Puerto Adra

Andorreando por Adra

Qué visitar, ver y hacer en Adra. Turismo de Almería.

Es un pueblo costero que ofrece a todo aquel que lo visite, pasar unos días en un entorno de relax, en sus 13 km de línea costera, con unas playas de aguas cristalinas y sus rayos de sol. Con buena temperatura, ideal tanto para visitarla en invierno como en verano, ofrece visitas monumentales, culturales y una rica gastronomía.

Adra se ubica en la Comarca del Poniente Almeriense a tan sólo 53 km de la capital. Es un pueblo perteneciente a la provincia de Almería, a la Comunidad Autónoma de Andalucía. Tiene una superficie de 90 km² y una población aproximadamente de 25000 habitantes. Está formada por las localidades de: Adra, La Alcazaba, La Alquería, El Campillo, El Canal, El Corral, Las Cuatro Higueras, La Curva, Fuente del Ahijado, La Fuente Santilla, Guainos Altos, Guainos Bajos, Gurrias, El Lance de la Virgen, La Loma de los Vargas, Los Moras, La Parra, El Patio, Los Pérez, Puente del Río, El Toril y Venta Nueva.

Historia:

La Historia en Adra se remonta a comienzos del siglo IV a.C., pasó a ser control púnico y a finales del siglo II a.C., pasaría a ser Imperio Romano, al área de la Hispania Ulterior. La época romana en este municipio perduró durante tres siglos, teniendo el I siglo mayor esplendor. De este periodo se tienen monedas, lápidas, estelas y otros restos arqueológicos.
Abdera durante estos siglos fue puerto de salida de mercancías como: salazones de pescado, maderas, minerales traídos de las sierras próximas, etc.
Sufrió una perdida de población entre los años 23 a.C., y 25 a.C. Pero durante el año 175 y 225 d.C., en el periodo del siglo III, cuando el Imperio Romano cae hasta el siglo VI d.C., el municipio comienza un periodo de actividad económica entre bizantinos y visigodos durante los siglos VI y VII d.C.
La época musulmana llega en el siglo IX d.C., asentándose en la barriada de la Alquería. De este periodo aún quedan restos como la torre vigía localizada en la Calle Natalio Rivas.
El último rey nazarí de Granada fue Boabdil, que dejó el puerto de Adra en el año 1492, dirigiéndose al norte de África, huyendo de los reyes Católicos. Fue la entrada de las tropas castellanas las que terminaron con la rebelión de los moriscos en las Alpujarras.
Ya en el siglo XIX, se comienza con la industrialización, poniendo en marcha la primera máquina de vapor operativa en España, la construcción de una industria de azúcar y la fundición del plomo. La pesca continuaba y la industria de conservas también.
Hoy en día en Adra el principal factor de ingresos es la agricultura, la pesca y el turismo.

El clima:

Sus inviernos no son muy fríos, en cambio sus veranos son muy calurosos. Las precipitaciones suelen ser escasas y aparecen en las estaciones de invierno y primavera de forma leve.

Las fiestas más destacadas son las siguientes:

El 20 enero: San Sebastián.
El 25 abril: San Marcos.
El 16 julio: Fiesta en honor a la virgen del Carmen, patrona de los pescadores.
El 5 septiembre: Se festejan las fiestas en honor a la virgen del Mar y San Nicolás de Tolentino.

Qué visitar en Adra.

Cuenta con unos 13 km de línea costera. Las playas cuentan con el distintivo acreditativo de Q de calidad turística y bandera azul. Cada año son más los turistas y viajeros tanto nacionales como internacionales que deciden pasar unos días en estas playas.

La playa de la Caracola. Tiene una longitud de 350 metros y un ancho medio de 12 metros. Su arena es de grava y oscura.

La playa de la Sirena Loca. Dispone de una extensión de 730 metros de largo y un ancho medio de 70 metros. De arena oscura y grava. Dispone de todo tipo de servicios, es una playa urbana.

La playa del Carboncillo. Cuenta con una longitud de 609 metros y un ancho medio de 70 metros. La arena que contiene es gruesa y oscura. Es una playa totalmente equipada de infraestructuras.

