Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Nasca – Perú –

Viaje a Perú.
Qué visitar, ver y hacer en Nasca, no puede faltar el vuelo a las líneas de Nasca, y al conjunto arqueológico de Cahuachi.

Llegamos de noche en autobús a la ciudad de Nasca, desde la ciudad de Ica, cogimos el equipaje y nos fuimos al hotel Casa Andina Nasca, que teníamos reservado. Una buena ducha para quitarnos toda la arena del desierto y a descansar.

Las líneas de Nasca, no se conoce el verdadero origen de estas líneas y figuras, no se sabe quién las construyó ni el propósito que tenía. Se cree que fueron hombres de la cultura nasca los que trazaron estas figuras geométricas, pero tan sólo es una hipótesis. Se hayan entre los valles del Ingenio y Nasca, en una superficie de más de 500 km².

Hoy madrugábamos bastante, el desayuno lo hicimos algo ligero (se aconseja no llevar el estómago muy llenó) porque teníamos un vuelo contratado para sobrevolar las líneas misteriosas de Nasca. Es la mejor manera de poder contemplarlas, desde el aire. Vinieron a recogernos al hotel para trasladarnos al aeródromo que esta a 4 km del centro de Nasca. Llegamos, nos identificamos con el pasaporte y pagamos el impuesto aeroportuario que fueron 25 soles por persona (6,63 € aproximadamente).

Nos pesaron, para poder asignar el asiento en la avioneta, tuvimos que esperar a nuestro turno, mientras nos proyectaron un vídeo informativo de la cultura nasca que duró aproximadamente 40 minutos. Ya sí, subimos a la avioneta, el vuelo tuvo una duración de 30 minutos. Pagamos 130 dólares americanos por persona (115,90 € aprox.) +25 soles de impuesto aeroportuario por persona (6,63 € aproximadamente) Aquí os dejamos para más información la página web: mysteryperu.com

El piloto nos dio una pequeña explicación sobre el recorrido que íbamos a hacer. Iba volando en círculos, para que tanto por el lado derecho como el lado izquierdo pudiéramos ver las figuras, aquí no hay problema con el lado que te haya tocado, pues por los dos partes se ve bien.

La primera figura que pudimos ver fue la ballena, que se encontró en el lado este del complejo arqueológico. Bueno, un poco despistados no pudimos sacar la fotografía de la ballena.

Seguimos y vimos los trapecios que tienen 2 km de longitud. Estábamos alucinando con lo que contemplábamos desde la ventanilla de la avioneta.

Continuamos, el siguiente fue el astronauta que está sobre la falda de un cerro y no sobre el desierto, orientado hacia el sur, según María Reiche (arqueóloga y matemática muy celebre por sus investigaciones y conservación de las líneas de Nasca) no representa a un astronauta si no a Shaman, (un personaje con poderes mágicos).

Volamos hasta el mono de grandes dimensiones mide unos 90 m. El perro se encuentra a pocos metros del mono, algunos arqueólogos dicen que se asemeja más a un zorro costero que aún perro.

Nos acercamos a la zona oeste de la pampa donde pudimos ver la figura del colibrí, es un ave, que apunta a una línea que está orientada a la salida del sol, según María Reiche.

La siguiente era la araña situada en el costado de un gran rectángulo, mide 46 metros. ¿Sabíais que en el año 1946 fue la primera figura que descubrió María Reiche, la araña?

A unos metros más al sur se haya el cóndor, un ave que aparece con sus alas abiertas como si estuviera volando.

Cerca del valle Ingenio está el flamenco tiene 300 metros de largo, lo siguiente que vimos fue el papagayo.

Por último, sobre volamos la carretera Panamericana que fue construida en el año 1937 por las autoridades del gobierno del país. La silueta del lagarto esta cortada en dos parte para dar paso a la carretera Panamericana.

Ya, sí aterrizamos en el aeródromo de Nasca. Negociamos con un chico para que nos llevara a la zona arqueológica Cahuachi.

