Fuerte Santiago

Qué visitar, ver y hacer en Manila, Filipinas

Qué visitar, ver y hacer en la ciudad de Manila, Filipinas.

Si viajas a la ciudad de Manila, estas son las visitas que no pueden faltar: el parque Rizal, el Intramuros, el Fuerte de Santiago, el museo Santuario de Rizal, la catedral de Manila, la Plaza Roma, el monasterio, la iglesia y el museo de San Agustín, el museo Nacional de Filipinas, el Museo Nacional del Pueblo Filipino, la Casa Manila, el distrito de Makati, los cementerios americano y chino, así como su barrio chino

Filipinas es un país conocido por sus fantásticas playas, naturaleza, buceo, gastronomía y fiestas locales.
¡Vamos a descubrirla! nos acompañas.

El país de Filipinas está situado en el sudeste asiático, sobre el océano Pacífico. Es una gran desconocida de Asia, aunque en los últimos años está experimentando un crecimiento turístico sobre todo en sus zonas de playa en la isla de Palawan o Boracay, tiene 7.107 islas, tan sólo están habitadas 730, divididas en 3 grandes zonas: Luzón, Bisayas y Mindanao. En Filipinas no hay templos ni budistas, hinduista, ni mezquitas, lo que hay es una gran cantidad de iglesias, podríamos decir que hay una en cada calle. Esto lo hace diferente de los otros piases de asiáticos.

Manila es la capital de Filipinas se encuentra en la isla de Luzón, en ella se desarrolla la vida política, socialeconómica y cultural del país, es la segunda ciudad más poblada detrás de Quezón. Manila es caótica, ruidosa muy contaminada, peligrosa e insegura en algunas zonas. Es una ciudad de contrastes. No es muy visitada, los turistas y viajeros pasan por ella porque tienen que utilizar sus aeropuerto internacional como conexión para ir a su destino final a sus islas de playas paradisiacas.

Información Útil:

Para poder entrar en el país en nuestro caso que somos españoles no necesitamos visado, al ser estancia inferior a 30 días, simplemente tener el pasaporte como mínimo con un vigor de 6 meses de validez y un billete de salida del país.

Si quieres permanecer más de 30 días necesitas tramitar un visa de 59 días. Tendrás que ir al consulado o embajada de Filipinas que te pille más cerca de tu residencia. Presentar la siguiente documentación pasaporte con 6 meses de validez, fotocopia del pasaporte, foto con fondo blanco de 4×4, billete de avión de entrada y salida del país, reserva de hotel, complementar un formulario y pagar una tasa.
La embajada de Filipinas en Madrid se encuentra en la Calle del Eresma 2.
Para más información visitar la página web:philembassymadrid.com o página exteriores.gob.es.

Existe una tasa de salida para cuando se usan vuelos domésticos es de 200 pesos filipinos por persona
(3,33 € aprox.) y para vuelos internacionales es de 700 pesos filipinos por persona (11,61 € aproximadamente). ¡Recuerda! sólo se puede pagar en moneda local.

No es necesario vacunarse, la única vacuna obligatoria para entrar en Filipinas es la de la Fiebre Amarilla, si se viaja de países de África y Sudamérica que estén afectados. Se recomienda tomar el malarone o profilaxis, usar repelente de mosquitos y dormir con mosquitera, para visitar zonas rurales o selva, para poder evitar el contagio de la malaria. Recomendable estar vacunado de la Hepatitis A y B, Tétano. Para más información pedir cita en sanidad exterior. Allí os indicarán lo que debéis hacer. Aquí os dejamos la página web:www.lasaludtambienviaja.

Se aconseja siempre beber agua embotellada.

La moneda es el peso filipino1 € = 60,31 pesos filipinos.

Las tarjetas de crédito internacionales como: Visa, American Express, Master Card, etc., son aceptadas en los establecimientos, pero en las zonas poco turísticas, en aldeas y pueblos las tarjetas de crédito no funcionan y no hay cajeros automáticos, debes siempre llevar algo de dinero en metálico.

