Crucero por las Antillas del Caribe

Qué visitar, ver y hacer en un crucero por las Antillas del Caribe

Crucero por las Antillas del Caribe.

Qué visitar, ver y hacer en un crucero de 14 días por las Antillas del Caribe ¿Conoces las islas de las Antillas caribeñas?, en el crucero de la compañía MSC, el crucero Fantasía os mostramos 10 islas, 8 son países independientes y 2 son pertenecientes a Francia ¿Cómo es la vida abordo de un barco?, ¿De qué forma disfrutar al máximo unas vacaciones en el mar? Los cruceros son viajes que se pueden hacer en pareja, familia, ir con amigos o solitario. Están preparados para todo tipo de turistas y viajeros.

El itinerario del crucero: salimos el 30 de diciembre en Fort de France (Martinica), Pointe á Pitre, (Guadalupe), Port Castries, (Santa Lucía), Bridgetown, (Barbados), Puerto España, (Trinidad y Tobago) San George, (Granada) Basseterre,
(San Cristóbal y Nieves), Fort de France (Martinica), Point á Pitre, (Guadalupe), San John’s, (Antigua y Barbuda), Kingstown, (San Vicente y las Granadinas), día de navegación, La Romana, (República Dominicana), Basseterre,
(San Cristóbal y Nieves), regresamos el 13 de enero a Fort de France (Martinica).

Nos esperaban playas paradisiacas, snorkeling, arquitectura colonial, parques volcánicos, trekking, ritmos tropicales, ron y una temperatura media de 25ºC.

¿Cuál es la documentación que tienes que llevar para realizar un crucero? El pasaporte en vigencia. Si en tu crucero visitas los Estados Unidos tienes que haber solicitado con antelación y llevar contigo el ESTA, al menos 72 horas antes de la entrada al país (es un autorización de viaje a los Estados Unidos emitida por el Departamento Nacional de Seguridad) Puedes tramitarlo en la web:www.electronicsystemfortravelauthorization, tiene un coste de 14 dólares americanos por persona (13 € aprox.) una vez obtenido tiene una validez de dos años desde la fecha de emisión. ¡Recuerda! si el pasaporte lo renuevas o haces una duplicación estarás obligado a tramitar un nuevo ESTA.

¿Cuál es la mejor época para hacer un crucero por las Antillas del Caribe? a partir del mes de diciembre hasta mayo.

¿Cómo puedes visitar las ciudades cuando llegas a los puertos?

Puedes hacerlo: por tu cuenta, te bajas en el puerto y visitas el lugar y alrededores a tu aire, alquilando un coche, para ello os recomendamos que lo preparéis con tiempo desde casa, vía internet, ahorraras tiempo. Aunque es cierto que en un crucero no dispone de mucho, por lo que es más recomendable coger un taxi. Contratando las excursiones a través de la empresa Shore2Shore aquí os dejamos la página web: wwwshore2shore.es. Cuando nosotros realizamos este crucero está empresa no ofrecía actividades en los puertos que visitamos.
Esta empresa, Shore2Shore, cuando llegas al puerto tiene un guía esperándote, se suelen hacer en grupos grandes, otra opción es contratándolas en el mismo barco, son algo más caras.

Nuestro Cuaderno de Bitácoras:

Salimos de casa con nuestro vehículo poniendo dirección al aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid Barajas, por el camino hicimos una parada para hacer uso del baño y continuamos con el viaje. Tuvimos un trayecto de
5
h. y 40 minutos hicimos unos 564 km.

Llegamos hasta el parking de larga estancia T123 de Aena, aparcamos el coche, pagamos por el parking de 16 días un total de 55,80 €Subimos en el autobús del parking que nos llevó hasta la terminal 2, buscamos los mostradores de la compañía aérea Air France, donde facturamos el equipaje con destino a Paris, aeropuerto Charles De Gaulle. ¡Recuerda! en clase económica permiten facturar una maleta por pasajero con un peso de 23 kg, de equipaje de mano una maleta de 55x35x25 cm que pese hasta 12 kg. En premium económica, en clase business y la premiére el peso de la maleta es de 32 kg. También permiten un accesorio personal de 40x30x15 cm, como: bolso, maletín, portátil, etc. Las tarjetas de embarque se pueden obtener vía online 24 h., antes de la salida del vuelo.

Pasamos el control de seguridad, buscamos la puerta de embarque, nos sentamos un rato, faltaba aún 45 minutos, para que saliera el vuelo. El billete de avión ida+vuelta nos costó 116 € por persona.
Comenzó el embarque cogimos asiento, el vuelo tuvo una duración de 2 h. y 15 minutos, durante el viaje nos ofrecieron una bebida caliente y un croissants. Aterrizamos en el aeropuerto Charles De Gaulle, bajamos del avión fuimos a recoger el equipaje a las cintas, teníamos una escala de 4 h. y 15 minutos, teníamos un vuelo de conexión que despegaba del aeropuerto Paris Orly con destino a Fort de France.
El aeropuerto ofrece traslado gratuitos en Bus Direct, en los siguientes casos: si se viaja desde o hacia Fort de France, Cayena, Saint-Denis de la ReuniónPoint-à-Pitre, si el viaje combina un vuelo Air France y un tren de alta velocidad TGV en las líneas de TGV Air, entre Paris Charles de Gaulle y Bruselas o Estrasburgo. Si está afiliado Flying Blue Gold o Platinum, o e incluso a personas que presentan un alto grado de movilidad reducida. Para más información os recomendamos que visitéis el mostrador de la compañía aérea de Air France a la llegada en Paris, allí obtendrás los tickets del bus, y más información, una vez con ellos, salimos del aeropuerto Paris Charles de Gaulle fuimos hasta la zona de salida de los bus Direct, el aparcamiento de autobuses y localizamos el bus número 3, esperamos unos minutos para subir, el trayecto hasta llegar al aeropuerto Paris Orly se hace en 1 h. También si lo prefieres puede hacerlo en taxi, el viaje tiene una duración de 45 minutos y puede costar entre 60 y 75 € aproximadamente.

Bajamos del autobús y accedimos al aeropuerto buscamos los mostradores electrónicos de Air France, donde obtuvimos las pegatinas de facturación del equipaje con destino a Fort de France (Martinica), las tarjetas de embarque las llevábamos imprimidas desde casa, luego nos acercamos hasta los mostradores de la compañía aérea para dejar el equipaje, pasamos el control de seguridad y mientras tanto esperábamos la salida del vuelo, decidimos ir a la única cafetería Espressamente que hay donde teníamos la puerta de embarque, donde nos compramos dos bocadillos de atún y una botella de agua mineral. Pagamos un total de 16 €.
Comenzó el embarque, subimos al avión y nos acomodamos, las azafatas ofrecieron una comida ligera y bebidas. El viaje tuvo una duración de 8 h. y 45 minutos, hubo alguna que otra turbulencia durante el vuelo, es cierto que el avión no era muy moderno, un poco antiguado, asientos con poco espacio, el entretenimiento que ofrecía tenía poco para elegir.
El billete de avión  ida+vuelta nos costó 788 € por persona.

Aterrizamos en el aeropuerto Internacional de Martinica Aimé Césaire, en Fort de France. Bajamos del avión pasamos el control de adunas, que simplemente fue mostrar el pasaporte al policía, nos fuimos hasta la cinta para coger el equipaje, una vez listos, nos acercamos hasta donde estaban unas chicas con las pancartas de la naviera MSC, le colocamos a las maletas las etiquetas identificativas que MSC nos facilitó en nuestra reserva, salimos del aeropuerto y subimos en el autobús que pone MSC para sus clientes, nos llevó hasta el puerto marítimo de Fort de France (Martinica).

Bajamos del autobús, dejamos el equipaje en una zona designada más tarde nos la entregaran directamente en el camarote. ¡Ojo! estos objetos no están permitidos a bordo en el equipaje: plancha de ropa, hervidores, alimentos, bebidas de alcohol o no alcohólicas, cuchillos y tijeras de más de 4mm de longitud, velas, incienso, armas de fuego, drones, etc.
Enseñamos nuestro formulario de embarque junto con nuestro pasaporte. ¡Ojo! si no llevas está documentación no podrás embarcar. Pasamos el control de seguridad, subimos al barco ¡Recuerda! se puede embarcar hasta 2 horas antes de la salida del barco. Fuimos hasta nuestro camarote asignado el 11.126, en el puente 11, en categoría con balcón, en el buque Fantasía, de la compañía naviera MSC cruceros. ¡Era ya para nosotros nuestro sexto crucero!

El crucero que escogimos era de 14 días en pensión completa (no incluía ninguna bebida) nos costó 1.764 por persona, las propinas se pagan abordo. El servicio charge nos costó 10 € por persona/día en el barco, pagamos un total de
140 € por persona ¡Como ya sabéis! los cruceros últimamente se han convertido en gigantes máquinas tragaperras, hay que pagar por todo, por las botellas de agua mineral, bebidas, zumos naturales, cafés de máquina, excursiones, wifi, etc. ¡Recuerda! hay unos paquetes de bebidas que salen más económicas que ir comprado sobre la marcha, hay de cafés, cervezas, refrescos+zumos y agua, etc. El precio que te marcan los paquetes hay que añadirle un 15% de tasa al valor total. Nosotros compramos dos paquetes de agua mineral, nos costó en total 62,10 €. También compramos un paquete de internet de 1.500 megas que nos costó 99,90 , ¡Ojo! no olvides desconectar el móvil, ordenador, tablet, etc., cada vez que ya no quieras estar conectado, nosotros no desconectamos el ordenador y se consumió todo el saldo en esa misma noche. La siguiente recarga que hicimos nos costó 15 €, y nos daban 500 megas. ¡Recuerda! cuando el barco está navegando el consumo va más rápido.

Cogimos del camarote la tarjetas Cruises Card, que estaban colocadas con la documentación informativa sobre la cama, aunque están activadas desde el momento del embarque, deberas registrar una tarjeta de crédito
(Visa, MasterCard, American Express, Diners, Discovery, Jcb), tarjeta de debito
(Maestro, Visa Electrón, Visa Debit, MasterCard Debit) o hacer un deposito en efectivo, se requiere un importe mínimo de 150 € por persona o de 250 € por familia, en las siguientes 48 h., del embarque. Los cheques no lo aceptan ¡No olvides! puedes cargar hasta un máximo de 2.000 euros/dólares americanos por día en tu cuenta de abordo.
¿Donde activarla? en uno de los puntos de activación encontraras diferentes máquinas electrónicas expuestas en diferentes zonas del barco, en la recepción situada en el puente cinco. Esto te permitirá poder realizar compras a bordo, es una forma que te puedan cargar todos los servicios que hagas uso tu durante la estancia en barco y no tengas incluidos. ¡Recuerda! la tarjeta Cruise Card, con tus datos, siempre debes llevarla contigo, te la pedirán a la subida y bajada del barco, en los restaurantes, en las tiendas y cuando consumas o hagas servicio de algo en el barco (es una forma de identificarte). Desde el 2009 MSC ha comenzado un programa de colaboración con la ONG Unicef, ayudando a los niños necesitados. En la factura final te sumaran automáticamente a la cuenta la cantidad de 1 € ó 1,50 dólares americanos por pasajero y semana de crucero, puedes libremente cancelarlo.

Volvimos a nuestro camarote asignado nos dimos una ducha, y cogimos los chalecos salvavidas (sin colocárnoslo) que hay dentro del armario y nos desplazamos hasta la cubierta para realizar el simulacro de emergencia general. Es obligatorio para todos los crusceristas que embarcamos en el puerto de Fort de France (Martinica) Se realiza para saber el procedimiento adecuado a seguir en caso de emergencia. Todos los barcos están obligados a cumplir esta norma internacional de navegación. Durante el periodo de simulacro todos los servicios a bordo son suspendidos.
Una vez terminado el simulacro, a las 21.00 h., el barco salía del puerto de Fort de France (Martinica) con rumbo a
Pointe á Pitre, (Guadalupe). La distancia entre ambas ciudades es de 109 millas náuticas.

Fuimos a cenar al restaurante buffet LAfricana y Zanzibar, situado en el puente 14, abierto para cenar desde las
18.30 h., hasta las 21.30 h. La comida que ofrece es tipo buffet, había carnes en diferentes salsas, ternera al horno al corte, pizzas, frutas, verduras, pasteles, infusiones y cafés. Eso si en este crucero el pescado ha sido casi inexistente, algunos días hemos vistos tilapia, carpas en salsas, salmón, algunos calamares fritos y poco más.

Terminada la comida, regresamos al camarote había que descansar que al día siguiente nos esperaba un día de visitas. No te preocupes no te perderás nada en el barco, cada noche te dejan bajo la puerta del camarote un diario de a bordo, con horarios de comedores, bares, espectáculos, actuaciones, llegada a puerto, salida, promociones en las tiendas del barco, etc.

Nos despertamos antes de que sonara el despertador, los rayos del sol se nos colaban por el balcón, nos duchamos y nos fuimos hasta el puente 14, para ir a desayunar al restaurante buffet L’Africana y Zanzibar, donde ofrecen desayuno tipo buffet, había una gran variedad en repostería, frutas, verduras, embutidos, yogures (no desnatados), cereales, zumos de cartón, etc. La leche desnatada es fría porque caliente y natural no hay, sólo se encuentra en un recipiente metálico junto a la fruta y al lado algunos días no siempre había un letrero donde se podía leer hay leche de soja disponible a solicitud, es sin cargo. Aunque es cierto que la chica que había en la zona no ponía muy buena cara cuando Sergio, se acercaba a pedir la leche de soja.
¡Hay que mal íbamos acabar!,¡nos llevaríamos unos kilos de más durante este viaje!

Terminada la comida, volvimos a nuestro camarote para coger la mochila y a esperar al desembarque. A las 8.30 h., bajamos del barco, ¡no olvides! para poder salir llevar tu tarjeta Cruise Card, el puerto marítimo está muy cerca del centro de Pointe á Pitre, si piensas visitar la ciudad no es necesario contratar ninguna actividad o excursión, se puede visitar a pie. Justo en el puerto hay una oficina de turismo donde podrás obtener un callejero, información de la ciudad. Aquí abajo os vamos a detallar nuestra visita por la ciudad.

Una vez con el mapa y callejero de la ciudad que obtuvimos en la oficina de turismo, salimos del puerto y comenzamos a andorrear por Pointe á Pitre.

Pointe á Pitre se encuentra en la Isla de Guadalupe situada en las Antillas Menores del Mar Caribe, territorio de Ultramar de Francia, es tierra francesa con influencias africanas, hindúes e indigenas. Pointe á Pitre es una ciudad con arquitectura colonial francesa, es la capital económica del archipiélago de Guadalupe, siendo Basse Terre la capital del departamento. Las islas de Guadalupe están formadas por cinco islas: Basse-Terre, Grande Terre, La Désirade, Les Saintes y Marie-Galante.

Las personas pertenecientes a la Unión Europea y Suiza están exentos de visado, otras nacionalidades consultar la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores:www.diplomatie.gouv.fr.

La moneda es el euro (), 1 euro1,23 dólares americanos.

Las propinas como en el resto de Francia, en el servicio están ya incluidas en el precio, por lo que no estas obligado a dejar nada.

Al formar parte de Francia como territorio de Ultramar los datos móviles los puedes dejar activados (eso si cuando subas en el barco y comienza la navegación no, porque pagaras una gran factura) hacer uso de tu móvil tanto llamadas, mensajes, internet, etc., debido a formar parte de la Unión Europea.

El idioma hablado es el francés y un dialecto el criollo.

