Qué visitar, ver y hacer en Roma, Italia.

¿Por qué visitar Roma?

Qué visitar, ver y hacer en un viaje por la ciudad de Roma, Italia: el Coliseo Romano, la fontana de Trevi, la plaza de Santa María Maggiore, el monumento a Víctor Manuel II, la plaza del Campidoglio, el foro de Nerva, el mercado de Trajano, la plaza de España, la fontana Della Barcaza, la iglesia de Trinita dei Monti, la plaza del Popolo, el Vaticano, la capilla Sixtina, el arco Di Giano, el templo de Portuno, el templo de Hércules, el forum Boarium, el castillo Sant´Angelo, el teatro Marcello, la basílica de Santa María Nova, el circo Máximo, la iglesia de Santa María in Cosmedin, etc.

Viaje a la Ciudad Eterna, te hace trasladarte al pasado, a siglos atrás. Enamora a todo aquel que la visita y hace querer regresar otra vez. Ofrece al visitante historia, monumentos, restos arqueológicos, rica gastronomía y un ambiente de ocio nocturno. Cada año es visitada por cientos de turistas y viajeros.

Es una ciudad que cuenta con una superficie de 1285, 31 km² y con una población aproximadamente de 2.900.000 habitantes. Su economía se basa en el turismo, comercio, industria cinematográfica, medios de comunicación y universidades.

Información Útil:

Los hoteles de Roma cobran una tasa de alojamiento impuesta por el ayuntamiento que son abonadas por los clientes directamente en el hotel a la salida. Nos cobraron 4 € por día y persona.

El idioma es el italiano, pero no tendrás problemas para comunicarte con ellos, suelen entender bien el español y el inglés.

La tarjeta Sanitaria Europea (TSE). Es una tarjeta que se obtiene de forma gratuita en cualquier centro de la seguridad social de tu país, siempre que esté en el convenio. Nuestro país ofrece, que te puedan atender de forma gratuita una emergencia, en los centro médicos de los países de Europa durante tus vacaciones sin ningún coste. Una vez solicitada tiene una validez de 2 años, después se vuelve a renovar por el mismo tiempo. Aconsejamos llevarla en los viajes, esperamos que nunca se necesite utilizar.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Comenzamos saliendo de casa en coche para recoger a un gran amigo y profesional fotógrafo, Miguel Ferrer http://blogferrer.com/2015/10/12/roma-una-ciudad-museo-decidimos-embarcarnos-con-andorreando-por-el-mundo/  que nos acompañaba en esta aventura. Fue todo un placer trabajar con él y poder disfrutar de esas maravillosas fotografías que nos tomó. Una vez ya todos a bordo pusimos dirección al aeropuerto de Alicante-Elche. Llegados, estacionamos el coche en el parking de larga estancia que teníamos reservado y nos dirigimos al aeropuerto para tomar un vuelo con dirección a Roma. Bueno, antes de embarcar desayunamos.

Una vez ya desayunados, tomamos un vuelo operado por la compañía aérea Easyjet, que duró aproximadamente 2 h., aterrizamos en el aeropuerto de Fiumicino, llamado oficialmente Leonardo Da Vinci. Es el principal aeropuerto de la ciudad y el que mayor tránsito tiene. También esta el aeródromo Ciampino. Nosotros elegimos el primero que hemos nombrado porque nos salía mejor de precio (los vuelos). Adquirimos los billetes de autobús Terravisión que nos llevarían a Roma Estación Termini. El trayecto fue de 55 minutos, suelen pasar cada 30 minutos. El ticket  ida+vuelta nos costó 8 € por persona. Una vez llegados nos desplazamos al hotel Siviglia, que teníamos reservado para dejar el equipaje, ubicado a 5 minutos andando de la parada de autobús y estación de metro llamada Termini y a 30 minutos a pie del centro histórico de la ciudad. El hotel no era muy lujoso pero lo escogimos por la ubicación.

La ciudad nos recibió con lluvia y el pronóstico era para todo el día. Decidimos salir a explorar la ciudad. Comenzamos contemplando la plaza de Santa María Maggiore donde tomamos algunas fotografías.

