Palacio Gyeongbokgung

Qué visitar, ver y hacer en Seúl, Corea del Sur

Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Seúl, Corea del Sur.

Actualmente ¿Os estaréis preguntado?,¿Es seguro viajar al país de Corea del Sur? La respuesta es sí, hasta el momento.

Aquí os dejamos las visitas imprescindibles si se visita la ciudad de Seúl: el templo de Jogyesa, el palacio Gyeongbokgung, la Plaza de Gyeongbokgung, el museo Nacional Contemporáneo de la Historia de Corea, En Myeong-dong, la catedral de Myeongdong, el museo Nacional de Corea, la Torre N de Seúl, la calle Insa-dong, el edificio Insadong Ssamjijil, el palacio Changdeokgung, el jardín secreto, el Bosingak Belfry, etc.

Seúl es la capital de la República de Corea del Sur, es una ciudad metropolitana posee una gran cantidad de atractivos turísticos desde lugares históricos, espacios culturales, artísticos, espectáculos, artecentros comerciales, etc. Es una ciudad que nunca duerme. Este país cuenta con unas grandes empresas de tecnología que todos conocemos ¡verdad! como LG, Hyundai, Samsung, Daewoo, Kia, etc. Que cada día sorprende al consumidor superando sus perspectivas de evolución. También fue conocida por haberse realizado en Seúl los Juegos Olímpicos de 1988.

Información Útil:

Para la entrada al país de Corea del Sur, los extranjeros necesitan un pasaporte en vigor y un visado, dependiendo del país de origen, aunque puede que estés exento de este. En nuestro caso como somos españoles no lo necesitamos. Para más información visitar la página de ministerio de asuntos exteriores y comercio, aquí os dejamos la web:www.mofat.go.kr.

El idioma hablado es el coreano y su escritura es el hangeul. Es cierto que aún en los lugares turísticos, restaurantes, bares, etc., no hablan inglés, a veces resulta difícil comunicarse con ellos, pero bueno, la mímica es internacional.

Podréis ver que los coreanos son muy amables te saludarán con “annyeonghaseyo” esto quiere decir, un hola al estilo castellano.

La moneda oficial en Corea del Sur es el won surcoreano, (1 € equivale a 1.302,23 won).

En la mayoría de los restaurantes, bares, tiendas y restaurantes suelen aceptar las tarjetas de crédito internacionales como: Visa, American Express, Unión Play, Master Card, etc. Nosotros siempre solemos llevar un poco en dinero metálico para pequeñas compras que sólo acepten efectivo. Se puede obtener en las casas de cambiocajeros automáticos, etc.

La corriente eléctrica es de 220 V y el amperaje de 60 A. En nuestro caso necesitamos un adaptador ¿Dónde adquirirlo? En el aeropuerto, en tiendas de souvenirs o en una ferretería.

Seúl, Daejeon, Daegu o Busan son grandes ciudades donde el transporte público de autobuses y metro funcionan bastante bien. Se pueden obtener las tarjetas de prepago T-money y Cash Bee son tarjetas que se utilizan para el transporte de autobuses, metros. Las tarjetas se pueden comprar en estaciones de metro, tiendas, etc.

Tienen trenes de alta velocidad, llegando alcanzar 350/h. Que conecta con diferentes ciudades del país.

Los taxis en corea no suelen ser muy caros, son seguros y se cogen en las paradas habilitadas para ello o simplemente con alzar la mano y pararlo en la calle. Permiten al cliente pagar en metálico o con tarjetas de crédito.

También se puede alquilar un coche, en Corea del Sur, las señales de tráfico son algo o bastante diferentes a las que hay en Europa. Se conduce por la derecha. Para poder conducir en este país los extranjeros necesitan tener el permiso de conducir internacional, como mínimo la edad de 25 años.

¿Cuál es la mejor época para visitar Corea del Sur?

La primavera es la estación más templada que va desde finales de marzo hasta principios de mayo. Cuando florecen las flores de cerezo. El verano comprende los meses más calurosos que van de junio a principios de septiembre. Las lluvias comienza a finales de junio y duran hasta julio. El otoño es septiembre y octubre, las temperaturas suelen variar mucho entre el día y la noche. El invierno son los meses más fríos que van desde diciembre hasta marzo. La parte norte del país experimenta nevadas, convirtiéndose como un destino ideal para ir a practicar esquí y snow-board.

La gastronomía en Corea del Sur, es una fusión de comida china y japonesa, eso sí es muy picante. Se basa en arroz, verduras, pescado, marisco y algo de carne. En corea no se sirve un primer plato, un segundo plato, allí es todo al mismo tiempo. Os podemos decir que en algunos restaurantes las mesas se quedan pequeñas con tanto plato.

Es típico las barbacoas coreanas, en las mesas de restaurantes tienen colocadas pequeños butanos de gas, donde te cocinas en una sartén o olla la carne.

¡Recuerda! el contacto físico entre los coreanos es muy poco común.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Aterrizábamos en el aeropuerto internacional de Incheon por fin, ¡Nos pasamos unas 35 h. y 50 minutos viajando!
¡Una locura!
Como no llevábamos nada de dinero coreano sacamos en el cajero automático 131.000 wones surcoreanos (99,34 € aproximadamente).

Para trasladarte desde el aeropuerto de Incheon hasta la ciudad de Seúl puedes coger el tren directo hasta llegar a la estación de Seúl. Salen desde las 5.20 h. hasta las 21.25 h., pasan con una frecuencia de 35 minutos. El billete cuesta 8.000 wones surcoreano por persona (6,07 € aproximadamente) el tren normal que llega hasta la estación de Seúl, haciendo 11 paradas en el recorrido. Comienza a operar desde las 5.23 h. hasta las 23.45 h., pasan con una frecuencia de cada 10 minutos. El billete cuesta por persona 4.250 wones surcoreanos por cada uno (3,23 € aproximadamente).

Salimos del aeropuerto y cogimos un taxi el trayecto nos costó 55.000 wones surcoreanos (41,68 € aproximadamente) “estábamos muy cansados”para trasladarnos hasta el hotel Seúl Seol Avenare Jongno, donde pasaríamos 4 noches, pagamos por habitación+desayuno 189 € en total.

Llegamos hicimos el check in, salimos y el primer establecimiento que nos encontramos fue el Paris Baguette, es una cadena de panadería coreana que se extiende en el país de Corea del Sur y Francia. Ofrece desde venta de pan, pastelería, desayunos, cafés, sandwich, bocadillos, ensaladas, bebidas hasta helados. Aquí nos compramos: un zumo de naranja, una botella de agua mineral, una ensalada de pollo, sandwiches de cangrejo, unas hamburguesitas de cerdo.
Pagamos un total de 19.000 wones surcoreano (14,60 € aproximadamente).
¡Mañana ya sería otro día!, nos fuimos hasta el hotel estábamos muy agotados del viaje.