Es un conjunto de pirámides, edificadas en adobe muchas fueron abandonadas durante los siglos V y VI d.C. Se cree que las ventanas, puertas y techo eran fabricadas en madera de guarango. Con una superficie de 24 km², fueron construidas durante la época prehispánica. En la etapa precolombina, Nasca, fue la capital del poder políticoreligioso y de la cultura. Se hacían ofrendas que tenían que ver con la agricultura, era su principal actividad. Las primeras excavaciones las dirigió, Alfred Louis Kroeber en el año 1926 y William Duncan Strong entre 1952-1953, luego Helaine Silverman entre 1984-1985. Los últimos trabajos arqueológicos que se han realizado han sido los comprendidos entre los años 1984-2006, por el centro italiano Studi e Ricerche Archeologiche Precolombiane en el proyecto de Nasca. Actualmente las excavaciones están paradas por falta de presupuesto. Abierto a las visitas de lunes a domingo de 9.00 h. a 16.00 h. el acceso es libre. Se localiza a 28 km de la actual ciudad de Nasca. Todos los vestigios que se han hallado en la zona de las tumbas están expuestos en el museo arqueológico Antonini.

Nos volvimos a la ciudad de Nasca, donde almorzamos una deliciosas pizza hoy cambiamos el estilo de comida, nos apetecía comer comida italiana.

En el pueblo de Nasca visitamos la parroquia de Santiago Apóstol de Nasca, es un templo católico que guarda la imagen de la patrona de Nasca la virgen de Guadalupe. El acceso es libre. Se encuentra en la calle Maria Reiche 150.

La plaza de Armas es una plazoleta rectangular llena de plantas, árboles, donde hay bancos y la gente va al lugar a pasar la tarde, esta rodeada de tiendas, bares, restaurantes y justo detrás se encuentra la parroquia de Santiago Apóstol de Nasca.

Recogimos nuestro equipaje del hotel y nos fuimos a la estación de autobuses de Nasca donde tomamos el de la compañía de transportes Cruz del Sur, con destino a Arequipa, la siguiente ciudad que visitaríamos en Perú. Llegamos al mostrador enseñamos el papel de nuestra reserva, nos dieron los billetes, dejamos el equipaje que fue pesado y etiquetado, nos dieron un resguardo. Esperamos hasta que fuera la hora de salida del autobús que sería a las 14.30 h., el autobús llegó con retraso y salimos a las 15.00 h. Pasamos el control, con el ticket del autobús en mano, pasaporte abierto por la página de la foto (siendo grabados por una cámara de vídeo, se hace por seguridad). El trayecto nos costo 91 soles por persona (24,13 € aproximadamente) para más información de horario y tarifa os dejamos la página web: wwwcruzdelsur.com.pe. El trayecto tuvo una duración de 9 h. y 30 minutos, no se hace ninguna parada es directo, nos ofrecieron un almuerzo, bebidas, café, etc. Aunque se hizo un poco largo nos distrajimos viendo unas películas que proyectaron, haciendo uso del wifi gratuito que ofrece, aunque no es muy bueno, no esta nada mal.

Hemos disfrutado mucho de Nasca con en el vuelo sobre las Líneas de Nasca y la visita al conjunto arqueológico de Cahuachi.

En el próximo post os contaremos nuestro paso por la ciudad de Arequipa.

 

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.

 



'Qué visitar, ver y hacer en un viaje a Nasca – Perú –' tiene 5 comentarios

  1. Enero 28, 2017 @ 2:24 pm Estefanía Lopez

    Cuando vayamos a Perú, ésta será seguramente una parte que pasaré por alto del itinerario: ¡qué bonito, pero qué pánico la avioneta! Un abrazo, viajeros.

    Responder

    • Enero 28, 2017 @ 6:59 pm andorreandoporelmundo

      Jajaaaja…
      A nosotros también nos dan pánico las avionetas, se mueven demasiado y no dan ninguna sensación de seguridad, pero en este caso se nos pasó volando el vuelo jejee…
      Saludos amiga Estefanía. 👍😉

      Responder

  2. Enero 30, 2017 @ 11:59 pm Marta Pinhao

    ¡Súper todo! abrazo grande.

    Responder

  3. Noviembre 30, 2017 @ 10:08 pm Ricardo

    Deben visitar Nazca en Peru, yo hice un sobrevuelo en las lineas de nazca es maravilloso, por si les interesa contrate los servicios de http://www.nazcatrips.com fue una experiencia unica. Tambien hice un tour por el cementerio de chauchilla, los acueductos de Cantalloc.

    Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.