Muchos servicios piden dejar una propina del 10%, en ocasiones está incluida. Esto es debido a la herencia que han dejado los EE.UU.

¡Recuerda! el regateo está presente en el comercio filipino, ellos al principio te pedirán como 5 veces más el valor real del producto.

El idioma nacional es el filipino, basado en el tagalo, pero la gran mayoría de su población habla inglés. El archipiélago alberga más de 111 grupos culturales y etnias diferentes, cada uno con su propia legua o dialecto.

Podrás comprobar que en muchas de sus calles y áreas del país tienen nombres españoles, esto es debido al dominio español durante más de 300 años, y fue también colonia estadounidense, se puede ver en el uso de la lengua inglesa por parte de su población.

En la ciudad de Manila cuando llega la noche se recomienda evitar caminar por zonas oscuras, apartadas, etc., tener bastante cuidado, debido a que tienen un alto indice de robos y hurtos.

El transporte público no funciona muy bien, es un poco caótico, los atascos en las carreteras y vías son permanentes, excepto los fines de semana cuando las grandes ciudades se quedan despobladas, esos si, tú oído no dejara de escuchar la bocina o claxon, os podemos decir que forma parte de la música de la calle.

Están los jeepneys es un medio de transporte muy popular en Filipinas. Fueron fabricados como jeeps de las fuerzas armadas de los Estados Unidos, dejándolos abandonados durante la Segunda Guerra Mundial, los filipinos los decoraron de forma llamativa, les instalaron asientos y comenzaron a utilizarlos como transporte público y hasta hoy, siempre van repletos de pasajeros. Cada vehículo en los laterales tiene escrito la ruta y paradas que realiza algunos no, pero no te preocupes el conductor lo grita antes de comenzar el recorrido. Curioso la forma de pagar, le das el dinero a la persona que tengas sentado a tu lado y se va pasando de mano en mano hasta llegar al conductor y si tiene que devolver el cambio se producirá de la misma forma.

Si utilizas un taxi pide que ponga el taxímetro, o tasar un precio por el trayecto, llevar siempre cambio o billetes pequeños de lo contrario te dirán que no tienen cambio y se quedaran con la vuelta.

Para conducir en otro país fuera de la Unión Europea es necesario tener el carnet de Conducir Internacional.
¿Cómo obtenerlo? Debes solicitar una cita previa en la sede electrónica de la dirección General de Tráfico. Registrarte, seleccionar la oficina más cercana a tu domicilio, fecha y hora. Tienes que tener un permiso de conducir que este vigente, llevar rellenado un impreso oficial, el D.N.I., pasaporte o tarjeta residencial original en vigor, una fotografía de 32×26 mm en color, hay que pagar una tasa de 10 €. Este permiso tiene una validez desde la fecha de emisión de 1 año.
El permiso de conducir de tú país y el permiso internacional, se deben llevar ambos documentos juntos para que sean válidos.

La religión casi el 80% de la población es católica, el resto una minoría es musulmanas, budistas y taoístas.

¿Cuándo es la mejor época para visitar el país de Filipinas?
La época seca y calurosa ya que cuenta con un clima tropical, teniendo tres estaciones bien diferenciadas: La estación lluviosa que va de junio a septiembre, la fría y seca de octubre a febrero, la seca y calurosa que va de marzo a mayo. Se pueden producir tifones en los meses de junio a septiembre .

La comida filipina tiene influencia china, malaya y española, en sus platos a diferencia de los de otros países asiáticos no suelen utilizar picante ni salsas fuertes. El arroz en su principal alimento acompañado de carnes y verduras.

Nuestro Cuaderno de Bitácoras:

Aterrizamos en el aeropuerto Internacional de Ninoy Aquino, de nuestro vuelo procedente de la ciudad de Seúl, pasamos el control de adunas, por cierto nos llevó casi una hora, ¡por fin recogimos el equipaje!
Este aeropuerto se ubica a 12 km al sudeste de la capital.

