Plaza de Armas Cusco

Qué visitar, ver y hacer en Cusco – Perú –

Viaje a Perú.

Qué visitarver y hacer en la ciudad de Cusco y sus alrededores. Las visitas imprescindibles que no pueden faltar son la plaza de Armas, el Qoricancha, la iglesia de la compañía Jesús, la catedral, el palacio Arzobispal, la piedra de 12 ángulos, el barrio San Blas, la basílica menor de la Merced, el mercado de San Pedro, el arco de Santa Clara y en sus alrededores la zona arqueológica de Sacsayhuamán y Cristo Blanco. Cusco es considerada la capital histórica del país.

Cusco en el pasado fue la capital del Imperio Inca. Dicen que es la Roma Americana y no es para menos. Es la puerta de acceso para visitar Machu Picchu, siendo el principal destino turístico del País. Esta ciudad fue en el año 1983 Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Cusco cuenta con un centro histórico que conserva sus calles de épocas precolombinas, donde se pueden ver aún las construcciones incas y coloniales, sé encuentra rodeado de importantes restos arqueológicos como la fortaleza de Sacsayhuamán, los complejos de Ollantaytambo, Písac, la ciudadela de Machu Picchu, y pueblos que te hacen trasladarte al pasado, donde aún mantienen sus tradiciones, costumbres, etc. Ubicados en el valle Sagrado como Písac, Calca, Yucay, Ollantaytambo, Urubamba, Chinchero y Maras.

Nuestro cuaderno de Bitácoras.

Llegamos a la estación de autobuses de Cusco procedentes de Puno, recogimos nuestro equipaje y tomamos un taxi que nos llevó hasta el hotel Casa Andina Plaza Cusco, que teníamos reservado en el centro histórico de Cusco.

Al día siguiente nos levantamos temprano, desayunamos, una vez que terminamos, empezamos a descubrir esta ciudad. Adquirimos el boleto turístico que es válido para 10 días consecutivos, tiene un coste de 130 soles por persona (34,47 € aproximadamente) y te permite entrar a un total de 16 atracciones comprendidas en la ciudad de Cusco y en sus alrededores, en las zonas arqueológicas. Aquí os citamos los lugares a los que te da acceso (el museo municipal de arte contemporáneo, el museo histórico regional, el museo de sitio del Qoricancha, el monumento Pachacuteq, el centro Qosqo de Arte Nativo, el museo de Arte Popular, Písac y en la zonas arqueológicas de Ollantaytambo, Chinchero, Moray, Tambomachay,Puka Pukara, Qénqo, Sacsayhuamán, Tipón, Pikillacta).

Este boleto se puede comprar en la oficina de Cosituc, localizada en la Avenida del Sol 103, galerías turísticas, Of 101. Abierto de lunes a sábado de 8.00 h. a 18.00 h., domingos y festivos de 8.00 h. a 13.00 h. Para más información os dejamos su página web:www.cosituc.gob.pe.
También pueden comprarlo en la taquilla de cualquier zona arqueológica que entre en este boleto.

Nuestra primera visita fue la plaza de las Armas, también llamada la plaza del Guerrero en tiempos de los incas. Este lugar ha sido testigo de importantes sucesos históricos: como la conquista de Cusco por Francisco Pizarro, o de la muerte de Túpac Amaru II en el año 1781. La plaza cuenta con zonas verdes llenas de plantas, bancos, está presidida por la fuente del Inca que contiene una escultura del inca Pachacuteq, y rodeada de edificios importantes como: la catedral de Cusco, la iglesia de la compañía Jesús y lugares de ocio tiendas, bares, restaurantes, cafeterías, etc.

Visitamos el interior de la catedral de Cusco. Construida entre el año 1536 y 1664 sobre el antiguo templo inca de Viracocha. Es sede de la Diócesis Episcopal de Cusco, comprende una superficie de 3956 m², está formada por un complejo de 3 iglesias: la catedral, el templo del Triunfo y el templo de la Sagrada Familia. La entrada tiene un coste de 25 soles por persona (6,63 € aproximadamente) Se localiza enfrente de la plaza de Armas.

