Qué visitar, ver y hacer en San Carlos de Bariloche, Argentina

Qué visitar, ver y hacer en San Carlos de Bariloche. Sus lagos de origen glaciar, bosques, hacen de esta ciudad que sea una postal, además de ser la capital argentina del chocolate.

San Carlos de Bariloche conocida y nombra simplemente como Bariloche, está ciudad se encuentra en la provincia de Río Negro, tiene una superficie de 220.3 km²
¿Sabías qué esta ciudad es la más visitada de la Patagonia? Este lugar ofrece una gran cantidad de actividades al aire libre, tanto para invierno donde viene la gente a esquiar, hacer snowboard, etc., como en verano a hacer escalada, rutas de senderismo, montar en bicicleta de montaña, pescar, rafting, kayak, etc. También es escogida como destino de vacaciones para los adolescentes de Argentina, Uruguay y Chile para festejar el fin de curso.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Aterrizamos en el aeropuerto Internacional Teniente Luis Candelaria, cogimos el equipaje. Se puede ir en autobús urbano para desplazarte hasta la ciudad. Hay que obtener una tarjeta que vale 8 pesos argentinos (0,41 € aproximadamente) se recarga con crédito, se puede comprar en kioscos cercanos a las paradas. El coste de un viaje varia según la distancia y el trayecto. Nosotros escogimos ir en taxi pagamos por el trayecto un total de 408 pesos argentinos (21,06 € aproximadamente).

El aeropuerto queda a 15 km al este de la ciudad. Es muy recomendable alquilar un vehículo para recorrer en varios días los parques nacionales, puntos turísticos, etc. Hay varias agencias de alquiler de coches en la ciudad o si lo prefieres puedes contratar actividades en las oficina de la ciudad. Nosotros estuvimos mirando en varias oficinas, pero nos pedían por 1 día, con un vehículo ford Ka Se o similar 213,22 €. Descartamos la opción cogimos una actividad con una empresa.

Llegamos al hotel Kenton Palace donde pasaríamos 2 noches, la habitación+desayuno nos costó en total de 141 €. A nuestra llegada tuvimos que abonar la tasa ecotasa es un impuesto por la municipalidad de Bariloche. El precio varia según el hotel las estrellas que tenga, los días, etc.
En nuestro caso fue 180 pesos argentinos (9,30 € aproximadamente).

Salimos a dar una vuelta al tener el primer contacto con San Carlos de Bariloche fuimos hasta la catedral Nuestra Señora del Nahuel Huapi, fue inaugurada en 1946 realizada por el arquitecto Alejandro Bustillo, edificada en estilo gótico. El nombre de este templo recuerda a la virgen que acompañó al jesuita N. Mascardi en la primera misión evangelizadora de 1670. El acceso al interior ese gratis. Abierta al público de lunes a viernes desde las 9.30 h. hasta las 12.30 h., por la tarde desde las 17.00 h., hasta las 19.30 h., sábados y domingos desde las 9.30 h. hasta las 12.30 h., por la tarde de 17.30 h. a 18.45 h.

Abandonamos el templo y fuimos hasta el lago Nahuel Huapi, es un lago glaciar de la Patagonia Argentina. Tiene una superficie de 557 km² se encuentra a una altitud de casi 700 metros sobre el nivel del mar. Es llamativo por el intenso azul de sus aguas y por sus 7 brazos: Campanario, de la Tristeza, Machete, Blest, del Rincón, Huemul y Esperanza. En él podemos encontrar pequeñas islas y playas.

Caminamos por la calle Mitre es una calle comercial llena de tiendas, chocolaterías, bares, restaurantes, etc. No pudimos pasar por alto entrar en una chocolatería y comprar una pequeña cajita de 4 barritas de chocolate. Pagamos un total de 74 pesos argentinos (3,83 € aproximadamente) ¡Mirad! estos escaparates! ¡Cómo no entrar!

