Qué ver en Polinesia Francesa.

La isla de Bora Bora, Moorea y Tahití, en la Polinesia Francesa, son un destino ideal para recién casados, que viene a pasar la luna de miel, viajes románticos, familias, solteros, famosos que buscan pasar desapercibidos, etc. Aquí podrás disfrutar de increíbles días de relax y sol, en sus playas de arena blanca, arrecifes de coral, y practicar: buceo, esnorkel, submarinismo, windsurfing, esquí acuático, baños, natación, etc., estando rodeado de un increíble paisaje volcánico y de sus montañas.
¡Bienvenidos al paraíso! Polinesia Francesa…

La Polinesia Francesa, es un conjunto de cinco archipiélagos formado por: Islas de la Sociedad, Australes, Tuamotu, Gambier, y Marquesas, cuenta con un total de 118 islas, de la cuales sólo 67 están habitadas.
La isla más poblada es Tahití, estando en el archipiélago de la Sociedad, donde vive el 69% de la población de la Polinesia Francesa y se encuentra la capital Papeete. Es una colectividad de ultramar francesa, situada en el Océano Pacífico. Dependencia de Francia desde el año 1870. Polinesia Francesa, se ha convertido en uno de los territorios de ultramar con más turismo del planeta.

Mapa Polinesia Francesa.

Al final del post os dejamos toda la información necesaria para preparar un viaje a Polinesia Francesa como: visados, moneda, idioma, vacunas, cuando visitar las islas, etc.

La única operadora de telefonía móvil en Polinesia Francesa, es la empresa VINI, podrás comprar una tarjeta para poder utilizar tu móvil en las islas, en el aeropuerto de Tahití, Faa’a., en la isla de Tahití, Moorea, etc. ¡Recuerda! una llamada internacional desde Polinesia Francesa, te puede suponer un gran coste económico.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Salimos de casa con nuestro coche, poniendo dirección a parking larga estancia Terminal 1, 2 y 3, de Aena, tuvimos un viaje de 5 h. y 40 minutos, hicimos unos 561 km. En el camino, hicimos una parada para estirar un poco los pies y hacer uso del baño.

Llegamos al parking, estacionamos el vehículo, dejar el coche durante
10 días, nos costó un total de 55 . Aquí os dejamos la página web: parking.aena.es/reservas Esperamos unos minutos a que llegara el autobús que pone el parking a disposición de los clientes para hacer los traslados a las diferentes terminales del aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid Barajas. Nosotros esta vez bajamos a la puerta de la Terminal 2.

Buscamos los mostradores de la compañía área Air France, facturamos el equipaje con destino final a Papeete. Desde España, no hay vuelos directos hasta la Polinesia Francesa, hay que hacer varias escalas para llegar a este destino paradisiaco. Nosotros volamos de Madrid a Paris, luego desde Paris a Los Ángeles y desde allí hasta Papeete, una vez en Papeete, cogimos un vuelo doméstico con destino a la isla Moorea, nuestro primer punto de visita en este viaje por la Polinesia Francesa. Desde que salimos de casa hasta la isla de Moorea, estuvimos viajando un total de 34 h. y 5 minutos. ¡Una auténtica locura!
Los pasajes de ida+vuelta (Madrid+Paris+Los Ángeles+Papeete y viceversa) sin contar los vuelos domésticos entre islas, nos costaron un total de 1.385 € por persona. Sois muchos los que nos preguntáis donde compramos los vuelos, esta vez fue en Skyscanner, aquí os dejamos la página web: https://www.skyscanner.es

La compañía Air France, en clase económica en vuelos internacionales (caribe y Océano Pacífico) permiten facturar 1 pieza de equipaje de 23 kg, en cabina, una pieza de equipaje y un accesorio (portátil, tablet, cámara fotográfica o bolso). Para más información visitar la página web: www.airfrance.es/

Pasamos el control de seguridad, buscamos la puerta de embarque y esperamos a que comenzara. El vuelo Air France, tuvo una duración de
2 h. y 10 minutos. Las azafatas, dieron un snack y bebida (gratuito). Aterrizamos en el aeropuerto de Paris, Charles de Gaulle (Francia) aquí teníamos una escala de 1 h. y 10 minutos, como el avión se retrasó tan sólo tuvimos que esperar 30 minutos. Llegamos a la terminal 2F, tuvimos que cambiarnos hasta la terminal F, se hace caminando, en unos minutos (están comunicadas interiormente). Tuvimos que pasar un control, colocar el pasaporte en una máquina electrónica, y aunque éramos pasajeros en tránsito, tuvimos que someternos al control de escáner, pasado este, buscamos la puerta de embarque. Volvíamos a subir en otro avión de la misma compañía aérea con destino Los Ángeles (EE.UU) el viaje fue de
11 h. y 50 minutos. En el avión nos sirvieron comida y bebidas.

Comida avión Air France.

Aterrizamos en el aeropuerto Internacional de Los Ángeles, aquí estábamos como pasajeros en tránsito, bajamos de la aeronave tuvimos que pasar un control de inmigración y seguridad, al hacer escala
(2 h. y 5 minutos) en los Estados Unidos, en nuestro caso en Los Ángeles, tuvimos que solicitar (al menos 72 h., antes del viaje) el ESTA (electrónicamente System for travel authorization) es una autorización de viaje, que tiene una vigencia de dos años. Se tramita por internet en la siguiente página web: https://esta.cbp.dhs.gov/esta/ Donde tendrás que rellenar un formulario con los datos del pasajero y responder a una serie de preguntas. Esta autorización tiene un coste de 14 dólares americanos (12,29 € aproximadamente). El tramite de inmigración en los Estados Unidos, es muy lento, aconsejamos escoger una escala con más tiempo, ¡nosotros como siempre! echamos a correr, llegamos unos
12 minutos antes de que comenzará el embarque.
El vuelo de Los Ángeles a Papeete duró 8 h. y 35 minutos. Aquí las azafatas ofrecieron comida, bebida y papel de inmigración. El viaje fue lleno de turbulencias.

Papel de inmigración.

Después de este trayecto ¡Al fin! aterrizamos en el aeropuerto Internacional Faa’a, bajamos de la aeronave, accedimos al aeropuerto, justo a la entrada nos recibían un grupo de cantantes y bailarines con danzas típicas de la Polinesia Francesa, pasamos por una fila donde entregamos el formulario de inmigración, ya rellenado, continuamos hasta llegar al control de inmigración, mostramos el pasaporte, tarjeta de embarque, lo pasamos rápidamente, tan sólo lo escaneo y nos preguntó ¿Cuántos días íbamos a pasar en Polinesia Francesa? respondimos 8 días. Recogimos el equipaje de la cinta.

Bienvenida aeropuerto Internacional Faa’a.

El viaje para nosotros aún continuaba, para ir desde Papeete a la isla Moorea, se puede hacer en Ferry, el trayecto es de 16 km. Hay dos compañías (Aremiti y Terevau) que operan diariamente entre Tahití y Moorea, el trayecto dura unos 30 a 45 minutos. Ofrecen el servicio de comida rápida y pueden transportar vehículos. Aremiti, dispone de dos barcos, el Aremiti 5 y Aremiti Ferry 2, este último que hemos nombrado transporta también vehículos. El pasaje para adulto sólo ida, es de
1160 CFP (9,74 € aproximadamente), ida+vuelta tiene un coste de 2320 CFP (19,47 € aprox.) los niños de 2 a 12 años y los estudiantes hasta los 26 años, pagarán por solo ida un total de 605 CFP (5,06 € aproximadamente) ida+vuelta es de 1210 CFP (10,16 € aprox.) los mayores de 60 años, pasaje sólo ida es de 950 CFP (7,98 € aprox.) ida+vuelta es de 1900 CFP
(15,94 € aproximadamente). Con la venta anticipada, para adultos, la ida es de 950 CFP (7,98 € aprox.) ida+vuelta es de 1900 (15,94 € aprox.) los niños de 2 a 12 años y los estudiantes hasta los 26 años, pagarán por solo ida un total de 500 CFP (4,20 € aprox.) ida+vuelta es de 1000 CFP
(8,40 € aproximadamente). Transportar vehículos de dos ruedas, moto, sólo ida es de 1000 CFP (8,40 € aprox.) ida+vuelta es de 2000 CFP
(16,78 € aproximadamente), la bicicleta es de sólo ida es de 1000 CFP
(8,40 € aprox.) ida+vuelta es de 2000 CFP (16,78€ aproximadamente), los vehículos ligeros, el precio es muy variable, va dependiendo de las dimensiones. Para obtener una información más precisa os aconsejamos visitar la siguiente página web://www.aremiti.pf/tarif