Nos despertamos antes de que sonara el despertador, ¡teníamos unas ganas locas de andorrear por la ciudad de Seúl! Bajamos a desayunar al comedor del hotel, el desayuno era tipo buffet, muy escaso había poco para elegir. Terminada la comida, comenzábamos a explorar la ciudad.

Nuestra primera parada fue el templo de Jogyesa perteneciente a la orden jogye del budismo coreano, en él se haya la oficina principal de administración del budismo coreano y la sala donde se lleva acabo las asambleas generales. Edificado a finales del siglo XIV en la inmediaciones del parque Susong, destruido más tarde por un incendio, reconstruido en 1910. A lo largo de la historia ha ido cambiando su nombre hasta 1954 cuando fue denominado Jogyesa. Es uno de los templos más populares del país, esto no quiere decir que sea el más bonito o impresionante. Cuando nosotros visitamos el lugar el edificio principal estaban los fieles orando, no pudimos apreciar todos sus detalles ¡cómo nos hubiera gustado! Es cierto que éramos observados por ellos. No pudimos tomar fotografías a la entrada hay un letrero en el que indica que está prohibido hacer fotografías. Bueno nos fuimos al patio donde hicimos unas fotografías y estuvimos un rato contemplando el lugar. Pudimos ver movimiento en el lugar, estaban colocando mesas y sillas, parecía que iban a dar una charla y comida. El acceso al interior es gratis. Abierto durante todo el día. La dirección es 55 Ujeongguk-ro.

Pasamos por la puerta de un Subway decidimos comprar un bocadillo de huevo con vegetales y otro de pollo y dos botellas de agua mineral, pagamos un total de 20.100 wones surcoreano (15,45 € aproximadamente).
¡Tranquilos! no eran para comérnoslo en el instante. Sería la comida de nuestro almuerzo.

Ahora si, continuamos nuestro camino hasta llegar al palacio Gyeongbokgung se ubica a los pies de la montaña Bugaksan, fue edificado en 1395 por el rey Lee Seong-Gye.
Fue el palacio más importante de la dinastía Joseon (1392-1910) Este palacio está considerado como el más importante de los 5 palacios que construyeron en la ciudad, tiene más de 600 años de historia. Tiene una superficie de 501.676 m² ¡Unos cuantos, verdad! en forma de rectángulo, compuesto por varios pabellones y estancias. Se vió afectado por el fuego en tres ocasiones, la última fue cuando los japoneses invadieron en 1592 el país. Al ser destruido el edificio permaneció abandonado hasta el siglo XIX, se reconstruyó y se creo una nueva residencia real. En el siglo XX se acaba la monarquia y el palacio abrió las visitas al público. La entrada principal al lado sur se halla Gwanghwamun, al norte Sinmumun, al este Yeonghumun, y al oeste Geonchunmun. Aquí os mostramos un mapa de todo el recinto del palacio.

Nos adentramos por la puerta Gwanghwamun, es la más grande y principal del palacio. Mandada construir por el rey Joseon en 1395. La puerta original se mantuvo en pie hasta la invasión japonesa en 1592, cuando fue quemada junto al palacio, quedando abandonado el lugar 250 años. Ambas se reconstruyeron por segunda vez, siendo otra vez destruidas. La entrada que hoy podemos ver, corresponde a la reconstrucción de 1986 en hormigón y acero. En la puerta cada día se puede ver el cambio de guardia. Se realiza a las 11.00 h., 14.00 h., y 15.30 h.

Una vez dentro se puede ver el templo que contracta con el paisaje exterior de la ciudad moderna llena de rascacielos.
Seúl es una ciudad que combina la tradición con la modernidad.

Pudimos ver y observar desde niñas, adolescentes, mujeres, ancianas y viceversa con el traje típico coreano el Hanbok (el hanbok femenino está compuesto de una blusa y una falda larga con vuelo, los hay en dos piezas o en una sola) el masculino (chaqueta tradicional y pantalones, se le puede añadir un durumagi un abrigo) es utilizado por la población desde el dominio mongol en el siglo XIII, aunque hoy en día es menos común vestirlo diariamente, suelen usarlo en ocasiones especiales como: ceremonias, fiestas, actos importantes etc.
¿Visitas Corea del Sur y quiéres vestirte con el hanbok? Se pueden alquilar en tiendas especializadas en la ciudad de Seúl, en la zona de Insa-Dong, en la aldea tradicional de Bukchon, etc. Por horas o por días, el precio varía según el tiempo de alquiler.

No dejan entrar en el templo a la sala principal Geunjeongjeon, lugar donde se realizaban las ceremonias oficiales y los funcionarios daban los informes al rey. Se pueden ver desde el exterior asomándose a los grandes ventanales que hay abiertos, con vistas al interior de la sala.

La residencia de la madre del rey y la reina eran Jagyeongjeon y Gyotaejeon, los aposentos de la reina Gyotaejeon, donde llevaban su vida privada.

Cuando ocurrían buenosimportantes acontecimientos de la nación se festejaban en Gyeonghoeru, tiene estanques de flor de loto.

Sujeongjeon situado al sur del estanque que hay junto al pabellón Gyeonghoeru, fue la zona donde se encontraba el palacio del rey Sejong.

Paseamos por los jardines del palacio donde pudimos ver una gran variedad de flora desde arbustos, árboles hasta flores.

El pabellón de Hyangwonjeon lugar de alojamiento de los mandatarios que visitaban al rey, tiene estanques de flor de loto.

El Gyeongbokgung era el lugar de lectura de los funcionarios, oficina de trabajo del rey. Además hoy en día se pueden ver numerosas reliquias históricas de diferentes lugares de la nación, declaradas Patrimonio Cultural. En 1910 se firmó el tratado de Corea y Japón, estos tiraron todos los pabellones del área sur. Construyendo un centro de mandos. Actualmente este espacio se encuentra en proceso de restauración.

También está el museo Folclórico Nacional de Corea y el museo nacional Palaciego de Corea. La entrada al museo es gratis, pero hay que mostrar al policía el ticket del palacio Gyeongbokgung. El horario del museo es de lunes a viernes de 9.00 h. a 18.30 h., sábados y domingos de 9.00 h. a 19.00 h.

El primer museo que visitamos fue el museo Folclórico Nacional de Corea este muestra como vivía la gente de Corea del Sur desde la antigüedad hasta la actualidad. No penséis que un rato se visita. ¡Mirad lo grande que es! aquí os dejamos el mapa.

