Qué ver y hacer en las Cataratas del Iguazú

Qué ver y hacer en las Cataratas del Iguazú.

Viviendo una aventura en el lado argentino y en el lado brasileño de las Cataratas del Iguazú ¿Desde dónde se pueden ver mejor las Cataratas del Iguazú lado argentino o brasileño?
Visitando una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo.

La Cataratas del Iguazú se encuentran en América del Sur en los países de Argentina y Brasil. Fueron Declaradas Patrimonio de la Humanidad por Unesco desde 1984 la Argentina y la parte de Brasil en 1986. Son unas cataratas que se encuentran sobre el río Iguazú entre las provincias de Misiones en Argentina y en el estado de Paraná en Brasil. Se sitúa dentro del Parque Nacional de Iguazú la parte argentina y la parte brasileña en el Parque Nacional do Iguaçu. Forman parte de una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo desde el 2011. Tienen una extensión de 67720 hectáreas, compuestas por 275 saltos, estando el 80% en la parte de Argentina y a la parte de Brasil le corresponde el porcentaje restante el 20%.

La mayor caída es de 80 metros, la Garganta del Diablo se puede disfrutar desde 50 metros haciendo un recorrido por las pasarelas que parten desde Puerto Canoas, al que se llega hasta él, haciendo uso de trenes ecológicos. También se realizan paseos en lanchas bajo los saltos de agua hay caminatas por senderos, sobre vuelos en helicóptero, etc.

La pregunta que se hace todo viajero y turista ¿Desde dónde se puede ver mejor las Cataratas del Iguazú lado argentino o brasileño?

Respuesta cada lado ofrece una perspectiva diferente, por lo cual os invitamos a que las descubráis a ambos lados.
Desde el lado brasileño ofrecen unas increíbles vistas panorámicas, en el lado argentino te hacen vivirlas, ya que te acercas tanto a cada una de las cataratas, que saldrás mojado de ellas.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Nos levantamos, desayunamos, hicimos el check-out, y abandonábamos el hotel Waldorf para dirigirnos al aeropuerto Internacional Ezeiza para coger un vuelo operado por la compañía aérea Aerolíneas Argentinas, con destino a Iguazú. Mientras esperábamos a la hora de embarque nos tomamos un café sólo y otro con leche en una cafetería del aeropuerto.
Pagamos un total de 100 pesos argentinos (5,18 € aproximadamente).

Comenzó el embarque y subimos al avión, el vuelo tuvo una duración de 1 h. y 55 minutos. El billete de avión nos costó 100 € por persona. Se puede ir en autobús desde Buenos Aires hasta Puerto Iguazú, nosotros descartamos esta opción porque el trayecto tiene una duración de entre 17 a 18 h. El precio de billete puede ser unos 765 pesos argentinos por persona (46,90 € aproximadamente) o la opción de alquilar un coche. Decidimos ir en avión, ya sabemos que es la forma más cara, pero ahorramos tiempo, no teníamos demasiados días en Argentina como para pasarnos gran parte del tiempo haciendo camino.

Aterrizamos, bajamos del avión y recogimos el equipaje, pensábamos coger el autobús colectivo para llegar a Iguazú, pero habían suspendido la línea de llegada y salida del aeropuerto por haber una huelga en las puertas de él. Tuvimos que bajar andando 400 metros para poder coger un taxi. Ya era la segunda huelga que nos encontrábamos en Argentina, os a aseguramos que ¡No sería la última!
Pagamos un total por el servicio 150 pesos argentinos (7,77 € aproximadamente) hasta el hotel Exe Cataratas, donde nos hospedaríamos 2 noches. La habitación del hotel+desayuno nos costó un total de 186 .
Antes de llegar, en la carretera en el puesto de Ruta 12, hay un control puesto por la municipalidad de Puerto Iguazú donde cada turista tiene que abonar una tasa eco turística de 25 pesos argentinos por persona (1,30 € aproximadamente) hay que pagarlo en efectivo, no aceptan tarjetas de crédito, ni otra moneda que no sea pesos argentinos. Este impuesto está desde la primavera del 2016.