La otra empresa de ferries es Terevau, sólo dispone de un Ferry, ofreciendo el servicio pasajeros y vehículos. El precio de un trayecto para adulto es de 1160 CFP (9,74 € aprox.) ida+vuelta tiene un coste de 2320 CFP (19,47 € aproximadamente) los niños de 2 a 12 años y los estudiantes residentes, pagarán por solo ida un total de 580 CFP
(4,87 € aproximadamente) ida+vuelta es de 1160 CFP (9,74 € aprox.) los residentes en Moorea, sólo ida es de 1000 CFP (8,40 € aproximadamente) ida+vuelta es de 1900 CFP (15,94 € aprox.) sólo para residentes mayores de 60 años es de 950 CFP (7,98 € aprox. El transporte de vehículos, moto sólo ida es de 1000 CFP (8,40 € aprox.) bicicleta sólo ida es de 250 CFP
(2,11 € aproximadamente) los vehículos ligeros, el precio es muy variable, va dependiendo de las dimensiones. Aquí os dejamos la página web:https://www.terevau.pf 

También es posible ir en avión, con la compañía aérea Air Tahití, en vuelo doméstico, el viaje es de unos 15 minutos. Os dejamos la página web: www.airtahitinui.com/

Nosotros escogimos esta última que hemos nombrado, nos acercamos a los mostradores de la compañía aérea Air Tahití, donde tuvimos que facturar el equipaje, volamos hasta Moorea. El pasaje nos costó 59 € por persona. Aquí la escala era de 2 h., pero con los retrasos de los vuelos, tan sólo esperamos 45 minutos. Tuvimos un nuevo control de seguridad. Llegó la hora de embarque subimos en el avión, el vuelo tuvo una duración de 15 minutos, ¡fue visto y no visto! La política de equipaje de esta compañía es: adulto, niño y bebe que ocupen un asiento, pueden llevar un pieza de equipaje que pese como máximo 23 kg, en cabina como máximo con un peso de 5 kg, el transportar un efecto personal (portátil, tablet, cámara fotográfica, o bolso) que no pese más de 3 kg, y que no tenga más de 115 cm. También de forma gratuita se permite transportar; bastón, silla de rueda manual plegable, muleta, etc., siempre que coja en los compartimientos de a bordo, si no serán transportados a la bodega gratuitamente ¡Recuerda! no pasarte con el peso de equipaje, si no tendrás que pagar una tasa por kg de exceso, pagándolo directamente en el mostrador de Air Tahití. La página de la aerolínea es: www.airtahitinui.com/ 
Tuvimos la oportunidad de ver un poco desde la ventanilla del avión la isla de Moorea, aunque estaba cubierta de nubes.

Isla de Moorea.

Después, de esta locura de viaje, aterrizamos en el aeropuerto Moorea, también es conocido como aeropuerto Moorea Temae, recogimos las maletas. Una vez con el equipaje, cogimos un taxi para desplazarnos hasta el hotel, el trayecto fue 2,1 km, lo hicimos en unos 5 minutos. Pagamos un total de 1270 CFP (10,58 € aproximadamente).

La oficina de información de turismo de Moorea “Mo’orea Visitor Bureau” situada en el muelle de ferries de Vaiare. Aquí os dejamos la página web: //mooreatourism.com/en/home/

La isla se puede recorrer: alquilando un coche, moto, quad o bicicleta. Hay varias agencias para alquilar coches, en el aeropuerto, cercanías y el puerto de Vaiare, Moorea. Siendo la más destacada la empresa AVIS, de alquilar de coche, ofrece un buen servicio, hay dos agencias en la isla Moorea, os dejamos su página web: //www.avis-tahiti.com/fr/

Bajamos a la puerta del Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort. A nuestra llegada, nos colocaron a cada uno, como muestra de hospitalidad un collar de flores de tira, nos dieron una toalla mojada (para limpiarnos el rostro) y un jugo de piña, para cada uno.

Jugo de piña.

Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort, es un alojamiento de 5 estrellas, cuenta con wifi gratis en todas sus instalaciones y parking. Cada vez que consumas en algunos de sus bares o restaurantes, u otros servicios con cargo, tendrás que firmar, indicar nombre, apellidos y número de habitación, en el papel donde indica el servicio prestado, este será cargado el día de tu check-out, a tu tarjeta de crédito, o podrá realizar en pago en moneda local (franco francés del pacífico CFP), también aceptan euros y dólares americanos, te aplicaran una tasa de cambio de moneda, ¡Recuerda! la vuelta siempre la dan en moneda local. En la recepción ofrecen el servicio de cambio de moneda. No admiten mascotas. El check-in a partir de las 14.00 h., el check-out hasta las 12.00 h. Aquí pasaríamos 3 noches, pagamos por el alojamiento+desayuno+cena NocheVieja un total de 1.698 €. La dirección es Maharepa 987228.

Eran las 9.30 h., de la mañana, aún no podíamos hacer el check-in, teníamos que esperar hasta las 14.00 h., nos dieron un ticket para que desayunáramos, de forma gratuita para ese día. Fuimos hasta el restaurante Internacional Pure, es donde sirven el desayuno desde las 6.30 h., hasta las 10.30 h., es tipo buffet, pedimos una tortilla de vegetales, pan, tomate, lechuga, aceitunas, piña, sandía, jugo de naranja, no es natural y café con leche, es del que tomas y te duele cabeza y estómago.
El almuerzo también es buffet sirviéndose de 11.30 h. a 15.00 h., y la cena a partir de las 18.30 h. hasta las 22.00 h. No es necesario reservar.

Desayuno Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort.

También cuenta con el restaurante Gastronómico K, abierto todos los días, excepto los miércoles y domingos, es necesario una reserva previa.

Es cierto que fueron muy amables, nos sorprendió encontrarnos en la recepción, bar y comedor, trabajadores que hablaban español.
Polinesia Francesa, es un destino turístico visitado mayoritariamente por americanos, canadienses, seguidos de franceses y asiáticos. Son pocos los españoles que lo visitan. En los puntos turísticos, pudimos ver que los letreros informativos están escritos: francés, inglés y chino.

Acabado el desayuno, fuimos hasta unos vestuarios donde cambiamos la ropa de abrigo que llevábamos puesta por el traje de baño y sandalias.

La isla Moorea, su nombre significa “lagarto dorado” tiene 130 km², situada en el archipiélago de la Sociedad, el punto más alto de la isla es el monte Tohila con 1207 metros sobre el nivel del mar. La isla está rodeada por un arrecife coralino, el atolón tiene un parecido con un corazón, esto hizo que se convirtiera en un lugar muy popular, donde muchos recién casados vienen a pasar su luna de mil, otros son novios y van para celebrar las ceremonias nupciales, eso si, antes debes saber, que las bodas allí hay que reservarlas con un año de antelación.
La celebración de esta ceremonia y el certificado que se entrega, no tiene ningún valor ni vigor jurídico, es un acto simbólico. Os podemos decir que los precios no son muy económicos.
La isla, posee una sola carretera asfaltada que recorre toda su costa con algo más de 60 kilómetros, por lo que se puede recorrer entera en un sólo día, en bicicleta, quad, motocicleta, coche de alquiler, etc.

Mapa Moorea.

El hotel Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort, está en primera línea de playa, en parte de la playa de Temae, de arena blanca, aguas de color turquesa, poco profundas, está rodeada de palmeras, es considerada como una de la más extensa y bonita de la isla Moorea. Parte de ella pertenece al hotel, permitiendo sólo el acceso a sus clientes.

Playa de Temae del Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort.
Playa de Temae del Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort.
Playa pública de Temae.

