Castillo Dublín

Andorreando por Dublín

Escapada a Dublín.

Qué se puede visitar, ver, en un fin de semana en la ciudad de Dublín (Irlanda).

Dublín es la capital de Irlanda y ciudad más poblada de la isla. Llena de mucha gente joven que vienen atraídos a la ciudad para aprender inglés, buscar trabajo y también por su ambiente de fiesta, pub, tabernas.

Información útil:
En Irlanda existen dos lenguas oficiales, el inglés y el irlandés. Actualmente el más utilizado es el inglés.
Recomendamos llevar ropa impermeable y paraguas. Dublín se caracteriza por abundantes precipitaciones durante todo el año. A nosotros no nos llovió ningún día, tuvimos mucha suerte.

Nuestro cuaderno de Bitácoras:

Salimos de casa con dirección al aeropuerto de Málaga Costa del Sol, hicimos un trayecto en coche de 1 h. y 53 minutos unos 184 km, estacionamos el vehículo, nos fuimos hasta el aeropuerto, pasamos el control de seguridad, ya llevamos las tarjetas de embarque imprimidas, no teníamos que facturar equipaje, nos acercamos hasta la puerta donde comenzaría el embarque de nuestro vuelo, operado por la compañía aérea Ryanair, el viaje tuvo una duración de 3 h. y 10 minutos, que nos llevó hasta el aeropuerto de Dublín en Irlanda. Compramos los ticket de Airlink express 747 está empresa de autobuses hace traslados directos desde el aeropuerto de Dublín y O’cnnell Street.
Comienzan a operar de lunes a sábado de 5.45 h. a 23.30 h., domingos de 7.15 h. a 23.30 h., El trayecto suele durar 1 h.
Nosotros compramos el ticket de ida+vuelta y pagamos 10 € por persona. Se puede comprar sólo ida tiene un coste de 6 €  por persona. Llegamos a O’cnnell Street, nos bajamos de autobús y nos fuimos andando hasta el hotel Jury Dublín Christchurch, que se encontraba en Christchurch Place. Hicimos el check in dejamos el equipaje y volvimos a tomar la calle para ir a cenar y dar una vuelta por la zona.

Nos levantamos y desayunamos. Comenzamos el día visitando la catedral Christ Church, creada por el rey vikingo Sitric, construida en madera en 1038, luego en 1172 se inicio la construcción de la actual iglesia de piedra, no fue acabada hasta el siglo XIII. En 1562 la bóveda de la catedral se desplomó, destruyendo parte sur de la nave, fue reconstruida durante el siglo XVII. La catedral tuvo que ser reconstruida casi en su totalidad entre 1871 y 1878, sufrió muchos cambios interiores y exteriores, teniendo un aspecto final neogótico. Hoy en día es sede del obispo.
Horario de visitas de septiembre a octubre de lunes a sábado de 9.45 h. a 17.15 h., domingo de 12.30 h. a 14.30 h., noviembre a mayo de lunes a sábado de 9.45 h. a 16.15 h., domingo 12.30 h. a 14.30 h., de junio a agosto lunes a sábado de 9.45 h. a 18.15 h., domingo de 12.30 h. a 14.30 h., 16.30 h. a 18.15 h.
La entrada nos costó de 6 € por persona. Se localiza en Christchurch Place.

Algo que nos llamó la atención en la ciudad son los Leprechaun o Lepracaun. Es un tipo de duende verde con aspecto de hombre viejo. Disfruta realizando travesuras. Pertenece a la mitología irlandesa, se dedicaban a fabricar o arreglar zapatos. Tenían fama de ser muy ricos, poseían calderos llenos de tesoros. Podréis apreciar a estas figuras como símbolo de la ciudad.

Luego nos desplazamos hacia St Patrick’s  catedral. Es una iglesia construida en madera en el siglo V, en honor a San Patricio. En el año 1191, la iglesia fue edificada en piedra. Las obras de la catedral actual que podemos ver comenzaron en el año 1200 y finalizaron en 1270. Es de estilo gótico.
Horario de marzo a octubre de lunes a viernes de 9.00 h. a 17.30 h., sábados de 9.00 h. a 18.30 h., domingos de 9.00 h. a 11.00 h. de 12.30 h. a 15.00 h. de 16.30 h. a 18.30 h., noviembre hasta febrero de lunes a viernes de 9.00 h. a 17.30 h. domingos de 9.00 h. a 11.00 h. de 12.30 h. a 15.30 h. La entrada nos costó de 5,50 €  por persona. Se sitúa en St Patrick’s Close.

Más tarde fuimos a la fabrica museo de la famosa cerveza Guinness. Tiene más de 250 años de historia. En la visita nos explicaron el proceso de fabricación. Al final de la visita nos obsequiaron con una de gustación de la cerveza. Horario de visitas de lunes a domingo de 9.30 h. a 17.00 h., en los meses de julio y agosto de lunes a domingo de 9.30 h. a 19.00 h.
La entrada nos costó de 16,50 € por persona. Se encuentra en St James’s Gate.

