiendo poder bordearlos y obtener unas vistas panorámicos de ellos. El acceso es gratuito, espacio al aire libre, no hay restricciones horarias para la visita.
Situado en el extremo sur del lago Myvatn.

Ya por la carretera nos comenzó a llover tuvimos que activar el limpias parabrisas, llegamos a Hverir, es una zona geotermal, es la mayor de Islandia, hay cráteres de lodo, fumarolas, agujeros burbujeantes expulsando barro caliente continuamente, en el lugar se pueden ver nubes de humo con un intenso olor a azufre, este último pude no resultar muy agradable, y ser bastante molesto para algunos olfatos. Hay senderos señalizados y delimitados por cuerdas, que permiten poder recorrerlos, no puedes salirte de ellos, es por tu seguridad ¡Recuerda! hay que preservar el lugar. Aparcamos el vehículo en el parking y decidimos salir a visitar Hverir, era imposible permanecer en la calle, nos mojamos al completo, intentamos tomar alguna fotografías, pero resultaba imposible, decidimos volver al coche, esperamos unos 20 minutos, haber si bajaba la intensidad de la lluvia, pero nada el cielo estaba bien cerrado. Localizado en el norte de Islandia, cerca de la localidad Reykjahlíð, está junto a la carretera de circulación. El acceso y el parking es gratuito, espacio al aire libre,
abierto las 24 h.

Decidimos ir hasta la cueva Grjotagjá, es una fisura con una caverna que tiene agua termales de color azul, estando a 45ºC. Hasta el año 1975 era lugar donde venían los islandeses a bañarse, tras la erupción del año 1975 y 1984 las temperaturas de sus aguas subieron bastante, desde ese momento prohibieron el baño ¿Sabías qué fue el lugar donde se grabó una escena de Juego de Tronos? sí, la escena pasional de Jon Snow e Ygritte. Se sitúa en una propiedad privada, pero sus propietarios permiten la visitas de los turistas, aunque lo que si que prohiben es el baño en ella. El acceso es gratuito, también hay parking junto a la cueva.
Situada cerca del lago Myvatn, en el norte de Islandia.

La mañana transcurrió lloviendo con intensidad, nos dirigimos hasta las formaciones de lava de Dimmuborgir, al llegar allí, la lluvia paro,
¡qué alegría! Aparcamos el vehículo en el parking, fuimos al baño, tuvimos que pagar 200 coronas islandesas por cada uno (1,53 € aprox.) se puede pagar en efectivo o con tarjeta de crédito. Si compras alguna bebida en la cafetería o alimento, te dan un ticket para que uses el baño de forma gratuita.

Los Dimmuborgir, significa “castillos oscuros” hace referencia a las formaciones de lava. Se piensa que las formaciones de este campo de lava se produjo por una erupción hace unos 2300 años, el campo de lava Younger Laxárhraun, fluyó en las filas del cráter Ludentarborgir y Þrengslaborgir, creado las formaciones de columnas, cavernas, crestas, etc., dando lugar al paisaje que hoy podemos ver, los Dimmuborgir. Hay leyendas que dicen que está habitado por gnomos, duendes y los 13 Yule Lads “Papás nobles islandeses” también que es la puerta que conecta la tierra con las regiones infernales. Hay varios senderos marcos con diferentes colores, el circulo pequeño tiene un recorrido de 570 metros, se realiza entre unos 10 y 15 minutos, de nivel fácil. El círculo de 840 metros, se efectúa en unos 20 minutos, teniendo un nivel fácil. El círculo de la iglesia, es el más famoso tiene 2.250 metros de recorrido, ejecutándose en unos 60 minutos, de nivel sencillo. El círculo Mellönd de 1.200 metros, realizando en unos 30 minutos, con un nivel fácil. El sendero de retorno de 800 metros, con un recorrido de 40 minutos, tiene un nivel difícil. También se puede realizar una ruta pública que hay entre Dimmuborgir y Hverfjall tiene una duración de 8 km, efectuándose entre 2 y 3 h. El día que nosotros visitamos la zona había varios senderos que estaban cerrados a los visitantes porque estaban realizando obras. El lugar cuenta con una extensa área de vegetación de bosques de abedules y matorrales, también hay musgos, plantas alpinas, flores y líquenes. En el centro de visitantes ofrecen durante todo el año caminatas guiadas gratis. Cerca de él hay un reloj solar, nosotros los observamos y nos sirvió para orientarnos, ofrece una panorámica de 360 grados de la zona.  En el lugar hay parking gratis, centro de visitantes, cafetería, tienda de recuerdos y baños.
Ubicado al este de Myvatn, al norte de Islandia.