La zona pública, el acceso es gratuito. Suele ser muy visitada por gente local, los fines de semana y días festivos. En los días despejados se pueden obtener unas increíbles vistas sobre la isla de Tahití. Aquí disfrutamos de baños, practicamos esnorkel y realizamos un gran número de fotografías y tomas de grabaciones. ¡Recuerda! el hotel da a cada cliente una tarjeta que incluye utilizar de forma gratuita un equipo de esnorkel (máscara, tubo y aletas). Para obtenerlo debes ir hasta el centro náutico, abierto todos los días de 8.00 h. a 17.00 h. Las toallas de la playa, hay una por huésped en la habitación, además de poder obtener otra, entregando la tarjeta negra que indica “toalla de playa” esta se recoge en la piscina de 9.00 h. a 17.00 h. Hicimos esnorkel, donde pudimos ver una gran variedad de peces.

Playa Temae.

A las 13.00 h., nos avisaron de que ya teníamos disponible la habitación, nos asignaron el bungalow número 310, con vistas al jardín.

Bungalow hotel Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort.

Era hora de almorzar, acudimos hasta el Bar Vue, del hotel, ofrece pasta, pizza, hamburguesas, ensaladas, bebidas, etc. Abierto todos los días de 10.00 h. a 22.00 h. Sirve el almuerzo y snack desde las 11.00 h. a 21.30 h. Pedimos una ensalada tropical, un plato de espagueti frutos de mar y una pizza de marisco, de bebida una botella de agua mineral sin gas.
La comida estaba bien, aunque los precios lo vemos algo desorbitados. Pagamos un total de 9370 CFP (78,29 € aproximadamente).

Ensalada tropical.
Plato de espagueti frutos de mar.
Pizza marisco.

El resto de la tarde la pasamos en la piscina del hotel, aunque no es de grandes dimensiones, tiene efecto de infinito, ofrece una increíbles vistas a la playa de Temae y a los bungalows ubicados sobre el mar.

Piscina hotel.

Para las 19.20 h., ya estábamos en la habitación, teníamos un agotamiento físico, ¡no podíamos tirar de nuestro cuerpo!, debido al viaje, esa noche, nos saltamos la cena.

Al día siguiente, para las 6.30 h., de la mañana ya estábamos despiertos, acudimos al comedor del restaurante internacional Pure, donde desayunamos: tortilla de vegetales, salmón ahumado, tomate, aceitunas, queso, pan, y jugo de papaya.

Hotel Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort.

Acudimos a la recepción del hotel, aquí estaba el guía conductor, de la empresa de actividades Safari Mario Moorea. El tour tiene una duración de 4 h., nos incluía transporte de recogida y regreso al hotel, recorrido por los campos de piñas, las ruinas de Marae y Belvedere, mirador Belvedere, visita de una escuela agrícola con degustación de diferentes mermeladas, destilería Moorea y fábrica de perlas. La actividad nos costó 6000 CFP por persona (50,33 € aprox.) para que se realice se necesita un mínimo de 2 personas, los niños de 5 a 12 años pagarán un total de
3000 CFP por cada uno (25,17 € aprox.) también ofrecen el tour en privado, como máximo para 8 personas, el precio es mucho más elevado.
Lo realizan en francés, inglés, italiano y español. El teléfono de contacto es:
+689-87-21-74-36. Contacto BP 664 Moorea, 98729, Polinesia Francesa. Para más información visitar la página web: www.safarimario.com/i-prezzi.html
Para la actividad se debe llevar repelente para mosquitos, protector solar, gafas de sol, sombrero o gorra para proteger la cabeza, calzado cerrado que no resbale, en los días de lluvia un impermeable.

Subimos en la camioneta, y comenzó el viaje, paramos en varios hoteles recogiendo a los que serían nuestros compañeros por esa actividad. Un matrimonio de canadienses, unos recién casados americanos y una pareja de franceses y nosotros (españoles). El tour fue impartido en inglés, no os podéis hacer una idea la cara que pusieron los francés.

Jeep 4×4.

La primera parada la hicimos en el mirador de la montaña mágica, desde este punto pudimos obtener una increíbles vistas panorámicas de la barrera de coral, y de parte de la isla. Para llegar hasta ella, hay que ir por un camino estrecho de tierra muy empinado, lleno de curvas y baches, ¡vamos! resulta una aventura llegar hasta el lugar. Se puede ir caminando haciendo trekking, jeep, o moto, el acceso para turismo resulta peligroso.

Carretera, camino al mirador montaña mágica.
Mirador de la montaña mágica.
Vistas panorámicas desde la montaña mágica.

Después de tomar fotografías, grabaciones y escuchar las explicaciones que nos dió el guía sobre la historia de la isla, subimos nuevamente al vehículo para ir hasta el mirador de Belvedere, desde este punto se pueden observar las dos bahías, la de Cook (a la derecha) y la de Opunohu, (a la izquierda), consideradas como las más espectaculares de todo el Pacífico, estando separadas por el monte Ratulmontículo de 900 metros de altura. La bahía de Cook, en el año 1777 llegó hasta ella el capitán Cook (conquistador británico), hoy en día a esta llegan los cruceros. El acceso al mirador es gratuito, espacio al aire libre, para llegar al lugar hay que ir por un camino asfaltado lleno de curvas que te conduce hasta él, pudiendo acceder realizando una caminata, coche, vehículo todoterreno, moto, quad.

Vistas desde el mirador de Belvedere.
Mirador de Belvedere.

La siguiente parada la hicimos en una de las ruinas de los maraes, son antiguos templos y edificios civiles, que fueron utilizados antiguamente por los aborígenes de la sociedad Polinesia, (Maohi) los pobladores originales de la isla, para celebrar sus actos más importantes, como dar culto a sus dioses, lugar de encuentro comunitario de los clanes familiares, etc. Estos quedaron abandonados y cubiertos por la vegetación ante la colonización europea. En las tierras donde hoy se encuentran se pueden ver cultivos de cocos, vainilla, plátanos, etc.
El acceso es gratuito, espacio al aire libre, se estaciona el vehículo, en una zona de aparcamiento y se comienza una caminata por un sendero marcado, ¡recuerda! no salirte de él, respetar las plantas, árboles, animales e insectos que puedas encontrar, y no dejar basura en la zona.

Mapa reciento.
Ruinas de los maraes.
Imagen ruinas maraes.

Dejamos atrás las ruinas, para ir hasta la granja agrícola Lycee, donde probamos diferentes mermeladas. Compramos dos jugos de piña natural, pagamos un total de 1000 CFP (8,39 € aprox.)

Granja agrícola Lycee, mermeladas.
Preparación jugo de piña.
Jugo de piña.

Luego paramos en la fábrica de jugos ” Jus de Fruits de Moorea”, abrió al público en el año 1981, en ese mismo año en noviembre con el nombre de Rotui, esta, produjo su primer jugo puro de piña, lo que provocó un gran éxito. Este hecho hizo que la marca se estableciera como una marca de calidad. La fábrica se diversificó con la creación de Manutea Tahití S.A, en el año 1984. Hoy ofrece visitas su tienda, donde tendrás la oportunidad de probar y comprar deliciosos zumos de frutas, los hay con alcohol y sin alcohol. El acceso es gratuito, abierto de lunes a viernes de 8.30 h. a
16.30 h., los sábados de 8.30 h. a 12.30 h. La página web:http://manuteatahiti.com/en/tahiti-drink/ La dirección es Maharepa.

Fábrica de jugos.
Tienda de jugos.

Pudimos ver increíbles campos de piñas, laderas enteras, la base de la economía de la isla Morrea, se basa en el turismo y en la exportación de piña.

Campos de piñas.
Planta piña.
Piña en la isla de Moorea.

Además de campos de piña, vimos plantaciones de plátanos, papayas, flores, etc., también hay que decir que los mosquitos nos atacaron, aunque llevábamos puesto repelente ¡poco nos sirvió!

Plantaciones de plátano.
Piña en la isla de Moorea.
Flor.

Accedimos la tienda de perlas, Albert Black, Pearl, Shop Moorea, aprendimos a diferenciar una perla buena de una mala. Las perlas de Tahití, se caracterizan por su diversidad de forma, colores, tamaño y calidad. El horario, abierta de lunes a sábados de 9.00 h. a 17.30 h.
La dirección Haapiti, frente al hotel Intercontinental Moorea. Email:[email protected]

Almejas.
Perlas de Tahití.

