Vistas Pucará Tilcara

Qué visitar, ver y hacer en Salta, Argentina

Qué visitar, ver y hacer en la ciudad de Salta y alrededores.

Salta es una ciudad que ofrece al viajero y turista un turismo activo, religioso, artesanal, rica gastronomía y tradiciones gauchas. Estos son los lugares que no te puedes perder si visitas Salta y la Quebrada de Humahuaca. El teleférico San Bernardo, el cerro San Bernardo, la escultura de Güemes, el parque San Martín, la Quebrada de San Lorenzo, la Quebrada de Humahuaca, el museo Casa Arias Rengel, el museo de Bellas Artes de Salta, el museo de Arte Contemporáneo, la plaza 9 de Julio, la iglesia San Francisco, la catedral basílica de Salta, el Cabildo, etc.

La ciudad de Salta es la capital provincial, se sitúa al este de la cordillera de los Andes, al norte de Argentina. Su nombre viene de la palabra Aimará Sagta, que significa “La más linda de todas” Fue el lugar de los primeros asentamientos coloniales de Argentina. Pudimos ver aún esos tradicionales mercados artesanales alrededor de las plazas de los pueblos, peñas folclóricas, cultura y fuerte tradición del pasado.

Aterrizamos en el aeropuerto Internacional Martín Miguel de Güemes del vuelo procedente de la ciudad de Córdoba. Bajamos del avión, recogimos el equipaje y a la salida cogimos un taxi que nos costó 100 pesos argentinos (5,16 € aproximadamente) para trasladarnos hasta el hotel Posada del Marqués. Alojamiento por 2 noches+desayuno pagamos un total de 122 €. Hicimos el check in en el hotel, dejamos el equipaje y nos fuimos caminando hasta el parque San Martín, en este punto se encuentra la oficina del teleférico San Bernardo. Adquirimos la entrada para realizar la subida+bajada fue de 200 pesos argentinos por persona (10,32 € aproximadamente) menores de 6 a 12 años es de 110 pesos argentinos cada uno (5,68 € aproximadamente) menores de 5 años gratis. También se puede adquirir sólo el ticket de ascenso o el descenso ambos cuesta 100 pesos argentinos por persona (5,16€ aproximadamente).
Horario de lunes a domingo de 10.00 h. a 18.30 h.

El teleférico se comenzó a construir en 1987, empezó a funcionar en 1988, recorre una distancia entre las 2 estaciones de 1016 metros. El recorrido tiene una duración de 10 minutos, en una velocidad de 2m/seg. Para más información os dejamos la página web:wwwtelesfericosanbernardo.com.

Se sube hasta la cumbre del cerro San Bernardo desde este lugar pudimos obtener unas vistas panorámicas de diferentes ángulos de la ciudad de Salta, en sus inmediaciones hay una cruz que fue colocada el 1 de enero de 1901 y la escultura del Cristo en 1903. También hay una cascada artificial, terrazas artificiales, senderos ecológicos, anfiteatro, confitería, locales artesanales, etc.

Para los más deportistas hay una ruta trazada para poder realizar la subida a pie, tiene una longitud de 3796 metros, hay un tramo de escaleras que consta de 1021 peldaños. Este sendero empieza en el monumento a Güemes.

Estuvimos un buen rato contemplado el lugar, subimos de nuevo en el teleférico, esta vez para hacer el descenso. Una vez en el parque San Martín, paseamos unos minutos por este espacio público que abrió el 16 de abril de 1905, poseía un zoológico que fue remplazado por un jardín botánico y parque infantil. En el se pueden ver monumentos como: el de los generales José de San Martín y Facundo de Zuviría, etc. Es un gran pulmón verde situado en el centro de la ciudad.
El acceso al interior es gratuito.

Nos acercamos hasta la escultura de Güemes, este monumento rinde homenaje a la memoria de Martín Miguel de Güemes, un héroe Gaucho. Está escultura fue colocada en 1931 por orden del general José Félix Uriburu, el presidente de la nación por aquellos tiempos. La piedra que utilizaron para la base fue obtenida del cerro San Bernardo, la escalinata y el pedestal fueron hechos con piedras de cerros vecinos y la figura del héroe es de bronce, realizada por el escultor Víctor Gariño. Hay una placa con la silueta de una hoja, donde se pueden leer los nombres de los oficiales que acompañaron al general (general Fernández Campero, el coronel Jorge Vidt).
Se encuentra ubicado al pie del cerro San Bernardo.