Fue fundado por iniciativas de los Estados Unidos de Norteamérica, abriendo al público en abril de 1946.
En los jardines de él se pueden ver esculturas de los signos del zodiaco chino.

En el edificio principal hay una exposición de más de 90.000 objetos, se divide en 3 salas. Sala de exposiciones I, historia del pueblo coreano, sala de exposiciones II, el estilo de vida coreano, sala de exposiciones III, ciclo de vida de los coreanos, 2 salas de exposiciones especiales, centro de materiales informativos, cafetería, tienda de artesanía y anexo hay un museo dedicado para los más pequeños los niños.

En la cafetería del museo, hicimos una parada para tomarnos un café americano con hielo y un zumo de naranja.
Pagamos un total de 7.000 wones surcoreanos (5,32 € aproximadamente).

Fuera del edificio principal pudimos ver al aire libre la réplica de una calle del siglo XIX, recreando un pueblo tradicional coreano.

Por último visitamos el museo nacional palaciego de Corea, muestra objetos, utensilios, mapas, pinturas, etc., que ha ido construyendo la nación de Corea.

Andorreamos por sus pasillos, entrar por su pabellones y estancias, nos hizo trasladarnos por unos instantes al pasado ¿Cómo debía de ser la vida allí en aquella época?

La entrada general tiene un coste de 3.000 wones surcoreanos (2,28 € aproximadamente) para grupos de más de 10 personas cuesta 2.400 wones surcoreanos cada uno (1,83 € aproximadamente) adolescentes y niños 7-18 años es de 1.500 wones surcoreanos por persona (1,15 € aproximadamente) y grupos de estos últimos nombrados es de 1.200 wones surcoreanos por persona (0,92 € aproximadamente).
La entrada gratis para menores de 6 años y jubilados.

Una vez que has adquirido la entrada el palacio ofrece visitas guiadas gratuitas (en inglés, chino y japonés), formando grupos entre 10 y 30 personas. Hay que reservar.
También hay la posibilidad de comprar la entrada para 4 palacios (Changdeokgung, el Changgyeonggun, Deoksugung, Gyeongbokgung) y el santuario Jongmyo.
El ticket cuesta 10.000 wones surcoreanos por persona (7,59 € aproximadamente) Se puede utilizar durante 1 mes.

Horario de visita todos los martes permanece cerrado. Abierto enero, febrero, noviembre y diciembre de 9.00 h. a 16.00 h. Los meses de marzo, abril, septiembre y octubre de 9.00 h. a 17.00 h., y junio, julio y agosto de 9.00 h. a 17.30 h.

En la puerta Hongryemun frente al centro de información que hay se pueden alquilar cochecitos para niños.
¡Recuerda! No se permite fumar en ninguna zona del palacio. Está totalmente prohibido el uso de drones, correr, hablar fuerte en las instalaciones del palacio, el acceso con mascotas. Se necesitan varias horas para poder visitarlo al completo.
Se puede ir en metro tomando la línea 3, la salida 5 Gyeongbokgung. También la línea 5 estación Gwanghwamun, salida 2.

Salimos del palacio cruzamos enfrente por el semáforo y llegamos hasta la Plaza de Gyeongbokgung, donde hay una gran estatua en bronce del rey Sejong, el cuarto soberano de la dinastía Joseon de Corea, gobernador del país de 1418 a 1450.

Continuamos caminando, anduvimos unos metros y pudimos ver la estatua del almirante y general Yi Sun Sin, en el siglo XVI fue quien defendió al país de los ataques japoneses.

En esta avenida a ambos lados se encuentran las embajadas de los EE.UU, Australia, Austria y Finlandia (está totalmente prohibido sacar fotografías de estos edificios) aquí también se encuentra el museo Nacional Contemporáneo de la Historia de Corea. Nosotros no lo visitamos. La entrada es gratuita.

Compramos una botella de agua mineral, en un supermercado 7 eleven.
Pagamos 1.550 wones surcoreanos (1,19 € aproximadamente).

Cenamos en Myeong-dong, se sitúa en el distrito de Jung-gu. Es un área comercial llena de tiendas, restaurantes, bares, cafeterías, puestos callejeros de comida, en fin un largo etc. Por la noche es iluminada con luces de neón, se pueden escuchar música, aquí se dan cita los residentes locales, turistas y viajeros que se mezclan en la zona, creando un ambiente de fiesta y diversión. Aquí es donde probamos en unos puestos callejeros unos pinchos de gamba y otros de pulpo, nos sentimos como en casa, ¡un tapeo con un ambiente algo diferente! Aunque en nuestra tierra ir de pichos y tapas sale más económico. De postre compramos unos tarros de fruta troceada dos de kiwi, dos de piña y una pequeña bandeja de fresas.
Nos gastamos un total de 41.000 wones surcoreanos (31,10 € aproximadamente).

Accediendo por un tramo de escaleras y llegamos hasta la catedral de Myeongdong considerada la principal iglesia católica de Corea del Sur, comenzada a construir en 1892 y acabada en 1898, con más de 100 años de antigüedad. Su fachada es de ladrillo rojo, donde en algunas zonas varían en la forma y color. El interior es de estilo gótico, posee un llamativo altar, tiene un coro y el órgano de dos tubos. Todos los domingos a las 9.00 h., ofrece a sus fieles dar la misa en inglés. La entrada es gratis.
Horario abierta de 4.30 h. a 21.30 h. La dirección es 74 Myeongdong-gil, Jeodong 1. Bueno, era hora de regresar al hotel, ¡Estábamos agotados!

Al día siguiente nos vestimos y bajamos a desayunar al comedor del hotel, una vez terminado el desayuno, cogimos el metro para ir a visitar el museo Nacional de Corea.

Compramos la tarjeta prepago T-money  permiten usar los autobuses urbanos, el metro en todo el país, también en los taxis que indiquen que aceptan la tarjeta, este ¡ojo! debes de avisarlo que vas a pagarle con la tarjeta.

Usando la tarjeta sale más económico, se obtienen descuentos. Si se paga en efectivo se paga la tarifa completa.
Se pueden comprar en las estaciones, establecimientos con la etiqueta de Tmoney, máquinas dispensadoras, etc., se obtienen a partir de 2.500 wones surcoreanos, (1,90 € aproximadamente) las recargas se hacen en los puntos de ventas de la tarjeta, estaciones, máquinas, etc., desde 1.000 wones hasta 90.000 wones (0,77-68,19 € aproximadamente). ¡Recuerda! Sólo 4 transbordos te dejan por cada uso de la tarjeta, el tiempo máximo entre los transbordos es de 30 minutos. Los descuentos son aplicables (del autobús A al B, del metro al autobús y viceversa) en el metro se aplica sin salir de la estación.

