Queenstown-Andorreando por el Mundo

Qué visitar, ver y hacer en Queenstown y Milford Sound/New Zealand

Viaje a Nueva Zelanda.

Que visitar, ver y hacer, en QueenstownMilford Sound durante 3 días. Aquí os dejamos las visitas que no pueden faltar como: el teleférico Skyline, el lago Wakatipu, el parque Queenstown, el Fallen Solidares Memorial, la playa Queenstown, la galería de arteBay, el Queenstown Mall, la iglesia Peter’s, el Fiordo Milford Sound, el lago Te Anau, el parque nacional Fiordland, el túnel Homer, etc. Esta es la última etapa en nuestro viaje por Nueva Zelanda.

Queenstown es la ciudad conocida mundialmente por los deportes de aventura como el salto en bungy, jetboating, rafting, parapente, paracaidismo, etc. Se localiza a la orilla del lago Wakatipu, pertenece a la región de Otago, en el suroeste de la isla sur, con una superficie de 8704,97 km².

Nos levantamos con el sonido de las gotas de lluvia que caían en la ventana, el día estaba bien feo, muy gris, no paraba de llover. Bajamos a desayunar y nada más terminar nos fuimos a recorrer Queenstown. El pronóstico del día era lluvia todo el día y para los días siguientes. Paro un poco de llover y decidimos montarnos en el teleférico Skyline Góndola, para contemplar las vistas de la ciudad. Subimos en una cápsula cerrada con capacidad máxima para 4 personas. Nosotros tuvimos la oportunidad de subir los 2 solos. Aunque el día no acompañaba, pudimos obtener una vistas panorámicas increíbles de la ciudad y del lago Wakatipu. Abierto todos los días desde las 9.00 h. a 23.00 h. La entrada tiene un coste de 33 dólares neozelandés por persona (21,39 € aproximadamente) La dirección es Brecon Street, Queenstown.

También tienes la posibilidad de hacer la subida en teleférico góndola y la bajada e un luge (son unos pequeños coches sin motor) donde puedes descender colina abajo. Una vez que llegues arriba montado en la góndola, bajas del teleférico, el personal de la atracción te dará un casco, montas en una telesilla que sube hacia la colina. Una vez llegado arriba hay 2 tipos de recorrido la pista escénica que es la que tomas en el primer descenso (poca pendiente, y menos curvas) y la pista avanzada (más curvas y mayor pendiente). La pista escénica es necesaria hacerla en el primer descenso, servirá de toma de contacto con el luge. Una vez cuando ya hayas llegado abajo, vuelves a subir en telesilla para hacer el descenso por la pista escénica o sí lo prefieres ya por la pista avanzada. Los precios de los luge varían dependiendo del tipo de entrada que adquieras, la entrada más básica incluye subida en góndola+2 paseos en luge tiene un coste de 47 dólares neozelandés por persona (30,47 € aproximadamente) La entrada más extensa incluye subida en la góndola y 20 paseos en los luges, tiene un coste de 175 dólares neozelandés por persona (113,43 € aproximadamente) Abierto desde las 10.00 h. a 17.00 h. en horario de invierno, en verano desde las 10.00 h. hasta las 21.00 h. Se sitúa en Brecon Street.

Además este complejo ofrece al visitante las siguientes actividades:

El Kiwi Haka, es un espectáculo maorí en las instalaciones de Skyline hacen una representación de la cultura, costumbres del pueblo maorí. Abierto todos los días (excepto el día de Navidad). Hacen 4 espectáculos en una noche, el primero comienza las 17.15 h. 18.00 h. 19.15 h. y 20.00 h. (esta sujeto a un número mínimo de espectadores) La entrada incluye subida en góndola+espectáculo tiene un coste de 72 dólares neozelandés por persona (46,67 € aproximadamente).