El mirador de Toatea, desde él se ve la maravillosa playa de Temae,
el mar rompe en la barrera de coral antes de llegar a la costa y las increíbles vistas panorámicas de los bungalows del hotel Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort. ¿Qué os parecen las vistas? increíbles, ¡verdad! El acceso es gratuito, espacio al aire libre.
La dirección es Te’avaro, Polinesia Francesa.

Playa de Temae.
Vistas mirador de Toatea.
Vistas panorámicas mirador de Toatea.

En la zona hay una gran roca con una placa en mármol, este hace homenaje a las víctimas que desaparecieron en un accidente en el año 2007.

Monumento a las víctimas.

Justo enfrente del mirador, al cruzar la carretera en la cuneta hay esculpido un mapa con la silueta de la isla de Moorea. En la que pudimos leer justo debajo una pequeña placa en piedra que decía
Moorea Mafatu Ora” 4 de diciembre del 2017, esto traducido significa “Moorea alma viviente”. El acceso es gratuito, espacio al aire libre.

Mapa Moorea.

Bajamos a la puerta del hotel, para almorzar decidimos comer, en las hamacas de la piscina, una pizza de marisco, de bebida una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 3170 CFP (26,60 € aprox.)

Pizza marisco.

Estuvimos bañándonos un rato en la playa del hotel, luego fuimos hasta la habitación, había que ponerse de gala en unas horas recibiríamos el año nuevo, el 2019.

A las 17.30 h., fue el coctel en el jardín del hotel, (copa de champán) la cena fue servida a las 21.30 h., fue tipo buffet, había de todo para servirse desde langosta, gambas, mariscos, pescados, diferentes tipos de carnes, verduras, hasta repostería. Es cierto que hubo muy mala coordinación, por parte del hotel, estaba lleno, aunque cada uno teníamos asignada una mesa (nos tocó con una pareja de recién casados australianos, un matrimonio americano, una chica rusa y un chico americano) todos fuimos a la vez al comedor, no había suficientes pinzas para coger los alimentos, y algunas personas introducían los dedos en los platos. Creemos que para tantos huéspedes no se debe realizar una cena de nochevieja tipo buffet, debe ser un menú cerrado, servido en la mesa, algo de atención personalizada al cliente.
La cena incluía comida, bebida tan sólo agua mineral con gas o sin gas.
El precio fue de 250 € por persona, un precio muy elevado. Durante la cena hubo espectáculo con diferentes bailes y danzas de la cultura polinesia. Cuando el reloj marcó las 00.00 h., en la playa del hotel tiraron fuegos artificiales, y la música comenzó en la pista del baile.

Nochevieja 2019.
Cena nochevieja 2019.

¡Ya entrábamos en el 2019! para este años hemos pedido mucha salud, trabajo y como no, continuar viajando, que es lo que más nos gusta a nosotros.
Después de mover un buen rato el esqueleto, reír, y pasar una noche genial, decidimos ir acostarnos, ya con los rayos de sol.

Nochevieja 2019.
Feliz 2019.

Sonó el despertador a las 9.30 h., de la mañana, ¡que tarde para nosotros!, para ese día 1 de enero, no había mucho que hacer, en las islas de la Polinesia Francesa, es un día festivo, donde todo está cerrado (sólo abierto los hoteles y algunos restaurantes). Teníamos pensado haber realizado alguna actividad, como alquiler de moto de agua, hacer una excursión a la cascada Afareaitu, visitar el centro cultural Tiki Theatre Village, es un pueblo tahitiano, una aldea donde muestra la cultura nacional, instrumentos musicales tradicionales, tallas de madera, incluso hay una cabaña flotante donde cultivan almejas que tienen perlas negras, o ir a Lagoonarium, es una laguna que está habitada por diferentes especies de rayas, peces exóticos y tortugas marinas, etc.
¡En fin pasamos el día en el hotel!

Nos dirigimos al comedor para desayunar, no había ningún huésped, desayunamos en la terraza del comedor, pudimos elegir la mesa que quisimos, ¡estábamos solos!

Hotel Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort, desayuno.

Terminamos el desayuno, acudimos a la piscina del hotel para coger una toallas de playa, el chico encargado de ello, no dijo que no había, que estaba esperando a que las lavaran y secaran, que no sabía cuánto tiempo iba a pasar. Algunos huéspedes, vimos como cogían toallas utilizadas que estaban en el canasto para llevarlas a lavar. Nosotros aún disponíamos de una limpia, fue la que utilizamos en ese día. El hotel Sofitel Moore Ia Ora Beach Resort, es un buen hotel, pero son estos detalles, como la coordinación de cena de nochevieja, que no dispongan de toallas de playa limpias, etc., hacen dejarte una sensación negativa de él.
A mí, Elisabeth, no me resulta muy agradable, que este hotel de 5 estrellas, que tengan gallinas y gallos sueltos por sus instalaciones, estos incluso llegan a las terrazas de los comedores.

Anduvimos hasta el centro Náutico, aquí dimos el número de habitación, para poder coger una kayak durante 1 h. Este servicio es gratuito. Fue divertido, tomamos fotografías, grabaciones, y como no, disfrutamos del paisaje que nos ofrecía el lugar. Pasado el tiempo, devolvimos la kayak, y cogimos el equipo de esnorkel, y mar adentro. Nos encontramos la figura de un tiki en el mar, (es el nombre dado a la estatua con forma humana de la cultura Polinesia Central, los hay de diferentes tamaños y aspectos) también vimos un banco de peces, y Sergio, tuvo la oportunidad de grabar y tomar fotografías a una raya.

Centro Náutico.
Kayak.
Tiki, en la playa de Temae.
Raya.
Coral en la playa de Temae.

Salimos para la hora de comer, ya teníamos la piel super arrugada de tanta agua. Decidimos almorzar en el restaurante Internacional Pure, del hotel, es servido tipo buffet, la comida que nos encontramos fue todo lo que sobro de la cena de nochevieja, pero lo peor de todo fue lo que tuvimos que pagar y la mal atención por parte de los camareros. Pagamos por el buffet de dos personas y una botella de agua mineral sin gas, un total de 16800CFP (139,85 € aprox.) Hubiera sido mejor y mucho más económico habernos comido una pizza o plato de pasta, en el Vue Bar.

Almuerzo tipo buffet.

Acabado el almuerzo, nos dirigimos a la playa, donde tomamos un baño en sus aguas, disfrutamos de los rayos de sol, etc. La cena no la saltamos, con la calidad y precios que ofrecían prescindimos de ella.

A las 8.00 h., de la mañana nos levantamos, desayunamos e hicimos el check-out, pagamos todas las comidas que hicimos en el hotel, (os hemos ido desglosando los precios anteriormente) y la tasa local de estancia ¡Recuerdas! esta se paga por persona adulta y a partir de 12 años por noche en el alojamiento. En este hotel la tasa que nosotros pagamos fue un total de 900 CFP (7,50 € aprox.)

Cogimos un taxi para ir hasta el aeropuerto de Moorea, el trayecto nos costó un total de 1270 CFP (10,58 € aprox.)

Ya en el aeropuerto, fuimos hasta los mostradores de la compañía aérea Air Tahití, con la que volábamos hasta Bora Bora. El pasaje nos costó 97 € por persona. El aeropuerto es muy pequeño, tiene unas tiendas de recuerdos y el bar restaurante Moorea Traiteur, ¡Ojo! este sólo acepta pagos en efectivo.

Restaurante Moorea Traiteur.

Aquí no tuvimos que pasar ningún control de seguridad, ni escáner de equipaje de mano. Subimos en el avión, los asientos no están numerados, es aconsejable sentarse en el lado izquierdo de la aeronave, obtendrás mejores vistas panorámicas. Las azafatas sirvieron un vaso de jugo de piña, el vuelo tuvo una duración de 50 minutos, pasado este tiempo aterrizábamos en el aeropuerto de Bora Bora, también conocido como Motu Mute, se encuentra en el islote de Motu Mute.