Terminamos visitando la plaza Cívica, cuando nosotros la visitamos estaba siendo desalojada de una manifestación que había habido por la tarde en el lugar. La plaza está presidida por la estatua de Julio A. Roca el que fue el responsable de la campaña militar destinada a colonizar la Patagonia (1879-1885) Desde el año 1987 está declarada Monumento Nacional.

Alrededor de la plaza se ubican los siguientes edificios: municipalidad, secretaria municipal de turismo, biblioteca Sarmiento y un museo. En la torre del edificio de la municipalidad hay un reloj que cuando sus agujas marcan las 12.00 h., y las 18.00 h., salen 4 figuras representativas de su interior (misionero, conquistador, labrador e indio).

Cenamos en el restaurante Jauja, para seguir probando la gastronomía argentina. Nos pusieron como aperitivo un tarrito de salsa y una variedad de tostadas de pan, probamos un bife de chorizo, un chorizo, y para el otro un plato de trucha (es muy típica de la zona) de bebida pedimos 2 botellas de agua mineral sin gas. Pagamos un total 725 pesos argentinos (37,41 € aproximadamente) La comida estaba genial, buena presentación, calidad, etc., el servicio fue muy bueno, aunque el lugar no es muy económico. Regresamos al hotel para descansar.

Nos levantamos temprano era las 6.50 h., bajamos a desayunar una vez terminada la comida, sobre las 8.00 h., vinieron a recogernos la empresa Margarita Stuke Turismo, habíamos contratado la actividad el Circuito Chico pagamos un total de 325 pesos argentinos por persona (16,78 € aproximadamente).

Salimos del hotel, abandonábamos la ciudad de San Carlos de Bariloche y la aventura comenzó por un camino que bordeó el lago Nahuel Huapi, la playa Bonita desde este último lugar pudimos ver la isla Huemul.

Atravesamos diferentes paisajes, llegamos hasta el Cerro Campanario subimos en aerosilla que tiene una capacidad para 2 personas, disponen de un total de 40 sillas. En 7 minutos a una velocidad de 1,5 minutos por segundo estábamos en la cima. Para los más deportistas y valientes hay la posibilidad de llegar a la cima del cerro a pie.

Una vez arriba ya obtuvimos unas vistas increíbles a los lagos Nahuel, Huapi, la laguna del trébol, Perito Moreno, la Península de San Pedro, la ciudad de Bariloche, etc.

En la cima del cerro Campanario hay una cruz en honor a la primera misa al aire libre celebrada en este lugar en el febrero del 1930.

Horario de visita de 9.00 h. a 19.00 h., el último ascenso se realiza a las 18.30 h. El ticket de la aerosilla nos costó 200 pesos argentinos por persona (10,33 € aproximadamente) menores entre 5 y 12 años acompañados por sus padres, tiene un coste de 100 peso argentino por niño (5,17 € aproximadamente) niños menores de 5 años subida gratis. Hay un fotógrafo que realiza la típica foto subidos en el teleférico tiene un coste de 100 pesos argentinos (5,17 € aproximadamente) En el cerro hay una cafetería y baños. Horario de apertura de 9.00 h. a 18.00 h. La dirección es Avenida Bustillo Km 17,50.

Una vez que decidimos hacer la baja, que por cierto no veías el momento. Nos encantaron, las vistas que obtuvimos y porque ese día el cielo estaba bastante gris y frío. Una vez abajo retomamos el vehículo para desplazarnos hasta Península de Llao Llao.

Hicimos una parada en la carretera donde pudimos tomar unas fotografías viendo desde lejos el hotel Llao Llao y el Parque Municipal de Llao Llao.

Subimos de nuevo al coche para ir contemplando desde la ventana la reserva natural protegida del Parque Municipal Llao Llao.

Atravesamos el puente Angostura sobre el río del mismo nombre, que une los lagos Moreno y la península de Llao Llao. Continuamos el camino hasta la zona de Bahía López donde vimos paredes rocosas de los cerros López y Capilla.

El lago Escondido como su nombre indica es un pequeño lago de agua azul, que está escondido entre el bosque milenario del Parque Municipal Llao Llao.