Dejamos el equipaje, fuimos almorzar, aunque era demasiado pronto, pero queríamos aprovechar el día en el Parque Nacional do Iguaçu. En el bar del hotel comimos un lomito completo (es un bocadillo de filete de ternera acompañado de jamón york, queso y tomate), un bocadillo de pechuga de pollo, una coca cola y una botella de agua mineral sin gas. Pagamos un total de 330 pesos argentinos (17,08 € aproximadamente).

Terminada la comida nos fuimos hasta la estación Puerto Iguazú que se encuentra en la Esquina Avenida Córdoba con Avenida Misión. Donde cogimos el autobús Crucero del Norte, estos autobuses te llevan directamente hasta la entrada de las cataratas del Iguazú en el lado brasileño. Se hace una parada en la oficina de inmigrantes brasileños para mostrar el pasaporte. Si se cruza la frontera y se vuelve en el mismo día en la aduana del lado brasileño no ponen sello. El recorrido tiene una duración de 1 h., aproximadamente son unos 26 km de distancia. El billete nos costó ida+vuelta 60 pesos argentinos por persona (3,11 € aproximadamente) Comienzan a operar de 8.00 h., y a las 14.00 h., vuelven 11.00 h., y las 17.00 h. ¡Ojo! horario brasileño.

¡Recuerda! es necesario llevar el pasaporte ya que tienes que entrar en Brasil. Llegamos al Centro de visitantes para visitar la parte de las cataratas brasileñas. Se recomienda mejor el primer día visitar primero la zona del lado brasileño para dejar el último día el lado argentino, para que la visita sea más impresionante.

El Parque Nacional do Iguaçu se sitúa a 17 km del centro de la ciudad de Foz de Iguaçu. Fue creado en 1939, tiene una superficie superior a 180.000 hectáreas.

Cuando se compra la entrada, el parque ofrece un servicio de ómnibus con capacidad para 72 pasajeros en 2 plantas, para desplazarte hasta las cataratas. ¡Recuerda! el último  regresa de las cataratas a las 18.30 h. El autobús te deja en el primer mirador enfrente del Hotel Cataratas. Hay un panel informativo donde indica el recorrido que hay que seguir hacia las cataratas.

El primer mirador muestra las cataratas del lado argentino, la isla San Martín y los circuitos inferior y superior. También se verán en el agua botes yendo y viniendo.

Se continua y se va pasando por un mirador que muestran caídas de agua de diferentes alturas, hasta ir a las pasarelas que te llevan hasta la Garganta del Diablo.

Caminamos por las pasarelas, se esta rodeando las cataratas, saltos del lado argentino por el exterior y el salto Floriano en el interior, en este punto nos llevamos un baño de agua gratis.

¡Salimos un poco empapados! En el último tramo de pasarelas se puede apreciar unas panorámicas del Salto Santa María y al fondo la Garganta del Diablo.

Se vuelve y se sube unos metros a los miradores más altos, aquí se puede tomar los elevadores que te llevaran a un mirador por lo alto de las cataratas, en Porto Canoas, siendo la última parada de los autobuses, en este lugar hay bares, un restaurante, una terminal de internet, tienda de souvenirs, desde aquí también se puede hacer un paseo en barco.

El horario de apertura del parque en invierno es del 1 de octubre al 31 de marzo de 9.00 h. a 17.00 h., en verano del 1 de abril al 30 de septiembre de 9.00 h. a 18.00 h. La entrada al Parque Nacional do Iguaçu tiene un precio para mayores de 12 años es de 64,30 reales brasileños por persona (17,21 € aproximadamente) menores de 2 a 7 años es de 10 reales brasileños por cada uno (2,68 € aproximadamente) los residentes y brasileños tiene unos precios más reducidos. El parking tiene un coste de 6,50 reales brasileños (2,01 € aproximadamente).
Se puede pagar en reales brasileños, pesos argentinos, dólares americanos o tarjeta de crédito.

Hay distintas rutas de sendero:

El sendero Ecológico Poco Preto (Pozo Negro).
Está caminata empieza en una pasarela de 320 metros de longitud, y el trayecto total es de 9 km, se puede hacer a pie o en mountain bike, acompañados de guías donde te muestran y explican la fauna y flora del lugar. Luego se realiza un paseo por el río Iguazú en barco o en gamones, (barca para dos personas).