Continuamos andorreando por las calles de Roma, mezclándonos con su gente hasta llegar a la basílica de Santa PudencianaNo es muy visitada por turistas. Fue construida en el siglo IV, ubicada en el centro histórico de Roma. Durante siglos fue considerada como la iglesia cristiana más antigua de Roma. Ha sido restaurada en varias ocasiones a lo largo de los siglos. Si algo nos llamó la atención de su interior fueron sus mosaicos bizantinos. Aquí os dejamos su horario, no siempre permanece abierta: 8.30 h. a 12.00 h. y 15.00 h. a 18.00 h.
Localizada en la Vía de Santa Prassede 9.

Hicimos una parada para almorzar unas porciones de pizza, la consumimos en el local porque en la calle estaba lloviendo muy fuerte.

Italia es un país que ofrece una gastronomía rica en pasta y pizza, además resulta económico para ser un país perteneciente a Europa.

Los Restaurantes italianos ofrecen una gran calidad en sus productos.

Pizzerías: Son locales baratos y especializados en pizzas. Si el tiempo acompaña, una buena opción es pedirla para llevar y comer por el camino.

Locales de pizza al peso: Aunque también son como pizzerías, estos locales ofrecen diferentes pizzas variadas y es posible comprar el trozo que se quiera. Se trata de una buena opción para comer de forma rápida, al mediodía o por la noche, y económico.

Terminamos de almorzar y como veíamos que no iba a parar de llover, seguimos visitando hasta llegar al monumento a Víctor Manuel II. Fue construido a principios del siglo XX, en homenaje al Rey Víctor Manuel II y diseñado por el arquitecto italiano Giuseppe Sacconi. En el año 1921 se colocó la tumba del Soldado Desconocido. Está custodiada por dos soldados, uno a cada lado. Además hay siempre una llama que permanece encendida (la llama eterna).
En el interior de este edificio se encuentra el museo Risorgimento que recoge la historia de Italia. En él se pueden observar armas, banderas y otros objetos de la época. En la parte alta del edificio, en la terraza, subiendo en un ascensor que cuesta 7 € por persona, se pueden apreciar unas magníficas vistas panorámicas de la ciudad. Nosotros decidimos no subir porque llovía mucho. Se ubica en la plaza Venezia.

Seguimos hasta llegar a la plaza del Campidoglio, que se sitúa en la cima de la Colina Capitolina. Para llegar a ella hay que subir una rampa escalonada. Fue la primera plaza moderna diseñada por Miguel Ángel, en Roma. En el centro se ubica una réplica de la estatua de Marco Aurelio, la original está expuesta en los museos Capitolinos. Bueno, pasamos unos minutos en el lugar y nos tuvimos que marchar y coger el autobús para regresar al hotel porque empezó a llover muy fuerte. Estábamos ya empapados de agua, era imposible sacar fotografías.

Llegamos al hotel y tuvimos que ponernos a secar con el secador de pelo los zapatos y chaquetas que estaban mojados. Nos quedamos unas horas en la habitación para descansar y esperar que dejara de llover. Nos arreglamos para volver a salir, para no variar estaba lloviendo, pero con menos intensidad. Cenamos unas deliciosas pizzas en una pizzería cercana al hotel, terminamos y tomamos el autobús.

Nos dirigimos para tomar unas fotografías del foro de Nerva. Éste fue construido en el año 98 d.C., por el Emperador Domiciano y terminado por su sucesor Nerva. Es el más pequeño de los foros imperiales.

Justo al lado se encuentra el mercado de Trajano, fue el primer mercado comercial cubierto de la historia. Fue construido por Apolodoro de Damasco entre los años 100 y 110 d.C. Contaba con más de 150 locales comerciales. En la actualidad acoge al museo de los foros Imperiales.

