Vat Xieng Thong

Andorreando por Luang Prabang

Viaje a Laos.

Qué visitar, ver en un viaje por Luang Prabang en 3 días.

Es el único país del sudeste asiático que no tiene playa. Quizás por este motivo no es un lugar tan visitado por viajeros y turistas. Es sorprendente e impactante encontrar en Asía un país como Laos, donde la tranquilidad y la paz se puede respirar. Su población es muy amable y hospitalaria, sin agobiar a los turistas y viajeros.

Laos es un país que cuenta con una superficie de 236800 km² y una población que ronda casi los 6.700.000 habitantes. Su capital es Vientián.

Información Útil:

La moneda es el kip laosiano. En nuestro caso fue difícil cambiar euros en España por está moneda. No encontramos ningún banco que nos lo hiciera. Pues optamos por sacar en el cajero automático de la ciudad de Luang Prabang a nuestra llegada.
El idioma es el lao laosiano.
A la llegada en el aeropuerto es obligatorio tramitar un visado para la entrada en el país. Su precio para los españoles es de 30 dólares americanos por persona (27,57 € aproximadamente), el precio del visado puede variar según la nacionalidad. Hay que llevar una fotografía de tamaño carnet y el pasaporte tiene que tener 5 hojas en blanco.

Siempre beber agua embotellada durante tu estancia en el país.
No es obligatorio vacunares pero se recomienda la de Typherix, Epaxal y el Tétano. Para más información pedir cita en sanidad exterior. Allí os indicaran lo que debéis hacer. Aquí os dejamos la página web: www.lasaludtambienviaja.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Fuimos al aeropuerto Internacional de Siem Reap-Angkor para tomar un vuelo operado por Cambodia Angkor Air, con destino a Luang Prabang (Laos). La duración del viaje fue de 2 h. Como anécdota os contamos que nosotros siempre solemos llegar con bastante tiempo a los aeropuertos. Pues en este caso casi perdemos el vuelo. Pues nada, nos dirigimos para facturar, pasamos el control de policía y nos fuimos a la puerta de embarque desde donde saldría nuestro vuelo. Faltaban 5o minutos aún para la hora de embarque, del vuelo a Luang Prabang. Vemos que empiezan a embarcar gente en nuestra puerta asignada con destino Guanzhou (China). Nos fuimos a comprobar a las pantallas principales, no aparecía el número de nuestro vuelo. Fuimos a hablar con un trabajador del aeropuerto y nos dicen que nos han cambiado la puerta y que corramos que el vuelo va a salir. Pues nada, nosotros a correr, menos mal que el aeropuerto no es de dimensiones muy grandes. Llegamos a la puerta, era la última llamada. Fuimos los últimos en subir. El  avión salió con una antelación de 45 minutos según lo previsto. ¡Nosotros alucinábamos! Una vea que llegamos al aeropuerto Internacional de Luang Prabang, realizamos el visado de entrada del país. Cogimos un tuk-tuk (moto con carrocería) pagamos 40.000 kip por el trayecto (4,54 € aproximadamente) para desplazarnos hasta el hotel Villa Maly, dejamos las maletas y salimos por la zona a cenar algo. La primera impresión que nos llevamos en Luang Prabang es que es una ciudad que no tiene nada que ver con las demás ciudades asiáticas, donde la tranquilidad y la paz se respira.

Comenzamos con un buen desayuno que ofrecían en el hotel y una vez acabado, salíamos a descubrir Luang Prabang. El templo Wat Xieng Thong es Budista, construido entre 1559-1560 por orden del rey Lao Setthathirath, de estilo Lane Xang Artes, también llamado templo de la ciudad de oro, ubicado junto a la orilla del río Mekong y del Nam Khan. Ha sido reconstruido en varias ocasiones. Hoy en día presenta un buen estado de conservación. En el interior alberga una gran cantidad de diferentes imágenes de budas además del naga, la barcaza ceremonial. Es el templo más hermoso de la ciudad. Abierto todos los días desde las 6.00 h. hasta las 17.00 h. La entrada nos costó 20.000 Kip por persona (2,28 € aproximadamente) La dirección es Shem Khong, Luang Prabang.