El clima: Las islas de Guadalupe tienen un clima tropical con dos estaciones de tiempo bien diferenciadas la estación seca que va de enero a junio y la estación lluviosa que es de julio a diciembre.

No hay ninguna vacuna obligatoria para entra en las islas de Guadalupe, ningún riesgo específico en seguridad alimentaria, el agua del grifo es potable, aunque siempre es más recomendable beber embotellada.

Comenzamos en la calle Peynier, está considerada como una de las calles más antiguas del casco viejo de la ciudad, en ella pudimos ver casas de tipo burgues más conocidas en la zona como casas criollas. Vimos desde el exterior la casa Forier edificada a principios del siglo XX. Unos pocos metros más adelante está el museo Schoelcher fue inaugurado en 1887 donde exponía colecciones de arte legadas por Víctor Schoelcher, copias de antigüedades griegas y romanas, documentos referidos a la esclavitud, etc. Cuando nosotros visitamos el lugar estaba cerrado a las visitas porque se encontraban realizando reformas y restauraciones en el edificio.

Continuamos caminando hasta llegar a la Plaza del Mercado fue construida en el año 1780 después de un incendio que sufrió gran parte de la ciudad. La plaza fue cubierta por unas chapas metálicas en 1874. Hoy en día este espacio aún está destinado al mercado Central, también conocido como mercado de San Antonio, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, allí pudimos encontrar una gran cantidad de puestos donde venden especias, rones, mermeladasrecuerdos, etc. Dicha plaza está presidida por la fuente Couturier, llamada así por el nombre del gobernador quien fue él que presidió su inauguración. En el lugar hay una gran cantidad de tiendas de recuerdos, bares, etc.

Seguimos andando unos metros más hacía delante hasta girar en la calle Noziéres a la izquierda y continuar caminando hasta llegar a la calle John Perse donde hay una escultura de VéloMarcel Lolia, fue un famoso jugador de Gwo Ka,
(tambor grande tradicional) ¿Sabías que este señor contribuyó en los años 1960-1970 al renacimiento del Gwo Ka en Guadalupe? Este deporte ha sido reconocido Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el 2014. Si tienes suerte podrás escuchar en la zona a los tambouyés locales tocando.

El museo de SaintJohn Perse, situado en una casa de dos plantas con jardín correspondiente a finales del siglo XIX, en el pasado este inmueble perteneció a los dueños de la fábrica azucarera Darboussier. El inmueble paso a manos del ayuntamiento, convirtiéndose en un museo abriendo al público en 1987, en el centenario del nacimiento de Saint John Perse, está dedicado al poeta y escritor, quién recibió el Premio Nobel de literatura en 1960. En la planta baja del museo se puede ver la reconstrucción del interior de una casa burguesa de finales del siglo XIX, también hay trajes de la época. En la planta superior hay una colección que muestra la vida del poeta John Perse, una videoteca, una biblioteca y una sala de exposiciones temporales. Nosotros no tuvimos la oportunidad de visitarlo porque era domingo y estaba cerrado. El horario de visitas es de lunes a viernes de 9.00 h. a 17.00 h., los sábados de 8.30 h.
a 12.30 h. La entrada cuesta 2,50 por persona y para niños 1,50 € por cada uno. La dirección es Calle Noziéres 9.

Nos dirigimos hasta el mercado de Darse, donde hay frutasverduras, pescados, aunque era domingo, no había mucha actividad en la zona pudimos ver en lugar diferente puestos de artesanía, ropa, calzado, algo de fruta, etc.
Abierto de lunes a sábados de 6.00 h., hasta las 14.00 h.

Este mercado está al lado del muelle pesquero desde donde se puede divisar a los lejos el edificio memorial Acto o Centro Caribeño, más abajo en el post os hablaremos de él.

Frente al mercado está la Plaza Victoria, es el lugar más antiguo de Pointe á Pitre, fue trazada en 1764, siendo la fecha de la fundación de la ciudad, antiguamente fue llamada Plaza Real, su nombre actual fue puesto desde 1794. El nombre se debe al triunfo de los sans-culottes y al final de la esclavitud. En ella hay una gran cantidad de árboles, plantas, bancos, una zona de juego infantil, el kiosco de la música que data del 1930, una oficina de turismo que se encuentra en un edificio de estilo colonial neoclásico, estaba cerrada, tenía un letrero que indicaba que atendían en la oficina del puerto marítimo, monumentos como; el del gobernador Frébault, este señor gobernó Guadalupe entre 1860 y 1864 e inicio el desarrollo de la ciudad de Pointe á Pitre.

La escultura al gobernante general Adolphe Felix Eboue, fue el primer gobernador de piel negra de la colonia en 1935, trabajo en el desarrollo para mejor la vida de los más pobres desfavorecidos.

El monumento a los Caídos, está escultura de la imagen de la Guadalupe, que hace homenaje a sus hijos muertos por Francia en 1914-1918 durante la Primera Guerra Mundial. Está plaza es frecuentada tanto por residentes, turistas y viajeros, siempre suele haber gente en ella.

El monumento de las cien cadenas fue diseñado por Jacky Coulier en el 2003, está escultura simboliza a los caídos en la lucha contra la abolición de la esclavitud en Guadalupe y también a la revuelta de trabajadores que se produjo en la zona en mayo del 1967.

Desde la Plaza de la Victoria se puede ver el edificio del cine y teatro, hoy en día está apuntalado y vallado, presentado un aspecto de abandono.

En unos de los laterales de dicha plaza se puede ver el antiguo cuartel de infantería fue edificado a mediados del siglo XIX, construcción de dos alturas en forma de “U” nos indica que Pointe á Pitre en el pasado fue una ciudad de guarnición. Fue utilizado como arsenal, cuartel de infantería y tribunal de justicia, hoy en día es el archivo de monumentos históricos.

Contemplamos desde el exterior el edificio que aloja al Comité de Turismo de Guadalupe, fue la antigua Cámara de negocios de Pointe á Pitre. Este inmueble fue levantado en 1927 vivienda de estilo colonial. Actualmente tiene la función de promocionar el turismo de las islas de Guadalupe a nivel internacional.

Mas adelante nos encontramos con el inmueble de la antigua casa Parroquial, edificada después de un terremoto que se produjo en 1845, vivienda de estilo criollo, construida en madera.

Nuestro siguiente punto de visita fue la Plaza Gourbeyre, dicha plaza tiene el nombre del gobernador que ayudó y apoyó en los siniestros que se produjeron durante el terremoto de 1843, en el centro de la plazoleta se puede ver un busto del gobernante.
Se encuentra en dicha la iglesia de San Pedro y San Paulo construida en 1807 viéndose reconstruida en 1867 tras sufrir un terremoto, la reconstrucción fue en metal y no en madera. Su fachada es de color amarillo y blanco, en su interior se puede ver su estructura metálica, el altar es del siglo XIX de mármol de Carrara. La torre campanario se encuentra en la parte trasera de la fachada principal y es visible desde diferentes puntos de la ciudad. Ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En la plaza también había instalado puestos con venta de flores, y algún que otro vagabundo había en la zona dandole la tabarra a los turistas y viajeros que se encontraban en el lugar.

Volvimos de nuevo a pasar por el muelle pesquero donde vimos el monumento del primer día, fue creado en el 2004 como parte de la celebración del centésimo y quincuagésimo aniversario de la llegada de los primeros Indios trabajadores a Guadalupe.

Unos cuantos metros hacia delante hay un mural donde pudimos leer “ El 26 de mayo de 1967 a las 3.30 p.m en la Plaza Victoria en Pointe á Pitre, grave en la memoria colectiva del pueblo guadalupeño los días del suceso un paro colectivo para obtener un aumento del 2% degenerado en una masa de Guadalupe. Este 26 de mayo sobre las 15.30 h., Jacques Nestor y Ary Pincemaillo son los primeros en caer en el lugar de la victoria por las balas de la cantera de guardia móvil.

Tomamos unas fotografías en la zona y continuamos hasta llegar al memorial Acto o Centro Caribeño de expresiones (ACTe) y de memoria de la Trata de los esclavos, localizado donde estaba el lugar de la antigua fábrica azucarera de Darboussier. Este centro abrió a las visitas en mayo del 2015. Pudimos tomar unas fotografías de la exposiciones exteriores, en el interior del edificio está totalmente prohibido tomar fotografías y grabaciones. Este centro cuenta con un espacio de 1.700m² dedicado a la exposición permanente a la historia de la esclavitud desde el pasado hasta la actualidad, estando agrupados en seis periodos históricos; Las Américas, hacia la esclavitud y la trata de negros, el tiempo de la esclavitud, el de la abolición, post abolición y segregación, y hoy en día. Hay una zona de 700 asignada a exposiciones temporales de expresiones artísticas contemporáneas, un espacio a la investigación genealógica, sala de congresos y de artes vivas, una biblioteca de investigación, una mediateca, una tiendas y dos restaurantes. La entrada tiene un coste de 15 € por persona, la entrada reducida cuesta 10 € por cada uno. Las familias compuesta por dos adultos y de dos a cinco niños como máximo pagarán un total de 45 €. El pase anual vale 35 € (visitas ilimitadas a exposiciones permanentes) Cuando se adquiere el ticket te dan un audioguía (francés, criollo, inglés y español) hay que dejar todas las pertenencias en una taquilla bajo llave. El horario de visitas es de martes a sábados de 9.00 h. a 19.00 h. el último pase se realiza 1 h. y 30 minutos antes del cierre. Aunque era domingo estaba abierto, porque el lunes era festivo en la ciudad. Aquí os dejamos el teléfono de contacto:0590-251-600. La dirección es Calle de la Chapelle 552.

Regresamos al centro, no había demasiado ambiente en la zona, las calles continuaban desiertas, pasamos por la calle Achille René Boisneuf, está también considerada como una de las calles más antiguas de Pointe á Pitre, antiguamente era llamada “Calle Grande”Achille René Boisneuf, es el límite entre el barrio comercial de la ciudad y los muelles, en esa misma calle vimos desde el exterior el edificio de Ancienne Mairie, inaugurada en 1885, el antiguo  ayuntamiento, se puede ver su diseño es de estilo criollo, con dos niveles y encima las cumbres, vivienda de estilo neoclásico, típico de las Antillas. 

Esto fue todo los que visitamos en Pointe á Pitre decidimos regresar al barco eran ya las 17.20 h.,
¡aún no habíamos almorzado!, a esa hora estaban cerrados el restaurante y el buffet, tuvimos que ir a comer al buffet L’Africana y Zanzibar donde a esa hora sólo ofrecen pizza, ensaladas y frutas. Algo que no nos gusto para nada es que se permiten sacar platos de comida del restaurante buffet, creemos que por higiene debería estar prohibido.

Fuimos un rato al camarote pasamos las fotografías de la cámaras al ordenador nos conectamos un poco a internet, y tocaba ducharse y arreglarse en unas horas recibiríamos el 2018. ¿Cómo pasan los años?, hacía un año estábamos pasando la Nochevieja en Panamá en la isla de San Blas y este años de crucero por las Antillas del caribe ¿En el 2019?
¿quién sabe en que parte del mundo lo festejaremos¿

A las 18.30 h., todos teníamos que estar abordo, el barco salió a las 19.00 h., del puerto de Pointe á Pitre poniendo rumbo hacia Castries (Santa Lucía), la distancia entre ambas ciudades es de 127 millas náuticas.

Nos fuimos a cenar al restaurante Red Velvet ubicado en el puente 5 6, hay dos turnos para cenar en el comedor, el primero era a las 18.30 h., y el otro: a las 21.00 h. Normalmente el propio barco montan las mesas para agrupar a personas del mismo idioma, para hacer las cenas más amenas a los clientes, en nuestro caso en ese crucero no habían ningún español, nos montaron una mesa para nosotros dos solos. Había muchos franceses, alemanes, italianos, portugueses, rusos y otras nacionalidades en menor escala.
Nosotros siempre tomamos el último turno de cena, porque sí llegas de hacer actividades, excursiones, tienes menos tiempo para arreglarte y llegar a la hora de la cena. Bueno, eso no es un problema el barco cuenta con un Buffet también para cenar, bar de snack, pizza, etc. ¡Tranquilos hay comida para todos!

Al ser la cena de Nochevieja, en la carta había platos más elaborados, nosotros nos pedimos como entrante sopa de cebolla y de primer plato langosta con puré de patatas, de postre un plato de fruta, y brindamos con una copa de champán. Acabada la cena subimos a la cubierta a la zona de Aqua Park, donde están las piscinas, desde allí pudimos ver la cuenta atrás de la llegada del nuevo año en una pantalla gigante. Como cotillón nos repartieron un mata suegras a cada uno, más tarde comenzó el baile en la Liquid Disco en el puente 16. Bueno, movimos un rato el esqueleto y nos fuimos a descansar que al día siguiente nos esperaba un día de visitas.

A las 7.00 h., de la mañana ya teníamos abiertos los ojos, aún no habíamos llegado al puerto de Castries, teníamos previsto atracar en el puerto a las 8.30 h. Nos arreglamos y subimos a pie, en este crucero prácticamente sólo utilizamos el ascensor el día de llegada por el equipaje de mano y el día de salida, son muy lentos y siempre hay colas para cogerlos, os podemos decir que se llega antes a pie, bueno eso si para personas con movilidad reducida es aconsejable que hagan uso de él. Ya estamos en el restaurante Buffet L’Africana y Zanzibar para desayunar, es cierto que todos los día hay practicamente lo mismo.

Santa Lucía es un país, en una isla volcánica que tiene 44 km de largo y una anchura máxima de 21 km, este país es famoso por las montañas Pitons, son dos conos volcánicos de grandes dimensiones con más de 610 metros, fueron declarados por Unesco reserva ecológica protegida y sus alrededores Patrimonio de la Humanidad en el 2004. El primer pico de 768 metros representa la raza negra y el segundo de 750 metros simboliza la raza blanca.
¿Sabías qué estos picos están representados en la bandera del país? Castries es la capital  de Santa Lucía situada en la parte norte de la isla, es una ciudad pequeña. Últimamente Castries se ha convertido en un punto de escala de los crucero por las Antillas Menores del Caribe.

El idioma hablado es el inglés y lenguas criollas.

La moneda oficial es el dólar del caribe Oriental, 1 € 3,32 dólares del caribe Orientales. Los dólares americanos los suelen aceptar en algunas zonas incluso los euros aunque en el cambio perderás bastante dinero.

En algunos establecimientos las propinas no están incluidas en los precios teniendo que dejar entre un 10% y 15% total de la cuenta.

No es obligatorio vacunarse aunque es recomendable tener puestas las vacunas de la hepatitis A y B, el tétano y el tifus.

El agua del grifo es potable, aunque en las zonas más rurales es aconsejable beber agua embotellada.

Acabado el desayuno, a las 8.40 h., desembarcamos, para ese día teníamos pensado visitar el volcán
La 
Soufriére. Se puede llegar al lugar por mar o tierra, esta última que hemos nombrado es más incomoda debido a que la carretera es mala, muy estrecha y llena de curvas. Para personas que padezcan de mareos puede resultar algo incomodo.

Justo al bajarnos del barco en el propio puerto encontramos una gran cantidad de edificios con varios negocios (tiendas de ropa, calzado, complementos) y a personas de agencias de viajes que mostraban en carteles diferentes tours que ofrecían por la isla, intentaban vendernos sus servicios. Al salir del puerto están los taxistas donde podrás acordar una ruta personalizada. El transporte público es mucho más económico aunque no va demasiado bien y en algunas zonas de la isla es casi inexistente. De Castries sólo vimos el mercado que está situado junto al puerto marítimo, el centro de la ciudad está alejado del puerto y nosotros queríamos ir a visitar el volcán La Soufriére. Negociamos con un chico para hacer un tour por la isla en su furgoneta íbamos acompañados de un matrimonio de alemanes, una pareja de rusos y nosotros dos, pagamos por el tour un total de 60 dólares americanos (48,97 € aproximadamente) En este precio las entradas a los parques no estaban incluidas. No llevábamos ni dos minutos subidos en el vehículo cuando comenzó a llover con intensidad, cruzábamos los dedos para que parara la lluvia y nos permitiera disfrutar del día.