El Skyline Queenstown restaurante, ofrecen subida en góndola+almuerzo, teniendo unas vistas magníficas de Queenstown. Los precios varían según la entrada que adquieras, la básica es góndola+almuerzo, que tiene un coste de 60 dólares neozelandés por persona ( 38,89 € aproximadamente) hay hasta la posibilidad de la subida en góndola+almuerzo+2 paseos en luges, tienen un coste de 80 dólares neozelandés por persona (51,86 € aproximadamente) o incluso subida en góndola+almuerzo+5 paseos en luges, tiene un coste de 95 dólares neozelandés por persona (61,57 € aproximadamente) Estas tarifas de precios nos son aplicadas (el día de Navidad o fin de año) Los almuerzos son servidos desde las 12.00 h. hasta las 14.00 h. Es necesario hacer reserva, puedes hacerlo a través de la página web: wwwskyline.co.nz. o en el teléfono (+34)6434410085.

Disponen de la opción de góndola+cena+observación de estrellas. Tiene un coste de 135 dólares neozelandés por persona (87,50 € aproximadamente) Hay que reservar con antelación mesa y turno. Cuenta con 2 turnos, el primero empieza a las 17.45 h. a 18.30 h. el segundo turno va desde las 20.15 h. a 20.45 h. Para más información visitar la página web: wwwskyline.co.nz. o en el teléfono (+34)6434410085.

Opción góndola+observación de estrellas. La entrada tiene un coste de 89 dólares neozelandés por persona (57,69 € aproximadamente) Es necesario reserva al menos 24 horas antes.

Alquilar una bicicleta de montaña pudiendo descender por la pista de Queenstown Bike Park, hay pases de 10.00 h a 14.00 h. tienen un coste de 65 dólares neozelandés, pases para todo el día 90 dólares neozelandeses, de 3 días 210 dólares neozelandeses o incluso pases de temporada tienen un coste de 799 dólares neozelandés por persona. los precios son (desde 42,13 €, 58,34 €, 136,10 €, hasta 517,85 € aproximadamente) La temporada era de 15 de septiembre 2016 hasta el 8 de mayo del 2017. Para más información visitar la página web: wwwskyline.co.nz.

Para los más atrevidos, pueden practicar bungy (puenting) Tirando al vacío, obteniendo unas vistas panorámicas de Queenstown. La empresa encargada de esta actividad es AJ Hackett Bungy.

Una vez salidos de esta atracción, teníamos pensado hoy hacer un vuelo panorámico para obtener unas magníficas vistas aérea de estos paisajes naturales. Pero, al final no pudo ser, fueron canceladas todas las salidas de avionetas por el mal tiempo.

Nos fuimos a ver y tomar fotografías del lago Wakatipu, es un lago que tiene una superficie de 291 km² y una longitud de 80 km. Se dice que tiene la forma de la letra n invertida. La verdad, es que hay que echarle un poco de imaginación jejeje. Esta rodeado de montañas, en sus aguas se practica una gran cantidad de deportes acuáticos.

Llegamos caminando hasta el parque Queenstown. Un parque público que cuenta con una gran variedad en plantas, flores, árboles, ideal para pasear o pasar un rato sentado en unos de sus bancos viendo la naturaleza que ofrece el lugar.

A unos pocos metros, saliendo del parque vimos Fallen Solidares Memorial en la entrada a Marine Parade se encuentra esta puerta, se inauguro en el año 1922. Por un lado se pueden leer los nombres de las personas que murieron durante la Primera Guerra Mundial y por el otro lado tienen los nombres de los que regresaron.

Al final de la parte trasera de Fallen Solidares Memorial esta la playa Queenstown. Es una pequeña playa de arena de grava, cuando nosotros la visitamos no había gente en el lugar, estábamos solos, jeje. En verano debe ser un hervidero de gente.

La galería de ArteBay. Abrió sus puertas en el año 1994, en el lugar hay colecciones temporales de arte moderno y contemporáneo de artistas locales. Ofrecen servicio de decoración y venta de cuadrosobjetos, esculturas, etc. Abierto todos los días del año desde las 10.00 h. hasta las 21.00 h. Aquí os dejamos su página web: wwwartbay.co.nz. La dirección es 13 Marine Parade.