El Qoricancha templo del Sol. Fue uno de los templos más importantes y ricos del Imperio inca. Estaba cubierto de oro sus muros en placas de oro macizo, con la llegada de los primeros conquistadores a la ciudad, el lugar fue saqueado. En el siglo XVI, se comenzó a construir el convento de Santo Domingo. En el centro del templo hay un claustro donde se puede ver una fuente octagonal, de la que se dice que estuvo en el pasado cubierta con 55 kilos de oro macizo. A los lados del claustro están las cámaras incas el templo de las estrellas, la luna, etc. Sus muros poseen una arquitectura trapezoide inca. Una autentica perfección. Os podemos decir que no se apreciaba donde empezaba uno y donde acababa el otro. Abandonamos el lugar, había que seguir andorreando la ciudad. Está prohibido hacer fotografías y grabaciones en su interior. La entrada tiene un coste de 15 soles por persona (3,98 € aproximadamente) Abierto de lunes a sábado de 8.30 h. a 17.30 h. y domingos de 14.00 h. a 17.00 h. La dirección es Plazoleta de Santo Domingo s/n.

El palacio Arzobispal fue construido sobre la base del palacio Inca Roca. Hoy en día este edificio acoge a la sede del museo de Arte Religioso, donde hay una colección de pinturas de la escuela cusqueña, muebles coloniales, capillas, etc. No se permite hacer fotografías en el interior. Abierto de lunes a sábado de 8.00 h. a 11.30 h. y 15.00 h. a 17.30 h. Se encuentra en la intersección de las calles Hatun Rumíyoc y Jr. Herrajes.

La piedra de los 12 ángulos es Patrimonio Cultural de la Nación de Perú y forma parte de la pared del palacio Arzobispal. Se encuentra en la calle Hatun Rumiyug.

El barrio de San Blas es un pequeño barrio de artesanos situados en el antiguo barrio inca de Toqokachi. Con calles empedradas, grandes casas blancas que en sus bajos albergan talleres, tiendas donde pudimos encontrar cerámica, tallas de madera, piedra, textil, etc.

Entramos en el museo Inka. Este museo se alberga, en una casa colonial, que fue construida en el siglo XVII. En esta galería pudimos ver una gran colección de documentos históricos, objetos del periodo pre-inca, instrumentos de música inca, textil, objetos, momias, etc.
La entrada tiene un coste de 10 soles por persona (2,66 € aproximadamente) Abierto de lunes a sábado de 8.00 h. a 18.30 h. y domingos y festivos de 9.00 h. a 16.00 h. Para más información os dejamos su página web:museoinka.unsaac.edu.pe.
Se sitúa en la calle Cuesta Almirante 103.

Continuamos andorreando hasta llegar a la basílica Menor de la Merced. Pertenece a la orden mercedaria. Fue construido a mitad del siglo XVI, aunque en varias ocasiones se ha visto restaurada a consecuencia de los terremotos. Esta compuesta por 3 naves, altares barrocos en sus laterales, su altar mayor es de estilo neoclásico, además de la importante colección restaurada de lienzos cusqueños. Al lado del templo se puede visitar el convento. La entrada tiene un coste de 6 soles por persona (1,60 € aproximadamente).  Horario de visitas de lunes a sábado de 8.00 h. a 12.30 h. y de 14.30 h. a 17.30 h. La dirección calle Mantas número 121.

Enfrente del templo esta la plazoleta Espinar a principios del siglo XX, le ponen el nombre actual Plazoleta Comandante Ladislao Espinar, en homenaje al héroe cusqueño de la Guerra del Pacífico. Es una pequeña glorieta con una estatua en el centro en honor a dicho héroe e hijo predilecto de la ciudad, además de haber un pequeño jardín, unos bancos, etc. En este lugar a veces hay mercadillos artesanales.

