Catedral Duomo

Qué visitar, ver y hacer en Milán, Italia

Escapada de fin de semana a Milán.

Qué visitar, ver y hacer en un fin de semana en la ciudad de Milán (Italia). Milán es un destino elegido como vacaciones cortas, fin de semana, puentes, etc, debido a la gran cantidad de vuelos de bajo coste que ofrece.

Milán es una ciudad metropolitana con una superficie de 181,67 km², llamada la capital de la moda en Italia, cuenta con un importante centro financiero, industria, etc. Ofrece a turistas y viajeros: monumentos, museos, actividades culturales, ocio, rica gastronomía, fiestas y diversión.

Información Útil:

Los hoteles en Milán cobran una tasa de alojamiento impuesta por el ayuntamiento que son abonadas por los clientes directamente en el hotel a la salida. Nos cobraron 3 € al día por persona.

El idioma es el italiano, pero no tendrás problemas para comunicarte con ellos, suelen entender bien el español e inglés.

La moneda es el euro.

La tarjeta Sanitaria Europea (TSE). Es una tarjeta que se obtiene de forma gratuita en cualquier centro de la seguridad social de tu país, siempre que esté en el convenio. Nuestro país es España, ofrece que te puedan atender de forma gratuita una emergencia en los centros médicos de los países de Europa durante tus vacaciones sin ningún coste. Una vez solicitada tiene una validez de 2 años, después se vuelve a renovar por el mismo tiempo. Aconsejamos llevarla en tus viajes, esperamos que nunca se necesite utilizar.

¿Cómo desplazarte en Milán?

Esta ciudad cuenta con un amplio abanico en transporte público bastante económico, cómodo y con un horario amplio. Dispone de metro, autobuses, tranvías. También están los taxis es el transporte más caro y cómodo que ofrece la ciudad.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Salimos de la casa a las 5.00 h., de la madrugada poniendo rumbo hacia el aeropuerto de Alicante-Eche. Elegimos esta opción al encontrar en internet en un buscador un vuelo ida+vuelta (Alicante-Milán- Milán -Alicante) por 40 € por persona. A estos precios ¿Quién se queda en casa?
Tuvimos un trayecto en coche 2 h. y 56 minutos, unos 315 km. Una vez llegados estacionamos el coche en el parking de larga estancia que teníamos reservado y nos dirigimos al aeropuerto para tomar el vuelo operado por la compañía aérea EasyJet, con dirección a Milán. Ya llevamos nuestras tarjetas de embarque imprimidas no teníamos que facturar equipaje, pasamos el control de seguridad y a esperar a que nos pusieran en los monitores la puerta de embarque para nuestro vuelo. Comenzamos el embarque tomamos siento. El vuelo tuvo una duración de 2 h. y 20 minutos. Aterrizamos en el aeropuerto de Milán Malpensa.

¿Cómo puedes llegar desde el aeropuerto de Malpensa a la ciudad de Milán?

En tren, saliendo de la terminal 1, autobús, traslado privado, taxis.
Nosotros llegamos a la terminal 2, a la salida hay unos mostradores donde compramos el ticket de autobús. Comienzan a operar a 4.30 h., de la madrugada hasta las 23.00 h. Con una frecuencia de 20 minutos. El trayecto tiene 1 h. y llega a la Estación Central de Milán. Se puede comprar el trayecto de ida y vuelta y suele constar 14 € por persona, sólo ida cuesta 8 € por persona. También esta la opción de contratar vía internet un servicio de traslado privado el precio oscila por trayecto de ida y vuelta unos 189 € aproximadamente, el trayecto es de 50 minutos ida y otros 50 minutos vuelta. Un taxi prácticamente te puede cobrar lo mismo que un traslado privado o incluso un poco más. Creemos que es más recomendable hacer uso del autobús, ahorraréis bastante dinero.

Una vez llegados a la Estación Central de Milán cogimos nuestro equipaje y nos dirigimos al hotel Dateo Milano, que teníamos reservado. Pagamos por alojamiento de 3 noches+desayuno un total de 186 €. Es un hotel de dos estrellas, muy sencillo, está a unos 25 minutos caminando de la catedral de Milán.

Llegamos hicimos el check in dejamos el equipaje y nos fuimos a descubrir la ciudad de Milán, bueno antes hicimos una parada para almorzar, como estábamos en la ciudad de las pastas, pizzas, etc, había que comer en un restaurante italiano, y como a nosotros nos encanta, decidimos probar unos deliciosos platos de arroz con frutos de mar.