Acabada la visita, decimos quedarnos a almorzar en la cafetería de allí, llamada Kaffi Borgir Dimmuborgir, compramos dos bocadillos de salmón ahumado, una botella de agua mineral sin gas y dos cafés con leche. Pagamos un total de 4.450 coronas islandesas (33,83 € aprox.) Permiten los pagos en efectivo, con tarjeta de crédito y aceptan euros. Nos dieron dos ticket para hacer uso del baño. Abierto todos los días de 11.00 h. a 15.00 h. Ofrece bocadillos, snack, bebidas, comida buffet, etc. Cuenta con unas mesas interiores, un comedor y unas mesas en la terraza. El teléfono de contacto:+3544641144. La página web:kaffiborgir.is

Terminado el almuerzo, retomamos el viaje hasta llegar a nuestra siguiente parada, la cascada Goðafoss, también llamada cascada de los Dioses, con forma de herradura tiene 12 metros de caída y ancho de 30 metros, localizada en el curso del río Skjalfandafljót. Hay una leyenda que cuenta que en el año 999 es cuando se declaró el cristianismo como religión oficial en Islandia, en las aguas de esta cascada fueron arrojados todos los iconos paganos que había en Islandia. Cuenta con varios miradores de los cuales tuvimos diferentes ángulos de visión. Aquí hay dos aparcamientos uno junto a la carretera de circunvalación y el otro al lado de la gasolinera, ambos son gratuitos. En la zona hay cafetería, tienda de recuerdos y baño. El acceso es gratuito, espacio al aire libre, no hay restricciones horarias para la visita. Situada al norte del país, en el comienzo de la carretera de las Tierras Altas de Sprengisandur.

Después de nuestra visita en el lugar, había que dirigirnos hasta Akureyri, es la segunda ciudad más grande de Islandia, es denominada la capital del norte de Islandia. Ubicada a las orillas del fiordo Eyjafjördur, este es el más largo de Islandia con 60 km. Tiene el principal puerto pesquero, ha jugado un gran papel a lo largo de la historia de Islandia como puerto de comercio. Las aguas de él no se hielan. Su población se dedica a la pescas, agricultura y comercio. En los últimos años el turismo está experimento un gran crecimiento, cuentan con hoteles, bares, cafeterías, restaurantes, galería de arte, museos, iglesia, jardines, etc. La ciudad es pequeña por lo que se puede visitar en un par de horas.

Una vez en la ciudad, acudimos hasta el hotel Nordurland by Keahotels, alojamiento de tres estrellas, habitaciones sencillas, equipadas, wifi y parking gratuito, no admiten mascotas. El check-in a partir de las 14.00 h., el check-out hasta las 12.00 h. Pasaríamos una noche, pagamos por la estancia+desayuno un total de 199 €. Ubicado en el centro de Akureyri, está a 2,5 km del aeropuerto de Akureyri. La dirección es Geislagata 7.

Hicimos el check-in y salimos a andorrear Akureyri, paseamos por su calle principal Hafnarstraeti, donde hay una gran cantidad de tiendas de recuerdos, bares, restaurantes, etc., es muy animada.

Subimos por una escalinata para ir a visitar su iglesia Akureyrarkirkja, iglesia luterana, fue obra del arquitecto Guðjón Samúelsson, edificada en 1940, en su interior aguarda un órgano de 3.200 tubos, de su techo cuelga un barco, es una tradición nórdica, es una ofrenda para proteger a sus seres queridos que se hacían al mar. No pudimos acceder a su interior porque se encontraba cerrada, tuvimos que conformarnos con verla desde el exterior. El acceso es gratuito. Abierta de lunes a viernes de 10.00 h. a 16.00 h. Ubicada en við Eyrarlandsveg.

El jardín botánico Lystigardur Akureyrar, ¿Sabías qué es el jardín botánico más septentrional del mundo? pues sí, resulta increíble al estar tan próximo al círculo polar ártico que tenga una gran variedad en flora autóctona y de otros países, por eso merece hacer su visita. Abrió en 1912 como parque público y en el año 1957 se creó la sección de botánica, ha sufrido diferentes remodelaciones y ampliaciones hoy en día tiene una superficie de 3,6 hectáreas. En el jardín hay una zona destinada a celebraciones, además de una cafetería. El acceso es gratuito. Abierto desde el 1 de junio hasta el 30 ese septiembre de lunes a viernes de 8.00 h. a 22.00 h., los fines de semana de 9.00 h. a 22.00 h. Situado en Eyrarlandsveg.