La primera parada que hicimos fue en Morne Fortune, es una colina y zona residencial situada al sur de Castries. Donde obtuvimos estas fantásticas vistas panorámicas de la bahía de Marigot, tomamos unas fotografías del lugar y volvimos a subir a la furgoneta, la lluvia nos había abandonado por el camino, pudimos ir contemplando la selva tropical que alberga la isla hasta detenernos en Anse La Raye, es un pueblo de pescadores con casas coloridas, siendo la calle principal Front Street, a lo largo del paseo marítimo nos encontramos una gran cantidad de puestos de artesanía, recuerdos, fruta, etc., el pequeño embarcadero que tiene y la playa de arena oscura que posee.

Volvimos a subir al vehículo para ir hasta los jardines Maranatha, es una zona ajardinada donde alberga una gran variedad en diferentes plantas, árboles, arbustos tropicales. La entrada a los jardines es gratuita.

Al fin llegamos hasta el parque de Sulphur Springs, ya podía nuestro olfato percibir a un olor a huevo podrido, sí, sí, un olor realmente asqueroso e incomodo para la pituitaria. Aunque nos comentaron que en ese día no era demasiado fuerte, comparados con otros de más calor, cuando el olor es aún más insoportable. Nos detuvimos en las puertas del parque donde adquirimos el ticket de entrada para adulto nos costó 8,80 dólares americanos por persona (6,57 € aproximadamente) también se puede pagar en dólares del caribe Oriental 22 XCD (6,68 € aprox.) para niños es de 4,40 dólares americanos por cada uno (3,61€ aprox.) 11 dólares del caribe Oriental (3,34 € aproximadamente) el baño sólo para adulto es de
5,50 dólares americanos por persona (4,50 € aprox.) 13,70 dólares del caribe Oriental (4,15 € aproximadamente) tour combinado para adulto es de 12,10 dólares americanos por persona (9,91€ aprox.) 30,20 dólares del caribe Oriental (9,17 € aprox.) para los niños es de 5,50 dólares americanos por cada uno (4,51 aproximadamente) 13,70 dólares del caribe Oriental (4,15 € aprox.) Esperamos unos minutos y comenzamos visitando cráter del volcán Qualibou.
¿Sabías que en el idioma de los indios que vivían en estas isla antes de que fuera conquistada está palabra significaba lugar de la muerte? Este volcán es más conocido como Soufriére, fuimos acompañados con una guía del parque y con un grupo de más personas, la chica nos fue dando explicaciones en inglés de la historia del lugar y de vez en cuando realizaba algún que otro chiste con los visitantes, pudimos ver como salían al exterior los vapores de azufre . En el pasado se podía caminar por donde salen los gases, pero desde hace unos años no, debido a un accidente que sufrió un guía del parque al producirse un derrumbe del suelo y esta persona sufrió varias quemaduras graves en su cuerpo. Terminada la explicación subimos por unas escaleras de cemento algo empinadas que pueden resultar un poco agotador para personas con movilidad reducida, hasta llegar al centro de visitantes donde nos proyectaron un vídeo informativo del lugar y también vimos una sala donde había textos, maquetas, objetos, etc.
También se puede ir a bañarse en unos manantiales de barro, pagando un suplemento, nosotros no pudimos bañarnos en él porque no disponíamos de tiempo suficiente para realizarlo.
La verdad, ¡es que nos quedamos con una ganas de bañarnos en esos lodos!

El taxista nos llevó hasta el restaurante Beacon, desde él se pueden tener una increíbles vistas panorámicas desde su terraza de las montañas Pitons, y del pueblo Soufriére. Tomamos una coca cola y una botella de agua mineral. Pagamos un total de 3 dólares americanos (2,44 € aproximadamente) La dirección es West Coast Rd, Colombette, Soufriére.

Por último hicimos está parada donde pudimos contemplar un arco natural creado en las piedras de un acantilado, formado por la madre naturaleza ¡Cómo nos gustan los paisajes que se crean tallados en los acantilados! Por la carretera pudimos obtener unas vistas del puerto y de nuestro crucero, la naviera MSC Fantasía, llegamos a las puerta del puerto marítimo de Castries bajamos de la furgoneta y embarcamos en el barco a las 17.10 h. Otra vez no llegábamos para el almuerzo o buffet y estaban cerrados el restaurante y el buffet, tuvimos que ir a comer al buffet L’Africana y Zanzibar donde comimos ensaladas y frutas. Como podéis leer y ver la vida del viajero también es dura.

A las 17.30 h., todos teníamos que estar abordo, a las 18.00 h., el barco abandonaba el puerto de Castries
(Santa Lucía) para poner rumbo a Bridgetown (Barbados), la distancia entre ambas ciudades es de 124 millas náuticas.

Subimos un rato a la cubierta de la piscina, en el Aqua Park, donde pudimos ver que estaban impartiendo clases de salsa los instructores de baile Raymond y Raquel. Volvimos al camarote esa noche teníamos la noche del cóctel de gala desde las 18.00 h., hasta las 19.00 h., en los salones de los puente 5, 6 y 7, en el puente 7 a partir de las 20.30 h., hasta las 21.00 h., había la oportunidad de conocer al capitán Stefano Aiello, (tomarte una fotografía con él), a los oficiales y los responsables de otros departamentos.

A las 21.00 h., fuimos a cenar al restaurante Red Velvet, es cierto que teníamos hambre como el almuerzo fue tan ligero, como entrante pedimos una sopa de marisco, de plato principal un medallón de ternera y de postre un plato de fruta. Bueno esto fue por ese día.

Sonó el despertador a las 7.00 h., de la mañana, como ya sabéis arreglarnos y al desayuno, había que reponer energías porque no sabíamos a que hora comeríamos ese día. A las 7.30 h., el barco llegó al puerto de Bridgetown (Barbados).

Bridgetown, es una ciudad y capital del país de Barbados, siendo el principal puerto de la isla y centro financiero, llamativa por su arquitectura colonial británica. Es un estado soberano insular, forma parte de las Antillas Menores, el país tiene una superficie de 36 km por 24 km de ancho, es uno de los países más pequeños de la tierra. El monte más alto que posee la isla es Hillaby con 336 metros de altura. ¿Sabías qué la cantante Rihanna nació y vivió en Barbados?

El idioma hablado es el inglés, también se habla el bajan (es un dialecto local).

La moneda es el dólar de Barbados, 1 € = 2,45 dólares de Barbados. Aunque también aceptan los dólares americanos. Las tarjetas de crédito suelen aceptarlas las visa, las MasterCard no en todos los establecimientos las aceptan.

No hay ninguna vacuna obligatoria que halla que ponerse para viajar a la zona, aunque siempre es recomendable tener puesta la Hepatitis A y B, y el tétano. Es aconsejable siempre beber agua embotellada.

Durante todo el año hace buena temperatura en Barbados, los meses más lluviosos van desde junio a noviembre y hay riego de huracanes, la estación seca es de diciembre a mayo.

Esta vez el barco atracó en el puerto de Bridgetown en la zona de mercancías donde hay contenedores, la terminal queda a unos minutos a pie caminando, el propio puerto pone a disposición de los pasajeros unas pequeñas furgonetas gratuitas para llevar hasta las puertas de la terminal. Nosotros fuimos caminando no supone demasiado esfuerzo físico, puede realizarlo cualquier persona. En la terminal hay wifi gratis y abierto, sin limite de tiempo, una buena opción para pasar unos minutos conectados. También hay una gran cantidad de tiendas, bares, restaurantes, etc. Desde ese punto hasta el centro de Bridgetown, se puede ir caminando en unos 20 minutos aproximadamente llegas.

Antes de la salida del puerto encontrarás a una gran cantidad de personas que intentarán venderte paseos en tour, los precios son fijos, aquí no hay regateo, se realizan en pequeñas furgonetas donde compartirás la actividad con más pasajeros y al salir están los taxis. Nosotros cogimos un taxi acordamos un precio de 70 dólares americanos (56,75 € aproximadamente) para que nos llevara a la estación de señal Gun Hill, a la playa de Bathseba y nos dejara en la playa Carlisle Bay, en el club Copacabana.
Subimos al él y salimos de la ciudad por la ventanilla del vehículo pudimos ver la escultura de la Emancipación de Bussa, este fue el líder de la rebelión de esclavos que hubo en Barbados en 1816. La escultura fue diseñada por el escultor Bajan Karl Broodhagen en 1985, situada en la rotonda J.T.C. La lluvia aparecía otra vez, ¡menos mal que no duraba mucho rato!, eso sí, si te pilla en las calles al descubierto, acabas totalmente empapado de agua.

La estación de señal Gun Hill, localizada en una colina, es una serie de estaciones de señales que fueron construidas en 1818, tenían la función de puesto militar controlar y ver si se acercaban barcos a Barbados, en caso de ataque los fuertes y soldados se preparaban para defender la zona. El lugar ofrece unas bonitas vistas panorámicas de toda la isla. Hoy en día en desuso. Subimos a la torre señal desde donde obtuvimos las vistas más impresionantes, además ojeamos algunos gráficos que mostraban algunos tipos de banderas y el significado que podían transmitir, incluso observamos una colección de recuerdos militares.En la zona se halla un pequeño restaurante. Se localiza en Fusilare Rd, Gun Hill. Al pie de la estación se encuentra una estatua de un león en una sola pieza que fue tallada en piedra por un oficial de la estación de señal en 1868. La entrada nos costó 12 dólares de Barbados (4,92 € aproximadamente) los niños mayores de 6 años, el ticket cuesta de Barbados (2,47 € aproximadamente).

Volvimos al subir al vehículo para cruzar la isla hasta llegar a la playa de Bathsheba, es una zona donde se practica mucho el deporte de surf, debido a que las corrientes que vienen del Atlántico provocan que las olas tomen bastante fuerza y altura. Aquí nosotros nos bañamos un rato y tomamos fotografías de lugar. No es una de las mejores playas para el baño, hay muchas más, mejores, en la parte oeste de isla siendo de arena blanca y aguas cristalinas.

El taxista nos dejó a las puerta del club Copacabana, donde adquirimos la entrada para acceder a la playa de la bahía de Carlisle, de arena blanca, aguas cristalinas es ideal para hacer snorkel y buceo. Aquí los pagos los aceptan en la moneda local o dólares americanos. El ticket nos costó de acceso a la playa+sombrilla+hamaca 20 dólares barbados
(8,06 € aproximadamente) 10 en dólares americanos. Invitación a una copa+sombrilla+hamaca+dos toallas+taquilla es de 50 dólares barbados (20,12 € aproximadamente) ó 25 dólares americanos. Copa en transito+sombrilla+hamaca+dos toallas+taquilla+almacenamiento de equipaje 100 dólares barbados
(40,25 € aproximadamente) 50 dólares americanos. Alquiler de toalla+almacenamiento de equipaje cuesta
10 dólares
 barbados (4,03 € aproximadamente) 5 dólares americanos.
Abierto de lunes, martes, miércoles de 10.00 h. a 16.00 h., los jueves, viernes, sábados y domingos desde las 10.00 h.
hasta hora indicada segunda temporada. La dirección es Bay St. Bridgetown.

Frente a la playa al otro lado de la carretera principal se encuentra la catedral de San Patricio, templo católico romano, es una de las dos catedrales que hay en la isla. Construida en 1848 se vió incendiada en 1897 teniendo que ser edificada nuevamente y acabada en 1899 y consagrada en 1903. Hoy en día es la sede de un centro de formación católico. No pudimos acceder a su interior porque se encontraba cerrada.

Decidimos regresar al barco para almorzar, fuimos las 14.05 h., al restaurante Red Velvet, el almuerzo lo sirven desde las 12.30 h. hasta las 14.30 h., se puede pedir a la carta o servirte en el buffet. Pedimos como entrante un milhojas de verduras y planto principal una brocheta de cordero. Terminado el almuerzo nuevamente salimos del barco para ir a andorrear por Bridgetown, había que seguir descubriendo la ciudad. 

Nos fuimos caminando, hasta llegar al Parlamento y la Galería Nacional de Héroes, es el órgano nacional legislativo del país, es uno de los más antiguos del mundo, ocupa el tercer lugar. Este inmueble de estilo neogótico edificado entre 1870 y 1874 está compuesto por dos edificios en el año 2011 fueron declarados propiedad de la Unesco para ser protegidos como centro histórico de Bridgetown. En el interior está el museo del parlamento de Barbados mostrando la historia de la institución, eventos y las personalidades de importancia que han marcado la historia del país. En la recepción hay una tienda de recuerdos. Desgraciadamente cuando nosotros fuimos a visitarlo estaba cerrado. Está abierto a las visitas de los ciudadanos de Barbados y a extranjeros, en el siguiente horario: el lunes, miércoles, jueves y viernes de 10.00 h. a 16.00 h., los sábados de 10.00 h. a 15.00 h. Permanece cerrado martes y domingos. Hay visitas guiadas y se realizan según disponibilidad. Los tickets se obtienen en la taquilla de la recepción cuestan 10 dólares de Barbados por adulto (13,51 € aproximadamente) los niños menores de 3 años tienen acceso gratuito, tienen que ir acompañado por un adulto. Los minusválidos, los miembros de Barp e ICOM se benefician de un descuento del 50% del valor del ticket, siempre que presenten un documento que lo acrediten y los estudiantes de Barbados tendrán acceso gratuito. Las visitas para grupos son concertadas, se consideran grupos a partir de 5 personas y como máximo 25 miembros. Los grupos escolares tendrán que hacer la reserva con al menos 2 semanas de antelación, las compañías de turismo 48 h. Para más información aquí os dejamos la página web:wwwbarbadosparliament.com ¡Ojo! está prohibo aparcar en el patio del parlamento, hacer fotografías y vídeos en el interior del edificio, entrar con bebidas, alimentos, el móvil encendido, mascotas, armas y acceso con ropa playera.

La estatua de Nelson, es una escultura en bronce del almirante naval Lord Nelson colocada el 22 de marzo del 1813 en la Plaza de los Héroes Nacionales antiguamente llamada Trafalgar Square, allí también está la fuente del jardín.

El memorial por la Primera Guerra Mundial, es un obelisco que conmemora las guerras mundiales realizado en piedra coralina y granito gris. Fue creado en 1925 en memoria de los fallecidos durante la Primera Guerra Mundial, más tarde se agregó una losa con los nombres de los que perdieron la vida durante la Segunda Guerra Mundial.

Paseamos por el puente de Chamberlain, fue creado en la segunda mitad del siglo XIX entre 1865 y 1872 su nombre es en honor a Joseph Chamberlain, el ex-secretario de Estado Británico para las colonias. En 1872 era levadizo fue desmantelado y reconstruido entre 2005 y 2006 siendo un puente levadizo con técnicas más modernas. Situado en el canal marino del río Careenage en la bahía de Carlisle. Alrededor de él hay una gran cantidad de tiendas, bares, restaurantes, embarcaciones que dan paseos por la islas, etc.

El arco de la Independencia, este monumento festeja la independencia de la isla de las colonias de Inglaterra. Se localiza al sur del puente de Chamberlain.

