Río Amazonas

Qué visitar, ver y hacer en el Amazonas – Brasil –

Selva Amazónica.

Qué visitar, ver y hacer en 2 días en la Selva Amazónica de Brasil. Amazonas ofrece dormir en un entorno natural, paseos en canoa, ver una increíble selva llena de vegetación, sonidos, animales y conocer poblados de gente que viven en el lugar.

Es la selva tropical más grande del mundo. Con una extensión de 6.000.000 de Km² comprendido en los siguientes países sudamericanos. Brasil es el que mayor parte posee, el 50%, seguido de Perú con el 13%, Bolivia, y Colombia un 7% y el resto de porcentaje es para Ecuador, Guayana, Guayana Francesa, Surinam y Venezuela.

En el año 2011 fue declarada como una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo. La selva amazónica se siente amenazada por la deforestación, debido a la quema y tala de bosques, la creación de carreteras, construcción de embalses, etc.

Aterrizamos en el aeropuerto de Belo Horizonte proveniente de Río de Janeiro en un vuelo operado por la compañía aérea Azul lineas Aéreas Brasileiras, que tuvo una duración 4 h. Una vez llegado tuvimos que hacer una escala de 1 h., para volver a tomar nuevamente otro vuelo operado por la misma compañía aérea con destino Manaos, con una duración de 2 h. y 25 minutos. Aterrizamos ya al fin en el aeropuerto Internacional Eduardo Gomes, recogimos los equipajes y nos fuimos hasta el embarcadero donde vendrían en una barca a recogernos. El chico que nos recogió se echó las manos a la cabeza cuando nos vio con el equipaje, pero no sabía que era lo que llevábamos era para 100 días, estábamos dando una vuelta al mundo. Tan sólo íbamos a pasar 2 días en la Amazonas. Tuvimos un trayecto en lancha de 1 h., aproximadamente, el sol hacía mella, la naturaleza ya la podíamos ver. La barca se estaba llenando de agua, nuestro calzado comenzaba a mojarse. Llegamos al lodges Amazon Ecopark, donde nos hospedaríamos en medio de la selva, ¡Aquí estábamos nosotros! Comenzando una nueva aventura salvaje, rodeados de animales, ruidos, y donde la tecnología aún no ha llegado. Ay nos encontrábamos nosotros, con un olor fuerte a repelente de mosquitos, este sería nuestro perfume en estos días.

Nos fuimos a la zona del comedor donde almorzamos un delicioso bistec de ternera, hoy había suerte mañana, tocaba picnic.

Por la tarde salimos en barca con nuestro guía llamado Yurys, un autenticó (John de la jungla), sólo habla portugués y francés, resultaba un poco difícil entendernos con él.
Bueno, tuvimos la oportunidad de ver un caimán, es una especie de cocodrilo perteneciente a la familia de los aligatóridos, existe 6 especies de este género.

Pescar yo por cierto sólo pesque una piraña, Sergio, sí pescó un gran pescado que más tarde cocinaríamos, sería nuestra cena.

Visitamos a un señor viudo mayor que vivía sólo. Nos mostró su vivienda, no explicó como había sido su vida, sus hijos se fueron a vivir a Salvador de Bahía, para conseguir una mejor vida, ellos no querían vivir en el Amazonas. Es gracioso haberlo encontrado con un móvil en las manos.

Nos enseñó su plantación de yuca, nos explicó todos los pasos para la elaboración de la tapioca.
Manihot esculente conocida como yuca es un arbusto que crece y suele alcanzar hasta 2 metros de altura, sus raíces tienen un alto contenido en alimento. Se extraen sus raíces que son prensadas para obtener un jugo, este liquidó obtenido debe ser secado al sol, o quemado a fuego. Luego se tritura y se consigue una harina fina de la cual se obtiene el almidón de mandioca y de este se logra conseguir la tapioca, que es cocinada como una especie de torta que son consumidas por los brasileños. Suelen comerla en los desayunos, en ocasiones especiales como fiestas, etc. Nosotros la probamos y verdaderamente no le sacamos sabor a nada.

Regresamos de nuevo hasta los bungalow, casitas de madera, localizadas en medio de la selva, en realidad son unas pequeñas habitaciones, donde sólo tienes una cama, una estantería, un enchufe, una bombilla y un baño muy pequeño, donde el agua de la ducha siempre sale fría. Nos dimos una ducha y cenamos el pescado que Sergio pescó esa tarde.