Salimos y cogimos un taxi para trasladarnos hasta el hotel que teníamos reservado.
El trayecto nos costó 170 pesos filipinos (2,83 € aproximadamente) también está la opción de coger el autobús de la terminal 3 y bajar en la parada Pasay Rotonda que llega al centro de Manila.
El trayecto puede costar unos 30 pesos filipinos (0,51 € aproximadamente).

Nos hospedamos en el hotel Jen de cuatro estrellas, donde pasaríamos 2 noches, alojamiento+desayuno pagamos en total de 156 €. Se encuentra a 20 minutos en coche del aeropuerto Internacional de Ninoy Aquino, a 400 metros caminando del centro de exposiciones y conferencias de Manila, a 50 minutos a pie de Intramuros. Es un hotel con instalaciones muy modernas, habitaciones amplias, desayuno tipo buffet, wifi gratis, aunque el personal de recepción no es muy amable.

Para poder acceder al hotel en la puerta principal hay un control de seguridad, donde debes depositar tus pertenencias en una bandeja y pasar por el aro detector de metales (como los del aeropuerto). Cada vez que entrabas a él, hay que pasar el control. En el lugar hay 2 policías y perro.

Hicimos el check in, dejamos el equipaje y salimos justo enfrente del hotel a pocos metros está el centro de Exposiciones.

Cogimos un taxi para dirigirnos al centro comercial Mall of Asia. Pagamos un total por el trayecto 100 pesos filipinos (1,67 € aproximadamente).
Este centro comercial es el segundo más grande de la ciudad detrás de SM City North EDSA, es muy famoso y concurrido tiene una superficie de 42 hectáreas, formado por 4 edificios tiene unas 700 tiendas de moda nacional e internacional y 150 establecimientos destinados a restaurantes, bares, cafeterías, cine, pista de patinaje, zona infantil, etc. En la puertas principales hay controles de seguridad, donde debes depositar tus pertenencias en una bandeja y pasar por aro detector de metales (como los del aeropuerto).
Situado al lado de la bahía de Manila. La dirección es Seaside Blvd, Pasay.

Cena en el restaurante Italianni’s, se encuentra en el centro comercial Mall of Asia. No tenemos solución, si pasamos por un italiano no nos resistimos a entrar. Pedimos una ensalada Sicilia, un plato de espagueti frutos de mar, de bebida un coctel de cítricos y una botella de agua mineral.
Pagamos un total de 1.743,50 peso filipinos (28,92 € aproximadamente).

Compramos en el supermercado de Mall Of Asia, una botella de agua mineral.
Nos costó 32,50 pesos filipinos (0,55 € aproximadamente). Regresamos al hotel estábamos agotados del viaje. Volvimos a coger nuevamente un taxi, subimos a uno y no nos quería poner el taxímetro bajamos de él, caminamos unos metros y subimos a otro este si le puso el taxímetro, el trayecto nos costó 120 pesos filipinos (1,99 € aproximadamente).
Es cierto que son muy piratas llevan el taxímetro y no quieren ponerlo, porque de esa manera sacan más dinero a los turistas y viajeros.

Nos despertamos antes de que sonara el despertador los rayos de luz se nos colaban por la ventana de la habitación, nos duchamos y bajamos a desayunar al comedor del hotel, los chinos, japoneses nos habían pillado la vez era las 7.15 h., de la mañana, el comedor estaba lleno. Tuvimos que esperar unos segundos a que nos asignaran una mesa. Eramos muy observados, ¡claro!, los únicos europeos, podíamos ver lo poco disimulados que son los chinos, nos hacían fotos con los móviles, ellos pensando que no nos dábamos cuenta, ¡qué ingenuos!
El desayuno fue buffet había una gran variedad en productos desde tortillas, embutidos, salados, frutas, verduras, pasteles, yogures, zumos, infusiones hasta cafés. ¡Nos pusimos como el Kiko!, terminada la comida cogimos nuestra mochila, cámara, trípode y mapa, nos fuimos a andorrear por la ciudad de Manila.