Cuando no vayas a usar más la tarjeta se va a uno de estos establecimientos (Buy The Way, With me, 7-eleven, Mini Stop) se pide la devolución del deposito, se quedaran con 500 wones surcoreanos de comisión. Si supera el valor de 20.000 wones surcoreanos (15,16 € aproximadamente) hay que ir a la sede Central de Korea Smart Card.

A la entrada del museo en el lobby hay dos monumentos, una columna de piedra con base en forma de tortuga y la pagoda Gyeongcheonsa.

Es un museo que muestra exhibiciones de la cultura tradicional de Corea, además de piezas de países internacionales. Esta considerado como el mayor museo de Corea, tiene más de 150.000 reliquias, tan sólo el público pueden ver es 12.044 piezas en 6 secciones de exposiciones permanentes.
En la primera planta hay una sección de la historia medieval y moderna, enseñando elementos históricos y culturales de la dinastía Goryeo (918-1392) la dinastía Joseon (1392-1897) y el imperio de Corea (1897-1910). En la planta 2 hay caligrafía, pinturas tradicionales coreanas y budistas, también hay una zona de obras donadas al museo por coleccionistas. En la planta 3 dedicado a la artesanía, esculturas budistas, artes del metal y cerámica, además de obras de arte y culturales de la cultura asiática de cada país. Horario de visitas, los lunes permanece cerrado, abierto martes, jueves y viernes de 9.00 h. a 18.00 h., miércoles y sábados de 9.00 h. a 21.00 h., domingos y festivos de 9.00 h. a 19.00 h. El acceso al interior es gratis. Hay que pagar un cargo adicional si se visita exposiciones especiales en la galería de la exposiciones especiales. Para visitarlo al completo se necesita al menos 2 h. Para más información os dejamos la página web:www.museum.go.kr. Situado a 2,2 km de la estación Yongsan.

Al terminar la visita nos fuimos caminando hasta la montaña Namsan en su cima está la Torre N de Seúl con 236 metros de altura, levantada en 1969 como la primera torre de comunicaciones de Corea, daba señales de audio y vídeos a la zona metropolitana de la ciudad. Hace unos años fue renovada con tecnología LED.

Está considerada como símbolo de Seúl, cuenta con un observatorio que ofrece vistas panorámicas de la ciudad a 360º, tiene una terraza al aire libre con senderos de madera, en sus vallas vimos colgados candados con mensajes de amor, de parejas que pasaron por el lugar y lo dejaron como símbolo de su amor, hay un restaurante giratorio, cafeterías, una tienda de souvenirs, y el museo The Teddy Bear.
Es cierto que el día que visitamos la torre había una niebla intensa y no nos ofrecía una vistas muy despampanantes, por momentos pensábamos que nos iba a llover. No visitamos el museo está más orientado para niños, aunque en sus inmediaciones pudimos ver muchos asiáticos visitándolo.

La entrada al observatorio nos costó 9.000 wones surcoreanos por persona (6,83 € aproximadamente) niños, adolescentes (13-12 años) y ancianos es de 7.000 wones surcoreanos por cada uno (5,31 € aproximadamente) Entrada al museo The Teddy Bear (el museo del osito) precio por adulto 12.000 wones por persona (9,10 € aproximadamente) adolescentes y ancianos 9.000 wones por cada uno (6,83 € aproximadamente). Entrada conjunta observatorio+museo, para adulto 15.000 wones por cada uno (11,37 € aproximadamente) y niños, adolescentes y ancianos es de 11.000 wones por persona (8,34 € aproximadamente) Abierto todo el año desde las 10.00 h. hasta las 23.00 h., permiten el último acceso 30 minutos antes del cierre.

Para llegar a la torre se puede coger la línea del metro 4 en la estación Myeongdong. Desde allí tendrás que caminar hasta el teleférico subir en él, o seguir caminando hasta llegar a la base de la torre. No permiten el acceso de coches particulares, se puede ir a pie hay un camino escalonado que te conduce hasta la torre, tiempo estimado es de 30 a 60 minutos o hay la opción de subir en teleférico se sube al comienzo de la montaña y en 3 minutos te deja cerca de la base de la torre. El precio del ticket para adulto subida+bajada es de 8.000 wones surcoreanos por persona (6,07 € aproximadamente) Sólo ida o vuelta es de 6.000 wones por cada uno (4,56 € aproximadamente) niños ( desde 48 meses hasta 14 años) y ancianos es de 5.000 wones por persona (3,80 € aproximadamente) sólo subida o bajada es de 3.500 wones por cada uno (2,66 € aproximadamente). Nosotros realizamos la caminata.
En la zona también hay los siguientes puntos turísticos visitar el jardín botánico, la aldea tradicional Namsangol, piscina, teatro nacional o biblioteca pública.

Llegamos hasta la estación de Myeongdong, donde cogimos el metro para trasladarnos hasta el centro de la ciudad.
Visitamos la calle Insa-dong es zona donde hay galerías de arte, comerciantes de antigüedades, pinturas antiguas, cerámicas, artesanía del papel, casas de y restaurantes tradicionales. Fue designada en 1988 como la calle de la cultura tradicional. En los fines de semana se cierra la entrada de vehículos, quedándose sólo peatonal.
¿Sabías qué la reina Isabel II, visito la zona en 1999? quedando prendada de las obras de arte.

Aquí se encuentra el edificio Insadong Ssamjijil es un centro comercial donde se vende artesanía tradicional, recuerdos, productos culturales, etc., también hay restaurantes. Abierto desde las 10.30 h. hasta las 18.30 h.

A tan sólo 100 metros de Ssamjijil, hay un centro de información donde ofrecen información turística, acceso a internet gratis, etc. Abierto de 9.30 h. a 18.30 h., abre todo el año excepto (el año nuevo lunar y el día de Acción de Gracias de Corea) Aquí os dejamos el teléfono de contacto: +82-2-737-7890.
En la parte más norte de la calle Insa-dong se encuentra Draw Stoke, una escultura de bronce de grandes dimensiones, representando una brocha de caligrafía. Realizada por Yoo, Young-Seosk. Fue inaugurada en diciembre del 2007.