Paseamos por el puerto marítimo donde contemplamos a los barcos de pesca, que estaban atracados en él.

Vimos el Centro Cultura y de Conferencias Hof, ofrece programación de música, artes escénicas, exposiciones, conferencias, allí está la oficina de información turística y un restaurante. Para más información visitar la página web:www.mak.is Ubicado en Strandgata 12.

Como el estómago nos pedía comida fuimos a cenar al restaurante T Bone Steikhús, donde pedimos una sopa de pescado, de plato principal para cada uno fue un solomillo de ternera acompañado de patata cocida, de bebida dos botellas de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 14.300 coronas islandesas (107,85 € aproximadamente). Ofrece comida europea y americana. Abierto de martes a miércoles de 17.00 h. a 22.00 h., los jueves
y viernes de 11.30 h. a 14.00 h., por la noche de 17.00 h. a 22.00 h., los sábados y domingos de 17.00 h. a 22.00 h. La dirección es Brekkugötu 3.

Bueno andorreros, era el momento de regresar al alojamiento, necesitábamos descansar. A las 7.00 h., de la mañana sonaba el despertador había que levantarse, recoger el equipaje, desayunar y hacer el check-out. En ese día teníamos una jornada dura había que hacer un total de 480 km, donde visitaríamos durante el viaje: museo etnográfico Glaumbaer, cascada Hraunfossar, Barnafoss, Deildartunguhver, y llegar hasta la ciudad de Reikiavik.

Hicimos una parada en la carretera para contemplar los caballos islandeses, considerada como una de la raza de caballo más pura que existe. Se caracterizan porque son los únicos en el mundo, capaces de ejecutar cinco pasos distintos. Actualmente está prohibida la entrada de caballos al país y si se produce la salida de uno, dicen que ya no podrá volver a Islandia.

Nuestra primera visita en ese día fue el museo etnográfico Glaumbaer, al principio este lugar fue una granja construida en césped, turba y madera, en una colina. El museo se creó en el año 1948, abriendo al público en junio del 1952, mostrando como fue a la forma de vida en el siglo XIX y como era el ambiente de aquella época. En la visita pudimos ver la entrada, pasillo, cuarto de huéspedes, cocina, despensa principal, salón común, lechería, quesería, herrería y almacén. La entrada para adulto nos costó
1.700 coronas islandesas por persona (12,82 € aprox.) los grupos
(más de 6 personas) pagarán 1.500 coronas islandesas por cada uno
(11,31 € aprox.) los niños, adolescentes (0 a 17 años), mayores y discapacitados tienen el acceso gratuito. Abierto del 1 de abril al 19 de mayo de 10.00 h. a 16.00 h., de lunes a viernes. Del 20 de mayo al 20 de septiembre de 9.00 h. a 18.00 h., todos los días, del 21 de septiembre al 20 de octubre de 10.00 h. a 16.00 h., de lunes a viernes, del 21 de octubre al 31 de marzo, abierto de lunes a viernes.
Para más información visitar la página web:www.glaumbaer.is

Volvíamos de nuevo a la carretera, para seguir con el viaje, hicimos una parada en Staðarskáli N 1, es una gasolinera, con grill bar, baños y tienda de recuerdos. Donde compramos dos bocadillos de salmón, dos yogures Skyr, dos pantanos y una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 3.037 coronas islandesas (22,90 € aprox.) Abierto de 7.30 h. a
23.30 h. Ese fue nuestro almuerzo en ese día.

Nos detuvimos en el viaje para ir a visitar la cascada Hraunfossar, es una cascada que no nace de un río, emerge del campo de lava Hallmundarhraun, creando una serie de diferentes caídas de agua, formando finas cascadas, estas aguas caen al río Hvita, entre arbustos y rocas de la zona. No es muy caudalosa, ni tampoco muy alta, pero es algo especial a ser diferente de las demás. Hay un sendero habilitado para poder contemplarla.