¡Era hora de comer!, nos fuimos almorzar al restaurante La Criollita, donde probamos las típicas empanadas, las pedimos de pollo, ternera, y un plato de churrasco acompañado de una ensalada, de bebida una botella de agua mineral. Pagamos un total de 460 pesos argentinos (23,72 € aproximadamente) Si se paga con la tarjeta de crédito o debito, el establecimiento cobra al cliente una tasa de 250 pesos argentinos (12,89 € aproximadamente).
Podréis ver letreros colgados en la pared, informando de este cobro.

Una vez terminada la comida, cogimos el colectivo 7 que pasa al lado del teleférico, con una frecuencia de 20 a 40 minutos ¡Recuerda! sólo se puede pagar con la tarjeta saeta, se puede conseguir en el centro de Salta (en el centro cívico municipal, la casa del gobierno provincial, la universidad, etc.) cuesta unos 25 pesos argentinos (1,28 € aproximadamente) El colectivo nos costó 5,70 pesos argentinos por persona (0,30 € aproximadamente) para trasladarnos hasta la Quebrada de San Lorenzo es una reserva natural que se encuentra a unos minutos en coche de la ciudad de Salta. Es un gran espacio verde donde se pueden ver especies vegetales como: helechos, orquídeas, líquenes, árboles, tala, luchan, etc.,
¡A tener en cuenta!: es una zona lluviosa, hay desniveles en el terreno, en los meses de verano suele estar casi siempre nublado. Aconsejamos llevar un calzado de montaña, y chaqueta impermeable.

Cuando nosotros visitamos el lugar era día festivo, la oficina de turismo estaba cerrada,
a la entrada de la reserva no había nadie, es una propiedad privada, no hay carteles ni señalización para poder realizar los senderos por tu cuenta. Es necesario un mapa que dan en la oficina de turismo o contratar el servicio de un guía. Hay rutas que se hacen en cabalgata, trekking, mountain bike, etc. Caminamos un poco por el lugar, contemplamos la vegetación, el arroyo, etc. No pudimos acceder al mirador. Si queréis comprar, en la entrada hay puestos de artesanía, de comida local, un bar, etc. Volvimos a coger el colectivo para regresar a Salta.

Una vez en Salta, buscamos un bar cafetería para cenar algo más ligero, el New Time Resto Bar. Pedimos unas empanadas, y dos sandwich de atún y verduras, de bebida dos botellas de agua.
Pagamos un total de 281 pesos argentinos (14,25 € aproximadamente).

Al día siguiente, nos levantamos a las 6.00 h., bajamos a desayunar al comedor del hotel, es cierto que el buffet era muy escaso, había poco para elegir. Una vez terminado el desayuno nos fuimos a sentarnos a la recepción del hotel. Sobre las 6.45 h., de la mañana vinieron a recogernos la empresa Uma Travel, para realizar la actividad de la Quebrada de Humahuaca. La actividad tiene un recorrido de 400 km, se hace en unas 13 h., desde las 7.00 h. hasta las 20.00 h. No incluye el almuerzo ni la bebida. La actividad nos costó 926 pesos argentinos por persona (46,95 € aproximadamente).

¡Recuerda! debes llevar el pasaporte, puede que en las zonas de adunas, en el trayecto el vehículo sea parado y debas identificarte ante la policía.

La Quebrada de Humahuaca está situada en la provincia de Jujuy, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2003.

Nos acomodamos en un asiento de la furgoneta y comenzó el recorrido hasta llegar al pueblo de Purmamarca, es un pueblo indígena que significa “ciudad del desierto” en la lengua aimara. Entramos y visitamos la iglesia Rosa de Lima, este templo religioso fue levantado en 1648, posee una sola nave, que está adornada por imágenes y pinturas cuzqueñas correspondientes al siglo XVIII. También se puede destacar la colección de cuadros que muestran escenas de la vida de Santa Rosa de Lima. Esta iglesia en 1941 fue declarada Monumento Histórico Nacional.
Permanece abierta en horario de culto. Se ubica en la calle Lavalle s/n.

Alrededor de la plaza principal del pueblo se instalan todos los días del año un mercado de artesanía. Donde podrás encontrar de todo desde alfombras, tapices, mantas, ponchos, ropa típica de la región, cerámica, vasijas, instrumentos musicales, etc.

Subimos caminando hasta el famoso cerro de los 7 Colores, pudiendo apreciar sus diferentes tonalidades de colores (rojizo, rosado, marrón, verde y blanquecino).