Ahora sí, una vez acabamos de almorzar, comenzamos a explorar la Plaza Duomo es la plaza principal y es el centro de la ciudad. Tiene una forma rectangular con una superficie de 17000 m², fue creada en el siglo XIV, con el paso de los siglos se ha ido ampliando y restaurando. Nos dimos un paseo, en este lugar se encuentra una escultura en bronce donde aparece la imagen del rey Victor Manuel II, montando a lomos de un caballo, la catedral o Duomo, hoy no iríamos a visitarla, ya que a las 18.00 h., cierran las taquillas de venta de entradas. Queríamos hacer una visita extensa ya que el lugar merece la pena, dejaríamos la visita para la mañana siguiente y podríamos disfrutar más de ella. Pero bueno, tomamos unas fotos desde el exterior.

Nos adentramos en la galería Vittorio Emanuele II, es una zona comercial llena de tiendas, bares, restaurantes, etc, donde pudimos ver las más prestigiosas tiendas de moda y elegantes de la ciudad. Fue diseñada en el siglo XIX, formada por 2 arquerias perpendiculares cubiertos por una bóveda de hierro y vidrio. Se sitúa entre la Plaza del Duomo y la Plaza della Scala.

Salimos de la galería Vittorio Emanuele II y encontramos la Plaza de Scala presidida en el centro por la estatua de Leonardo da Vinci.

Enfrente está el teatro de la Scala. Fue edificado en 1778, el lugar donde se encontraba la iglesia de Santa María de la Scala. En el año 1943 durante el periodo de la Segunda Guerra Mundial, se vió dañada la estructura del teatro. Tras pasar 3 años fue reconstruido. En el año 2002 cerro sus puertas para ser restaurado y en el año 2004 volvió abrir sus puertas, inaugurándose con la primera obra que fue representada en el año 1778 (L`Europa Riconosciuta de Salieri). El teatro de la Scala es uno de los teatros de ópera más famosos del mundo. Se puede visitar asistiendo a un espectáculo de ópera, ballet, etc. Aquí os dejamos la página web:teatroallascala.org. También hay la posibilidad de visitar el museo que hay en el teatro donde se pueden ver trajes, pinturas, objetos, instrumentos, etc.
Horario de visitas todos los días de 9.00 h. a 17.30 h. La entrada tiene un coste de 7 € por persona.
La dirección es Largo Ghiringhelli 1.

Volvimos a la Plaza Duomo y la cruzamos, tomamos la Piazza Mercanti (plaza Mercantil) se localiza a escasos metros de la anterior plaza que hemos citado. En el pasado hasta principios del siglo XX, era el lugar donde los comerciantes vendían sus productos. Hoy en día podemos contemplar edificios representativos como: palacio de Ragione, Loggia del Osii, palacio escuela Palatine, casa de Panigarola, palacio de Giureconsulti.

Llegamos hasta el castillo Sforzesco construido como una fortaleza durante el siglo XIV. Hoy en día en su interior alberga algunos de los más importantes museos de la ciudad como: el museo de prehistoria y protohistoria, el museo artes decorativas, el museo de arte antiguo, la pinacoteca, el museo de la piedad rondanini, etc. La entrada al patio central del castillo es gratuita, para los museos hay que pagar para acceder 5 € por persona, pero los martes a las 14.00 h., miércoles a domingo 16.30 h., el primer domingo de cada mes hasta el mes diciembre de 2016, es gratuita. Nosotros cuando lo visitamos había una feria llena de exposiciones donde podías encontrar de todo moda, belleza, cultura, etc. El castillo está abierto todos los días de 7.00 h. a 19.30 h. Los museos de martes a domingo desde las 9.00 h hasta las 17.30 h.
La dirección es Plaza Castello.

Esto fue todo lo que visitamos por ese día, tomamos la línea de autobús que nos llevó hasta donde teníamos nuestro hotel.