Visitamos el parque de Phoenix, es un parque público de 700 hectáreas, en él se encuentra Wellington Testimonial. Es un obelisco de 63 metros de altura, en honor al duque de Wellington. También se encuentra El Áras an Uachtaráin, es la residencia oficial del presidente de Irlanda y el zoo de Dublín. Horario abierto durante todo el día. El acceso al parque es libre. Se sitúa al oeste de Dublín.

Terminamos el día en temple Bar. Es uno de los barrios más antiguos y animados de Dublín. Aquí se sitúa una gran parte de la vida cultural y del ambiente nocturno. Son ideales para disfrutar de su música en directo con una buena pinta. Se encuentra en el centro de Dublín.

Nos levantamos temprano, fue el último día en Dublín. Visitamos Trinity College, es la universidad más antigua de Irlanda, fue fundada en 1592. Por sus aulas pasaron personajes como: Jonathan Swift, Oscar Wilde, etc. Merece la pena visitarlo.
Horario de visitas desde mayo hasta septiembre 10.15 h. 10.40 h. 11.05 h. 11.35 h. 12.10 h. 12.45 h. 14.15 h. 15.00 h., y 15.40 h. Visita a la biblioteca y Libro de Kells lunes a sábado de 9.30 h. a 17.00 h. domingos desde mayo hasta octubre de 9.30 h. a 16.30 h. domingos desde octubre hasta abril de 12.00 h. a 16.30 h.
La entrada a la biblioteca antigua y libro de Kells tiene un coste de 9 € por persona, se puede realizar la visita guiada tiene un coste de 10 € por persona. Se sitúa en College Green 2.

Nos dirigimos hacia O’connell street. Situada en pleno centro de la ciudad, es una avenida llena de tiendas, bares, restaurantes, etc. En ella se encuentra The Spire, el monumento a la luz. Es un obelisco de acero de 120 metros de altura.

Luego pasamos por Grafton Street. Es una calle peatonal donde encontramos músicos y artistas callejeros, además de un sin fin de tiendas, centros comerciales, etc. Al final de la calle se encuentra la estatua de Molly Malone. La leyenda cuenta que era una vendedora ambulante que por el día se dedicaba a vender pescado con su carro y de noche ejercía la prostitución. Es fácil de ver ya que está rodeada de turistas para sacarse una fotografía con la escultura.

Más tarde llegamos al parque St Stephens Green. Fue creado en el año 1664, con una superficie de 9 hectáreas, es uno de los parques públicos más antiguos de Irlanda, son unos jardines de estilo victoriano, Cuando nosotros lo visitamos estaba lleno de gente. Horario de apertura de lunes a sábado de 7.30 h., hasta el atardecer, domingos y festivos de 9.30 h., hasta el atardecer.
El acceso al interior es libre.

Y por último, fotografiamos el exterior del castillo de Dublín. Construido a principios del siglo XIII, fue la sede del gobierno británico en Irlanda hasta 1922. El exterior del castillo fue reconstruido debido a un incendio en 1684. En la actualidad presenta un buen estado de conservación.
Horario de visitas de lunes a sábado de 10.00 h. a 16.45 h. domingos y festivos de 14.00 h. a 16.45 h.
La entrada tiene un coste de 4,50 € por persona. Se encuentra Dame Street.

Abandonábamos el hotel para ir a la O’cnnell Street donde tomamos el autobús Airlink express 747 con dirección al aeropuerto de Dublín, una vez llegados al aeropuerto, pasamos el control de seguridad, nos dirigimos hacia la puerta de embarque para tomar el vuelo con dirección a Málaga, operado por la compañía aérea Ryanair, el viaje tuvo una duración de 3 h. y 10 minutos, una vez aterrizamos, bajamos del avión y nos fuimos al parking para coger el coche y poner rumbo hacia casa, hicimos un trayecto de 1 h. y 53 minutos, unos 184 km.

Aunque nosotros visitamos la ciudad en tan sólo un fin de semana, Dublín ofrece mucho más, es aconsejable visitarla con algo más de tiempo.

Un saludo andorreros, nos vemos muy pronto.



'Andorreando por Dublín' tiene 4 comentarios

  1. Abril 19, 2016 @ 5:43 pm David

    Buen resumen de Dublín, yo vivo aquí y es verdad que llueve mucho, y tuvisteis mucha suerte la verdad. Dice la leyenda que hay que tocar un pecho de Molly para volver a Dublín ;o)

    Responder

    • Abril 20, 2016 @ 2:53 am andorreandoporelmundo

      Muchísimas gracias David.
      Nosotros toquemos el pecho de Molly jejeee haber si se cumple la leyenda Jajaaja
      Saludos amigo 😉👍

      Responder

  2. Abril 4, 2017 @ 1:11 pm David

    Hola Sergio. No veo el formulario de contacto, bueno os pongo por aquí este enlace de mi blog si queréis ponerlo en el artículo sobre Como ir del aeropuerto de Dublín a la ciudad. http://aprendingingles.com/blog/como-ir-aeropuerto-dublin/ Una pasada vuestro blog! Un saludo.

    Responder


Introduce aquí tu comentario

Your email address will not be published.

© Andorreando por el mundo. Todos los derechos reservados.