La playa de San Nicolás. Tiene una extensión de 600 metros de longitud y un ancho medio de 35 metros. Su arena es de grava y oscura. Tiene otorgada la Q de calidad turística desde el 2015 y bandera azul. Es una playa totalmente equipada con todas la infraestructuras necesarias.

La playa del Censo. Posee una longitud de 500 metros. En el año 2009 fue galardonada con la Q de calidad turística y bandera azul. Está bien equipada de infraestructuras.

La playa de Guainos con una extensión de 1420 metros de longitud y ancho medio de 15 metros. Está compuesta de arena oscura con formaciones rocosas en sus aguas cristalinas.

La playa Alcazaba. Es una playa de 500 metros de longitud con una anchura media de 15 metros, de arena oscura y aguas cristalinas.

El Puerto deportivo de Adra. Este puerto dispone de 267 atraques, en el centro del puerto se encuentra el Real Club Náutico, que se construyó a mediados de los años 70. Con el pasó de los años se ha ido restaurando y aumentando sus instalaciones.

El paseo Marítimo de Adra cuenta aproximadamente con 800 metros de longitud que va desde la Calle Marismas hasta la Calle Caracola. Dispone de pasos para peatones, un carril de bicicletas, mobiliario como: duchas, bancos, papeleras, etc.

La torre de los Perdigones de la Fundación San Andrés. Es una construcción de 45 metros de altura en la que se fabricaban perdigones. En la actualidad ya no está en funcionamiento.

Los restos de murallas de la fortaleza de Adra. Fue una muralla construida en el siglo XVI, por orden de la reina Juana (la loca), que sirvió como protección a la villa. En la actualidad no queda mucho de esta muralla, podemos apreciar la torre de la Vela.

El yacimiento Arqueológico Cerro de Montecristo. En este lugar se asentó la población de Abdera. Fue una fundación fenicia de finales del siglo VIII a.C. Posteriormente hubo asentamientos romanos y musulmanes. Está Declarado Bien de Interés Cultural. En la actualidad se sigue trabajando en el yacimiento.

La torre Vigía de Guainos. Es una torre fortificación costera que data de los siglos XIII-XV. Fue construida con el propósito de defender la costa de los ataques de los piratas berberiscos.

La iglesia parroquial de la Inmaculada Concepción. Es una iglesia fortaleza católica construida en 1530, de estilo barroco. A sufrido diferentes remodelaciones en su estructura a lo largo de los años. En el interior podemos encontrar obras de Alonso de Mena, como el Cristo de la Expiración.

La iglesia parroquial de nuestra señora de las Angustias. Data del siglo XVI, tuvo que ser reedificada en el siglo XVIII. Es de las más antiguas parroquias de Adra, pero en la Guerra de las Alpujarras, en el año 1568, los moriscos asaltaron y quemaron el templo. Pasó el tiempo y no había medios económicos para reconstruirla, tuvo que llegar el año 1738 y es cuando se comienza a edificar una nueva iglesia de planta rectangular con campanario y sacristía. Con el pasó del tiempo se le fue añadiendo detalles y realizando restauraciones.

La ermita de san Sebastián. Es del siglo XVI, en planta de cruz latina. En el interior guarda la imagen de la virgen del Mar, patrona del pueblo.

La ermita de san Isidro. Data del siglo XVIII, de estilo alpujarreño. Se encuentra en la pedanía de Guainos en el barranco de Almería.

La ánimas de Nicolás. Es un pequeño templo religioso, se localiza justo enfrente de la ermita de San Sebastián.

Los Refugios Antiaéreos de la Guerra Civil. En el verano del año 1936, empieza la Guerra Civil, hasta la primavera de 1939 Adra fue controlada por el Frente Popular, sufrió un bombardeo aéreo que provocó un gran número de muertos. Tras este acontecimiento la población y autoridades locales comenzaron a construir numerosos refugios antiaéreos por todo el municipio. El edificado bajo la plaza Vieja es una galería excavada en la roca de pizarra, con 2 bocas de entrada con una longitud de 96 metros por 1,5 metros de ancho y un alto de 2 metros. Cuenta con un doble recodo en los primeros metros de la galería con el propósito de evitar en caso de explosión en la entrada, que la onda expansiva de la bomba fuera al interior del refugio.