Hicimos una parada para almorzar sobre las 12.00 h., ¡Sabemos que era demasiado pronto!, pero nos íbamos a visitar el palacio y nos queríamos ir descuidados ¡con el estómago lleno!, almorzamos en un restaurante tradicional, donde probamos un Musaengchae, es una ensalada de rábano (rábanos cortados en tiras, llevan sal kosher, ajo, cebolla, vinagre, pimiento picante, azúcar y semillas de sésamo tostados, todo muy bien mezclado) y para cada uno un plato de Bulgogi (carne de res rebanada en salsa de soja endulzada, condimentada con especies y verduras, elaborada en sartén), de bebida dos botellas de agua mineral. Pagamos un total de 39.800 wones surcoreanos (30,16 € aproximadamente).

Terminada la comida, visitamos el palacio Changdeokgung edificado en 1405, como palacio secundario para el rey Taejong (el tercero de la dinastía Joseon). A finales del siglo XVI, al ser destruido el palacio Gyeongbokgung, paso a ser el palacio principal, utilizado como palacio principal de varios reyes de la dinastía Joseon, hasta el siglo XX.
Sirvió como palacio durante 270 años.
¡Unos cuantos verdad! Es él que mejor se conserva de los cinco palacios de la ciudad. Hoy en día aún conserva el estilo arquitectónico original de comienzos del siglo XV, fue nombrado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997. Se vió dañado durante la ocupación japonesa en Corea entre (1910-1945) Tiene zonas que fueron utilizadas para espacios de los funcionarios públicos, residencia del rey, jardín de la parte posterior Huwon, etc.

Cuando los visitamos había muchos grupos de escolares coreanos, turismo de países asiáticos como: chinos, japonés, hindúes, etc. Muchos de ellos nos paraban para pedirnos hacerse una fotografías con nosotros. Seguro que apareceremos en muchos Facebook de coreanos.

Nos adentramos por la puerta más grande Changdeokgung llamada Sonhwamun, diseñada en madera en 1412, formada por 2 niveles de altura, accediendo al interior del palacio, hacia la derecha vimos el puente Geumcheongyo.
¿Sabías qué fue construido durante 11 años del gobierno del rey Taejongen 1411? Es el puente más antiguo de estas características que queda en pie en la ciudad de Seúl.

Al final del puente se pasa otra puerta más, nombrada Jingeonmum, se a localiza la entrada al pabellón de Injeongjeon. Entramos en el área de las grande ceremonias, Injeongjeon fue el lugar donde coronaban a los nuevos reyesrecibían a los enviados extranjeros, salón de audiencia, celebraciones, recepciones, entre otras cosas.

La cámara real se encontraba en el edificio Seonjeongjeon construida en tejas de color azul, era el lugar de trabajo del rey junto a sus ministros.

Los aposentos del rey estaban en Huijeongdang fue construido en 1917, lo que hoy podemos ver es una recreación, aunque dicen que no se parece en nada al original.

El edificio Daejojeon era el lugar de descanso del rey y la reina. El rey tenía su alcoba hacia el oeste, en cambio la reina hacia el este, en el centro hay un jardín pequeño y en la parte trasera del recinto hay una escalera de gran tamaño.

El edificio Seongjeonggak era la residencia del príncipe estaba conectada por pasillos con 3 edificios el Samsamwa, el Chibunseo, y el Seunghwaru, biblioteca, almacén de libros, lugar de educación del príncipe.

Llegamos hasta el jardín secreto, también llamado antiguamente jardín Huwon zona de descanso del rey, con colinas, pequeños senderos y un jardín del estilo japonés oriental. Para poder acceder a él hay que pagar una entrada a parte.

Se realizan visitas guiadas en grupos de un máximo de 100 personas (coreano, japonés, chino e inglés) que tienen una duración de 1h. ¡Recuerda! En temporada baja no suele haber problema, pero en temporada alta se agotan las entradas hay obtenerla vía internet con antelación a la visita.

El jardín Huwon era el lugar de descanso del monarca, hay árboles con más de 300 años, arbustos, plantas, estanques, pabellones. Los jardines sólo se entra con visitas guiadas a una horas determinadas y hay que tener una entrada. El jardín fue creado en 1406 y siendo ampliado en 1463 por el rey Sejo. Tiene una extensión de 300.000 m², siendo 405.000 m² el espacio total del recinto del palacio.

Al comprar la entrada para el jardín nos dieron la hora asignada (15.00 h). Hay que estar en la entrada del jardín 20 minutos antes del comienzo del tour. En la visita se hacen varias paradas en puntos donde el guía se detiene dando una pequeña explicación ¡Recuerda! No se puede regresar a volver a ver cosas que te has dejado atrás. Nuestro consejo quédate de los últimos del grupo, aunque no escuches la explicación, podrás obtener mejores fotografías.
Bueno, dependerá de tu prioridad ¿explicación o fotografía?

El estanque Buyongji es de 34,50 metros por 29,40 metros con forma cuadrada, se dice que representaba la tierra y el islote que pudimos ver, dicen que en su interior representaba el cielo.

Aún lado esta el pabellón Yeonghwadang, donde se realizaban los exámenes para funcionarios de la corte del rey, el rey disfrutaba de la poesía y las flores en el lugar. El pabellón Buyongjeon, pabellón Sajeonggibigak.

Enfrente a Buyongjeon esta la puerta Eosumun que da a una zona de edificios que no esta permitido el acceso al público.

Paramos en el pabellón Jahamnu de dos pisos biblioteca en una zona donde se guardaban los libros y en el otro lado era salón de lectura, estudiaban los que querían aspirar a funcionarios de las cortes. El edificio fue acabado de construir en el año que el rey Jeongjo accedió al trono. A unos metros hay un pabellón adaptado a una tienda de recuerdos, venta de refrescos, etc.

Para el pabellón Aeryeonjeong, accedimos a la puerta de Bulromun, realizada en una sola pieza “puerta de la eterna juventud” cuenta que si pasas por ella obtendrás salud y una larga vida. Aunque no somos nosotros muy supersticiosos pasamos por ella, para poder acceder al estanque Aeryeonji.

En el complejo de Aeryeonjeong está el estanque Aeryeonji, ambos fueron construidos durante el reinado del rey Sukjong.

El Yeongyeongdang este complejo fue edificado en 1827 por orden del hijo (príncipe Hyomyeong) del rey Sunjo, para festejar el 40 cumpleaños de su madre utilizando la ceremonia Jinjakrye. Al cruzar la puerta hay un pequeño patio rectangular, al frente hay un muro-corredor con 2 puertas, dividiéndose en 2 partes, zona para hombres y zona para mujeres. En la zona destinada para hombres se puede destacar 2 edificios a la derecha Seonhyangjae biblioteca y escuela. Edificio Yeongyeongdang sala de recepción del príncipe, hoy en día es utilizado para recepciones de estado.