Nos paramos para tomarnos una fotografía en el letrero que podíamos leer gracias por visitar Barbados que se encuentra en puerto de Bridgetown, no os vamos a engañar nos quedamos unos minutos en la terminal del puerto para conectarnos a internet,
¡recuerdas! antes os comentamos que es gratuito, ahora sí era el momento de dejar la ciudad para subir al barco.

Nosotros nos disponíamos de más tiempo para otras visitas, nos quedamos con ganas de ir a visitar la cueva de Harrison, galería donde podrás ver formaciones de estalactitas, estalagmitas.

A las 19.30 h., todos teníamos que estar abordo, el barco salió a las 20.00 h., dejando el puerto de Bridgetown (Barbados) poniendo dirección a Puerto España (Trinidad y Tobago) la distancia entre ambas ciudades es de 205 millas náuticas.

Antes de ir a cenar esa noche fuimos hasta el teatro Lvanguardia, situado en el puente 6 y 7, para asistir al espectáculo de Wonderland, ¡recuerda! está prohibido por derechos de autor tomar grabaciones y fotografías. Los huéspedes con la cena del segundo turno, como en nuestro caso, el espectáculo comenzaba a las 19.30 h., y los huéspedes que tenían el primer turno de cena el espectáculo era a las 21.30 h.
A las 21.00 h., entramos en el comedor del restaurante Red Velvet, pedimos como entrante una sopa de cebolla de plato principal unos espaguetis con almejas y de postre un plato de fruta. Ahora si, era el momento de ir a la cama, buena noches andorreros.

Nos despertamos a las 7.00 h., de la mañana aún no habíamos llegado a Puerto España (Trinidad y Tobago) preparamos las cámaras, mochilas y demás utensilios que llevamos, fuimos a desayunar y acabada la comida subimos a la cubierta del barco para ver la llegada del barco al puerto marítimo de Puerto España.

Trinidad y Tobago, es un país situado frente a la costa oriental de Venezuela a tan sólo 11 kilómetros. Este archipiélago está formado por dos isla principales además de varias islas más pequeñas, siendo las principales como su nombre indica Trinidad y Tobago, la primera que hemos nombrado tiene una superficie de 4.784 km², es la más importante del archipiélago y es donde se encuentra la capital Puerto España, Tobago se ubica al noroeste de Trinidad teniendo una superficie de 300 km², son las islas más meridionales de las Antillas.
¿Sabías que el carnaval de Trinidad es muy conocido mundialmente?

Los miembros de la Unión Europea no necesitan visado para visitar el país siempre que la estancia sea inferior a tres meses, tienen que tener un billete de avión de vuelta el pasaporte vigente.

La moneda es el dólar trinitense (TTD), 1 €= 8,11 dólares trinitenses. Aunque los dólares americanos los suelen aceptar sin problemas. Las tarjetas de crédito las aceptan aunque en algunos establecimientos aplican un recargo de un 5%, en cambio en la isla de Tobago no en todos los lugares aceptan las tarjetas de crédito.

Las propinas no suelen estar incluidas en los servicios de restaurantes, taxis, hoteles, etc., siendo la tasa de un 10% del valor total de la factura.

El idioma oficial es el inglés, también se habla el hindú y criollo.

No es obligatoria ninguna vacuna tan sólo la de la  fiebre amarilla si los viajeros y turistas proceden de un país con riego de transmisión o han visitado en los últimos meses algún país afectado. Se recomienda estar vacunado de la rabia, hepatitis A y B, tétano, es necesario llevar repelente para mosquitos, siempre beber el agua embotellada.

La temperatura del país tiene una media anual de 26ºC, es un clima tropical, con una temporada seca de noviembre a mayo y la época de lluvias y de más calor va de junio a octubre, es la mejor época para ver tortugas, no olvides llevar impermeable para la temporada de lluvias.

A las 8.30 h., bajamos del barco. El puerto hay pequeños puestos donde venden recuerdos, artesanía, ropa, calzados, etc., había una chica repartiendo mapas y callejeros de la ciudad cogimos uno, a la salida de los turistas y viajeros podrás ver como personas se ofrecen hacer tour turísticos en furgonetas colectivas. Dicho puerto se encuentra a unos minutos caminado a pie del centro de la ciudad, no es necesario contratar ninguna actividad, la recomendamos para visitar otras parte más alejadas de la isla. 

En ese día teníamos pensado ir a visitar la playa de Maracas, situada en la isla de Trinidad a una hora en coche de la ciudad capital de Puerto España, cuando nosotros visitamos el país permanecía cerrado el acceso a ella por las lluvias y huracán que hubo meses anteriores destruyeron las carreteras y calles. Es una playa de aguas cristalinas rodeada de una densa vegetación.

Con mapa en mano nos fuimos a andorrear por la ciudad, el primer edificio que nos encontramos fue el inmueble del Parlamento de la República de Trinidad y Tobago, en la parte baja de su fachada vimos un mural donde se podía ver y leer celebración del 50 aniversario de la Independencia de Trinidad y Tobago 1962-2012, en uno de los costados del edifico está el monumento a las medallas olímpicas de Trinidad y Tobago.

Iniciamos nuestro recorrido por el paseo marítimo Brian Lara, su nombre es en honor al jugador de críquet Brian Charles Lara, en la Plaza de la Independencia podemos ver una escultura a este jugador, a lo largo de esta avenida se encuentra una gran cantidad de tiendas, bares, restaurantes, bancos, puestos ambulantes, vimos una escultura haciendo memorial del capitán Cipriano, y las canciones de Bob Marley sonaban por las calles, ¡nos hacía pensar!,
¿estamos en Puerto España o en el país de Jamaica?, nos encontrábamos por nuestro paso a mucha gente rastafari. También se podían ver espectáculos callejeros.
Al final de la avenida está la catedral católica romana de la Inmaculada Concepción edificada en 1832, es llamativa por poseer unas bonitas vidrieras. Es la sede de la archidiócesis de Puerto España. El acceso al interior es gratuito.

Continuamos caminando hasta llegar a las puertas del museo y Galería de Arte Nacional, muestra la historia colonial de Puerto España y de todo el país, hay exposiciones de obras de artista nacionales, trajes de carnaval, etc. La entrada es gratuita. El horario de visitas es de martes a sábados de 10.00 h. a 18.00 h. Los lunes y los domingos permanece cerrado. Está prohibido hacer fotografías y grabaciones en el interior. Para más información aquí os dejamos la página web:wwwnmag.gov.tt. Ubicado en el extremo sur del distrito de Sabana en la Calle Frederick.

Justo al lado se halla el centro cultura de NAPA, es la academia Nacional de Artes Escénicas, el lugar ofrece actividad cultural de instrumentos musicales nacionales, imparte enseñanza, rendimiento, lugar de entretenimiento y también tiene la función de la promoción de la industria del turismo cultural de Trinidad y Tobago. El edificio tiene una arquitectura moderna dando el aspecto de la flor nacional de Trinidad y Tobago “la Chaconia” con una superficie de más de 3.000 m², su sala de espectáculo acoge a 1.500 butacas, sala de practicas de enseñanza, hotel para visitas de artistas y jardín. Se sitúa en la Calle Frederick.

El parque memorial, es un parque urbano público diseñado para la conmemoración de los veteranos de Trinidad y Tobago que lucharon en la primera Guerra Mundial y en la Segunda Guerra Mundial. En el centro hay colocado un monumento haciendo homenajes a ellos. Este parque se encuentra adyacente al edificio de NAPA. El acceso al interior es gratuito.

El Queens Park Savannah, es un gran parque, es el pulmón verde más grande de la ciudad, es utilizado para deportes como cricket, carreras de caballos, jogging, para festejar el carnaval, etc.

El jardín Botánico Tropical, es un jardín urbano donde hay una gran cantidad y variedad de especies vegetales y animales tropicales. Presenciamos como una pareja de novios estaba realizado el reportaje de fotos, ¡felicidades pareja! La entrada es gratuita. Abierto todos los días desde las 6.00 h., de la mañana hasta las 18.00 h.

Cogimos un taxi para ir a visitar el monasterio de San Benedicto porque está a 17 km a 36 minutos en coche y a pie a
3 h. y 17 minutos, hay que hacer una subidas al estar en el monte Benedicto, había que ir a visitarlo y volver al barco,
¡no nos queríamos quedar en tierra! El trayecto subida+bajada el taxi nos costó 25 dólares americanos
(20,37 € aproximadamente). Por el camino el taxista nos hizo una parada en el mirador Lady Young, desde obtuvimos estas fantásticas vistas panorámicas de la ciudad de Puerto España. Allí hay alrededor una gran cantidad de puestos callejeros con comida, bebidas, recuerdos, etc., incluso había artistas callejeros tocando el tambor.

Volvimos a subir al vehículo para llegar hasta el monasterio de San Benedicto más conocido como la abadía de nuestra señora del Exilio, fundada en octubre del 1912 por una orden de monjes que provenían de Brasil, para ser refugio de los que sufrían persecuciones religiosas. Hoy en día este inmueble acoge a la iglesia de San Benedicto, sector de seminario, escuela de capitación profesional, monasterio, hogar para ancianos y acoge a un centro de rehabilitación por las drogas. ¡Recuerda! debes llevar una vestimenta apropiada no camisetas de tirantes y el pantalón o falda que cubran las rodillas. El acceso a la iglesia es gratuito, aunque hay una urna que se pide dejar una donación de 5 dólares trinitenses
(0,61 € aproximadamente).

Terminada la visita, volvimos al taxi para que nos llevara hasta el puerto marítimo, había que volver al barco. Otras visitas interesantes en la ciudad son el fuerte de George, visitar una fábrica de ron, plantaciones de coco, café, playas, etc.¡Recuerda! sí visitas una fábrica de ron está totalmente prohibido hacer fotografías y grabaciones, si te pillan te pueden multar con multas económicas de un importante valor económico.

A las 17.30h., todos teníamos que estar abordo, el barco abandonaba Puerto España (Trinidad y Tobago) para dirigirse hacia San George (Granada) la distancia entre ambas ciudades es de 122 millas náuticas.

Como siempre perdemos la noción del tiempo volvía a ocurrir lo mismo como en días anteriores no llegábamos a tiempo del horario del restaurante y buffet, volvimos al buffet L’Africana y Zanzibar a esa hora ofrecen pizza, ensaladas y frutas. Optamos por comer lo último que hemos nombrado, y luego a las 18.30 h., volvimos a ese mismo buffet donde abría para servir la cena. Esa noche había carne de ternera cortada al corte, una variedad comidas en diferentes salsas, pasta, pizza, panes, verduras, frutas, etc. Ese día nos saltamos el espectáculo estábamos agotados nos fuimos a nuestro camarote para descansar.

Hoy iniciamos el día con un buen desayuno donde no faltaba una tortilla de verduras, yogurt, frutos, secos, kiwi, sandía y una taza de café. El barco a las 7.30 h., de la mañana ya estaba en el puerto de San George.

San George es una ciudad perteneciente al país insular de Granada, siendo el segundo más pequeño del hemisferio occidental, detrás de San Cristóbal y Nieves, con tan sólo una superficie de 344 km², localizado en las Antillas Menores del caribe, en la zona suroeste del mar del caribe. Es denominada como la “isla de las especias”. Son grandes exportadores de la nuez moscada, el cacao y el macis (es un arilo del árbol de la nuez moscada, cascara de la semilla), también producen canela, clavo, jengibre, etc. Este país ofrece playa paradisiacas, submarinismo, buceo, snorkel, windsurf, navegación, bosques tropicales, cascadas, lagos, rutas de senderismovisitas culturales, etc.
Aunque en el 2004 el huracán Iván destruyó gran parte del país.

Para entrar en país es necesario tener el pasaporte en vigor, los países de habla hispana no necesitan visado para estancias inferiores a 90 días. Otras nacionalidades consultar la página del gobierno de Granada. Aunque los cruceristas ya sabéis que estamos exentos de visados, siempre que no tengamos ningún vuelo en el aeropuerto de dicho país.

El idioma oficial es el inglés, también se hablan lenguas criollas.

La moneda es el dólar caribe este, 1 €= 3,31 dólares caribeños este.

El clima es tropical húmedo y caluroso, la estación lluviosa va desde junio hasta septiembre, pero no te preocupes durante todo el año hace calor.

No hay que ponerse ninguna vacuna obligatoria ni hay ningún riego sanitario importante, es aconsejable beber siempre agua embotellada, y evitad los cubitos de hielo.

Bajamos del barco, pudimos ver que había otro crucero atracado junto al nuestro un Royal Caribe, entramos en la terminal de cruceros Melville Cruise que está en la propia ciudad, donde hay una gran cantidad de tiendas donde venden recuerdos, ropa, calzado, tecnología, etc. Nos daban la bienvenida un grupo de música caribeña. En dicha terminal hay una pequeña oficina de turismo donde podrás obtener un mapa de la isla y callejeros, también podrás beneficiarte de 20 minutos de wifi gratis por móvil. No es necesario contratar ninguna excursión o tour para visitar San George, se puede explorar caminando.

San George es una ciudad que tiene un estilo arquitectónico francés donde se pueden ver calles adoquinas empinadas que nos recordaba a la ciudad de San Francisco (EE.UU), casas criollas del siglo XIX muy coloridas y pintorescas. Es considerado como uno de los pueblos más pintorescos del caribe.

Vimos el Carenage es un pequeño puerto marítimo donde hay pequeñas embarcaciones de yates y barquitos, situado en el cráter de un antiguo volcán.

El fuerte de San George, fortificación situada a 53 metros de altitud sobre la bahía de San George que domina la isla, edificado en 1705 en el siglo XVIII por los franceses, llamándose Fuerte de Roya en 1763 los británicos tomaron posesión de él, cambiándole el nombre pasando a ser llamado fuerte de San George en honor al rey George III. Vimos cañones de la época de Napoleón y baterías. En su patio fue asesinado Maurice Bishop por un pelotón. Se piensa que en el pasado todos los fuertes de la ciudad estuvieron conectados por una serie de túneles, hoy en día aún se ven algunos pasajes subterráneos. Desde él obtuvimos unas fantásticas vistas panorámicas del puerto, la terminal de cruceros, de la ciudad e incluso de la playa Grand Anse. El fuerte es hoy en día es la sede de la policía local y academia. La entrada nos costó 5,35 dólares caribeños este por persona (1,63 € aproximadamente) El ticket para niños cuesta 2 dólares caribeños este por cada uno (0,62 € aproximadamente) El horario de visitas es de lunes a viernes de 8.00 h. a 19.00 h.

La iglesia anglicana de San George levantada en 1825 de estilo gótico, su torre reloj es visible practicamente desde toda la ciudad, es el templo más importante de la isla. El acceso al interior es gratuito, aunque se pide dejar una donación. Se encuentra en la Calle Church, localizada en lo alto de una colina.

La catedral de la Inmaculada Concepción, templo católico posee una torre de estilo gótico construida en 1818, es la sede de la diócesis de San George, anteriormente en el solar donde hoy está este templo hubo una pequeña capilla dedicada a Santiago. El acceso al interior es gratuito, aunque como en el templo anterior se pide dejar una donación.

Cogimos un taxi para ir hasta el fuerte de Frederick queda un poco alejado y para llegar hasta él a pie se tarda unos
42 minutos
caminado por una carretera llena de curvas y empinada, en coche tardamos 8 minutos El taxi nos costó iba+vuelta un total de 10 dólares americanos (8,12 € aproximadamente) ¡Qué flojos nos estamos volviendo!