Otra vez comenzó a llover fuerte, nos tuvimos que resguardar en un portal de una vivienda hasta que disminuyó la intensidad de la lluvia. Decidimos bajar para contemplar el Coliseo Romano, iluminado por la noche. La lluvia seguía, las calles estaban desiertas, no había movimiento en la ciudad. Fue impresionante contemplar tal maravilla iluminada, aunque nosotros ya lo habíamos visto y visitado cuando estuvimos en Roma en el verano del 2009 durante un crucero que hicimos por el Mediterráneo y pasamos un día completo en la ciudad. Decidimos esperar a que la lluvia nos diera una tregua para tomar una fotografía del lugar. Pues nada, nos dieron las 2.00 h., de la madrugada, pero conseguimos poder sacar esta magnífica foto sin gente ni tránsito de coches.

Regresamos para el hotel y el recepcionista tenía nuestra llave puesta sobre la mesa. Éramos los únicos locos que estábamos en la calle con la que estaba cayendo.

El despertador sonó temprano, bajamos a desayunar al comedor del hotel, nos entraba el desayuno. Una vez que teníamos las energías repuestas, pusimos rumbo hacia La fontana de Trevi, aunque sabíamos que estaban restaurándola, pero quisimos ir a visitarla. Actualmente ya han terminado de restaurarla. Se encuentra en Piazza di Trevi.

Es la fuente más bonita de la ciudad, cuenta con 26 metros de altura y 20 metros de ancho. Es visitada por millones de turistas cada año. Esta visita no tuvo nada que ver con la vez anterior que la visitamos. En el recuerdo de nuestra retina, el lugar estaba lleno de gente y resultaba difícil sacar una fotografía. En cambio esta vez no había gente, estaba acordonada con una valla de cristal y no había apenas turistas.

Tomamos unas fotos y seguimos hasta llegar a la plaza de España. Tiene este nombre por la ubicación de la embajada española desde el siglo XVII. En este lugar se encuentra la famosa escalinata y justo delante se sitúa la fontana Della Barcaza. Es una fuente diseñada por Pietro Bernini y terminada en 1627 por su hijo Gian Lorenzo Bernini.

Al subir la escalinata en lo alto hay un mirador que ofrece unas magníficas vistas de Roma. Aquí tomamos algunas fotografías.

También está la iglesia de Trinita dei Monti, que por cierto en la actualidad está siendo restaurada. Fue construida a finales del siglo XV, por el rey de Francia. Horario de visitas: los lunes permanece cerrada, martes a domingo de 6.30 h. a 20.00 h. Se sitúa en Piazza di Trinita dei Monti 3.

Justo delante de la iglesia está instalado un obelisco por el Papa Pío en el año 1789. Bajamos y anduvimos por la Vía dei Condotti, donde se ubican numerosas tiendas de marca. La columna de la Inmaculada que conmemora el Dogma de la Inmaculada Concepción fue puesta en el lugar en el año 1856.

Seguimos haciendo ruta hasta llegar a la plaza del Popolo. El nombre de esta plaza proviene del latín que significa en español (pueblo). Su nombre fue tomado por la cercanía de la iglesia Santa María del Popolo. Fue desde la antigüedad la puerta de Roma, acceso a la ciudad para quien venía del norte de Europa. En el centro de la plazoleta pudimos observar un obelisco de 24 metros de altura, dedicado a Ramsés II. ¿Sabíais que este obelisco fue quitado del Circo Máximo y traído a esta plaza en el año 1589?

Hicimos una parada para almorzar cerca de esta plaza en un restaurante, donde probamos unos deliciosos platos de pasta (macarrones a la carbonara).

Andorreamos por las calles mezclándonos con su gente, hicimos algunas compras por la zona.

Tomamos el metro para dirigirnos al Vaticano. Es una ciudad Estado, cuenta con las dimensiones más pequeñas de toda Europa. En la ciudad del Vaticano está la plaza de San Pedro, la basílica de San Pedro, los museos Vaticanos y la capilla Sixtina.

Para visitar el Vaticano sin colas os recomendamos sacar los ticket a través de la web: entradasvaticano.com. También ofrecen la opción de visitas  guiadas con un guía, se hace en grupos reducidos, como máximo 20 personas, en los siguientes idiomas (inglés, español, portugués, francés, alemán). Los precios oscilan desde 27 € por persona hasta 65 € por persona.