El sendero Ecológico Bananeira (Banano).
Está caminata es de 2 km, yendo por lagunas, para ver el avistamiento de pájaros en su hábitat acuático. Se puede realizar a pie o en mountain bike, más tarde se navega por el río Iguazú en barco hasta llegar a la isla Taquara, y volver a Porto Canoas.

Paseo Macuco Safari.
Es un safari de 2 h., donde se da un paseo por en medio de la selva en un tren, empujado por un carro eléctrico, después se hace una caminata y por último se sube en un barco sobre el río Iguazú en dirección a las cataratas. Para llegar a este paseo hay que ir a la segunda parada de autobuses del parque.

Espacio Porto Canoas.
Es una área del parque dedicada a la convivencia y avistaje en el parque. Es una zona de descanso que es utilizada por las personas que visitan el parque. Ofrece unas vistas a las cataratas y la puesta del sol. En este lugar se sitúa la última estación del transporte público del interior del parque. Dispones de una zona donde hacen actuaciones, hay tiendas, restaurantes, y un balcón por encima de las cataratas.

Otras actividades que se pueden contratar en el lugar:

El parque una vez al mes ofrece a los viajeros y turistas poder hacer senderismo a la luz de la luna llena ¡Suena bien! debe ser increíble, nosotros no tuvimos esta oportunidad ya que cuando nosotros lo visitamos no correspondía con el día que se realizaba.

Al lado del Centro de Visitante hay una empresa Helisul organiza vuelos en helicóptero sobre las cataratas del lado brasileño, tiene una duración de 10 minutos.
Cuesta 255 reales brasileños por persona (78,50 € aproximadamente). Aquí os dejamos la página para más información web:www.helisul.com.

Cânion Iguaçu es una empresa ofrece deportes de aventura como: rafting, escalada en roca, rápel y canopy.
Para más información os dejamos la página web:wwwcampodedesafios.com.br.

¿Dónde comer en el parque? El restaurante Porto Canoas ofrece un buffet con ensaladas y platos calientes, bares, cafeterías, etc., también se puede optar por llevar tú la comida preparada.

Buenos chicos terminamos la visita, volvimos a coger el autobús regresamos a Iguazú, una vez allí nos fuimos a visitar la catedral Virgen del Carmen, data de 1936 es un templo católico paso a ser catedral en 1986, al crearse la Diócesis de Iguazú. Cada 16 de julio se festeja la festividad de la virgen del Carmen, es la patrona del Puerto de Iguazú. Se sitúa en la Avenida Aguirre 180.

La Plaza de San Martín está considerada la plaza más importante de Iguazú, en ella podemos encontrar una fuente, la pirámide del bicentenario, los bustos del general San Martín y de la médica Marta Teodora. Se localiza en la calle San Martín, Puerto Iguazú.

Ya, si dejamos por ese día las visitas y no fuimos a buscar un supermercado donde compramos, frutas (plátanos, mango, manzana), una bolsa de patatas fritas, una chocolatina y una botella de agua, ‘’aunque parezca mentira con la tarde que tuvimos en las cascadas, viendo y palpando el agua, no tuvimos tiempo ni siguiera para beber’’
Nos gastamos 250 pesos argentinos (12,94 € aproximadamente).
Regresamos hasta al hotel caminando, estábamos agotados. Una ducha y a descansar.

Nos levantamos temprano a las 6.30 h., de la madrugada bajamos a desayunar al comedor del hotel donde tuvimos un desayuno tipo buffet, había: frutas, embutidos, pasteles, zumos, leches, etc., lo que no había era nada de verduras. Una vez  terminada la comida nos desplazamos hasta la estación de autobuses donde cogimos unpara desplazarnos hasta el Parque Nacional Iguazú, que se localiza a 20 km de Puerto Iguazú. Salen con una frecuencia de 20 minutos, el horario va desde las 7.20 h. hasta las 19.20 h. y vuelven entre las 7.50 h. hasta las 19.50 h. Nosotros pagamos 35 pesos argentinos por persona (2,16 € aproximadamente) También esta la opción de ir en taxi.