El centro de Interpretación de la Pesca Museo del Mar. En la planta de abajo se comienza la visita con un vídeo explicativo de la historia de Adra con el mar y la pescaproyectado en una sala audiovisual en 3D. En la primera planta se encuentra la sala del Mar, donde hay una exposición de los primeros barcos de remos que introdujeron los fenicios hasta los actuales. En la segunda planta está la sala Adra, donde hay expuestos paneles informativos, expositivos, vitrinas de la pesca y el mar. Incluso hay paneles virtuales con recetas de cocina para aprender a elaborar platos típicos del municipio. Por último, cuenta con una azotea que nos ofrece unas magníficas vistas panorámicas al Puerto Deportivo de Adra y al municipio. La entrada al interior tiene un coste de 1 € por persona, comprando esta entrada puedes acceder también al museo de Adra y Molino del Lugar. El Centro de Interpretación de la Pesca es también hoy en día la sede de la oficina de información turística. Se localiza en la Carretera Natalio Rivas 125. El teléfono de contacto: (+34)950-56-08-26.

El museo de Adra. Es un edificio que se localiza en la que fue la casa del Marqués de Villacaños. Está compuesta por 6 salas, 3 de ellas dedicadas a exposiciones de la época fenicia, púnica y romana. El resto del museo se compone por una sala de conferencias, otra destinada a investigación y otra a exposiciones temporales. Aquí os dejamos el teléfono de contacto: (+34)950-40-35-46. Este museo se ubica en la Plaza de San Sebastián.

El museo Etnológico. Está abierto al público desde el año 2009. Es un molino hidráulico edificado en el año 1814, sobre el construido en el año 1732. Fue diseñado por Doña Manuela del Trell Gnecco y Don Agustín Moreno Beltrán. En su interior alberga una exposición que muestra utensilios de la época utilizados para el desarrollo del ciclo del cereal y distintos oficios tradicionales de la época, resaltando la talabartería. También dispone de un jardín con una gran cantidad de especies vegetales.

La fábrica del vinagre. Fue un almacén donde se obtenía plata. Hoy en día se llevan a cabo exposiciones temporales de bellas artes, es un centro cultural. La dirección es parque Torre de los Perdigones.

El faro de Adra. Fue una luz marítima que se ubicó en la desembocadura del río Grande de Adra, en la época de los fenicios. El que hoy podemos ver reemplazo al otro que fue construido en el año 1896, pero hubo problemas porque no ofrecía una buena visión de señales marítimas, fue puesta una torre con bandas rojas y blancas.

La Lonja de Adra. Es llevada por la asociación de productores pesqueros de Adra. En este edificio tiene lugar cada día la subasta de pescado. Resulta interesante poder ver y observar la gran variedad de especies de pescados y mariscos.

La casas señoriales de las familias Rodríguez-Chacón y Gnecco. Fueron construidas en el siglo XVIII, ubicadas en el municipio, con una arquitectura señorial. Todas ellas contienen patios interiores porticados. Podemos destacar la casa de Pedro Ángel del Trell, la casa de Doña Blanca y la casa del Marqués de Valdecañas.

La casa con piedras y conchas. Esta vivienda, de original decoración con piedras y conchas, se localiza en la localidad de Guainos, pegando a la playa de Guainos.

El ayuntamiento. Es un edificio de 3 plantas. En su fachada podemos encontrar una gran cantidad de ventanas, destacando las centrales que cuentan con balcones. Se puede observar un reloj y justo debajo el escudo del municipio.

La fuente del Mar. Es una fuente localizada en una rotonda de Adra, cerca de la torre de los Perdigones. Construida en mármol blanco, que hace homenaje a los marineros desaparecidos de Adra en el mar y a los barcos.

La fuente de la agricultura. Es una fontana que fue inaugurada en el verano del año 2006, en homenaje a los agricultores que desarrollan la actividad agraria en el campo.