Comenzamos visitando el parque Rizal data de inicios del siglo XIX durante la colonización española, construido en forma de media luna, al principio fue llamado Luneta, tiene una superficie de 60 hectáreas, está en pleno corazón de Manila, se encuentra cerca de Intramuros.
Fue el lugar donde ejecutaron al libertador José Rizal (político, escritor, escultor, poeta, médico) por luchar contra la colonización, fue ejecutado por las autoridades españolas el 30 de diciembre de 1896. Héroe de la Revolución Filipina. El parque pasó a llamarse Parque Rizal, en homenaje a José Rizal. Aquí también fue el sitio donde se declaró de la independencia Filipina de la colonización estadounidense el 4 de junio de 1946, y zona de reuniones políticas. En él hay una escultura de cuerpo entero en bronce del mártir con un obelisco, situado en una plataforma, bajo el que están enterrados sus restos. Hay una placa homenajeando a José Rizal. Este monumento está custodiado por 2 soldados, llamados caballeros de Rizal. Justo delante del monumento Rizal hay una gran bandera del país ondeando el lugar. En el parque se encuentra el km 0 del país. Hay un lago artificial en el centro se ha creado una reproducción del archipiélago filipino, también hay unos jardines chinosjaponés, el departamento de la oficina principal de turismo, la biblioteca Nacional de Filipinas, el planetario, etc. Tiene un auditorio al aire libre donde ofrece los domingos conciertos gratuitos. Es un lugar frecuentado tanto por locales como por viajeros, turistas. El acceso es gratuito.
Abierto todos los días de 7.00 h. a 19.00 h. La dirección Roxas Blvd Ermita, Barangay 666 zona 72.

Continuamos caminando hasta llegar a Intramuros es el corazón de Manila, el centro histórico de la ciudad. Fue un muro que sirvió de defensa contra ataques a los primeros asentamientos españoles allí. Está llena de edificios históricos como iglesias, catedral, fuerte de Santiago, galerías de arte, museos, parques, plazas, casas señoriales, restaurantes, tiendas, etc.

El Fuerte de Santiago, está considerado como uno de los sitios históricos más importantes de Manila. Es una ciudadela edificada en 1571 por el conquistador Miguel López de Legazpi (español) para la ciudad de Manila. Fue una fortaleza de defensa para la ciudad y la desembocadura del río Pasig. Se convirtió en el punto de comercio de especias y viajes entre América y Europa. En las cárceles durante el periodo colonial español en la Segunda Guerra Mundial, José Rizal estuvo encarcelado en este lugar antes de su ejecución. Los japoneses también lo utilizaron como prisión y celda para mártires filipinos y prisioneros americanos, morían ahogados al subir la marea en las celdas. Cuando los japoneses abandonaron Filipinas el Fuerte de Santiago tuvo que ser restaurado. Hoy en día presenta un estado de deterioro. Junto a la muralla han creado un campo de golf.

En el suelo del recinto pudimos ver siluetas de pasos colocados en el suelo en bronce, hacen mostrar la ruta que siguió José Rizal desde su cárcel hasta el lugar de su ejecución. Muchas de estas siluetas faltan, han sido robadas, para la venta, ya que son de bronce. La entrada nos costó 75 pesos filipinos por persona (1,25 € aproximadamente) para estudiantes y niños cuesta 50 pesos filipinos (0,84 € aproximadamente) El precio incluye la entrada al museo de José Rizal.
Horario de visitas del Fuerte de Santiago de lunes a domingo de 8.00 h. a 21.00 h.
Se sitúa en la Calle General Luna, en Intramuros.

Aquí se encuentra el museo Santuario de Rizal donde pudimos ver objetos del héroe como una pieza de su vértebra, un borrador de su novela “Noli me Tangere”, una copia original de su poema mortuario, etc. Horario de visitas del museo los lunes permanece cerrado, abierto de 8.00 h. a 12.00 h., y de 13.00 h. a 17.00 h., de martes a domingo.