La entrada al Parque Nacional Iguazú, permanece abierto todos los días del año, el pago del ticket se hace en pesos argentinos en efectivo, ¡Ojo! no aceptan tarjetas de crédito ni otra moneda. Los horarios del parque son de 8.00 h. a 18.00 h., el acceso hasta las 16.30 h. Para poder adquirir la entrada ¡recuerda! hay que llevar el pasaporte o documento de identificación, está prohibido llevar drones. El ticket nos costó 500 pesos argentinos por persona (25,86 € aproximadamente) los menores de 6 a 12 años pagan 80 pesos argentinos por cada uno (4,91 € aproximadamente) Los nacionales y residentes tiene un precio más reducido. Si vuelves a visitar el parque al día siguiente la entrada será un 50% más barata, para poder beneficiarte de este descuento debes pedir que te sellen la entrada al salir el primer día del parque. El parking tiene diferentes tarifas: para ciclomotores y motos vale 40 pesos argentinos (2,46 aproximadamente) para automotores 90 pesos argentinos (5,53 € aproximadamente). Estábamos en el parque 15 minutos antes de que abrieran y ya había una cola larga de turistas para ingresar en él, iva a ser un día de calor abrasador y la humedad ya se podía notar. Todos estos factores se sumaban para que el día fuera duró ¡Haber las fotografías y grabaciones que sacamos!

Hay varias rutas de sendero en el parque:

Comenzamos realizando la Garganta del Diablo ida+vuelta tiene un total de 2.200 metros de longitud, se puede realizar caminando desde el sendero verde hasta la estación Cataratas unos 650 metros y una vez allí se puede recorrer a pie 2,3 km hasta llegar a la Garganta del Diablo o subir en el tren hasta la parada Garganta del Diablo. Nosotros subimos al tren, que también es una grata experiencia subir al vagón e ir observado el paisaje  que nos ofrecía el lugar.

Una vez  en la parada Garganta del Diablo hay que pasar por una pasarela que cruza el río Iguazú y te lleva al balcón mirador que se encuentra frente al salto, con algo más de un 1 kilometro de longitud. Acabado el recorrido en el balcón, pudimos ver el salto de la Garganta del Diablo, con más de 80 metros de altura, situado en la frontera de Argentina con Brasil. Fue una experiencia increíble poder ver el salto tan cerca, hacia algo de aire y a nuestro rostro llegaba la bruma del agua, eso dificultaba poder tomar fotografías, se nos mojaba la lente de la cámara.

Al terminar el anterior circuito nos fuimos a realizar el circuito superior tiene una longitud de 1750 metros necesitas 2 h., para hacerlo. Se comienza a 200 metros de la estación Cataratas del Tren Ecológico de la selva.

Ofrece vistas panorámicas de la herradura de saltos, hay varios balcones miradores, el primero está en el salto Dos Hermanas, recorre los saltos Chico, Rossetti, RamirezBossettiAdán Eva, Bernabé Méndez, la primera parada es en el salto Mbiguá.

Después de este último salto que hemos nombrado hay unas pasarelas que cruzan el río Iguazú superior para poder llegar hasta el salto San Martín, se dice que ofrece las mejores vistas panorámicas de todo el parque, deja divisar en la zona brasileña, elevadores del área Naipi del Parque Nacional do Iguaçu, el hotel Das Cataratas, y de la parte argentina permite ver la torre Tanque, los balcones inferiores y superiores de los circuitos, el hotel Sheraton, e incluso divisar desde lejos la pasarela que va a la Garganta. Para salir se toma un sendero de pasarela de 700 metros que recorre los islotes del río Iguazú superior.

El circuito inferior tiene una extensión de 1700 metros, se hace el recorrido en 45 minutos aproximadamente. La caminata se lleva acabó por una pasarelas que se van adentrando en la selva hasta llegar a los saltos Dos Hermanas, Chico y Ramirez. El primer tramo termina en la caída del Salto Bossetti. Al salir de este salto a 20 metros está el embarcadero desde el cual se toma un bote (servicio gratuito) para cruzar a la isla de San Martín. Siguiendo la ruta se va bordeando el brazo del río Iguazú que se aleja de las islas pudiendo ver sus playas y acantilados. Acabando este segundo recorrido del circuito inferior, llegando al balcón mirador que se localiza en el encuentro del brazo del río con el cañón del Iguazú, se puede divisar la Garganta del Diablo al fondo, con bruma. La etapa tercera y última del recorrido te da la posibilidad de poder volver a la Plaza Dos Hermanas, hay escaleras que llevan hasta la caída de los Saltos Alvar Núñez, Elenita y la Nusse.
Nosotros este sendero no pudimos realizarlo porque llevaba 2 días cerrado al público por haber en la zona un felino (un puma), se tomó la medida de seguridad por parte del parque de permanecer cerrado y acordonado el lugar. Por lo que nos quedamos sin poder hacerlo.
¡Una pena!