Nos levantamos a las 7.00 h., bajamos a desayunar al comedor del hotel, teníamos incluido el desayuno. Para 7.40 h., ya empezamos a andorrear la ciudad. Llegamos hasta el Duomo, ya había gente tomando fotografías en el lugar. Había cola para sacar la entrada, tardamos 30 minutos en sacar la entrada y una vez sacada la entrada hay que hacer otra cola para acceder al interior. Al final tuvimos que espera 1 h., para acceder al templo. Antes de entrar te hacen pasar un detector de metales, abren mochilas, bolsos, hay que tener en cuenta, que es obligatorio llevar las rodillas cubiertas y los hombros para poder visitar la catedral, no permiten llevar trípode, en el museo está prohibido hacer fotografías.
La catedral es un templo católico comenzado a construir en el año 1386, la construcción fue acabada cinco siglos después. En el punto más alto podemos ver la estatua de cobre dorado conocida como Madonnina se ha convertido en símbolo de Milán fue creada en el año 1774 por Giuseppe Perego.

En el interior pudimos ver en sus columnas cuadros que representan diferentes escenas religiosas, capillas, altares, etc. Bajo la catedral se puede visitar las excavaciones arqueológicas.

Para visitar la terraza panorámica se puede hacer subiendo unas escaleras o tomando un ascensor, esta última opción es la más cómoda pero tiene un suplemento y es más lenta. Para tomar el ascensor hay que salir por una puerta que se encuentra en el lado derecho del templo al fondo, se sale a la calle, giras un poco a la izquierda y encontraras una cola, un nuevo control de metales, bolsos, mochilas, etc. El ascensor va muy lento sólo pueden subir 6 0 7 personas por trayecto. Tardamos 40 minutos en tomar el elevador. En la parte superior de esta terraza se puede obtener unas vistas panorámicas de 360 grados de la ciudad, además de poder apreciar la arquitectura del edificio. La entrada tiene diferentes precios dependiendo de lo que quieras visitar. Nosotros visitamos todo y pagamos 15 € por persona.
Abierto todos los días de 8.00 h. a 19.00 h. (a las 16.00 h., cierran la venta de ticket) La dirección es Plaza Duomo.

Tomamos el metro para ir a visitar la puerta Venecia fue una de las antiguas puertas de entrada a la ciudad de Milán. Está formada por 2 edificios de base cuadrada separados por unos metros uno del otro. Están localizados en la Avenida Corso Buenos Aires, esta calle esta llena de negocios como: tiendas, bares, restaurante, etc.

A pocos metros se haya los jardines públicos que tienen una superficie de 160.000 m², es considerado el segundo parque más grande de Milán. En él hay una gran cantidad de árboles, especies vegetales, fuentes, esculturas, etc, también cuenta con edificios como: el palacio Dugnani este edificio fue construido en el siglo XVII, actualmente acoge a un centro cultural, sede de exposiciones. Abierto de lunes de 14.30 h. a 19.30 h., de martes a domingo de 9.30 h. a 19.30 h. El museo de Historia Natural donde hay una gran colección de la mineralogía y zoología, y la galería de Arte Moderno.

Lo siguiente que fuimos a ver fue la puerta Nueva fue construida entre el año 1810-1813. Antiguamente había una puerta romana que era el punto de entrada en las murallas de la ciudad se encuentra en Porta Nuova en un barrio al norte de Milán.

Bueno, el día parece que iba de puertas, la siguiente puerta que nos encontramos fue la puerta Garibaldi. Una grandiosa puerta, al cruzarla al lado derecho pudimos ver la escultura de Capsica Red Light fue colocada en el año 2016, representa a pimiento picante rojo con unas dimensiones de 4,5 x 1,85 x 0,70 metros.

Llegamos la plaza Gae Aulenti fue inaugurada en el año 2012 diseñada por el arquitecto Cesar Pelli, es la zona más moderna de Milán rodeada de edificios con unos diseños muy modernos, elegantes, sorprendentes. Pudiendo destacar el edificio Unicredit Tower con una altura de 231 metros, es el rascacielos más alto de la ciudad, también llama la atención el Bosque Vertical son 2 torres recubiertas por una gran cantidad de plantas. Esta rodeada de tiendas, bares, restaurante, cafeterías, etc.

A pocos metros se encuentra el barrio Chinatwon de Milán. Es el lugar donde reside la mayoría de la población china, está lleno de restaurantes, bares, cafés, pub, tiendas, etc. Ocupa la vía Paolo Sarpi, Canonica, y la vía Bramante.

Nuestra siguiente parada fue el cementerio monumental de Milán. Era construido en el año 1866 con más de 250.000 m². Cuenta con esculturas italianas, obeliscos, templos griegos, tumbas de ciudadanos importantes del país, etc. Más que un cementerio parece una galería de arte al aire libre. Abierto de martes a domingo de 8.00 h. a 18.00 h.
Los lunes permanece cerrado. Se sitúa en Piazzale Cimitero Monumentale.