El estanque Gwallamji, sobre el estanque hay un pabellón Gwallamjeong, al lado está el estanque Jondeokjeong, fuera del estanque se encuentra el pabellón Pyeomusa, fue el sitio donde el príncipe heredero Hyomyeong leía.

Pasamos por el pabellón Seungjaejeong, el recorrido por los jardines acaba en la zona de Ongnyucheon, el arroyo de Jade (un arroyo artificial) diseñado en 1636. Aquí hay varios pabellones a los lados del arroyo el Chwinanjeong, Nongsanjeong, Taegeukjeong, Cheonguijeong. Cerca de estos pabellones hay una piedra con forma de una flor de loto.

También vimos la roca Syoam, encima de ella se ha tallado un poema. No nos preguntéis que es lo que pone, porque está tallado en letras coreanas. Al lado de la roca está el último pabellón Soyojeong.

La entrada al palacio (19 a 64 años) nos costó 3.000 wones surcoreanos por persona (2,28 € aproximadamente) para niños y adolescentes (de 7 a 18 años) es de 1.5000 wones por cada uno (1,15 € aproximadamente) grupos de más de 10 personas es de 2.400 wones por persona (1,83 € aproximadamente) Entrada gratis para niños menores de 6 años y mayores de 65 años. Horario de visitas los lunes permanece cerrado, abierto en febrero-mayo en septiembre-octubre de 9.00 h. a 17.00 h., junio y julio de 9.00 h. a 17.30 h., diciembre-enero de 9.00 h. a 16.30 h.
La dirección Yulgok-ro 99, Jongno-gu.

Se puede adquirir una entrada combinada que da acceso a los siguientes palacios: GyeongbokgungChandgeokgung, Changgyeonggun, Deoksugung, Jongmyo Royal Shire, tienes tres meses para utilizarla desde que se adquiere. Con un precio de 10.000 wones  surcoreanos por persona (7,59 € aproximadamente) Horario marzo-mayo, septiembre-octubre de 9.00 h. a 16.00 h., junio-julio de 9.00 h. a 16.30 h., diciembre-enero de 9.00 h. a 15.00 h.

La entrada al jardín (19 a 64 años) nos costó 8.000 wones surcoreanos por persona (6,07 € aproximadamente) para niños y adolescentes (de 7 a 18 años) es de 5.000 wones por cada uno (3,80 € aproximadamente) grupos de más de 10 personas es de 7.400 wones por persona (5,62 € aproximadamente).
Entrada gratis para niños menores de 6 años y mayores de 65 años. Horario de visitas los lunes permanece cerrado. Los meses de marzo-mayo, septiembre-octubre de 9.00 h. a 16.00 h., de junio-julio de 9.00 h. a 16.30 h., de diciembre-enero de 9.00 h. a 15.00 h, de febrero a noviembre de 9.00 h. a 15.30 h.

Se aconseja llevar un zapato cómodo y cerrado para visitar el lugar, hay subidas, bajadas, el suelo es de arena y se levanta polvo con el paso de las personas.

Para llegar al palacio se puede tomar la línea 3 del metro de Seúl y bajando en la parada Anguk.

Terminada la visita en el jardín secreto, nos despedimos del lugar no habíamos cruzado la puerta de salida cuando comenzó a llover con gran intensidad. La gente salía corriendo para no mojarse, imaginaros a unas 100 personas corriendo a la vez, ¡Era una auténtica avalancha humana, algunos asiáticos acabaron arroyados en el suelo! Nosotros pillamos un pequeño baño de agua ¿Imaginaros qué tuvimos qué comprar? ¡un paraguas!, otro para la colección.
Lo compramos en un quiosco en la calle, nos costó 8.000 wones surcoreanos (6,05 € aproximadamente).

Cogimos el metro par ir a visitar el mercado Gwangjang ¿Sabías qué fue el primer mercado diario del país? es cierto que no es tan famoso como los mercados de Dongdaemun y Namdaemun. En este mercado lo principal que pudimos ver fue una gran cantidad en venta de ropa, ¿Made in Corea? Este país es uno de los mayores fabricadores de ropa y diseño del mundo, junto a China e India. Ahora que lo sabes, cuando compres una prenda mira de donde ha sido fabricada. También hay artesanía, artículos para el hogar, productos agropecuarios, puestos callejeros de comida tradicional y rápida. Horario abierto de lunes a sábado de 8.30 h. a 18.00 h., los puestos callejeros se sitúan en el interior del mercado en el centro de la nave ¡Allí experimentemos los 5 sentidos! (olfato, visión, gusto y tacto) Abiertos de lunes a domingo, aunque este día cierra el mercado, los puestos se encuentran abiertos al público. Para llegar hay que bajar en la estación Jongno 5 línea 1 del metro, o en la estación Euljiro 4 línea 2 y 5. Se sitúa en 88 Changgyeonggung-ro 88, Jongno-gu.

Antes de regresarnos hasta el hotel pasamos por el parque Tapgol también conocido como parque de la Pagoda, fue el primer parque moderno que se construyó en la ciudad de Seúl. En él se puede ver la pagoda de piedra de diez niveles, el monumento del templo Wongaksa, también esta el pabellón Palgakjeong lugar donde se leyó la declaración de Independencia el 1 de marzo de 1919. Es un lugar muy importante para los coreanos. Se localiza en 99 Jong-ro, Jongno 1.

Para la cena compramos en el supermercado Gs 25, fruta plátanos, un yogur, una botella de agua mineral, y un paquete de cacahuetes pagamos un total de 6.800 wones surcoreanos (5,16 € aproximadamente).

En ese día era nuestro último día en la ciudad de Seúl había que aprovecharlo, bajamos a desayunar al comedor del hotel y una vez terminada la comida, nos fuimos a visitar el palacio Deoksugung. Es cierto que estábamos cansados de tomar todos los días ese café tan malo que nos ofrecían, era un café calcetín.
Nos paramos en la cafetería parís baquette, donde nos compramos 2 deliciosos cafés con leche, eso si, era un auténtico café, y un pastel de queso pagamos un total de 8.700 wones coreanos (6,58 € aproximadamente).