El sendero Macuco se sitúa a unos pocos metros del centro de visitantes, es un sendero a pie que penetra en la selva unos 3 km de longitud con diferentes niveles de dificultad, al final del sendero se encuentra el salto Arrechea. Tiempo estimado para realizarlo 2 h., aproximadamente.

Hay otras actividades que puedes hacer:

Cuando hay luna llena o en días próximos, por la noche se realizan visitas guiadas a la Garganta del Diablo. Son 5 noches al mes, 3 turnos por noche y 120 personas por grupo ¡Ojo! Está actividad no se puede hacer por libre.
Empieza en la estación central donde se toma el tren ecológico de la selva que te desplaza hasta el balcón Garganta del Diablo, donde se podrá ver la salida de la luna por el horizonte. El precio es de 600 pesos argentinos por persona (36,79 € aproximadamente) menores de 6 a 12 años cuesta 300 pesos argentinos cada uno (18,40 € aproximadamente) menores de 6 años gratis. El precio incluye entrada+1 bebida, también está la opción de visita nocturna+cena en el restaurante La Selva, bebida no incluida. El precio de adulto es de 250 pesos argentinos de cena+600 de entrada por persona (46,39 € aproximadamente) menores de 6 a 12 años 125 de cena+300 pesos argentinos cada uno (21,91 € aproximadamente) menores de 6 años gratuitos.
Nosotros no pudimos realizar esta actividad porque en el mes que nosotros lo visitamos no correspondía ningún día con la visita, fue una verdadera pena, nos quedamos con ganas de poder haber vivido esta experiencia. Se recomienda reservarlo con tiempo, al haber pocas plazas. Para más información os dejamos la página web: reservas@iguazuargentina.com.

Como la anterior actividad no pudimos realizarla decidimos experimentar el paseo Náutico Gran Aventura tiene una duración de 1 h. y 20 minutos. Se sale desde la central operativa o centro de visitantes, nosotros salimos de esta última nombrada, subimos en un camión adentrándonos en la selva por el estrecho sendero Yacaratiá acompañados de guías bilingües (castellano e inglés) unos 5 km hasta llegar al puerto Macuco.

Aquí nos dieron una bolsa impermeable por persona para poder guardar nuestras pertenencias. Eso si el impermeable debes llevarlo, ellos no te lo suministran. Luego tuvimos que bajar a pie 100 metros, subimos a una lancha recorrimos 6 km, el cañón del río Iguazú Inferior, más tarde dirección a las cascadas.

Llegamos hasta la base del salto Tres Mosqueteros viendo el conjunto de saltos brasileños y argentinos.

Y llegó el momento de la ”gran mojada” La embarcación se aproximó al máximo, justo delante y debajo del salto San Martín ofreciendo un baño de agua gratuito. Aquí la cámara Gopro era la única que nos permitió tomar una fotografía, se nos mojo toda la lente y obtuvimos una fotografía totalmente distorsionada. Pero bueno os podemos decir que fue una experiencia que nunca olvidaremos. Una vez terminado el baño de agua regresamos al punto de partida de la actividad.
¡Consejo! tened cuidado con la cámara fotográfica, debéis protegerla del agua, recomendamos hacer uso de aparatos que puedan mojarse, como cámaras acuáticas, etc. ¡Recuerda! para poder obtener el ticket hay que comprarlo en la entrada del parque, donde te asignaran una hora para la actividad. Se recomienda estar 10 minutos antes de la salida. El billete nos costó 950 pesos argentinos por persona (49,17 € aproximadamente). Los jubilados argentinos y menores entre 12-16 años tiene un 20% (eso sí presentando un documento que lo acredite).

¿Dónde comer en el parque? Se puedes ir al restaurante La Selva, ofrecen buffet libre de platos fríos y calientes, parrilla de carne, etc. Se puede conseguir un descuento en los cupones que dan en los quioscos de información.