Terminamos en el tramo en el kilometro 40, donde pudimos ver desde lejos el hotel Llao Llao. Bajamos del coche y visitamos la capilla de San Eduardo, está edificación corresponde al año 1938 construida con piedra y troncos de ciprés del lugar y alrededores. Su estilo es una influencia neogótica y europea. El templo permanece abierto todo el día. El acceso es libre. La dirección es Avenida Exequiel Bustillo.

Desde este lugar también pudimos ver desde lejos el hotel Llao Llao fue construido a principios del siglo XX en estilo canadiense, en madera, piedra y teja. Dispone de 173 habitaciones y 28 suites, campo de golf. En 2007 se amplió con la construcción de un nuevo edificio acogiendo, 43 habitaciones más. Su ubicación es privilegiada entre los lagos Nahuel Huapi y Moreno. Está catalogado como edificio Histórico Nacional. Si tenéis la oportunidad de alojaros en el lugar no lo dudéis, debe ser maravilloso.

En este punto terminaba la actividad y se hacia el regreso hacia el hotel, pero nosotros nos fuimos caminando (unos pocos metros) hasta el Puerto Pañuelos, antes de entrar hay una caseta de la compañía Turisur, donde ofrece la actividad de Puerto Blest, cascada de los Cántaros y opcional se puede añadir Lago Frías. El precio de la actividad es de 920 pesos argentinos por persona (47,48 € aproximadamente) menores y jubilados 460 pesos argentinos por cada uno (23,74 € aproximadamente) y haciendo Lago Frías hay que añadirle al precio por adulto 360 pesos argentinos por cada uno (18,58 € aproximadamente) para jubilados y niños 180 pesos argentinos por persona (9,30 € aproximadamente). Este ticket no incluye tasas de embarque e ingreso al Parque Nacional. Esta tarifa se paga en una ventanilla a la entrada al Puerto Pañuelos. La tarifa general es de 250 pesos argentinos por persona (12,91 € aproximadamente) nacionales es de 120 pesos argentinos cada uno (6,20 € aproximadamente) niños de 6 a 12 años tienen que pagar 60 pesos argentinos por persona (3,11 € aproximadamente) provinciales y estudiantes es de 50 pesos argentinos cada uno (2,59 € aproximadamente) niños hasta 16 años en excursión escolar y personas minusválidas es gratis el acceso.

Entramos en la terminal mientras esperábamos a la salida del catamarán decidimos almorzar en el restaurante del puerto donde nos comimos 2 milanesas de ternera, y de bebida una botella de agua mineral.
Pagamos un total de 410 pesos argentinos (26,10 € aproximadamente) Es cierto que la comida no era nada de calidad y los precios elevados. ¡Para haberlo sabido! nos hubiéramos traído la comida preparada.

Nos pusimos en la cola para el comienzo del embarque salimos a las 13.00 h., y el regreso estaba previsto a puerto a las 19.45 h.

Salimos del Puerto Pañuelos para navegar 1 h., aproximadamente por el brazo del Lago Nahuel Huapi: el Blest. Durante el trayecto de navegación está permitido salir a la parte exterior del barco y como nosotros somos tan inquietos, ¡pues podéis imaginaros!, hay estábamos nosotros haciendo fotografías y tomas de grabaciones.

Pasamos frente al islote Centinela, en este lugar descansan los restos del Perito Moreno. En 1944 el gobierno nacional decide trasladar los restos de Perito Moreno a la isla Centinela. Es una pequeña isla de 250 metros y 10 metros de ancho, se ubica a la entrada del brazo Blest. Los barcos, embarcaciones cuando pasan por el lugar hacen sonar su sirena al pasar enfrente a la isla en homenaje a Francisco Moreno, creador de los Parques Nacionales argentinos. 

Después arribamos a la cascada de los Cántaros donde se baja del barco para comenzar un sendero ascendente, escalonado, recorriendo la vegetación de la selva Valdiviana, hasta llegar al lago de Los Cántaros.
Bueno salimos como motos del barco, teníamos que intentar  llegar los primeros al origen de la cascada y poder tomar unas buenas fotografías, grabaciones, etc. Porque detrás nuestra se bajo del barco una avalancha de chinos, ¡Sálvese quién pueda!