El fuerte de Frederick situado en lo alto de Richmond Hill, esta fortificación fue construida a finales del siglo XVIII siendo acabada de construir en 1791. Presenta un mejor estado de conservación que el fuerte de San George. La entrada nos costó 5,35 dólares caribeños este por persona (1,63 € aproximadamente) El ticket para niños cuesta 2 dólares caribeños este por cada uno (0,62 € aproximadamente).

Terminada la visita nos fuimos a disfrutar de un chapuzón en las aguas cristalinas, transparentes de la playa BBC, rodeada de vegetación. Alquilamos dos hamacas pagamos por cada una 5 dólares caribeños
(1,52 € aproximadamente).

Si dispones de más tiempo puedes visitar el museo Nacional, se encuentra en lo que fue el antiguo cuartel del ejercito francés, edificado como prisión en 1704. Hoy enseña al visitante la historia que muestra la vida salvaje de la isla, una colección de trajes de carnaval, objetos utilizados durante el cultivo y extracción de caña de azúcar, etc.
El horario de visitas es de lunes a viernes de 9.00 h. a 16.30 h., los sábados de 10.00 h. a 13.30 h.
Ir hasta La playa Grand Anse, situada al sur de la ciudad de San George a unos 3 km, visitar el jardín de esculturas submarinas de Jason Taylor, donde podrás ver unos fondos marinos decorados con esculturas a más de 20 metros de profundidad, hacer rutas de trekking, practicar deportes acuáticos, etc.

A las 16.30 h., todos teníamos que estar abordo, el barco salió a las 17.00 h., del puerto de San George (Granada) con dirección a Basseterre (San Cristóbal y Nieves) entre ambas ciudades hay una distancia de 318 millas náuticas.

Ahora sí nos fuimos hasta el barco, almorzamos en el restaurante Red Velvet, donde esta vez no pedimos a la carta, nos servimos en el buffet que pone a disposición de sus clientes. Una vez acabada la comida bajamos al camarote donde pasamos la tarde sentados en las sillas que teníamos en nuestro balcón desde donde pudimos ver el horizonte de olas y espuma que se producían cuando el barco iba navegando, y contemplar como se iba perdiendo el sol en el horizonte.

Tomamos unas copas y asistimos a ver el espectáculo al teatro LAvanguardia, donde representaron
“Las Aventuras de Tintin” espectáculo de ejercicios acrobáticos. Acabada la actuación nos fuimos a cenar y más tarde a dormir.

En ese día no tuvimos que poner el despertador el barco no llegó al puerto hasta las 11.00 h., de la mañana, nos levantamos a las 9.00 h., ¡hacía años que no nos levantamos tan tarde! Decidimos no ir a desayunar hasta que no fuera más tarde para hacer desayuno almuerzo.

El barco atracó en el puerto de Basseterre a las 11.00 h., de la mañana, para las 11.20 h., estábamos nosotros desembarcando. No es necesario contratar ninguna actividad o tour si piensas visitar la ciudad, el puerto esta a pocos metros del centro de la ciudad, por lo que puedes visitar la ciudad a pie sin problemas. En la misma terminal del puerto hay una gran cantidad de tiendas de recuerdos, bares, cafeterías y un pequeño puesto de información turística donde pudimos obtener un callejero de la ciudad y mapa del país.

Basseterre situado en la isla de San Cristóbal es la capital del país de San Cristóbal y Nieves, estas dos islas están separadas por el estrecho de Narrows de 3 km, en concreto de las islas de Barlovento, este país es el más pequeño tanto en tamaño como en población de todo el continente americano con una superficie de 261 km², se encuentra en el norte de las Antillas Menores del Caribe, son de origen volcánico. Basseterre, la mayoría de la población de la isla es descendiente de los esclavos africanos, ciudad de sólo 6,1 km², posee unas viviendas de arquitectura caribeña con una mezcla de influencias europeas y africanas.

No hace falta visado para la entrada en el país, tan sólo un pasaporte con vigor al menos 6 meses.

El idioma oficial es el inglés.

El clima es tropical húmedo, con una media de casi 27ºC durante todo el año. La temporada seca va de enero hasta abril, la de lluvias entre junio y noviembre, la llegada de huracanes puede afectar a la isla en los meses de julio a octubre.

La moneda es el dólar del caribe Oriental, 1 €= 3,32 dólares del caribe Oriental.

No hay ninguna vacuna obligatoria, aunque es aconsejable estar vacunado de la Hepatitis A y B, y tétano, siempre beber agua embotellada y evitad los cubitos de hielo.

Iniciamos nuestras visita en la ciudad en el museo nacional, en él pudimos ver una exposición de trajes de carnaval, recetas típicas del país, maquinaria utilizada para obtención de caña de azúcardeportes, personajes ilustres, objetos, cuadros, etc. Está permitido hacer fotografías en su interior, eso sí, ¡recuerda! sin flash. La entrada nos costó 5 dólares del caribe orientales (1,52 € aproximadamente).
El horario de visitas es de lunes a viernes de 8.00 h. a 16.00 h., los sábados y domingos de 8.00 h. a 14.00 h.

La iglesia anglicana de San George, al principio fue una iglesia católica la de Notre Dame y lugar de entierro de Philippe de Longvilliers de Poincy (gobernador francés de la isla entre 1639-1660) El templo se vió destruido por los británicos y en su lugar construyeron una iglesia anglicana, la que hoy podemos ver, dandole el nombre que actualmente tiene. Su fachada actual corresponde al 1869. La entrada al interior es gratuita, aunque se pide dejar una donación.

A pocos metros del anterior templo se encuentra la iglesia Wesley Methodist, este templo en madera y piedra ha sido en varias ocasiones reformado y reconstruido debido a varios huracanes, terremotos, etc. Cuando nosotros visitamos la zona permanecía cerrado.

El mercado de Abasto, es lugar donde lugareños cada día se acercan hasta él para comprar verduras, frutas, carnes y pescados. Inmueble de una sola planta edificado en madera con techo de chapa. Abierto todos los días de lunes a sábados.

Pasamos por la puerta de la sede de la policía de Basseterre, este inmueble acoge actualmente a la comisaría de la policía de la ciudad.

A unos metros del lugar vimos una pequeña rotonda donde se puede ver el monumento a la Victoria, una fuente que por cierto no estaba encendida, presentando un aspecto de algo de abandonado.

Comenzó a llover intensamente, nos tuvimos que resguardar en el porche de una vivienda, para no mojarnos, permanecimos más de 1 h., y la lluvia parecía que no quería parar, y nosotros íbamos ¡bien veraniegos!, con chanclas, sin impermeable ni paraguas, a lo loco… ¡quien nos iba a decir que iba a llover! con el sol que nos estaba calentando hacía unos minutos antes, cansados de esperar, iniciamos el camino hacia el puerto donde se encontraba el barco. ¡Podéis imaginaros como llegamos! totalmente empapados, las calles se quedaron desiertas, el agua nos llegaba hasta los tobillos.

A las 18.30 h., todos teníamos que estar abordo, el barco abandono el puerto de Basseterre (San Cristóbal y Nieves) a las 19.00 h., poniendo rumbo hasta Fort de France (Martinica), la distancia entre ambas ciudades es de 189 millas náuticas.

Una vez en el barco nos dimos una ducha para entrar en calor, con tanta agua ¡estábamos medio congelados! Fue una pena nos quedaron algunas visitas como la plaza de la Independencia, la catedral de la Inmaculada Concepción, el Circo, el edificio de justicia, etc. ¡Pero tranquilos! a la semana siguiente el barco volvía a este puerto, terminaríamos de visitar el restos de la ciudad, eso sí si haber si la lluvia no nos aparece.

Nos fuimos a cenar al restaurante donde nos pedimos como entrante una ensalada tropical y plato principal filete de ternera acompañado de verduras, de postre un plato de fruta.

Al día siguiente nos despertamos a las 7.00 h., faltaba unos 0.30 minutos para que el barco llegara al puerto de Forte de France (Martinica) aquí una gran mayoría de cruceristas terminaban sus vacaciones en el barco y para otros era lugar de embarque, nosotros continuamos una semana más de crucero.

El puerto está a unos 15 minutos aproximadamente caminado del centro de la ciudad, si piensas visitar la ciudad no es  necesario contratar ninguna actividad o tour. En el propio puerto hay una chica entregando mapas y callejeros de la ciudad.

La isla de Martinica es conocida como “la isla de las flores” una isla montañosa y de origen volcánico perteneciente al departamento de Ultramar francés desde el 1946, forma parte de la Unión Europea, situado en las Antillas Menores del Caribe, con una superficie de 1.128 km², con 80 km de largo y 39 km de ancho, se encuentra entre la islas de Dominica y Santa Lucía. La capital de la isla es Forte de France, ciudad llamativa por sus casas coloniales de diferentes colores, su bahía, fuerte de San Luis, etc.

La isla de Martinica al pertenecer a la Unión Europea, las personas pertenecientes a la Unión Europea y Suiza están exentos de visado, otras nacionalidades consultar la página web del Ministerio de Asuntos Exteriores:www.diplomatie.gouv.fr.

El idioma es el francés y también se habla el criollo.

La moneda es el euro (), 1 euro= 1,23 dólares americanos.

Las propinas como en el resto de Francia, en el servicio está ya incluidas en el precio, por lo que no estas obligado a dejar nada.

Al formar parte de Francia como territorio de Ultramar los datos móviles los puedes dejar activados (eso si cuando subas en el barco y comienza la navegación no, porque pagaras una gran factura) hacer uso de tu móvil tanto llamadas, mensajes, internet, etc., debido a formar parte de la Unión Europea.

Tiene un clima tropical marítimo, con una temperatura anual de 26ºC,  la estación seca es de febrero a abril, la estación de lluvias va de mayo a noviembre. Aunque es cierto que el día puede presentarse espléndido de sol y de repente comenzar una lluvia en tormenta tropical.

No hay ninguna vacuna obligatoria, es recomendable estar vacunado de la Hepatitis A y B, triple vírica fiebre tifoidea, se puede beber agua del grifo en las poblaciones principales, en las demás zonas puede estar contaminada, por lo que aconsejamos beber siempre agua embotellada, eso sí no olvides llevar repelente para mosquitos.

Una vez desayunados nos acercamos hasta el teatro LAvanguardia, punto de partida de excursiones, la noche anterior habíamos contratado a bordo del barco una excursión en Fort de France que nos llevaría haber tortugas marinas y a la playa de Anse dArlet. La actividad nos costó 75,90 € por persona, para niños tiene un coste de 52,90 € por cada uno. Estuvimos mirando haberlo contratado con la empresa Ykeva un paseo en catamaran para ir a ver las tortugas marinas, no nos daba disponibilidad para ese día, la actividad cuesta 50  por persona, para niños tiene un coste de 20 € por cada uno. Aquí os dejamos la página web:wwwykeva.

Unas 35 personas bajamos con una chica del barco en el puerto de Fort de France nos acercamos donde estaba el catamarán (el catamarán tiene una capacidad para 48 personas) de la empresa Ykeva, con la cual realizamos la activada, subimos a él, es un catamaran motorizado de tipo submarino en la plata inferior cuenta con ventanas panorámicas submarinas donde podríamos ver las tortugas marinas. Antes de comenzar el viaje el personal del barco nos hizo una demostración de como tener que colocarse el chaleco salvavidas en caso de emergencia. Iniciamos un paseo acompañados de una guía de la empresa Ykeva, nos dió una pequeña explicación en francés, con traducciones en inglés, de la historia de la bahía de Flemish mientras íbamos atravesando de camino a LÎlet á Ramiers, es un islote verde de pequeñas dimensiones, localizado frente a las costas. El catamarán se detuvo durante unos minutos en este islote pudiendo permitir a los visitantes obtener unas fotografías de la cueva de los murciélagos. Continuamos con el viaje hasta llegar a Cap Salomon, nos detuvimos en el embarcadero de la localidad de Les Anses d Arlet, donde bajamos y pasamos unos 40 minutos en la playa de Anse dArlet, de aguas cristalinas y arena gris, la mitad del grupo continuó en el barco y se adentro mar adentro para ver desde la planta inferior del catamarán a las tortugas marinas. Pasado eses tiempo volvieron a recogernos al grupo que nos habíamos quedado en la playa, y era para nosotros el momento de observar a las tortugas marinas, es cierto que vimos unas cuantas, además de peces, estrellas de mar, etc., eso sí las fotografías son casi imposibles de sacarlas debido a que el cristal de la ventanilla crea muchos reflejos y para nosotros fue casi imposible sacar una buena fotografía. Pasados unos 40 minutos fuimos a recoger al resto del grupo poniendo dirección hasta el puerto de Fort de France. Mientras tanto nos sirvieron unos aperitivos, zumos, refrescos incluso pudimos probar el ron que se comercializa en la isla. La actividad tiene una duración de casi 4 h.

Una vez en puerto decidimos subir al barco para ir almorzar al restaurante donde nos pedimos como entrante una ensalada y plato principal filete de aguja acompañado de arroz y habichuelas, de postre un plato de fruta, una vez acabada la comida volvimos a bajar esta vez para irnos a andorrear por la ciudad.

Salimos del puerto marítimo de Fort de France, giramos a la izquierda y seguimos un paso pintado de rayas azul y blanco, continuamos caminado hasta llegar al centro de la ciudad.

La casa del Gobernador, inmueble que fue construido a principios del siglo XX siendo inaugurado en el 1928 ocupando toda una manzana tiene dos plantas y una fachada en forma de “U” lineal en color blanco con torreones en las esquinas. Está declarado monumento histórico desde el 20 de marzo del 1991. El recinto se encuentra cerrado por una verja, tan sólo abierto para el personal de administración. Situado en la Calle Victor Sévère.

La biblioteca Schoelcher, tiene el nombre del político y escritor francés Victor Sévère, es una biblioteca pública fue diseñada por el arquitecto Henri Pick, edificio en estilo ecléctico, estructura metálica con toques romanos y árabes, en Paris para la Exposición Universal de 1889 y luego fue traída hasta Fort de France pieza a pieza en un barco. Fue catalogada como monumento histórico en 1993. Acoge a más de 130.000 volúmenes la mayoría donados por Víctor Sévère. El acceso al interior es gratuito. El horario de visitas los lunes de 13.00 h., a 17.30 h., de martes a jueves de 8.30 h.
a 17.30 h., viernes de 8.30 h., a 17.00 h., los sábados de 8.30 h. a 12.00 h. Los domingos permanece cerrada.
Se encuentra en la Calle Victor Sévère.

El parque Savane, es un espacio verde público, en el pasado fue utilizado por los gobernadores para dar discursos locales. Hoy en día es el pulmón verde de la ciudad. En él nos encontramos la estatua de María Josefina Rosa Tascherde la Pagerie, presentado un estado de decapitación (sin cabeza) la que fue la esposa de Napoleón. Se dice que los martiniqueños supieron que su familia favorecían la esclavitud, por ese motivo decidieron arrancarle a la escultura la cabeza y hacerla desaparecer. El monumento a Belain d Esnambuc, estatua en bronce colocada en un pie de mármolBelain d Esnambuc fue el que tomó la isla en 1635 estableciendo el primer asentamiento francés. El monumento a los Caídos, hace homenaje a todos los caídos en diferentes guerras y conflictos de la isla desde que fuera colonia francesa a lo largo de la historia. En la zona hay una hilera de kioscos donde hay instalados bares, tiendas de recuerdos, etc.