En el restaurante el Fortín ofrece un buffet libre es un poco más económico que el anterior.

Almorzamos en el restaurante La Selva en el parque donde probamos cada uno el churrasco, y de bebida una botella de agua mineral grande. Pagamos un total de 365 pesos argentinos (22,65 € aproximadamente).

Donde están los restaurantes, hay una zona al aire libre (patio de comidas) con mesas donde la gente suele comer, aconsejamos no dar de comer a los coatíes y monos que hay en la zona. Debemos cuidar a los animales que habitan en el parque y la vegetación de lugar. Hay que hacer un turismo sostenible.

Ya tocaba la hora de abandonar el parque para regresar al hotel.

Bueno chicos esto fue todo en el Parque Nacional Cataratas Iguazú, fue una increíble experiencia vivirlo tanto del lado argentino como del lado brasileño. Habíamos conseguido visitar otra de las 7 Maravillas Naturales del Mundo. Os podemos decir que llevábamos una cara de felicidad, lo mismo que si a un niño le compran un juguete nuevo.

Subimos al autobús para ir hasta Puerto Iguazú, ya en la localidad decidimos dar una vuelta, aunque no ofrece mucho para ver su principal atractivo es visitar las Cataratas del Iguazú. Es una zona llena de restaurantes, bares, hoteles, albergues, pensiones, etc.

Para la cena pasamos por el supermercado donde compramos unos bocadillos, unas manzanas y una botella de agua mineral.
Nos gastamos 290 pesos argentinos (15,01 € aproximadamente). Terminada la compra nos fuimos caminando hasta el hotel.

Al día siguiente nos levantamos desayunamos, ¡Como somos tan inquietos! en de quedarnos descansado hasta la hora de irnos hasta el aeropuerto, decidimos ir caminando para ir a contemplar el Hito Argentino, que es un obelisco que se encuentra en la confluencia de los ríos de Paraná e Iguazú. Se sitúa en la Avenida Tres Fronteras.

En la zona también había instalado un mercado de artesanía como fuimos a primera hora de la mañana algunos puestos aún no habían abierto, pero ya se podía ver algún que otro turista y viajero haciendo compras.

Desde este lugar pudimos divisar también la fronteras e hitos de Brasil aunque hay que observarlo detenidamente porque está tapado gran parte de él por un árbol y el de Paraguay este si se ve al completo.

Nos adentramos en los jardines del hotel Panoramic Grand, desde este lugar se pueden obtener unas vistas panorámicas de las 3 fronteras.

Regresamos al hotel a por el equipaje e hicimos el check out y cogimos un taxi, pagamos un total de 139 pesos argentinos (7,20 € aproximadamente) fuimos hasta el aeropuerto de Iguazú donde tomamos un avión de la compañía aérea Aerolíneas Argentinas, con dirección a Córdoba al aeropuerto Internacional Ingeniero Ambrosio Taravella. El vuelo tuvo una duración de 1 h. y 50 minutos. El billete nos costó 120 € por persona. Se puede ir en autobús desde Puerto Iguazú hasta Córdoba el viaje tiene una duración de 22 h., el billete pude constar unos 887 pesos argentinos por persona (54,38 € aproximadamente).

Almorzamos en el restaurante que se encuentra en la segunda planta del aeropuerto, es el único que hay en el lugar. Ofrece comida rápida, bocadillos, refrescos, zumos, cafés, etc. Probamos un sándwich de pollo y una hamburguesa y como bebida una botella de agua mineral. Pagamos un total de 395 pesos argentinos (20,45 € aproximadamente). Es cierto que la comida no es de mucha calidad y el precio no es muy económico.

En el próximo post os hablaremos de nuestro paso por la ciudad de Córdoba.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué ver y hacer en las Cataratas del Iguazú' tiene 2 comentarios

  1. Agosto 4, 2017 @ 6:48 pm Marta Pinhao

    ¡Que hermosas fotos, hacen honor a esa belleza de la naturaleza! Abrazos.

    Responder

    • Agosto 5, 2017 @ 3:26 pm andorreandoporelmundo

      Muchísimas gracias Marta.
      Es fácil tomar hermosas fotografías en la maravilla del mundo natural más bonita y espectacular de todas.
      Saludos y abrazos querida amiga. 😉👍

      Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.