Junto a la cascada de Hraunfossar, vimos Barnafoss, “la cascada de los niños”, su nombre hace mención a dos niños que perdieron su vida aquí, el día de Navidad, ellos intentaron atravesar un arco de lava natural que había en la zona, era utilizado como puente para cruzar los rápidos. Sólo se encontraron sus pisadas, nunca se hallaron sus cuerpos. Debido a lo ocurrido la madre de los niños hizo derrumbar el paso. En la zona hay un parking y una tienda de recuerdos. El parking y el acceso es gratuito, espacio al aire libre, no hay restricciones horarias para la visita.
Se localiza a 125 km de Reykjavik.

La siguiente parada fue Deildartunguhver, es un manantial de aguas termales, la temperatura de su agua es de 97ºC, tiene un alto caudal de agua termales de 180 litros por segundo. Considerado el agua termal con mayor flujo de Europa. Gran parte de su agua es utilizada para calefacción de las viviendas de los islandeses en las ciudades de Akranes y Borgarnes. Hay una tubería de 34 km que llega a Borgarnes y otra de 64 km hasta Akranes. Para poder visitar el lugar hay unas pasarelas de madera con puntos de observación, de esta manera se garantiza la seguridad a los visitantes. El parking y el acceso es gratuito, espacio al aire libre, no hay restricciones horarias para la visita. Ubicado al oeste de Islandia, en Reykholtsdalur.

Al lado está Krauma Geothermal Baths Spa, este balneario geotermal podrás bañarte en el agua caliente del Deildartunguhver combinada con el agua fría de Rausgil, del glacial Ok, el más pequeño de Islandia. El balneario tiene seis piscinas, dos baños de vapor y una sala de relajación. En las inmediaciones está el restaurante Krauma donde ofrece comida islandesa. En el bar sirven bebidas y aperitivos. Ambos abren todo el año. Nosotros no lo visitamos al ir a la laguna Azul, prescindimos de esta visita. La entrada para adulto cuestan 3.800 coronas islandesas por persona
(28,28 € aproximadamente) los niños de 13 a 17 años pagarán
1.900 coronas islandesas por cada uno (14,15 € aprox.) los niños de 0 a 12 años, tienen el acceso gratuito. El pase anual vale 24.000 coronas islandesas por persona (17,87 € aproximadamente) el pase anual para familias (formado por dos adultos y como máximo 4 niños menores de
18 años) tiene un coste de 55.000 coronas islandesas (409,18 € aprox.) también hay un pase de invierno (del 1 de octubre al 31de marzo) que tiene un valor de 15.000 coronas islandesas por persona (111,60 € aprox.) Abierto todo el año, del 15 de junio al 19 de agosto de lunes a domingos de 11.00 h a 23.00 h., en invierno del 20 de agosto al 14 de junio de lunes a domingos de 11.00 h. a 21.00 h. Los días 24, 25, 31 de diciembre y el 1 de enero de 11.00 h. a 16.00 h. La página web:http://krauma.is/#/frontpage
Está a 97 km de Reikiavik, la dirección es Deildartunguhver 320.

Subimos de nuevo al vehículo, teníamos que hacer aún 104 km, hasta llegar a Icelandair Hotel Reykjavik Natura, donde nos alojaríamos. Pasamos por el túnel de Hvalfjörður que atraviesa el fiordo Hvalfjörður, debajo del océano, tiene una longitud de 5.770 metros.

Icelandair Hotel Reykjavik Natura, hospedaje de cuatro estrellas donde nos alojaríamos por dos noches. Pagamos por alojamiento y desayuno un total de 255 . Check-in, se comienza a partir de las 14.00 h., y el check-out se finaliza a las 12.00 h. No admiten mascotas, el lugar está adaptado para personas con movilidad reducida, cuenta con gimnasio, aparcamiento, transfer al centro y wifi gratis.
La dirección es Nauthólsvegur, 101 Reikiavik.

A las 8.20 h., de la mañana ya estábamos listos para ir a desayunar al comedor del hotel, el desayuno es servido tipo buffet donde hay variedad para escoger desde embutidos, panes, frutas, verduras, pasteles, jugos, hasta bebidas calientes.

En ese día haríamos unos 290 km, teníamos planeado visitar el “Círculo dorado” también llamado “Círculo del Oro” lo forman tres atracciones turísticas: el Parque Nacional Thingvellir, la cascada de Gullfoss, y la zona geotermal, donde están los géiseres Strokkur y Geysir, acabadas las visitas volveríamos a la ciudad de Reikiavik.