El museo de arqueología precolombina y prehistoria de Martinica, situado en una casa del siglo XIX, vivienda de tres plantas, edificado en ladrillo con múltiples ventanales cubiertos por rejas y en la última planta hay un balcón corrido teniendo una barandilla de forja. En su interior acoge una exhibición con más de 2.000 piezas, que han sido halladas en la isla en excavaciones. La entrada a la exposición permanente cuesta 4 € por persona, para niños entre 3 a 12 años, para la tercera edad y minusválidos tiene un coste de 2 € por cada uno. La entrada es gratuita cada último sábado del mes. Los pagos se hacen en efectivo. El horario de visitas el lunes de 13.00 h. a 17.00 h., los martes a viernes de 8.00 h. a
17.00 h., los sábados de 9.00 h. a 12.00 h. La dirección es Calle de la Libertad 9, situado frente al parque La Savane.

El fuerte de San Luis, data del siglo XVII, fue edificado durante el reinado de Luis XIII, domina el acantilado a la entrada del puerto marítimo. En él se alberga una base naval, actualmente activa. Tan sólo se puede visitar de lunes a viernes a través de alguna empresa de turismo. Por lo que no pudimos acceder a su interior.

Comenzó a llover fuerte, nos vimos obligados a entrar en el restaurante Hasta la Pizza, donde nos tomamos dos nestea pagamos un total de 6 €. Tuvimos que esperar casi 1 h, a que parara la lluvia, os podemos decir que el local estaba vacío y se lleno al completo, las calles se quedaron totalmente desiertas. La dirección es Calle Ernesto Deproge.

Continuamos con las visita hasta llegar a la Plaza Monseñor Romero en ella está la catedral de San Luis, edificada en 1895 por el arquitecto Henry Piq, ha tenido que ser reconstruida a lo largo de los años debido a huracanes, terremotos, incendios, etc. Tiene un campanario de estilo romano, en su interior destaca por las pinturas murales y frescos que decoran los techos paredes, en la capilla mayor alberga a varias tumbas de gobernadores. No pudimos acceder a templo porque permanecía cerrado. El horario de visitas lunes, viernes y sábados de 6.30 h. a 11.00 h., los martes, miércoles y jueves de 14.30 h. a 16.00 h. La entrada es gratuita.

A unos pocos metros del lugar llegamos hasta la Plaza de la Legitimidad Defensa, donde está el edificio del antiguo Palacio de Justicia, construido a principios del siglo XX hoy en día alberga al Centro Cultural “Camille Darsières” donde se imparten clases de música y audición. En los jardines pudimos ver el monumento a Víctor Schoelcher, escultura tallada en piedra, representándolo a él acompañado de un joven esclavo en el camino de la libertadVíctor Schoelcher, fue el principal responsable del movimiento de la abolición de la esclavitud en el caribe.

El teatro municipal Aimé Césaire, inmueble de estilo neoclásico antiguamente fue el ayuntamiento de Fort de France, hoy en día es el teatro municipal de la ciudad. Situado en la Calle República 47.

Enfrente del Teatro está el centro comercial Cour Perrinon, es un moderno centro comercial que abrió al público en diciembre del 2008 con dos plantas de altura, alberga en su interior una gran cantidad de tiendas donde encontramos de todo desde un supermercado (Carrefour) tiendas de ropa, calzado, zapatería, joyas, regalos, librería, muebles, etc., dispone de bares y cafeterías y un aparcamiento subterráneo.
Abierto de lunes a sábados desde las 8.00 h. hasta las 19.00 h.

Llegamos hasta la Plaza Fabien Véronique, es una plazoleta adornada de árboles, plantas, con bancos y farolas, en el centro está presidida por la estatua de Louis Joseph Ernest Deproge, nació en Fort de France el 15 de agosto de 1850 y falleció el 15 de septiembre del 1898 en Sanvic (Seine-Maritime) fue abogado y miembro de Martinica desde 1882 hasta 1898.

El museo Regional de Historia y Etnografía, se encuentra en una vivienda burguesa colonial, rodeada de un jardín. La vivienda recrea en su interior una casa de finales del siglo XIX mostrando como fue en aquella época la vida cultural y cotidiana en Fort de France, enseñando mobiliario, objetos, utensiliostrajes de época, etc. El museo abrió al público en 1999, la entrada para adulto tiene un coste de 3 € por persona, para niños hasta 12 años pagan 0,75 € por cada uno para la tercera edad el acceso es gratuito. Se paga sólo en efectivo. El horario de visitas es lunes, miércoles, jueves y viernes de 8.30 h. a 17.00 h., los martes de de 14.00 h. a 17.00 h, los sábados de 8.00 h. a 12.00 h. La dirección es Boulevard de Gaulle 10.

Nuevamente comenzó a llover y está vez no teníamos ningún establecimiento cerca para entrar y resguardarnos de la lluvia, recogimos corriendo el trípode y la cámara y nos fuimos hasta la fachada de un bloque de edificios, eso sí, teníamos compañero, un vagabundo que dormía entre cartones. Tuvimos que permanece en el lugar casi 90 minutos, Sergio, incluso se hizo amigo del mendigo, es una pena encontrarse a un joven con tan sólo 23 años enganchado a las drogas y viviendo en la calle.
¡Al fin paró la lluvia! era el momento de regresar al barco. 
Ha sido una pena no poder entrar a ningún museo, e iglesia debido a ser sábado por la tarde y estar cerrados.

Una vez en el barco, nos arreglamos para ir a cenar al buffet, esa noche había simulacro de emergencia debido a los nuevos pasajeros que embarcaron en el puerto, nosotros estábamos exentos de realizarlo, ya que asistimos en el día de nuestro embarque.

Todos teníamos que estar abordo a las 21.30 h., el barco salió del puerto de Fort de France (Martinica) a las 22.00 h., poniendo dirección a Pointe á Pitre (Guadalupe) la distancia entre ambas ciudades es de 109 millas náuticas.

Otro día más amanecíamos a bordo del crucero, aun no habíamos llegado a Pointe á Pitre, subimos a desayunar al buffet y luego subimos a la cubierta para ver llegar al barco al puerto de Pointe á Pitre. ¡Recuerdas! esta ciudad la visitamos la semana anterior en el crucero, como ya habíamos visitado la ciudad, para ese día decidimos ir a descubrir la isla de Basse-Terre, es una de las dos principales islas que componen a Guadalupe. Concretamente al visitar el Parque Nacional Guadalupe, para ir allí es necesario contratar una actividad, tours, o coger un taxi. 

Cogimos un taxi a las a fueras del puerto de Pointe á Pitre subimos a él para llegar al parque, nos cobró por el desplazamiento ida+vuelta 50 . Por el camino nos detuvimos en la región de Capesterre-BelleEau, donde hay un templo hindú de Changy, es el único de toda la isla. Construido entre 1973 y 1974 por René Komla en el lugar donde estaba la capilla dedicada a Maliémin. Este templo es lugar de peregrinación y reflexión, la sala principal está dedicada a Maliémin, también tiene santuarios dedicados a Maldevelin, guardián del templo, a Vinayagar, el Dios elefante, a Saraswati protector de las artes y la literatura. Estaba cerrado tuvimos que contemplarlo desde el exterior.
El horario de apertura de 6.00 h. a 8.00 h.

El Parque Nacional Guadalupe fue fundado en 1970, tiene una superficie de 17.300 hectáreas se encuentra en el extremo sur de la isla de Basse-terre es una selva tropical donde hay una gran cantidad de especies vegetales como de fauna donde se puede realizar diferentes rutas de trekking llegar hasta el volcán de La Sofriere, la cascada Carbet es una caída de agua formada por tres descensos de agua, etc. Las rutas están señalizadas y marcan el tiempo estimado en poder realizarlas, el suelo es irregular hay subidas, bajadas, escalones, escaleras, etc., se debe llevar un calzado cerrado y que no resbale, un impermeable, suele llover bastante en la zona. Pudimos apreciar como en alguna zonas las barandas, escalones eran inexistentes o presentado un aspecto de roto, debido al último huracán María que hubo en la zona. No recomendamos la visita para personas que tenga una movilidad reducida.
La entrada al parque nos costó por adulto 2,30  por persona, para niños hasta 12 años pagan 1,20 € por cada uno. Las familias compuestas de 2 adultos+2 niños como edad máxima 12 años, pagan un total de 4,50 €. El pase anual para adulto cuesta 6 €. El horario de visitas es de lunes a domingo de 8.00 h., a 16.30 h. En el parque a pocos metros de la taquilla donde se adquieren los tickets hay unos wc, eso sí, papel higiénico no tienen. Terminamos la visita en el lugar, en fin hicimos un trekking hasta llegar a la cascada de Carbet, el parque es imposible de verlo al completo en un día. ¡Es inmenso!

Si dispones de más tiempo puedes ir las mejores playas de la isla se encuentra en Gosier, Saint-Francois y Sainte-Anne de arena blanca y aguas cristalinas, para los amantes del surf deben ir a la costa este de Grande-Terre a Moule y Porte dEnfer, para los que buscan practicar el buceo tienen que acercarse hasta la reserva de Cousteau, situado en la isla de Pigeon, cerca de Basse-Terre.

Volvimos al barco almorzamos pedimos como entrante una ensalada tropical, de plato principal una lasaña de verduras, de postre un plato de fruta. Acabada la comida, cogimos las toallas de la playa del camarote y pasamos el resto de la tarde dándonos un chapuzón en las piscinas de la cubierta, acompañados de la animación que ofrecieron clases de aerostretching, de merengue, etc.

A las 18.30 h., todos teníamos que estar abordo, el barco abandono el puerto de Pointe á Pitre (Guadalupe) para poner rumbo a San Johns (Antigua y Barbuda) la distancia entre ambas ciudades es de 131 milla náuticas.

El sol se iba y comenzaba anochecer, era el momento de irnos al camarote darnos una ducha y quedarnos sentados un rato en el balcón de la habitación observando al barco navegar. Esa noche nos saltamos la cena estábamos atiborrados de tanta comida.

A las 7.00 h., de la mañana el barco llegó al puerto de San Johns (Antigua y Barbuda) como estaba lloviendo decidimos permanecer en barco haber si se despejaba el día. A las 9.00 h., el sol cubría la ciudad momento para ir a descubrirla.

El puerto marítimo de San Johns está a unos pocos metros del centro de la ciudad, no es necesario contratar ninguna actividad, se puede visitar a pie, no ofrece demasiado para ver. Es más aconsejable ir a pasar el día en algunas de sus playas. En la terminal del puerto hay empresas que ofrecen tour por las mejores playas y calas de la isla por unos 20 dólares americanos por persona (16,33 € aproximadamente). En la terminal de autobuses salen  bus a la playa suelen cobrar por trayecto 1 dólar americano por cada uno (0,83 € aproximadamente).

El país de Antigua y Barbuda, está situado entre el mar Caribe y el océano Atlántico, formado por dos islas principales Antigua y Barbuda además de una serie de islas de menor tamaño, tiene una superficie total de 442,6 km², pertenece a las Antillas Menores del Caribe. La capital del país es San Johns es el principal centro comercial de todo el país, situada en la isla de Antigua, es llamada como “tierra de 365 días” debido al gran número de playas y calas de arena blanca y aguas transparentes que posee la isla. Es una ciudad con viviendas muy coloridas típicamente caribeñas.

Para estancias inferiores a tres meses no se necesita visado, un pasaporte con vigor valido como mínimo hasta seis meses después de la llegada.

El idioma oficial es el inglés, también se habla el criollo.

La moneda es el dólar caribe este, 1 €= 3,31 dólares caribeños este.

El clima es tropical durante todo el año, la temporada más seca es de febrero a mayo, el periodo más húmedo va entre septiembre y noviembre.

No hay vacuna obligatoria, es recomendable estar vacunado de la hepatitis A y B, tétano, siempre beber agua embotellada, no puede faltar el repelente para mosquitos.

En la terminal del puerto hay un puesto de información turística donde pudimos obtener un callejero y mapa de la ciudad.

El Heritage Quay, es un centro comercial, donde puedes encontrar un lugar perfecto para realizar compras. Donde hay productos de marca; ropas, calzados, joyas, relojes, electrónica, cosmética, bebidas alcohólicas, bares, restaurantes, etc., también hay vendedores que venden artesanía y productos locales ¡Recuerda! están libres de impuestos, para poder beneficiarte de los descuentos se debe presentar el pasaporte como prueba de identidad y documento de viaje.

La catedral de San Johns, construida en el siglo XIX en el mismo solar donde hubo anteriormente dos catedrales de los siglos XVII edificada en madera y XVIII diseñada en piedra, se vieron destruidas por varios terremotos. En la fachada sur en la puerta de entrada al recinto está flanqueada por la estatua de bronce de San Juan Evangelista y San Juan Bautista. El templo es de estilo barroco, su interior ha sido restaurando cubriéndolo totalmente de madera, aún continúan los trabajos en él, pudimos ver como los bancos estaban cubiertos de plástico, su altar de andamios, etc. Su fachada presenta un estado de deterioro y abandono. Sus dos torres se divisan desde muchos puntos de la ciudad. La iglesia está rodeada por un jardín donde hay tumbas excavadas en la tierra. La entrada es gratuita, aunque te obligan a dejar un donativo.

A unos pocos metros de este templo se encuentra la iglesia de Josephs y San Patricio, a la que no pudimos acceder porque permanecía cerrada. Nos hicimos una fotografía en sus puertas y cuando no íbamos a marchar nos damos cuenta y llevamos una manada de perros callejeros detrás de nosotros nos siguieron unos metros, ¡qué pena, pobres animales!

Nos encontramos con un arco donde había un rotulo escrito que se podía leer “Bienvenidos a San Johns” nos hicimos unas fotografías y continuamos caminando hasta llegar al parque Victoria, es el mayor espacio verde de la ciudad.

El Prince Klass, nacido en 1691 en la costa de oro, llegó a Antigua en 1701, fue un esclavo africano que se rebeló en 1736, expresando su libertad y la de sus compañeros, terminó siendo decapitado. Este monumento es un memorial en honor a él se construyó en 1993, se localiza en un pequeño parque.

Llegamos hasta el monumento VC Bird, representa a Sir Vere Corn Wall Bird, político caribeño, es una estatua del primer ministro padre fundador de la independencia en Antigua y Barbuda, simboliza el liderazgo para todos los ciudadanos. Desde el 1994 fue nombrado hombre héroe nacional. Situada en una plazoleta en Valley Rd, San John’s.

Justo detrás se encuentra el mercado público de San Johns donde pudimos ver frutas, verduras y productos artesanales. Nuestro olfato pudo oler y nuestra vista observar un colorido de los productos locales. Los lugareños no nos permitieron tomar fotografías de sus productos. El sábado es el día más animado donde encontraras más gente realizando compras.

El museo de Antigua y Barbuda, está en el inmueble del antiguo Tribunal, muestra la historia del país y sus gentes hasta la Independencia de Gran Bretaña en 1981. La entrada tiene un coste de 3 dólares caribe este
(0,92 € aproximadamente) Situado en la Calle Long.

Era el momento de regresar al barco, almorzamos en el buffet del restaurante LAfricana y Zanzibar, acabada la comida, fuimos hasta nuestro camarote para colocarnos el bañador y pasamos la tarde en la piscina, tomamos cada uno una piña colada en el bar de la piscinas. Pagamos un total de 10,35 €.

A las 16.30 h., de la tarde todos teníamos que estar abordo, el barco abandono a las 17.00 h., el puerto de San Johns (Antigua y Barbuda) poniendo dirección a la ciudad de Kingstown (San Vicente y las Granadinas) la distancia entre ambas ciudades es de 251 millas náuticas.

Esa noche era el coctel de gala, las 18.00 h., hasta las 19.00 h., en los salones de los puente 5, 6 y 7, en el puente 7 a partir de las 20.30 h., hasta las 21.00 h., había la oportunidad de conocer al capitán Stefano Aiello, (tomarte una fotografía con él), a los oficiales y los responsables de otros departamentos.