Llegamos hasta el mercado de San Pedroabierto al público desde el año 1925, aquí encontramos de todo desde puestos de carnes, pescados, frutas, verduras, productos lácteos, artesanía, hasta puestos donde poder probar la gastronomía de la comida peruana, etc. Nos encanto ver a sus vendedores como a golpe de grito intenta llamar la atención de clientes, para que compren sus productos. Compramos algo de fruta no nos pudimos resistir al ver la gran variedad que había. La entrada es gratuita. Abierto todos los días de la semana de 6.30 h. a 18.30 h. Se localiza en la calle Cascaparo.

El Arco de Santa Clara. Fue mandado construir por el mariscal Andrés de Santa Cruz en el año 1835, para celebrar la conferencia de Perú-Bolivia. Esta Declarado Patrimonio Cultural de la Nación desde el año 1972. Se encuentra en la plaza de San Francisco.

Regresamos hasta la plaza de Armas, habíamos visto que había un restaurante de comida rápida y decidimos que ese sería el local donde nos comeríamos unas deliciosas hamburguesas de ternera.

Una vez terminado de comer, ya por la tarde, visitamos el museo Municipal de Arte Contemporáneo. Fundado en el año 1995, cuenta con más de 280 obras. En este lugar vimos creaciones de artistas locales donde exponen sus pinturas, esculturas, textiles, también hay colecciones temporales de artistas extranjeros. La entrada está incluida en el boleto turístico. Abierto de lunes a sábado de 9.00 h. a 18.30 h. Para más información os dejamos su página web:www.municusco.gob.pe/museo.
Se encuentra en el palacio Municipal Plaza Cusipata.

Enfrente del museo de Arte Contemporáneo esta la plaza Cusipata es una glorieta presidida en el centro por una fuente, cuenta con una gran cantidad de plantas, árboles, bancos, etc.

Subimos hasta lo alto al cerro de Pukamuqu (cerro rojo) para obtener unas magníficas vistas de la ciudad de Cusco.

Además de visitar al Cristo Blanco es una escultura en yeso blanco que tiene 8 metros de altura, que fue diseñada por el escultor Francisco Olazo Allende, realizada en el año 1945. La entrada es libre. Localización cerro Pukamuqu.

La iglesia de San Cristóbal. Fue el primer templo que se edificó en Cusco en el siglo XVI, con el paso de los años se ha visto restaurado a consecuencias de diferentes terremotos. Construida en adobe y piedra, su planta de cruz latina, consta de 1 sola nave central. En su interior alberga la imagen del Santo Cristóbal. Nosotros no pudimos acceder al interior porque se encontraba cerrada, tan sólo se puede visitar durante las horas de culto. Se localiza en el barrio inca de Qolqanpata.

Bueno, esto fue todo los que visitamos, volvimos a la plaza de Armas donde cenamos en un restaurante y nos fuimos hasta el hotel.

Comenzamos el día con un buen desayuno, una vez ya con energías repuestas, nos dirigíamos a visitar la iglesia y convento de San Francisco. Creado en el año 1645. Construida en piedra de cal y canto, compuesta de 3 naves con diferentes alturas y una sola torre. En el interior del convento hay unas 429 obras de arte como esculturas, pinturas, muebles, retablos, etc. Destaca un lienzo, obra de Don Juan Espinoza de los Monteros que retrata el linaje de la familia franciscana. La visita a la iglesia es de lunes a viernes de 9.00 h. a 12.00 h. por la tarde de 17.30 h. a 19.30 h. el sábado de 9.00 h. a 12.00 h. La entrada es gratuita. Las vistas al convento son de lunes a viernes 9.00 h. a 17.30 h. y sábados de 9.00 h. a 12.00 h. La entrada tiene un coste de 5 soles por persona (1,33 € aproximadamente) La dirección Plaza de San Francisco s/n.