La plaza de San Pedro fue construida a mediados del siglo XVII por Bernini. Cuenta con unas dimensiones de 240 metros de ancho y 320 metros de longitud. En el centro se encuentra un obelisco de 25 metros de altura y 2 fuentes, una llamada Maderno y otra Bernini. Os podemos decir que es una de las plazas más bellas que hemos visitado.

La basílica de San Pedro fue comenzada a construir en 1506 y terminada en 1626. Su nombre se debe al primer Papa de la historia llamado San Pedro. Su cuerpo se encuentra en la basílica. Es el templo religioso más importante del catolicismo. Antes de entrar a la Basílica hay que atravesar un control de seguridad, no se deben llevar líquidos, objetos punzantes, la vestimenta debe ser tanto para hombres como mujeres hombros y rodillas cubiertos. Horario de visitas de octubre a marzo de 7.00 h. a 18.30 h., de abril a septiembre de 7.00 h. a 19.00 h. La entrada a la basílica es gratuita. Visita de la cúpula horario de octubre a marzo 8.00 h. a 17.00 h., de octubre a marzo de 8.00 h. a 18.00 h. El acceso en ascensor+320 escalones precio de entrada 8 € por persona, subida a pie 551 escalones precio de 6 € por persona.

Los museos Vaticanos son galerías donde se encuentran una gran cantidad de obras de arte de la iglesia católica Romana. Horario de visitas de lunes a sábado de 9.00 h. a 18.00 h. (último ingreso del día 16.00 h.) último domingo de cada mes de 9.00 h. a 14.00 h. (último acceso al día a las 12.30 h.) El resto de domingos cerrados y los siguientes días 25, 26 de Navidad y 1 de enero. La entrada tiene un coste de 16 € por persona, el último domingo de cada mes es gratis el acceso.

La capilla Sixtina es el templo donde se elige y nombran a los Papas. Está decorada por Miguel Ángel, fue construida durante el mandato del Papa Sixto XV entre 1473 y 1481.

Una vez terminada la visita nos fuimos a la plaza Navona. Es un lugar muy animado donde encontrarás restaurantes, tiendas, artistas callejeros, puestos artesanales y tres fuentes (la fontana del Neptuno, la fontana del Moro y la fontana dei Quattro Fiumi). Cenamos en la zona y nos fuimos a la boca del metro para coger el metro y regresamos al hotel para descansar.

Al día siguiente sonó el despertador, nos dimos una ducha y bajamos al comedor del hotel para desayunar. Una vez que terminamos, nos dirigimos hacia la estación de metro Termini para desplazarnos hacia el Coliseo.

Llegamos a las 8.00 h., de la mañana para hacer cola y sacar la entrada, era temporada baja de turismo y no había mucha gente. El Coliseo no abría sus puertas hasta las 8.30 h. La entrada nos costó 12  por persona. Incluye Coliseo+Foro Romano+Palatino y tienes 2 días para utilizarla.

El Coliseo de Roma se ha convertido en el símbolo de la ciudad. Además, forma parte de una de las 7 maravillas del mundo moderno, Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1980. Este anfiteatro se comenzó a construir en el año 72 d.C., bajo el mandato de Vespasiano y terminado en el año 80 d.C. con el emperador Tito. Al principio fue llamado anfiteatro Flavio, tenía capacidad para más de 50000 personas, se convirtió en el mayor anfiteatro romano. A partir del siglo VI, el Coliseo soporto robos, terremotos, así como bombardeos durante la Segunda Guerra Mundial. Fue utilizado durante siglos como iglesia, cementerio, etc.
Es un lugar que encierra mucha historia, nos hizo trasladarnos por unos instantes al pasado. Imaginaros ¿Cómo sería en aquella época el Imperio Romano?
Horario de visitas, abierto todos los días de 8.30 h. a 17.00 h. permanece cerrado el día 25 de Navidad y 1 de enero. El precio de entrada Coliseo+Foro Romano+Palatino 12 € por persona. Se sitúa en Piazza del Colosseo.