Volvimos de nuevo a la furgoneta para retomar el camino hasta llegar a Pucará de Tilcara, se encuentra sobre un cerro de 80 metros de altura, localizado al margen izquierdo del río Grande. Es un yacimiento arqueológico que muestra los restos de una antigua fortaleza indígena. Se piensa que fue poblado entre XI d.C., hasta el siglo XVI d.C. Pudimos ver muros, viviendas, talleres, tumbas y espacios ceremoniales, habitada por los pobladores del Pucará.
En 1908 se empezaron hacer los primeros trabajos de investigación y restauración del lugar. A mediados del siglo XX, es cuando se llevó acabó la mayor restauración. Hoy en día hay habilitados unos senderos turísticos que permiten a los visitantes poder acceder a las zonas de enterramiento, corrales, espacios de habitación.

En la parte más alta se sitúa la pirámide Trunca construida para homenajear a los investigadores Juan Bautista Ambrosetti, Salvador Debenedetti y Eduardo Casanova, fueron los primeros arqueólogos en hacer trabajos en el lugar y en otros de la Quebrada.

La entrada incluye el  ingreso Pucará de Tilcara, el jardín botánico de altura y el museo Arqueológico Dr E. Casanova, este se ubica frente a la plaza principal de Tilcara. La entrada general tiene un coste de 100 pesos argentinos por persona (5,08 € aproximadamente) para nacionales 50 pesos argentinos por cada uno (2,54 € aproximadamente) jubilados 25 pesos argentinos por persona (1,28 € aproximadamente) residentes de la provincia Jujuy el acceso es gratis, siempre que se presente un documento que lo acredite. Los lunes el ingreso es gratuito. Abierto de lunes a domingo de 9.00 h. a 18.00 h. Permanece cerrado el 1 y el 25 de mayo, el 25  y 26 de diciembre y el 1 de enero.
Para más información os dejamos la página web:wwwtilcara.filo.uba.ar.

El jardín botánico de altura está a la entrada Pucará de Tilcara, a mano derecha, dedicado a la investigación, educación y preservación de la biodiversidad de la región. Fundado en 1968 por el gobierno provincial de Jujuy y la facultad de Filosofía y Letras de la U.B.A. Inaugurado en 1970, tiene una superficie de 3 hectáreas.

Volvimos al vehículo para continuar hasta Huacalera cruzando el trópico de Capricornio, donde vimos el cerro de la Pollera de la Colla.

Llegamos a Uquía, un pequeño pueblo que está a 120 km de San Salvador de Jujuy. Nos acercamos a las puertas de la iglesia de San Francisco de Paula, edificada en 1691, está catalogada como monumento Histórico Nacional. En el interior acoge una colección de ángeles Arcabuceros, pinturas que son de la escuela cuzqueña, hechas por indigenas en el siglo XVII. Se encuentra frente a la plaza de Uquía.

A medió día llegamos a la ciudad de Humahuaca recorrimos a pie el centro histórico, pudiendo contemplar desde el exterior la iglesia de la Candelaria y San Antonio, edificada por los españoles en 1641, en siglos posteriores fue modificada. Tiene 2 torres y frontis sostenidos por columnatas. En el interior muestra la imagen de Nuestra Señora de la candelaria y obras de arte realizadas en Cuzco en 1764. No pudimos acceder al interior porque permanecía cerrada.
La dirección calle Buenos Aires s/n.

¡Qué sed teníamos! compramos dos botellas de agua en un puesto callejero, pagamos un total de 40 pesos argentinos (2,04 € aproximadamente).

Alrededor de la plaza y en frente de la catedral de la Candelaria y San Antonio, está el cabildo, el edificio original fue demolido en 1934. El actual cabildo que podemos ver, construido por las gestiones de Dr. Ernesto Padilla. Hoy en día acoge a un museo donde enseña restos arqueológicos, fotografías, antiguas pinturas, etc.

Nos acercamos hasta el monumento a los héroes de la Independencia. Se localiza en la colina de Santa Barbara, frente a la plaza principal. Fue realizada para homenajear al ejercito Argentino del norte que combatió en un total de 14 batallas en Humahuaca, cuando la guerra por la Independencia Nacional. El trabajo lo llevó acabo el escultor Ernesto Soto Avendaño, una escultura de bronce que representa a la imagen del Chasqui indígena Pedro Socompa. Algunos lugareños dicen que la imagen es de Diego Viltipoco, un cacique Omaguaca que ayudo en la lucha de la Independencia a Belgrano. Subimos por las escalinatas laterales, obteniendo desde lo alto, vistas panorámicas de Humahuaca.