Vistas aéreas de motus de la isla Bora Bora. 

Una vez con el equipaje (es traído en un tractor y depositado en un banca), acudimos hasta el mostrador del hotel Le Meridien, donde tomaron nota de nuestra llegada, dieron un collar de flores y una botella de agua mineral por persona. Salimos de él, subimos en una de las embarcaciones del hotel, este ofrece a sus clientes un servicio de enlace en barco con el aeropuerto de Motu Mute, con un coste de 11760 CFP por persona 
(98,24 € aproximadamente), estando disponible 24 h. El aeropuerto se encuentra en el Motu Mute, para salir de él hay que coger un barco, contratando un traslado con el hotel donde te hospedes. Hay un servicio de transporte público de Air Tahití, que traslada a Vaitape, (capital de la isla).

Tractor aeropuerto de Bora Bora.
Embarcación Le Meridien.

A la llegada, en el embarcadero del hotel, había dos corresponsales de
Le Meridien Bora Bora, estaban esperándonos para darnos la bienvenida, subimos en un buggy, para llegar hasta la recepción. Es un hotel de
5 estrellas, por el alojamiento de 3 noches+desayuno pagamos un total de 2.680 €. Cuenta con una piscina de borde infinito, dos restaurantes y bar. Se puede alquilar de forma gratuita (equipo para practicar esnorkel, canoas con batanga, canoas, kayak y botes con pedales), dispone de conexión a wifi gratuito. No admiten mascotas. El check-in a partir de las 15.00 h., el
check-out hasta las 11.00 h. Cada vez que consumas en alguno de sus bares o restaurantes, u otros servicios con cargo, tendrás que firmar, indicar nombre, apellidos y número de habitación, en el papel donde indica el servicio prestado, este será cargado el día de tu check-out, a tu tarjeta de crédito, o podrá realizar en pago en moneda local (franco francés del pacífico CFP), también aceptan euros y dólares americanos, te aplicaran una tasa de cambio de moneda, ¡Recuerda! la vuelta siempre la dan en moneda local. Cada día dejan en la nevera del mini bar del bungalow, dos pequeñas botellas de agua mineral sin gas, son gratuitas.
Situado a 5 km del centro. La dirección es Motu Tape, BP 190, Bora Bora.

Llegamos a las 12.30 h., y el recepcionista muy amable nos hizo el
check-in, para poder hacer el registro de entrada hay que dar un número de tarjeta de crédito. Nos dieron una toalla mojada (para refrescarnos) y un jugo de piña. Nos asignaron el bungalow 404, al lado del lago. Si sois recién casados o queréis hacer un viaje especial, aconsejamos que escojáis un bungalow sobre el agua con vistas al monte Otemanu, nosotros no lo escogimos, porque ya en el viaje a Maldivas, estuvimos en un bungalow de estas características, el precio es elevado, como el doble de lo que nosotros hemos pagado. Fuimos hasta el bungalow, dejamos el equipaje nos pusimos el traje de baño y a la playa.

Jugo de piña, hotel Le Meridien.
Habitación Le Meridien.
Bungalow vista al lago.
Bungalow sobre el agua.

Bora Bora, es conocida como “la Perla de la Polinesia” es la isla más visitada y turística de la Polinesia Francesa, está en el archipiélago de la Sociedad, tiene 259 km, formada por una isla central que está rodeada por una barrera de arrecife coralina y de islotes, cuenta con varios motus son pequeños islotes. Tiene picos volcánicos como: el monte Otemanu, con 727 metros de altura, está formado por un antiguo volcán, hoy en día inactivo y el monte Pahia con 619 metros.
La capital de la isla es Vaitape. Bora Bora, se encuentra al noroeste de Tahití. En sus fondos marinos, se puede practicar submarinismo, pesca de altura, esnorkel, deportes acuáticos, sobre volar la isla en helicóptero, safaris en jeep, hacer excursiones de un día otras islas como: Huahine o Tahaa, y para los más aventureros descenso en paracaídasvuelo en parapente.

Mapa Bora Bora.

La isla principal de Bora Bora, tan sólo tiene un perímetro de 30 km, se puede recorrer alquilando un coche, scooter, bicicleta o incluso caminando. Las pequeñas embarcaciones son el principal medio de transporte entre las islas.

La isla cuenta con tres oficinas de información turística: una en el aeropuerto de Bora Bora, otra en la capital de la isla Vaitape y en la playa de Matira.

Estuvimos disfrutando de la playa del hotel con vistas al monte Otemanu, el almuerzo lo hicimos en el bar de la piscina, donde pedimos dos pizza, una de vegetal y otra hawaiana, de bebida una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 5800 CFP (48,72 € aproximadamente).

Vistas al monte Otemanu.
Pizzas, hotel Le Meridien.

La tarde la pasamos en la playadisfrutando del paraíso. Compramos en el bar del hotel, dos helados Magnus. Pagamos un total de 1700 CFP
(14,28 € aprox.) ¡Mejor nos dejamos los comentarios!

Playa hotel Le Meridien, Bora Bora.

Comenzaba atardecer, decidimos regresarnos al bungalow, en este viaje los mosquitos nos jugaron una mala pasada, ¡nos estábamos haciendo donantes de sangre! sí, el repelente que llevábamos ya no nos hacía efecto.

Desayunamos en el comedor del restaurante Le Tipanié, el desayuno es ofrecido tipo buffet, había de todo: embutidos, tortillas, huevos, panes, jugos, yogures, cereales, verduras, bollería, cafés, y gran variedad en frutas. Abierto todos los días para el desayuno de 6.45 h., a 10.00 h., aquí también sirven la cena tipo buffet de 18.30 h. a 21.30 h.

Fruta hotel Le Meridien, Bora Bora.

Además de este restaurante el hotel cuenta con Te Ava, donde sirven desayunos de 12.00 h. a 15.30 h., y las cenas de 18.30 h. a 21.30 h., El Miki Miki Bar, ofrecen snack de 18.30 h. a 23.00 h. El bar de la piscina, abierto de 10.00 h. a 18.00 h.

Terminado el desayuno, nos dirigimos hasta el embarcadero, esperamos unos minutos hasta que llegara la empresa de actividades Natura Discovery Bora Bora, con la cual habíamos contratado para ese día un tour safari circular por la isla Bora Bora, el nadar con tiburones, rayas, hacer esnorkel con peces de colores, explorando la laguna más bonita del mundo. Por esta actividad pagamos 31000 CFP por persona 
(261,18 € aproximadamente), los niños de 3 a 12 años pagarán 15550 CFP por cada uno (130,59 € aprox.) los menores de 3 años no pagan. También se puede realizar en privado tiene un coste por adulto de 100000 CFP por cada uno (839,78 € aprox.) La actividad tiene una duración de
8 h. y 15 minutos, incluía recogida y traslado del hotel, guía conductor, visita a los miradores, familia local, laguna y equipo de esnorkel, ¡Recuerda! el equipo de esnorkel sólo dejan máscara y tubo (reutilizado), chaleco, si quieres aletas tienes que traerlas tú. No incluía el almuerzo en el restaurante Bloody Mary. Se debe llevar: crema solar, sombrero o gorra, traje de baño, toalla de baño, calzado cerrado que no resbale para la visita de los miradores. Para más información visitar la página web: https://naturadiscoverybora.com/

Subimos en la embarcación realizando una travesía hasta llegar a la laguna, allí tuvimos la oportunidad de nadar con tiburones de arrecife de punta negra (Carcharhinus melanopterus) ¡Tranquilos! estos son inofensivos no atacan al ser humano. En la Polinesia Francesa, hay nada más y nada menos que 16 especies de tiburones. Estos tienen una longitud de 1,6 a 3 metros, poseen contornos negros en su aletas, suelen habitar en los arrecifes tropicales de coral del Océano Pacífico e Índico, utilizando aguas poco profundas y costeras. Las hembras dan a luz de
2 a 5, en un ciclo anual o bienal, teniendo un periodo de gestación de
9 hasta incluso los 16 meses.

Tiburones de arrecife de punta negra.
Imagen Tiburones de arrecife de punta negra.