Subimos al coche poniendo rumbo hasta el Parque Nacional Thingvellir, hicimos unos 47 km, hasta llegar a él, aún era temprano no había mucha gente en el lugar. Aparcamos el coche en el parking, la zona cuenta con un centro de interpretación y baños, donde hay que pagar 200 coronas islandesas (1,53 € aprox.), bajo el valle hay otros baños públicos portátiles, estos son gratuitos, aunque muy limpios no están.

Al lado del centro de visitantes hay un mirador desde el cual se pueden obtener unas increíbles vistas panorámicas de Thingvellir.

El Parque Nacional Thingvellir, fue declarado Parque Nacional en 1928 y es patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 2004. Situado entre dos placas tectónicas, al oriente está la eurasiática y al occidente la americana. Su falla principal Almannagjá crea un cañón de importantes proporciones, al final de ella se encuentra un asta de bandera, que marca la “Roca de la ley”. En el Valle se sitúa Flosagjá y Peningagjá son dos fracturas que tiene aguas claras, sus fondos están repletos de monedas que los turistas y viajeros lanza, pensando en cumplir algún deseo. Por favor cuidemos la naturaleza y no contaminemos más.

En el parque se encuentra Alþingi, el que fue el primer parlamento democrático del mundo, creado por los vikingos en el año 930, cada año era el lugar de reunión de los diferentes clanes de la isla, donde decidían sobre los asuntos del país. Los criminales eran castigados en estas asambleas. Este parlamento perdió sus poderes legislativos en el año 1271. Se utilizó como sala de justicia hasta ser disuelto en 1798. En el año 1843 volvió a recobrar poder  la institución, sus miembros aprobaron el traslado de la sede a la ciudad de Reikiavik.

Drekkingarhylur, es una piscina que era utilizada como zona de ahogamiento de las mujeres que realizaban crímenes en aquella época como: adulterio, infanticidio, etc.

Pingvallakirkja, es uno de los primeros templos religiosos construidos en Islandia, fue consagrado en el siglo XI. El templo original se derrumbó en 1118. La iglesia que hoy podemos ver, fue construida en 1859, posee tres campanas. El acceso es gratuito, abierta de junio a agosto de 9.00 h. a 17.00 h. Anexo a la iglesia hay un cementerio donde descansan dos poetas de la época de la Independencia: Einar Benediktsson y Jonas Hallgrímsson.

Pudimos contemplar a los lejos el edificio histórico de Pingvallabaer, granja edificada en 1930, obra del arquitecto Guðjón Samúelsson, hace homenaje a los 1000 años de la existencia del Alþingi. En la actualidad es utilizado como la residencia de verano del presidente de Islandia.

Nos acercamos hasta la cascada Öxararfoss, subimos por un sendero, caminamos por una plataforma de madera que nos llevó hasta ella. Es una pequeña cascada, que cae por un campo de lava, su base está llena de rocas, ubicada en el curso del río óxará, estando dentro del Parque Nacional Thingvellir.

La entrada al parque es gratuita, excepto las actividades en la fisura de Silfra donde se puede practicar buceo y snorkel, durante los meses de verano, bajo coste.

Era el momento de abandonar el lugar, para subir de nuevo al vehículo y dirigieron hasta la cascada de Gullfoss, conocida como “la cascada dorada” tiene un caudal de agua de entre 80 y 150 m³, cayendo sobre 3 saltos de 11, 21 y 32 metros. En los días soleados se puede ver un arcoíris. Considerada como una de las más bonitas de Islandia y muy visitada por turistas y viajeros, por lo que encontramos mucha gente en el lugar. La cascada estuvo apunto de desaparecer en los años 20 del siglo pasado, había una empresa extranjera que iba a construir una central hidroeléctrica, la que crearía una presa en el río Hvita, pero SigríðurTómasdóttir, esta mujer hija del granjero que era dueño de las tierras donde estaba la cascada, amenazó al Estado con arrojarse por la carretera si se iniciaba la construcción. Los islandeses iniciaron protestas, haciendo paralizar el proyecto. La cascada de Gullfoss, volvió a manos del gobierno islandés que está garantizando su existencia. Hay dos senderos para visitarla uno en la parte alta, desde este se obtienen una increíbles vistas panorámicas de la cascada y el otro la bordea por bajo, hay que bajar por un tramo de escalera, esto quiere decir que te vas a mojar por completo, debes llevar impermeable, un calzado cerrado y que no resbale, fundas para proteger cámaras, móviles, gopro, etc. El último sendero que hemos nombrado durante los meses de invierno está cerrado al público, debido a que se cubre de nieve. No lo aconsejamos para personas que tengan problemas de movilidad. El acceso es gratuito, espacio al aire libre, no hay restricciones horarias para la visita. En la zona hay parking gratis, restaurante, cafetería y tienda de recuerdos. Situada en el suroeste del país.