Ahora si, nos fuimos a visitar el palacio Deoksugung perteneció y fue la residencia del príncipe Wonsan, el hermano mayor del rey Seongjong, de la dinastía Joseon. Se convirtió en palacio debido a las invasiones japonesas a Corea (1592-1598), y todos los demás palacios fueron incendiados en 1592. En 1608 aquí fue el lugar de coronación del rey Gwanghaegun, en 1611 el templo fue renombrado como Gyeongun-gun. El palacio oficial se trasladó al reconstruido Changdeokgung en 1618. Siendo utilizado como palacio auxiliar por 270 años y fue cambiado como Seogung, después fue renombrado com Gyeongungun. Cuando el trono pasó al emperador Sunjong en 1907, fue llamado palacio Deoksugung y ampliado. El palacio en aquella época era 3 veces más grande del que hoy podemos ver. Es el único templo que se ubica en medio de la ciudad y que posee en su interior construcciones de estilo occidental. Es famoso por el pavimento que tiene de piedra el muro. Cada día se puede ver el cambio de guardia que se realiza justo delante de la entrada principal y de la plaza de Seúl a las 11.00 h., 14.00 h., y 15.30 h., eso si, siempre que el tiempo lo permita. ¿Sabías qué se puede participar en él? Si, si, cada día permiten que 2 extranjeros participen en la actividad. Los participantes deben estar 1 hora antes del comienzo de la ceremonia, donde le enseñaran los saludos básicos y les colocaran el traje de guardia. El espectáculo dura unos 20 minutos aproximadamente, luego darán unos 10 minutos más, destinados a una sección de fotografías, donde permiten tomar a todos los turistas fotos junto a los guardias. Para más información os dejamos la página web:www.deoksugung.go.kr.

Se accede al palacio por un portal llamado Daehnmun, esta puerta fue destruida por un incendio en 1904, se vió reconstruida dos años más tarde, lo primero que nos encontramos al entrar es el estanque Geumcheon y un puente que lo atraviesa. En el pasado el rey pasaba por encima de este con su carruaje. Está formado por los siguientes pabellones: Beopjeon, Hamnyeong, Hamnyeongjeon, Jeukjodang y Jeonggwanheon. Hay un museo de arte japonés, el museo nacional de Artes Contemporáneas, exhibición de los Tesoros del Palacio y una cafetería.

La puerta Junghwamun de grandes dimensiones, se ubica justo delante del pabellón Junghwajeon. La cruzamos para adentrarnos en el pabellón.

El pabellón Junghwajeon fue el salón del trono donde se llevaban acabo las ceremonias oficiales del gobierno como: coronacionesrecepciones de enviados extranjeros. El edificio en 1902 era de dos pisos, fue incendiado en 1904, siendo reconstruido en un sólo piso en 1906. En el interior de este pabellón pudimos ver el trono del rey. El pabellón Junghwajeon de estilo neoclásico fue una ampliación del rey Gojong en 1909.

El Seokjojeon fue el primer edificio moderno en un palacio en Corea, siendo residencia del rey Gojong, diseñado por un coreano, ruso y británico que trabajaban para una compañía que fue acusada de robar tesoros de países asiáticos, paso a manos del gobierno japonés quien lo acabó en 1910. Tuvo diferentes usos en la primera planta usado como sala de espera, el segundo piso zona de recepción y el tercer piso como residencia del rey. El edificio acogió el museo Nacional de Corea, tras la guerra de Corea, en 1986 empezó albergar el museo Real. Para poder visitarlo hay que hacer una reserva con antelación en la página Deoksugung, permitiendo poder visitar la 1º y 2º planta del vestíbulo Seokjojeon.

Pudimos ver el primer  jardín de estilo occidental realizado en Corea, tiene fuentes, un estanque y una gran cantidad en vegetación. Aquí nos detuvimos un rato sentándonos en unos de sus bancos contemplando el lugar.

El Junmyeongdang salón de recepción del emperador Gojong y zona de juego de la princesa Deokhye.
El Seogeodang es el único pabellón de dos pisos en madera que no está pintado, fue utilizado como residencia privada durante la dinastía Joseon.

El pabellón Jeonggwaheo construido en 1900 era el pabellón del descanso del emperador Gojong y también utilizaba para celebrar fiestas, escuchar música, tomar, etc.

El pabellón Hamnyeongjeon donde el rey Gojong vivió hasta que se produjo su muerte.

El pabellón Deokhongjeon edificado en 1911 decorado en estilo moderno, de forma cuadrada, tenía luz eléctrica. Utilizado para recibir a diplomados extranjeros.

El museo de Arte Deoksugung construido como anexo del Palacio Nacional de Arte Contemporáneo, se encuentra dentro del palacio Deoksugung, tiene 2 plantas y alberga 4 salas de exposiciones. En la primera planta se ubican las oficinas de administración y sala audiovisual, en la planta 2 exposiciones de arte moderno Coreano en la sala de exhibición número 1 y 2. En la tercera planta exposiciones de arte moderno pinturas con tinta china, a color, óleos, esculturas, una tienda donde venden obras de arte. También se hacen actuaciones de mímica y música. Hay que pagar otra entrada para poder acceder a él, el precio varia según la exposición. Está totalmente prohibido hacer fotografías en el interior, acceder con paraguas y comida.

La puerta Gwangmyeongmun fue al principio puerta sur de Hamnyeongjeon, sala de cuartos, en 1938 comienza a utilizarse como museo de la familia real Yi. Hoy, dentro podemos ver una campana de bronce de grandes dimensiones, con inscripción del templo Heungcheonsa.

La entrada al palacio Deoksugung (19-64 años) nos costó 1.000 wones surcoreanos por persona (0,77 € aproximadamente) estudiantes de (7-18 años) 500 wones por cada uno (0,39 € aproximadamente) niños menores de 6 años y ancianos a partir de 65 años gratis. Horario de visitas los lunes permanece cerrado. Abierto de 9.00 h. a 21.00 h. Se localiza en 99 Sejong-daero, Jong-dong, Jung-gu. Situado en la esquina de la zona más concurrida de la ciudad. Para llegar al palacio se puede tomar el metro de la línea 1, parada City Hall.

También se puede comprar la entrada combinada que cuesta 10.000 wones por persona (7,56 € aproximadamente) que da acceso a los palacios: Gyeonbokgung, Changdeokgung, jardín secreto, Changgyeonggung, Deoksugung y palacio Jongmyo Shire.

Cerca de él está la plaza de Seúl, el edificio del ayuntamiento o la librería metropolitana. La plaza de Seúl ubicada enfrente del ayuntamiento, es una plaza con forma ovalada, con césped. En 2004 fue reformada y recubierta, siendo usada para acontecimientos como el festival Hi! Seúl. Antes de transformase en esta plaza en este lugar se produjo el Movimiento de la Independencia en 1919 y también el movimiento prodemocrático de junio de 1987. En el lugar encontramos una fuente de agua con un diseño que realmente parecía una atracción de un parque temático.