En la zona permanecimos durante 1 h., pasado este tiempo, subimos de nuevo a la barca para desplazarnos a otro lugar de la laguna, donde hay rayas y tiburones, practicamos esnorkel, os podemos decir que disfrutamos como niños.

Aguas de la laguna, Bora Bora.
Raya en Bora Bora.
Imagen de raya.

La última parada antes del almuerzo, la hicimos para ver diferentes peces de colores y disfrutar del coral del lugar.

Peces.

Para almorzar nos llevaron hasta el restaurante Lucky House (la comida no la teníamos incluida en la actividad) pedimos una pizza de vegetales y otra reina, de bebida una botella de agua mineral sin gas. Ofrece menú, comida rápida, francesa, mariscos, etc. Pagamos un total de 4300 CFP (36,13 € aproximadamente). Abierto de domingo a sábado de 11.30 h.
a 23.00 h. La dirección es Unnamed Road Matira, Point Matira, Vaitape.

Pizza reina, restaurante Lucky House.
Pizza de vegetales, restaurante Lucky House.

Terminado el almuerzo, subimos en un jeep 4×4, descubierto que nos llevo por un camino de tierra con piedras, curvas y empinado, para llegar hasta donde hay dos cañonesque colocaron en la isla los estadounidenses durante la Segunda Guerra Mundial, además de estos hay otros más repartidos por la isla. Desde ese punto obtuvimos unas increíbles vistas panorámicas de la isla Maupiti y Teavanui, el único paso del océano en Bora Bora. Escuchamos la explicaciones de nuestro guía conductor, que fueron muy interesantes.

Cañón.
Vistas panorámicas.

Después de permanecer un rato en el lugar subimos de nuevo al vehículo, para acudir hasta un puesto de venta de pareos, donde las mamas, nos enseñaron como se diseñan y aprender diferentes formas de colocarlo, obteniendo distintos look de vestimenta.

Diseño de pareo, isla Bora Bora.
Diseño de un pareo.
Pareo.

Volvimos al vehículo para desplazarnos hasta la casa de una familia local, donde probamos el agua fresca de coco y diferentes productos cultivados en su huerta como: mangos, plátanos, pomelo, coco, etc.

Bebida coco.
Mamas.
Frutas tropicales.
Vivienda de locales, Bora Bora.

En el pueblo de Anau, visitamos un bonito mirador, desde él pudimos obtener unas vistas panorámicas de nuestro hotel y otros. El acceso es gratuito, para llegar al lugar hay que ir en un vehículo 4×4 o caminado, porque es un camino de piedras con curvas y empinado.

Pueblo Anau, mirador.
Vistas panorámicas.

Por último visitamos la playa de Punta Matira, tiene 3 km de longitud, aguas transparentes, con poca profundidad, rodeada de palmeras con cocoteros, considerada como la playa más bonita de la isla. El acceso es gratuito. Situada entre punta Matira y Raititi.

Playa de Punta Matira.

En el embarcadero de Vaitape, subimos en un lancha que nos llevó hasta nuestro hotel. Tomamos dos refrescos en el bar de la piscina. Pagamos un total de 1000 CFP (8,41 € aproximadamente). Estuvimos bañándonos en la piscina, comenzaba a atardecer, y los mosquitos hacían presencia, decidimos irnos hasta el bungalow.

Hotel Le Meridien.

Al día siguiente sonó el despertador, una vez vestidos, fuimos hasta el comedor donde desayunamos, huevos a la plancha, pan, tomate, lechuga, aceitunas, pepino, sandía, mango, piña, café capuchino y jugo de naranja, ¡nos dimos un gran festival!

Desayuno hotel Le Meridien.

Pasamos la mañana en la playa hasta las 10.30 h., a esa hora en el centro ecológico del hotel, es cuando se da alimento a las tortugas en la piscina interactiva, también hay una pequeña sala museo, donde podrás obtener información de estos animales y donde proyectan un pequeño vídeo, al lado hay un acuario. El acceso es gratuito. Abierto todos los días a las 10.30 h. El hotel realiza un programa con las tortugas, para su cuidado donde carga a la cuenta del cliente un importe de 1000 CFP por habitación (8,41 € aprox.) nosotros no lo donamos, al ver que sólo sacan
dos tortugas cada día, a la piscina interactiva, durante unas horas, tiene un total de siete tortugas, cada una se encuentran en un pequeño depósito con agua, ¡es inhumano como las tienen!, ¡pobres animales!

Playa hotel Le Meridien.
Exposición museo hotel Le Meridien, Bora Bora.
Museo hotel Le Meridien.
Acuario hotel Le Meridien.
Tortuga.
Depósitos de tortugas, hotel Le Meridien.

A las 13.00 h., nos desplazamos hasta el embarcadero del hotel, donde cogimos una embarcación del propio hotel, que hace desplazamientos hasta el embarcadero de Vaitape. Este servicio no es gratuito, tiene un coste de traslado ida+vuelta de 2500 CFP por persona (21 € aprox.)
Sale del hotel a las 8.30 h., 13.00 h. y 18.30 h., regresa de Vaitape a las
12.00 h., 16.45 h., y 21.45 h.

Vaitape, es la principal localidad de Bora Bora, siendo la capital de la isla. Allí encontrarás bancos, cajeros automáticos, varios establecimientos, galerías de arte, artesanos locales, restaurantes, bares, centro comercial shopping Center Le Pahia, oficina Avis, donde alquilar coches, eléctricos, jeep, scooter, bicicletas, aquí os dejamos la página web:www.avis-borabora.com también está la empresa Europcar,
la web es:www.europcar-tahiti.com

Vaitape.

Desembarcamos en el muelle de Vaitape, aquí hay una oficina de información turística, abierta de lunes a viernes de 9.00 h. a 16.00 h.

Ferrys muelle Vaitape.

La iglesia evangélica, No pudimos acceder a su interior porque se encontraba cerrada, por lo que sólo la pudimos contemplar exteriormente. El acceso es gratuito. Se encuentra en Vaitape.

Iglesia evangélica.

La parroquia de San Pedro Celestino, es un templo católico, también nos lo encontramos cerrado por lo que tampoco pudimos acceder a él.
La entrada es gratuita. Se encuentra en el centro de Vaitape.

Parroquia de San Pedro Celestino.

Caminando llegamos hasta el restaurante MaiKai Marina Yacht Club, donde pedimos un plato de filete de atún en salsa y para el otro pescado loro con coco, de bebida una botella de agua mineral, y una bebida refrescante. Pagamos un total de 7400 CFP (61,99 € aproximadamente). Aceptan pagos con tarjeta de crédito, en moneda local, dólares americano, dólares australianos y euros ¡Recuerda! la vuelta la dan en moneda local. Abierto de domingo a sábado de 11.30 h. a 22.00 h. Ofrece comida francesa, Polinesia, internacional, fusión, mariscos, opciones vegetariana, vegana y sin gluten. El teléfono de contacto es: 68940603800.
Situado en Bp 162 Vaitape 98730.

Restaurante MaiKai Marina Yacht Club, plato de atún.
Restaurante MaiKai Marina Yacht Club, plato de loro.

Terminado el almuerzo, caminando regresamos hasta el embarcadero de Vaitape, por el camino, vimos como un pescador colocaba su mercancía en el arcén de la carretera para venderla.

Pescador vendido su mercancía en Vaitape.

Como aún faltaba tiempo para que saliera la embarcación, decidimos ir al restaurante Aloe Café, donde tomamos un batido de fresa para uno y para el otro un batido de plátano. Pagamos un total de 2000 CFP 
(16,81 € aprox.) Ofrece comida francesa, polinesia, rápida, batidos y cafés. Es un local rudimentario. Abierto de lunes a sábados de 7.00 h. a 18.00 h.
La dirección es Centro Comercial Le Pahia, Vaitape BP 1099.

Restaurante Aloe Café, batidos.

Este fue nuestro último desayuno en el hotel, hicimos el check-out, pagamos la cuenta, comidas, bebidas consumidas (desglosadas en párrafos anteriores) y la tasa de alojamiento por tres noches, fue un total de
1200 CFP (10,09 € aprox.) A las 11.10 h., de la mañana, abandonábamos el paraíso. Subimos en el barco del hotel Le Meridien, con el cual hicimos el traslado hasta el aeropuerto de Bora Bora. Este servicio nos costó
11760 CFP por persona (98,24 € aproximadamente).