La Azucarera de Adra. Fue una cooperativa que más tarde, en el año 1910, pasó a ser una sociedad anónima, formada por un grupo de agricultores de Adra. Está azucarera, con la caída en los precios en la caña de azúcar y la disminución de la producción, cerró su actividad definitivamente en el año 1970. Sus máquinas fueron trasladadas a una azucarera de Badajoz. Ha sido restaurada y habilitada. Hoy en día alberga el jardín de las Culturas Mediterráneas.

Las estrechuras de la rambla de Guianos.

Llegamos a la barriada de Guainos Altos, bajamos a pie hasta la rambla, hay un letrero que indica el inicio de la ruta en dirección a la ermita de la Sierra. Nos adentramos a descubrir las estrechuras de la rambla de Guianos, este fenómeno se ha dado porque el agua del río se ha abierto camino formando unas estrechos pasillos entre grandes rocas. Por la rambla y el pequeño río que nos acompañara durante todo el recorrido, pudimos ver pequeñas cascadas. Hay que atravesar túneles de cañaverales y cruzar el río, pasamos por un puente que fue construido para el traspaso del agua de una tubería, aquí es donde se entra en la primera de las estrechuras. En el centro hay un pasillo por donde el agua pasa a ambos lados hay paredes de rocas, hay tramos llenos de agua, cuenta con una cadena de hierro para poder agarrarte y pequeños soportes de hierro para ir poniendo los pies. Una vez acabado este pasó, nos encontramos un espacio abierto lleno de vegetación, nos dirigimos hacia la izquierda dejando la rambla. Nos adentramos en una tierras de cultivo abandonadas, pasamos al lado de un antiguo molino de agua y llegamos a un cruce que tomaremos hacia la derecha, por donde volveremos de nuevo a la rambla. Bajamos hasta el cauce del río, cruzamos el río y seguimos hacia delante. Nos adentramos en otra estrechura, donde hay pequeñas cascadas, llegamos hasta un túnel construido por cañas que hay que atravesar. La rambla aparece de nuevo y unos metros hacia delante tenemos que abandonar el trazado porque hay una gran cantidad de rocas que impiden el pasó. Hay que dirigirse hacia la derecha para hacer un ascenso y de nuevo bajamos a la rambla. Ya estamos en la última estrechura. Aquí esta la mayor cascada, se sube agarrando a la cadena de hierro en la parte superior y veremos una segunda cascada. Continuamos andando y la rambla se va abriendo y se llega a un cruce que nos lleva de vuelta al punto inicial. El recorrido tiene una distancia desde Guainos Altos de 14,1 km. La ruta de sendero tiene una duración de 6 h., aproximadamente y el nivel de dificultad es medio-alto.

Las Albuferas de Adra. Desde el año 1989 están calificadas por la consejería de medio ambiente como Reserva Natural. Tiene una superficie de 75 hectáreas. En ellas hay una gran cantidad de especies animales, destacando las aves.

Adra ofrece una rica gastronomía traída de su mar y campos, ofreciendo unos ricos productos frescos y de calidad que son plasmados en sus platos, pudiendo probar en sus restaurantes, bares, tabernaschiringuitos, etc.

En este post hemos intentado mostraros los lugares más interesante para visitar en el municipio de Adra. Puede que nos hayamos dejado algo, podéis poneros en contacto con nosotros a través del correo electrónico, mandándonos una foto del lugar y una pequeña descripción. En breve estaremos encantados de ir a explorarlo.
Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.

 



'Andorreando por Adra' tiene 4 comentarios

  1. Abril 17, 2016 @ 1:07 pm Ana

    Creo que se os ha escapado un 0. Adra tiene unos 25.000 habitantes, no 2500….

    Responder

  2. Mayo 6, 2016 @ 8:44 pm María

    Las estrechuras de Guainos, la playa de La Alcazaba, paseos marítimos

    Responder

    • Mayo 22, 2016 @ 3:01 pm andorreandoporelmundo

      Gracias por la información María
      Cuando regresemos de la vuelta al mundo lo añadiremos al post.
      Saludos amiga 😉👍

      Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.