Pasamos por las puertas del Acuario Cívico. Fue inaugurado en el año 1906, por la Exposición Universal de Milán ¿Sabías que es el tercer acuario más antiguo de Europa? En la visita te adentraras a conocer los ecosistemas italianos de agua dulce y marina. También hay una biblioteca en materia de la biología marina con más de 12.000 libros, 25.000 artículos, 1.000 periódicos, y 600 videocintas. La entrada tiene un coste de 5 € por persona.
Horario de martes a domingo de 9.00 h. a 17.30 h. (último ingreso al día a las 17.00 h.) Los lunes permanece cerrado.
Se encuentra dentro del parque Sempione, Viale Gadio 2.

Visitamos la iglesia de San Marcos. Fue creada sobre una antigua iglesia dedicada a San Marcos, en el año 1254. En el siglo XVII se construyó una cúpula. Es un templo con estructura de ladrillo rojo estilo gótico. La entrada al interior es gratuita. Horario de visitas de lunes a domingo de 7.00 h., a 12.00 h., y de 16.00 h., a 19.00 h.
La dirección es Piazza S. Marcos 2.

Hicimos una parada para almorzar en un restaurante donde probamos unas deliciosas pizzas. Una vez terminados de almorzar, retomamos la ruta para seguir andorreando la ciudad de Milán. Pasamos por la Vía Fiori Oscurio, donde pudimos ver colgado de la calle figuras siluetas de la moda, y no es para menos, estábamos ¡en la ciudad de la moda!

A pocos metros del lugar se encuentra la pinacoteca di Brera. Era creada por los jesuitas sobre el antiguo monasterio de Santa María di Brera Humiliati, construyendo un centro cultural con escuela, observatorio astronómico, biblioteca. En el año 1773 María Teresa de Austria (emperatriz) fundó en el lugar una academia de bellas artes. Es un museo que muestra obras ordenadas y agrupadas según la escuela que pertenece, comprendidas en 38 salas. Podemos destacar la colección de pinturas italianas. La entrada tiene un coste de 10 € por persona. Horario de apertura los lunes permanece cerrado, martes, miércoles, viernes, sábado y domingo de 8.30 h. a 19.15 h., los jueves de 8.30 h. a 22.15 h.
Se sitúa en el interior del palacio Brera, Vía Brera 28.

Anduvimos hasta llegar a la Vía Cusani donde tomamos el tranvía hasta llegar a la Vía Torino, bajamos andamos a pie unos metros hasta llegar a la basílica San Lorenzo Maggiore. Fue edificada en el siglo IV, es el templo más antiguo de Milán. En el interior se puede ver la capilla de San Aquilino. La entrada es gratuita, para acceder a la capilla de San Aquilino hay que pagar 2 € por persona. Horario de visitas de lunes a sábado de 8.00 h. a 18.30 h., domingos de 9.00 h. a 19.00 h.
La dirección es Corso di Porta Ticinese 39.

Al salir de la iglesia justo enfrente se encuentra las Columnas de San Lorenzo, formado por 16 columnas que formaron parte de la ciudad romana en el siglo III.

A pocos metros nos encontramos la porta Ticinese Medievale. Es una de las 2 puertas medievales que aún se mantiene en pie, en la ciudad de Milán. Construida en el siglo XII, fue restaurada en el año 1861 por Camilo Boito, quién añadió 2 arcos laterales al lado de la puerta.

Más adelante vimos la basílica de Santo Eustorgio. La primer iglesia que se construyó en el lugar fue en el siglo IV, en honor de San Eustorgio (obispo de Milán) En el año 1164 cuando Federico Barbarroja invadió Milán saqueó la iglesia y la destruyó casi por completo. Este templo ha sido en muchas ocasiones restaurado, reconstruido, etc. Hoy en día presenta un buen estado de conservación. Bajo el altar se encuentra los restos de San Eustorgio.
Horario de lunes a sábado de 7.45 h. a 17.00 h., el domingo de 9.30 h. a 11.00 h., y de 12.30 h. a 17.00 h.
Visitas al museo de San Eustorgio y Capilla Porinari tiene un coste de 6 € por persona.
Abierto todos los días de 10.00 h. a 18.00 h.