Embarcadero hotel Le Meridien.
Imagen de Bora Bora.

Ya en el aeropuerto, facturamos el equipaje con la compañía aérea
Air Tahití, con la que volamos hasta Papeete. El pasaje nos costó 106 € por persona. Subimos en el avión, los asientos no están numerados, las azafatas ofrecieron de forma gratuita un vaso de jugo de piña, el vuelo tuvo una duración de 45 minutos, pasado este tiempo aterrizábamos en el aeropuerto Internacional Faa’a.

Para ir desde el aeropuerto al hotel se puede hacer uso de taxi, autobús, contratando un transfer privado, alquiler de coche, etc. Nosotros cogimos un taxi, el trayecto fue de 10,1 km, en unos 15 minutos llegamos, pagamos un total de 2310 CFP (19,41€ aproximadamente).

En la isla de Tahití, escogimos como hospedaje el hotel Tahití La Ora Beach Resort-Managed by Sofitel, alojamiento de 4 estrellas, donde pasamos 1 noche, pagamos por la estancia+desayuno un total de 337 . Tiene pista de tenis, voleibol de playa, ping pong, kayak, dos restaurante y dos bares. En la recepción hay conexión a wifi de forma gratuita, en el resto de instalaciones hay pero es de pago. No admiten mascotas. El check-in
a partir de las 15.00 h., el check-out hasta las 11.00 h. Ofrece bajo coste el servicio de traslado hasta el aeropuerto. Situado a unos 15 minutos en coche de ellos. La dirección es Tamanu 977118, Punaauia.

Habitación hotel Tahití La Ora Beach Resort-Managed by Sofitel.
hotel Tahití La Ora Beach Resort-Managed by Sofitel.

Tahití, son dos islas unidas por el istmo de Taravao, tiene una superficie de 1.042 km², se encuentra en el archipiélago de la Sociedad, es la isla más importante de la Polinesia Francesa, en ella está la capital, Papeete, esta palabra en tahitiano, significa “cesto de agua” aquí se encuentra el aeropuerto Internacional Faa’a.

Mapa de Tahití.

Almorzamos en el restaurante del hotel, donde pedimos dos platos de espaguetis frutos de mar, de bebida una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 5600 CFP (47,04 € aproximadamente). Cada vez que consumas en alguno de sus bares o restaurantes, u otros servicios con cargo, tendrás que firmar, indicar nombre, apellidos y número de habitación, en el papel donde indica el servicio prestado, este será cargado el día de tu check-out, a tu tarjeta de crédito, o podrá realizar el pago en moneda local (franco francés del pacífico CFP), también aceptan euros y dólares americanos, te aplicaran una tasa de cambio de moneda, ¡Recuerda! la vuelta siempre la dan en moneda local.

Espaguetis frutos de mar.

El hotel cuenta con el restaurante La Plantation, donde sirven el desayuno tipo buffet desde las 6.00 h., hasta las 10.00 h., y cenas desde las 18.00 h. hasta las 22.00 h. Todos los viernes por la noche, en el restaurante La Plantation, hacen un espectáculo de bailes locales a partir de las
19.00 h., con cena tipo buffet. En el restaurante Le Carre, los almuerzos desde las 12.00 h. hasta las 15.00 h. y las cenas a partir de las 18.00 h. hasta las 22.00 h. Dispone de Puna Bar, donde se puede disfrutar de cócteles, bebidas, etc.

Salimos caminando del hotel para desplazarnos hasta el museo de Tahití et des ìles te Daré Mahana, (museo de Tahití y las islas Te Fare Mahana). Situado a un 1,4 km de distancia, del hotel donde estábamos hospedados, en unos 15 minutos llegamos a él. La entrada exposición permanente para adulto tiene un coste de 600 CFP por persona (5,04 € aproximadamente) para grupos de más de 10 personas o agencias de viajes es de 500 CFP por cada uno (4,20 € aprox.) el ticket de acceso a exposiciones temporales tiene un valor de 800 CFP por persona (6,71€ aproximadamente) para grupos de más de 10 personas o agencias de viajes es de 700 CFP por cada uno (5,87€ aprox.) entrada combinada, sala de exhibición permanente+temporal para adulto tiene un coste de 1000 CFP por cada uno (8,39 € aprox.) los grupos de más de 10 personas o agencias de viajes es de 900 CFP por cada uno (7,55 € aprox.) Hay visitas guiadas gratuitas de 1 h., es necesario una reserva previa, el teléfono de contacto es: 548440, el correo electrónico es: [email protected] El acceso gratuito para niños y estudiantes menores de 18 años. Abierto de jueves a sábado de 9.00 h. a 17.00 h., el jardín de 8.00 h. a 18.00 h. El teléfono de contacto es: (689)548435. La página web:www.museetahiti.pf No está permitido tomar fotografías ni grabaciones en su interior. En la sala uno: entorno natural y poblado, sala dos: cultura material, sala tres: vida social y religiosa, sala cuatro: periodo histórico. Nos resultó una visita muy interesante.
La dirección es Punaauia Pointe des Pe Pêcheurs.

Museo de Tahití.
Museo de Tahití et des iles te Fare Mahana, exposición.
Jardín al lado del museo de Tahití et des iles te Fare Mahana.

Aquí, pudimos ver una playa de arena negra volcánica, nada que ver con las playas que hemos visitado en la isla de Moorea o Bora Bora.

Playa de arena negra volcánica.
Imagen de playa arena volcánica.

Volvimos al hotel, subimos a la habitación para colocarnos el traje de baño, pasamos el resto de tarde en la piscina del hotel y en la playa Toaroto.

Hotel Tahití La Ora Beach Resort-Managed by Sofitel.
Playa Toaroto.

A las 5.30 h., de la mañana sonó el despertador, recogimos el equipaje y hicimos el check-out, pagamos la tasa de alojamiento, un total de 600 CFP (5,05€ aproximadamente). El desayuno buffet no es servido hasta las 6.00 h., de la mañana, el hotel pone a disposición de los clientes que salen antes de del horario de apertura del comedor, un frigorífico donde hay una bandeja de fruta fresca: sandía, piña, kiwi y mango, jugos de zumo, te y café.

Abandonábamos el hotel Tahití La Ora Beach Resort-Managed by Sofitel, para ir hasta el aeropuerto Internacional Faa’a, cogimos un taxi para hacer el desplazamiento. Pagamos un total de 3320 CFP
(27,89€ aproximadamente).

Bajamos en la puerta del aeropuerto, acudimos hasta los mostradores de la compañía aérea Air France, donde facturamos el equipaje con destino final Madrid. Pasamos el control de inmigración y seguridad. Buscamos la puerta de embarque, esperamos hasta la hora, subimos a la aeronave, comenzó un viaje de 8 h. y 11 minutos, desde Papeete a Los Ángeles (EE.UU). Durante el vuelo sirvieron comida y bebidas.

Comida avión Air France.

Una vez en el aeropuerto Internacional de Los Ángeles, teníamos una escala de 2 h. y 35 minutos, éramos pasajeros en tránsito, pasamos el control de inmigración y seguridad. Volvíamos a subir en un avión de la misma compañía aérea con destino al aeropuerto de Paris Charles de Gaulle (Francia), el viaje fue de 10 h. y 45 minutos, las azafatas ofrecieron varias comidas y bebidas. En Paris, tuvimos una escala de
3 h. y 22 minutos, aterrizamos en la terminal 2F, tuvimos que cambiarnos a la terminal F, se hace a pie, ambas terminales están comunicadas interiormente. Pasado este tiempo volvíamos a embarcar en un avión de Air France, con destino Madrid, el trayecto fue de 2 h. y 05 minutos.
¡Al fin ya estábamos! en el aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid Barajas, tocaba recoger el equipaje de la cinta, abandonar el aeropuerto, subir en el autobús que pone a disposición el parking larga estancia Aena, a sus clientes, para desplazarnos hasta él, coger el vehículo, poniendo rumbo a casa, nos esperaba ¡nada más y nada menos! que un total de 561 km, tardamos en llegar 5 h. y 30 minutos.