Nos dirigíamos a visitar el monumento Inca de Pachacuteq, bueno antes nos paramos para ver en el mural histórico. Es uno de los murales más grandes de América del Sur, es una pintura contemporánea realizada en pintura acrílica sobre cemento llevada acabó por Juan Bravo Vizcarra. Este lienzo representa la historia de Cusco a través de 3000 años de antigüedades. Se sitúa en la Avenida del Sol.

Más abajo se encuentra la fuente Paccha Cusco que significa en quechua (fuente de agua en la cola del puma). Se sitúa entre las Avenidas el Sol, del Ejército y San Martín.

Ya sí, nos fuimos hasta el monumento Inca Pachacuteq. Este monumento está compuesto por una torre y en su parte superior hay una escultura del Inca Pachacuteq. La torre en su interior alberga un museo de exposiciones cuadros, retratos, objetos, utensilios, cerámica, etc. En su parte superior se pueden obtener unas vistas de la ciudad de Cusco. La entrada está incluida en el boleto turístico. Horario de visitas de lunes a domingo de 9.00 h. a 20.00 h.
Está ubicado en la Avenida del Sol, intersección con Avenida 28 de Julio y San Martín.

Hoy de nuevo volvimos a subir al cerro de Pukamuqu para visitar Sacsayhuamán, está palabra en quechua significa (halcón satisfecho) templo dedicado al dios del Sol. A la entrada enseñamos el boleto turístico donde el guardia de seguridad nos lo pico. Accedimos a su interior y nos quedamos con la boca abierta contemplando tal maravilla. Hoy en día sólo se ve el 20 % de la estructura original, construida por lo incas. ¿Imaginaros como sería en aquella época? grandioso verdad. Este complejo fue construido entre los siglos XV y XVI, con el propósito de ser utilizado como lugar religioso, político y militar. El yacimiento esta divido en diferentes partes Rodadero, Trono del Inca, Carmi K’ajchana, Baño del Inca, Anfiteatros, Chincana y Bases de Torreones, etc. Cada 24 junio es lugar de escenario de Inli Raymi o fiesta del sol. Abierto de lunes a domingo de 7.00 h. a 18.00 h.
Se sitúa a 2 km al noroeste de la ciudad de Cusco.

Nos estábamos achicharrando con el sol, miramos el reloj y habíamos perdido la noción del tiempo eran ya las 15.16 h. No sé que nos pasa pero cuando visitamos zonas arqueológicas se nos va el tiempo. Comenzamos a bajar hasta llegar a la ciudad de Cusco, una vez ya en la plaza de la Armas donde almorzamos unas pizzas. Casi el restaurante cierra con nosotros, fuimos los últimos en entrar. Bueno es cierto que los peruanos son una gente muy amable, respetuosa, son personas que no se enfadan por nada, muy alegres y serviciales. A nosotros realmente nos hicieron pasar unos días increíbles en este país. En esta vuelta al mundo fue el primer país que visitamos en el que nos hablan en español, eso nos hizo sentirnos como en casa.

Al terminar de almorzar, nos acercamos a una tienda de informática donde compramos unas tarjetas de memoria para la cámara. Se nos había llenado ya. Nos sentamos en un banco un rato en la plaza de Armas, donde contemplamos el día a día de los cusqueños. Regresamos hasta el hotel.

Muy cerca de la ciudad del Cusco se pueden visitar las importantes ruinas de Qenqo, Pukapukara y Tambomachay o baños del inca. Esto lo veríamos al día siguiente.

Tomamos un buen desayuno y pusimos rumbo hacia la zona arqueológica de Tambomachay, en quechua significa lugar de descanso. Se localiza a 8 km al noroeste de la ciudad de Cusco. Se piensa que fue construido en el año 1500 d.C. Dedicado al culto del agua tiene una superficie de 437 m², situado a 3700 metros de altitud. Está construido en piedra labrada tiene varios canales, cascadas, acueductos, etc. Hay una fuente ceremonial en piedra labrada que canaliza el agua de un manantial mediante unas fuentes, durante todo el año. Esto es conocido como el baño del inca. Es increíble observar con la precisión con la que fue construida en aquella época. Abierto de lunes a domingo de 8.00 h. a 18.00 h. La entrada está incluida en el boleto turístico.