Por la noche salimos en una barca de remos, como luz, llevábamos una batería con unos cables que conectaban a una bombilla, tuvimos que llevar puestas unas chanclas, porque entraba un poco de agua en la barca, nos acompañaba nuestro guía Yurys, y 2 chicas de nacionalidad china.

Fue increíble el paseo nocturno, adentrarnos en el río Amazonas y en sus pequeños brazos, donde las ramas de los árboles nos golpeaban, vimos: caimanes, insectos, ranas, mariposas, escorpiones, etc., todo esto acompañado de la oscuridad de la noche y el sonido que nos ofrecía la selva. Le preguntábamos ¿Yurys si nos muerde alguna serpiente, o insecto que vamos hacer? nos decía tranquilos ¡Mirad lo que llevó! estos botes son antídotos que fabricó yo por si pasa algo. Nos decía, tengo 40 años y he vivido toda mi vida en esta selva la conozco como la palma de mi mano, he sobrevivido a ataques de animales, picaduras, y he pasado enfermedades, y ¡mirad donde estoy!, ¡Aún vivo! Era increíble, pensábamos ¿Estamos en un guión de una película? ¿O es realidad? Fuese como fuese, nos hizo pasar una noche que nunca olvidaríamos.

Volvimos hasta el bungalow, tocaba descansar, los mosquitos nos estaban empezando a atacar. A medianoche nos despertamos con el sonido de una tormenta, era época de lluvias. Parecía el fin del mundo.

Ya, sonaba el despertador, desayunamos, nos íbamos a hacer una caminata durante 4 h., adentrándonos en la selva amazónica. Nos esperaba Yurys, el día se presentaba muy gris y las gotas de agua ya caían en el suelo. Bueno, preparados con nuestras botas, e impermeables comenzábamos el sendero. Fuimos observando una gran cantidad de especies vegetales, algunos insectos, y un pobre perezoso que estaba totalmente empapado con la lluvia que estaba cayendo. La verdad es que animales no es que viéramos muchos, todo hay que decirlo. Nos mojamos al completo, ya no sabíamos sí quitarnos las chaquetas impermeables o dejarlas puestas, estábamos calados.

Regresamos al bungalow, por la tarde volvimos a salir en barca íbamos a visitar Floresta Viva. Es una organización cuyo objetivo es la conservación de la naturaleza, e intenta ayudar a las comunidades rurales a desarrollar una mejor calidad de vida. Vimos una gran variedad de plantas, y monos.

Al día siguiente, salimos en barca para presenciar el encuentro entre las aguas del río Negro y río Solimoes se juntan para continuar como río Amazonas, durante 6 kilómetros se puede comprobar que no se mezclan las aguas. ¡Algo curioso!

Las aguas del río Negro van a una velocidad de 2 km por hora, el color es más oscuro, la temperatura de ellas es de 28°C.

Mientras que las del río Solimoes tienen una velocidad de entre 4 a 6 km por hora, sus aguas son más claras y tiene una temperatura de 22°C, son algo más frías.

Visitamos un poblado de casas flotantes en el río Amazonas. Es el centro poblado menor Santa Rosa. Pudimos ver la forma de vida de sus habitantes, sus casas, etc. Fue encantador ver el lugar, algunas casitas tenían mucho encanto. Almorzamos en un restaurante flotante, y nos adentramos en la selva donde vimos unos pequeños monos, flores de nenúfar, una gran variedad en vegetación, etc.

Volvimos a tomar la lancha para regresar hasta el bungalow. Pasamos la tarde dándonos un baño en el río de Amazonas. ¡Tranquilos! es una zona apta para el baño.

Nos levantamos y nos dirigimos al embarcadero donde tomábamos una barca, abandonábamos la selva amazónica para irnos hasta la ciudad de Manaos.

En el próximo post os contaremos nuestro paso por la ciudad de Manaos.
Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.

 

 



'Qué visitar, ver y hacer en el Amazonas – Brasil –' tiene 6 comentarios

  1. Abril 14, 2017 @ 8:04 pm Melba

    Excelente. Qué experiencia tan bonita.

    Responder

  2. Abril 14, 2017 @ 10:17 pm Marta Pinhao

    ¡Alucinante! y que valientes. Abrazo enorme.

    Responder

  3. Septiembre 21, 2017 @ 2:33 pm Iurys Didier

    Amigos encantados de haberos tenido por aquí.
    No se olviden de pasar mi contacto a sus amigos.
    Un abrazo.
    https://www.facebook.com/iurys.didier?fref=ts

    Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.