Al terminar la visita,  bajamos unas escaleras que había en un lateral del templo, hasta llegar al embarcadero, es el lugar donde salen los barcos cada día a partir de las 8.00 h. a Pak Ou, es la única forma para poder llegar hasta las cuevas de Pak Ou. Nos montamos en una embarcación tradicional donde realizamos un paseo durante 2 h., por el río Mekong hasta llegar a Pak Ou, y visitar las cuevas Sagradas. Durante el trayecto fuimos observando a pescadores como pescaban en el río, casas tradicionales de gente humilde, etc. El trayecto del barco nos costó 2 dólares americanos por persona (1,85 € aproximadamente).

Primero se accede a la cueva de Tham Ting. Es un lugar sagrado donde contemplamos un sin fin de estatuas de buda de diferentes tamaños y materiales. Luego subimos unas escaleras con unos cuantos de peldaños. Llegamos a la cueva Tham Phoum para ver más imágenes de budas y altares que había en el interior. Es necesario llevar una linterna para poder observarlo, ya que su interior está totalmente oscuro. Si no disponéis de una linterna, no os preocupéis, a la entrada podréis alquilar una. Abierto todos los días desde las 8.00 h. hasta las 17.00 h. La entrada nos costó 20.000 kip por persona (2,28 € aproximadamente) el alquiler de la linterna tiene un coste de 10.000 kip (1,14 € aproximadamente).

Al concluir la visita, cogimos de nuevo la embarcación para cruzar al otro extremo del río, donde comimos en un restaurante típico del lugar, con unas magníficas vistas a las cuevas que anteriormente habíamos visitado. Volvíamos a embarcarnos para continuar hacia el pueblo de Ban Xang Hai para ver el proceso de destilación del vino de arroz y contemplamos la forma de vida de los habitantes del pueblo.

En último lugar visitamos Ban Xang Khong, donde se fabrica el papel de hojas de morena, observamos el proceso que conlleva e hicimos algunas compras. Regresamos al hotel para descansar un poco. Por la noche fuimos a cenar y visitar el mercado nocturno. Abierto todos los días desde las 17.00 h. hasta las 22.00 h. Se encuentra en la calle Sisavangvong, donde encontramos de todo.

Desayunamos bien temprano en el hotel, para salir a visitar el templo de Wat Visoun, famoso por tener una stupa de estilo cingalés con forma de sandía, con nombre That Makmo. Se encuentra delante del templo, construida en XVI. En el interior guarda piedras de gran valor, fue saqueado varias veces, tuvieron que reconstruirlo por estos motivos y por fenómenos atmosféricos. Contemplamos el interior y tomamos algunas fotografías. Abierto todos los días desde las 8.00 h. hasta las 17.00 h. La entrada es gratuita. Se sitúa en Khem Khong, Luang Prabang.

Seguimos hasta el templo Wat Aham de pequeñas dimensiones, construido en el año 1818 sustituyendo a otro templo más antiguo del 1527. En el interior se encuentra la imagen más destacable de Wat Aham ,un buda sentado en un pedestal rodeado de serpientes. En la paredes observamos pinturas de murales representando escenas de los cuentos Jataka. El templo está ubicado en la carretera Photomath Luang Prabang. Abierto todos los días de 8.00 h. a 17.00 h. La entrada nos costó 5.000 kip por persona (0,58 € aproximadamente). La dirección es Kingkitsarath Rd, Luang Prabang.

Tomamos rumbo para ir a visitar las cataratas de Khuang Si. De camino visitamos algunos poblados locales Ban Thinkeo, donde vimos la tribu Hmong, la forma de vida que tienen, el tipo de casa, los utensilios que disponen para realizar su día a día, los productos artesanales que venden, etc.

Seguimos el camino e hicimos una parada para ver la vida de los campesinos en el campo, los productos que recolecta y la forma que tienen de trabajar.

También paramos en el poblado Ban Thapaene para conocer la tribu Khmu, donde vimos como realizan su vida.

Llegamos ya, a donde se encuentran las cataratas de Khuang Si. Adquirimos las entradas nos costaron 20.000 kip por persona (2,28 € aproximadamente) Iniciamos el recorrido. Lo primero que nos llamó bastante la atención, fue el centro de rescate y recuperación de osos. Es un centro en medio de un bosque tropical, donde cuidan a osos asiáticos. Es una especie de menor tamaño caracterizadas por tener en el cuello y pecho un listón de pelo blanco. Se encuentran en estado de extinción, debido a la caza de los cazadores furtivos, tráfico de sus pieles. Son unos animales encantadores, contemplamos la vida que llevan y tomamos unas fotografías.