Salimos del lugar anduvimos unos metros y cruzamos al otro lado de la carretera hasta llegar a Puka Pukara, que en quechua significa fortaleza roja, su nombre se debe al color que sus piedras toman durante el crepúsculo. Está formado por un grupo de recintos, plazas, atalayas, acueductos, etc. Se cree en el pasado fue una fortaleza por su construcción  formada por muros, escalinatas, terrazas. Edificación militar de los incas. Abierto de lunes a domingo de 7.00 h. a 18.00 h. Acceso al interior con el boleto turístico.

Paramos para almorzar la comida que llevamos en nuestra mochila, se nos paso la mañana contemplando estos lugares arqueológicos tan maravillosos.

Luego nos fuimos a visitar la zona arqueológica de Qenqo. Fue mandado construir en el año 1500 d.C, por el gobernador Huayna Cápac debido al nacimiento de su hijo Huáscar. Posee un anfiteatro, galerías subterráneas, etc. Nos llamo mucho la atención del lugar,  una cueva subterránea que tenía unos altares grabados en la roca. Se dice que Qenqo era un lugar sagrado donde se celebraban ceremonias en honor a la luna, las estrellas y el sol. Abierto de lunes a domingo de 7.00 h. a 18.00 h. Para acceder al interior es necesario tener el boleto turístico.

Volvimos a regresar a la ciudad de Cusco, llegamos hasta nuestro hotel nos dimos una ducha y salimos por la noche a cenar y visitar Cusco por la noche.

A las 4.30 h., de la madrugada Sergio, me despertó con un grito venga ¡despierta y arréglate! Pero que pasa…, es ya la hora, no, nos han duplicado la tarjeta de crédito nos han hecho una compra en los Estados Unidos de 710 euros en un establecimiento. Os puedo decir que los ojos se me abrieron del todo y el sueño desapareció. No tardamos ni 2 minutos en estar listos. Sergio, llamó al teléfono que hay justo detrás de la tarjeta de crédito para bloquearla y que no pudieran seguir haciendo más compras. Nos bajamos a la recepción del hotel y pedimos un taxi. Tomamos el taxi con dirección a la comisaría de turismo. Llegamos a la comisaría y no estaba la persona que es encargada de estos temas, tuvieron que hacer una llamada de teléfono, la chica que nos atendió nos dijo, que sin justificante del banco no podíamos poner la denuncia. Salimos un poco decepcionados, era aún de noche tuvimos que esperar unos segundos y no veíamos a ningún taxista, salimos caminando y vimos un coche que tenía pinta de taxista, le preguntamos si nos podía llevar hasta nuestro hotel y el hombre muy amable respondió sí. Bueno, el vehículo no estaba muy orientado al servicio de pasajeros os podemos decir que había un fuerte olor como si en él se hubiera transportado animales (alpacas o llamas) en el techo se podía observar restos de lana. Una vez llegado entramos al hotel, ya no nos podíamos quedar dormidos. Hicimos trabajos con el ordenador, recogimos el equipaje, etc.

Bajamos a desayunar y a dejar en la habitación de conserjería del hotel el equipaje, nos íbamos hasta el valle Sagrado de los Inca y luego hasta Machu Picchu. Volveríamos dentro de 3 días a la ciudad de Cusco. Nos llevamos lo imprescindible por no ir cargando con todo.

Esto ha sido todo lo que hemos visitado en la ciudad de Cusco.
En el próximo post os contaremos nuestro paso por el Valle Sagrado de los Inca.
Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.

 

 

 

 



'Qué visitar, ver y hacer en Cusco – Perú –' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.