Hemos pasado unos días increíbles de relax y sol, disfrutando de baños en las aguas cristalinas del Océano Pacífico. Es cierto que el viaje resulta bastante agotador, con tantas horas de vuelo, por su situación en el mapa, a esto hay que sumarle los altos precios que tienen por su exclusividad, es más bien un viaje de sueño, para hacerlo una vez en la vida y no repetir (por el precio) porque el lugar es maravilloso.

Información Útil para preparar un viaje a Polinesia Francesa:

No necesitan visadopaíses de la Unión Europea, espacio Schengen y países del espacio Económico Europeo (Islandia, Noruega, Liechtenstein, Andorra, Monaco, San Marino, El Vaticano y Suiza) para estancias inferiores o iguales a tres meses. Obtén más información visitando la página web:www.legifrance.gouv.fr Para estancias superiores se necesita realizar una solicitud de visado de larga duración, ponte en contacto con la embajada o consulado más cercano a tu lugar de residencia. Aquí os dejamos la página web:www.polynesie-francaise.pref.gouv.fr
Si haces escala en los Estados Unidos, necesitaras tener el ESTA.
¡Recuerda! está prohibo introducir en la Polinesia Francesa, cualquier planta, animal o alimento, salvo que se disponga de una autorización especial.

Representación de Polinesia Francesa en España no hay.

El viceconsulado de España en Papeete, es la única representación de España en Polinesia Francesa. E-mail:[email protected]
No tiene un horario indicado, para más información llamar al siguiente número de teléfono: (+689)8-771-7456.
La dirección es BP 186, 98173, Papeete.

La moneda es el franco francés del pacífico CFP, hay monedas de 1, 2, 5, 10, 50 y 100, en billetes de 500, 1.000, 5.000 y 10.000.
1 €= 119,26 franco CFP. 

Moneda franco francés del pacífico CFP.

Se puede cambiar dinero en los bancos internacionales de la isla de Tahití, Moorea, Bora Bora, etc., en la recepción de los hoteles, en el aeropuerto de Tahití, Faa’a, hay dos oficinas de cambio de divisa, estando abiertas con la llegada y salida de los vuelos internacionales, y también hay cajero automático. ¡Recuerda! muchos establecimientos sólo aceptan la moneda local. Las principales tarjetas de crédito son aceptadas sin problema en hoteles, restaurantes, bares, almacenes, centros comerciales, centros de buceo, etc.., ¡Ojo! La tarjeta American Express, no es aceptada en todos los establecimientos. Para las pequeñas compras y pequeños comercios sólo aceptan dinero en metálico, por lo que siempre se debe llevar algo de dinero cambiado.

No es obligatorio dejar propinas, aunque están acostumbrados a recibirlas, es un estilo que han adoptado de los americanos e ingleses.

El idioma oficial es el tahitiano y el francés, además hay otras lenguas y dialectos. En los puntos más turísticos suelen hablar el inglés.

Se debe viajar con una póliza de seguro, que cubra accidentes producidos durante el viaje, asistencia sanitaria, etc.

No hay ninguna vacuna obligatoria, tan sólo la de la fiebre amarilla si se viene de un país con fiebre o en lo últimos meses se ha visitado alguno. En Polinesia Francesa, no hay malaria ni fiebre amarilla, de lo que hay que tener cuidado, es de no ser picado por los mosquitos, algunos de estos pueden transmitirte el dengue, y de no cortarte con el coral.
Es aconsejable tener puestas las siguientes vacunas: tétano, hepatitis A
y B, sarampión, rubeola y poliomielitis. Acudir al centro de vacunación internacional al menos 45 días antes del inicio del viaje. Para más información, aconsejamos que visitas la página web: https://www.mscbs.gob.es/

Aquí hay que llevar un botiquín con medicamentos básicos: analgésicos, antidiarreicos, antihistamínicos, repelente antimosquitos, calmante para picaduras de mosquito, tiritas, y si se tiene alguna medicación habitual, además de crema solar, con una protección alta, etc. Las farmacias las encontrarás en la capital Papeete y en las principales islas.

La isla Tahití, tiene una buena calidad en los servicios de salud, el hospital de Tahití, tiene las mejores instalaciones y equipamientos. En las demás islas, en las más pobladas podrás encontrar algún hospital, clínicas, consultorios, etc.

El agua del grifo es potable en la ciudad de Papeete y en la isla de
Bora Bora. Aunque nosotros siempre optamos en nuestros viajes por beber agua embotellada. No queremos que el estómago nos juegue una mala pasada.

Los hoteles tienen la electricidad a 110 ó 220 voltios, por lo que es aconsejable llevar un adaptador.

El horario de los bancos: abren de 8.00 h. a 15.30 h., estando cerrado los sábados y domingos. Los comercios abren de 7.30 h. a 11.30 h., por la tarde de 13.30 h. a 17.00 h., algunos permanecen abiertos hasta las
18.00 h., los sábados sólo por la mañana, pocos son los que están abiertos por la tarde, y los domingos resulta difícil encontrar alguno abierto.
Los centros comerciales llegan a estar abiertos hasta las 19.30 h. ó 20.00 h.

¿Cuándo es la mejor época para visitar la Polinesia Francesa?

Cualquier época es buena para visitar Polinesia Francesa, cuenta con dos estaciones,  la seca y la húmeda, la seca va de marzo a noviembre con una temperatura de 21 a 27ºC, de diciembre a finales de febrero es la estación húmeda, siendo la temperatura de 25 a 35ºC, y es cuando aparecen las lluvias, estas, no suelen durar más de 1 h., más bien podríamos decir que son chaparrones tropicales.

En la gastronomía podrás probar pescados, mariscos, hay que tener cuidado con el pescado que se consume, hay peces ciguatos en las lagunas contaminadas, consumir uno de estos te puede ocasionar una intoxicación. La carne es poco producida en el país, hay pollos, gallinasvaca, el resto de carnes son traídas de Nueva Zelanda, como: cordero de Canterbury, res, bovino y cerdo. En frutas encontrarás una gran variedad: piña, mango, aguacate, pomelo, melón, diferentes variedades en plátanos, etc.

En el aeropuerto internacional de Tahití, Faa’a, (isla de Tahití) hay compañías de alquiler de vehículos (aunque nosotros aconsejamos hacerlo desde casa, ahorras tiempo), tiendas, oficinas de cambio de divisascajero automático, etc. ¡No olvides! llevar el carnet de conducir internacional para poder alquilar un coche.

¡Recuerda! hay una tasa local de estancia en Polinesia Francesa, que se paga por persona adulta y los niños a partir de 12 años por noche en el alojamiento (hoteles, hospedajes y barcos) donde te estés hospedando, cuando abandonas la habitación. El valor de la tasa dependerá de la isla en que te hospedes y el tipo de alojamiento que hayas seleccionado. Para que te hagas una idea, en un hotel lujo en la isla de Tahití, puede ser de 1800 CFP (15 € aprox.) por noche y adulto a partir de 12 años, en cambio en una pensión es de 50 CFP (0,43 € aproximadamente).

La Polinesia Francesa, es un territorio muy tranquilo y seguro, la delincuencia a penas existe. Eso sí, siempre es aconsejable tener cuidado de donde dejas las pertenencias.

El 55% de la población es cristiana, protestantes un 30%, el resto de porcentaje corresponde a otras religiones.

Algunos hoteles ofrecen a los clientes el equipamiento de esnorkel (máscara, tubo y aletas) de forma gratuita, otros bajo coste. Es aconsejable, si eres escrupuloso, echar un tubo en tu maleta, para realizar esnorkel, si no chuparás el tubo que lo han utilizado miles de turistas y viajeros.

Para este tipo de viaje hay que llevar ropa playera, cómoda, ligera, rápido secado, traje de baño, sandalias, zapatos para caminar (escarpines) si no quieres cortarte en los arrecifes de coral, o al acceder a alguna playa rocosa, gorra, sombrero y gafas de sol. No olvides llevar una cámara acuática, para tomar fotografías y grabaciones al mundo marino que habita en la Polinesia Francesa.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué ver en Polinesia Francesa.' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.