La dificultad del sendero es media, el tiempo aproximado para realizarlo es de 1 h., y 15 minutos (ida+vuelta) la distancia total son unos 2,4 km. Por el camino nos fuimos encontrando 3 miradores además del mirador lago de Los Cántaros. Este último que hemos nombrado es donde el recorrido del sendero se acaba en el Lago de Los Cántaros, desde ese lugar pudimos ver a nuestra derecha el Cerro Los Cántaros, enfrente la Heladera, al fondo el país de Chile, a nuestra izquierda el Cerro Tres Hermanos y el naciente arroyo Los Cántaros.

Fuimos rápidos, y cuando ya llegaron los chinos nosotros comenzamos tranquilamente el descenso, tomamos unas fotografías del Brazo Blest.

De nuevo subimos al barco no por mucho tiempo, 5 minutos de navegación y llegamos a Puerto Blest.

En esta parada de la excursión nos dieron unos minutos en el restaurante de la hostería donde compramos 1 botella de agua mineral, pagamos 40 pesos argentinos (2,06 € aproximadamente).

Como cogimos la opción del Lago Frías, justo al lado del hotel hay una parada donde tuvimos que subir en un ómnibus y recorrer unos 3 km hasta llegar a Puerto Alegre.

En este punto tomamos una embarcación para navegar por el lago Frías, sus aguas son de color verde, debido a las pequeñas partículas de roca pulverizada que provienen del toque del glaciar con las paredes del cerro Tronador.

Navegamos unos 20 minutos y llegamos a Puerto Frías, muy cerca al limite con Chile, donde se paró unos minutos, bajamos para ir a tomar unas fotografías, no tomamos ni dos fotos y comenzó una intensa lluvia que nos dejo empapados por completo. Tuvimos que subir corriendo a la embarcación. Ahora tocaba hacer el recorrido a la inversa hasta llegar a Puerto Pañuelo.

Llegamos a Puerto Pañuelo y cogimos un taxi hasta llegar al Centro Cívico de San Carlos de Bariloche, el trayecto nos costó 300 pesos argentinos (15,49 € aproximadamente).

Pasamos por el supermercado Ido, donde compramos la cena, unas manzanas, unos plátanos, una chocolatina y una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 220 pesos argentinos (10,33 € aproximadamente).

Al día siguiente nos levantamos desayunamos y recogimos nuestro equipaje para dirigirnos hasta el aeropuerto Internacional Teniente Luis Candelaria, donde cogimos un avión con la compañía aérea Aerolíneas Argentinas, con direccion a El Calafate. El viaje tuvo una duración de 1 h. y 45 minutos.
El billete de avión nos costó 208 € por persona.

En el próximo post os contaremos nuestro paso por El Calafate.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.

 

 



'Qué visitar, ver y hacer en San Carlos de Bariloche, Argentina' tiene 4 comentarios

  1. Septiembre 20, 2017 @ 10:20 pm Marta Pinhao

    ¡Que bello es mi país! ¡Gracias chicos por visitarlo y difundirlo! Abrazo.

    Responder

    • Septiembre 20, 2017 @ 11:05 pm andorreandoporelmundo

      Muchísimas gracias querida Marta.
      Sí que es bello, nos encanta seguro que volvemos.
      Saludos y abrazos amiga 😉👍

      Responder

  2. Septiembre 21, 2017 @ 1:57 pm Luca

    Precioso Barriroche, es como estar en Nueva Zelanda.
    Un cordial saludo pareja.

    Responder

    • Septiembre 21, 2017 @ 2:06 pm andorreandoporelmundo

      Sí Luca.
      Bariloche es pura naturaleza igual que Nueva Zelanda la Patagonia Argentina es un lugar espectacular para visitar si te gusta la naturaleza.
      Saludos amigo. 😉👍

      Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.