A pocos metros de este lugar se encuentra la Plaza Roma es una plaza pública rodeada de importantes edificios como: la catedral de Manila, el palacio del Gobernador y la casa Consistorial (ayuntamiento) Está presidida por el monumento a Carlos IV de España, la escultura fue colocada en agradecimiento a él por haber mandado el primer lote de vacunas contra la viruela a Filipinas, también hay una fuente, unos bancos y árboles que dan sombra, ideal para sentarse un rato y contemplar la plaza y los edificios.

Nos adentramos en la catedral de Manila también llamada catedral de la Inmaculada Concepción. Su construcción original data de 1581, debido a guerras, terremotos, incendio y tifón, ha sido reconstruida en 8 ocasiones, siendo la última en 1958. En 1981 fue nombrada basílica. El Papa Juan Pablo II, la visito en 1995. Es una iglesia católica romana ¡Recuerda! no se permite entrar con camisetas de tirantes y pantalón corto. El acceso al interior es gratuito.
Abre todos los días. La dirección es Sto. Tomás, Intramuros.

Nuestra siguiente visita fue la iglesia de San Agustín edificada terminada de construir en 1607. Es la iglesia más antigua de piedra de la ciudad. Está catalogada como Monumento Histórico del país desde 1976, y en 1993 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, ha sufrido guerras, terremotos, etc. Es una mezcla de varios estilos, predominando el barroco con elementos renacentistas. Llama la atención los dos leones chinos que se encuentra a la entrada de su puerta nos indica la influencia de los chinos católicos en la construcción de la iglesia. La puerta tallada, un púlpito barroco y un órgano que corresponde al siglo XVIII. En su interior hay un gran número de tumbas en el suelo y cerca del altar está la tumba con estatua de Miguel López Legazpi, fundador de la ciudad de Manila.
La iglesia está abierta todos los días de 7.00 h. a 7.30 h., y por la tarde de 17.00 h. a 18.00 h.

Junto a la iglesia está el monasterio de Agustino donde se encuentra el museo de San Agustín, aquí pudimos ver una colección de pinturas de Santos y arte religioso. En la sacristía hay una gran colección de vestidos bordados y en su cripta están enterrados muchos personajes ilustres de Filipinas.
El museo abre de 9.00 h. a 12.00 h., y por la tarde de 13.00 h. a 17.00 h.

Visitamos la Casa Manila edificado por Imelda Marcos durante la década de 1980, es una reproducción de una antigua mansión de estilo colonial, muestra como era la vida en el siglo XIX en Manila. Pudiendo ver las habitaciones, el comedor, la biblioteca, el estudio, la cocina, la cisterna de recolectar el agua de lluvia, letrina, etc. No está permitido tomar fotografías en su interior. La entrada nos costó 75 pesos filipinos por persona (1,25 € aproximadamente).
Abierto todos los días de 9.00 h. a 18.00 h., excepto los lunes que permanece cerrado. Se sitúa en Intramuros.

El cementerio Americano se sitúa muy cerca del centro comercial de Makati. Es el mayor cementerio militar estadounidense en el extranjero, construido en el lugar donde hubo una antigua base militar estadounidense. En él se encuentra enterrados los cuerpos de los militares estadounidenses que fallecieron durante la Segunda Guerra Mundial en Filipinas y de los filipinos que sirvieron en las fuerzas estadounidenses. El cementerio tiene una superficie de 61,50 hectáreas. Cada tumba tiene una cruz en mármol, en la mayoría se puede leer el nombre grabado del soldado caído. Hay un enorme mosaico que muestra escenas de la batalla, también pudimos ver una pequeña capilla de oración ¡Recuerda! Llevar pasaporte o documento que te identifique, a la entrada hay un policía al que te tendrás que identificar. El acceso es gratuito. Abierto todos los días excepto el día de Navidad y Año Nuevo.