Paseamos por la Plaza XXIV Maggio, donde nos compramos un delicioso helado italiano. Pusimos rumbo hacia la basílica Ambrosio.

La basílica de Ambrosio era consagrada en el año 387. Este templo durante el siglo XI fue reconstruido en estilo románico, está formado por 2 torres de ladrillo y un gran atrio. La entrada es gratuita.
Horario de apertura de lunes a sábado de 10.00 h. a 12.00 h., y de 14.00 h. a 18.00 h., domingos de 15.00 h. a 17.00 h.
La dirección es Piazza Sant´Ambrosio 15.

Lo último que visitamos por ese día fue el parque Vittorio Formentano. Es un parque urbano que tiene una superficie de 72.320 m². Está dedicado a la memoria del señor Vittorio Formentano. En este lugar se encuentra el edificio de la Palazzina Liberty ha sido utilizado como mercado de hortalizas, restaurante, teatro, sede de la banda Ciudadana de Milán, actividades recreativas, culturales. Hoy en día acoge temporadas de conciertos, sede de festivales, casa de la poesía.

Nos levantamos a las 7.30 h., bajamos a desayunar al comedor, una vez terminado nos fuimos a la parada de autobús para tomar el autobús que nos llevaría hasta la Plaza Cadorna.

Tomamos unas fotos de la plaza Cadorna donde se encuentra una escultura de la aguja, el hilo, el nudo que hace mención a la moda, también hay una bola del mundo colocada sobre un zapato de tacón.

Fuimos caminando hasta llegar a la iglesia de Santa María del Grazie. En esta iglesia se encuentra una de las pinturas más importantes la “Última Cena de Leonardo Da Vinci” conocido como (cenacolo vinciano). Fue creado entre el año 1495 y 1497 por Leonardo Da Vinci. Leonardo esta vez optó por pintar con el yeso en seco. Realizó diferentes bocetos en papel. Está obra representa a cada uno de los apóstoles mostrando sus reacciones ante la noticia que Jesús dió “Uno de ellos le iba a traicionar” Es una pintura con unas dimensiones de 460 centímetros de altura y 880 de ancho. Al pasar 20 años después de haber pintado este cuadro se empezó a estropear el óleo. En varias ocasiones se ha intentado restaurar, la última realizada ha sido en el año 1999, fue realmente la que mejor se ha llevado acabo, quitando las pinturas de anteriores restauraciones. Para poder visitarlo es necesario reserva la entrada con bastante tiempo (mínimo 2 meses). Aquí os dejamos la página web:Vivaticket. Hay que registrarse en la página rellenar un formulario. Puedes elegir día, hora, para la visita. Se realiza el pago y recibirás un email después de hacer la reserva, debes imprimirlo. Cuando vayas a hacer la visita debes estar al menos 30 minutos antes del turno que tienes de entrada. Debes dirigirte a unas taquillas que hay al lado de la iglesia Santa María Delle Grazie con el impreso del email y D.N.I o pasaporte para acreditar tus datos. Allí obtendrás la entrada. El ingreso al interior se hacen en grupos de 20 personas, con una duración de 15 minutos. Esta totalmente prohibido hacer fotografías en su interior.
La entrada tiene un coste de 12 € por persona. Se sitúa en Piazza Santa María Delle Grazie 2.

Una vez terminada la visita llegamos hasta la plaza Michelangelo Buonarroti, donde se encuentra la escultura en bronce de Verdi. Enfrente pudimos ver la casa di Riposo Per Musicisti. Fundada por Giuseppe Verdi (compositor italiano) en el año 1896. Era el hogar de cantantes de ópera, músicos, jubilados. En este lugar se puede ver colecciones de arte, muebles, pertenencias, objetos, además de encontrarse enterrados en el lugar el cuerpo del señor Giuseppe Verdi y su esposa. No hay cuota de admisión, pero se pide una donación.
Horario de apertura de lunes a domingo de 8.30 h. a 18.00 h. La dirección es Piazza Michelangelo Buonarroti 29.

Nuestra siguiente parada fue contemplar desde el exterior Mico centro de congresos de Milán. Fue construido en el año 2002 y ampliado en 2005. Es considerado uno de los más grandes salas de conferencias en Europa. Tiene una capacidad para 18.000 personas en 70 salas de conferencia. Se encuentra en la Piazza Carlo Magno 1.