¡Mirad! que escultura nos encontramos la imagen de un Kiwi es una pequeña ave no voladora, nocturna y tiene el sentido del olfato muy desarrollado. Es el ave nacional de Nueva Zelanda. El Kiwi se encuentra amenazado por depredadores y su población ha ido decreciendo, se han creado un gran número de centros en Nueva Zelanda para proteger a este animal y repoblar las zonas.

Llegamos hasta Queenstown Mall. Es una calle peatonal y comercial llena de tiendas, bares, cafeterías, restaurantes, etc. Aquí hicimos una parada para almorzar.

Una vez que terminamos de almorzar, decidimos regresar al hotel por el camino nos encontramos la iglesia anglicana de Peter’s, es una pequeña iglesia construida en piedra. Cada sábado en sus alrededores acogen el mercado de granjeros locales.

El resto de tarde que quedaba lo pasamos en el hotel, para realizar trabajos con el ordenador, estuvo toda la tarde lloviendo, incluso escuchamos algún que otro trueno, fue una noche llena de tormenta.

Hoy tocaba ¡Madrugón! nos despertamos, desayunamos y nos dirigíamos a visitar el Fiordo Milford Sound. Hicimos un trayecto de coche de 3 h. y 50 minutos. Bueno, antes visitamos el pueblo de Te Anau que esta a 2 h. de Queenstown.
Te Anau 
se localiza a las orillas del segundo lago más grande de la isla sur de Nueva Zelanda. Se encuentra al lado del parque nacional de Fiordland. Aquí podrás experimentar una gran cantidad de actividades deportivas. Cuenta con un centro de visitantes I SITE donde se puede obtener información, mapas, etc. Este pueblo vive del turismo y de la agricultura, son sus principales pilares de su economía.

El lago Te Anau tiene una superficie de 344 km² con una longitud de 65 km, en sus aguas se puede practicar una gran cantidad deportes acuáticos. Nosotros nos paramos un momento para tomar unas fotografías del lugar.

El parque nacional Fiordland tiene una superficie de 12500 km². Es considerado el parque más grande de los 14 existentes en Nueva Zelanda. Tomamos la carretera hasta llegar al estrecho Milford Sound. Nos fuimos adentrando al parque nacional Fiordland y al área de Te Wahipounamu. Hicimos varias paradas para ir contemplando el paisaje, llegamos hasta los lagos Mirror para visitar el mirador Lakes desde donde obtuvimos unas magníficas fotografías. Eso sí, acompañados de lluvia. Un día con sol y sin lluvia es posible ver el reflejo de la montaña Earl.

 

Cruzamos con el coche el túnel Homer, es un túnel que tardaron más de 20 años en terminarlo, construido en granito tiene una longitud de 1270 metros. Continuamos y más adelante estacionamos el coche e hicimos una caminata de 20 minutos aproximadamente, hasta llegar a la cascada del río Cleddau. Os podemos decir que más agua no podíamos llevar en la ropa, estábamos totalmente empapados.

¿Sabíais que Milford Sound es una de las zonas más lluviosas del planeta? Nosotros os podemos decir que es cierto, fue el día que más nos llovió durante todo el viaje por Nueva Zelanda. Fue un día pasado por agua. Llegamos al puerto de Milford donde salen unos ferrys que hacen un recorrido de 15 km hasta llegar al mar de Tasmania donde acaba el fiordo. Es un recorrido con diferentes paradas, donde permiten tomar fotografías apreciando como fue nuestro caso una gran cantidad de cascadas, la oportunidad de ver alguna que otra foca camuflada.
Hay 6 empresas de barcos que realizan el recorrido, sí, sí ¿Unas cuantas, verdad? El circuito varia dependiendo de la compañía que escojas, duran desde 1 h. y 30 minutos con la compañía Jucy Cruise, hasta 2 h. 30 minutos la compañía Real Journeys, también ofrecen la opción de hacer cruceros de 2 días.
Nosotros escogimos realizar el pequeño crucero con la compañía Journeys, nos incluía almuerzo (comida asiática) Nosotros pagamos 88 dólares neozelandés por persona (57,03 € aproximadamente) cierto que muchos europeos no escogen esta compañía, nosotros el día que elegimos para realizarlo iba lleno de viajeros asiáticos, por eso comprendemos el tipo de comida que nos sirvieron. Nuestra subida fue a las 12.00 h. Empiezan a operar desde las 9.00 h. hasta 15.00 h. Los ticket se pueden comprar a través de la página web de las compañías de ferry, o en cualquier oficina de excursiones de la ciudad de Queenstown.