Nuestra siguiente visita fue ir hasta la zona geotérmica donde se encuentra el Geysir también es llamado como el gran Geysir, significa pozo surtido, es el más antiguo que se ha conocido. Localizado en el valle Haukadalur, ubicado en la colina Laugarfell.
¿Sabías qué el géiser de Islandia es el que ha dado el nombre a todos los demás géiseres? Desgraciadamente, en la actualidad no emana agua, debido a la mano del hombre, y a los objetos arrojados por turistas, llenaron sus vías por donde salía el agua hirviendo con rocas. Este llegó alcanzar los 122 metros. Él tuvo su última erupción entre el 17 y el 20 de junio del 2000, durante un terremoto. Hoy en día es una charca de agua caliente.

Pero tranquilos, unos metros más adelante en el lugar se puede ver el géiser Strokkur, esta fuente termal que emite periódicamente una columna de agua caliente y vapor al aire, llega alcanzar los 20 metros de altura, en periodos de tiempo de 20 a 30 minutos, el lugar está rodeado por fumarolas ¡Recuerda! el camino está señalizado y delimitado, marcando una distancia de seguridad al visitante.

En la zona hay hotel, camping, gasolineraaparcamiento, tienda de recuerdos, cafetería, bar y bañosAlmorzamos en el restaurante Geysir Glima, donde pedimos dos bocadillos de salmón ahumado, una botella de agua mineral sin gas y dos cafés con leche. Pagamos un total de
4.310 coronas islandesas (32,08 € aproximadamente).

Regresamos hasta el hotel que teníamos en la ciudad de Reikiavik, durante el trayecto estuvo lloviendo, el limpia parabrisas lo llevamos puesto a toda velocidad, tardamos en llegar
1 h. y 45 minutos, hicimos unos 115 km.

El resto de tarde la pasamos en el hotel, con la que estaba cayendo en la calle, cualquiera aguantaba fuera. Para cenar volvimos a ir al restaurante Icelandic Street Food, ¡lo recuerdas! este local ofrece comida rápida en versión tradicional, son platos típicos de la gastronomía islandesa como: soup Lamb, (sopa de cordero), soup shellfish, (sopa de marisco), el fishermans (guiso de pescado), etc. El establecimiento es muy pequeño sólo tiene tres mesas alargas con taburetes, donde compartirás mesa con más personas. Pedimos dos sopas de marisco con pan, de bebida una coca cola. Pagamos un total de 4.370 coronas islandesas (34,98 € aprox.) Abierto desde las 8.00 h. hasta las 23.00 h. La dirección es Lækjargötu 8, Reikiavik.

Esto fue todo por ese día, al día siguiente nos levantamos sobre las 9.00 h., de la mañana, bajamos a desayunar, era nuestro último desayuno en la ciudad. Una vez finalizado, fuimos a la habitación a por el equipaje, hicimos le check-out y nos acercamos hasta el aeropuerto domestico de Reykjavik, que está a unos 5 minutos en coche desde el hotel. Aquí entregamos a la compañía europcar, el coche de alquiler.

Nos ha encantado Islandia, está lleno de naturaleza y tranquilidad. Es un país que últimamente se ha puesto muy de moda, por eso debes ir a conocerlo pronto.

En el aeropuerto domestico de Reykjavik, cogimos un vuelo hasta Kulusuk, y una vez allí, toca subir en un helicóptero para llegar a la localidad de Tasiilaq, nos fuimos unos días al país vecino de Groenlandia.

Quieres obtener más información de como preparar un viaje a Islandia y visitar, ver y donde comer en la ciudad de Reikiavik, pincha este enlace: https://andorreandoporelmundo.com/2018/11/que-visitar-ver-y-hacer-en-la-ciudad-de-reikiavik-islandia/

En el próximo post os contaremos todos los detalles de nuestra escapada por Groenlandia.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Islandia.' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.