Llegamos hasta la casa Milán. Este museo hace un recorrido por la historia del Club Milán pudiendo ver trofeos, títulos, exposiciones, objetos, etc. Además dispone de una tienda donde podrás obtener de todo lo relacionado con el futbol Milán. La entrada tiene un coste de 15 € por persona. Horario de 10.00 h. a 19.00 h. La dirección es Vía Aldo Rossi 8.

El hipódromo di Milano San Siro. Fue creado en los primeros años de la década de los años 20, construido en estilo Art Nouveau. Fue restaurado en el año 1975. En la entrada podemos ver la estatua del caballo de Leonardo en bronce donada en el año 1999, por la fundación del caballo de Leonardo da Vinci. Acoge durante todo el año una gran cantidad de carreras de caballos, además de realizar más actividades. Es considerado como uno de los hipódromos más importante que tiene el país de Italia. En sus inmediaciones hay un parque botánico. Se sitúa en Piazza dello Sport 6.
Para más información os dejamos su página web:www.ippodromitrenno.it/fotogallery.

Cerca del lugar se sitúa el estadio San Siro es un estadio de futbol donde juegan los partidos de futbol los 2 equipos de la ciudad el Milán y el Inter.

Tomamos el tranvía en San Siro Stadio para llegar hasta la parada Duomo, una vez llegados al lugar fuimos a buscar un restaurante por la zona para almorzar. Donde probamos unos platos de espagueti con frutos del mar.

Una vez terminado el almuerzo nos fuimos caminando hasta llegar al parque Sempione es un enorme parque urbano con una superficie de 47 hectáreas, fue construido entre 1890-1893 con estilo de jardines ingleses. Cuenta con una gran cantidad en especies vegetales, un lago artificial, edificios como: la Trienal, el Acuario Cívico, el Arco della Pace. Es un lugar muy transitado donde podrás ver como la gente va a pasar un rato rodeado de naturaleza. La entrada es gratuita.
Abierto todos los días de 6.30 h. a 21.00 h.

Llegamos hasta la iglesia de San Pietro In Gessatle. Terminada de construir en el siglo XV de estilo gótico. La entrada al interior es gratuita. Abierta de lunes a viernes de 9.00 h a 18.00 h., sábado y domingos de 9.00 h. a 19.30 h.
Se localiza frente al palacio di Giustizia, la dirección es Plaza S. Prieto In Gassate 12.

De camino hasta el hotel nos encontramos la basílica di S. Stefano Maggiore. Comenzada a ser edificada en el año 417 y terminada en el siglo XVIII. Cuando nosotros la visitamos había misa y no pudimos contemplar verdaderamente sus detalles. La entrada al interior es gratuita.
Horario de lunes a viernes de 9.00 h. a 18.00 h., sábados de 13.00 h. a 19.30 h. y domingos de 9.00 h. a 19.30 h.

Este ha sido nuestro paso por la ciudad de Milán, hemos disfrutado mucho de esta ciudad,  visitando una gran cantidad de iglesias, puertasrica gastronomía y acompañados de un clima ideal. ¿Qué más se puede pedir?

Hoy tocaba madrugar más de la cuenta, nos levantamos a las 6.30 h., de la madrugada y abandonábamos el hotel, para ir hasta la Estación Central de Milán, donde tomamos el autobús transfer, que tuvo un trayecto de 60 minutos hasta llegar al aeropuerto de Orio al Serio en Bérgamo. El ticket nos costo 5 € por persona.

Milán se encuentra a 52 km del aeropuerto de Orio al Serio. Ya llevamos nuestras tarjetas de embarque imprimidas no teníamos que facturar equipaje, pasamos el control de seguridad y a esperar a que nos pusieran en los monitores la puerta de embarque para nuestro vuelo operado por la compañía aérea Ryanair. Comenzamos el embarque tomamos el siento, el vuelo tuvo una duración de 2 h. Aterrizamos en el aeropuerto de Alicante-Elche. Salimos del aeropuerto para dirigirnos hacia el parking de larga estancia donde teníamos estacionado el vehículo.
Pusimos rumbo hacia casa, tuvimos una trayecto en coche 2 h. y 56 minutos, unos 315 km.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué visitar, ver y hacer en Milán, Italia' tiene 2 comentarios

  1. Septiembre 1, 2017 @ 10:32 pm Paulina

    Qué suerte tenéis los españoles, podéis viajar a grandes ciudades Europeas de fin de semana a muy bajo costó.

    Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.