La Puerta de Namdaemun o de Sungneyemun, “puerta de las ceremonias” Comenzada a edificar en 1395, durante la dinastía de Joseon y fue acabada en 1398. Fue el acceso de entrada principal de la muralla fortificada que rodeaba  la ciudad. Su estructura es de piedra con una entrada en forma de arco, situada en el centro. Sufrió muchos daños durante la guerra de Corea y algún que otro incendio. El último fue el 10 de febrero de 2008, tuvo que ser reconstruida abriendo al público en mayo de 2013.
El acceso es gratuito. Horario de apertura en invierno de 9.00 h. a 17.30 h., en verano de 9.00 h. a 18.30 h.

El mercado de Namdaemun se sitúa a pocos metros de la puerta Namdaemun, este mercado al aire libre se remonta a la dinastía Joseon, es considerado el mayor mercado de Corea, está clasificado por secciones ropa, artesanía, regalos, un largo etc., aquí podrás encontrar de todo lo que puedas imaginar. Aquí siempre está lleno de demasiada gente y en algunas calles resulta agobiante pasar, tranquilos es un lugar seguro, no sufrirás ningún robo, tan sólo un poco de acoso por parte de los vendedores, ¡Intentarán de vendértelo todo!

Nuestra siguiente parada fue el arroyo Cheonggyecheon es un arroyo natural, que fue cubierto con alquitrán en 1958 para poder construir una carretera. En julio de 2003, se comenzó una restauración quitando la carretera, que duró más de 2 años. Hoy en día se puede ver el arroyo que tiene una longitud de 5,84 km, que transcurre en pleno centro urbano.

Tocaba comer, decidimos entrar en un restaurante para seguir probando la comida típica coreana esta vez nos pedimos como entrante un plato de sigumchi namul (espinacas cocidas y sazonadas con salsa de soja, aceite de sésamo, rodajas de pepino y cebolla), una sopa Miyeok sopa de algas Wakana (las algas marinas se hacen en un caldo añadiéndole carne de ternera) ¡Dato curioso! es tomado por los coreanos tradicionalmente el día de su cumpleaños, se dice que le dará buena suerte durante todo el año. Venga, que me distraigo con las supersticiones de estos asiáticos. De primer plato nos pedimos un Galdi esta elaborado con costilla de ternera o cerdo (es cocinado con salsa de soja, se le pueden añadir una gran cantidad de salsas y especies) y de bebida 2 botellas de agua mineral.
La comida nos costó en total 31.200 wones coreanos (23,46 € aproximadamente).

Después de la comida nos desplazamos hasta el palacio Gyeonghigung, considerado al final de la dinastía Joseon, como un palacio secundario, era el lugar de refugio del rey en momentos delicados. Los edificios de Jajeongjeon y Sungjeongjeon estaban destinados a la audiencia real y los Hoesangjeon y Jungbokjeon era lugar de dormitorios. Este templo se vió dañado en 1908 por la invasión de los japoneses. Cuando nosotros lo visitamos estaba cerrado a las visitas porque estaba haciendo en él restauraciones y obras. Nos tuvimos que conformar con tomar una fotografía del edifico desde el exterior. Horario los lunes permanece cerrado, abierto de martes a viernes de 9.00 h. a 18.00 h., fines de semana y festivos de 10.00 h. a 18.00 h. Se encuentra en Saemunan-ro 55, Jongno-gu.
Para llegar a él en la estación Seodaemun coger la línea 5, salida 4, o estación Gwanghwamun línea 5, salida 1 u 8.

Cerca de este palacio está el museo de Historia de Seúl considerado el principal museo de historia de Corea del Sur, muestra la evolución de la historia y cultura del país desde comienzos del periodo prehistórico hasta la actualidad. Abrió sus puerta al público en 1985, siendo totalmente renovado en mayo de 2002. En la tercera planta se encuentra las salas principales de exhibición, también podrás ver y observar las piezas en exposición en el museo cibernético por Internet. Cuenta con una cafetería, guardería y tienda de recuerdo. El acceso al interior es gratuito. Horario de visitas de marzo a octubre de 9.00 h. a 20.00 h., sábados, domingos y festivos de 9.00 h. a 19.00 h., de noviembre a febrero de 9.00 h. a 20.00 h., sábados domingos y festivos de 9.00 h. a 18.00 h. Se localiza en Jongno-gu.
Para llegar a él, desde la estación Gwanghwamun, línea 5, salida 7 y 8. Estación de City Hall- ayuntamiento, línea 2, salida 3. La estación de Gyeongbokgung, línea 3, salida 6.

Fuera del museo pudimos ver al aire libre una exposición de las diferentes partes de restos de los que se componen los templos. El acceso es gratis.

Como última visita del día fue el campanario de Bosingak Belfry, durante la dinastía Joseon fue utilizado. Se tocaban 33 veces a las 4.00 h., de la madrugada, indicando el comienzo del día ¡Bastante temprano! ¿A esas horas creó que es hora de dormir? a las 10.00 h., de la mañana sonaba 28 veces y las puertas por la noche se cerraban. La campana fue colocada en el templo de Wongaksa en 1468 y en 1619 se traslado hasta el lugar donde hoy se ubica. Es cierto que la campana original se conserva en el museo Nacional de Corea. El acceso es gratis, hay que observarla desde fuera. Abierto todo el año. La dirección es 54, Jong-ro Jungno-gu.

Fuimos a una peluquería de caballeros para que Sergio se cortara el pelo. ¡Imaginaros! como nos tuvimos que comunicar con el peluquero, le escribí en un papel de notas en letras coreanas como quería el corte, hay… ¡Gracias al traductor de google! Así de fácil fue comunicarnos con él. El hombre y 4 de sus compañeros que trabajaban en el lugar, no hablan ni una palabra en inglés. Le costó 3.500 wones surcoreanos, le dejó propina, en total fue 5.000 wones surcoreanos (3,77 € aproximadamente).

¡Tocaba hacer la colada! en nuestro mismo hotel había una habitación con una lavadora y una secadora, subimos a la habitación cogimos la ropa y nos fuimos a poner la lavadora.
Allí mismo hay una máquina que vende el detergente liquido, la unidad cuesta 1.000 wones surcoreanos (0,77 € aproximadamente) la lavadora 2.000 wones y la secadora otros 2.000 en total nos costó 5.000 wones surcoreanos (3,77 € aproximadamente) No te preocupes si no tienes monedas, también hay una máquina de cambio.

Era hora de descansar, nos subimos a la habitación y cenamos lo que compramos en el supermercado 7 eleven, unas manzanas, naranjas, unos yogures, y una botella de agua mineral pagamos 8.536 wones surcoreanos (6,43 € aproximadamente).

En el próximo post os contaremos nuestro paso por las ciudades de DaeguGyeongju y Busan.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.

 

 



'Qué visitar, ver y hacer en Seúl, Corea del Sur' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.