Almorzamos en el restaurante K´allapurca gastronomía cultural. Donde pedimos 2 menús: de entrante una empanada de ternera, de segundo para uno fue carne de llama guisada con salsa de mostaza y para el otro sopa de quinoa, de postre una manzana asada, de bebida una coca cola y una botella de agua mineral. Pagamos un total de 400 pesos argentinos (20,28 € aproximadamente).
Si el pago se realiza con tarjeta de crédito o debito hay que añadirle un recargo del 10% del valor de la factura.

Acabada la comida, retomamos la furgoneta por el camino pudimos bajar unos segundos del vehículo para observar la paleta del Pintor, es una formación geológica compuesta por los cerros multicolores, ofreciendo una combinación de colores desde rojizos, ocres, salmones, anaranjados, amarronados hasta amarillentos. Se encuentra justo frente al pequeño pueblo de Mimará.

Terminamos la actividad visitando el centro monumental de San Salvador, entrado al interior de la iglesia Catedral Basílica de San Salvador, data de mediados del siglo XVI, cuando se comenzó a edificar. A lo largo de la historia ha sufrido varias reconstrucciones. En su fachada se pueden ver una torre hacia uno de sus lados y una cúpula que la corona. Hay un arco a la entrada de la iglesia con un hermoso púlpito. ¿Sabías qué en la basílica Manuel Belgrano bendijo la bandera nacional?
Justo pegado a ella está el museo de arte Sacro, donde muestra importantes piezas de Jujuy. La exposición permanente pertenece al patrimonio de los franciscanos desde el siglo XVI hasta el siglo XX. Horario de visitas de martes a viernes de 9.00 h.  a 12.30 h., por la tarde de 16.00 h. a 19.00 h., los sábados de 10.00 h. a 13.00 h. Para acceder a su interior hay que pagar una entrada. Se sitúa en la calle Belgrano 677.

Justo delante de la iglesia catedral de San Salvador, está la plaza Belgrano creada en 1593, es un espacio verde que se encuentra presidida por la estatua del general Belgrano. Rodeada de importantes edificios como: la iglesia catedral de San Salvador de Jujuy, la casa del Gobierno, el Cabildo, museos, etc.)

La casa del Gobierno es un palacio de estilo francés, inaugurado en 1921, la decoración exterior es de la escultora Lola Mora. Es la sede del gobierno de la provincia de Jujuy. El anterior edificio al que remplazó este, estaba situado en la esquina de Necochea y Alvear, hoy en día está ocupado por el Banco de la Nación Argentina. Se pueden realizar visitas a su interior, pudiendo ver el salón de la Bandera. Nosotros no tuvimos la oportunidad de verlo, por falta de tiempo, os recomendamos que lo visitéis, es interesante. La dirección San Martín 450.

Una vez en la ciudad de Salta, nos fuimos corriendo hasta el supermercado Veo, porque cerraba. Donde compramos unas peras, un cuenco de cacahuetes salados, un litro de leche, actimel y una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 152,pesos argentinos (7,72 € aproximadamente) Esta fue nuestra cena, regresamos hasta el hotel.
¡Estábamos agotados!

Nos despertamos, nos arreglamos y bajamos a desayunar, una vez ya listos nos fuimos hasta la Plaza 9 de julio, su nombre se debe a la conmemoración al día de la independencia de Argentina, es el centro del casco histórico de Salta. Alrededor de está plaza se encuentra la catedral basílica, el cabildo, el museo de arte contemporáneo, el museo de alta montaña, etc.

Visitamos la catedral basílica de Salta, construida en 1858, sustituyendo a la antigua catedral, que quedó destruida a causa de un incendio. La que hoy podemos ver data de 1882. Su altar es de oro laminado, se hallan  las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro, patronos de la ciudad de Salta desde 1692. Dentro está el panteón de las Glorias del Norte, donde se guardan los restos en una urna cineraria de los generales Güemes, Alvarado y Arenales.
Fue inaugurado el 20 de octubre de 1918 y declarado Monumento Histórico en 1941.

En la parte trasera del templo, en la Avenida Belgrano, se puede visitar el museo Catedralicio Monseñor Carlos Hariano Pérez. La dirección de la catedral es España 558.