Decidimos almorzar en el restaurante de la cadena Max’s Restaurant, es una cadena de comida rápida muy famosa en Filipinas, se creó en la década de los 40, un profesor de la universidad de Stanford, se hizo amigo de soldados de las tropas americanas que estaban en la ciudad de Quezón. Comenzaron a ir a su restaurante y se fue haciendo famoso, se servia pollo y carne, pero con el paso del tiempo creo su propia receta de pollo crujiente. Actualmente puedes encontrar por las ciudades de Filipinas estos restaurantes. Probamos un rollito, un plato de pollo crujiente con arroz, un plato de pasta de cantón y un helado típico de filipinas el halo-halo (es una mezcla de hielo, leche evaporada se le añade judías rojas, garbanzos, plátano caramelizado, bolas de helado, flan, gelatina ) de bebida una coca cola y una botella de agua mineral.
Pagamos un total de 760 pesos filipinos (12,61 € aproximadamente).

Makati es la zona financiera y más moderna de la ciudad, donde hay una gran cantidad de rascacielos y centros comerciales. Contrasta totalmente con el resto de ciudad, cuando estás en la zona parece que has cambiado de país.

Fuimos al centro comercial Glorietta, este centro comercial pertenece a la familia Zobel de Ayala y a su sociedad. Son varios edificios donde podrás encontrar todo lo que puedas imaginar, además de tiendas tienen restaurantes, bares, cafeterías, salas de cine, salas de juego, gimnasio, etc. Abierto todos los días de 10.00 h. a 21.00 h.
Se localiza en Ayala Life Center, 6811 Ayala Ave Makati.

Entramos en el bar restaurante Italianni’s del centro comercial Glorietta, donde nos tomamos un coctel de limonada y otro coctel de frutas rojas, pagamos un total de 290 pesos filipinos (4,80 € aproximadamente).
Estábamos sedientos con tanta calor.

El Biondos es el barrio chino fue fundado en 1594, es una zona muy peligrosa, se aconseja no visitarla, porque hay mucha pobreza, suciedad e inseguridad. Aunque es una zona ideal para compras de recuerdos, donde podrás obtener los precios más económicos de la ciudad.

El cementerio chino de Manila inaugurado en 1850 como lugar de descanso para los ciudadanos chinos a los que no le permitían enterrarse en los cementerios católicos. Algunas de estas tumbas parecen realmente una casa, además en muchas de ellas viven algunos de sus familiares de los fallecidos. Contando con baño, habitaciones, etc. Si, sí
¡una casa en toda regla! Otras simplemente son una tumbas pegadas al suelo que tienen forma de animales mitológicos, aquí os dejamos una que vimos con forma de tortuga. El acceso es gratis. Abierto todos los días desde 7.30 h. hasta las 19.00 h.
La dirección es South Gate, Aurora Avenida Blumentritt.

Bueno era hora de regresar al hotel, estábamos ya cansados de todo el día, cogimos un taxi para trasladarnos, pagamos un total de 150 pesos filipinos (2,49 € aproximadamente).

Si dispones de más tiempo es interesante visitar el museo Nacional de Filipinas también llamado museo de historia Nacional y Etnográfico fue creado en 1901. Está dividido en 2 edificios el Museo Nacional que acoge el antiguo edificio del Congreso de Filipinas y el Museo Nacional del Pueblo Filipino. Horario de visitas de martes a domingo de 10.00 h. a 17.00 h., los lunes permanece cerrado. La entrada es gratuita para el museo Nacional de Filipinas, para el otro edificio se cobra una entrada. Nosotros no lo visitamos por que no disponíamos de más tiempo.

Este ha sido nuestro paso por la ciudad de Manila, un pase rápido donde hemos intentado visitar los puntos más turísticos e importantes de Manila.

En el próximos post os contaremos nuestro paso por Banaue, Sagada y Bontcoc.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.

 

 



'Qué visitar, ver y hacer en Manila, Filipinas' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.