Seguimos el sendero que está bien señalizado y en buen estado de conservación, hasta llegar a las cataratas de Khuang Si. Estas cataratas disponen de 3 niveles de cascada. La primera que nos encontramos es la piscina de poca profundidad de aguas turquesas. Eso si, el agua estaba algo fría, pero con el calor que estábamos soportando, hasta nos vino bien un buen baño. Nos fuimos encontrando más saltos de agua, hasta llegar a la caída principal, cuenta con 6o metros de altura. Es maravilloso contemplar tal belleza rodeada de una salvaje vegetación tropical. Nos bañamos, nos relajamos y tomamos unas fotografías del lugar. Horario de visitas todos los días desde las 8.00 h. hasta las 17.30 h. Se localizan a 32 km de Luang Prabang.

Regresamos hacia Luang Prabang, nos fuimos para visitar el templo Wat Hosian. Para acceder a él tuvimos que subir unos escalones con una baranda a cada lado decorada con una naga pintada en plata y al final del tramo se encuentran varias nagas más pequeñas. El templo es budista, compuesto por 2 edificios, 1 stupa y los cuartos donde viven los mojes. Cuando nosotros lo visitamos estaba cerrado. Se sitúa en Chao Fa Ngum Road, Luang Prabang.

Ya por la noche, fuimos a cenar y a visitar por último día el mercado nocturno, nos encantaba el ambiente del lugar.

Era nuestro último día en Luang Prabang. Nos levantamos temprano y nos fuimos a visitar el museo Nacional (antiguo Palacio Real). En este recinto se encuentran los edificios siguientes: el museo Nacional, el templo Haw Pha Bang y el teatro, todo esto rodeado de un jardín. Para entrar a el museo Nacional es necesario descalzarse y las mujeres tienen que llevar pantalón o falda larga que les cubra las rodillas. Si no vais así vestidos no os preocupéis, en la entrada os dejan un pareo. Todas las pertenencias hay que dejarlas en una taquilla bajo llave, incluida cámara de fotos. Está totalmente prohibido hacer fotografías vídeos del lugar. Pero bueno, aquí os dejamos algunas tomadas. Es un secreto, no lo contéis a nadie. Aunque a nuestra salida un policía nos hizo entregarle el móvil y nos borró todas las fotos que tomamos en el museo, pudimos recuperarlas de la papelera de nuestro smartphone. El recinto del Palacio Real esta abierto todos los días de 8.00 h. a 11.30 h.  por la tarde de 13.00 h. a 16.00 h. El acceso al recinto, exteriores y jardines son gratuitos. La entrada al museo  y para poder acceder al templo Haw Pha Bang nos costó 30.000 kip por persona (3,41 € aproximadamente).

Fue construido en 1904, utilizado como hogar por la familia real hasta el año 1975. En este año, en 1975 el partido comunista de Laos tomó el poder y expulsó a la monarquía. El palacio Real estuvo cerrado hasta el año 1995. En esta época abrió las puertas al público convirtiéndose en el museo Nacional de Luang Prabang. En el interior se encuentran colecciones privadas de pinturas de los reyes y del príncipe heredero pintadas por un artista ruso, armas, mobiliario de la época, coches del rey, etc.

El templo Haw Pha Bang, también llamado Wat Ho Pha Bang, cuyo significado es literalmente (templo Real). Fue comenzado a construirse en el año 1963 y terminado en 2006. Se construyó para guardar la estatua del Buda Phra Bang, una escultura de casi 85 centímetros de altura. Es el buda más sagrado e importante de todo Laos. Hoy en día se encuentra expuesto en un monasterio dentro del templo Wat Pha Bang.

Justo en frente del templo Haw Pha Bang se encuentra el teatro, donde se hacen espectáculos y actuaciones durante todo el año. Hay que sacar la entrada con antelación. Nosotros contemplamos el edificio desde el exterior y lo fotografiamos. Delante de este edificio se encuentra la estatua del rey Sisaban Vong, nacido el 14 de julio 1885 en Luang Prabang. Era hijo del rey Sakarindra y reina Thongs. Después de la muerte de su padre lo sucedió como rey. Fue rey entre 1904-1959 en Luang Prabang hasta su muerte.