Decidimos a cercarnos hasta el bar cafetería Monaco, ¡Necesitábamos un buen café! donde pedimos un café sólo y otro con leche. Para sorpresa nuestra, el camarero nos trajo dos vasos de agua con gas, un pequeño vaso de zumo de naranja y un plato pequeño con tres galletas de te. Nos dijo: que era gentileza de la casa. ¡Pues menos mal que no pedimos más cosas!
Pagamos un total de 72 pesos argentinos (3,64 € aproximadamente).

Nos fuimos corriendo hasta el convento San Bernardo, está edificación del siglo XVI, sólo tiene acceso las monjas carmelitas. La iglesia se puede visitar antes de la misa de lunes a viernes y domingo de 7.00 h. a 8.30 h., los sábados de 19.00 h. a 20.00 h. Llegamos unos minutos escasos antes de que comenzara la misa, ya había gente en el templo.
Se sitúa Calle Caseros esquina Santa Fe.

La iglesia San Francisco del siglo XVIII, ¿Sabías qué tiene la torre más alta de toda Sudamérica? tiene 57 metros. Llamativa por tener una fachada pintada de amarillo y granate. Abierta de lunes a sábado de 9.00 h. a 20.00 h., domingos de 9.00-11.30-20.00 h. Se sitúa en la calle Córdoba 33, esquina Caseros. Tiene un museo y una biblioteca con más de 40.000 antiguos volúmenes.
El horario del museo de martes a viernes de 10.30 h. a 12.30 h., por la tarde de 16.30 h. a 18.30 h., los sábados sólo por la mañana de 10.30 h. a 12.30 h.

Volvimos de nuevo hasta la plaza 9 de Julio, para ir al Cabildo está considerado como el más antiguo y el que mejor que se conserva de Argentina. Fue declarado Monumento Histórico Nacional. Hoy en día acoge a la sede del museo histórico del Norte, donde muestra piezas históricas, muebles, cuadros, retratos, etc. El edifico por la noche es iluminado, os dejamos mejor la foto nocturna, porque la que tomamos por el día teníamos el sol en contra. No permiten tomar fotografías en su interior.
Abierto de martes a viernes de 9.30 h. a 13.30 h., por la tarde de 15.30 h. a 20.30 h., los sábados de 16.30 h. a 20.30 h.
Se sitúa en calle Caseros 549.

Nos adentramos en el museo de Arte Contemporáneo fue inaugurado el 26 de julio de 2004, dispone de una biblioteca, fototeca, videoteca, y expone en sus salas obras de arte de artistas contemporáneos tanto a nivel local, nacional e internacional.
El horario de visitas de martes a viernes de 9.00 h. a 13.00 h., por la tarde de 16.00 h. a 20.30 h., sábados y domingos de 10.30 h. a 13.00 h., y de 17.00 h. a 21.00 h. El acceso es gratis. Se localiza Zuviría 90.

El museo de Bellas Artes de Salta fue fundado el 9 de julio de 1930, está considerado como uno de los museo más antiguos del país. En sus salas expone colecciones de arte desde el siglo XVIII hasta el XIX. La planta baja está destinada a muestras temporales. También tiene una biblioteca y sala de conferencias. Horario de visitas de martes a domingo de 9.00 h. a 19.00 h. La entrada es gratis. La dirección es Avenida Belgrano 992.

El museo Casa Arias Rengel. Esta vivienda fue creada por la familia Arias Rengel a mediados del siglo XVIII. En 1805 la vivienda fue vendida a Martín Gomez Linares. El gobierno de la provincia de Salta la expropió en octubre de 1969. Primero fue un museo Provincial de Bellas Artes desde marzo desde 1981 hasta el 2008, cuando pasa a ser museo Casa Arias Rengel. Hoy en día muestra colecciones de pinturas de distintas épocas, arte del siglo XIX, de la primera mitad del siglo XX y colecciones del siglo XIX de grabados argentinos.
Horario de visitas de martes a domingo de 9.00 h. a 19.00 h., los lunes permanece cerrado. El acceso al interior es gratis.
Se sitúa en la calle Florida 20.

Almorzamos antes de tiempo, porque con la experiencia que teníamos de comer en los aeropuertos, todo caro y comida de poca calidad. Fuimos hasta el restaurante doña Salta, donde pedimos una ensalada mixta, un plato de bife de chorizo y para el otro un plato de fideos con pollo, de bebida dos botellas de agua mineral.
Pagamos un total de 515 pesos argentinos (26,11 € aproximadamente).