A las 21.00 h., fuimos a cenar al restaurante Red Velvet, como entrante pedimos una sopa de marisco, de plato principal un plato de gambas con arroz  y de postre un plato de fruta. Bueno esto fue por ese día, ¡buenas noches andorreros!

Al día siguiente el barco a las 8.00 h., se encontraba en el puerto de Kingstown (San Vicente y las Granadinas) para las
8.30 h., nosotros estábamos desayunados y listos para bajar al puerto.

El puerto de Kingstown, hay una oficina de turismo donde obtuvimos un callejero y mapa de la isla, dicho puerto se encuentra a pocos metros del centro de la ciudad, por lo que no es necesario contratar ninguna actividad y tours, la ciudad en si no ofrece demasiado. En la terminal del puerto pudimos conectarnos a una red de wifi que había abierta aunque no iba demasiado bien.

El país de San Vicente y las Granadinas, situado al norte de Venezuela y de las islas de Granada, está isla forma parte del archipiélago de las Antillas Menores del Caribe. Tiene una superficie de 389 km², formado por la isla de
San Vicente, las Granadinas además de muchas más de menor tamaño. La isla de San Vicente es la más importante del archipiélago en ella se encuentra la capital del país Kingstown, isla volcánica con una superficie de 345 km². Ofrece visitas culturales, senderos para realizar trekking, playas de arena blanca y negras, eso sí con aguas de color turquesa, donde poder realizar deportes acuáticos, etc ¿Sabías que en la playa de Wallilabou Bay se rodó una escena de la película de Walt Disney Piratas del Caribe en 2003? Hoy en día aún conserva los escenarios y decorativos de la película.

Todos los visitantes tienen que tener un pasaporte en vigor, excepto el nacional OECS, que pueden visitar con la prueba de la licencia de conducir de ciudadania. Se requiere visa para las siguientes países: China, República Dominica, Jordania, Iraq, Iran, Siria, Líbano y Nigeria. Para más información es aconsejable visitar la página del ministerio de San Vicente y las Granadinas.

El idioma oficial es el inglés, también se habla el criollo.

La moneda es el dólar del caribe Oriental, 1 €= 3,32 dólares del caribe Oriental.

El clima es tropical húmedo con una temperatura media durante todo el año de 18ºC a 31ºC. La estación seca va de enero a abril, la temporada de lluvias es de julio a octubre.

No hay ninguna vacuna obligatoria, aunque es recomendable estar vacunado de la Hepatitis A y B, tétano. Se puede beber agua del grifo, pero es más aconsejable tomarla embotellada.

Fuimos caminando hasta llegar al fuerte de Charlotte, en unos 35 minutos llegamos, hay subidas empinadas hasta llegar al él, para personas con movilidad reducida puede resultar agotador, ir en coche se tarda unos 10 minutos aproximadamente. El fuerte de Charlotte es un complejo de baterías, cuarteles, etc., hoy en día en desusó, su edificación se inició en 1786 y fue acabado de construir en 1806, su nombre se debe en honor a la esposa del rey George III. Fue la principal defensa de la isla. En el fuerte hay una sala donde pudimos ver varios cuadros donde muestra la historia de la gente del Caribe Negra, cañones del siglo XVII, increíbles vistas panorámicas de San Vicente, se dice que en días despejados es posible ver la isla de Granada. Fue escenario del rodaje de la película “Piratas del Caribe” Se encuentra elevado a la entrada de la bahía de Kingstown a 196 metros sobre el nivel del mar. La entrada es gratuita. La dirección es Clare Valley.

Terminamos la visita y nos dirigimos hasta el centro de la ciudad, a visitar la catedral anglicana de San Jorge, levantada en 1820 en el siglo XIX, sobre las ruinas de una iglesia que fue destruida por un huracán en 1780. El templo que hoy podemos ver es de arquitectura georgiana, es la sede de la diócesis de las Islas de Barlovento. La entrada al templo es gratuita, aunque se pide dejar una donación. Se localiza en la Calle Grenville.

La catedral católica de Santa María también llamada de Nuestra Señora de la Asunción, se creó en 1823 ha sufrido restauraciones a lo largo de la historia como ampliaciones en 1930. El edificio que hoy podemos ver fue acabado en la década de 1930 presenta una combinación de estilos morisco, bizantino, veneciano, flamencorománico. Parte del inmueble alberga a un colegio de niñas. Situada en la Carretera North River.

La iglesia metodista, este templo al principio se edificó por los esclavos liberados, fue dedicada por primera vez el 1 de agosto de 1841 por Rev. Después del huracán de 1898 se realizaron reparaciones en el campo de batalla y el trabajo extenso se hizo en el 2006 y se volvió a dedicar a Rev Víctor H Job el 28 de octubre del 2007 por el superviviente y presidente del distrito. Una campana cuelga del campanario de 1907 adyacente al cementerio de la iglesia. La entra al templo es gratuita.

Nos encontramos este monumento donde pudimos leer en una placa el siguiente texto “A la gloria de Dios y en memoria de los hijos de Santo Vicente que dieron sus vidas por el rey y el país en la Gran Wara 1914-1918. Funcionarios oficinista no comisionados y hombres que fueron asesinados en combate o que murieron a causa de heridas infligidas por accidentes o enfermedades contagiadas durante el servicio activo durante la Gran Guerra”

El jardín botánico de San Vicente y las Granadinas, fuimos caminando tardamos unos 12 minutos, en coche se puede llegar en unos 3 minutos. Fueron creados a mediados del siglo XVIII, acoge una gran cantidad de variedades tropicales en árboles, arbustos y plantas. Es uno de los más antiguos del hemisferio Occidental, tiene una superficie de 81.000 m². Dentro de él está el complejo Nicholas Wildlife Aviary el cual mantiene un programa de cría en cautividad para la conservación del loro vulnerable de San Vicente, es el pájaro nacional de país. Se encuentra a las afueras de la ciudad de Kingstown a 1,6 km. La entrada nos costó 2 dólares del caribe Oriental (0,61 € aproximadamente).

Terminamos la visita en el jardines ahora si, cogimos un taxi para ir a la playa de Indian Bay, en el vehículo tardamos en llegar unos 17 minutos, si vas caminando se puede llegar en 1 h. y 22 minutos. El taxi ida+vuelta nos costó 20 dólares americanos (16,22 € aproximadamente) Es una de las playas más populares para los habitantes de San Vicente, que se desplazan hasta el lugar los fines de semana. Aquí nos pudimos dar un baño en sus aguas, tomar el sol y obtener unas vistas del islote de Young Island. En la zona hay pequeños puestos donde poder tomar un refresco, alquilar una hamaca, etc.

Esto fue todo lo que visitamos en la ciudad de Kingstown, a las 17.30 h., todos teníamos que estar abordo, el barco salió a las 18.00 h., del puerto de Kingstown poniendo dirección a la Romana (República Dominicana) nos esperaba una noche y día completo de navegación, la distancia entre ambas ciudades es de 551 millas náuticas.

Fuimos almorzar al restaurante del buffet y el resto de la tarde no la pasamos en el camarote pasamos fotos al ordenador, y conectados a wifi, esa noche no fuimos ni a cenar, ¡estamos atiborrados de tanta comida!

Esa mañana no pusimos el despertador, nos despertamos con los rayos de sol que se colaban por el balcón,
¡hay que día más largo se nos iba hacer! nosotros con los activos que somos ¡todo el día en el barco! desayunamos, terminamos de comer y nos fuimos a la cubierta de la piscina para coger una hamaca a la sombra, ya era imposible…
¡estaban todas cogidas!, bueno cogimos unas al sol, nos bañamos en la piscina, contemplamos como el barco navegaba, asistimos a clase de aerostretching, bachata, incluso a clases de tango, almorzamos, vimos el espectáculo en el teatro L’Avanguardia, “el espectáculo debe continuar” cenamos, etc. En fin, así pasamos el día.

Ese día tocaba madrugón, nos levantamos a las 6.00 de la mañana, nos arreglamos y las 6.20 h., bajamos a desayunar aún no habíamos llegado a la Romana (República Dominicana) A las 7.00 h., fuimos de los primeros en desembarcar.

En el puerto de la Romana, tan sólo hay puestos de recuerdos, algunos bares y restaurantes, debes contratar alguna actividad, tour o coger un taxi para desplazarte y visitar lugares como: altos de Chavón, ir a la isla de Catalina, isla Saona, visitar algún cenote, la cueva de las Maravillas o ir como en nuestro caso hasta la ciudad de Santo Domingo. Salimos del puerto, a la salida están la parada de taxi, aquí cogimos un taxi turístico lo compartimos con tres parejas de rusos que también querían ir a visitar Santo Domingo. Pagamos un total de 60 dólares americanos por pareja
(48,97 € aproximadamente) Emprendimos el viaje desde la Romana hasta llegar a la ciudad de Santo Domingo hay una distancia de 127 km, como aún era muy temprano no había demasiado tráfico en 1 h. y 35 minutos llegamos a ella. El día estaba gris y amenaza con lluvia. El taxista dominicano que nos tocó Daniel de La Cruz Aquino, era muy simpático nos hizo que el viaje se nos hiciera corto con sus bromas.

República Dominicana, es el segundo país más grande de la región del caribe detrás de Cuba, teniendo una superficie de 48.442 km², se encuentra rodeado por el Océano Atlantico al norte y por el Mar del Caribe al sur. Su capital es Santo Domingo, es la ciudad más Antigua del Nuevo Mundo.

Para entrar en el país es necesario tener un pasaporte en vigencia, los extranjeros miembros de la Unión Europea,
Gran Bretaña, Estados Unidos o Canadá pueden entrar presentado una tarjeta de turista, tiene un coste de 10 € ó
10 dólares americanos, teniendo una vigencia de un año a partir de la fecha de compra, es valida para una visita hasta 30 días, pudiendo ser utilizada una sola vez. Si el tiempo es superior hay que pagar una tarifa dependiendo de los días de extensión. Se puede adquirir en el aeropuerto o en la página web:wwwdgii.gov.do/tarjetaturistica.

El idioma oficial es el español.

La moneda es el peso dominicano1 € = 59,89 pesos dominicanos. En algunos establecimiento aceptan dólares americanos.

No hay ninguna vacuna obligatoria, aunque es aconsejable estar vacunado de la Hepatitis A y B, tétano y contra la fiebre tifoidea. Llevar repelente para los mosquitos y siempre beber agua embotellada.

El clima es tropical durante todo el año con una temperatura media entre 19ºC a 34ºC. La estación más calurosa va de mayo a octubre y la estación más fría es de noviembre a abril.

Nuestra primera parada fue en el Faro a Colón, monumento dedicado a Cristóbal Colón, descubridor del nuevo mundo. La edificación tiene una estructura de grandes dimensiones, es de hormigón con forma de pirámide en cruz. El inmueble fue diseñado por el arquitecto J.L Gleave en 1931 siendo acabado en 1992, tiene 210 metros de largo con
10 plantas escalonadas dando el aspecto de una pirámide maya. En su interior hay un museo que muestra exposiciones de objetos procedentes de España, países de América y China. Se dice que en él están los restos del almirante Cristóbal Colón, esto es toda una polémica los españoles a través del análisis del ADN dicen que se encuentran en la ciudad andaluza de Sevilla. El edificio se iluminado por las noches en fechas o en ocasiones especiales. Se permiten tomar fotografías sin flash, las grabaciones están prohibidas, entrar con paraguas, bolsos grandes, paquetes, alimentos, bebidas y animales. La entrada nos costó 100 pesos dominicanos (1,68 € aproximadamente) El horario de visitas es de martes a domingo de 9.00 h. a 17.00 h., los lunes permanece cerrado. La dirección es Av. Boulevard del Faro, Villa Duarte.

Terminada la visita subimos al vehículo, unos kilómetros más adelante bajamos del taxi, teníamos 2 horas para visitar el casco histórico de Santo Domingo, se puede hacer completamente a pie.

Iniciamos la visita en el Parque Colón, inaugurado en 1506 llamado Plaza Mayor de Santo Domingo y en 1887 pasó a llamarse como Parque Colón. Durante la época colonial hasta hoy en día ha sido utilizado como lugar para festejoscelebraciones, fiestas, eventos sociales, etc. Forma parte del patrimonio de la Humanidad de Santo Domingo. La plaza está presidida por la estatua haciendo homenaje a Cristóbal Colón, realizada por el escultor E. Gilbert en el siglo XIX. El lugar se encuentra rodeado de restaurantes, bares, tiendas y justo detrás se sitúa la catedral Santa María la Menor, más tarde la visitaremos, en ese tiempo estaban realizan misas y permanecía cerrada a las visitas.
Se encuentra en la Calle Isabel la Católica.

La lluvia se hacía presente, esperábamos que fuera un pequeño chaparrón y desapareciera. A escasos metros del lugar está la Calle de las Damas ¿Sabías que fue la primera calle que trazaron los europeos en el continente americano? En 1502 por orden del gobernador Nicolás de Ovando, aunque al principio era llamada Calle La Fortaleza, más tarde paso a llamarse por su nombre actual, debido a que muchas mujeres de clase alta paseaban por este lugar luciendo sus mejores trajes.

La atravesamos y nos encontramos edificios como: la casa de Hernán Cortés, hoy en día embajada de Francia, la vivienda de Nicolás de Ovando, el inmueble más antiguo de Santo Domingo, actualmente es un hostal, la casa de Bastidas, la antigua vivienda de Rodrigo de Bastidas, hoy es un museo del Niño Dominicano.
La Fortaleza Ozama, levantada a principios del siglo XVI como la primera estructura militar de la isla para proteger la ciudad de los ataques de piratas y conquistadores.

La antigua iglesia de los jesuitas, construida entre 1714 y 1745 en el siglo XVIII en 1958 pasó a ser el Pateón de la Patria, es un mausoleo donde acoge a los restos humanos de los más importantes héroes dominicanos. En el lugar hay una guardia de honor permanente. El acceso al interior es gratuito, se pide por respecto permanecer en silencio.
Situado en la Calle de las Damas.

Adyacente a este pateón está la Plaza María de Toledo, levantada sobre las ruinas de dos viviendas del siglo XVI, en honor a la primera virreina consorte de las Indias, María de Toledo (1490-1549) se convirtió en la primera dama de la alta nobleza en llegar a la primera ciudad del nuevo mundo. Está plaza quiere recordar a la más importante figura femenina de la oligarquía española del siglo XVI en la Española.

El Palacio de la Real Audiencia, mandado construir por orden del rey Fernando II de Aragón en 1511 para ser utilizado como las oficinas administrativas de las colonias españolas en las Américas desde el 1976 es el museo de las Casas Reales. Muestra el descubrimiento de América, conquista y la colonización española, en 9 salas formado por dos edificios que se encuentran comunicados entre si. Desde el 1990 ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La entrada nos costó 100 pesos dominicanos por persona (1,68 € aproximadamente) El precio incluye el uso de audioguía. El horario de visitas es de martes a domingo de 9.00 h. a 17.00 h., permanece cerrado los lunes.
La dirección es Calle de las Damas, Esquina Mercedes.

La Capilla de Nuestra Señora de los Remedios, edificada por Francisco Dávila, fue utilizada como capilla particular de varias familias adineradas durante la colonia y panteón familiar, venerada a Nuestra Señora de la Altagracia, paso a estar en ruinas y se vió restaurada en 1884 pasando a ser venerada a Nuestra Señora de los Remedios. Cuando nosotros la visitamos había una exposición de Iris Pérez Romero, de la serie anatomía del ser humano, acrílica sobre Formica. El horario de visitas de lunes a viernes de 9.00 h. a 13.00 h. La mayor parte del tiempo permanece cerrada sólo abre para actividades culturales. El inmueble ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se encuentra frente las Casas Reales.