Una vez terminada la visita, a escasos metros visitamos el templo Wat Mai Suwannaphum Ham, que significa “nuevo monasterio”. Fue mandado construir por el Rey Anourout en el año 1796 y reformado en 1821 por el rey Manthatourat. No pudimos apreciar la totalidad de su estructura exterior porque en días anteriores a nuestra llegada Laos recibió el año nuevo. En el recinto del templo habían instalado unos escenarios y lonas que quitaban toda la visibilidad al templo. Bueno, a continuación os mostramos  una fotografía del interior donde se encuentra un altar de budas de diferentes tamaños, destacando en el centro un gran buda. Abierto todos los días de 8.00 h. a 17.00 h. La entrada nos costó 10.000 kip por persona (1,14 € aproximadamente) La dirección es Thanon Sisavangvong, Luang Prabang.

Continuamos la ruta para subir a la colina Phousi, también llamada monte Phousi, que significa colina Sagrada. Ofrece unas magníficas vistas panorámicas de la ciudad. Además, se encuentra el templo Wat Chom Si. Para llegar, hay que subir a pie un total aproximadamente de 320 escalones. Abierto desde las 6.00 h. hasta el atardecer. La entrada nos costó 20.000 kip por persona (2,28 € aproximadamente) Este ticket te permite subir hasta la colina Phousi, visitar la estatuas de buda de Tham Phu Si y el templo Wat Chom Si. La taquilla para comprar los ticket se encuentra en el tramo alto de las escalinata.

Existen 3 opciones para hacerlo, por la calle Sisavangvong, Kitsalath o Kingkitsarath. Nosotros elegimos la primera calle, Sisavangvong, es la que menos dificultad presenta. Pues nada, comenzamos, en la primera subida de escalones nos encontramos el templo Wat Pa Houak, no pudimos entrar a su interior, estaba cerrado. El acceso es gratuito. Nos dio la impresión de que se encuentra abandonado.

Seguimos subiendo peldaños hasta llegar al templo Wat Chom Si. Fue mandado construir por el rey Anourat. Su fachada está formada por una stupa de 24 metros de altura, parte de abajo rectangular pintada en blanco y decorada por 7 sombrillas doradas. No se puede subir hacia la stupa, está protegida por una valla. Se puede acceder a su interior, donde se localiza la sala de oraciones formada por un altar de imágenes de budas, donde los habitantes, peregrinos e incluso turistas y viajeros suben a poner ofrendas a los budas.

Realizamos unas fotografías y contemplamos desde la colina de Phou Si, que ofrece unas vistas panorámicas de Luang Prabang. Una vez que terminamos, realizamos el descenso por el mismo camino hasta llegar a la calle Sisavangvong, donde hicimos una parada para almorzar en la ciudad.

Este ha sido nuestro paso por Laos conociendo la ciudad de Luang Prabang. Nos ha encantado y sorprendido mucho como un país asiático, es tan tranquilo, ordenado, y aún poco conocido turísticamente. Sobretodo nos llevamos esa amabilidad y acogida de sus habitantes.

Más tarde nos dirigíamos al aeropuerto para coger un vuelo operado por la compañía Vietnam Air, con destino a Hanoi. Duración de 1 h. y 15 minutos. Una vez llegamos a Hanoi, hicimos conexión con el vuelo operado por la compañía Vietnam Air, con destino Frankfurt. Duración de 12 h. y 15 minutos. Una vez que llegamos a Frankfurt tuvimos que coger otro vuelo, esta vez con la compañía aérea Iberia, con destino Madrid. Duración de 2 h. y 45 minutos. Ya en Madrid volvimos a embarcar en otro vuelo operado por Iberia, con destino a Lisboa. Duración 1 h. y 15 minutos.
¿Pensabais que regresábamos a casa? Pues no.

En el próximo post os hablaremos de nuestro viaje a Lisboa y Sintra.


Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Andorreando por Luang Prabang' has no comments

Sé el primero en comentar en esta publicación

Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.