Si tenéis la posibilidad de realizar la actividad de subir en el tren de la nubes, asciende a 4200 metros de altura. Está considerado como uno de los tres ferrocarriles más altos del mundo, va adentrándose en las montañas de la cordillera de los Andes, ofreciendo unos paisajes espectaculares. Sale de la estación de trenes de San Antonio pasando por el valle de Lerme, introduciéndose en la Quebrada del Toro y llega hasta el Viaducto la Polvorilla. Parte a las 7.00 h. y regresa a media noche. La gente opta por combinar el viaje del tren con visitas a Purmamarca y Salinas Grandes.
La tarifa para extranjeros bus+tren bus es de 2.150 pesos argentino por persona (108,99 € aproximadamente) sólo tren es de 1.400 pesos argentino cada uno (70,97 € aproximadamente) menores de 12 años bus+tren 1.695 pesos argentino (85,92 € aproximadamente) y sólo tren 1.045 pesos argentinos (52,98 € aproximadamente).
Los nacionales tiene unos precios más reducidos. Para más información visitar la página web:trenalasnubes.com.ar

Fuimos a recoger nuestro equipaje al hotel para irnos hasta el aeropuerto Internacional Martín Miguel de Güemes. Cogimos un taxi que nos costó 130 pesos argentinos (6,60 € aproximadamente). Nos acercamos al mostrador de la compañía aérea aerolíneas Argentinas, para facturar el equipaje con dirección a San Carlos de Bariloche, aunque el trayecto no fue directo teníamos escala en el aeropuerto internacional Ingeniero Ambrosio Taravella de Cordoba. Pasamos el control de seguridad y nos fuimos hasta la puerta de embarque que teníamos asigna. De repente escucho mí nombre por megafonía Elisabeth Jiménez, que pase por el control de seguridad ¡Pero que pasaba¡ yo había pasado bien el control. Me acerque hasta la policía y me dijeron: que si había facturado una maleta de color rosa rígida, yo le respondí si, pues tienes que venir con nosotros porque hemos encontrado algo raro en su valija. A mi maleta se le había roto el cierre de seguridad. Mi mente sólo pensaba en lo negativo, imaginaros como iba yo,¡ hecha un flan! y para colmo Sergio, no me podía acompañarme. Abrí la maleta y empezaron a desmontármela entera, ropa, calzado por todos lados, un autentico caos. Para colmo el policía me pregunta que porque llevo ropa masculina en mi equipaje. Tuve que explicarle que viajaba con mi marido y nosotros solemos mezclar la ropa en dos maletas, por si se pierde el equipaje. Al final me dijeron que todo estaba bien y tuve que rellenar un formulario con todos mis datos personales. Al fin volví a donde estaba Sergio, que el pobre estaba preocupado. Me abrazo como si hubiera pasado mucho tiempo sin verme. Al fin ya subimos al avión el viaje tuvo una duración de 1 h. y 20 minutos. Aterrizamos en el aeropuerto internacional Ingeniero Ambrosio Taravella de Córdoba, tuvimos una escala de 40 minutos, fue bajar y buscar la nueva puerta de embarque esperar unos minutos y volver a subir al avión. El trayecto fue de 2 h. y 15 minutos.

En el próximo post os contaremos nuestro paso por la ciudad de San Carlos de Bariloche.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.

 



'Qué visitar, ver y hacer en Salta, Argentina' tiene 8 comentarios

  1. Agosto 11, 2017 @ 10:55 pm Marta Pinhao

    ¡Salta “la linda” y sus riquísimas empanadas! ¡Abrazos chicos!

    Responder

    • Agosto 12, 2017 @ 7:47 am andorreandoporelmundo

      Si Marta, muy linda ciudad y exquisita gastronomía jejeee…
      Saludos y abrazos querida amiga. 😉👍

      Responder

  2. Agosto 13, 2017 @ 9:39 am Ana Ramos

    Me habeis hecho viajar de nuevo a Salta. Muy bien documentado. Un gran abrazo chicos.

    Responder

  3. Septiembre 1, 2017 @ 8:55 pm Teo

    Me encanto el blog , muy aventurero y sobre todo ese lugar como desierto increíble, gracias por el blog , Saludos.

    Responder

  4. Septiembre 18, 2017 @ 1:42 am Santiago

    Muy buen blog. Felicidades!! Si tienen la oportunidad de volver no pueden perderse Cafayate. Saludos!

    Responder

    • Septiembre 18, 2017 @ 6:26 am andorreandoporelmundo

      Hola Santiago.
      Sí por supuesto, nos hubiera gustado mucho ir a Cafayate y hacer el tren de las nubes pero no tuvimos tiempo de más. Seguro que volvemos.
      Saludos amigo. 😉👍

      Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.