Fotografía con nuestro amigo http://blogferrer.com/2015/10/12/roma-una-ciudad-museo-decidimos-embarcarnos-con-andorreando-por-el-mundo/ Terminamos de visitarlo y nos dirigimos hacia el monte Palatino, ubicado a escasos metros del Coliseo Romano. Palatino fue lugar residencial de la alta sociedad romana, además de la loba Luperca, que cuenta la leyenda. La cueva en que vivía Luperca se situaba en este monte cuidando de Rómulo y Remo.
Aquí pudimos contemplar el palacio Domus Flavia, construido en el año 81 a.C., por orden del emperador Domiciano, con el fin de ser utilizado como residencia oficial.

Visitamos el museo de Palatino, donde pudimos ver una exposición de diferentes elementos encontrados durante las excavaciones en Palatino desde mosaicos, a esculturas, utensilios de la época, etc.

Pasamos por los jardines Farnesianos, que fueron creados en 1525, sobre las ruinas del Palacio de Tiberio. Desde este lugar se pueden tomar unas fotografías del foro Romano.

Seguimos hasta llegar al foro Romano, fue donde se desarrollaba toda la vida ciudadana en la antigua Roma. Hoy en día lo que encontramos en el lugar son las ruinas de aquellos edificios, muchos de ellos están siendo restaurados. Os citamos los puntos de más interés:

El templo de Antonino y Faustina, es el que mejor estado de conservación presenta. Construido en el siglo II, por orden del Emperador Antonino Pío a la muerte de su esposa Faustina.

La Curia, mandado construir por Julio César. En este edificio se reunía el senado romano para tomar decisiones sobre el gobierno de Roma.

El arco Septimio Severo, construido para conmemorar las victorias militares del Emperador Septimio Severo y sus hijos.

La basílica de Majencio y Constantino. Este edificio fue utilizado como administración de justicia. Esta compuesta por una planta de 3 naves: 1 central y 2 laterales.

La vía Sacra fue la principal calle de la antigua Roma, iba desde la plaza del Campidoglio hasta el Coliseo. En la actualidad sólo queda el tramo del foro desde el Arco Séptimio Severo hasta el Coliseo Romano.

El arco de Tito conmemora la victoria de Roma sobre Jerusalén, construido en honor al emperador Tito, tras su muerte.

Además encontramos un gran número de templos como Rómulo, Saturno, Vesta, Venus, etc. Una vez terminada la vista, que por cierto no nos dimos cuenta y eran casi las 15.30 h. de la tarde, pasamos por el Arco Di Costantino, construido en el año 315, por el emperador Constantino I el Grande, por su victoria en la batalla del Puente Milvio. Tomamos unas fotografías.

Hicimos una parada para almorzar, el cuerpo ya necesitaba alimento jajaja… Esta vez degustamos unos exquisitos bocadillos de jamón y queso.

Corriendo nos fuimos hacia la iglesia de Santa María in Cosmedin, porque cerraba a las 17.00 h. las visitas. Construida en el siglo VI y de estilo medieval, es conocida por encontrarse en ella la Boca de la Verdad, una enorme pieza circular de mármol colocada en la pared. Cuenta la leyenda que mordía la mano de aquél que mentía. Todo turista y viajero que pasa por el lugar se toma la fotografía introduciendo la mano en ella. El horario de visitas es de 9.30 h a 17.00 h. hasta las 18:00 h. en verano. Para más información aquí os dejamos el teléfono de contacto +39066787759. Localizada en la Piazza della Bocca della Veritá 18.

Nos desplazamos hasta el circo Máximo, era el mayor estadio de toda Roma con espacio para 300.000 espectadores. En él se celebraban carreras de carros. Se comenzó a construir en los siglos VIII-VII. En la actualidad sólo quedan ruinas y se ha convertido en un parque público de Roma. El acceso al interior es gratuito. Ubicado entre los montes Palatino y Aventino.

La basílica de Santa María Nova o llamada Francesca Romana fue construida en el siglo IX. Si algo nos llamó la atención de ella son la pinturas que se pueden observar en el interior de su techo. Horario de visitas de lunes a domingo de 7.00 h. a 19.00 h. La entrada al interior es gratuita. Se encuentra junto al Foro Romano.