Ademas de realizar un crucero en el lugar se puede sobrevolar el fiordo en helicóptero o avioneta, hacer kayak en una de las playas del fiordo, bucear en las aguas del fiordo, caminatas de trekking, etc.

Nosotros ya decidimos regresarnos la ciudad de Queenstown, estábamos chorreando por la lluvia de todo el día. Llegamos al hotel y nos dimos una ducha con el agua bien caliente ¡Qué bien nos sentó!

Nos despertamos bajamos a desayunar, para este día habíamos contratado la excursión de jet boat. Nos acercamos hasta el punto de recogida. Ibamos en una pequeña furgoneta éramos 8 personas. Fuimos contemplando por la ventanilla del coche un paisaje a través de la carretera Skppers cañón, escuchando una explicación del guía sobre el descubrimiento de oro, por parte de los mineros hace unos 120 años. Este camino fue diseñado durante la fiebre del oro construido entre el año 1883 y 1890, es una carretera de tierra, estrecha sin asfaltar, resulta peligrosa si te encuentras un coche de frente, habrá que echar unos cuantos kilómetros marcha atrás.

Llegamos hasta el cañón Skppers, donde nos montamos en una barca para realizar un paseo por los cañones más estrechos en el río Shotover. Llegamos a coger una velocidad de 80 km por hora haciendo giros a 360 grados. Esta empresa todos los días hace excursiones  en invierno de 9.00 h. a 13.00 h. y en verano de 8.30 h. 12.00 h. y 15.30 h, para más información hay os dejamos su página web: www.skpperscanyonjet.co.nz. La entrada nos costó 100 dólares neozelandés por persona (64,82 € aproximadamente). Aunque los precios son muy elevados, cualquier actividad en este país es muy cara. Para nosotros ha sido hasta ahora, el país más caro que hemos visitado.

Regresamos hasta Queenstown donde almorzamos unas deliciosas hamburguesas, decidimos regresar al hotel, porque estaba cayendo una buena tromba de lluvia, ya nos nos quedaba nada que ver en la ciudad.

Nos levantamos y recogimos el equipaje nos trasladábamos hasta el aeropuerto de Queenstown para tomar un vuelo operado por la compañía aérea Qantas Airways, con destino Auckland. El viaje tuvo una duración de 1 h. y 50 minutos. Una vez llegado a Auckland hicimos una escala en el aeropuerto de 1 h. y 35 minutos, pasado este tiempo volvimos a embarcar en un avión de la compañía aérea Fiji Airways, con destino Nadi, nos esperaban las islas Fiji. El vuelo tuvo una duración de 3 h. y 10 minutos.

En el próximo post os contaremos nuestro paso por la Isla Malolo en Fiji, el paraíso.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Qué visitar, ver y hacer en Queenstown y Milford Sound/New Zealand' tiene 6 comentarios

  1. Diciembre 4, 2016 @ 9:43 pm Hppyflower

    ¡Que preciosidad, que maravilla de lugar! Muchas gracias por explicarnos vuestra experiencia y por vuestras recomendaciones, me quedo por aquí.

    ¡Un saludo biennn grande!

    Responder

  2. Diciembre 5, 2016 @ 11:41 pm Marta Pinhao

    ¡Fotos impactantes, cada vez mejor! gracias chicos, no me canso de repetir que estoy conociendo mundo gracias a uds. Abrazo de oso y sigan regalándonos sus experiencias maravillosas.

    Responder

  3. Diciembre 6, 2016 @ 12:07 am Superfriki

    Muy chulas las fotos!!

    Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.