El reloj de sol, data de 1753 diseñado durante el reinado de Carlos III, es una columna de piedra que funciona con el movimiento de la tierra, la construcción proyecta una sombra mostrando la hora exacta, tiene dos caras la sureste marca las horas por la mañana y la parte suroeste indica las horas de la tarde, fue de mucha utilidad para los oficiales de la época podían saber la hora que era. Permanece en el mismo lugar en el que fue establecido en 1753.
¿Sabías qué es una de las pocas piezas de este tipo que se mantiene en funcionamiento en América?
Situado en la Plazoleta del Reloj del sol, al final de la calle de las Damas, justo antes de llegar a la Plaza de España.

La Plaza de España también conocida o llamada como Plaza de la Hispanidad, en ella se realizan eventos durante todo el año y de todo tipo, está empedrada y enfrente se sitúa el Alcázar de Colón, dicha plaza está presidida por la estatua en honor a Nicolás de Ovando, fue gobernador de la isla desde 1502 hasta 1509. Durante el mes de diciembre se coloca un gigante árbol de Navidad presidiendo la plaza. En la parte superior de la plaza hay bares, restaurantes, etc.

El Alcázar de Colón, fue el palacio residencial de Diego Colón y su familia, este fue el virrey de las Indias e hijo del navegante Cristóbal Colón. El inmueble se construyó entre 1510 y 1514 con rocas coralinas y en una mezcla de estilos mudéjar y gótico. Tiene dos niveles con cinco arcos a cada lado, en el interior hay 55 estancias y un total de 72 puertas y ventanas. En 1870 fue declarado Monumento Nacional. Comenzó a presentar un estado de ruinas viéndose restaurado en 1955. Actualmente es el museo Álcazar de Colón, muestra 22 estancias conservadas de las 55 originales, pudiendo ver objetos, tapices, mobiliario de los siglos XIV, XV y XVI. La entrada tiene un coste de 100 pesos dominicanos por persona (1,68 € aproximadamente) El precio incluye el uso de audioguía.
El horario de visitas es de martes a domingo de 9.00 h. a 17.00 h., permanece cerrado los lunes.

La Puerta de la Misericordia también conocida o llamada Puerta de Santiago o Puerta Grande. Esta fue la primera puerta de la muralla de la ciudad de Santo Domingo construida en 1534, cerca de ella se encuentra un patio que sirvió como zona de ejecuciones para aquellos que eran condenados a muerte, luego se construyó una pequeña capilla. Desde aquí, Ramón Matías Mella, disparó el trabucazo de la Independencia y Francisco del Rosario Sánchez ondeó la bandera dominicana declarando la Independencia de la República Dominicana.
Situada en la Calle Arzobispo Portes.

Pasamos por las puertas de la primera casa de piedra de América, levantada en 1502, actualmente acoge al Banco Popular Dominicano. Situado en la Calle Isabel la Católica.

Era el momento de volver para visitar la catedral y basílica de Santa María de la Encarnación también llamada de  Nuestra Señora de la Anunciación. La primera piedra fue colocada en 1514 por Diego Colón y no fue acabada hasta el 1540 todo el recinto tiene una superficie de 3.000 m², edificada en piedra calcárea posee diferentes estilos desde gótico a renacentista. Cuenta con tres puertas de acceso, a la principal por el Parque Colón, la Puerta Mayor se accede a través de un atrio y a la puerta del Perdón o de Geraldini por el sur de la plazoleta de los Curas, desde está última es por donde acceden los turistas y se adquiriere las entradas al templo. En su interior hay 14 capillas laterales. El templo alberga sepulcros como: el mausoleo del Arzobispo Meriño, el sepulcro del Obispo Alessandro Geraldini, o la tumba de Rodrigo de Bastidas entre otros muchos. Considerada como el principal monumento de Santo Domingo, es la iglesia más antigua del Nuevo Mundo. Fue declarada en 1546 la primera catedral del Nuevo Mundo por el Papa Pablo III a petición del emperador Carlos V. Está dedicada a Santa María de la Encarnación ¡Recuerda! para poder entrar no se puede vestir con tirantes, escotes y las piernas deben ir cubiertas al menos hasta la rodilla, si no cumples los requisitos en la entrada te dejaran un pareo para que te lo coloques durante la visita, es gratuito, terminada la visita hay que devolverlo. La entrada nos costó con audioguía 70 pesos dominicanos (1,18 € aproximadamente) sin audioguía cuesta 50 pesos dominicanos (0,84 € aproximadamente) El horario de visitas es de lunes a sábados de 9.00 h. a 17.00 h.
La dirección es Calle Isabel La Católica, Zona Colonial.

Nos fuimos hasta el parque Duarte, creado en el siglo XIX, ha tenido diferentes nombres a lo largo de la historia Plaza Anacaona, de Santo Domingo, del convento de los Dominicos, hasta el día 20 de noviembre de 1891 que recibió su nombre actual “Parque Duarte” está presidido por la estatua de Duarte que fue uno de los padres de la Patria y fundadores de la República Dominicana. En la zona hay árboles, plantas bancos, etc. Aquí nos esperaba Daniel, ¡recuerda! nuestro taxi, subimos a la furgoneta para ir en dirección a la Romana, pero nuestros compañeros rusos tenían más ganas de seguir visitando lugares de República Dominicana, vamos querían conocer el país en unas pocas horas. Decidimos ir a Altos de Chavón, por lo que tuvimos que pagar cada pareja unos 20 dólares americanos más por el taxi
(16,11 € aproximadamente).

Tardamos 1 h. y 50 minutos en llegar al complejo turístico Casa de Campo famoso por tener unos increíbles campos de golf, nosotros visitamos altos de Chavón es una pequeña villaréplica de una aldea mediterránea del siglo XVI, siendo realmente construida en 1976, aquí está la iglesia de San Estanislao de Cracovia fue consagrada en 1979 por el Papa Juan Pablo II, hoy en día es muy demandada para celebraciones de bodas, el anfiteatro de estilo griego al aire libre con una capacidad para 5.000 personas, en él se realizan representaciones artísticas tanto de nivel nacional como internacional, desde Altos de Chavón obtuvimos unas vistas panorámicas del río Chavón, en la zona también hay galerías, el museo del ámbar y larimar, el arqueológicotiendas, bares, restaurantes, etc. Aunque no te hospedes en el Resort Casa de Campo pagando una entrada o en una visita de tour podrás acceder al lugar. La entrada nos costó
5 dólares americanos por persona (4,03 € aproximadamente) ¡recuerda! a la entrada al recinto te pedirán el pasaporte, si no lo llevas y estás realizando un crucero, tan sólo con mostrar la tarjeta cruises card, te dejarán acceder.
El horario de visitas de 8.00 h. a 17.30 h.

Tocaba el momento de regresar al barco, fue un día lluvioso, por momentos nos caía una tromba de agua como nos salía el sol, pero el gran chaparrón nos esperó en el tramo de la terminal del puerto hasta llegar al barco ¡acabamos totalmente empapados! A las 15.00 h., de la tarde todos teníamos que estar abordo, el barco abandonó el puerto de la Romana (República Dominicana) poniendo dirección a Basseterre (San Cristobal y Nieves) la distancia entre ambas ciudades es de 391 millas náuticas.

Subimos a la embarcación, almorzamos en el restaurante buffet, que por cierto estaba a reventar, parece que todos nos habíamos puesto desacuerdo para almorzar, el resto de la tarde la pasamos en el camarote haciendo trabajos con el ordenador.

A las 19.30 h., nos acercamos hasta el teatro LAvanguardia para ver el espectáculo “ las Aventuras de Tintin”, fue un espectáculo de ejercicios de acrobacia, terminada la actuación era el momento de cenar en el restaurante Red Velvet, como entrante pedimos sopa de cebolla y de planto principal ternera en salsa, de postre fruta. Esto fue todo por ese día, era el momento de ir a descansar.

Al día siguiente el barco no llevó al puerto de Basseterre hasta las 12.00 h., almorzamos antes, para luego bajar y comenzar a visitar la ciudad de Basseterre (San Cristóbal y Nieves) ¡recuerdas! está ciudad la visitamos en días anteriores en la primera semana de crucero, nos quedaron lugares pendientes debido a la lluvia que nos calló encima. En la terminal del puerto cogimos un nuevo callejero en el puesto de información turística, el otro que teníamos quedó totalmente mojado con la lluvia. Horas antes había llovido en Basseterre las calles estaban mojadas, cruzábamos los dedos para que nos lloviera. Salimos del puerto y unas calles más arriba nos llevaron al Memorial Berkeley, el  Circo, es una rotonda de pequeñas dimensiones de estilo victoriano donde hay un reloj colocado en el centro con cuatro caras.

La plaza de la Independencia, antes llamada Plaza Pall Mall, fue renombrada el 19 de septiembre de 1983, en conmemoración de la Independencia de San Cristóbal y Nieves del Reino Unido, es un espacio público, en el centro hay una fuente realizada en piedra eregida para conmemorar el suministro de agua corriente de las montañas Olivees hasta Basseterre en el siglo XIX.
¿Sabías qué en el pasado fue lugar dónde se hacían las subastas de esclavos? hoy en día es una zona ajardinada llena de árboles, arbustos, bancos, estando presidida por la fuente, de la que hemos hablado. Es una zona transitada tanto por residentes, turistas y viajeros.

La catedral de la Inmaculada Concepción es un templo católico edificado en piedra gris, diseñada por el padre Claeys, se encuentra aun lado de la Plaza de la Independencia. El acceso al interior es gratuito, aunque se pide dar una donación. Un poco más abajo de la catedral se sitúa el edificio de Justicia, inmueble del siglo XX, presenta un buen estado de conservación, actualmente está en funcionamiento.

Bueno este fue nuestro paso por la ciudad, volvimos al barco, a las 18.30 h., todos teníamos que estar abordo, el barco salió a las 19.00 h., abandonando el puerto de Basseterre (San Cristóbal y Nieves) y poniendo dirección hasta la ciudad de Fort de France (Martinica) la distancia entre ambas ciudades es de 189 millas náuticas.

Nos subimos al barco y fuimos al camarote para hacer las maletas, había que ponerlas en el pasillo al lado de la puerta de la cabina con la etiqueta del color que nos habían asignado para el desembarque al día siguiente, en nuestro caso era de color lila, hay que ponerlas en el pasillo entre las 21.00 h. 00.00 h. Nos dirigimos hasta la recepción para saldar la cuenta, el periodo de tiempo iba desde las 21.00 h., hasta las 00.00 h., o las 7.00 h., del día del desembarque.

Asistimos al último espectáculo del teatro LAvanguardia, Paris, Paris y realizamos nuestra última cena en el restaurante de entrante sopa de marisco, de plato principal salmón y postre fruta ¡Buenas noches andorreros!

Este último día nos levantamos a las 7.00 h., de la mañana, el camarote teníamos que dejarlo libre a las 8.00 h., nos dimos una ducha y subimos a desayunar, el último desayuno de este crucero, ¡las vacaciones llegaban a su fin!, ¡lo bueno se acaba pronto! A las 9.10 h., fuimos hasta el teatro LAvanguardia, para proceder al desembarque, a la salida del barco fuimos hasta la zona donde dejan el equipaje de los clientes que no han comprado a MSC el paquete de crucero+vuelos. Como nosotros compramos los vuelo independientes, el traslado al aeropuerto no lo teníamos incluido, fuimos hasta la parada de taxis y compartimos el traslado en furgoneta con una pareja de alemanes y unos recién casados franceses, el trayecto fue de 17 minutos unos 13 km. Pagamos 10 € por persona.

Llegamos al aeropuerto A. Cesaire, tomamos asiento y a esperar a que pasaran las horas, faltaban más de 7 h., para poder facturar el equipaje, ¡menos mal que teníamos internet! Almorzamos en el Burguer King está justo enfrente del aeropuerto al cruzar la calle, en el propio aeropuerto tan sólo hay un pequeño local donde venden bocadillos. Pagamos por la comida un menú de hamburguesa y dos ensaladas un total de 18 €. Pasado el tiempo de espera nos acercamos hasta los mostradores de la compañía aérea Air France donde facturamos el equipaje hasta el aeropuerto de Orly y nos dieron los tickets para el traslado desde el aeropuerto de Orly hasta el de Charles De Gaulle, del bus Direct. Pasamos el control de seguridad y nos sentamos hasta que comenzó el embarque.
¡Al fin llegó el momento! para el embarque, ¡otra vez nos tocaba un avión antiguo!, con poco espacio entre las piernas, escaso entretenimiento abordo, etc. Iniciamos el despegue y comenzaron las turbulencias, durante más de 3 horas hubo turbulencias se vieron obligados a suspender el reparto de la cena. Que más tarde nos servirían. Hacía años que no habíamos tenido un vuelo tan malo, en esos momentos piensas ¡porque no nos quedaremos en casa! No descansamos nada,
¡qué largo se nos hizo el viaje!, el trayecto fue de 8 h. y 15 minutos.

Al fin aterrizamos en el aeropuerto Paris Orly, bajamos del avión y fuimos hasta las cintas para recoger el equipaje, teníamos una escala de 3 h., entre vuelos. Salimos y fuimos hasta la parada de autobuses y localizamos el bus número 2, entregamos los tickets y subimos a él, tardamos casi 1 h. y 10 minutos en llegar al aeropuerto de Charles de Gaulle, llevamos las tarjetas de embarque, fuimos hasta los monitores electrónicos donde obtuvimos las etiquetas para el equipaje, se las colocamos y nos acercamos hasta los mostradores de la compañía aérea Air France, donde tú mismo te tienes que facturar el equipaje, una vez acabados nos dirigimos a pasar el control de seguridad y a esperar a la hora del embarque. Mientras tanto en el local de Paul, nos compramos unos bocadillos de atún y una botella de agua mineral. Pagamos un total de 14,60 €.

Iniciamos el embarque, durante el viaje nos ofrecieron una bebida y un bocadillo de jamón york con verduras. El viaje tuvo una duración de 2 h. y 10 minutos. Aterrizamos en el aeropuerto Internacional Adolfo Suárez Madrid Barajas, cogimos el equipaje, salimos del aeropuerto y nos dirigimos hasta la parada del autobús que nos llevaría hasta el parking de larga estancia T123 de Aena. Ahora sí nos tocaba realizar un viaje en coche de nada más y nada menos que de 5 h. y 30 minutos, unos 560 km, hicimos dos paradas para hacer uso del baño y estirar un poco las piernas. ¡Al fin llegamos a casa! y el frío nos esperaba…

En este crucero hemos podido disfrutar en un mismo viaje de varios países. Hay que ser consciente que el tiempo de que se dispone cuando llegas a cada puerto de las islas rondan entre 7 9 horas, no se puede ver todo, pero si hemos podido tener una pequeña pincelada de cada isla y país visitado. Un crucero por las Antillas Menores del Caribe es una forma económica, entre comillas, de viajar a estos lugares, si no se hace en un crucero necesitas mucho más tiempo para llegar a cada isla, los vuelos son caros, traslados, alojamientos, actividades, comidas, etc., sin duda te saldrán más caros.

Un saludo Andorreros, nos vemos muy pronto.

 



'Qué visitar, ver y hacer en un crucero por las Antillas del Caribe' tiene 2 comentarios

  1. Febrero 13, 2018 @ 9:08 pm santiago temuco

    Muy buen post, gracias por compartirlo

    nicolas

    Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.