Nuestra siguiente parada fue el teatro Marcello. Es un teatro de la antigua Roma comenzado a construir por orden de Julio César y acabado por Augusto. En el siglo XVI, se construyó un palacio sobre las ruinas del teatro, más tarde instalaron viviendas en las plantas de arriba. La verdad es que destrozaron la arquitectura del teatro. Se sitúa en Via del Teatro di Marcello.

Tomamos el metro para regresar al hotel a darnos una ducha y volver a dirigirnos a las calles de Roma.

Nos fuimos al puente Vittorio Emanuele, donde tomamos esta magníficas fotografías con el fondo del castillo Sant´Angelo.

El castillo Sant´Angelo fue levantado para ser utilizado como mausoleo del emperador Adriano (117-138). Fue una fortaleza por su situación junto al río Tíber y cerca de la Ciudad del Vaticano, más tarde palacio, cárcel y desde 1925, alberga el museo Nacional del castillo de Sant´Angelo. Horario de martes a domingo de 9.00 h. a 19.00 h. Permanece cerrado los lunes y los días 25 de Navidad y el 1 de enero. La entrada nos costó 10,50 € por persona. Se sitúa Lungotevere Castello, 50.

Bajamos y tomamos unas fotografías del río Tíber.

El siguiente puente que visitamos fue el Sisto, comenzado a construir en 1473 y terminado en 1475. Fue construido para permitir el pasó a los lugares santos de la ciudad. En aquella época los Papas tenían mucho poder sobre las ciudades.

Paramos por la zona para cenar unas deliciosas pizzas. Continuamos andorreando por las calles de Roma.

Llegamos al forum Boarium. En este lugar se realizaba el mercado de animales en la antigua Roma. En la actualidad se conservan el templo de Hércules y Portuno.
El templo de Hércules tiene forma circular, rodeado de columnas en mármol de estilo griego.

El templo de Portuno. Este es de forma rectangular, también rodeado de columnas de mármol, dedicado al Dios de puertos y ríos.

Como última parada del día vimos el arco Di Giano. Se cree que fue construido a principios del siglo IV d.C. Ubicado en el foro Boarium, es un arco cuádruple.

Ya nos volvimos al hotel, había que descansar. Al día siguiente nos levantamos bien temprano para desplazarnos al aeropuerto de Fiumicino y tomar un vuelo con la compañía aérea Ryanair, con destino Alicante. El viaje tuvo una duración 2 h. y 5 minutos. Una vez aterrizamos en el aeropuerto de Alicante-Elche, nos fuimos al parking de larga estancia para coger el coche y poner rumbo a casa.

Este ha sido nuestro paso por Roma, una ciudad con mucha historia y encanto que volveremos a visitar de nuevo sin duda.

Bueno chicos, en el próximo post os hablaremos de la comarca de los Vélez en Almería.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.

 



'Qué visitar, ver y hacer en Roma, Italia.' tiene 3 comentarios

  1. febrero 13, 2016 @ 9:45 am Patricia

    qué recuerdos de Roma! y qué envidia sana tener estos videos de los dos juntos, jaja, cuando viajas sólo dos nunca ves el momento para sacar fotos en pareja, pero estos recuerdos son impagables! y el video genial!!

    Responder

    • febrero 13, 2016 @ 11:28 am andorreandoporelmundo

      Muchísimas gracias Patricia.
      Lo cierto es que hay veces que da pereza de gravar o sacar fotos y más si llueve o hace mucho frío pero cuando regresas a casa y revisas el material que traes te da una gran satisfacción Jajaaa. Es el mejor souvenir del país que puedes traer.
      Pásatelo muy bien en Japón es un país increíble.
      Saludos amiga ?

      Responder

  2. agosto 24, 2016 @ 8:30 pm Andorreando por el mundo

    No os podéis perder la 2 parte del viaje, os encantará.
    Saludos amigos.
    https://andorreandoporelmundo.com/2015/12/andorreando-por-roma-ii/

    Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.